La pandemia de la deforestación en el chaco salteño

 


En el Chaco salteño la depredación del bosque nativo es otra pandemia

Fecha de Publicación
: 09/06/2021
Fuente: El Tribuno
Provincia/Región: Salta


El palo santo está siendo arrasado en Santa Victoria Este. A metros de la escuela de San Bernardo hay más de 1.000 postes de la especie protegida listos para su venta ilegal.
Ayer, en el Día Mundial del Medio Ambiente, referentes originarios de Santa Victoria Este alertaron sobre una pavorosa depredación de palo santo, quebracho colorado y otras especies nativas en la zona de Alto La Sierra.
"Esta es la otra pandemia que tenemos aquí", remarcaron los lugareños, tras manifestar su preocupación e impotencia por las talas ilegales que están asolando el bosque nativo en San Bernardo, Vertiente Chica, Cañada Fiera, El Espinillo, Las Palmitas, Las Delicias y otros parajes de los lotes 55 y 14, en el extremo noreste de Salta.
En un video que hicieron llegar a El Tribuno se observan más de 1.000 postes de palo santo que fueron talados en San Bernardo y están listos para ser sacados en camiones. Los rollizos de la especie protegida están acopiados a solo 150 metros de la escuela del citado paraje. "Están a la vista de todos, pero los policías no los ven o tienen instrucciones de no verlos", cuestionaron. Afirmaron que en la zona todos saben quienes están detrás de la tala indiscriminada.
Señalaron entre los responsables a un maestro bilingüe de la zona. En Santa Victoria Este, una de las jurisdicciones municipales del departamento Rivadavia, comunidades de las etnias originarias wichi, toba, chorote, tapiete y chulupí conviven con puesteros criollos en condiciones de extrema pobreza.
A originarios les pagan $60 por postes de palo santo que se revenden en Tartagal a un precio diez veces mayor. Los mismos postes puestos en Santa Fe valen $2.500, desde las terminales portuarias de Rosario llegan a China, con guías adulteradas, a 800 dólares la tonelada.
Salta, Chaco y Formosa son las únicas provincias del país con bosques de palo santo. En las tres jurisdicciones las guías impresas se prestan a maniobras irregulares con las que se desvirtúan los planes de manejo y los cupos autorizados por los organismos de aplicación.
Desde hace varios años la turbia cadena del palo santo (Bulnesia sarmientoi) ocupa a las fuerzas federales e Interpol con informes que la vinculan con otros delitos transnacionales, pero la devastación no cesa.
Contenedores retenidos en predios portuarios esperaron por años que los abran para confirmar supuestas cargas de palo santo que se despacharon desde el norte y se precintaron sin los debidos controles.
Por su dura, fina y perfumada madera, el palo santo tiene altas cotizaciones en el mercado chino, donde se lo utiliza para fabricar urnas funerarias, piezas artísticas y pisos de parquet para lujosas residencias, yates y cruceros.
Desde junio de 2010, cuando se lo incluyó en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites), rigen estrictas normas y procedimientos para su exportación. La Cites exige planes de manejo, certificaciones de extracción no perjudicial y controles de trazabilidad para poder embarcar rollos o formas industrializadas de palo santo a los mercados internacionales. La Nación, que es la responsable de la entrega de los certificados Cites, y las tres provincias con palo santo adeudan desde hace 21 años medidas para garantizar que su protección sea real y efectiva.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs