Mostrando entradas con la etiqueta Represa en Ayuí. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Represa en Ayuí. Mostrar todas las entradas

Ayuí Grande se convierte en area de conservación



Crean el Corredor de Conservación del Arroyo Ayuí Grande

Fecha de Publicación
: 28/04/2016
Fuente: El Entre Ríos
Provincia/Región: Entre Ríos


El Corredor de Conservación del Arroyo Ayuí Grande abarca los municipios de Concordia, La Criolla, Los Charrúas y Colonia Ayuí.
Es una alianza integrada por los municipios mencionados, el INTA Concordia, la empresa Masisa, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, la Fundación Hábitat y Desarrollo y más de una docena de productores privados, con la coordinación de la Fundación.
El arroyo Ayuí Grande es un curso de agua de la provincia de Entre Ríos, que nace en las faldas de la cuchilla Grande, en el departamento Concordia, unos pocos kilómetros al noreste de Los Charrúas y fluye hacia el sureste, desarrollando todo su curso en ese departamento hasta desaguar en el río Uruguay, pocos km al sur de la represa de Salto Grande, dentro del ejido de la ciudad de Concordia.
Gracias al apoyo brindado por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, en el marco del programa "Cultivando Agua Buena", el proyecto obtuvo una coordinación local, función que ejercen la Ing. Alejandra Guido y la Lic. Verónica Cassels. Esta gestión permitió establecer vínculos con los propietarios de los predios por donde discurre el arroyo.
El resultado fue la ampliación del compromiso de conservación voluntario, que recientemente logró integrar los predios de Forestal Concordia, de Delia Leonardi, Claudia Cardozo e Higinia Ferrari, y de Esteban Dacunda, Jorge Díaz Vélez, Diego Stipicevich, Javier Stipicevich, José Antonio Stipicevich, Alcides Refchke, Jorge Albornoz, Jorge Medrano, Luis González, Javier Sáenz, Pablo Squarzon y Juan Pablo Castrignano.
La Fundación Hábitat y Desarrollo tiene a su cargo la coordinación general del proyecto.

Los problemas a resolver
Fruto de las interacciones con los vecinos del arroyo se generó una lista de problemáticas que es necesario atender: incorrecta disposición de residuos, caza furtiva, extracción de flora nativa -particularmente orquídeas "patito" y palmeras pindó-, invasión de árboles exóticos en la selva ribereña e intrusión de personas que ingresan por el arroyo hacia propiedades privadas; a todo lo mencionado se suma la escasa presencia de policía rural.
Si bien la solución a las inquietudes planteadas requiere esfuerzos de largo aliento, el conjunto de personas e instituciones que integran este Corredor de Conservación, ya conforma una mesa de trabajo capaz de compartir recursos, contactos y habilidades para afrontar los desafíos de conservación del Arroyo Ayuí grande.
.

Ayuí Grande podría efectivizarse

Aseguran que el proyecto Ayuí Grande sólo está postergado

Fecha de Publicación
: 24/01/2013
Fuente: Morandú
Provincia/Región: Corrientes


Desde el sector arrocero revelaron a momarandu.com que el proyecto Ayuí Grande para represar miles de hectáreas para plantaciones agropecuarias “no está caído” que se esperan mejores escenarios políticos y que nuevos proyectos complementarios aguardan la reactivación de Ayuí Grande.
El Proyecto Productivo Represa Ayuí Grande se gestó con el objetivo principal de llevar adelante la producción de alimentos, fundamentalmente arroz, otros granos y ganadería, para lo cual prevé la construcción de una represa que permita la conformación de un lago de 7.900 hectáreas aproximadamente ubicada sobre el Arroyo Ayuí Grande.
Se trataba del plan de inversión hidráulico-agropecuario de mayor envergadura en la Provincia de Corrientes y el proyecto privado arrocero más importante del MERCOSUR.
Pero reclamos ambientalistas primero, sumados a la intervención del Gobierno nacional que frenó el proyecto, generaron que en su momento se diera por caído el proyecto pese a que en la justicia se avaló la postura de Corrientes, incluso la misma Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Pero desde el sector arrocero expresaron a Momarandu.com que “Ayuí está en suspenso, se está esperando mejores momentos para las inversiones” en clara referencia a la oposición del Estado nacional al proyecto por estar involucrado como inversor un referente del Grupo Clarín, grupo enfrentado al Gobierno nacional.
Manifestaron incluso que hay cinco o seis proyectos de gran envergadura esperando por la concreción de Ayuí Grande, que tenía a empresas de George Soros como principales promotoras.
Desde el sector sostienen que el principal freno al proyecto es el político, pues la Corte Suprema en distintas medidas avaló reclamos del Gobierno de Corrientes en favor del proyecto.

Los vaivenes judiciales
Cabe recordar que conocido el proyecto de represamiento, ecologistas presentaron medidas de amparo para frenar la iniciativa productiva pero la Corte Suprema de Justicia falló a favor del Gobierno de Corrientes.
Tras el reconocimiento de la Corte Suprema a favor de Corrientes en cuanto a la legalidad del proyecto, el 24 de agosto de 2011 la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación emitió la Resolución N° 1.238 que frenaba la iniciativa.
La medida estableció que las obras concernientes al "Proyecto Productivo Ayuí Grande" resultarían incompatibles con las obligaciones asumidas por Argentina en el Estatuto del Río Uruguay y otras normas y acuerdos internacionales, debido a que Ayuí podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado por tratarse de una obra que causará perjuicio sensible al Río Uruguay al afectar la calidad de sus aguas.
Asimismo, la Secretaría de Medio Ambiente estableció que el "Proyecto Productivo Ayuí Grande" resultaría incompatible con las disposiciones de la Ley General de Ambientes N° 25.675, y de la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos N° 26.331, contrariando de ese modo los objetivos de la política ambiental nacional.
Contra dicha Resolución, la Fiscalía de Estado de Corrientes presentó Recurso Jerárquico atacando la medida, lo cual fue desestimado en diciembre último por la Jefatura de Ministros de la Nación.
Por las medidas de la Secretaría de Ambiente y de la Jefatura de Ministros, el Gobierno de Corrientes recurrió nuevamente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, máximo órgano judicial que reconoció la inconstitucionalidad de una resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación que ordenó el freno del proyecto, y admitió que un fallo de ese tipo es competencia de la Justicia ordinaria.
Corrientes había solicitado la declaración de inconstitucionalidad de la resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación, que sostuvo que el proyecto hídrico Ayuí Grande era incompatible con las obligaciones asumidas por la República en el Estatuto del Río Uruguay.
Concretamente, la provincia presentó demanda contra el Estado Nacional a fin de obtener la declaración de inconstitucionalidad de las resoluciones 1238/2011 emitida por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Resolución 1149 dictada por el Jefe de Gabinete de Ministros, que desestimó el recurso jerárquico de Corrientes contra la medida sobre Ayuí.
Además, el Estado correntino consideró que la Secretaría de Ambiente no tiene competencia para controlar el impacto ambiental de un río internacional y que debió darles a los organismos internacionales, nacionales y provinciales, al Consejo Federal del Ambiente, a la Comisión Administradora del Río Uruguay y a otros organismos con facultades competentes.
Por ello, estimó que la actuación del Gobierno nacional avasalló el dominio originario de los recursos naturales provinciales, y además invade la potestad de regular el uso y aprovechamiento de recursos, y viola el debido proceso adjetivo ya que Nación no le dio participación a la Provincia en la medida.
Pese a que en momento del fallo de la Corte Suprema el proyecto de Ayuí estaba caído por el retiro del grupo Soros, para el Gobierno de Corrientes resultó importante porque garantizaba la autonomía de Corrientes en la definición de proyectos productivos, y limitaba la intervención del Estado nacional.
Además la medida de la Corte contra la resolución de la Subsecretaria de Ambiente dejó libre la posibilidad de retomar en algún momento el mega emprendimiento de Ayuí.

El proyecto   
El Proyecto Ayuí promovido por las empresas Copra S.A., Pilagá S.R.L., Tupantuva S.A., Santa Clara y Yuquerí S.A. y Ea. Ñú Verá proyectaba la producción de alimentos sobre la base de arroz irrigado, cultivos de otros granos y ganadería bovina, desarrollado en unas 77.000 hectáreas de suelos aptos incluidos en campos de su propiedad, ubicados dentro de la Cuenca del Arroyo Ayuí Grande, en el Departamento de Mercedes.
El proyecto obtuvo en 2009 aprobación por decreto del gobernador Arturo Colombi que para ello modificó el área de protección señalada sobre la reserva de Iberá y cuenta con el acompañamiento de la actual administración en el gobierno que lidera su primo Ricardo Colombi.
Se trata del plan de inversión hidráulico-agropecuario de mayor envergadura en la Provincia de Corrientes y el proyecto privado arrocero más importante del MERCOSUR a partir de la construcción de una presa que generaría un lago de 7.900 hectáreas y permitiría regar alrededor de 18 mil hectáreas de arroz o una superficie equivalente en consumo de agua.
La iniciativa reuniría tanto la disponibilidad de aguas y suelos, como la presencia de empresas con voluntad de asociarse, capacidad institucional y el respaldo financiero para asegurar la ejecución del proyecto; todo ello garantizado por la experiencia de firmas de solvente trayectoria, y líderes en la producción agrícola – ganadera.
Preveía incorporar 15.000 nuevas hectáreas a la producción de arroz -el cultivo de mayor incidencia en la economía provincial-, es decir más de 120.000 toneladas de arroz de producción anual, transformando al Departamento de Mercedes en el mayor polo arrocero del país y a Corrientes en la mayor provincia productora de arroz de Argentina; así como también preveía el desarrollo de unas 5.000 hectáreas de otros granos bajo riego como sorgo, maíz, trigo y soja en doble cosecha anual.
Adicionalmente, la iniciativa incluiría la producción de 9.000 hectáreas de cultivos de otros granos en secano y actividad ganadera sobre unas 13.000 hectáreas de pasturas implantadas, 7.500 hectáreas sobre rastrojo de arroz y 11.000 hectáreas en campo natural.

Rechazo a cuestionamientos
Los responsables del proyecto Ayuí Grande habías argumentado su rechazo a los distintos cuestionamientos recibidos por la iniciativa.
Respecto a que no se realizaron estudios técnicos y ambientales serios, indicaron que se efectuaron numerosos estudios, técnicamente solventes, de mucha seriedad y profesionalismo. Desde 1997 a la fecha, se han llevado a cabo múltiples trabajos, que demuestran lo contrario a lo que sostienen algunos.
Sobre críticas a que no se cumplimentaron los pasos legales previstos, desde el proyecto Ayuí argumentaron que la totalidad de los pasos administrativos y legales han sido rigurosamente cumplidos en sus diferentes etapas hasta culminar los mismos por completo.
Ante denuncias que la represa prevista en el proyecto es ilegal porque no se la puede ubicar interrumpiendo un cauce público, se sostuvo que si bien es correcto que el Ayuí Grande es un Arroyo no navegable cuyo cauce es de Dominio Público, no es correcto sostener que eso impide la realización de una represa sobre el arroyo.
Sobre planteos de que la represa producirá cambios negativos severos en el régimen hidrológico del Ayuí o incluso su colapso, se explicó que “sin dudas, la represa producirá, como cualquier emprendimiento, cambios en el régimen hidrológico del Ayuí Grande, pero todos ellos de carácter admisibles y en un balance general, de signo positivo”.
En relación a que los agroquímicos del Proyecto podrán contaminar el río Uruguay, se consideró esa aseveración fuera de contexto porque no establece parámetros razonables para sostenerse conceptualmente.
Mientras que frente a afirmaciones que la represa producirá proliferación de algas, se explicó que en ambientes lacustres, naturales o artificiales, con condiciones adecuadas de temperatura, turbidez y químicas del agua puede producirse la proliferación de algas. En el caso del proyecto ese impacto esta previsto, incluyendo su monitoreo.
Respecto a que la eventual rotura de la represa producirá severos daños aguas abajo, se argumentó que las dimensiones y alturas de la represa, y sus características estructurales y técnicas reducen al mínimo esa posibilidad de ocurrencia.
Por otra parte, respecto a que el proyecto producirá un escaso impacto socioeconómico favorable ya que el arroz ocupa poca mano de obra y todas las máquinas provienen de otras provincias, se explicó que el proyecto tendrá un impacto socioeconómico directo e indirecto de gran significación que será muy importante para la región de Mercedes y la Provincia de Corrientes.

Postura re rechazo
El megaproyecto que implicaba la construcción de una represa sobre el cauce del arroyo Ayuí Grande fue cuestionado por ambientalistas y el mismo Estado Nacional.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en su momento expresó la preocupación del Gobierno nacional por el posible impacto ambiental severo de la represa Ayuí Grande en el ecosistema próximo a los Esteros del Iberá, y en el Tratado del río Uruguay.
La empresa fue motivo de estudio del gabinete nacional que analizó el anegamiento de tierras en la cuenca del arroyo Ayuí, afluente del río Uruguay, que proyectan Copra S.A. y Adeco Agro para regar unas 18.000 hectáreas de futuros arrozales.
El canciller Héctor Ti merman se refirió al proyecto durante su encuentro con la Asamblea Ciudadana Ambiental de Entre Ríos como una "amenaza contra el medio ambiente".
Sobre el tema se pronunciaron en su momento la Asamblea Ambiental de Paso de los Libres y Guardianes del Iberá junto pobladores de Mercedes , y el acompañamiento de otras 56 organizaciones ambientales de diferentes puntos del país.
Sostuvieron que un fallo de la Corte en torno al “Proyecto Productivo Ayuí Grande” fue leído por el gobierno como una presunta autorización cuando " en realidad se trata de una resolución de la que nada tienen que ver con la autorización o no de realizar el proyecto".
En consecuencia habían solicitado al gobierno nacional, que “intervenga para comprobar si la Ley Provincial de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Corrientes, responde al espíritu de la Ley Nacional" y estudios para determinar si "este emprendimiento puede contaminar el Río Uruguay".
Los ambientalistas mencionaron que desde hace varios años numerosas instituciones, científicos, políticos y personalidades de todos los ámbitos han rechazado este proyecto implica "anteponer" intereses económicos a los ambientales y agrava el deterioro planetario.
El petitorio para que se "desista" del proyecto fue dirigido a los responsables de la UTE “Represa Ayuí Grande” integrada por Copra S.A (José Aranda – Vicepresidente de Clarín) y Adecoagro (George Soros) y al gobierno provincial.
“No es nuestra intención oponernos al desarrollo económico de la provincia ni a la producción de arroz, pero pedimos respeto por las normas ambientales.” Aclararon las instituciones y entidades firmantes en rechazo del proyecto.
.

Ayuí: fallo a favor de la provincia por parte de la CSJ

Corte Suprema reconoce postura de Corrientes en caso Ayuí

Fecha de Publicación
: 28/09/2012
Fuente: Momarandu
Provincia/Región: Corrientes


La Corte Suprema de Justicia avaló la postura del Gobierno de Corrientes en una causa iniciada contra el Estado Nacional por el proyecto de represa Ayuí. La Corte reconoció la inconstitucionalidad de una resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación que ordenó el freno del proyecto. Admitió que una decisión de ese tipo es competencia de la Justicia ordinaria.
La decisión fue tomada por los Ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay, quienes se remitieron al dictamen de la Procuradora Fiscal Laura Monti por compartir sus argumentos y “en razón de brevedad y con el propósito de evitar repeticiones innecesarias”.
La provincia había pedido solicitó la declaración de inconstitucionalidad de una resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación que sostuvo que el proyecto hídrico Ayuí Grande era incompatible con las obligaciones asumidas por la República en el Estatuto del Río Uruguay.
Más precisamente, Corrientes presentó demanda contra el Estado Nacional a fin de obtener la declaración de inconstitucionalidad de las resoluciones 1238/2011 emitida por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Resolución 1149 dictada por el Jefe de Gabinete de Ministros, que desestimó el recurso jerárquico de Corrientes contra la medida sobre Ayuí.
El Gobierno de Corrientes cuestionó la medida de la Secretaría de Ambiente en cuanto por su intermedio el Gobierno Nacional decidió que las obras del proyecto productivo Ayuí Grande llevadas a cabo por la Provincia resultan incompatibles con las obligaciones asumidas por Argentina en el Estatuto del Río Uruguay y otras normas y acuerdos internacionales en materia de medio ambiente y las leyes 25.675 del Ambiente y 26.331 de Bosques Nativos.
Además consideró que la Secretaría de Ambiente no tiene competencia para controlar el impacto ambiental de un río internacional y que debió darles a los organismos internacionales, nacionales y provinciales, al Consejo Federal del Ambiente, a la Comisión Administradora del Río Uruguay y a otros organismos con facultades competentes.
Por ello, estimó que la actuación del Gobierno nacional avasalló el dominio originario de los recursos naturales provinciales, y además invade la potestad de regular el uso y aprovechamiento de recursos, y además viola el debido proceso adjetivo ya que Nación no le dio participación a la Provincia en la medida.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación en su falló se basó en el dictamen de la Procuradora Fiscal Laura Monti quien sostuvo que correspondía la competencia originaria de la Corte Suprema de la Nación “en atención a la naturaleza de la partes enfrentadas en el proceso”.
La Procuradora Fiscal destacó que “la provincia de Corrientes –a quien le concierne la competencia originaria de la Corte de conformidad con el artículo 117 de la Constitución Nacional-, demanda al Estado Nacional –que tiene derecho al fuero federal según lo dispuesto en el artículo 116 de la Ley Fundamental-”.
“La única forma de conciliar ambas prerrogativas jurisdiccionales es sustanciar el pleito en esta instancia originaria”, por lo que “opino que la causa debe tramitar ante los estrados del Alto Tribunal”, aseveró después la funcionaria del Ministerio Público.
En consecuencia, y conforme el dictamen de la Procuración, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió que la acción iniciada por la provincia de Corrientes, para que se declare la inconstitucionalidad de las resoluciones cuestionadas, era parte de su competencia originaria.
Además la Corte de la Nación ordenó correr traslado de la demanda al accionado, el Estado Nacional, por el plazo de sesenta días.
.

Corrientes: el gobernador insiste con Ayuí

Corrientes: el gobernador Colombi insiste con Ayuí

Fecha de Publicación: 04/04/2012
Fuente: Chaco Día por Día
Provincia/Región: Corrientes



Colombi decidió recurrir a la Corte Suprema de Justicia, con el argumento de que si el emprendimiento arrocero no se concreta producirá “severos perjuicios a la Provincia y a los potenciales inversores que quieran radicarse en ella”
El gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, volvió a insistir con la construcción de la represa Ayuí Grande, un proyecto millonario que encabeza el vicepresidente del Grupo Clarín, José Antonio Aranda. Ahora, Colombi decidió recurrir a la Corte Suprema de Justicia, con el argumento de que si el emprendimiento arrocero no se concreta producirá “severos perjuicios a la Provincia y a los potenciales inversores que quieran radicarse en ella”. Así lo expresó el gobernador en el Decreto Nº 459, publicado el 29 de marzo de 2012 en el Boletín Oficial correntino. Allí se le indicó a la Fiscalía de Estado local “interponer la demanda que considere necesaria a fin de ejercer la defensa de los intereses y derechos de la Provincia, impugnando la resolución Nº1238, de fecha 24 de agosto de 2011, emitida por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación”. Ese organismo había concluido que las obras del “Proyecto Productivo Ayuí Grande” resultarían incompatibles con las obligaciones asumidas por la Argentina en el Estatuto del Río Uruguay y en otros acuerdos internacionales. Además, la secretaría sostuvo que la represa podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado Nacional porque traerá un perjuicio sensible al Río Uruguay, al afectar la calidad de sus aguas. Por último, las autoridades concluyeron que también se violaría la Ley General de Ambientes N° 25.675 y la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos N° 26.331.
El proyecto de Aranda, que pretendía adueñarse de un río, inundar 8000 hectáreas y eliminar 130 kilómetros de bosques en galería, contó desde un principio con el aval de Colombi. “No nos vamos a dejar llevar por falsos ambientalistas que lo único que quieren es que nuestra provincia tenga más del 60% de tierras improductivas”, repetía el gobernador cada vez que era consultado sobre el tema.
Enrique Lacour, presidente de la Fundación Iberá, una de las primeras ONG que levantaron su voz para advertir sobre la represa, le dijo a Tiempo Argentino que “es asombroso el lobby explícito que hace Colombi sobre estos proyectos, cuando la Corte ya dijo que la Secretaría de Medio Ambiente tiene competencia en el tema”. Para Lacour, “es inadmisible que un representante del Estado esté a favor de la enajenación del patrimonio público al fomentar la apropiación por parte de privados de un curso de agua que es de todos”.

Ayui Grande: Confirman que Soros se retiro

Confirman oficialmente que la empresa de George Soros se retiro del proyecto Ayui Grande

Fecha de Publicación: 21/03/2012
Fuente: Diario El Comercial (Formosa)
Provincia/Región: Corrientes


El ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Vara, confirmó oficialmente hoy que la empresa Adeco Agro, del financista húngaro, George Soros, se retiró del proyecto productivo “Ayuí Grande”.
De esta manera, el funcionario afirmó que el proyecto arrocero que lideraban las empresas Copra S.A (perteneciente al grupo Clarin) y Adeco Agro (propiedad de Soros) y que integraban también las firmas Pilagá S.R.L., Tupantuva S.A., Santa Clara y Yuquerí S.A, no podrá ejecutarse.
“Que se retire una de las dos empresas inversoras más importantes, impide la continuidad del proyecto, porque incluía campos que pertenecen a esa empresa”, explicó Vara en diálogo con la prensa.
El mega emprendimiento arrocero fue duramente cuestionado por organizaciones ambientalistas y calificado de “incompatible” con el Estatuto del Río Uruguay y la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a través de la Resolución 1238 de Agosto de 2011.
Los inversores del proyecto “Ayuí Grande”, pretendían construir una represa con aguas del arroyo homónimo, inundando 8 mil hectáreas en una zona cercana a los esteros del Iberá.
En tanto, señaló que Adeco Agro, “se baja de este proyecto, pero continúa realizando la ampliación de siembra en Ita Ibaté”.
Sin embargo, Vara afirmó que “el proyecto está autorizado (por la provincia), así que podrían estar empezando, pero no veo que puedan avanzar en el proyecto original”.
“Los otros productores pueden hacer proyectos, lo que no va a haber es una represa significativa”, confirmó.
Los referentes de organizaciones ambientalistas rechazaban la construcción del dique que impulsaba el megaemprendimiento arrocero, porque iba a dejar bajo agua 8 mil hectáreas de bosques nativos, flora y fauna autóctona, además de contaminar el Miriñay, afluente del Río Uruguay, por lo que además del daño ambiental, violaría un tratado internacional con el país vecino.
En sus fundamentos en los que consideraba el daño ambiental, el presidente de la Fundación Iberá, Enrique Lacour, dijo también en varias oportunidades a Télam que el emprendimiento era “ilegal” y que pretendía “apropiarse de un bien público para fines comerciales privados”.
El Proyecto Ayuí Grande, contaba con el respaldo del gobernador Ricardo Colombi (UCR) y el de su antecesor en el cargo, su primo Arturo Colombi (UCR). (Télam).

Soros abandonó el proyecto Ayuí Grande

El magnate Soros abandonó el proyecto arrocero del vice de Clarín

Fecha de Publicación: 11/09/2011
Fuente: Infoalternativa
Provincia/Región: Corrientes



El multimillonario húngaro decidió retirarse del emprendimiento que tenía con José Aranda. Aunque la empresa insiste con el proyecto, para los ecologistas “quedó herido de muerte”. El diario Tiempo Argentino había revelado el caso en agosto de 2010.
El magnate húngaro George Soros abandonó el polémico proyecto arrocero que planeaba la construcción de la represa Ayuí Grande y dejó en soledad a José Antonio Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín. Así lo indica el Acta de Reunión de Directorio Nº 72 perteneciente a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) formada, entre otras, por Pilagá SA (propiedad de Soros) y Copra SA (perteneciente a Aranda).
El documento, al que Tiempo Argentino accedió de forma exclusiva, explica que Pilagá SA resolvió “no continuar como miembro” de la unión de empresas debido a “razones propias”. De esa manera, Aranda se convirtió en el socio mayoritario de la iniciativa, ya que ahora entre las compañías Copra SA y Tupantuva SA (también del vicepresidente de Clarín) posee el 80% de las acciones de la UTE.
En esa misma reunión de directorio, celebrada el 5 de este mes, el resto de las firmas que forman parte del emprendimiento ratificaron la continuidad del “proyecto de la represa sobre el Arroyo Ayuí Grande”. Y aclararon que, a pesar de la partida de Soros, la “modificación de los porcentajes de participación no implica la modificación en la porción de agua para riego que podrán aprovechar una vez construida la represa, la cual se regirá conforme las Concesiones de Uso de las Aguas Públicas otorgadas por el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA).” Esto significa que, a pesar de las reiteradas objeciones, Aranda tiene en mente seguir adelante con la obra.
Sin embargo, para las ONG ambientalistas de la zona, el emprendimiento quedó “herido de muerte”. En diálogo con Tiempo, Emilio Spataro, integrante de la ONG Salvemos al Iberá, aseguró: “Siempre sostuvimos que la clave para que el proyecto del Ayuí fracasara era que Soros se abriera. Con esta separación, la construcción de la represa queda herida de muerte. En la práctica, no se puede llevar a cabo, ya que Aranda necesitaba a Soros porque sus campos eran linderos.”
En el mismo sentido se pronunció la diputada correntina Inés Fagetti (FPV), quien se opuso a la construcción de la represa desde el primer momento: “Hace tiempo se rumoreaba sobre la partida de Soros, pero evidentemente la resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación fue determinante para que ese grupo ya no quiera avanzar con el proyecto. Creo que esto es vital para que el emprendimiento caiga.”
Desde Corrientes, el contador Ricardo Freire, mano derecha de Aranda, manifestó su sorpresa y adujo no estar al tanto de la noticia. “No sé nada, por lo que no puedo confirmar la salida de Soros del proyecto.” Asimismo, explicó que desde Copra SA seguirán trabajando en función de la iniciativa, ya que “desde el punto de vista legal, este proyecto está aprobado. Nosotros contamos con todas las habilitaciones provinciales”.
Sin embargo, el retiro de Soros se da, justamente, en medio de uno de los peores momentos para el emprendimiento. Es que el proyecto (que pretendía adueñarse de un río, inundar 8000 hectáreas y eliminar 130 kilómetros de bosques) ya fue frenado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en noviembre de 2010, y por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación el 25 de agosto pasado. Hace dos semanas, el organismo encabezado por Juan José Mussi resolvió que las obras del proyecto “resultan incompatibles con las disposiciones de la Ley General de Ambiente Nº 25.675 y la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nº 26.331”. Además, agregó que “compromete la responsabilidad internacional del Estado por tratarse de una obra que causará perjuicio sensible al río Uruguay, al afectar la calidad de sus aguas”.
Asimismo, en noviembre de 2010 la Corte ya había decidido suspender las obras por 90 días hasta tanto se determine si la misma ocasionará daños al medioambiente y afectará el cauce del río Uruguay. Luego, en junio de este año, el máximo tribunal dio por “extinguido el proceso”, ya que el supuesto perjuicio ecológico que podría generar la represa “no puede encontrar cabida en esta causa”, en tanto excedía su objeto, pero reconoció que el Estado nacional tenía competencia para actuar.
Las empresas Copra y Pilagá comenzaron en 2005 con la idea de construir la represa Ayuí Grande. Pero recién el 8 agosto de 2010 el proyecto fue conocido por la opinión pública a través de una investigación realizada por este diario. El emprendimiento, alentado por el incremento mundial del precio de los granos, cuenta con el aval del gobierno de Ricardo Colombi, quien hace menos de un mes enfatizó: “No nos vamos a dejar llevar por falsos ambientalistas que lo único que quieren es que nuestra provincia tenga más del 60% de tierras improductivas.” Y añadió: “No podemos tolerar que personas foráneas nos vengan a decir que tenemos que vivir permanentemente en estado animal, sin poder trabajar o producir.”
Sin embargo, y para desgracia del gobernador Colombi, el vicepresidente de Clarín cada vez está más solo, y su sueño de la represa propia, cada vez más lejos de convertirse en realidad. (Fuente Tiempo Argentino)

Ayuí: marcha y respuestas

Ayuí: marcha y respuestas

Fecha de Publicación: 08/09/2011
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Corrientes


Desde el Gobierno provincial rarificaron ayer el apoyo a Ayuí Grande, y criticaron las declaraciones del ministro de Economía de la Nación, quien consideró que el emprendimiento sería dañino para el medio ambiente. Jorge Vara explicó que hay proyectos similares en otras provincias, incluso algunos financiados por el Gobierno nacional.
Tras las críticas del ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, al Proyecto Ayuí, y en medio de una protesta de ambientalistas que se llevó a cabo en la mañana de ayer en la ciudad de Corrientes, el Gobierno provincial volvió a respaldar el emprendimiento productivo. En este sentido, el ministro de la Producción, Jorge Vara, y el senador oficialista, Sergio Flinta, sostuvieron que el freno que intenta poner el Gobierno se debe a su pelea con el Grupo Clarín, ya que existen similares emprendimientos en otras provincias del país. “Corrientes quedó en medio de esta pelea”, señalaron.
En términos poco comunes para su personalidad de bajo perfil, el ministro de la Producción, Jorge Vara, cargó ayer contra Amado Boudou, quien en su visita del martes a Corrientes había señalado que el Proyecto Productivo Ayuí Grande provocaría una catástrofe ambiental en la provincia. En este sentido, Vara consideró que el compañero de fórmula de Cristina Kirchner “está loco”, y manifestó no poder creer “que diga semejante cosa”.
“Creo que hay grandes aciertos en el área de economía, pero tiene problemas serios, debería ocuparse un poco más a temas como la inflación, la fuga de capitales, a generar confianza en los sectores, pero que se aboque a esto es increíble”, opinó Vara. En este sentido, comentó que “si quiere hablar de problemas ecológicos, ahí está la Central de Rió Turbio, la minería en Catamarca, tantos otros proyectos que (el Gobierno nacional) apoya pero que causan desastres a nivel ecológico. No entiendo qué le pasa, debería ocuparse de cosas sobre las que tenga conocimiento”, señaló Vara.
En este marco, el titular del Ministerio de la Producción agregó que “la provincia de Entre Ríos esta elaborando un proyecto mas grande que el de Ayuí para riego tomando agua de Salto Grande”, a la vez que informó que mediante un crédito otorgado por el Gobierno nacional, el empresario Eduardo Eurnekian esta generando un proyecto similar en la cuenca media del Bermejo, en el Chaco. “Además, en Santa Fe a través del Prosap está con un proyecto arrocero de riego y parece que acá esta mal eso”.
Vara consideró que el intento de frenar el proyecto productivo es parte de la guerra del Gobierno nacional y los medios, “una guerra en la que la Provincia de Corrientes no tiene nada que ver”. El ministro recordó que la agenda del Gobierno provincial es productiva, lejos de la pelea con los medios, en relación a que una de las empresas que encara el proyecto es propiedad del vicepresidente de Clarín, José Aranda.
En este mismo sentido se refirió el senador oficialista y candidato a renovar su banca, Sergio Flinta. El legislador sostuvo que “el proyecto Ayuí está totalmente politizado, y aún va mas allá, ya que es una puja de intereses entre el Gobierno Nacional y el Grupo Clarín. Y lamentablemente los correntinos quedamos en el medio”.
Asimismo, el actual senador consideró que no es bueno que algunos funcionarios correntinos pongan restricciones a proyectos de inversión productiva. “Lo preocupante es que hay funcionarios correntinos con ésta tesitura, y algunos intendentes, como Eduardo Galantini (de Monte Caseros); y eso es malo para Corrientes, genera inseguridad jurídica y nadie va a querer invertir en Corrientes”.
Flinta sostuvo que “si se cumplen las leyes y las exigencias, y hay pautas para mitigar los daños, al proyecto hay que habilitarlo”, para concluir nuevamente en la pelea Gobierno-Clarín: “Al final, terminamos en el medio del sándwich entre el poder político de turno, y un sector del poder económico”.

Ayuí: "Se hacía daño y no se iba a preservar"

Represa Ayuí: "Se hacía daño y no se iba a preservar el medio ambiente"

Fecha de Publicación: 31/08/2011
Fuente: Diario El Argentino
Provincia/Región: Corrientes



Sociedad / Luego de la resolución del Gobierno sobre la contaminadora represa, llevada a cabo por un emprendimiento del directivo del Grupo Clarín José Aranda, el Secretario de Medio Ambiente de la Nación, Juan José Mussi, afirmó en diálogo por Radio América que “así como clausuramos empresas que vuelcan desechos al Riachuelo, esto tampoco lo permitimos”.
“Es incompatible porque hay seis motivos que vulneran la ley de diversidad biológica, entre ellos hay una enorme diversidad de fauna y flora que se altera. Iban a desaparecer varias de especies de peces y se iban a arrasar 7 mil hectáreas de bosque nativo”, explicó Mussi.
La medida de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, fue publicada ayer en el Boletín oficial y asegura que el emprendimiento privado, entre cuyos accionistas se encuentra el directivo del Grupo Clarín, José Aranda, resulta "incompatible con las obligaciones asumidas por la República Argentina en el Estatuto del Río Uruguay de 1975 y otras normas y acuerdos internacionales vigentes en materia de derecho internacional del medio ambiente".
“Hay que prevenir y tener precaución, está comprobado que se hacia daño y no se iba a preservar el medio ambiente, desde todo punto de vista el proyecto no seguirá adelante. Entre otros daños iba a afectar el flujo de agua del Río Uruguay. Así como clausuramos empresas que vuelcan desechos al Riachuelo, esto tampoco lo permitimos”, agregó Mussi.

Represa Ayuí Grande paralizada - Especial




Un freno a la represa de las aguas turbias

Fecha de Publicación: 26/08/2011
Fuente: Página/12
Provincia/Región: Nacional - Corrientes


El proyecto de Ayuí Grande pretende anegar 7800 hectáreas en Corrientes. Expertos aseguran que afectará a la flora y la fauna y contaminará el río Uruguay. La resolución de la Secretaría de Ambiente fue publicada ayer en el Boletín Oficial.
El proyecto para construir una represa en la provincia de Corrientes que inundaría 7800 hectáreas con fines de riego para la producción de arroz fue frenado por la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Ese organismo estatal dio a conocer ayer una resolución contraria a la iniciativa, argumentando que su ejecución “afecta la calidad del agua” del río Uruguay, por lo cual es “incompatible con el Tratado Internacional firmado en 1975 con Uruguay”. El emprendimiento es impulsado por un consorcio, entre cuyos accionistas se encuentran José Aranda, uno de los máximos directivos del Grupo Clarín, y el magnate George Soros.
“De acuerdo con los estudios realizados, la obra disminuiría en un 27,3 por ciento el caudal del río Ayuí, producirá el anegamiento de una vasta superficie de bosque nativo y humedales y contaminará las aguas del río Uruguay con fósforo y otras sustancias químicas y con algas que consumen el oxígeno del agua”, dijo a Página/12 el jefe de gabinete de la Secretaría, Ricardo Salvioli.
La medida, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del secretario de Ambiente, Juan José Mussi, sostiene que el emprendimiento privado resulta “incompatible con las obligaciones asumidas por la República Argentina en el Estatuto del Río Uruguay de 1975 y otras normas y acuerdos internacionales vigentes en materia de derecho internacional del medio ambiente”.
El proyecto iba a realizarse en el departamento de Mercedes, en la provincia de Corrientes. Es impulsado por la Unión Transitoria de Empresas integrada por Adecoagro y Copra SA, que habían anunciado una inversión de 50 millones de dólares. El objetivo de la represa es irrigar 28 mil hectáreas para la producción de arroz.
El proyecto había sido avalado por el gobernador de Corrientes, el radical Ricardo Colombi. El Estado nacional intervino de oficio, ante las denuncias de organizaciones ambientalistas que alertaban sobre los graves daños que ocasionaría en el ecosistema de la provincia, pero también en el río Uruguay, que es compartido por otros países y que baña las costas de la República Oriental del Uruguay.
En septiembre del año pasado, el gobierno nacional presentó un recurso de amparo ante la Corte Suprema en el que reclamaba la paralización de la obra. Tres meses después, el 12 de noviembre del año pasado, la Corte le pidió a Corrientes que en 90 días entregue un informe del impacto ambiental de la obra. El gobierno correntino entregó la documentación pedida.
En forma paralela, la Secretaría de Ambiente conformó un grupo de trabajo integrado por especialistas de esa cartera. Los expertos, en base a la información aportada por la provincia, concluyeron que “siendo previsibles probables efectos de eutrofización (proliferación de algas)”, el proyecto “constituye un peligro de daño grave e irreversible” para el ambiente. Esta situación es agravada por “la sustracción del 27,3 por ciento del caudal del Ayuí Grande”.
El informe técnico permite concluir que, de acuerdo con los rendimientos previstos para la explotación arrocera, “por cada hectárea cultivada y fertilizada queda en el ambiente una cantidad de fósforo superior a los 5 kilogramos por hectárea, provenientes tanto del rastrojo como del fertilizante no absorbido por la planta, quedando en total en el predio de la UTE un remanente de 100 toneladas de fósforo por cosecha, que se exportarían por infiltración y escurrimiento” a las aguas del río Uruguay.
De acuerdo con el informe, el anegamiento afectará 6900 hectáreas de humedal, donde pueden encontrarse entre otras comunidades vegetales, “bosque de ribera, pastizales húmedos, pajonales de gramíneas y no gramíneas”. Los efectos de la obra en esas comunidades serán “la eliminación y fragmentación de ambientes, la pérdida de diversidad y cambios en el régimen de inundación aguas abajo”.
También afectaría a la fauna ictícola, ya que allí se presentan “condiciones apropiadas para el desove y cría de larvas” de dorados, surubíes, sábalos y bogas. En ese sentido, el informe advierte que podría producirse la “mortalidad de larvas por reducción en la velocidad de la corriente y predación visual (por parte de las aves) por el aumento en la transparencia” del agua.
Esas razones, entre otras, hacen que el proyecto sea “incompatible con las obligaciones” asumidas por el país en el Estatuto del río Uruguay de 1975, el mismo que el país vecino violó al permitir la construcción de la planta de Botnia, según la Resolución 1238/11, firmada por Mussi. “Por ese motivo, la autorización del proyecto deja de ser una atribución del gobierno correntino, ya que sus consecuencias pueden afectar a otras provincias o a otro país”, dijo Salvioli, para fundamentar la decisión.
El proyecto, además, “resulta incompatible con las disposiciones de la Ley General de Ambiente Nº 25.675 y la de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de Bosques Nativos Nº 26.331, contrariando de ese modo los objetivos de la política ambiental nacional”.
“Los humedales son una reserva importantísima de flora y fauna, y nuestro deber es protegerlos”, concluyó el jefe de gabinete de la cartera ambiental.

----------------------------------------------------------------------------------

Mussi: “el Proyecto de Ayuí Grande atenta contra la Ley General del Ambiente y la Ley de Bosques Nativos”

Fecha de Publicación: 26/08/2011
Fuente: Secretaría de Ambiente
Provincia/Región: Nacional - Corrientes


El secretario de Ambiente hizo referencia al “Proyecto Productivo Ayuí Grande”, que luego de analizar los estudios de impacto ambiental, consideró que “no debe desarrollarse el emprendimiento”.
El titular de la cartera ambiental, Dr. Juan José Mussi, recordó que cuando el gobierno de Corrientes autorizó la construcción del emprendimiento privado, desde la cartera ambiental se presentó un recurso de amparo al que dio lugar la Corte Suprema de Justicia, que ordenó facilitar los estudios de impacto ambiental.
Sobre ésta información se basaron los estudios técnicos que determinaron que dicha obra atenta “contra de dos principios legales: uno internacional y otro nacional”. En primer lugar, “va en contra del tratado del Río Uruguay ya que el emprendimiento está ubicado a 2 kilómetros y utiliza el curso de agua del Río Miriñan que conduce a la desembocadura del Río Uruguay”, y, a su vez, “vulnera la Ley General del Ambiente ya que va a actuar sobre 7 mil hectáreas de Bosque Nativo y va a atentar sobre especies de fauna”.
Ésta es la “Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable” señaló Mussi, “hay que permitir un desarrollo que no ponga en peligro al medio ambiente, lo que deriva en un daño sobre la salud de la gente”.
Por su parte, el jefe de Gabinete de la secretaría, Dr. Ricardo Salvioli, afirmó que “nosotros intentamos salvaguardar el medio ambiente y cualquier conflicto en el posible deterioro ambiental con Uruguay".
"De acuerdo con los estudios realizados, la obra disminuiría en un 27,3 por ciento el caudal del río Ayuí, producirá el anegamiento de una vasta superficie de bosque nativo y humedales y contaminará las aguas del río Uruguay con fósforo y otras sustancias químicas y con algas que consumen el oxígeno del agua", sentenció Salvioli.

----------------------------------------------------------------------------------

Para Medio Ambiente, la represa de Ayuí es legalmente incompatible

Fecha de Publicación: 26/08/2011
Fuente: Tiempo Argentino
Provincia/Región: Nacional - Corrientes


La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación resolvió ayer que las obras del Proyecto Ayuí Grande “resultan incompatibles con las disposiciones de la Ley General de Ambiente Nº 25.675 y la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nº 26.331”. Mediante la Resolución 1238/11, también determinó que el emprendimiento arrocero que encabezan el vicepresidente del Grupo Clarín, José Antonio Aranda, y el magnate húngaro George Soros “compromete la responsabilidad internacional del Estado por tratarse de una obra que causará perjuicio sensible al río Uruguay, al afectar la calidad de sus aguas”.
Tal como lo denunció Tiempo Argentino el 8 de agosto de 2010, esta polémica iniciativa suponía la apropiación de un curso de agua por parte de dos privados, la inundación de 8000 hectáreas de tierras con bosques nativos, bosques costeros en galería y flora y fauna autóctona en la localidad correntina de Mercedes. El proyecto, alentado por el incremento del precio de los granos en el mercado internacional, buscaba producir 23 mil nuevas hectáreas de arroz, y contaba con el aval del gobierno de Ricardo Colombi, quien la semana pasada enfatizó: “No nos vamos a dejar llevar por falsos ambientalistas que lo único que quieren es que nuestra provincia tenga más del 60% de tierras improductivas”, y añadió: “No podemos tolerar que personas foráneas nos vengan a decir que tenemos que vivir permanentemente en estado animal, sin poder trabajar o producir.”
A raíz de la investigación periodística de este diario, en noviembre de 2010, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió suspender las obras por 90 días hasta tanto se determine si la misma ocasionará daños al medioambiente y afectará el cauce del río Uruguay. Luego, en junio pasado, la Corte dio por “extinguido el proceso”, ya que el supuesto daño ambiental que podría generar el emprendimiento “no puede encontrar cabida en esta causa” en tanto que excede su objeto, pero reconoció que el Estado nacional tenía competencia para actuar. En ese marco, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable elaboró un informe crítico sobre los eventuales impactos negativos del emprendimiento. Allí concluyó que “el Proyecto Productivo Ayuí Grande constituye un peligro de daño grave e irreversible” ya que contempla “la eliminación y fragmentación de ambientes, la pérdida de diversidad y los cambios en el régimen de pulsos de inundación aguas abajo”. Además agrega que el aspecto más preocupante de la propuesta es “establecer compensaciones económicas ante la imposibilidad de aplicar medidas de mitigación, dado que el bien colectivo ambiente es un bien no monetizable, ni disponible por los beneficiarios de manera exclusiva o en forma sustentable”.
Las reacciones de las ONG que se opusieron a la construcción de la represa no tardaron en llegar (ver recuadro).
Emilio Spataro, de Salvemos al Iberá, celebró la medida y afirmó: “Esto demuestra que todo lo actuado en Iberá fue tenido en cuenta, y es de una enorme satisfacción para las comunidades ribereñas afectadas por estas obras ilegales.”
En tanto, el lapidario informe contra el Ayuí no cayó nada bien en el entorno del vicepresidente del Grupo Clarín, José Antonio Aranda. En diálogo con Tiempo Argentino, el titular de Copra SA y mano derecha de Aranda, Ricardo Freire, señaló que la resolución ministerial “desautoriza las leyes provinciales dictadas por el Estado de Corrientes”, ya que “nosotros contamos con todas las habilitaciones provinciales correspondientes y estábamos en condiciones de comenzar las obras, pero ahora nuevamente nos vuelven a frenar”. Al mismo tiempo, manifestó que “esta situación nos sobrepasa, quedamos en el medio de un conflicto entre el Estado provincial y el nacional; y hasta tanto no se aclare el panorama, no vamos a seguir adelante”

Intendente pide parar la represa en Ayuí

El intendente de Monte Caseros pidió a la Justicia la paralización del proyecto para alterar el arroyo Ayuí

Fecha de Publicación: 24/08/2011
Fuente: Telam
Provincia/Región: Corrientes



El intendente de Monte Caseros, Eduardo Galantini (PJ), solicitó a la Justicia la paralización del proyecto Ayuí, impulsado por las empresas Copra S.A y Adeco Agro, que prevé inundar 8.000 hectáreas mediante la construcción de una represa en una zona cercana a los esteros del Iberá.
El jefe comunal, solicitó que se dicte una prohibición de innovar, “disponiéndose que el Estado de la provincia de Corrientes se abstenga de aplicar la Ley 5974 de ordenamiento de bosques nativos en la zona del espinal, manteniendo en esa zona la prohibición de autorización de desmonte, y se ordene también el cese inmediato y la paralización de las obras del Proyecto Ayuí Grande”.
Copra S.A es una empresa perteneciente a José Aranda, directivo del grupo Clarín, y Adeco Agro es propiedad del magnate húngaro-estadounidense George Soros.
La presentación se formuló ante el Juzgado Civil de Mercedes, donde tramita un amparo promovido por la Fundación Reserva Iberá, que pidió se declare inconstitucional la ley 5974, de ordenamiento territorial de bosques nativos, sancionada por la Legislatura correntina.
Afirman que tal legislación tiene directa incidencia sobre el Proyecto Ayuí, porque su habilitación “se basa en que la zona donde se va a emplazar, fue clasificada como verde”.
El intendente Galantini se presentó como parte interesada debido a las consecuencias que la construcción de la represa traería a su localidad, ubicada a la vera del río Uruguay.
Además, lo hizo en cumplimiento de una ordenanza del Concejo Deliberante de Monte Caseros, que expresa “el rechazo al megaproyecto que pretende represar el arroyo Ayuí, con el consiguiente deterioro ambiental y el riesgo sanitario para las poblaciones (ubicadas) aguas abajo de la represa”.
La ordenanza también dispone “arbitrar las medidas judiciales necesarias tendientes a salvaguardar la salud de la población”.
En la solicitud, el intendente hace referencia al “vertido de inmensas cantidades de fertilizantes al Ayuí, Miriñay y, por último, al Río Uruguay" y añade que "además de los perjuicios directos sobre nuestra población, el megaproyecto implica una desmedida agresión al medioambiente haciendo desaparecer un hábitat natural compuesto por el Arroyo Ayuí”.
“El proyecto para represar el arroyo Ayuí Grande intenta inundar 8.000 hectáreas bajo las aguas de un lago artificial, alterando el régimen de este importante curso de agua, del que dependen otros productores, y eliminando valiosos bosques nativos”, afirma la presentación realizada a la Justicia.
Este reservorio artificial recibiría, a su vez, los efluentes químicos de una gigantesca superficie de plantíos (unas 20.000 hectáreas bajo riego), y el destino de la cuenca del río Miriñay (receptor final de las aguas que terminan en el río Uruguay, pocos kilómetros aguas arriba de la ciudad de Monte Caseros) podría quedar severamente comprometido; no sólo desde el punto de vista ambiental, sino también productivo.
En cumplimiento a la obligación que le impone la Carta Orgánica de ese Municipio, Galantini solicitó a la Justicia la paralización del proyecto arrocero denominado Ayuí, a fin de “asegurar el derecho de los habitantes a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas, protegiendo el sistema ecológico y el uso racional de los recursos naturales”.

Ayuí: negocio en desmedro de la naturaleza

El Ayuí, un proyecto privado en desmedro de la naturaleza

Fecha de Publicación: 06/07/2011
Fuente: Tiempo Argentino
Provincia/Región: Corrientes



La construcción de la represa Ayuí Grande que los empresarios José Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín, y George Soros impulsan en el departamento correntino de Mercedes, y que fue denunciada en una investigación de Tiempo Argentino, sigue cosechando críticas. El emprendimiento implicaría interrumpir el flujo natural de un importante curso de agua, eliminando sus bosques de ribera y extensos pastizales.
Se dedicarían así unas 28 milnuevas hectáreas al cultivo de arroz y otros cereales. El doctor Monjeau es uno de los científicos que se oponen a este proyecto, al considerar que “el Ayuí es uno de los pocos espacios que queda virgen o relativamente virgen en la provincia de Corrientes, donde hay pocos espacios forestales protegidos”.
El director del IARN analizó que los estudios de impacto ambiental, por más que sean hechos por investigadores muy reconocidos, como es en el caso del Ayuí, “pueden decir: no se va a extinguir ninguna especie; pero la extinción de especies no se hace de manera repentina y puntual, sino en un lento proceso en el que los espacios naturales son degradados y desplazados, poco a poco, por espacios productivos”. Y observó: “Una cosa es remplazar un espacio productivo por otro; otra es crear un nuevo espacio productivo en desmedro de uno natural. Hay que combatir esa tendencia.”
“El deterioro a escala global es realizado por la suma de pequeñas decisiones, que no miran el conjunto, y así se destruye el patrimonio natural de manera irreversible”, continuó. Y dio un ejemplo extremo para entender la problemática: “Cortar un árbol no afecta de manera notoria al cambio climático, y si se hiciera un estudio de impacto ambiental no se percibiría su incumbencia en la disminución de la capacidad de absorción de gases de efecto invernadero en comparación con los 5000 pesos que puede valer su madera. Sin embargo, por la suma de malas decisiones basadas en casos concretos, se pueden llegar a cortar millones.”

Ayuí: ONG lo desmienten aval de la corte

Colombi dice que la Corte avaló la represa de Ayuí, pero las ONG lo desmienten

Fecha de Publicación: 22/06/2011
Fuente: Tiempo Argentino
Provincia/Región: Corrientes



El máximo tribunal dejó en manos del Estado Nacional la definición del tema. Pero el gobernador dice que resolvió a su favor en el caso.
El martes 14 de junio la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio por “extinguido el proceso” en el que el Estado Nacional demandaba a su par correntino por la construcción de la represa Ayuí Grande, que involucra al vicepresidente del Grupo Clarín, José Antonio Aranda y al magnate húngaro, George Soros. El máximo tribunal, que había frenado las obras por 90 días, alegó que esa etapa se cumplió y ahora será el Estado Nacional el que deberá definir el camino a seguir.
Sin embargo, el gobierno correntino, principal aliado de ambos empresarios, hizo una lectura antojadiza del fallo al interpretar que la Corte “aceptó los argumentos presentados por la provincia de Corrientes”, y que “rechazó el recurso de amparo interpuesto por Nación y da la razón a la postura del gobierno provincial”.
En un comunicado oficial titulado “La Corte Suprema rechazó intervenir en la ‘Cuestión Ayuí’ y falló a favor de la Provincia”, el gobierno de Colombi dijo que “aceptó los argumentos del gobierno de Corrientes, sustentados en factores generadores de progreso que no dañan la fauna ni la flora del ecosistema de este afluente del Río Miriñay”. Pero no todos piensan lo mismo. Sólo hay que leer detenidamente el breve fallo de tres páginas, firmado por el pleno del Cuerpo, para concluir que la postura de la administración Colombi es falaz.
En contrapartida con la visión que dio el gobierno correntino, las ONG que objetaron la construcción de la represa señalaron que la decisión de la Corte es correcta ya que su intervención no tuvo como cometido evaluar nada, sino requerirle al ejecutivo correntino la información que la Nación reclamaba sobre el emprendimiento.
Aníbal Parera es biólogo e integrante de la Fundación Iberá, una de las primeras ONG correntinas que alzó su voz en contra del proyecto que pretendía inundar 8000 hectáreas en la localidad de Mercedes para producir arroz. En diálogo con Tiempo Argentino sostuvo que el fallo “no dice nada a favor ni en contra de la represa. Tampoco le quita competencia a la Nación, que es la que ahora tiene que demostrar cuál será su juego; y agregó que “la actitud de las empresas interesadas, e incluso de las autoridades provinciales, de entusiasmo por el fallo de la Corte, corresponde a una interpretación falsa, a una actitud exitista o mentirosa sobre los hechos”.
María Ines Fagetti, legisladora y titular de la Comisión de Ecología de la Cámara de Diputados de Corrientes, manifestó por su parte que “no hay ni una sola palabra, ni un solo argumento del más alto Tribunal de la Nación que permita siquiera interpretar que el fallo ‘da vía libre al aprovechamiento del arroyo Ayuí’, como lo sostienen las usinas goebbelianas colombistas”.
No obstante, los empresarios parecen tener vía libre para comenzar la polémica represa con el aval del gobierno correntino. “Teníamos confianza en que nos favorecería. Estamos festejando este fallo ya que nos pone de nuevo en carrera para ver los costos y ver si en el mes de julio podemos iniciar las obras”, le dijo Ricardo Freire, mano derecha de José Antonio Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín, a un portal de noticias local.

El fallo favorable a Ayuí impulsaría más proyectos

El fallo favorable a Ayuí impulsaría inversiones similares para el agro

Fecha de Publicación: 18/06/2011
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Corrientes


Desde el Gobierno coinciden en que el fallo de la Corte Suprema que avaló el Proyecto Ayuí Grande sentará un precedente y permitirá iniciativas similares en Corrientes. El ministro de la Producción adelantó que hay varios planes de este tipo previstos, el más importante ubicado en el departamento Sauce.
Tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que avaló la continuidad del Proyecto Productivo Ayuí Grande, desde el Gobierno provincial son optimistas sobre el precedente que sentará la resolución para brindar seguridad jurídica y permitir el desembarco de nuevas inversiones agropecuarias. En este caso, informaron que existen al menos una decena de iniciativas, que podrían presentarse formalmente en lo que resta del año. El plan más importante se encuentra en el departamento Sauce, y prevé represar un arroyo para regar unas 4.500 hectáreas de arroz.
Tanto el gobernador, Ricardo Colombi, como el ministro de la Producción, Jorge Vara, resaltaron el fortalecimiento institucional y la seguridad jurídica que brinda la resolución del máximo órgano judicial de nuestro país, que esta semana desestimó el recurso que había presentado el Gobierno nacional para frenar el Proyecto Productivo Ayuí Grande, una obra que prevé la construcción de una represa de casi 8 mil hectáreas en el departamento Mercedes, para el riego de 15 mil hectáreas de arroz y más de 3 mil de otros cultivos.
“Más allá del Proyecto Ayuí, que es muy importante para la provincia, el fallo sienta un precedente y brinda seguridad jurídica como para mostrarle a los productores que en Corrientes se puede invertir y nosotros los vamos a seguir apoyando”, dijo a El Litoral el ministro de la Producción, Jorge Vara. El funcionario sostuvo en este aspecto, que varios productores que estaban especulando con este tipo de emprendimientos hasta tanto se tuviera un antecedente con Ayuí, podrían impulsar sus proyectos agropecuarios.
Vara informó en este marco, que si bien no hay nada presentado formalmente, existe la intención de algunos productores para emprender planes similares a Ayuí, aunque en menor escala. Según comentó Vara, el más importante de estos emprendimientos está planificado para el departamento Sauce, donde cuatro productores prevén represar un arroyo para regar unas 4.500 hectáreas de arroz.
En este caso particular, el ministro comentó que para esta iniciativa ya se iniciaron los estudios topográficos que determinarán la disponibilidad y calidad de los suelos, por lo que es el más avanzado. En un cálculo realizado a la ligera y sin los resultados de estos estudios previos, el ministro estimó que según la superficie, el lago a construir tendría unas 1.500 hectáreas.
Asimismo, Vara informó que el pasado jueves se reunió con productores del departamento Monte Caseros, que también tienen la intención de emprender proyectos de represamiento de arroyos para riego de arroz. En este caso, Vara explicó que se trata de productores entrerrianos que tienen tierras en la zona Sur de Corrientes, quienes proyectan regar unas 500 hectáreas del cultivo, aunque tampoco presentaron nada oficialmente.
“Acá lo importante es el fortalecimiento institucional del Gobierno y la seguridad jurídica que se brinda”, sostuvo el titular de la cartera productiva, quien concluyó: “Con este escenario, se puede prever que de acá a fin de año se presenten formalmente unos diez proyectos de este tipo”.

La Corte autorizó emprendimiento en Ayuí Grande

La Corte autorizó el emprendimiento en Ayuí Grande

Fecha de Publicación: 17/06/2011
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Corrientes



El máximo órgano judicial desestimó el recurso presentado por el Gobierno nacional contra el Proyecto Ayuí Grande, que prevé el represamiento de ese arroyo con fines productivos. Desde el grupo de empresas que impulsa la inversión anunciaron que en julio podrían comenzar las obras.
En diciembre de 2009, el proyecto había recibido un amplio respaldo de la mayoría de las instituciones productivas y económicas, durante la audiencia pública realizada en Mercedes.
627 Son las hectáreas de arroz que se prevén aumentar a partir de la construcción del lago.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación dictó el martes un fallo que desestimó las objeciones que interpuso el Gobierno nacional al Proyecto Productivo Ayuí Grande, la millonaria inversión que impulsa un grupo de empresas agropecuarias para el departamento Mercedes. Los ministros del máximo órgano judicial de la Nación rechazaron el pedido de intervención formulado por Nación y declararon extinguido el proceso.
Si bien restan algunos pasos formales para la autorización final, los inversionistas anunciaron que el mes próximo retomarán las obras.
El fallo data del 14 de junio y da razón a la postura del Gobierno provincial en la causa generada contra el aprovechamiento hídrico del arroyo Ayuí Grande y su cuenca con fines productivos. Se trata de una millonaria inversión que desde hace varios años planifica un grupo de empresas agropecuarias en el departamento Mercedes, y que ya tiene to-dos los permisos otorgados por la Provincia para su concreción.
A mediados de septiembre de 2010 el Gobierno nacional presentó un recurso de amparo, argumentando que los estudios de impacto ambiental presentados por las empresas no eran correctos, y el represamiento del Ayuí afectaría el curso del río Uruguay, poniendo en riesgo las relaciones con el vecino país.
Tras varios meses de análisis, la resolución de la CSJ rechazó el recurso interpuesto por la Nación y aceptó los argumentos del Gobierno de Corrientes, sustentados en factores generadores de progreso que no dañan la fauna ni la flora del ecosistema de este afluente del río Miriñay.
“Se resuelve rechazar el pedido de intervención como terceros formulado y declarar extinguido el proceso”, señala la parte resolutiva del fallo, que lleva la firma de los ministros Ricardo Loren-zetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Juan Carlos Ma-queda y Carmen Argibay. En diálogo con El Litoral, Ricardo Freire, gerente de la empresa Copra SA, una de las integrantes del proyecto, consideró que “el fallo es contundente a favor del proyecto”.
El empresario comentó que el estudio de impacto ambiental se desarrolló respetando minuciosamente todos los detalles y protocolos provinciales y nacionales, y fue llevado a cabo por reconocidos profesionales de nuestro país y el exterior. “Es un proyecto premiado a nivel internacional”, sentenció Freire.
Con el fallo de la Suprema Corte bajo el brazo y aguardando los pasos legales y la autorización del Gobierno, la UTE conformada además de Copra por Pilagá SRL, Tupantuva SA, Santa Clara y Yuquerí SA y Estancia Ñú Verá, retomará las obras a la brevedad. “Esperemos retomar lo antes posible; seguramente el mes que viene vamos a reanudar el proyecto, que habíamos frenado para respetar los pedidos de la Justicia”, explicó Freire. En este aspecto, el empresario mercedeño comentó que los trabajos están “en cero”, ya que al momento de la presentación judicial de Nación, la empresa adjudicataria de las obras -una firma de la provincia de Entre Ríos- se aprestaba a iniciar los trabajos de represamiento. “La adjudicación ya está hecha, ahora tendremos que reacomodar los costos, porque ya pasó un año de lo previsto y seguramente se han modificado”, explicó Freire. El empresario sostuvo que “estamos muy contentos, hay un contento generalizado porque es un proyecto que va a traer muchos beneficios a la provincia”, teniendo en cuenta que generará cientos de puestos de trabajo, ampliará el área de producción y prevé insertar más de $30 millones anuales a la economía regional.

Acuden a la Corte Suprema por Ayuí

Ciudadanos libreños acudieron a la Corte Suprema por Ayuí

Fecha de Publicación: 18/02/2011
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Corrientes


Vecinos de Paso de los Libres realizaron una presentación ante la Corte Suprema de Justicia en el que aportan datos vitales para frenar el proyecto productivo Ayuí Grande. Además, hicieron un llamado a la población en general para estar en estado de alerta e interiorizarse sobre el tema.
El proyecto productivo Ayuí Grande que busca represar el arroyo homónimo para inundar unas 7.900 hectáreas de bosques nativos en la zona del Iberá para regar unas 77 mil hectáreas de campos arroceros, agrícolas y ganaderos, vuelve a ser noticia pues el lunes último vecinos de Paso de los Libres hicieron una presentación ante la Corte Suprema de Justicia.
El coordinador de la Asamblea Ambiental Libreña, Lorenzo Olalla, acompañado por Gabriel Link y patrocinado por los doctores Eduardo y Amelia Molina y Giaccheti, se presentaron ante la Corte Suprema de Justicia en calidad de "terceros coadyuvantes" con el objeto de aportar elementos a la causa "Estado Nacional c/ Corrientes provincia de s/amparo".
Como se sabe, el máximo tribunal de justicia de la Nación investiga, por un pedido del Gobierno nacional, la construcción de la represa sobre el arroyo Ayui Grande. Por ese motivo, Olalla presentó un escrito y dos videos con imágenes del arroyo Ayuí con las especies animales y vegetales que allí viven. Además, el material audiovisual contiene opiniones de diferentes personas vinculadas al tema.
Entre las principales líneas de la presentación realizada el 14 de febrero último se destaca que “el arroyo Ayuí se encuentra en el corazón de Corrientes, en el Departamento de Mercedes, a 50 kilómetros de los Esteros del Iberá y es el principal afluente del río Miriñay, que desagua en el río Uruguay”. Asimismo, Olalla señala que “para comprender este tema especifico, como así también tolo lo que se refiere a la conservación de nuestro Planeta, un punto muy importante de tener en cuenta, es saber que en todo el mundo, hay muchísimas leyes dictadas con el fin de proteger el medio ambiente, pero que es la conducta deshonesta de algunos hombres, por su ambición desmedida, lo que hace que el planeta este cada día más comprometido”.
Vale recordar, por otro lado, que en el marco de la puja entre el Gobierno nacional y las empresas que llevan adelante el proyecto, hace unos meses, uno de los referentes de las firmas que realizarán la inversión en el departamento Mercedes anunció que acatarán cualquier fallo que emita la Justicia Federal. Luego de la solicitud de suspender las obras de Ayuí Grande, el gerente de Copra SA, Ricardo Freire, sostuvo que “no tenemos dudas de que hay que respetar los fallos de la Justicia”.

Informe ampliado del proyecto Ayuí

El Icaa elevó un informe ampliado del proyecto Ayuí

Fecha de Publicación: 26/10/2010
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Corrientes


El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (Icaa) elevó una ampliatoria de la información a la Fiscalía de Estado, relacionada con el procedimiento, plazos y requerimientos establecidos para el proyecto productivo Ayuí. Dicha información será enviada a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en virtud del requerimiento formulado la semana pasada. Y consiste en copias certificadas de las resoluciones de concesión de uso de agua pública, en el marco del Código de Aguas de Corrientes, y que el máximo tribunal tuvo conocimiento tras recibir la comunicación, por nota múltiple, que el ICAA envió a instituciones públicas, tanto nacionales como provinciales y municipales, entre ellas el Congreso de la Nación, Legislatura correntina, Comisión Administradora del Río Uruguay, Defensoría del Pueblo, entre otros.
En el informe elevado a Fiscalía de Estado aclara respecto al alcance de los plazos establecidos tanto en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), como en las Resoluciones de Concesión de Agua, donde se destaca como requisito fundamental que los responsables de la UTE, al momento de decidir la construcción de la presa sobre el arroyo Ayuí, deben comunicar al Icaa el inicio de la misma, con una antelación de 60 días según lo dispuesto en la Resolución Nº 794/09 de Declaración de Impacto Ambiental. Y 30 días de acuerdo a lo estipulado en las resoluciones de concesiones de Derechos de Aguas, otorgadas al continuar los procedimientos administrativos, técnicos y legales al no existir impedimentos judiciales.

La construcción de Ayuí es inminente

La construcción de Ayuí es inminente

Fecha de Publicación: 06/10/2010
Fuente: Diario El Argentino
Provincia/Región: Corrientes.



Este lunes iniciaron las obras de tendido eléctrico para las estaciones de bombeo en la zona donde se construiría la cuestionada represa del arroyo Ayuí Grande, en Corrientes.
A pesar de la cautelar interpuesta ante la Corte Suprema de Justicia por el gobierno nacional para evitar el impacto ambiental, una de las empresas responsables del emprendimiento aseguró contar con la habilitación para iniciar los trabajos. En ese sentido, el gerente de Copra S.A., Ricardo Freyre, fundamentó que las tareas encaradas esta semana cuentan con la aprobación de los organismos respectivos, además de revelar que el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) autorizó la obra. “El conflicto judicial es entre el Estado nacional y el Estado provincial, no es una denuncia contra la firma”, dijo y completó: “Nosotros estamos habilitados legalmente”. Mientras se espera que la Corte Suprema de Justicia se expida sobre los informes enviados por Corrientes en el marco del proyecto productivo de Ayuí Grande, trascendió que la Unión Transitoria de Empresas (UTE) inició este lunes los trabajos de tendido eléctrico de media tensión que llevaría energía a las estaciones de bombeo de la futura represa, una inversión que ronda los 20 millones de dólares.
En ese marco, el gerente de Copra S.A., indicó que se trata de una línea de 33 KV que servirá para abastecer a las estaciones de bombeo que ya trabajan en la zona y las que se construirán en el marco del proyecto; y acotó que las tareas fueron aprobadas por la Subsecretaría de Energía y la Dirección Provincial de Energía de Corrientes, así como el viernes pasado, el ICAA les habría dado “la concesión del agua y con ello la autorización para iniciar las obras”.
Respecto del conflicto judicial, el empresario discurrió que se trata de un inconveniente entre el Estado nacional y el Estado provincial. “No es una denuncia contra la firma”, recalcó. “Nosotros hoy estamos habilitados legalmente a hacer las obras. Hoy no hay nada que nos impida”, dijo y esperó que se cumplan los términos previstos en el proceso para el inicio de la represa. “Estimamos que entre 60 y 90 días podríamos estar en condiciones de comenzar con los trabajos. Hay que esperar 10 días para la licitación y cumplir los términos legales para adjudicar la obra, por eso se podría demorar hasta 90 días”, detalló.
El tiempo de ejecución de la obras es de 12 meses y tendrá un costo total de 60 millones de dólares, aunque por la inflación los empresarios ya prevén ciertos incrementos en el presupuesto. De ese monto, 20 millones están destinados a esta primera parte del emprendimiento, que tiene como principal objetivo trasladar energía. El resto de la inversión irá al área industrial propiamente dicha, es decir: a las plantas de acopio, molinos y compra de maquinarias, publicó El Litoral de Corrientes.
Finalmente, Freyre devolvió el favor a los sectores ambientalistas que cuestionan el proyecto, rescató que la iniciativa generará “1.500 puestos de trabajo” y sostuvo que se llevará adelante “un sistema de producción de arroz totalmente sustentable”. En esa línea, opinó sobre la necesidad de dar un impulso de desarrollo a la provincia “para sacar a la sociedad de la pobreza”. “Sin trabajo, no hay salud”, cerró.

Contra las fumigaciones y el proyecto Ayuí

Diputados rechazaron las fumigaciones aéreas y el proyecto Ayuí

Fecha de Publicación: 23/09/2010
Fuente: Telam
Provincia/Región: Nacional


Los legisladores que integran la Comisión de Recursos Naturales, trataron un proyecto de ley que prohíbe la fumigación aérea con plaguicidas y restringe la distancia para su aplicación terrestre en todo país. También se comprometieron a trabajar en el seguimiento de las causas judiciales de impugnación de la Ley de Bosques y en pedidos de informes al Gobierno de Corrientes por la Represa de Ayuí.
El pasado martes 21 de septiembre, se reunió la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados en una audiencia pública en la que se debatió en torno a la cuestión del proyecto Ayuí Grande y sus implicancias ambientales y sociales.
Los legisladores se comprometieron a trabajar activamente en el seguimiento de las causas judiciales presentadas por Fundación Iberá impugnando la Ley de Bosques y en pedidos de informes al Gobierno de Corrientes.
El mismo día, la Diputada Nacional, Cecilia Merchán, junto al interbloque Proyecto Sur, organizó una Audiencia Pública para debatir las consecuencias sanitarias de la aplicación indiscriminada de agro químicos.
En la audiencia, de la que participaron unas 200 personas, se presentó el proyecto de ley que prohíbe la fumigación aérea con plaguicidas y restringe la distancia para su aplicación terrestre en todo país (5857-D-2010).
Asimismo, se analizaron otras iniciativas legislativas presentadas a nivel nacional, provincial y local que van desde la restricción de productos de comprobada peligrosidad, a una mayor regulación y control en su aplicación.
En la oportunidad, disertaron por las organizaciones de la sociedad civil y del sector académico, Andrés Carrasco (UBA-CONICET), Raúl Horacio Lucero (Universidad Nacional del Nordeste, Chaco), Norma Giarracca (Socióloga), Medardo Ávila Vázquez (Universidad Nacional de Córdoba), Javier Souza Casadinho (RAPAL), Salvemos al Iberá (Corrientes), y Vecinos de la localidad bonaerense de San Pedro, entre otros.
El jefe del Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), Raúl Horacio Lucero, detalló frente a legisladores las historias clínicas de niños malformados que comenzaron y llegaron a su consultorio, exhibió radiografías de bebés sin dedos, chicas con brazos sin articulación.
En tanto Emilio Spataro, Coordinador de la Campaña Salvemos al Iberá presentó el caso de Colonia Carlos Pellegrini como un ejemplo de como afecta a la economía local (basada en el ecoturismo), además de a la salud humana, la actividad arrocera que fumiga sobre poblaciones humanas en la Reserva Provincial Esteros del Iberá.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs