Mostrando entradas con la etiqueta residuos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta residuos. Mostrar todas las entradas

El INTI apunta al reciclado de neumáticos



El INTI creó una comisión para impulsar el reciclado de neumáticos

Fecha de Publicación
: 16/09/2018
Fuente: argentina.gob.ar
Provincia/Región: Nacional


El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) creó una Comisión Permanente de Trabajo de Reciclado de Neumáticos, e impulsó de esta manera el desarrollo de una planta de reciclado de cubiertas en la provincia de Buenos Aires.
En el país se desechan anualmente 150 mil toneladas de cubiertas de las cuales un alto porcentaje posee un destino inadecuado, como puede ser la incineración o focos de contaminación que provocan la proliferación de roedores y de mosquitos vectores del dengue, ya que un neumático puede tardar más de 600 años en degradarse.
Desde el INTI se analizó el impacto de los desechos de neumáticos, para brindar soluciones efectivas a la comunidad y agregar valor a los residuos.
Por lo tanto, el INTI –junto al centro de Caucho- creó la comisión y solicitó la Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) para iniciar las tareas en la planta.
Después de analizar los cuatro proyectos presentados, la propuesta que tenía el capital y el mercado que hiciera posible la instalación de la primera planta recicladora de neumáticos en el país fue la de Regomax, una empresa ubicada en la localidad bonaerense de José León Suárez.
El INTI brindó asistencia técnica en toda la gestión necesaria para su puesta a punto, desde la nivelación del terreno cedido por CEAMSE, el diseño y tipo de equipamiento necesarios, hasta la asistencia técnica en toda la cadena de producción, desde la recepción del Neumático fuera de Uso (NFUs) hasta la obtención del gránulo de caucho, el principal producto obtenido del proceso de reciclado que sirve de insumo para la fabricación de césped sintético.
Las cubiertas de los autos, que pesan alrededor de siete kilos, se transportan con una cinta hacia una trituradora que la reduce a trozos de cinco a diez milímetros. En la actualidad la producción de Regomax a partir de los neumáticos usados se compone de un 95 por ciento de gránulos de caucho que se utilizan como piso para las canchas de pasto sintético y el resto polvo de caucho como insumo para la industria del sector.
El granulado obtenido del procesamiento de los neumáticos se mezcla con arena y se coloca debajo de la alfombra de césped sintético para dar amortiguación y extender la durabilidad del pasto.
.

Residuos, extender la responsabilidad al productor como opción



¿Quién se hace cargo de los envases?: se abrió el debate

Fecha de Publicación
: 13/09/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Nacional


El Congreso analiza la responsabilidad sobre botellas y paquetes. El plástico, uno de los residuos que más crece. Qué dice el Instituto Argentino del Envase sobre la responsabilidad de fabricantes y productores.
Los malos basurales gozan de buena salud y a Córdoba, como a todo el país, le cuesta encaminar políticas para un tratamiento más sustentable de los residuos. En esta provincia, menos del cinco por ciento de los habitantes tiene hoy servicios de recolección diferenciada. El porcentaje de los desechos que se recuperan para reciclar es también muy bajo. Mientras menos se recupera, más se entierra. O, peor, queda contaminando sin tratar.
En este marco, los envases –sobre todo derivados de plásticos– representan un dilema especial: cada vez hay más de ellos entre los residuos que desechamos. Hasta en los océanos son un problema por su acumulación.
En Argentina, hace años se promete discutir en el Congreso una “ley de envases” que ordene en esta materia. Para algunos sectores, el que pone en el mercado el envase debe hacerse cargo de su destino final (lo que se llama “responsabilidad extendida del productor”). Para otros, la cadena de responsabilidades es más compleja.
Ayer estuvo en Córdoba Roberto Sánchez, coordinador del área Medio Ambiente del Instituto Argentino del Envase. Participó de la jornada Reciclar, organizada por Green Drinks Córdoba y la Universidad Tecnológica Nacional. Antes de ese encuentro, habló con La Voz sobre lo que hoy se discute en torno a qué hacemos con tanto envase, aportando la perspectiva del sector industrial que representa.

Un asunto pendiente
El Instituto Argentino del Envase es una asociación civil sin fines de lucro, creada hace medio siglo por empresas relacionadas con el empaquetamiento (del vidrio, el cartón, la madera, el plástico y otras). Casi 400 firmas de todos los rubros y materiales lo integran. “Tiene como misión el desarrollo de la industria del envase, apuntando a mejorar la calidad de vida de la gente y el cuidado del ambiente”, apuntó Sánchez.
“Los envases mejoraron la calidad de vida: consumir un yogur fabricado a 500 kilómetros y dos semanas después, en buenas condiciones, es un servicio que presta un envase. Pero a la vez, como todo lo que se hace, deja una huella ambiental, un impacto que empezamos a darnos cuenta de que es importante contemplar”, admitió.
Sánchez remarcó que esa institución analiza el impacto ambiental de los envases desde hace años. “Lo abordamos en su sentido más amplio: desde revisar cómo usar menos materia prima, o menos energía y agua para fabricarlos, a cómo reducir su presencia como residuo o cómo mejorar el circuito del reciclado”, apuntó.
Sobre la ley de envases, que suma proyectos en el Congreso, pero nunca termina de ser aprobada, Sánchez opinó: “Nosotros apoyamos la necesidad de una ley ordenadora. Creemos que la sociedad en su conjunto debe tomar cartas en ese asunto. Una buena ley ayudaría mucho. Hay aún discusiones, sobre matices”.
El gran bonete

–Lo más discutido es quién se hace cargo del envase como desecho. ¿El productor o fabricante no es su responsable final?
–Es lo que llaman la responsabilidad extendida del productor. Es un criterio que parecería aceptado y, con matices, se avanza hacia eso. Pero la discusión está en qué grado de responsabilidad le corresponde a cada uno. Toda la industria está de acuerdo en que hay que sacar una ley de envases. Algunos creen que la gestión debe ser privada, otros, estatal, y hay quienes prefieren algo mixto. El sector privado plantea que esto no debería transformarse en un nuevo impuesto, sino en un sistema para gestionar con eficiencia este tema. Algunos sostienen que la responsabilidad, y el costo, es para los dueños de las marcas que ponen los envases en el mercado. Otros piensan que la cosa debe ser más compartida con otros actores de la cadena, como los fabricantes del envase o de la materia prima. Y otros apuntan a lo que llaman la ‘percepción anticipada’, es decir que el fabricante de la materia prima ponga ese dinero y lo cargue en el precio de ese material, de manera que de allí en adelante se sostenga ese costo y no aparezcan otros adicionales. La industria de la materia prima apunta que no tiene cómo saber en qué se usa su producción, porque no todo va a envases. Todo eso está en debate.

–Chile fue el primer país de Sudamérica con ley de envases. Recién está empezando a aplicarla, pero admiten que un buen tratamiento implicaría un leve costo mayor para los consumidores, en cada compra…
–Es un debate que como país aún nos hemos negado. Hasta ahora, los consumidores nos hemos dado el lujo de trasladarle el costo del destino final del envase al Estado. Antes, cuando yo compraba aceite debía llevar la botella de vidrio vacía y el negocio la guardaba y entregaba al mayorista, que la regresaba al fabricante del aceite que, a su vez, debía lavarla y volverla a llenar. Así pasaba con tantos productos. Iban y venían los envases y el cajón de alambre o luego de plástico. En general, eso generaba menos residuos y menor impacto, aunque habría que hilar fino con los fletes y el lavado, por ejemplo. Pero, en general, el envase reutilizado es más sustentable en lo ambiental. Variaron los hábitos comerciales y de consumo y el envase descartable, más liviano, representa, por ejemplo, que no haya más tantos depósitos. Y el Estado se fue haciendo cargo de su destino: esos envases ya no volvían sino que terminaban en la recolección de basura de cada municipio. Y esa recolección, y tratamiento final, cuesta. Este modelo implica que toda la sociedad absorbe los costos de los que más consumen. El Estado se hace cargo de todo ese costo y no en proporción al consumo de envases de cada uno.

–Traducido: ¿que las empresas se hagan cargo, pero que los consumidores sean corresponsables? Que el que más descartable consume, más aporte para su tratamiento…
–Quiero decir que es legítimo si asignamos ese costo al que se beneficia por ese servicio. Tanto la empresa que hace el negocio con ese envase como el consumidor que los usa. Es el modelo que se aplica, en general, en los países donde funcionan leyes de envases. Adicionalmente, se impone que la comunidad asuma otra tarea para que todo tenga sentido: que separe los envases de los residuos en su hogar. Entonces, el costo se hace razonable. El cuidado que hay que tener es que esto no se transforme en una caja negra que nadie sabe qué sucede adentro. El Estado tiene déficit y los municipios tienen en la recolección de residuos su mayor gasto después de sueldos. Pero muchos recolectan seis días por semana, que es una exageración costosa. Habría que ahorrar ahí, para poder hacer por ejemplo una recolección diferenciada.

El hilo más delgado
–De lo macro que plantea, a lo micro: a los recuperadores de papel, plástico o vidrio, que apenas subsisten, se les paga muy poco. Si eso no mejora, es difícil afianzar un modelo razonable…
–Sí, es real. En general, la economía de las cooperativas de recuperadores se sostiene porque el Estado las subsidia. Hay tiempos en que lo que juntan vale más y otros en lo que vale menos. Pero siempre es muy básico. Hay que ir a un modelo que contemple eso. Si se pudieran reducir los enormes costos de recolección, podrían derivarse recursos a mejorar el circuito de los recuperadores. Otra cosa es ayudar a que esas cooperativas puedan acortar las cadenas de comercialización.
.

Incineración: dinero para cambiar la opinión de periodistas



Incineración de basura: “El dinero de todos es para disciplinar periodistas”

Fecha de Publicación
: 12/09/2018
Fuente: Plural Noticias
Provincia/Región: CABA


La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº35, a cargo de Celsa Ramírez, de la Unidad Fiscal Sur determinó que el material de estrategias de manipulación pública y la entrega de pauta oficial para cambiar la posición de periodistas sobre la incineración de residuos, salió de las oficinas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
La causa se había iniciado por una denuncia penal contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por parte del abogado Alejandro Viale, la legisladora Myriam Bregman y el ex diputado de la Ciudad, Facundo Di Filippo.
A partir de este peritaje, Viale sostuvo que se evidenció la utilización del dinero de los ciudadanos “para disciplinar periodistas”. De hecho, consideró que pone sobre la mesa por qué no existen investigaciones periodísticas respecto a la cantidad de negocios con obras y tierras públicas. “Todo eso se mantiene en lugares subterráneo”, planteó sobre el blindaje al alcalde de la Ciudad.
“El Gobierno nunca los cuestionó (sobre las pruebas presentadas) porque sabía que eran verdaderos”, expresó. En diálogo con FRECUENCIA ZERO, el abogado marcó que podrían configurarse tres delitos: abuso de autoridad, malversación de fondos públicos y incumplimiento de los deberes de funcionario público.
.

Entre Ríos inspecciona (con acting) una controvertida empresa

Nación y Provincia realizaron inspección conjunta a empresa

Fecha de Publicación
: 29/07/2018
Fuente: El Once (Entre Ríos)
Provincia/Región: Entre Ríos


La Secretaría de Ambiente de la provincia y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a la empresa Soluciones Ambientales, ubicada en Estación Carbó. Participó también el municipio de Gualeguay.
En el marco del ordenamiento ambiental del sector industrial que lleva adelante el gobierno de Entre Ríos, se realizó una inspección conjunta entre la Secretaría de Ambiente de la provincia y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a la empresa Soluciones Ambientales, ubicada en Estación Carbó. Participó también el municipio de Gualeguay.
Cumpliendo con el compromiso asumido por la provincia durante un encuentro que se realizó en mayo pasado con representantes de la empresa y del municipio, se desarrolló este miércoles una inspección conjunta con Nación a Soluciones Ambientales, planta de tratamiento de residuos peligrosos que opera en Estación Carbó. Desde la provincia se invitó al municipio de Gualeguay para que acompañe el proceso.
Estuvieron presentes el secretario de Ambiente, Martín Barbieri; el subsecretario del mismo organismo, Lucio Amavet; el subsecretario de Fiscalización y Recomposición, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, Juan Trebino; el viceintendente de Gualeguay, Mauricio Balbuena; la directora Medio Ambiente del municipio, Verónica Gómez; Pablo y Eliana Vicino de Soluciones Ambientales; concejales y funcionarios de Gualeguay; técnicos de Nación y la provincia, entre otros.
"Como nos ha instruido el gobernador Gustavo Bordet estamos trabajando en el ordenamiento ambiental de cada una de las industrias y empresas de la provincia, en función del grado de complejidad y visibilizando el conflicto social que existe alrededor de ellas", expresó Barbieri. Y agregó que, en ese marco, "estamos llevando adelante acciones conjuntas como éstas, con Nación y los municipios, con el objetivo de clarificar la situación ambiental de cada industria llevando tranquilidad a la población y a las empresarios".
En la oportunidad, técnicos de la Secretaría de Ambiente recorrieron junto a personal de Nación y de la empresa los distintos sectores de la planta como el galpón de almacenamiento de residuos peligrosos, calderas, sistema de tratamiento de efluentes líquidos y el horno incinerador de residuos peligrosos.
También se realizaron tomas de muestra de agua superficial en dos sectores dentro del predio y subterránea en los freatrímetros. Quedó pendiente el monitoreo de aire que no pudo realizarse por las condiciones climáticas. El mismo se concretará en los próximos días por la Secretaría de Ambiente de la provincia.
Soluciones Ambientales S.A. es una empresa dedicada a la gestión de residuos peligrosos. Allí se reciclan principalmente residuos de hidrocarburos derivados de las actividades de los talleres, industrias y navieras. Sus actividades principales son la destilación, descontaminación de piezas plásticas y metálicas; tratamiento físicoquímico, clasificación, reempaque para la derivación de residuos y el tratamiento térmico.
.

Cierran el último megabasural de la cuenca Riachuelo



Cerraron el macrobasural municipal de Cañuelas

Fecha de Publicación
: 25/07/2018
Fuente: Diario Popular
Provincia/Región: Riachuelo


Con el cierre del predio, que la comuna utilizó como vertedero de residuos durante los últimos 50 años, ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 en la cuenca Matanza-Riachuelo.
El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, y la presidenta de ACUMAR, Dorina Bonetti, anunciaron ayer el cierre y recomposición del predio que utilizaba el municipio de Cañuelas como vertedero de residuos en la cuenca Matanza - Riachuelo durante los últimos 50 años.
En noviembre pasado, la Coordinadora Ecológica Area Metropolitana (CEAMSE) comenzó, a partir de un acuerdo con ACUMAR, los trabajos para cerrar en forma definitiva los dos vertederos de la Cuenca Alta, en Marcos Paz y Cañuelas.
El mes pasado concluyeron los trabajos de cierre del vertedero de Marcos Paz y ayer se realizó el acto de cierre definitivo del basural municipal de Cañuelas, el último basural a cielo abierto de la Cuenca Alta.
Con su cierre, ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 en la Cuenca.
El acto contó con la presencia además de autoridades municipales y del juez federal de Morón, Jorge Rodríguez.
Bonetti destacó que el cierre “es un logro que conseguimos trabajando en equipo con el municipio, CEAMSE, el Ministerio de Ambiente y el Juzgado de Morón”.
“Agradezco la oportunidad de poder contribuir a resolver este problema que lleva más de 50 años en este Municipio”, sostuvo la funcionaria y concluyó: “Este es un día histórico para el municipio, para ACUMAR y para el ambiente”.
En tanto, el ministro Bergman felicitó a los responsables de esta tarea y remarcó que “esto es ejemplo de que se puede trabajar en equipo a pesar de las diferencias” políticas.
“Lo importante de este cierre es que entendemos que no hay que volver a dañar este espacio”, apuntó.
Finalmente, el intendente local, Gustavo Arrieta (FPV) destacó: “Nunca renunciamos a seguir trabajando a pesar de las diferencias. Este paso histórico es un gran desafío en épocas difíciles y estamos dispuestos a asumirlo porque es importante para el pueblo de Cañuelas”.
El predio de unas 7 hectáreas recibía más de 1.200 toneladas de residuos por mes: desde el comienzo de los trabajos de cierre, ACUMAR asumió el compromiso del transporte y la transferencia de los residuos generados por el municipio hacia alguno de los centros de disposición de CEAMSE, además se comenzó a construir el Ecopunto, que permitirá recuperar una buena parte de la corriente de áridos y residuos de poda.
Los trabajos realizados en el predio, ubicado en las cercanías de la ruta provincial 6 a unos 2 kilómetros de la intersección con la ruta nacional 205, se denominan “cierre técnico” y consiste en la nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno, la remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, los cuales son llevados al relleno sanitario de CEAMSE, la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con una capa de tierra negra no menor a 60 centímetros de espesor para proceder, por último, al sembrado de vegetación.
Además, se construyeron tres pozos de monitoreo de agua subterránea para tener un control estricto del predio y la infraestructura para los controles y monitoreo de Biogás, y además se construyeron los desagües pluviales, una barrera forestal en la que fueron plantados árboles provistos por CEAMSE, se informó oficialmente.
El trabajo de cierre tomó 8 meses y se realizó con dos retroexcavadoras, una topadora, una retropala y dos camiones volcadores de 14 m3.
.

Incineración en Capital Federal: experto inglés advierte



Un prestigioso químico inglés advierte: "La termovalorización es costosa y tóxica"

Fecha de Publicación
: 24/07/2018
Fuente: La Política On Line
Provincia/Región: CABA


Paul Connett, uno de los mayores expertos sobre basura, advirtió sobre los peligros de la incineración de basura. "La incineración es la manera más costosa de gestionar los residuos. Si avanza, va a someter a la Ciudad de Buenos Aires una deuda de más de 30 años. Y a pesar de invertir tanto dinero, se van a crear muy pocos puestos de trabajo", señaló el químico inglés.
Meses atrás la Legislatura aprobó modificaciones a la ley de Basura Cero que abren las puertas a la termovalorización, una modalidad que genera energía al tiempo que incinera los residuos. Con el relleno sanitario del Ceamse a punto de colapsar desde el gobierno porteño consideran que la incineración es la mejor salida para la Ciudad. Por el momento la Justicia suspendió la aplicación de la ley, pero sin una sentencia definitiva.
"Por cada 4 toneladas de materiales que uno quema produce 1 tonelada de ceniza tóxica que nadie quiere. La incineración no elimina los rellenos sanitarios", explicó Connett durante una charla en la Legislatura porteña organizada por Greenpeace y Unidad Ciudadana. Según el científico el proceso además provoca el desprendimiento de partículas que pueden causar enfermedades.
El químico inglés trabaja la temática de la basura "desde hace más de 33 años", tiempo en el cuál recorrió 66 países disertando sobre los residuos.
"Los incineradores vuelven impopulares cuando los ciudadanos se vuelven conscientes se sus costos y peligros. Los incineradores son tremendamente costos. Se pueden crear más puestos de trabajo mediante el reciclaje", recomendó.
Leonel Mingo de Greenpeace pidió "dejar de ver a los residuos cómo basura y empezar a verlos cómo lo que son: recursos" y criticó los cambios de meta de la ley de Basura Cero.
"En 2017 ya se redujo a 1100000 toneladas lo que se envía al Ceamse pero por ley este año la Ciudad puso las metas en 1065000 para 2021. Van a anunciar que cumplieron con las metas sin haber hecho nada", apuntó.
La periodista Pilar Assefh sostuvo que "la ley avanzó en silencio y sin debate. No nos dieron información ni nos contestaron por qué si la Ley de Basura Cero era tan buena querían modificarla. La gente tiene derecho a discutir si esto es lo que quiere para su Ciudad".
Jackie Flores del Movimiento de trabajadores excluidos (MTE) fue una de las más aplaudidas de la tarde y también se expresó contra el proyecto de incineración. "Las cooperativas cartoneras existimos y vamos a seguir existiendo. No necesitamos que nos ofrezcan trabajo, nosotros lo generamos. Tenemos lo necesario para cumplir todo lo que implica la ley de Basura Cero", aseguró.
La justicia porteña suspendió provisoriamente a fin de junio la aplicación de la ley que permite incinerar residuos en la Ciudad luego de una presentación de cooperativas de cartoneros. La jueza Elena Liberatori consideró que cualquier modificación al Código Ambiental debe hacerse con el procedimiento de doble lectura.
.

Rotundo cambio de paradigma sobre las pilas como residuo



La Legislatura porteña aprobó una ley para que las pilas sean tratadas como "residuos peligrosos"

Fecha de Publicación
: 16/07/2018
Fuente: Ambito Financiero
Provincia/Región: CABA


La Legislatura porteña aprobó este jueves con 53 votos a favor y 2 abstensiones un proyecto para que las pilas de uso diario sean tratadas como "residuos peligrosos" y se les dé un tratamiento especial a la hora de su descarte, para así garantizar la "gestión ambiental".
A la ley votada se le incorporaron aportes sustanciales de otro proyecto del diputado Claudio Heredia acompañado por María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Santiago Roberto, todos integrantes del Bloque Peronista, que se encontraba en la Comisión de Ambiente desde marzo 2017. Esa iniciativa contemplaba que las pilas usadas fueran incorporadas a la Ley 2214 como "residuos peligrosos".
Este punto resultó fundamental para el avance del proyecto en comisiones principalmente porque hace pocas semanas se votó la modificación de la Ley de Basura Cero la cual permite el sistema de termovalorización o incineración de residuos. Era imprescindible, entonces, que las pilas en desuso fueran categorizadas como "residuo peligroso" y de esta manera se evitara que en su disposición final sean quemadas o enterradas.
"Para nuestro Bloque era esencial marcar esta diferencia con el proyecto del Ejecutivo para que bajo ninguna circunstancia las pilas terminen siendo incineradas o se obstaculice el proceso en una etapa de reciclado. Al ser catalogadas como residuo peligroso en su disposición final garantizamos el tratamiento adecuado en todas sus etapas", explicó el diputado Heredia.
La iniciativa establece que toda persona que produzca, importe, distribuya y/o comercialice pilas deberá presentar un "Plan de Gestión Ambiental de Pilas en Desuso en forma individual o colectiva ante la autoridad de aplicación".
"Hoy estamos legislando sobre un tema que los porteños reclamaban y demandaban, estamos cuidando su salud y el ambiente y asignándole al Estado el rol fundamental de controlador para que el espíritu de esta Ley se mantenga intacto", cerró el diputado Heredia.
.

Argentina genera 9 kilos de RAEE por persona

Cada habitante genera 9 kilos de basura electrónica
 
Fecha de Publicación: 11/07/2018
Fuente: Comercio y Justicia
Provincia/Región: Nacional


Argentina es el cuarto país de la región que más cantidad de residuos produce por persona y el tercero en general en América Latina. El que mayor volumen de basura desperdicia es Brasil, seguido por México
Smartphones viejos, notebooks, televisores rotos, computadoras, tablets en desuso son algunos de los dispositivos que los argentinos tiran cada año hasta llegar a un promedio de casi nueve kilos de desechos electrónicos por persona.
Así lo reveló un nuevo estudio realizado por la GSMA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que analizó la cantidad promedio de desechos electrónicos personales, la “e-basura”, en los países de América Latina y el mundo.
Argentina es el cuarto país de la región que más residuos genera por habitante (8,7 kg); precedido por Uruguay (11,1 kg), Costa Rica (9,9 kg) y Chile, (9,1 kg).
Los desechos electrónicos generados globalmente alcanzaron 46.000 kilotoneladas (kt) en 2017, con América Latina representando nueve por ciento del total global, es decir 4.400 kt.
El podio de los desechos electrónicos en América latina tiene a Brasil al tope, con más de 1.500 kt, seguido por México, por encima de 1.000 kt. Argentina, por su parte, está tercera, con casi 500 kt registradas en 2017, de acuerdo con el reporte basado en datos de la Universidad Naciones Unidas y elaborado por GSMA Latinoamérica junto al Banco Interamericano de Desarrollo.
Comparado con el informe de 2016, este panorama no difiere a los registros del anterior período, que cuenta con cifras similares.

Inferior
El promedio de e-basura de América Latina es de 6 kilogramos, un número claramente inferior al de otras regiones como Asia, con más de 19 mil kt, y Europa con 12,4 mil kt.
“La industria de las TIC regional está tomando medidas para garantizar una producción sostenible de dispositivos e infraestructura de red y evitar impactos negativos en el medio ambiente relacionados con los desechos de productos electrónicos”, destacó el informe.
“No obstante, los gobiernos de la región deberían desarrollar mejores incentivos para reciclar y reutilizar los equipos eléctricos y electrónicos. Para continuar avanzando hacia una economía circular, es necesario que los países de América Latina implementen políticas adicionales en el sector de las TIC, como es el caso del enfoque de responsabilidad extendida del productor (REP)”, agregó.

Por rubro
Otro de los datos curiosos está vinculado con los smartphones: más allá del boom de los teléfonos en la mayoría de los países de la región, este rubro representa sólo uno por ciento de los dispositivos que se desechan, es decir, 46 kilotoneladas de e-basura.
.

Incinerar basura es una mala decisión en Capital Federal

Por qué incinerar basura es una mala decisión

Fecha de Publicación
: 08/07/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Hace más de un mes, la Legislatura de Buenos Aires tomó una decisión errónea y lamentable. Los legisladores decidieron priorizar una tecnología contaminante, como la incineración, en vez de promover el cumplimiento de los objetivos de reducción de residuos, contemplados en la ley de basura cero. Al aprobar esta ley en 2005, Buenos Aires se puso a la vanguardia de las ciudades más progresistas del mundo, al igual que San Francisco, en California, que propone una visión de que el siglo XXI necesita una transformación que vaya de una sociedad descartable a una sociedad sostenible.
Durante los últimos 32 años, antes y luego de mi jubilación como profesor de química ambiental y toxicología, me he opuesto activamente a la construcción de incineradores y he investigado formas sostenibles de gestionar los recursos descartables para evitar la incineración y los rellenos sanitarios. En mi libro La Solución Basura Cero. Limpiando el Planeta de Basura comunidad a comunidad, describo 10 pasos para alcanzar Basura Cero. Estos son: separación en origen; recolección puerta a puerta; compostaje; reciclaje; centros comunitarios de reutilización y reparación; multas a quienes no separen residuos; otras iniciativas de reducción de desechos; instalaciones para separar y seleccionar la fracción residual; centros de investigación de basura cero para un mejor diseño industrial, y rellenos sanitarios temporales para el material orgánico. Entre 1985 y 1995, como director de Work on Waste USA, ayudé a las comunidades a frenar la construcción de aproximadamente trescientas plantas de incineración en los Estados Unidos y Canadá. Desde 1997, solo se construyó una planta en los Estados Unidos.
La decisión de Buenos Aires de construir siete incineradores (uno en la ciudad y otros seis en la provincia) implicará miles de millones de dólares de inversión, por lo que el país quedará cautivo en una deuda durante los próximos 25-30 años. Tal deuda solo podrá pagarse haciendo uso de las incineradoras al máximo, eliminando así cualquier posibilidad de desarrollar alternativas sustentables, como el reciclaje. Además, para esta enorme inversión se crearán muy pocos empleos locales. Se perderán valiosos recursos materiales. A su vez, la comunidad tendrá que lidiar con la contaminación del aire generada por la incineración. Este negocio puede ser muy redituable para un grupo reducido de personas, pero para la gran mayoría de los ciudadanos será una pesadilla económica y de salud pública.
A pesar de los avances tecnológicos, los incineradores emiten muchas sustancias tóxicas. Estas incluyen metales tóxicos, dioxinas y compuestos relacionados. En el caso de estos últimos, son persistentes y altamente perjudiciales para la salud. Estas emisiones tienen forma de nanopartículas, que al ser tan pequeñas atraviesan los dispositivos de control de contaminación del aire. A su vez, ingresan fácilmente al organismo y pueden cruzar de forma rápida las membranas del pulmón. En ciudades como Buenos Aires, muchas enfermedades y muertes pueden atribuirse a la contaminación del aire. Este impacto combinado a las plantas de incineración empeorará la situación.
Por otro lado, la incineración no elimina la necesidad de contar con rellenos sanitarios. Por cada cuatro toneladas de residuos quemados que se produce, al menos una tonelada se transforma en cenizas tóxicas. Irónicamente, cuanto mejor sea el incinerador, más tóxica será la ceniza.
Los principios de basura cero, que incluyen programas de separación y reciclaje, fomentan la creación de empleos para lograr estos objetivos. Si la incineración se introduce en Buenos Aires, los trabajadores del sector del reciclaje tendrán su trabajo permanentemente en riesgo. Está demostrado que estas plantas generan poco empleo. Por ejemplo, uno de los incineradores más importantes de Italia, construido en la ciudad de Brescia, costó alrededor de quinientos mil millones de dólares, pero solo produjo 80 puestos de trabajo. He comparado este caso con lo sucedido en Nueva Escocia, en Canadá, que al evitar la incineración creó mil puestos de trabajo directos en la recolección y manejo de residuos, y otros dos mil empleos en las industrias que utilizaron los materiales reciclados.
Buenos Aires todavía tiene la oportunidad de detener esta mala decisión. No solo la incineración es mala para la ciudad, es mala para el planeta.
Nuestra tarea en el siglo XXI no es encontrar mejores formas de destruir los materiales desechados sino dejar de fabricar productos para que sean posteriormente eliminados. Tenemos que convertir una economía lineal en una economía circular. Para hacer eso, necesitamos un mejor diseño industrial y no una mejor destrucción. Este es el imperativo clave detrás de una verdadera estrategia de basura cero. Necesitamos que Buenos Aires sea un mejor ejemplo para América Latina y el resto del mundo.

Por Paul Connett
El autor es fundador de la teoría de basura cero.

El contaminado vertedero de Salta en la justicia



Contaminación en el Vertedero: una vecina le contó al juez los dramas que viven

Fecha de Publicación
: 07/07/2018
Fuente: La Gaceta (Salta)
Provincia/Región: Salta


Se realizó una audiencia en el Poder Judicial en la que la Provincia reconoció que hay metales pesados.
En la Sala de Grandes Juicios de Ciudad Judicial se llevó a cabo una audiencia en la causa que investiga la posible contaminación del Vertedero San Javier. Entre las partes presentes, estuvieron los vecinos que iniciaron las acciones y aprovecharon para relatar los dramas que viven a diario.
Una vecina que vive en la segunda manzana del barrio Justicia, a unas cinco cuadras del Vertedero, en una casa que ya le fue preadjudicada por Tierra y Hábitat, contó que ella y todos los vecinos sufren la presencia de ratas  y olores insoportables.
“Los chicos tienen problemas en la piel, les salen hongos en el cuero cabelludo y los médicos dicen que es por la tierra, porque juegan en el piso”, relató la mujer al juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Marcelo Domínguez.
Entre otros dramas que suelen padecer, la mujer mencionó que la basura se vuela por el viento constantemente y que, sobre todo en verano, los olores son muy fuertes.

Cuestionamientos a la infraestructura y a los controles
Quien también hizo uso de la palabra fue Hugo Rodríguez, un ex trabajador de Obras Sanitarias de Salta que se dedicaba a hacer inspecciones. Resaltó que desde que se privatizaron los servicios, los controles dejaron de funcionar como corresponde y que por eso hoy la contaminación es grande y letal, apuntando contra lo hecho por Aguas de Salta, Aguas del Norte y contra el Ente Regulador por hacer los controles suficientes.
“La evaporación de los líquidos lixiviados hace que la contaminación esté en el aire, por eso no alcanza con lavarse las manos”, señaló.
Luego de destacar la importancia social del agua, afirmó que la ciudad no cuenta con una buena infraestructura en la materia.
La audiencia se celebró por la acción que fue promovida en contra del municipio capitalino, la empresa Agrotécnica Fueguina, Secretaría de Medio Ambiente y la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia.
Por eso estuvieron representantes de todas las partes y mientras Agrotécinca defendió su gestión, los emisarios provinciales reconocieron que en el Vertedero hay metales pesados.
Los representantes tanto de la municipalidad como de la empresa negaron la existencia de filtraciones de lixiviados que pudieran llegar al río Arenales y puntualizaron las condiciones arcillosas del suelo que impedirían las filtraciones. El río Arenales recorre 16 kilómetros de la ciudad de Salta.
Citaron que el líquido captado disminuye producto de la evaporación y advirtieron que se busca nueva tecnología para el tratamiento de los lixiviados. Este líquido queda en una pileta de captación.
Los representantes tanto de la Municipalidad como de la empresa negaron la existencia de filtraciones de lixiviados que pudieran llegar al río Arenales y puntualizaron las condiciones arcillosas del suelo que impedirían las filtraciones. El río Arenales recorre 16 kilómetros de la ciudad de Salta.
Citaron que el líquido captado disminuye producto de la evaporación y advirtieron que se busca nueva tecnología para el tratamiento de los lixiviados. Este líquido queda en una pileta de captación.
El juez resolvió ampliar los puntos de medición del estudio que le exigió a la empresa y advirtió que analizara hacer una inspección ocular en el lugar.
.

Frenan en la justicia el plan para incinerar basura



La Justicia porteña suspendió la autorización para incinerar basura

Fecha de Publicación
: 02/07/2018
Fuente: Clarin
Provincia/Región: CABA


La Justicia porteña suspendió la autorización para que el Gobierno de la Ciudad pueda incinerar residuos, según fuentes oficiales.
Lo dice un fallo de la jueza Elena Liberatori, del Juzgado de 1° en lo Contencioso y Administrativo porteño, que ordena la "suspensión inmediata de los efectos de la ley 5.966", aprobada por la Legislatura en mayo.
Ambientalistas y cartoneros se oponen a esa norma porque afirman que el sistema que respalda afecta a la salud y al medio ambiente, y temen por las fuentes de trabajo de recicladores. La ONG Greenpeace también indicó que es caro.
El de la basura es un problema clave. Aunque se hicieron campañas en Capital y se entierran menos desechos, el Área Metropolitana está rezagada, lo que se recicla no es suficiente y advierten que en cinco años el relleno sanitario colapsará.
 La ley 5.966, del 3 de mayo, modificó a la 1.854, de Basura Cero, de 2005, al autorizar la combustión de residuos sólidos urbanos con recuperación de energía (termovalorización), con independencia del grado de reducción de la cantidad de residuos que son destinados a disposición final a los rellenos sanitarios.
La demanda fue presentada por la Federación de Cooperativas de Reciclado Limitada, la Cooperativa El Ceibo, la Cooperativa de Trabajo El Álamo, la Cooperativa de Trabajo las Madreselvas, la Cooperativa de Trabajo Reciclando Trabajo y Dignidad, la Cooperativa del Sur, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), la Asociación por la Justicia Ambiental (AJAM) y Greenpeace Argentina. Según el Observatorio del Derecho a la Ciudad, que la patrocinó, en los fundamentos de la sentencia figura que las cuestiones ambientales tienen dispuesto que el procedimiento legislativo sea el de doble lectura y no se cumplió.
El fallo, agregaron las fuentes, también indica que el Plan Urbano Ambiental dispone que debe aprobarse un Código Ambiental para poner en marcha las acciones ordenadas en dicho Plan. "Sobre la base de esta obligación constitucional incumplida desde el año 1996, tanto por el GCBA y por la Legislatura de la Ciudad, se ha construido la costumbre de que los proyectos que involucran materia o asuntos medioambientales, se legislan porprocedimiento común, una verdadera corruptela", señalaron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad.
Tras aprobarse la ley en cuestión, en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dijeron a Clarín que es más barato recuperar el material reutilizable que quemarlo. Y desde el oficialismo en la Legislatura indicaron que esa norma garantiza que los reciclables no serán incinerados. Pero para ambientalistas este punto no está claro.
De hecho, las cooperativas de recuperadores urbanos, que reúnen a 5.500 trabajadores, indicaron que temen que se quemen también reciclables: entonces se quedarían sin trabajo.
.

Acumar dió por terminada la clausura del basural Marcos Paz



Acumar cerró el basural de Marcos Paz

Fecha de Publicación
: 17/06/2018
Fuente: El Comercio On Line
Provincia/Región: Buenos Aires


Luego de seis meses de trabajo, se dieron hoy por finalizadas las tareas de limpieza y acondicionamiento de uno de los dos macrobasurales que quedaban en la Cuenca Matanza-Riachuelo, el de Marcos Paz, y en los próximos meses, con el cierre del vertedero de Cañuelas, ya no habrá disposición a cielo abierto.
 Así se informó tras la firma el acta de entrega del predio saneado al municipio, de la que participaron el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman; la presidenta de ACUMAR, Dorina Bonetti; y el titular del CEAMSE, Gustavo Coria.
En noviembre del año pasado la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE) había comenzado, a partir de un acuerdo con ACUMAR, los trabajos que permitieron cerrar en forma definitiva este macrobasural de la Cuenca Alta.
Durante el acto, que contó con la presencia del intendente local, Ricardo Curutchet, y el juez federal Jorge Rodríguez, Bonetti celebró que "el municipio asuma este compromiso ante su gente y que tenga un proyecto que los incluya y que invite a todos los vecinos de la Cuenca a disfrutar de un nuevo espacio recuperado, en favor del ambiente y de todos".
Hasta hoy existían en la Cuenca Matanza Riachuelo dos macrobasurales, este de Marcos Paz y el de Cañuelas, muy próximo a su cierre.
El Municipio de Marcos Paz genera unas 700 toneladas mensuales que dese noviembre son dispuestas en los predios de CEAMSE.
El cierre de este macrobasural, ubicado en Acceso Zabala y Arroyo Morales, requirió tareas de limpieza y acondicionamiento del predio que incluyeron nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno, remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con tierra y, por último, el sembrado de vegetación.
Además, se construyeron sistemas para el monitoreo de agua subterránea, de desagües perimetrales, se implantó una barrera forestal en el límite del predio y se construyó infraestructura para los controles de biogás.
"Nos alegramos que para Marcos Paz sea un día histórico y que podamos trabajar todos juntos, ya que por encima de nuestras diferencias creemos todos que no hay agenda que pueda unir más a los argentinos que cuidar el ambiente", afirmó Bergman.
Desde el comienzo del acuerdo, ACUMAR asumió la responsabilidad de la transferencia y transporte de los residuos generados por el municipio que, al no utilizar más este vertedero, debe enviarlos a disposición final a los rellenos sanitarios de CEAMSE: el acuerdo con la comuna es por un año, con renovación automática.
.

A la justicia por la incineración



Un amparo en contra de la incineración

Fecha de Publicación
: 05/06/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: CABA


Para el abogado y ambientalista Jonatan Baldiviezo, titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad, “la ley votada en la Legislatura va en contra del estándar mínimo a nivel nacional, es decir, viola el principio de progresividad y no regresividad de las leyes”.
Organizaciones ambientales y cooperativas de recicladores urbanos presentarán este lunes un amparo judicial contra la ley que permite volver a incinerar basura en el área metropolitana, aprobada en mayo pasado por Cambiemos y sus aliados en la Legislatura porteña. El titular de una de las entidades que judicializarán la quema de basura, Jonatan Baldiviezo, del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), adelantó los fundamentos a PáginaI12, y sostuvo que “vamos a plantear la inconstitucionalidad de la modificación de la ley de Basura Cero, por no respetar los procedimientos legales para su aprobación. Además, porque viola una ley nacional que no permite la incineración de los desechos”.
Un mes después de que el larretismo aprobara la Ley 5.966, para modificar la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, conocida como de Basura Cero, por haber adoptado ese paradigma como meta de gestión, el ODC, la Federación de Cartoneros, Carreros y Recicladores (Faccyr), la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Greenpeace, Avina y la Asociación por la Justicia Ambiental anunciaron que recurrirán a la presentación “de amparos colectivos ambientales en defensa del ambiente urbano de la ciudad y del paradigma de Basura Cero”.
La ley aprobada, que impulsaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el vicejefe, Diego Santilli, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, modificó seis artículos de la ley de Basura Cero. El punto clave de la modificación fue levantar la prohibición de incinerar los residuos y, en su lugar, autorizar la incineración bajo el  proceso de termovalorización, es decir, quemar basura y transformarla en energía. Pero también, y no es menor, se cambiaron las metas de la ley para la reducción de los desechos, estirando los plazos originales.
La modificación abrió un abanico de críticas contra Cambiemos: 1) por la metodología utilizada en la Legislatura para su aprobación, 2) por el fracaso de las metas de la ley, 3) por el impacto ambiental desastroso que tendrá la quema y 4) por el golpe social que tendrá sobre los más de seis mil recicladores registrados en la Ciudad, cuya materia prima se verá en peligro de extinción.
Según explicó Baldiviezo, los argumentos que sostendrán el amparo se fundan en que “la ley tiene debilidades constitucionales. Se ha violado el procedimiento constitucional de doble lectura, que implica convocar a audiencia pública. Esto se aprobó en simple lectura, sin la participación ciudadana. Si bien hay una deuda histórica en la ciudad por la falta de un Código Ambiental, la no existencia del mismo no implica que se pueda defraudar a la Constitución (porteña), que sostiene que toda norma que debiera estar en ese Código es de doble lectura”.
Además, el presidente de ODC, quien también es abogado, sostuvo que la modificación aprobada viola la Ley Nacional de Gestión de Residuos Domiciliarios (25.916), que prohíbe la incineración de la basura.
“La ley nacional establece los presupuestos mínimos de protección ambiental, el piso mínimo de garantías en las provincias y en la Ciudad, y ningún distrito puede dar menos derechos. Y esta ley autoriza el reciclaje, no la incineración”, sostuvo el letrado, y remarcó que “la ley votada en la Legislatura va en contra del estándar mínimo a nivel nacional, es decir, viola el principio de progresividad y no regresividad de las leyes”.
Por otra parte, de acuerdo con las organizaciones que presentarán el amparo, la nueva ley no establece las garantías necesarias para no violar otras leyes, entre ellas, la de Residuos Peligros y la de Residuos Patológicos. Y señalan que la autorización para incinerar también va contra la ley de Basura Cero, porque ese concepto, consensuado a nivel internacional, es una gestión de residuos que tiende reducir el enterramiento y la incineración de residuos sólidos urbanos.
En este sentido, Baldiviezo recordó que “en 2005 (cuando se sancionó la ley) la ciudad fue vanguardia en el mundo al incorporar este paradigma. Y 13 años después, esto implica cambiarlo y retroceder en los derechos ambientales que, una vez conquistados, el Estado no puede volver atrás”.
En cuanto a la conflictividad social que va a generar la quema, Alejandro Valiente, integrante del equipo técnico de Faccyr, advirtió a este diario que “con esta modificación está en riesgo el trabajo de miles de compañeros y también la salud de la población”.
“Si se empieza a quemar, con todo lo que falta en reciclado y separación en origen, el material de nuestros compañeros va a desaparecer”, dijo Valiente. Y a contramano del discurso oficial que sostiene que en la Comunidad Europea la incineración funciona, explicó que “en Europa se han quitado los incentivos a la generación de basura (los altos costos de generar energía con basura incentiva su producción), y los incineradores se están desinstalando. Los esfuerzos los ponen en reciclar y fomentar una separación, que es más exigente y requiere de tres o cuatro contenedores”. Y remarcó que “la ley de Basura Cero era muy buena, ya que marcaba ritmos y objetivos. En lugar de mejorarla, cambiaron las metas y el rumbo”.
.

Afirman que llevará 4 años instalar la incineradora



La planta de incineración de la Ciudad estará instalada en cuatro años

Fecha de Publicación
: 28/05/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


La Ciudad de Buenos Aires avanza con los planes para quemar los residuos. Así lo reconoció el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, durante la presentación de un laberinto reciclable: "En cuatro años tenemos que tener algo funcionando. Ya firmamos un convenio con Airparif, un organismo público con participación de ONGs francés, que controla la calidad del aire de la Ciudad y también de las plantas de termovalorización. Ese es el modelo que queremos. Algo tenemos que hacer porque en cuatro años el Ceamse colapsa", dijo a Infobae.
El funcionario presentó un laberinto hecho con 15.000 botellas recicladas y reiteró que, aunque el distrito permita la incineración, las políticas de recuperación siguen intactas: "Estamos haciendo la inversión más grande de la historia en materia de reciclado. Son unos 750 millones de pesos sin contabilizar los honorarios de las cooperativas", indicó y destacó que se han renovado 13 de los 15 centros verdes, que hay 222 puntos en toda la ciudad para depositar reciclables y que se está construyendo un nuevo centro para separar y clasificar la basura domiciliaria.
Respecto de la inclusión de la instalación de la planta de termovalorización reiteró que "el lugar todavía no está definido. Seguimos estudiando dónde es posible localizarla" y admitió que cualquier espacio que requiera cambio de zonificación del Código de Planeamiento Urbano porteño requiere de 40 votos en la Legislatura y una audiencia pública.
El convenio con el ente francés se firmó para avanzar en el Sistema de Información Pública del Sector de la Valorización Energética de Residuos, creado dentro de la reforma de la ley de basura cero que se aprobó a fines del mes pasado en la Legislatura.
Las organizaciones ambientales junto a las cooperativas de cartoneros aguardan la publicación de la ley sancionada en el Boletín Oficial para interponer las acciones judiciales correspondientes.
El laberinto se encuentra en la plaza seca junto al Teatro Colón hasta el fin de semana y los vecinos podrán visitarlo desde las 10 a 22. Por la noche, estará totalmente iluminado.
Al ingresar al laberinto, se experimenta un extenso camino rodeado de plásticos, que al observarlos se podrá tomar conciencia sobre la problemática de su uso excesivo y acumulación.
La instalación fue realizada por Luzinterruptus, el colectivo artístico número uno del mundo en acciones de concientización sustentable, junto a cooperativas y voluntarios de la Ciudad. Espacios similares se pueden observar en Londres, en Polonia y en la Plaza Mayor, en Madrid.
"En la actualidad hacemos un uso excesivo del plástico. Es por eso que esta instalación tiene como fin que sigamos reflexionando sobre la importancia de reciclar, y de adoptar una lógica de consumo circular para que las cosas que compramos pueden volver a formar parte de la industria", agregó Macchiavelli.
En ese sentido, en el área ambiental porteña creen que es necesario que el distrito marque el camino hacia una legislación más completa respecto de los residuos que se generan que ascienden a 6500 toneladas por día. Es por eso que se envió un proyecto oficial a la Legislatura para debatir la responsabilidad extendida del productor en materia de pilas.
Según un trabajo realizado por la Defensoría del Pueblo porteña, se descartan 40 millones de pilas al año. En la Argentina, se calcula que se tiran a la basura unas 10 pilas por persona por año.
La principal dificultad a la hora de afrontar una política respecto del tema es legal. Si pilas y baterías no son consideradas residuos peligrosos, no se genera un circuito obligatorio de recolección y disposición final.
También es necesario debatir una ley de envases para que se pueda establecer desde el comienzo de la cadena de producción de residuos. Desde hace 20 años naufragan en el Congreso los proyectos para reglamentar este tema fundamental.
.

San Luis erradica basurales sobre autopistas




Erradicación de basurales sobre Autopista de las Serranías Puntanas

Fecha de Publicación
: 24/05/2018
Fuente: ANSL
Provincia/Región: San Luis


Limpieza, desmalezado, forestación y erradicación de basurales fueron tareas realizadas sobre la autopista más transitada de la provincia.
El Ente de Control de Rutas, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, conjuntamente con personal del Plan Solidario, trabaja en la erradicación de basurales detectados a la vera de la Autopista de las Serranías Puntanas, con la intersección de ruta Nº 3.
El trabajo consiste en devolver el valor natural del lugar realizando la limpieza, desmalezado, forestación  y erradicación de basurales en distintos puntos del lugar. También se colocó cartelería vial, concientizando sobre el cuidado del medio ambiente.
Para la realización de tales tareas se contó con la colaboración de 25 trabajadores, entre mujeres y hombres, todos pertenecientes al Plan Solidario.
.

Se podría reciclar mucho más



La industria plástica podría reciclar el doble

Fecha de Publicación
: 21/05/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Nacional


Desde la Cámara Argentina del Plástico, aseguran que hay capacidad, pero no consiguen material de calidad y con continuidad. Con otros sectores, impulsan una ley de envases para mejorar la recolección diferenciada.
Sergio Hilbrecht, gerente de la Cámara Argentina del Plástico (Caip), piensa que el plástico tiene una mala fama infundada.
Sus argumentos: “Se aplica en rubros tan variados como el agro, la medicina y el deporte. Si no existiera, se complicarían muchos aspectos de la vida moderna. El problema no es del material, sino de la gestión que se hace del plástico en el posconsumo”.
Hilbrecht fue uno de los disertantes de la 1° Jornada Nacional de Reciclaje, realizada en la Facultad Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).
El evento fue organizado por esa institución universitaria, la Cámara de Industrias Plásticas de Córdoba y el Ministerio de Educación y la Secretaría de Ambiente de Córdoba.
Hilbrecht aseguró que en Argentina se reciclan 225 mil toneladas de plástico por año.
“La industria recicladora tiene capacidad para absorber el doble de esa cantidad, pero el problema es que no se logra calidad, cantidad y continuidad en el plástico que llega a la industria. Una ley de envase aseguraría eso” comenta.
La Caip y otros sectores productores de materia prima para envases (cartón, papel, petroquímica, hojalata) vienen impulsando desde hace años una ley de responsabilidad extendida del productor sobre el envase. Sobre este tema disertó ayer Hilbrecht en Córdoba: “La idea es aplicar el modelo europeo, que ya tiene 20 años y que ha probado ser exitoso”, comentó.
Hay varios proyectos presentados en el Congreso. En 2017, una iniciativa obtuvo el dictamen favorable en la Comisión de Ambiente de la Cámara de Diputados.
“Pero las mismas empresas que en Europa asumieron esta responsabilidad no lo quieren hacer en Argentina”, apuntó Hilbrecht.
En líneas generales, la ley propone que el sector envasador señale su producto con una marca para que el consumidor sepa que esa empresa se hace cargo del envase luego de su consumo. “El consumidor responsable va a optar por este tipo de productos”, dijo.
Y agregó: “La responsabilidad es del envasador porque es el que pone el producto en el mercado. Por cada envase que pone a la venta, paga un dinero extra que pasa a integrar un fondo administrado por las propias empresas”.
Este fondo permite realizar acuerdos con los municipios para mejorar la recolección diferenciada y realizar campañas de concientización.

Bolsas prohibidas
El ejecutivo criticó la iniciativa de prohibir las bolsas de plástico en los comercios que rige en la Ciudad de Buenos Aires. “En ningún país serio ocurre eso. Te dan opciones para que compres, ya sea de plástico, de papel o de tela”, indicó.
Para Hilbrecht, la consecuencia de esta medida es que la ciudad de Buenos Aires entierra más basura que antes.
“Con la prohibición, se dio el mensaje de que ya no había que separar la basura, porque la gente ya no tiene las bolsas negras y verdes del supermercado, como ocurre en Córdoba”, explicó.
Sobre el reciclado en Córdoba, Hilbrecht tiene una buena impresión. “La calidad del reciclado que se hace en Córdoba es muy buena, pero faltaría aumentar el volumen”, apuntó.
Es que en la ciudad de Córdoba apenas se recicla el 0,5 por ciento de las 744 mil toneladas que se recolectan. En Buenos Aires, ese porcentaje alcanza el seis por ciento, pero continúa siendo bajo.
.

Larreta quiere incinerar (pero lejos de su gente)



El debate por la quema de basura se traslada al conurbano bonaerense

Fecha de Publicación
: 18/05/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA - Buenos Aires


El debate por la incineración de los residuos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se trasladó al conurbano. Después de la discusión y reforma de la ley de basura cero en la Ciudad, funcionarios de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, el cuerpo directivo del Ceamse e intendentes del PJ y de Cambiemos discuten sobre las posibles ubicaciones de las plantas en las que la combustión de desechos se convertirá en energía eléctrica.
Así lo confirmaron a Infobae fuentes del gobierno provincial, de la empresa estatal a cargo de la gestión de residuos y los propios intendentes. Aunque en un principio la discusión comenzó con desconfianza, los jefes comunales ven ahora una posible solución al problema grave que representan las quemas y los basurales a cielo abierto en sus distritos y a las escasas políticas de recuperación y reciclado que han puesto en marcha.
Los terrenos en análisis para la instalación de las plantas de termovalorización o incineración son ocho. Hay tres en lo que Ceamse denomina Corredor Norte: uno en Exaltación de la Cruz, uno en Campana y otro en Zárate. En el ámbito de acción de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) hay tres en La Matanza; dos en Ezeiza; uno en Lomas de Zamora y uno en Quilmes. Mientras que también se estudian un terreno en la Ciudad de Buenos Aires, en Villa Riachuelo; dos en Tres de Febrero y uno entre San Miguel y San Martín.
Hasta el momento las tres posibilidades más firmes son las que anticipó Infobae: la de la Ciudad, San Miguel y Lomas de Zamora. Pero, las autoridades no descartan sumar más plantas ya que la magnitud de la cantidad de residuos diarios que se generan en el AMBA requiere más acción. Según los cálculos oficiales, cada planta podría tratar unas 3000 toneladas de basura por día, lo que suma 9000 tn, pero quedan otras 7000 u 8000 tn que deberán seguir enterrándose en el relleno sanitario de José León Suárez que tiene una vida útil de 5 años.
Francisco Suárez, antropólogo, especialista en gestión de residuos y docente de la Universidad de General Sarmiento, dijo: "Esto a los intendentes les viene como una solución a un problema que no han encarado. Son muy pocos los municipios del conurbano que han hecho algo y el resultado para los que han hecho no ha sido suficiente. La nueva tecnología puede implicar, y me atrevería a decir que es muy probable, que implique costos muchos mayores a los intendentes por gestionar sus residuos, eso es la antesala del aumento de basurales clandestinos en el conurbano".
De los costos, las posibles ubicaciones y la licencia social con la que contarán las nuevas plantas se discutirá el martes próximo en la reunión que tendrán las autoridades de Ceamse y Alex Campbell, subsecretario de Gobierno y de Asuntos Municipales bonaerenses y Roberto Gigante, ministro de Infraestructura, los dos funcionarios provinciales que llevan adelante las negociaciones con los intendentes.
"Al principio los intendentes tenían desconfianza sobre la posible solución tecnológica, sin embargo, cada vez están más abiertos a la posibilidad de instalar estas plantas, incluso los de la oposición", indicó a Infobae una alta fuente de la gestión bonaerense que pidió la reserva de su nombre.
Para Suárez, el gran problema será la resistencia ciudadana: "Ya ha provocado mucha resistencia la localización de nuevos rellenos sanitarios; por eso los residuos van a Campo de Mayo, porque funciona como un territorio donde no hay resistencia ciudadana", indicó y recordó que el apoyo de los intendentes comenzó luego de que varios viajaran a Europa invitados por Ceamse para ver cómo funciona la tecnología en los países desarrollados.
"Lo que más molesta es la ausencia del debate. Aquí se instaló un modelo de negocio no una política pública. Dentro de la política pública tiene lugar la valorización energética en el marco de ciertas normativas incluidas en la estrategia nacional de residuos sólidos urbanos que prescriben una serie de prioridades como la separación y el compostaje", agregó Suárez, quien sostuvo que en el ámbito académico la termovalorización es una tecnología que se puede evaluar pero no como salida y solución, sino como un elemento luego del reciclaje y compostaje.
En la cooperativa de reciclado Jóvenes en Progreso, de Lomas de Zamora, advirtieron que el proyecto para incinerar la basura afectará "a más de 5000 cartoneros regularizados de la ciudad, a los de la provincia y también a los trabajadores informales".
María, secretaria de la cooperativa, alertó que "la mayoría de las plantas se van a construir en la provincia. En capital una y en Lomas se construiría otra". Además, criticó la comparación con los sistemas de europeos y sostuvo que la incineración en la provincia de Buenos Aires sería distinta, por ejemplo, a la de Alemania: "Tienen otro sistema, recuperan material reciclable (más de un 30 por ciento) y lo que queman es el resto. Acá estamos hablando de quemar todos los residuos, no solamente los húmedos".
Las agrupaciones de recuperadores urbanos reclaman también que se sancione una ley de envases que permita ordenar la actividad. Hace más de 20 años los proyectos para esa normativa naufragan en el Congreso de la Nación.
En América Latina no hay instaladas aún plantas de termovalorización como las que se piensan instalar en Buenos Aires. Hay un proyecto en México DF, que debe tratar unas 13000 tn diarias de basura, que se pondrá en marcha próximamente pero que ha tenido mucha resistencia de ongs y sectores sociales. Esa instalación la realizará la compañía francesa Veolia, que cuenta con plantas en todo el mundo y en Buenos Aires es una de las compañías a cargo de la recolección de residuos.
Hubo otros intentos en Costa Rica; en la isla colombiana de San Andrés y en Venezuela, pero no prosperaron.
Las centrales que se instalarán en el AMBA contarán con un espacio para el Tratamiento Mecánico Biológico de la Basura (MBT, por sus siglas en inglés y consiste en separar los residuos que no hayan sido separados) y el sector de termovalorización. Tienen un costo que oscila entre los 400 y los 800 millones de dólares y el modelo es de inversión privada. La recuperación del capital se concretará con la venta de la electricidad al mercado energético, según aseguran en las dependencias oficiales.
La discusión recién comienza. En el mejor de los escenarios, las autoridades esperan llamar a licitación en el segundo semestre de este año.
.

Primer centro de análisis de biodegradabilidad de plásticos

Nace el primer centro para el análisis de biodegradabilidad y compostabilidad de plásticos   
Fecha de Publicación: 16/05/2018
Fuente: MINCYT
Provincia/Región: Nacional


Es el primero de este tipo en Sudamérica y tiene la capacidad de analizar y certificar la capacidad de plásticos y bioplásticos a ser degradados y compostados.
Producto de un acuerdo firmado en 2017 entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Federación Nacional de la Industria Química italiana
(Federchimica) para desarrollar iniciativas conjuntas que promuevan la bioeconomía, se creó el Centro de Análisis de Materiales Plásticos de Biodegradabilidad.
Este Centro tiene entre sus objetivos brindar un servicio integral para la determinación de la biodegradabilidad de materiales, que satisfaga las demandas de la industria local y regional; ofrecer asesoramiento y capacitación sobre la variedad y características de los materiales poliméricos biodegradables, sus aplicaciones, procesamiento y destino final; y dar facilidades para el desarrollo de productos basados en materiales poliméricos biodegradables.
De esta manera, se podrá dar apoyo a las empresas argentinas en el desarrollo de la industria de los plásticos biodegradables y tener un mayor control sobre la calidad de las bolsas colocadas en el mercado, que sirve como punto de referencia para Sudamérica. Además, el centro brindará capacitación y/o asesoramiento a empresas públicas o privadas, organismos del estado, organizaciones no gubernamentales, cámaras empresarias, etc., sobre las diferentes variantes de polímeros biodegradables, su procesamiento, los productos que pueden fabricarse a partir de ellos, el impacto ambiental y otras demandas sobre el conocimiento de estos materiales por parte de la sociedad.
Del proyecto participan investigadores del Laboratorio de Polímeros y Materiales Compuestos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (LP&MC-FCEyN-UBA) y del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad de San Martín (3iA-UNSAM). Tanto su experiencia de trabajo en relación a los polímeros, materiales compuestos y biodegradabilidad, así como el equipamiento instalado en estas instituciones son fundamentales para el cumplimiento de los objetivos planteados.
Cabe destacar que este es el primer centro de Argentina dedicado a la determinación de biodegradables y compostables de acuerdo con la norma IRAM 29421/22 y con las principales normas internacionales ISO 14855-1: 2005 - 148552: 2007.
El centro se formó a través de un acuerdo entre UBATEC y la Fundación Innovación y Tecnología de la Universidad de San Martín (FUNINTEC), y para su creación contó con el asesoramiento y apoyo técnico de Novamont, un desarrollador líder y productor de bioplásticos y bioquímicos de Italia. Actualmente ya se encuentra en funcionamiento y es administrado por UBATEC en colaboración con la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).
.

Incineración: hasta el gobierno había advertido de su peligro




Incineración de basura: la Ciudad había alertado sobre los riesgos de utilizar esta técnica

Fecha de Publicación
: 12/05/2018
Fuente: La Nación
Provincia/Región: CABA


Así como lo hicieron agrupaciones ambientalistas que rechazaban la incineración como alternativa al tratamiento de la basura generada en la ciudad y el área metropolitana, el Gobierno porteño había alertado sobre los riesgos de utilizar esta técnica antes de pedir a la Legislatura que la habilitara, mediante la modificación de la ley de Basura Cero aprobada el jueves pasado. La diferencia, según fuentes oficiales, es que la nueva norma admite la combustión de residuos sólidos urbanos mediante la termovalorización, es decir, con recuperación de energía con los estándares más altos de calidad.
Hasta ayer a la mañana estaba disponible en la web del Ministerio de Ambiente y Espacio Público un compendio con 14 preguntas y sus respectivas respuestas sobre el manejo de los residuos porteños, unas 6700 toneladas diarias. "¿Por qué no a la Incineración?", era uno de los interrogantes, y en la explicación oficial se detallaban los riesgos de la quema de basura.
" Las plantas de incineración emiten miles de sustancias químicas tóxicas que dañan la salud: metales pesados como mercurio, cromo, cadmio, arsénico, plomo y berilio; hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs); bencenos clorados; naftalenos policlorados; compuestos orgánicos volátiles (COVs); gases ácidos como óxidos de azufre; dióxidos de nitrógeno y ácido clorhídrico; gases de efecto invernadero como dióxido de carbono, entre muchas otras", resaltaba el documento que, luego de que tomó estado público, fue dado de baja de la web oficial.
"Argentina firmó, junto a otros 90 países, un acuerdo internacional (Convención de Estocolmo, 2001) para eliminar del planeta los compuestos muy tóxicos que son especialmente emitidos por los incineradores de residuos", agregaba.
Consultadas por LA NACION, fuentes oficiales diferenciaron: "La incineración es una quema a granel sin selección ni recuperación previa, sin tratamiento de los gases, sin filtros, sin control de emisiones y sin recuperación de energía". Y agregaron: "Lo que se habilitó ahora fue la termovalorización, una técnica utilizada en todo el mundo. La termovalorización considera al residuo como un 'recurso', es un sistema integral de tratamiento de residuos, con máxima valorización y mínimo descarte. Es la recuperación de energía, ya sea producción de energía renovable o recuperación de calor y electricidad, a partir de los residuos domésticos residuales y no reciclables", aclararon desde el Gobierno.
En efecto, al defender la modificación de la ley de Basura Cero, el ministro Eduardo Macchiavelli sostuvo que las plantas por instalarse garantizarán mediante un triple proceso de filtrado la reducción a cero de las emisiones.
Sin embargo, el documento online también hacía referencia a la incineración con recuperación de energía: "Es una opción riesgosa de gestión de residuos, ya que genera emisiones de sustancias tóxicas que afectan al ambiente y a la salud de la población, es un derroche de recursos y una modalidad ineficiente de recuperar energía y reducir emisiones de gases de efecto invernadero". Las fuentes no respondieron al ser consultadas sobre esta supuesta contradicción.

Información retirada
Ayer, agrupaciones de cartoneros hicieron circular el contenido de la web oficial que horas más tarde fue retirado "por razones de actualización", de acuerdo a la explicación oficial. Junto a los ambientalistas, los recicladores fueron los que mayor rechazo plantearon ante la posibilidad de una nueva ley que podría poner en riesgo una fuente de trabajo que depende de la reutilización de la basura.
En la ciudad de Buenos Aires hay doce cooperativas de recicladores urbanos que funcionan con la logística aportada por el gobierno porteño, que pone a disposición las plantas y los camiones para trasladar la basura. Son, en total, 6000 los cartoneros que trabajan en las cooperativas y cobran un subsidio mensual de entre $5000 y $9000. Hay, además, otros 2000 que no forman parte del circuito formal. En promedio, cada uno recicla hasta 100 kilos diarios de basura.
El peligro de perder empleos fue subsanado con los cambios introducidos en el texto, hasta minutos antes de la votación de la ley, entre los que aparece la prohibición de incinerar los materiales reciclables, modificación agregada para resguardar los empleos de los trabajadores.
En todo el mundo hay activas más de 2000 plantas de termovalorización, 500 de ellas en Europa, y el modelo que predomina es la explotación privada con un contrato de operación de entre 20 y 30 años; en algunos casos el manejo está a cargo del Estado. Las empresas de energía eléctrica y las de gestión de residuos, formando una Unión Transitoria de Empresas (UTE), son las encargadas de la operación privada que deben garantizar la tecnología y la gestión de las plantas. Algo similar ocurriría en la ciudad.
A diferencia de la generación de energía eólica o solar, la termovalorización permitirá operar las 24 horas de los 365 días del año porque no dependerá de factores climáticos. La cantidad de energía producida estará ligada a las toneladas de procesamiento y al poder calorífico. Para el área metropolitana se proyectan tres plantas con una capacidad de 2000 toneladas diarias, capaz de generar, juntas, hasta 185 megavatios/hora, similar al consumo constante durante un mes de una población estimada de 1.200.000 habitantes.
Además de habilitar la termovalorización, la modificación de la ley de Basura Cero estableció nuevas metas de reducción de disposición final de residuos en un escenario que se agrava con el paso del tiempo y con predios que colapsarán en cinco años. La norma votada en 2005 estableció que la disminución de residuos enviados a rellenos sanitarios debía ser de un 30% en 2010, de 50% en 2012 y de 75% en 2017, tomando como base los niveles enviados a la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) durante 2004 (1,5 millones de toneladas). La reforma aprobada prevé el 50% para 2021, el 65% para 2025 y el 80% para 2030, sobre la base de los niveles de 2012 (2,2 millones de toneladas).
.

20 mil personas afectadas laboralmente por la incineración



Fuentes de trabajo que van a incineración

Fecha de Publicación
: 10/05/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: CABA


La ley que impulsó el gobierno porteño para desandar el camino de la Basura Cero afectará además a toda la industria vinculada al reciclaje: se calcula que en total estarán afectadas unas 20 mil personas. Críticas por el riesgo ambiental y el costo de las plantas incineradoras.
La decisión del gobierno porteño de reflotar la quema de basura, método impuesto por el ex intendente de la dictadura Osvaldo Cacciatore y defenestrado en democracia por su nocivo impacto ambiental, tendrá un efecto “desastroso” para los más de seis mil cartoneros registrados en la Ciudad de Buenos Aires. Las cifras de trabajadores afectados por la medida comprende a otros que trabajan por su cuenta, fuera del sistema oficial, y que suman entre cuatro y seis mil. Desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), que nuclea a recuperadores urbanos de todo el país, advierten que la quema de papel, cartón y otros elementos combustibles tendrá a la vez un daño colateral sobre sectores de la industria vinculados al reciclaje, a punto que se estima que en total serán unos 20 mil las personas en riesgo de ver limitada o perdida su desde el vamos precaria fuente de trabajo.
Por su parte, el ingeniero Manuel Matheu, que forma parte del MTE, refutó las afirmaciones del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta sobre la generación de energía que produciría la quema de residuos en la ciudad. “Por un lado, la generación de energía no es tan importante como la que se pregona, pero además es un sistema muy caro que requiere fuertes inversiones que son amortizables a largo plazo, con contratos que se extienden a 25 o 30 años”.
La estimación para el costo de cada una de las siete plantas incineradoras que el gobierno porteño proyecta instalar en la ciudad es de unos 500 millones de dólares. Y se estima que la construcción demandará unos tres años.
Matheu señaló además que hay que tener en cuenta “el daño ambiental que el sistema de quema de basura provoca en la población y que es de alto riesgo porque son problemas de salud que no se manifiestan en el corto plazo, de manera que son daños que van avanzando en silencio y tienen efectos muy graves”. 
Jacquelina Flores, que trabaja como cartonera y está enrolada en el MTE, puntualizó que se trata de “una política fundada en un pensamiento de clase, en la idea de una ciudad-empresa que favorece a los empresarios amigos del gobierno para que ganen mucho dinero” con el montaje de la infraestructura necesaria para desarrollar el modelo. “Me da un poco de risa cuando veo la propaganda televisiva de Rodríguez Larreta en la que se habla de una ciudad verde a la que se va a contaminar con la quema de basura, sin haber consultado a los habitantes de la ciudad. Tal vez hablan de una ciudad verde por el color del dólar”.
El jueves pasado, la Legislatura porteña aprobó, con el voto del oficialismo y sus aliados, la ley que habilita el regreso de la quema de basura en la ciudad. Se trata de una modificación a la ley de Basura Cero, considerada un ejemplo en la región por su planteo de promover el reciclado. Con la modificación, las metas previstas para la reducción de residuos se atemperaron: los plazos establecidos hace 13 años contemplaban una reducción de un 30 por ciento en la generación de basura destinada a relleno sanitario al 2010, de un 50 por ciento a 2012 y un 75 por ciento para 2017. Para el año 2020 directamente prohibía la disposición final de materiales tanto reciclables como aprovechables. Ahora, las nuevas metas fijadas son de un 50 por ciento para 2021, un 65 por ciento para 2025 y un 80 por ciento para 2030. Recién para 2028 se prohíbe la disposición final de residuos.
Al referirse al impacto de la quema de basura sobre las cartoneras y cartoneros, Jacquelina sostuvo que será “desastroso, totalmente negativo, para los seis mil reconocidos por el gobierno porteño y para otros seis mil (según algunos cálculos) que trabajan por su cuenta, fuera del sistema. La política oficial nunca fue buena para nosotros, para las cooperativas reconocidas en la Ciudad, pero con la nueva ley nos terminan de golpear, con mentiras, porque no se han agotado las instancias del reciclado porque nunca nos dieron todos los elementos necesarios para realizar nuestro trabajo, los camiones, la logística necesaria. Es todo una mentira, como cuando intentaron privatizar el sistema y que nosotros pudimos resistir, pero ahora cambian todo sin consultar a la población, que va a sufrir la contaminación que está probado que produce la quema de basura”.
La incineración de los residuos que impulsó el gobierno de la ciudad se hará mediante la termovalorización, un proceso para quemar basura y recuperar la energía de la combustión que es resistido por ambientalistas a nivel mundial. Funciona en algunos países de Europa, pero allí ya hay una recomendación oficial para que no se instalen nuevas plantas de ese tipo y que se vayan eliminando los que siguen en funcionamiento.
Jacquelina Flores cuestionó a la titular de la Comisión Legislativa de Ambiente y Espacio Público, Mercedes de Las Casas, que impulsó la ley aprobada en la Legislatura, porque “cuando la entrevistamos, ni siquiera supo responder nuestras preguntas, nunca discutió el tema con nosotros”. El gobierno porteño afirmó que el sistema de quema de residuos es el que se aplica en Europa y en otros países “pero mienten, porque el 75 por ciento de la basura es reciclada, pero ellos cambian el sistema y nos sacan la basura, que es nuestra fuente de trabajo, nos arrinconan, nos llevan de nuevo al abismo, pero están afectando a más de veinte mil personas, porque esto incluye a las empresas vinculadas al reciclado y por esa razón, la Cámara de empresarios del plástico expresó su rechazo a la ley”.
La integrante del MTE recordó que “nunca nos tuvieron en cuenta, cuando le pedimos información sobre lo que pensaban hacer, nos dieron un informe escrito en inglés, ni se molestaron en darnos una respuesta en forma personal porque para ellos nosotros valemos menos que la basura”.   Insistió en que hasta ahora “todo lo que se hizo a favor del reciclado, lo hicimos nosotros porque el Estado nunca nos dio nada. Ahora lo que buscan es una empresa para pocos, pero el montaje del nuevo sistema es muy caro, no alcanza el presupuesto de la Ciudad, de manera que el país se va a endeudar con un sistema que, además, produce contaminación”.
En este punto, recordó que “ellos niegan que produzca daño en la salud, pero los incineradores van a ser instalados en los barrios del sur, Villa Soldati, Lugano, cerca de La Boca, nunca en Puerto Madero; de esa manera, además de dejarnos sin trabajo, están afectando nuestra calidad de vida, de manera que si tenemos que judicializar nuestra lucha, la vamos a judicializar”.
Manuel Matheu coincidió en que “a los seis mil quinientos recuperadores de calle reconocidos hay que sumarle otros cuatro mil o más que trabajan en forma independiente”. Respecto de los argumentos del gobierno porteño sobre las supuestas bondades de un modelo, el de la quema de basura, que se aplica en los países del Primer Mundo, aseguró que “en realidad, en esos países se está saliendo de ese sistema para potenciar el reciclado, de manera que las empresas que aportan los elementos para la quema de basura se están ahora trasladando a nuestros países”. Sobre la contaminación ambiental que produce este método, precisó que “hay diversos estudios que confirman los efectos nocivos para la salud, situación que se agrava en el caso de Argentina porque no tenemos capacidad técnica para poder controlar esas complicaciones cuyos daños no se ven en el corto plazo y que se hacen sentir ya en lugares como la Ceamse, con quemas a cielo abierto. Uno de los primeros lugares elegidos por el gobierno porteño para la quema es la zona de Villa Lugano, donde ya tenemos el problema de la contaminación del Riachuelo, que para hacer una comparación con el Primer Mundo, no es un curso de agua como el Danubio”.
Matheu definió la ley votada en la ley impulsada por el gobierno de Cambiemos es “un modelo pensado para los empresarios privados y para transferir recursos a esos sectores”.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs