Mostrando entradas con la etiqueta residuos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta residuos. Mostrar todas las entradas

La Plata, aumenta su producción... de residuos

La Plata batió un récord en la cantidad de basura que envió a la Ceamse durante 2018  

Fecha de Publicación
: 11/01/2019
Fuente: El Día de La Plata
Provincia/Región: Buenos Aires


Con poco más de 323 mil toneladas superó la cantidad de 2017 y se busca el origen de ese fenómeno en tiempos en los que la crisis económica jaqueó el consumo en general
Desafiando los tiempos de “vacas flacas” para el bolsillo y la consecuente caída en el consumo de toda clase de productos, los platenses generaron a lo largo de 2018 más basura que durante 2017. Así lo indican las estadísticas municipales, que colocan la temporada que pasó como récord en envío de residuos al relleno sanitario y la planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB) que Ceamse opera camino a Punta Lara.
Concretamente, la cantidad de desechos que la Comuna remitió al complejo de diagonal 74 y arroyo El Gato en los últimos doce meses fue de poco más de 323 mil toneladas, un cinco por ciento por encima de las 308 mil que se habían alcanzado el año anterior.
La cifra se comenzó a consolidar en un primer semestre de relativa bonanza económica, en el que se enviaron a disposición final y reciclaje 160 mil toneladas; a partir de julio, los volúmenes asignados al enterramiento comenzaron a descender a medida que aumentaban los que se sometían a los procesos de la flamante planta TMB; también acusaron un declive las cantidades globales, para repuntar de manera ostensible con las Fiestas.
En este sentido, desde el área de Espacios Públicos y Gestión Ambiental local explicaron que lo habitual es que la flota de camiones “cola de pato” -cuya capacidad de carga individual es de 7 a 8 mil kilos- recoja unas mil toneladas de residuos por día. Sin embargo, las semanas festivas recargaron esas cantidades en un 25 a 30 por ciento, con el descarte masivo de papel de regalo, restos de pirotecnia, cajas, plásticos, botellas y latas, platos y vasos descartables.
En la Comuna estimaron que la generación de residuos diaria, en nuestro medio, promedia un kilogramo por habitante, y evaluaron que “el desafío para lo que viene es seguir incrementando las toneladas recolectadas, dado que desde el inicio de esta gestión los resultados siempre fueron evolutivos”.
De acuerdo con el Censo Nacional 2010, el partido de La Plata contaba con unos 650 mil habitantes; en la actualidad, la mayoría de las estimaciones fijan ese número entre 700 y 750 mil. Esto implica que en 2010, cuando Coordinación Ecológica Área Metropolitana, Sociedad del Estado (Ceamse) registró el ingreso de 177.280 toneladas de basura locales a su predio ensenadense, cada habitante descartaba, en promedio, 0,74 kilogramos de basura por día. Ahora ese coeficiente estaría por encima de 1,15.
Otro de los desafíos del corto plazo pasará por el grado de adaptación vecinal a las condiciones del nuevo pliego de recolección, en dos frentes: la inclusión de unas dos mil cuadras de la periferia hasta ahora al margen de los recorridos de Esur, y la progresiva instalación de dos contenedores por cuadra -uno para residuos reciclables y otro para húmedos- que se iniciará en el microcentro y los ejes comerciales e irá avanzando cada dos años.
Estos cambios tendrán impacto estadístico, tal como lo tuvieron en los años recientes la tendencia declinante del compromiso comunitario con la separación en origen -esquema de “bolsas verdes”, que llegó a englobar más del diez por ciento del total- y el declarado cese de los enterramientos clandestinos en canteras y cavas, que Gestión Ambiental estimó en 600 toneladas anuales.
En Berisso y Ensenada, hasta septiembre de 2018 se habían enviado 16.500 y 25.351 toneladas respectivamente. En ambos casos restaba incluir en los registros publicados por la Ceamse lo acumulado en el último trimestre, con lo que se cerraría el computo final anual.
Con todo, La Plata no ocupa el podio bonaerense en lo que a residuos concierne. Está por debajo de La Matanza -el distrito más populoso del Conurbano-, Lanús y Lomas de Zamora. Los expertos destacan que los vaivenes en la generación de basura responden a ciclos estacionales y económicos, con un piso que siempre se amplía por el inexorable aumento de la base demográfica. Un ejemplo claro lo ofreció la debacle de inicios de la década pasada, cuando de las 213.302 toneladas contabilizadas en 2001 se cayó a 185.611 en 2002 y a 168.337 en 2003.
La secuencia completa de la última década arranca con 188.306 toneladas (2009), y sigue hasta nuestros días con 177.280 (2010); 167.694 (2011); 229.391 (2012), 218.921 (2013); 173.030 (2014); 207.812 (2015); 276.455 (2016); 308.413 (2017); y 323.000 (2018). En este período, la cantidad de basura registrada creció un 71,5 por ciento, y todo indica que la tendencia continuará.
La llamativa caída de 2014 fue interpretada por algunas organizaciones de defensa del medio ambiente como una señal de que los masivos vuelcos clandestinos detectados en cavas y canteras de diferentes localidades estaban en su apogeo.
Desde marzo próximo, la planta TMB levantada a la vera del Gato entrará en régimen pleno, reemplazando definitivamente al vertedero aledaño. Allí se intentará recuperar, en promedio, un 60 por ciento del material desechado por la gente, y enfardar el 40 por ciento para su oso como relleno de cavas y canteras.

60 por ciento Es la porción de basura que espera “recuperar” para diferentes usos la planta de TMB de Ensenada, que comenzaría a operar las 24 horas en marzo próximo. El otro 40 por ciento se usaría para rellenar cavas y canteras.
1.15 kilos Los que genera cotidianamente, en promedio, cada habitante de nuestra ciudad. Hace una década, ese coeficiente rondaba 0,74 kilogramos de residuos por día.
71.5 por ciento Es lo que creció el tonelaje de desperdicios enviados por La Plata a disposición final a lo largo de la última década; se pasó de 188.306 toneladas en 2009 a 323 mil en 2018.
15 mil El aumento en la cantidad de residuos que la Comuna entregó a CEAMSE, medido en toneladas, respecto de 2017.
.

Río Negro: quieren reducir el consumo de papel estatal

El Gobierno va camino a eliminar el uso de papel  

Fecha de Publicación
: 05/01/2019
Fuente: La Mañana Cipolletti
Provincia/Región: Río Negro


Se implementó un plan de modernización que busca reducir fuertemente los expedientes físicos. Aseguran que se ahorra tiempo y dinero para el Estado y los ciudadanos.
El gobierno provincial implementó hace un año herramientas digitales que le permitieron avanzar en un sistema de modernización del Estado que busca terminar con el uso del papel. El objetivo es reducir un 80 por ciento la cantidad de papel que se utiliza en los trámites administrativos y los procesos internos del Estado.
El secretario de Modernización, Silvio Castro, explicó: “Estamos trabajando en la implementación de un sistema de expediente electrónico, que es el sistema de Gestión Documental Electrónica que nos cedió a Nación, y logramos que algunos organismos lo implementen en su totalidad, como el Registro Civil y Lotería de Río Negro”.
Como parte de ese plan ya se implementaron el Registro Civil electrónico, el boletín oficial web y el sistema de compras digitales. “Queremos avanzar en un sistema para administrar los bienes del Estado”, agregó Castro.
El funcionario aseguró que además del cuidado del ambiente y el ahorro para el gobierno, “para los trabajadores del Estado el principal beneficio es que organiza el trabajo administrativo y da cierta seguridad al estar todo en una sola plataforma. La información no se pueda perder, cambiar o alterar”.
Además, Castro aseguró que el sistema le ahorra tiempo en los trámites a los ciudadanos.
.

Córdoba: ciudades del interior apuestan por el reciclaje



Residuos: más ciudades del interior apuestan a la recolección diferenciada

Fecha de Publicación
: 15/12/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


La recolección diferenciada de residuos parece estar dando varios pasos en la provincia, tras años en los que poco y nada había avanzado. El “parece” debiera quedar subrayado, porque en realidad se trata de apuestas recientes que el tiempo contestará si fueron metas cumplidas o apenas anuncios para el olvido.
A la puesta en marcha, la semana pasada, de esa modalidad de recolección en la ciudad de Córdoba –que concentra el 40 por ciento de la población provincial– se suma que al menos dos de las 20 mayores ciudades del interior (Marcos Juárez y Jesús María) han iniciado en el último año esa práctica y que otra (Villa Carlos Paz) la inició también este mes.
Además, hay algunas ciudades pequeñas y pueblos que ya están ensayando esa vía.
Hace un año, un informe de este diario establecía que un minúsculo cinco por ciento de cordobeses contaba con un servicio sistemático y efectivo de recolección diferenciada en sus domicilios.
De los 4,5 millones de kilos de desechos domiciliarios por día que generamos los cordobeses, una insignificante proporción es hasta ahora reciclada y reutilizada.
Si los proyectos ahora en marcha se sostienen en el tiempo, ese porcentaje crecerá y el destino de la basura habrá dado un avance en materia ambiental, en dirección a lo que en el mundo hace tiempo se viene ensayando.
Con más separación, más chances de reciclaje y reutilización hay. De ese modo, además, se reduce el volumen que se arroja en basurales o se entierra en vertederos.
Un proceso de reciclado eficiente requiere que la separación empiece por cada domicilio y no cuando la basura llega mezclada al basural o a la planta de tratamiento.
La basura es uno de los mayores pasivos ambientales a los que esta provincia, como gran parte del país, aún no ha sabido encontrarles la vuelta.

Las 20 ciudades mayores
Entre las 20 mayores ciudades cordobesas, hace un año sólo había dos con parciales sistemas de recolección diferenciada: Villa María y Villa Dolores fueron las primeras en lanzarlos, pero nunca llegaron a cubrir todo su ejido urbano.
Villa María recolecta separado en un tercio de la ciudad, aunque la eficiencia real es escasa porque la mayor parte de los vecinos no separa como se sugiere. En Villa Dolores, la cobertura se aproxima a la mitad de su área urbana.
En los últimos meses, entre esas 20 grandes, dieron un paso más contundente otras dos ciudades: Marcos Juárez y Jesús María, con cobertura en todos sus barrios. Desde la semana pasada, se sumaron la Capital y Villa Carlos Paz.
En la Capital se cuentan 1,4 millones de los 3,5 millones de habitantes de la provincia. Y entre Carlos Paz, Marcos Juárez y Jesús María, suman 140 mil cordobeses.
El porcentaje de vecinos con servicio diferenciado crecerá este año notoriamente. Lo que está por verse es la eficiencia de los sistemas y la concientización de las comunidades, que darán una respuesta más realista acerca de cuánto aumenta el volumen de lo que efectivamente se separa y se recicla.
Un dato alcanza para abrir el paraguas: en la Capital, el municipio aseguraba que en los últimos años había recolección diferenciada en el 45 por ciento de sus barrios. Pero la realidad evidencia otra cosa y un resultado bien diferente: sólo el 0,5 por ciento de la basura recolectada en la ciudad de Córdoba es hasta ahora reciclada.

Muchas, sin nada
Entre las 20 ciudades mayores, fuera de las cinco ya mencionadas, quedan 15 en las que, hasta ahora, nada se hace en materia de recolección diferenciada domiciliaria.
En ese lote se cuentan Río Cuarto, San Francisco, Alta Gracia, Río Tercero, Bell Ville, La Calera, Villa Allende, Arroyito, Deán Funes, Laboulaye, Cruz del Eje, Río Segundo, Río Ceballos y Cosquín.
Entre las restantes 407 ciudades chicas y los pequeños pueblos del mapa provincial, una muy amplia mayoría no aplica la modalidad.
Pero hay algunas buenas excepciones, con avances destacados. Los más salientes son La Para y Justiniano Posse, dos pequeños pueblos que evitan mandar al basural entre el 60 y el 80 del total de sus residuos y que, además de reutilizar lo reciclable, hacen compostaje con los orgánicos.
También se anotan Las Varillas, Almafuerte, Corral de Bustos, Serrano, Alejandro Roca, Nono, Giardino, La Falda, Porteña, Devoto y Unquillo, entre otras.
En algunos vertederos regionales, como el del departamento Calamuchita, se clasifica para reciclaje, pero sin separación en origen: la basura llega de unas 15 localidades ya mezclada.

Marcos Juárez y Jesús María, dos de las “grandes” en marcha
Hace algo más de un año, Marcos Juárez fue la primera ciudad en Córdoba que lanzó un plan para que su basura fuera retirada en forma separada desde los hogares, en todos sus barrios.
“Se había probado hace unos 15 años, pero no se continuó. En octubre de 2017, fue relanzado, con más decisión”, señaló Jorge D´Antonio, a cargo de servicios públicos en el municipio.
Se estima hoy que el 35 por ciento de los vecinos saca la basura del modo en que se sugiere. Hemos pasado de 15 mil kilos mensuales recolectados de desechos reciclables a 60 mil en un año”, apuntó D´Antonio.
La recolección la hace el propio municipio, para sus 30 mil habitantes. Entrega tachos plásticos identificados a los vecinos para que retiren sus desechos húmedos. El 35 por ciento ya los usa.
Los camiones cargan de las veredas los desechos secos los jueves y los sábados, y pasan por los húmedos lunes, miércoles y viernes.
Un asunto pendiente de mejora es el destino final: lo que se separa para reciclar se sigue enterrando en un basural, sin mayor tratamiento. “Hemos bajado en un 30 por ciento el volumen que se entierra. Pero falta”, admitió D´Antonio.
Lo que llega separado de los hogares es clasificado por unos 35 integrantes de una cooperativa de trabajo, y ellos transforman desechos en recursos de valor. La recaudación queda para ellos

Similar ensayo
En Jesús María, en tanto, hace un año se puso en marcha la recolección diferenciada en toda la ciudad, que tiene unos 33 mil habitantes.
Los camiones municipales retiran en frecuencias distintas los residuos secos de los húmedos. En el municipio, admiten que resta un camino aún para hacer más masiva la adhesión de los vecinos.
Lo recolectado va al basural municipal, un espacio a cielo abierto que aún espera un tratamiento final más adecuado. En ese sitio, un grupo de trabajadores, que formaron una cooperativa, clasifica lo que viene separado para venderlo. A lo que recaudan con esas ventas, le suman un aporte del municipio.
Se estima que en un año Jesús María logró reducir casi un 30 por ciento el volumen de lo que queda sin tratamiento en el basural.

Al menos, para reducir el impacto
Con la separación y con el reciclado se acabarán todos los problemas del destino de los residuos. Pero si cada ciudad dejara en sus basurales el 50 por ciento de lo que recolecta y lograra un destino de reutilización con el resto, ya solucionaríamos la mitad del problema. Algunas localidades, aún en minoría, están demostrando que es un camino posible.
.

Santa Fe: sacan del Paranáuna TN de basura en un día




Contaminación en el Paraná: sacaron una tonelada de basura en un día

Fecha de Publicación
: 07/12/2018
Fuente: La Capital
Provincia/Región: Santa Fe


El 80 por ciento de los residuos eran plásticos, sobre todo botellas de gaseosas. También había televisores, un monitor y hasta dos sillones
Botellas, bolsitas, envoltorios de alimentos, pedazos sueltos: los plásticos son los grandes contaminantes del Paraná según los resultados de una gran jornada de limpieza colaborativa del río que tuvo lugar hace pocos días tanto en la costa rosarina como en las islas frente a la ciudad.
Según detallaron los organizadores de la movida (que se realizó por tercer año consecutivo y que agrupa a 9 organizaciones e instituciones de la región) el plástico representó el 80% del total de los residuos juntados si se tiene en cuenta el peso, pero monopolizó el 90% del total si se analiza por tipo de objeto.
Dentro de esa montaña de plástico sobresalieron las botellas descartables de bebidas con el 25% del peso total y el 40% en cantidad de ítems con un reinado absoluto de Coca Cola, seguida por otras marcas como Produnoa (marca Secco), Danone, PepsiCo y Pritty.
"Por lejos Coca Cola es la empresa cuyos productos más se encontraron en el río, repitiéndose lo observado en la jornada del 2017. Entre los ítems identificados de las ocho empresas mencionadas, sólo la multinacional Coca Cola es responsable del 35%" señalaron los ambientalistas.
Este año, además, también apareció bastante chatarra electrónica como cuatro televisores y un monitor, y también desechos más hogareños como dos sillones, un colchón y dos reposeras.

Radiografía de la basura
Los "limpiadores" juntaron envases de productos vencidos hace 5 años y otros fabricados en países como Brasil o Paraguay que no se venden en Argentina, lo que deja en evidencia al menos dos cosas: la vida casi eterna del plástico en la naturaleza, y el "viaje" de miles de kilómetros que a través del caudal del río realiza la basura hacia la desembocadura en el río de la Plata.
Después de las botellas, los siguientes objetos más abundantes fueron envoltorios plásticos, principalmente de productos alimenticios. Alrededor del 20% de los ítems identificados corresponde a envoltorios. La empresa cuyos envoltorios más se encontraron en el río es Arcor.
En tercer lugar se encontró una enorme cantidad de vajilla descartable de plástico, particularmente sorbetes plásticos, así como una gran cantidad de plástico rígido y telgopor. Gran parte de estos objetos no tenía marcas identificables.
"En cuanto al telgopor es para destacar que una gran parte del mismo es imposible de sacar del río por encontrarse ya fragmentado en forma de miles de partículas" explicaron.
Finalmente sorprendió la gran cantidad de latas de bebidas encontradas, en una proporción muy mayor a la de la jornada "Más río, menos basura" del año pasado.

Modelo de consumo
Las empresas que comercializaron la mayor cantidad de latas halladas fueron CCU Argentina (marca Schneider, entre otras) y Quilmes. "Esto es consecuencia de la decisión de las empresas de vender cada vez más sus productos en envases descartables en vez de los retornables" argumentaron los organizadores.
Esta superabundancia de plásticos se explica por las formas de consumo y la falta de educación ambiental: "el problema de fondo es un modelo de producción y consumo insustentable que nos lleva a comprar y tirar a un ritmo cada vez más acelerado, y que ha masificado el uso de envases y artículos descartables para todo lo que consumimos" señaló Clara Mitchell, una de las organizadoras del encuentro.
También llamó la atención el creciente consumo de latas descartables de bebidas, cada vez más presentes entre la basura juntada en las dos orillas.
"Las empresas deben hacerse cargo del problema que han generado y tener responsabilidad clara sobre la disposición final de lo que producen", explicaron desde la organización, que agrupa al Acuario, la Ucel, El Paraná No Se Toca, el Taller Ecologista, STS Rosario, Greenpeace Rosario, el Club Rosarino de Acuarismo, S.O.S Life! y la reserva natural Isla del Sol.

Voluntarios en acción
Este año, para su tercera edición, la jornada "Un día + río - basura" contó con la participación de alrededor de 150 voluntarios, un 50% más que en sus dos ediciones anteriores.
También hubo varias instancias de capacitación previas y una limpieza de la desembocadura del Ludueña hace algunas semanas que funcionó como muestra a pequeña escala de lo que luego apareció en el Paraná, ya que en esa ocasión en el arroyo se juntaron casi 300 kilos de basura en apenas 20 metros de costa.
Según detalló Mitchell, las jornadas de limpieza del río implican tres actividades: concientizar en clubes y guarderías sobre la problemática de la basura en el río, las limpiezas propiamente dichas tanto en la costa rosarina como en las islas, y por último la clasificación de la basura encontrada que es la que entrega las pistas más firmes sobre las razones profundas del problema de la contaminación por plásticos.
"Lo primero que hacemos es salir concientizar en las guarderías y a repartir bolsas difundiendo un mensaje de no generación de plásticos" dijo.
Eso incluye el mensaje a quienes salen con su embarcación a disfrutar del Paraná para que además de traer de regreso la basura propia "traigan siempre que puedan un poco más".
Los trabajos de limpieza incluyeron cuatro puntos del lado de Rosario y cuatro en el humedal: en la ciudad, los grupos se desplegaron en el camping municipal, Costa Alta, la playa de Regatas y la reserva natural de Granadero Baigorria.
Luego de juntar la basura una parte se separó para hacer una caracterización que por tercer año seguido ratifica que el peor de los problemas es el plástico: "apuntamos a los modos de consumo porque esa es la raíz del problema, y si no cambia eso no sirve para nada salir a limpiar. Hay que apuntar sobre todo contra los plásticos descartables de un sólo uso" agregó la ambientalista.
"Decimos no al uso del descartable y pedimos por una ley de responsabilidad final del fabricante y por la prohibición de los microplásticos también", finalizó la especialista.
.

Ambiente y el INTI trabajan en el metano de rellenos

Ambiente y el INTI evaluarán el potencial de captura y aprovechamiento energético del metano en rellenos sanitarios

Fecha de Publicación
: 11/11/2018
Fuente: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
Provincia/Región: Nacional


El secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Thierry Decoud, firmó junto al presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Javier Ibáñez, un convenio para la realización del estudio de evaluación del potencial de captura y aprovechamiento energético del metano que se genera en 13 rellenos sanitarios de Argentina. También comprenderá la evaluación de su efecto en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en dichos sitios.
Los rellenos sanitarios a analizar corresponden a ciudades o consorcios de municipios de más de 200 mil habitantes que prestan el servicio de disposición final adecuada de residuos. El convenio, impulsado desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a cargo de Sergio Bergman, tiene un tiempo previsto de finalización de nueve meses, en los que el equipo del INTI realizará un trabajo de campo en diferentes localidades del país.
Este estudio es un hito en el fortalecimiento de las capacidades institucionales de las jurisdicciones nacional, provincial y municipal en materia de aprovechamiento del metano de rellenos sanitarios. A partir de la labor técnica y profesional que desarrollará el INTI en cada jurisdicción, las provincias y municipios podrán conocer y explorar las posibilidades del tratamiento adecuado del biogás que se genera en los rellenos sanitarios, de manera de aprovechar la energía generada, reducir las emisiones y disminuir su impacto en el calentamiento global, en sintonía con el compromiso asumido por Argentina en el Acuerdo de París.
El convenio se enmarca en el proyecto PROBiogás (GEF ARG/16/G23), “Modelos de negocios sostenibles para la producción de biogás a partir de residuos sólidos urbanos orgánicos”. Es ejecutado a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con fondos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por su sigla en inglés). El estudio permitirá además que nuevos proyectos se presenten al programa de promoción de las energías renovables, RenovAR.

Algunas actividades a realizar

- Estimar la disponibilidad de metano generado con potencial de aprovechamiento para la generación de energía eléctrica en los rellenos sanitarios.
- Elaborar una prefactibilidad económica-financiera de los sistemas requeridos para la extracción de biogás y generación de energía eléctrica.
- Especificar las necesidades y requerimientos técnicos de conexión a la red eléctrica en cada sitio.
- Estimar las emisiones actuales de gases de efecto invernadero de los rellenos seleccionados y la potencialidad de mitigación al cambio climático que permita actualizar la información del sector residuos.
- Analizar el marco normativo-regulatorio de cada jurisdicción asociado a este aprovechamiento.
- Elaborar una propuesta de hoja de ruta para entes gubernamentales que detalle la secuencia de pasos a seguir para la explotación sustentable del biogás generado en rellenos sanitarios.
.

Córdoba en problemas por la acumulación de pilas



Fuerte controversia por nueve toneladas de pilas

Fecha de Publicación
: 26/10/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Desde hace 19 meses la Municipalidad de Córdoba sólo recolecta las pilas que los vecinos depositan en los contenedores ubicados en los CPC y frente al Palacio 6 de Julio porque no puede completar el tratamiento de estos residuos peligrosos que con antelación se realizaba en la planta Taym, la que fue cerrada en el marco de una causa judicial por anegamientos en el suelo. Para el municipio, la práctica de reunir estos desechos no es hoy un foco contaminante. Sin embargo, la Provincia lo desaconsejó por considerar que la acumulación de esta basura en grandes volúmenes es un riesgo ambiental y para las personas.
Desde abril de 2013, la Municipalidad retomó el servicio de Recolección de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raee), además del acopio de pilas y baterías en los contenedores dispuestos en los CPC y en el Paseo Sobremonte (desde hace casi un mes están en la Plaza de la Intendencia por arreglos en el primer espacio verde). En todos estos puntos, se reciben, de 8 a 14, y se las coloca en tachos de 20 litros, los que son cerrados y apilados en el interior de estos contenedores.
Sin embargo, desde que Taym salió de operación y dejó de recibir este tipo desechos peligrosos, el municipio acumulada nueve toneladas de pilas y baterías sin tratamiento alguno. Y ahí está el punto de conflicto entre la Municipalidad de Córdoba y la Provincia. ¿Es posible acumular millones de pilas sin que generen contaminación?
La respuesta del secretario de Ambiente provincial a La Voz, Javier Britch, fue tajante: “Vamos a exigirles un plan de gestión ambiental de los residuos peligrosos y con esto que planifique qué hará la Municipalidad de Córdoba con las pilas. La concentración en el mismo lugar es lo que contamina. Hay que evitar la concentración de las pilas”.
Britch precisó que desde 2009 la Provincia advirtió y desalentó al municipio para una campaña de recolección de pilas por el poder de contaminación que tienen estos desechos al estar concentrados y en espacios abiertos de acceso a los vecinos.
Ante este cuadro, y junto con el no tratamiento de estos desechos desde hace 19 meses, la Provincia avanzará con el reclamo al municipio para que presente un plan de acción.
“Al igual que lo que pasa con los basurales, podemos sugerir, emplazar, pero la Provincia no puede hacer de policía. Sí, advertimos que la concentración genera contaminación, por lo que le vamos a pedir cuál es la estrategia, cuál es el plan, la frecuencia y cómo se hacen los rellenos”, insistió el funcionario, quien aseguró que los contenedores donde se receptan tampoco son los adecuados para almacenar las pilas. “Tienen que ser lugares cerrados, bajo techo, algunos de los requisitos para estos residuos”, explicó.
Para la Municipalidad, en cambio, la concentración de pilas en desuso en los sitios habilitados genera menor impacto que el hecho de que estén dispersas en la ciudad, en contacto con agua o con otro tipo de residuos domiciliarios. Por esa razón, se mantiene la recolección de esta basura, pese a que no hay fecha cierta de su tratamiento final. Sobre todo porque hay pocas plantas de tratamiento en la Argentina que recepten residuos peligrosos y cumplan con los procesos para su desactivación.

Dónde llevarlas
El subsecretario de Ambiente municipal, Sebastián Roca, explicó que se está en trámite para que sean trasladas a Puerto San Martín, en Santa Fe, antes de fin de año, donde el Grupo Pelco trata los residuos industriales para reinsertarlos en un circuito de materiales reciclados, con componentes para su reutilización. Y se mostró sorprendido por el planteo provincial. “Tiene que quedar claro que el acopio de pilas no es un riesgo, no es contaminante. Y nunca desde la Provincia se hizo un señalamiento de este tipo porque se trabaja coordinadamente con ellos desde una comisión que se reúne todo los miércoles”, explicó el funcionario municipal, quien insistió que los residuos aún no fueron trasladados porque resta un permiso nacional.
Fuentes del directorio de Pelco, la planta de tratamientos de estos desechos, aclararon que hasta el momento la Municipalidad “sólo realizó un pedido de cotización”. “No hay una relación contractual, más que un pedido de costos hace meses. Tampoco hay fecha de recepción”, se explicó.
Ante las diferencias marcadas entre Municipalidad y Provincia sobre la recepción o no de las pilas, el ambientalista Raúl Montenegro señaló a La Voz que rechaza cualquier intento por cortar la cadena de recolección. “Se generaría un impacto social, cultural y ambiental desalentar la recolección cuando costó mucho esfuerzo y años para convencer a la gente que no la tire con la basura en su casa. No es ridículo ni razonable lo que plantea la Provincia, ahora bien, la Municipalidad debería tomar los recaudos mientras sean lugares transitorios hasta que tenga un tratamiento”, expresó.
.

Proyecto de limitar los plásticos en Capital Federal



¿Chau plásticos?: la Legislatura busca prohibir los sorbetes y descartables

Fecha de Publicación
: 03/10/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Las restricciones al plástico podrían llegar a la ciudad de Buenos Aires. Como ya se legisló en Pinamar y a los intentos en Mar del Plata se suma ahora la Capital, que debate un proyecto de eliminación progresiva de sorbetes y utensilios plásticos descartables. La iniciativa replica prácticas que se concretan en varias ciudades del mundo y obedecen a la preocupación que las Naciones Unidas han manifestado respecto de los residuos que llegan a los mares y se han convertido en verdaderas islas flotantes.
"Los consumidores de pescado ingieren hoy por hoy hasta 11.000 micropartículas de plástico por año para entender que esta problemática ha llegado para instalarse. Nadie está ajeno a sufrir las consecuencias ambientales y sanitarias de la producción irresponsable de plásticos. Sabiendo que hoy se arroja el equivalente a un camión cargado de plástico por minuto a los océanos, que la producción y la demanda permanecen en constante aumento, y que el tiempo de degradación de estos materiales varía entre varias décadas a varios siglos, no tenemos más remedio que tomar medidas al respecto, por más que nos resulten incómodas o incluso drásticas", sostiene uno de los argumentos del proyecto que ingresó en la Legislatura porteña, autoría de Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos).
El proyecto, que hoy está en la comisión de Ambiente, también está siendo discutido con el sector del plástico, que se verá obligado a reconvertirse. En ese sentido, el diputado explicó a Infobae que la eliminación será progresiva. Los plazos establecidos en la normativa son:

2020: Prohibición de tener utensilios descartables y sorbetes a la vista en locales de comidas y restaurantes (deben ser entregados en línea de caja)
2022: Prohibición de los sorbetes plásticos que (son lo que mayor daño causan en todo esto),
2026: Prohibición del resto de los utensilios descartables que no sean 100% biodegradables, bajando el porcentaje de componentes de origen orgánico al 40%, a incrementarse gradualmente según plan de progresividad.

La única excepción establecida en el proyecto abarca los utensilios para uso terapéutico y los productos que traigan sorbetes o utensilios de fábrica.
En Ecoplas, una sociedad civil especializada en plásticos y ambiente, rechazan la iniciativa. La industria insiste con que el problema es el mal uso del material y la falta de responsabilidad de descartarlo en el ambiente. "Es más fácil prohibir que educar. Los plásticos de un solo uso de Poliestireno (PS), PET y Polipropileno (PP) son reciclables. Es necesario separarlos en el hogar junto con los otros residuos reciclables (papeles, cartón, hojalata, vidrios y demás plásticos) para que se conviertan en un recurso para la industria recicladora acompañando la economía circular. En Argentina se están reciclando 225.000 toneladas de plástico, con una capacidad ociosa del 50%, por la baja separación de residuos", expresó Verónica Ramos, Gerente de Comunicación y Asuntos Públicos de Ecoplas ante la requisitoria de Infobae.
Y agregaron que, en sintonía con la política de destino final de residuos que planifica el gobierno porteño con la termovalorización o incineración de los residuos, "los plásticos tradicionales tienen un alto poder calorífico por lo que son ideales para la recuperación energética que desarrollará el Gobierno de la Ciudad".
"No es necesario el reemplazo y prohibición que propone el proyecto de ley del diputado Ferraro; debería encauzarse hacia un mensaje positivo a la comunidad: uso responsable y reciclado de plásticos de un solo uso tras la separación en el hogar, junto con los otros residuos reciclables, tales como el papel, cartón, hojalata, vidrios y demás plásticos. Están aprobados por las autoridades competentes en la materia y son necesarios para preservar la salud y evitar contagios", prosiguió Ramos.
La Ciudad de Buenos Aires generó, en 2015, 1.153.38 tn de residuos y más de 143.000 toneladas fueron plásticos (el 13%), según un informe elaborado por la Facultad de Ingeniería de la UBA. Y la ONU, cuya política este año es Un planeta sin plástico, indica que "si las formas de consumo y de gestionar los desechos no cambian, tendremos unos 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos en el año 2050".
Sin embargo, el tema también genera polémica en el seno de las negociaciones internacionales. De hecho, hace un par de semanas el G7 y varios países invitados no llegaron a un acuerdo de reducción y eliminación de este tipo de materiales ni pudo establecerse un plazo. Los rechazos más fuertes a una iniciativa canadiense fueron los de Japón y de los Estados Unidos.
"Comparamos normativa y creemos que puede llegar al recinto este año. Estamos trabajando con los sectores planteando plazos razonables. La ley sigue, además, los lineamientos de ciudad verde que desarrolla el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño", indicó el diputado.
El 1° de enero de 2017 la Ciudad prohibió la entrega de bolsas de polietileno en mercados y supermercados y la gente comenzó a adoptar la costumbre de llevar su propia bolsa o carro. Según cifras oficiales, sólo en un año se redujo la entre de 400 millones de bolsas.
.

Neuquén apuesta a una red provincial de reciclaje



Montan una red provincial de reciclaje para la basura

Fecha de Publicación
: 22/09/2018
Fuente: La Mañana de Neuquén
Provincia/Región: Neuquén


En unos meses, Neuquén tendrá camiones “verdes” que recorrerán los municipios del interior para recolectar plásticos, aparatos electrónicos y aceite usado. Los materiales se traerán a empresas de reciclaje radicadas en la capital provincial. La subsecretaría de Ambiente prevé invertir 2,2 millones de pesos para poner en marcha el proyecto.
La red de reciclaje tiene dos objetivos: ayudar a los municipios más chicos en el recupero de residuos secos y disminuir los costos al manejar un volumen a escala regional.
Mauro Leonart, director provincial de Ambiente, explicó que este plan forma parte del programa GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), previsto en la ley 2648.
El programa apunta a la clausura de los basurales a cielo abierto, pero también prevé financiamiento para regionalizar el tratamiento de residuos reciclables. Para cada tipo de material se pensó una estrategia distinta.
Leonart contó que hay algunos expedientes aprobados y otros en proceso de autorización, por lo que esperan iniciar los recorridos este año.
Uno de los proyectos consiste en contratar camiones para recuperar plástico y usar ese material en la fabricación de cestos, bancos y mesas. Para eso, aprovecharán los “puntos limpios” o contenedores comunitarios que ya existen en varias localidades neuquinas.
Destinarán cerca de 700 mil pesos para el transporte, que recorrerá 8 mil kilómetros en dos etapas. Primero irá al sur, volverá a Neuquén y partirá de nuevo hacia el norte. Luego, invertirán otros 600 mil en la compra del mobiliario urbano reciclado. En una futura etapa, incluirán un circuito para papeles y otro para vidrios.
“Hoy no tenemos información de cuántas botellas plásticas genera cada municipio, por ejemplo, y esos datos nos van a permitir tener un programa más ajustado el año que viene”, señaló Leonart.
.

El INTI apunta al reciclado de neumáticos



El INTI creó una comisión para impulsar el reciclado de neumáticos

Fecha de Publicación
: 16/09/2018
Fuente: argentina.gob.ar
Provincia/Región: Nacional


El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) creó una Comisión Permanente de Trabajo de Reciclado de Neumáticos, e impulsó de esta manera el desarrollo de una planta de reciclado de cubiertas en la provincia de Buenos Aires.
En el país se desechan anualmente 150 mil toneladas de cubiertas de las cuales un alto porcentaje posee un destino inadecuado, como puede ser la incineración o focos de contaminación que provocan la proliferación de roedores y de mosquitos vectores del dengue, ya que un neumático puede tardar más de 600 años en degradarse.
Desde el INTI se analizó el impacto de los desechos de neumáticos, para brindar soluciones efectivas a la comunidad y agregar valor a los residuos.
Por lo tanto, el INTI –junto al centro de Caucho- creó la comisión y solicitó la Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) para iniciar las tareas en la planta.
Después de analizar los cuatro proyectos presentados, la propuesta que tenía el capital y el mercado que hiciera posible la instalación de la primera planta recicladora de neumáticos en el país fue la de Regomax, una empresa ubicada en la localidad bonaerense de José León Suárez.
El INTI brindó asistencia técnica en toda la gestión necesaria para su puesta a punto, desde la nivelación del terreno cedido por CEAMSE, el diseño y tipo de equipamiento necesarios, hasta la asistencia técnica en toda la cadena de producción, desde la recepción del Neumático fuera de Uso (NFUs) hasta la obtención del gránulo de caucho, el principal producto obtenido del proceso de reciclado que sirve de insumo para la fabricación de césped sintético.
Las cubiertas de los autos, que pesan alrededor de siete kilos, se transportan con una cinta hacia una trituradora que la reduce a trozos de cinco a diez milímetros. En la actualidad la producción de Regomax a partir de los neumáticos usados se compone de un 95 por ciento de gránulos de caucho que se utilizan como piso para las canchas de pasto sintético y el resto polvo de caucho como insumo para la industria del sector.
El granulado obtenido del procesamiento de los neumáticos se mezcla con arena y se coloca debajo de la alfombra de césped sintético para dar amortiguación y extender la durabilidad del pasto.
.

Residuos, extender la responsabilidad al productor como opción



¿Quién se hace cargo de los envases?: se abrió el debate

Fecha de Publicación
: 13/09/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Nacional


El Congreso analiza la responsabilidad sobre botellas y paquetes. El plástico, uno de los residuos que más crece. Qué dice el Instituto Argentino del Envase sobre la responsabilidad de fabricantes y productores.
Los malos basurales gozan de buena salud y a Córdoba, como a todo el país, le cuesta encaminar políticas para un tratamiento más sustentable de los residuos. En esta provincia, menos del cinco por ciento de los habitantes tiene hoy servicios de recolección diferenciada. El porcentaje de los desechos que se recuperan para reciclar es también muy bajo. Mientras menos se recupera, más se entierra. O, peor, queda contaminando sin tratar.
En este marco, los envases –sobre todo derivados de plásticos– representan un dilema especial: cada vez hay más de ellos entre los residuos que desechamos. Hasta en los océanos son un problema por su acumulación.
En Argentina, hace años se promete discutir en el Congreso una “ley de envases” que ordene en esta materia. Para algunos sectores, el que pone en el mercado el envase debe hacerse cargo de su destino final (lo que se llama “responsabilidad extendida del productor”). Para otros, la cadena de responsabilidades es más compleja.
Ayer estuvo en Córdoba Roberto Sánchez, coordinador del área Medio Ambiente del Instituto Argentino del Envase. Participó de la jornada Reciclar, organizada por Green Drinks Córdoba y la Universidad Tecnológica Nacional. Antes de ese encuentro, habló con La Voz sobre lo que hoy se discute en torno a qué hacemos con tanto envase, aportando la perspectiva del sector industrial que representa.

Un asunto pendiente
El Instituto Argentino del Envase es una asociación civil sin fines de lucro, creada hace medio siglo por empresas relacionadas con el empaquetamiento (del vidrio, el cartón, la madera, el plástico y otras). Casi 400 firmas de todos los rubros y materiales lo integran. “Tiene como misión el desarrollo de la industria del envase, apuntando a mejorar la calidad de vida de la gente y el cuidado del ambiente”, apuntó Sánchez.
“Los envases mejoraron la calidad de vida: consumir un yogur fabricado a 500 kilómetros y dos semanas después, en buenas condiciones, es un servicio que presta un envase. Pero a la vez, como todo lo que se hace, deja una huella ambiental, un impacto que empezamos a darnos cuenta de que es importante contemplar”, admitió.
Sánchez remarcó que esa institución analiza el impacto ambiental de los envases desde hace años. “Lo abordamos en su sentido más amplio: desde revisar cómo usar menos materia prima, o menos energía y agua para fabricarlos, a cómo reducir su presencia como residuo o cómo mejorar el circuito del reciclado”, apuntó.
Sobre la ley de envases, que suma proyectos en el Congreso, pero nunca termina de ser aprobada, Sánchez opinó: “Nosotros apoyamos la necesidad de una ley ordenadora. Creemos que la sociedad en su conjunto debe tomar cartas en ese asunto. Una buena ley ayudaría mucho. Hay aún discusiones, sobre matices”.
El gran bonete

–Lo más discutido es quién se hace cargo del envase como desecho. ¿El productor o fabricante no es su responsable final?
–Es lo que llaman la responsabilidad extendida del productor. Es un criterio que parecería aceptado y, con matices, se avanza hacia eso. Pero la discusión está en qué grado de responsabilidad le corresponde a cada uno. Toda la industria está de acuerdo en que hay que sacar una ley de envases. Algunos creen que la gestión debe ser privada, otros, estatal, y hay quienes prefieren algo mixto. El sector privado plantea que esto no debería transformarse en un nuevo impuesto, sino en un sistema para gestionar con eficiencia este tema. Algunos sostienen que la responsabilidad, y el costo, es para los dueños de las marcas que ponen los envases en el mercado. Otros piensan que la cosa debe ser más compartida con otros actores de la cadena, como los fabricantes del envase o de la materia prima. Y otros apuntan a lo que llaman la ‘percepción anticipada’, es decir que el fabricante de la materia prima ponga ese dinero y lo cargue en el precio de ese material, de manera que de allí en adelante se sostenga ese costo y no aparezcan otros adicionales. La industria de la materia prima apunta que no tiene cómo saber en qué se usa su producción, porque no todo va a envases. Todo eso está en debate.

–Chile fue el primer país de Sudamérica con ley de envases. Recién está empezando a aplicarla, pero admiten que un buen tratamiento implicaría un leve costo mayor para los consumidores, en cada compra…
–Es un debate que como país aún nos hemos negado. Hasta ahora, los consumidores nos hemos dado el lujo de trasladarle el costo del destino final del envase al Estado. Antes, cuando yo compraba aceite debía llevar la botella de vidrio vacía y el negocio la guardaba y entregaba al mayorista, que la regresaba al fabricante del aceite que, a su vez, debía lavarla y volverla a llenar. Así pasaba con tantos productos. Iban y venían los envases y el cajón de alambre o luego de plástico. En general, eso generaba menos residuos y menor impacto, aunque habría que hilar fino con los fletes y el lavado, por ejemplo. Pero, en general, el envase reutilizado es más sustentable en lo ambiental. Variaron los hábitos comerciales y de consumo y el envase descartable, más liviano, representa, por ejemplo, que no haya más tantos depósitos. Y el Estado se fue haciendo cargo de su destino: esos envases ya no volvían sino que terminaban en la recolección de basura de cada municipio. Y esa recolección, y tratamiento final, cuesta. Este modelo implica que toda la sociedad absorbe los costos de los que más consumen. El Estado se hace cargo de todo ese costo y no en proporción al consumo de envases de cada uno.

–Traducido: ¿que las empresas se hagan cargo, pero que los consumidores sean corresponsables? Que el que más descartable consume, más aporte para su tratamiento…
–Quiero decir que es legítimo si asignamos ese costo al que se beneficia por ese servicio. Tanto la empresa que hace el negocio con ese envase como el consumidor que los usa. Es el modelo que se aplica, en general, en los países donde funcionan leyes de envases. Adicionalmente, se impone que la comunidad asuma otra tarea para que todo tenga sentido: que separe los envases de los residuos en su hogar. Entonces, el costo se hace razonable. El cuidado que hay que tener es que esto no se transforme en una caja negra que nadie sabe qué sucede adentro. El Estado tiene déficit y los municipios tienen en la recolección de residuos su mayor gasto después de sueldos. Pero muchos recolectan seis días por semana, que es una exageración costosa. Habría que ahorrar ahí, para poder hacer por ejemplo una recolección diferenciada.

El hilo más delgado
–De lo macro que plantea, a lo micro: a los recuperadores de papel, plástico o vidrio, que apenas subsisten, se les paga muy poco. Si eso no mejora, es difícil afianzar un modelo razonable…
–Sí, es real. En general, la economía de las cooperativas de recuperadores se sostiene porque el Estado las subsidia. Hay tiempos en que lo que juntan vale más y otros en lo que vale menos. Pero siempre es muy básico. Hay que ir a un modelo que contemple eso. Si se pudieran reducir los enormes costos de recolección, podrían derivarse recursos a mejorar el circuito de los recuperadores. Otra cosa es ayudar a que esas cooperativas puedan acortar las cadenas de comercialización.
.

Incineración: dinero para cambiar la opinión de periodistas



Incineración de basura: “El dinero de todos es para disciplinar periodistas”

Fecha de Publicación
: 12/09/2018
Fuente: Plural Noticias
Provincia/Región: CABA


La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº35, a cargo de Celsa Ramírez, de la Unidad Fiscal Sur determinó que el material de estrategias de manipulación pública y la entrega de pauta oficial para cambiar la posición de periodistas sobre la incineración de residuos, salió de las oficinas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
La causa se había iniciado por una denuncia penal contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por parte del abogado Alejandro Viale, la legisladora Myriam Bregman y el ex diputado de la Ciudad, Facundo Di Filippo.
A partir de este peritaje, Viale sostuvo que se evidenció la utilización del dinero de los ciudadanos “para disciplinar periodistas”. De hecho, consideró que pone sobre la mesa por qué no existen investigaciones periodísticas respecto a la cantidad de negocios con obras y tierras públicas. “Todo eso se mantiene en lugares subterráneo”, planteó sobre el blindaje al alcalde de la Ciudad.
“El Gobierno nunca los cuestionó (sobre las pruebas presentadas) porque sabía que eran verdaderos”, expresó. En diálogo con FRECUENCIA ZERO, el abogado marcó que podrían configurarse tres delitos: abuso de autoridad, malversación de fondos públicos y incumplimiento de los deberes de funcionario público.
.

Entre Ríos inspecciona (con acting) una controvertida empresa

Nación y Provincia realizaron inspección conjunta a empresa

Fecha de Publicación
: 29/07/2018
Fuente: El Once (Entre Ríos)
Provincia/Región: Entre Ríos


La Secretaría de Ambiente de la provincia y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a la empresa Soluciones Ambientales, ubicada en Estación Carbó. Participó también el municipio de Gualeguay.
En el marco del ordenamiento ambiental del sector industrial que lleva adelante el gobierno de Entre Ríos, se realizó una inspección conjunta entre la Secretaría de Ambiente de la provincia y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a la empresa Soluciones Ambientales, ubicada en Estación Carbó. Participó también el municipio de Gualeguay.
Cumpliendo con el compromiso asumido por la provincia durante un encuentro que se realizó en mayo pasado con representantes de la empresa y del municipio, se desarrolló este miércoles una inspección conjunta con Nación a Soluciones Ambientales, planta de tratamiento de residuos peligrosos que opera en Estación Carbó. Desde la provincia se invitó al municipio de Gualeguay para que acompañe el proceso.
Estuvieron presentes el secretario de Ambiente, Martín Barbieri; el subsecretario del mismo organismo, Lucio Amavet; el subsecretario de Fiscalización y Recomposición, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, Juan Trebino; el viceintendente de Gualeguay, Mauricio Balbuena; la directora Medio Ambiente del municipio, Verónica Gómez; Pablo y Eliana Vicino de Soluciones Ambientales; concejales y funcionarios de Gualeguay; técnicos de Nación y la provincia, entre otros.
"Como nos ha instruido el gobernador Gustavo Bordet estamos trabajando en el ordenamiento ambiental de cada una de las industrias y empresas de la provincia, en función del grado de complejidad y visibilizando el conflicto social que existe alrededor de ellas", expresó Barbieri. Y agregó que, en ese marco, "estamos llevando adelante acciones conjuntas como éstas, con Nación y los municipios, con el objetivo de clarificar la situación ambiental de cada industria llevando tranquilidad a la población y a las empresarios".
En la oportunidad, técnicos de la Secretaría de Ambiente recorrieron junto a personal de Nación y de la empresa los distintos sectores de la planta como el galpón de almacenamiento de residuos peligrosos, calderas, sistema de tratamiento de efluentes líquidos y el horno incinerador de residuos peligrosos.
También se realizaron tomas de muestra de agua superficial en dos sectores dentro del predio y subterránea en los freatrímetros. Quedó pendiente el monitoreo de aire que no pudo realizarse por las condiciones climáticas. El mismo se concretará en los próximos días por la Secretaría de Ambiente de la provincia.
Soluciones Ambientales S.A. es una empresa dedicada a la gestión de residuos peligrosos. Allí se reciclan principalmente residuos de hidrocarburos derivados de las actividades de los talleres, industrias y navieras. Sus actividades principales son la destilación, descontaminación de piezas plásticas y metálicas; tratamiento físicoquímico, clasificación, reempaque para la derivación de residuos y el tratamiento térmico.
.

Cierran el último megabasural de la cuenca Riachuelo



Cerraron el macrobasural municipal de Cañuelas

Fecha de Publicación
: 25/07/2018
Fuente: Diario Popular
Provincia/Región: Riachuelo


Con el cierre del predio, que la comuna utilizó como vertedero de residuos durante los últimos 50 años, ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 en la cuenca Matanza-Riachuelo.
El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, y la presidenta de ACUMAR, Dorina Bonetti, anunciaron ayer el cierre y recomposición del predio que utilizaba el municipio de Cañuelas como vertedero de residuos en la cuenca Matanza - Riachuelo durante los últimos 50 años.
En noviembre pasado, la Coordinadora Ecológica Area Metropolitana (CEAMSE) comenzó, a partir de un acuerdo con ACUMAR, los trabajos para cerrar en forma definitiva los dos vertederos de la Cuenca Alta, en Marcos Paz y Cañuelas.
El mes pasado concluyeron los trabajos de cierre del vertedero de Marcos Paz y ayer se realizó el acto de cierre definitivo del basural municipal de Cañuelas, el último basural a cielo abierto de la Cuenca Alta.
Con su cierre, ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 en la Cuenca.
El acto contó con la presencia además de autoridades municipales y del juez federal de Morón, Jorge Rodríguez.
Bonetti destacó que el cierre “es un logro que conseguimos trabajando en equipo con el municipio, CEAMSE, el Ministerio de Ambiente y el Juzgado de Morón”.
“Agradezco la oportunidad de poder contribuir a resolver este problema que lleva más de 50 años en este Municipio”, sostuvo la funcionaria y concluyó: “Este es un día histórico para el municipio, para ACUMAR y para el ambiente”.
En tanto, el ministro Bergman felicitó a los responsables de esta tarea y remarcó que “esto es ejemplo de que se puede trabajar en equipo a pesar de las diferencias” políticas.
“Lo importante de este cierre es que entendemos que no hay que volver a dañar este espacio”, apuntó.
Finalmente, el intendente local, Gustavo Arrieta (FPV) destacó: “Nunca renunciamos a seguir trabajando a pesar de las diferencias. Este paso histórico es un gran desafío en épocas difíciles y estamos dispuestos a asumirlo porque es importante para el pueblo de Cañuelas”.
El predio de unas 7 hectáreas recibía más de 1.200 toneladas de residuos por mes: desde el comienzo de los trabajos de cierre, ACUMAR asumió el compromiso del transporte y la transferencia de los residuos generados por el municipio hacia alguno de los centros de disposición de CEAMSE, además se comenzó a construir el Ecopunto, que permitirá recuperar una buena parte de la corriente de áridos y residuos de poda.
Los trabajos realizados en el predio, ubicado en las cercanías de la ruta provincial 6 a unos 2 kilómetros de la intersección con la ruta nacional 205, se denominan “cierre técnico” y consiste en la nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno, la remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, los cuales son llevados al relleno sanitario de CEAMSE, la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con una capa de tierra negra no menor a 60 centímetros de espesor para proceder, por último, al sembrado de vegetación.
Además, se construyeron tres pozos de monitoreo de agua subterránea para tener un control estricto del predio y la infraestructura para los controles y monitoreo de Biogás, y además se construyeron los desagües pluviales, una barrera forestal en la que fueron plantados árboles provistos por CEAMSE, se informó oficialmente.
El trabajo de cierre tomó 8 meses y se realizó con dos retroexcavadoras, una topadora, una retropala y dos camiones volcadores de 14 m3.
.

Incineración en Capital Federal: experto inglés advierte



Un prestigioso químico inglés advierte: "La termovalorización es costosa y tóxica"

Fecha de Publicación
: 24/07/2018
Fuente: La Política On Line
Provincia/Región: CABA


Paul Connett, uno de los mayores expertos sobre basura, advirtió sobre los peligros de la incineración de basura. "La incineración es la manera más costosa de gestionar los residuos. Si avanza, va a someter a la Ciudad de Buenos Aires una deuda de más de 30 años. Y a pesar de invertir tanto dinero, se van a crear muy pocos puestos de trabajo", señaló el químico inglés.
Meses atrás la Legislatura aprobó modificaciones a la ley de Basura Cero que abren las puertas a la termovalorización, una modalidad que genera energía al tiempo que incinera los residuos. Con el relleno sanitario del Ceamse a punto de colapsar desde el gobierno porteño consideran que la incineración es la mejor salida para la Ciudad. Por el momento la Justicia suspendió la aplicación de la ley, pero sin una sentencia definitiva.
"Por cada 4 toneladas de materiales que uno quema produce 1 tonelada de ceniza tóxica que nadie quiere. La incineración no elimina los rellenos sanitarios", explicó Connett durante una charla en la Legislatura porteña organizada por Greenpeace y Unidad Ciudadana. Según el científico el proceso además provoca el desprendimiento de partículas que pueden causar enfermedades.
El químico inglés trabaja la temática de la basura "desde hace más de 33 años", tiempo en el cuál recorrió 66 países disertando sobre los residuos.
"Los incineradores vuelven impopulares cuando los ciudadanos se vuelven conscientes se sus costos y peligros. Los incineradores son tremendamente costos. Se pueden crear más puestos de trabajo mediante el reciclaje", recomendó.
Leonel Mingo de Greenpeace pidió "dejar de ver a los residuos cómo basura y empezar a verlos cómo lo que son: recursos" y criticó los cambios de meta de la ley de Basura Cero.
"En 2017 ya se redujo a 1100000 toneladas lo que se envía al Ceamse pero por ley este año la Ciudad puso las metas en 1065000 para 2021. Van a anunciar que cumplieron con las metas sin haber hecho nada", apuntó.
La periodista Pilar Assefh sostuvo que "la ley avanzó en silencio y sin debate. No nos dieron información ni nos contestaron por qué si la Ley de Basura Cero era tan buena querían modificarla. La gente tiene derecho a discutir si esto es lo que quiere para su Ciudad".
Jackie Flores del Movimiento de trabajadores excluidos (MTE) fue una de las más aplaudidas de la tarde y también se expresó contra el proyecto de incineración. "Las cooperativas cartoneras existimos y vamos a seguir existiendo. No necesitamos que nos ofrezcan trabajo, nosotros lo generamos. Tenemos lo necesario para cumplir todo lo que implica la ley de Basura Cero", aseguró.
La justicia porteña suspendió provisoriamente a fin de junio la aplicación de la ley que permite incinerar residuos en la Ciudad luego de una presentación de cooperativas de cartoneros. La jueza Elena Liberatori consideró que cualquier modificación al Código Ambiental debe hacerse con el procedimiento de doble lectura.
.

Rotundo cambio de paradigma sobre las pilas como residuo



La Legislatura porteña aprobó una ley para que las pilas sean tratadas como "residuos peligrosos"

Fecha de Publicación
: 16/07/2018
Fuente: Ambito Financiero
Provincia/Región: CABA


La Legislatura porteña aprobó este jueves con 53 votos a favor y 2 abstensiones un proyecto para que las pilas de uso diario sean tratadas como "residuos peligrosos" y se les dé un tratamiento especial a la hora de su descarte, para así garantizar la "gestión ambiental".
A la ley votada se le incorporaron aportes sustanciales de otro proyecto del diputado Claudio Heredia acompañado por María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Santiago Roberto, todos integrantes del Bloque Peronista, que se encontraba en la Comisión de Ambiente desde marzo 2017. Esa iniciativa contemplaba que las pilas usadas fueran incorporadas a la Ley 2214 como "residuos peligrosos".
Este punto resultó fundamental para el avance del proyecto en comisiones principalmente porque hace pocas semanas se votó la modificación de la Ley de Basura Cero la cual permite el sistema de termovalorización o incineración de residuos. Era imprescindible, entonces, que las pilas en desuso fueran categorizadas como "residuo peligroso" y de esta manera se evitara que en su disposición final sean quemadas o enterradas.
"Para nuestro Bloque era esencial marcar esta diferencia con el proyecto del Ejecutivo para que bajo ninguna circunstancia las pilas terminen siendo incineradas o se obstaculice el proceso en una etapa de reciclado. Al ser catalogadas como residuo peligroso en su disposición final garantizamos el tratamiento adecuado en todas sus etapas", explicó el diputado Heredia.
La iniciativa establece que toda persona que produzca, importe, distribuya y/o comercialice pilas deberá presentar un "Plan de Gestión Ambiental de Pilas en Desuso en forma individual o colectiva ante la autoridad de aplicación".
"Hoy estamos legislando sobre un tema que los porteños reclamaban y demandaban, estamos cuidando su salud y el ambiente y asignándole al Estado el rol fundamental de controlador para que el espíritu de esta Ley se mantenga intacto", cerró el diputado Heredia.
.

Argentina genera 9 kilos de RAEE por persona

Cada habitante genera 9 kilos de basura electrónica
 
Fecha de Publicación: 11/07/2018
Fuente: Comercio y Justicia
Provincia/Región: Nacional


Argentina es el cuarto país de la región que más cantidad de residuos produce por persona y el tercero en general en América Latina. El que mayor volumen de basura desperdicia es Brasil, seguido por México
Smartphones viejos, notebooks, televisores rotos, computadoras, tablets en desuso son algunos de los dispositivos que los argentinos tiran cada año hasta llegar a un promedio de casi nueve kilos de desechos electrónicos por persona.
Así lo reveló un nuevo estudio realizado por la GSMA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que analizó la cantidad promedio de desechos electrónicos personales, la “e-basura”, en los países de América Latina y el mundo.
Argentina es el cuarto país de la región que más residuos genera por habitante (8,7 kg); precedido por Uruguay (11,1 kg), Costa Rica (9,9 kg) y Chile, (9,1 kg).
Los desechos electrónicos generados globalmente alcanzaron 46.000 kilotoneladas (kt) en 2017, con América Latina representando nueve por ciento del total global, es decir 4.400 kt.
El podio de los desechos electrónicos en América latina tiene a Brasil al tope, con más de 1.500 kt, seguido por México, por encima de 1.000 kt. Argentina, por su parte, está tercera, con casi 500 kt registradas en 2017, de acuerdo con el reporte basado en datos de la Universidad Naciones Unidas y elaborado por GSMA Latinoamérica junto al Banco Interamericano de Desarrollo.
Comparado con el informe de 2016, este panorama no difiere a los registros del anterior período, que cuenta con cifras similares.

Inferior
El promedio de e-basura de América Latina es de 6 kilogramos, un número claramente inferior al de otras regiones como Asia, con más de 19 mil kt, y Europa con 12,4 mil kt.
“La industria de las TIC regional está tomando medidas para garantizar una producción sostenible de dispositivos e infraestructura de red y evitar impactos negativos en el medio ambiente relacionados con los desechos de productos electrónicos”, destacó el informe.
“No obstante, los gobiernos de la región deberían desarrollar mejores incentivos para reciclar y reutilizar los equipos eléctricos y electrónicos. Para continuar avanzando hacia una economía circular, es necesario que los países de América Latina implementen políticas adicionales en el sector de las TIC, como es el caso del enfoque de responsabilidad extendida del productor (REP)”, agregó.

Por rubro
Otro de los datos curiosos está vinculado con los smartphones: más allá del boom de los teléfonos en la mayoría de los países de la región, este rubro representa sólo uno por ciento de los dispositivos que se desechan, es decir, 46 kilotoneladas de e-basura.
.

Incinerar basura es una mala decisión en Capital Federal

Por qué incinerar basura es una mala decisión

Fecha de Publicación
: 08/07/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Hace más de un mes, la Legislatura de Buenos Aires tomó una decisión errónea y lamentable. Los legisladores decidieron priorizar una tecnología contaminante, como la incineración, en vez de promover el cumplimiento de los objetivos de reducción de residuos, contemplados en la ley de basura cero. Al aprobar esta ley en 2005, Buenos Aires se puso a la vanguardia de las ciudades más progresistas del mundo, al igual que San Francisco, en California, que propone una visión de que el siglo XXI necesita una transformación que vaya de una sociedad descartable a una sociedad sostenible.
Durante los últimos 32 años, antes y luego de mi jubilación como profesor de química ambiental y toxicología, me he opuesto activamente a la construcción de incineradores y he investigado formas sostenibles de gestionar los recursos descartables para evitar la incineración y los rellenos sanitarios. En mi libro La Solución Basura Cero. Limpiando el Planeta de Basura comunidad a comunidad, describo 10 pasos para alcanzar Basura Cero. Estos son: separación en origen; recolección puerta a puerta; compostaje; reciclaje; centros comunitarios de reutilización y reparación; multas a quienes no separen residuos; otras iniciativas de reducción de desechos; instalaciones para separar y seleccionar la fracción residual; centros de investigación de basura cero para un mejor diseño industrial, y rellenos sanitarios temporales para el material orgánico. Entre 1985 y 1995, como director de Work on Waste USA, ayudé a las comunidades a frenar la construcción de aproximadamente trescientas plantas de incineración en los Estados Unidos y Canadá. Desde 1997, solo se construyó una planta en los Estados Unidos.
La decisión de Buenos Aires de construir siete incineradores (uno en la ciudad y otros seis en la provincia) implicará miles de millones de dólares de inversión, por lo que el país quedará cautivo en una deuda durante los próximos 25-30 años. Tal deuda solo podrá pagarse haciendo uso de las incineradoras al máximo, eliminando así cualquier posibilidad de desarrollar alternativas sustentables, como el reciclaje. Además, para esta enorme inversión se crearán muy pocos empleos locales. Se perderán valiosos recursos materiales. A su vez, la comunidad tendrá que lidiar con la contaminación del aire generada por la incineración. Este negocio puede ser muy redituable para un grupo reducido de personas, pero para la gran mayoría de los ciudadanos será una pesadilla económica y de salud pública.
A pesar de los avances tecnológicos, los incineradores emiten muchas sustancias tóxicas. Estas incluyen metales tóxicos, dioxinas y compuestos relacionados. En el caso de estos últimos, son persistentes y altamente perjudiciales para la salud. Estas emisiones tienen forma de nanopartículas, que al ser tan pequeñas atraviesan los dispositivos de control de contaminación del aire. A su vez, ingresan fácilmente al organismo y pueden cruzar de forma rápida las membranas del pulmón. En ciudades como Buenos Aires, muchas enfermedades y muertes pueden atribuirse a la contaminación del aire. Este impacto combinado a las plantas de incineración empeorará la situación.
Por otro lado, la incineración no elimina la necesidad de contar con rellenos sanitarios. Por cada cuatro toneladas de residuos quemados que se produce, al menos una tonelada se transforma en cenizas tóxicas. Irónicamente, cuanto mejor sea el incinerador, más tóxica será la ceniza.
Los principios de basura cero, que incluyen programas de separación y reciclaje, fomentan la creación de empleos para lograr estos objetivos. Si la incineración se introduce en Buenos Aires, los trabajadores del sector del reciclaje tendrán su trabajo permanentemente en riesgo. Está demostrado que estas plantas generan poco empleo. Por ejemplo, uno de los incineradores más importantes de Italia, construido en la ciudad de Brescia, costó alrededor de quinientos mil millones de dólares, pero solo produjo 80 puestos de trabajo. He comparado este caso con lo sucedido en Nueva Escocia, en Canadá, que al evitar la incineración creó mil puestos de trabajo directos en la recolección y manejo de residuos, y otros dos mil empleos en las industrias que utilizaron los materiales reciclados.
Buenos Aires todavía tiene la oportunidad de detener esta mala decisión. No solo la incineración es mala para la ciudad, es mala para el planeta.
Nuestra tarea en el siglo XXI no es encontrar mejores formas de destruir los materiales desechados sino dejar de fabricar productos para que sean posteriormente eliminados. Tenemos que convertir una economía lineal en una economía circular. Para hacer eso, necesitamos un mejor diseño industrial y no una mejor destrucción. Este es el imperativo clave detrás de una verdadera estrategia de basura cero. Necesitamos que Buenos Aires sea un mejor ejemplo para América Latina y el resto del mundo.

Por Paul Connett
El autor es fundador de la teoría de basura cero.

El contaminado vertedero de Salta en la justicia



Contaminación en el Vertedero: una vecina le contó al juez los dramas que viven

Fecha de Publicación
: 07/07/2018
Fuente: La Gaceta (Salta)
Provincia/Región: Salta


Se realizó una audiencia en el Poder Judicial en la que la Provincia reconoció que hay metales pesados.
En la Sala de Grandes Juicios de Ciudad Judicial se llevó a cabo una audiencia en la causa que investiga la posible contaminación del Vertedero San Javier. Entre las partes presentes, estuvieron los vecinos que iniciaron las acciones y aprovecharon para relatar los dramas que viven a diario.
Una vecina que vive en la segunda manzana del barrio Justicia, a unas cinco cuadras del Vertedero, en una casa que ya le fue preadjudicada por Tierra y Hábitat, contó que ella y todos los vecinos sufren la presencia de ratas  y olores insoportables.
“Los chicos tienen problemas en la piel, les salen hongos en el cuero cabelludo y los médicos dicen que es por la tierra, porque juegan en el piso”, relató la mujer al juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Marcelo Domínguez.
Entre otros dramas que suelen padecer, la mujer mencionó que la basura se vuela por el viento constantemente y que, sobre todo en verano, los olores son muy fuertes.

Cuestionamientos a la infraestructura y a los controles
Quien también hizo uso de la palabra fue Hugo Rodríguez, un ex trabajador de Obras Sanitarias de Salta que se dedicaba a hacer inspecciones. Resaltó que desde que se privatizaron los servicios, los controles dejaron de funcionar como corresponde y que por eso hoy la contaminación es grande y letal, apuntando contra lo hecho por Aguas de Salta, Aguas del Norte y contra el Ente Regulador por hacer los controles suficientes.
“La evaporación de los líquidos lixiviados hace que la contaminación esté en el aire, por eso no alcanza con lavarse las manos”, señaló.
Luego de destacar la importancia social del agua, afirmó que la ciudad no cuenta con una buena infraestructura en la materia.
La audiencia se celebró por la acción que fue promovida en contra del municipio capitalino, la empresa Agrotécnica Fueguina, Secretaría de Medio Ambiente y la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia.
Por eso estuvieron representantes de todas las partes y mientras Agrotécinca defendió su gestión, los emisarios provinciales reconocieron que en el Vertedero hay metales pesados.
Los representantes tanto de la municipalidad como de la empresa negaron la existencia de filtraciones de lixiviados que pudieran llegar al río Arenales y puntualizaron las condiciones arcillosas del suelo que impedirían las filtraciones. El río Arenales recorre 16 kilómetros de la ciudad de Salta.
Citaron que el líquido captado disminuye producto de la evaporación y advirtieron que se busca nueva tecnología para el tratamiento de los lixiviados. Este líquido queda en una pileta de captación.
Los representantes tanto de la Municipalidad como de la empresa negaron la existencia de filtraciones de lixiviados que pudieran llegar al río Arenales y puntualizaron las condiciones arcillosas del suelo que impedirían las filtraciones. El río Arenales recorre 16 kilómetros de la ciudad de Salta.
Citaron que el líquido captado disminuye producto de la evaporación y advirtieron que se busca nueva tecnología para el tratamiento de los lixiviados. Este líquido queda en una pileta de captación.
El juez resolvió ampliar los puntos de medición del estudio que le exigió a la empresa y advirtió que analizara hacer una inspección ocular en el lugar.
.

Frenan en la justicia el plan para incinerar basura



La Justicia porteña suspendió la autorización para incinerar basura

Fecha de Publicación
: 02/07/2018
Fuente: Clarin
Provincia/Región: CABA


La Justicia porteña suspendió la autorización para que el Gobierno de la Ciudad pueda incinerar residuos, según fuentes oficiales.
Lo dice un fallo de la jueza Elena Liberatori, del Juzgado de 1° en lo Contencioso y Administrativo porteño, que ordena la "suspensión inmediata de los efectos de la ley 5.966", aprobada por la Legislatura en mayo.
Ambientalistas y cartoneros se oponen a esa norma porque afirman que el sistema que respalda afecta a la salud y al medio ambiente, y temen por las fuentes de trabajo de recicladores. La ONG Greenpeace también indicó que es caro.
El de la basura es un problema clave. Aunque se hicieron campañas en Capital y se entierran menos desechos, el Área Metropolitana está rezagada, lo que se recicla no es suficiente y advierten que en cinco años el relleno sanitario colapsará.
 La ley 5.966, del 3 de mayo, modificó a la 1.854, de Basura Cero, de 2005, al autorizar la combustión de residuos sólidos urbanos con recuperación de energía (termovalorización), con independencia del grado de reducción de la cantidad de residuos que son destinados a disposición final a los rellenos sanitarios.
La demanda fue presentada por la Federación de Cooperativas de Reciclado Limitada, la Cooperativa El Ceibo, la Cooperativa de Trabajo El Álamo, la Cooperativa de Trabajo las Madreselvas, la Cooperativa de Trabajo Reciclando Trabajo y Dignidad, la Cooperativa del Sur, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), la Asociación por la Justicia Ambiental (AJAM) y Greenpeace Argentina. Según el Observatorio del Derecho a la Ciudad, que la patrocinó, en los fundamentos de la sentencia figura que las cuestiones ambientales tienen dispuesto que el procedimiento legislativo sea el de doble lectura y no se cumplió.
El fallo, agregaron las fuentes, también indica que el Plan Urbano Ambiental dispone que debe aprobarse un Código Ambiental para poner en marcha las acciones ordenadas en dicho Plan. "Sobre la base de esta obligación constitucional incumplida desde el año 1996, tanto por el GCBA y por la Legislatura de la Ciudad, se ha construido la costumbre de que los proyectos que involucran materia o asuntos medioambientales, se legislan porprocedimiento común, una verdadera corruptela", señalaron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad.
Tras aprobarse la ley en cuestión, en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dijeron a Clarín que es más barato recuperar el material reutilizable que quemarlo. Y desde el oficialismo en la Legislatura indicaron que esa norma garantiza que los reciclables no serán incinerados. Pero para ambientalistas este punto no está claro.
De hecho, las cooperativas de recuperadores urbanos, que reúnen a 5.500 trabajadores, indicaron que temen que se quemen también reciclables: entonces se quedarían sin trabajo.
.

Acumar dió por terminada la clausura del basural Marcos Paz



Acumar cerró el basural de Marcos Paz

Fecha de Publicación
: 17/06/2018
Fuente: El Comercio On Line
Provincia/Región: Buenos Aires


Luego de seis meses de trabajo, se dieron hoy por finalizadas las tareas de limpieza y acondicionamiento de uno de los dos macrobasurales que quedaban en la Cuenca Matanza-Riachuelo, el de Marcos Paz, y en los próximos meses, con el cierre del vertedero de Cañuelas, ya no habrá disposición a cielo abierto.
 Así se informó tras la firma el acta de entrega del predio saneado al municipio, de la que participaron el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman; la presidenta de ACUMAR, Dorina Bonetti; y el titular del CEAMSE, Gustavo Coria.
En noviembre del año pasado la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE) había comenzado, a partir de un acuerdo con ACUMAR, los trabajos que permitieron cerrar en forma definitiva este macrobasural de la Cuenca Alta.
Durante el acto, que contó con la presencia del intendente local, Ricardo Curutchet, y el juez federal Jorge Rodríguez, Bonetti celebró que "el municipio asuma este compromiso ante su gente y que tenga un proyecto que los incluya y que invite a todos los vecinos de la Cuenca a disfrutar de un nuevo espacio recuperado, en favor del ambiente y de todos".
Hasta hoy existían en la Cuenca Matanza Riachuelo dos macrobasurales, este de Marcos Paz y el de Cañuelas, muy próximo a su cierre.
El Municipio de Marcos Paz genera unas 700 toneladas mensuales que dese noviembre son dispuestas en los predios de CEAMSE.
El cierre de este macrobasural, ubicado en Acceso Zabala y Arroyo Morales, requirió tareas de limpieza y acondicionamiento del predio que incluyeron nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno, remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con tierra y, por último, el sembrado de vegetación.
Además, se construyeron sistemas para el monitoreo de agua subterránea, de desagües perimetrales, se implantó una barrera forestal en el límite del predio y se construyó infraestructura para los controles de biogás.
"Nos alegramos que para Marcos Paz sea un día histórico y que podamos trabajar todos juntos, ya que por encima de nuestras diferencias creemos todos que no hay agenda que pueda unir más a los argentinos que cuidar el ambiente", afirmó Bergman.
Desde el comienzo del acuerdo, ACUMAR asumió la responsabilidad de la transferencia y transporte de los residuos generados por el municipio que, al no utilizar más este vertedero, debe enviarlos a disposición final a los rellenos sanitarios de CEAMSE: el acuerdo con la comuna es por un año, con renovación automática.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs