Mostrando entradas con la etiqueta Capital Federal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Capital Federal. Mostrar todas las entradas

No tan "Buenos Aires"



Malos Aires: cuáles son los barrios porteños más contaminados

Fecha de Publicación
: 10/11/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Un trabajo de monitoreo realizado por la ONG Greenpeace detectó que en siete de las 15 comunas se registran altos índices de contaminantes en el aire; el Gobierno porteño sostiene que trabaja en el monitoreo y criticó la metodología de medición del estudio
La mala calidad del aire que respiramos es el mayor riesgo para la salud y el ambiente, y una de la mayor causa de muerte infantil en el mundo. Así lo indicó esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la primera conferencia mundial que aborda esta problemática y que se realizó en Suiza. En la ciudad de Buenos Aires no estamos ajenos a este flagelo: Caballito, Barracas, Recoleta, Balvanera, Parque Chacabuco, Villa Crespo, San Cristóbal, Belgrano, Villa Lugano, Flores, Villa Devoto y Retiro son los barrios más afectados, según un relevamiento realizado por la ONG Greenpeace.
"Entre los meses octubre 2017 y julio 2018 realizamos tres mediciones estacionales, -la última junto al INQUIMAE (UBA), y más de 80 vecinos de la ciudad- en las que encontramos niveles de contaminación del aire que sobrepasaban los niveles guía de la OMS. Entre los casos más preocupantes, se cuentan jardines maternales en el área de cobertura de la estación Parque Centenario, que mostraban 30% más dióxido de nitrógeno que la indicada por la estación. Jardines maternales y el hospital Gutiérrez, contrastados contra la estación Córdoba mostraban mucha variabilidad, representando diferencias a nivel de exposición mensual. Incluyendo material particulado 2,5 (que las estaciones del GCBA no monitorea) los resultados fueron elevados en algunos jardines maternales. Una medición barrial de dióxido de nitrógeno junto a vecinos mostró que el 40% de las muestras distribuidas en distintos puntos de la ciudad superaron el nivel guía de la OMS", indicó Mauro Fernández, coordinador de Clima y Energía de Greenpeace en Argentina, Chile y Colombia.
El estudio se realizó en el marco del proyecto de Ciencia Ciudadana de la organización ambientalista, donde unas cien muestras fueron distribuidas a los participantes. Con el apoyo del Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (INQUIMAE) de la Universidad de Buenos Aires, Greenpeace emprendió una investigación para medir la composición del aire y sus niveles de contaminación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
"Los combustibles de los vehículos motorizados, principalmente el de los colectivos, generan tóxicos perjudiciales para la salud. Entre los contaminantes dañinos se encuentra el dióxido de nitrógeno (NO2) y Materia Particulada (MP10 y MP2.5) que provocan enfermedades cerebrovasculares, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares e infecciones respiratorias, como la neumonía, entre otras", indicaron en Greenpeace.
Según el estudio, al que tuvo acceso Infobae, el promedio de NO2 de las 87 muestras resultó ser el valor límite establecido por la OMS (21 ppb – partes por billón). "En prácticamente todas las comunas existen puntos por encima de los 21 ppb recomendado por la OMS como promedio anual. En algunos casos, las medianas se sitúan bastante por encima de este valor. De un total de 87 puntos muestreados. Siete comunas de quince actualmente están por encima de estos parámetros", agrega.
En el gobierno porteño indicaron que, aunque trabajan para mejorar el sistema de medición de la calidad del aire, no tienen registros que sobrepasen los niveles establecidos por la OMS ni por la normativa local.
"Desde 2005, la Ciudad comenzó a delinear una red de calidad de aire, única en el país, que se fue ampliando paulatinamente tanto por la incorporación de nuevas estaciones como de contaminantes a ser medidos, tales como SO2 y PM2.5, encontrándonos en la etapa final de puesta a punto de la metodología para su medición. En la actualidad, la red cuenta con cuatro estaciones de calidad de aire: estación La Boca, Córdoba, Parque Centenario y estación CIFA (Centro de Información y Formación Ambiental), la cual se incorporó durante el año en curso y ya se encuentra reportando datos de NO-NO2-NOx y CO. Cada una de las estaciones en cuestión están estratégicamente ubicadas en función de las distintas zonificaciones, para conocer la calidad del aire de la Ciudad, complementándose asimismo con monitoreos manuales", indicó Juan Filgueira, de la Agencia de Protección Ambiental porteña.
El organismo aseguró que "los valores se encuentran por debajo de los niveles admisibles establecidos por la normativa local e inclusive de normas internacionales" y criticó la metodología de medición realizada por la ONG. "Es importante utilizar correctamente niveles de calidad de aire de larga exposición (1 año), además de hacer su comparación con niveles del mismo carácter al comparar es muy importante no confundir niveles de larga exposición con los de corto tiempo, a fin de evitar conclusiones erróneas".
En Greenpeace indicaron que, además de la medición, en su capítulo internacional se mapearon los 50 puntos más contaminados del planeta y, entre ellos está Buenos Aires. Para hacerlo utilizaron imágenes satelitales de la European Space Agency.
La ONG ambientalista recordó que en 2015 el gobierno de la Ciudad firmó la Clean Bus Declaration ante el C40, expresando su compromiso a "reducir emisiones del sector del transporte, mejorando la calidad del aire a través de la introducción de colectivos bajos en emisiones —y, finalmente, con cero emisiones— en sus flotas". Estudios de expertos demostraron que era posible tener un 25% de la flota de transporte público eléctrico para 2020.
"Demandamos que se acelere la transición en línea con el acuerdo y comenzar a minimizar así los impactos en la salud de los vecinos de la ciudad y reforzar los esfuerzos contra el cambio climático", agregó Fernández.
El reporte que la OMS dio a conocer esta semana destaca que el 93% de los menores de 15 años en el mundo (unos 1.800 millones de niños) respiran a diario un aire tan contaminado que perjudica a su salud y su crecimiento. En general, el 91% de todos los habitantes del planeta conviven con un aire contaminado, lo que aumenta el riesgo de cáncer a los pulmones, de derrame cerebral y de enfermedades del corazón.
.

Abordaron el extractivismo urbano en la CABA



Extractivismo urbano

Fecha de Publicación
: 06/11/2018
Fuente: Agencia TSS
Provincia/Región: CABA


Agrupaciones barriales, profesionales y académicos debatieron sobre los problemas y desafíos que enfrentan los espacios urbanos y quienes los habitan frente al impacto de la contaminación, el cambio climático y la especulación inmobiliaria, en medio del debate por la modificación del Código Urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires.
Según un relevamiento de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), existen 4300 barrios populares en todo el país, en los cuales viven alrededor de 5 millones de personas. “La mitad de esos barrios fueron creados en los últimos 20 años, el mismo período de aparición y desarrollo del modelo sojero en nuestro país”, dijo el abogado ambientalista Enrique Viale durante un taller realizado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en el que académicos, profesionales y referentes de organizaciones vecinales se reunieron para reflexionar sobre el impacto de la contaminación y el calentamiento global en las desigualdades urbanas y el acceso a la alimentación y la salud de quienes viven en zonas vulnerables.
“En general, se subestima la cuestión ambiental en los países en desarrollo, como si fuera algo secundario, se cree que de eso podríamos encargarnos si fuéramos Noruega o Suecia y que aquí primero tenemos otras urgencias que atender. Pero lo que tenemos es un modelo sojero que expulsó gente del campo a las ciudades y un modelo de desarrollo de ciudad que también expulsa a partir de la especulación inmobiliaria”, agregó Viale y se refirió a lo que denomina “extractivismo urbano”, como un proceso de desplazamiento poblacional y degradación ambiental en áreas urbanas. “Buscan mercantilizar todo, hasta las relaciones sociales, y la idea de llamarlo así es para que se empiecen a unificar las luchas”, dijo el especialista.
“El metro cuadrado de la vivienda ya no es ni un bien de uso ni de cambio, es un commodity”, sostuvo el arquitecto Gustavo Cañaveral, de UrbanaTV, el canal comunitario ubicado en la Villa 31. Y destacó: “No estamos en contra del desarrollo inmobiliario sino de esa burbuja que no cuenta con que la gente vaya a vivir a las construcciones, sino que las considera como un bien de cambio para grandes inversores. Es importante pensar los procesos de construcción de barrios populares y de desarrollos productivos que generen trabajo, algo que hemos logrado en la Villa 31 y en el barrio Rodrigo Bueno”, ejemplificó.
“Vivimos una situación de contaminación ambiental, entre otros motivos porque las lagunas fueron rellenadas para posibilitar la ampliación e instalación de nuevas empresas. Hay casas que nunca se inundaban y hoy se inundan. Hay pobladores que también contribuyen al relleno de esas lagunas naturales, y si tomamos fotos satelitales de hace 10 años, vemos que hemos ido ganando espacio pero restando el derecho a la salud, porque nos vamos contaminando”, dijo con preocupación Alejandro Martín Álvarez, de Villa Inflamable, en la localidad de Dock Sud, a tan solo cuatro kilómetros del centro porteño. Allí se estima que viven alrededor de 1200 familias. En la zona, hasta el año 2010 había 40 empresas y hoy son 65. “¿Cómo se instalaron? ¿Con qué permisos? ¿Se hicieron estudios de impacto ambiental previos?”, se preguntó Álvarez.
La falta respuestas a esas preguntas y la necesidad de acceder a información fue una de las problemáticas más mencionadas por los vecinos que participaron en el taller. Otro caso lo manifestaron las representates de quienes viven en la Villa 31, en la Ciudad de Buenos Aires, que reclamaron que nadie les haya consultado ni explicado de qué se tratan, cómo funcionan o qué posibilidades y ventajas pueden obtener con los paneles solares que instalaron recientemente en el barrio. “Además, siempre vienen empresas de afuera a arreglarlos, cuando podrían enseñarnos a nosotros cómo repararlos y así también tendríamos una fuente de trabajo”, dijo Mónica Zárate, vecina de la villa.
“Los desastres naturales no tienen nada de naturales, sino que tienen que ver con la forma en  que producimos y consumimos. No es casual que se use la dimensión individual para responsabilizar a las víctimas. Por eso, es importante el manejo de la información por parte de las comunidades. Es importante la educación y el acceso a la información para poder decidir, y eso también como responsabilidad del Estado”, sostuvo la especialista en salud pública Natalia Eche Goyemberry, de la Asociacion Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ). Claudia Spíndola, del barrio Villa Inflamable, coincidió: “Es cierto que el Estado somos todos, pero la responsabilidad del ambiente es del Gobierno. No le podemos echar la culpa al vecino. Tenemos que mirar al verdadero causante de todo esto, y se necesitan leyes que prohíban y controlen”, afirmó.

Alimentos urbanos y contaminación informativa
“El 75% de las zonas cultivadas en Argentina es de monocultivos. Tenemos la tasa de deforestación mas alta de América Latina, lo que implica una alta concentración de tierras y expulsión de campesinos hacia las ciudades, tanto que el 92% de la población vive en las ciudades, a pesar de que, por cantidad de superficie, el país se encuentra en el octavo lugar del mundo”, dijo Marcos Filardi, de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria (CALISA).
Además, el modelo agroindustrial dominante en el país se basa en el uso de agroquímicos. “Se tiran 400 millones de litros de agrotóxicos por año”, sostuvo Filardi y agregó que la cría de ganado y animales de granja también suele realizarse con alimentos transgénicos que han sido fumigados y se tratan con antibióticos que terminan en el suelo y agua y promueven la resistencia bacteriana. “El agua es cada vez más escasa, está concentrada en menos manos y está contaminada ya desde sus origenes en las zonas de megamineria y fracking, después pasa a la zona agraria y sigue por la industrial y fabril hasta que llega a la ciudad. Entonces, ¿qué comemos, cuál es la calidad de los alimentos?”, se preocupa el abogado.
Desde Villa Inflamable, Álvarez también sumó sus inquietudes: “Hay contaminación no solo por lo que ingerimos sino también por lo que respiramos en el aire y hasta el líquido que tragamos cuando nos lavamos. Debería declararse una emergencia de política ambiental”, advirtió.
El taller fue organizado en el marco del Primer Encuentro Internacional de Ciudades Igualitarias, organizado por el Centro de Estudios y Acción por la Igualdad (CEAPI). “El encuentro se armó junto con una treintena de organizaciones en contraposición al Urban 20, que fue la reunión de alcaldes que coorganizó la alcaldesa de París con la Ciudad de Buenos Aires para nuclear capitales de países del G20 e intentar influir en la agenda de los países con un tinte claramente neoliberal, por lo menos en la mayoría de sus expresiones, y ajeno a la agenda de las organizaciones sociales y pobladores de nuestras ciudades”, dijo Facundo di Filipo, presidente del CEAPI. El taller también coincidió con el debate sobre el Nuevo Código Urbanístico porteño, que ampliaría los límites actuales para la construcción en la ciudad. Di Filipo destacó que dos de los conflictos más importantes a nivel urbanístico en la actualidad son los desalojos que continuamente se desarrollan en La Boca, “un barrio codiciado por el mercado inmobiliario”, y la toma de vecinos de Juárez Celman en Córdoba, “que fue desalojada violentamente dos veces”.
“En la Boca, se trata de hacer desaparecer los conventillos, de sacar a la gente y que sean reemplazados, en vez de que pasen a ser parte de la memoria histórica de nuestra ciudad y la posibilidad de mostrar adónde vivieron los inmigrantes”, ejemplificó Cañaveral. Y concluyó: “En este encuentro, las organizaciones sociales nos juntamos para pensar otro tipo de ciudad frente al modelo neoliberal”.
.

El "Eco Parque" allanado por muerte de animales



Allanaron el ex Zoo por las denuncias de muerte de animales

Fecha de Publicación
: 07/10/2018
Fuente: Perfil
Provincia/Región: CABA


El ex director del predio, Claudio Bertonatti, había llevado el tema a la justicia. Secuestraron documentación y computadoras.
Funcionarios de la Unidad Fiscal Especializada en Medio Ambiente(UFEMA) llevaron a cabo un allanamiento este martes en las
instalaciones del ex zoológico Eduardo Ladislao Holmberg, más conocido como Ecoparque, en el marco de la causa que investiga el estado de los animales tras la muerte de una jirafa y una rinoceronta.
Según pudo saber PERFIL, el procedimiento se llevó a cabo junto a peritos veterinarios y efectivos policiales. En el lugar se constató el estado de los recintos y se habrían secuestrado libros de actas, documentación con información de necropsias y computadoras.
“En el día de ayer, la Unidad Fiscal Especializada en Medio Ambiente concurrió al Ecoparque porteño con el fin de determinar el estado de salud de los animales y las condiciones de los recintos. El procedimiento se realizó sin dificultades”, informó el ministerio de Ambiente de la Ciudad, encabezado porEduardo Macchiavelli. De acuerdo a fuentes cercanas al caso, la medida se dio tras las declaraciones testimoniales de ex cuidadores que trabajaron hasta hace poco en el predio.
La investigación, a cargo del fiscal Blas Matías Michienzi, comenzó en julio tras la muerte de la jirafa Shaki y la rinoceronta Ruth
y luego de que el ex director del zoo Claudio Bertonatti presentara una denuncia penal ante la UFEMA junto a videos en los que se veían cucarachas y ratas en los recintos. Bertonatti realizó en agosto una ampliación de su declaración indagatoria en la que advirtió, además, sobre elmal estado en el que se encontrarían los bisontes y sobre ladelicada salud de la elefanta Mara, quien hoy tendría una infección en una pierna.
El allanamiento se efectuó también a pocos días de la renuncia del subsecretario a cargo del área,Gonzalo Pascual, y luego de que la Legislatura de la Ciudad aprobara el proyecto de ley que autoriza al Ejecutivo porteño a concesionar a privados unos 15 edificios del ex zoo. El predio se encuentra cerrado al público desde 2016, luego de que Horacio Rodríguez Larreta anunciara el
proyecto de transformación del Ecoparque Interactivo y se comenzara con la derivación de animales. Dentro del lugar todavía hay cientos de ejemplares y se continúa con las obras de remodelación.
.

Proyecto de limitar los plásticos en Capital Federal



¿Chau plásticos?: la Legislatura busca prohibir los sorbetes y descartables

Fecha de Publicación
: 03/10/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Las restricciones al plástico podrían llegar a la ciudad de Buenos Aires. Como ya se legisló en Pinamar y a los intentos en Mar del Plata se suma ahora la Capital, que debate un proyecto de eliminación progresiva de sorbetes y utensilios plásticos descartables. La iniciativa replica prácticas que se concretan en varias ciudades del mundo y obedecen a la preocupación que las Naciones Unidas han manifestado respecto de los residuos que llegan a los mares y se han convertido en verdaderas islas flotantes.
"Los consumidores de pescado ingieren hoy por hoy hasta 11.000 micropartículas de plástico por año para entender que esta problemática ha llegado para instalarse. Nadie está ajeno a sufrir las consecuencias ambientales y sanitarias de la producción irresponsable de plásticos. Sabiendo que hoy se arroja el equivalente a un camión cargado de plástico por minuto a los océanos, que la producción y la demanda permanecen en constante aumento, y que el tiempo de degradación de estos materiales varía entre varias décadas a varios siglos, no tenemos más remedio que tomar medidas al respecto, por más que nos resulten incómodas o incluso drásticas", sostiene uno de los argumentos del proyecto que ingresó en la Legislatura porteña, autoría de Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos).
El proyecto, que hoy está en la comisión de Ambiente, también está siendo discutido con el sector del plástico, que se verá obligado a reconvertirse. En ese sentido, el diputado explicó a Infobae que la eliminación será progresiva. Los plazos establecidos en la normativa son:

2020: Prohibición de tener utensilios descartables y sorbetes a la vista en locales de comidas y restaurantes (deben ser entregados en línea de caja)
2022: Prohibición de los sorbetes plásticos que (son lo que mayor daño causan en todo esto),
2026: Prohibición del resto de los utensilios descartables que no sean 100% biodegradables, bajando el porcentaje de componentes de origen orgánico al 40%, a incrementarse gradualmente según plan de progresividad.

La única excepción establecida en el proyecto abarca los utensilios para uso terapéutico y los productos que traigan sorbetes o utensilios de fábrica.
En Ecoplas, una sociedad civil especializada en plásticos y ambiente, rechazan la iniciativa. La industria insiste con que el problema es el mal uso del material y la falta de responsabilidad de descartarlo en el ambiente. "Es más fácil prohibir que educar. Los plásticos de un solo uso de Poliestireno (PS), PET y Polipropileno (PP) son reciclables. Es necesario separarlos en el hogar junto con los otros residuos reciclables (papeles, cartón, hojalata, vidrios y demás plásticos) para que se conviertan en un recurso para la industria recicladora acompañando la economía circular. En Argentina se están reciclando 225.000 toneladas de plástico, con una capacidad ociosa del 50%, por la baja separación de residuos", expresó Verónica Ramos, Gerente de Comunicación y Asuntos Públicos de Ecoplas ante la requisitoria de Infobae.
Y agregaron que, en sintonía con la política de destino final de residuos que planifica el gobierno porteño con la termovalorización o incineración de los residuos, "los plásticos tradicionales tienen un alto poder calorífico por lo que son ideales para la recuperación energética que desarrollará el Gobierno de la Ciudad".
"No es necesario el reemplazo y prohibición que propone el proyecto de ley del diputado Ferraro; debería encauzarse hacia un mensaje positivo a la comunidad: uso responsable y reciclado de plásticos de un solo uso tras la separación en el hogar, junto con los otros residuos reciclables, tales como el papel, cartón, hojalata, vidrios y demás plásticos. Están aprobados por las autoridades competentes en la materia y son necesarios para preservar la salud y evitar contagios", prosiguió Ramos.
La Ciudad de Buenos Aires generó, en 2015, 1.153.38 tn de residuos y más de 143.000 toneladas fueron plásticos (el 13%), según un informe elaborado por la Facultad de Ingeniería de la UBA. Y la ONU, cuya política este año es Un planeta sin plástico, indica que "si las formas de consumo y de gestionar los desechos no cambian, tendremos unos 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos en el año 2050".
Sin embargo, el tema también genera polémica en el seno de las negociaciones internacionales. De hecho, hace un par de semanas el G7 y varios países invitados no llegaron a un acuerdo de reducción y eliminación de este tipo de materiales ni pudo establecerse un plazo. Los rechazos más fuertes a una iniciativa canadiense fueron los de Japón y de los Estados Unidos.
"Comparamos normativa y creemos que puede llegar al recinto este año. Estamos trabajando con los sectores planteando plazos razonables. La ley sigue, además, los lineamientos de ciudad verde que desarrolla el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño", indicó el diputado.
El 1° de enero de 2017 la Ciudad prohibió la entrega de bolsas de polietileno en mercados y supermercados y la gente comenzó a adoptar la costumbre de llevar su propia bolsa o carro. Según cifras oficiales, sólo en un año se redujo la entre de 400 millones de bolsas.
.

Incineración: dinero para cambiar la opinión de periodistas



Incineración de basura: “El dinero de todos es para disciplinar periodistas”

Fecha de Publicación
: 12/09/2018
Fuente: Plural Noticias
Provincia/Región: CABA


La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº35, a cargo de Celsa Ramírez, de la Unidad Fiscal Sur determinó que el material de estrategias de manipulación pública y la entrega de pauta oficial para cambiar la posición de periodistas sobre la incineración de residuos, salió de las oficinas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
La causa se había iniciado por una denuncia penal contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por parte del abogado Alejandro Viale, la legisladora Myriam Bregman y el ex diputado de la Ciudad, Facundo Di Filippo.
A partir de este peritaje, Viale sostuvo que se evidenció la utilización del dinero de los ciudadanos “para disciplinar periodistas”. De hecho, consideró que pone sobre la mesa por qué no existen investigaciones periodísticas respecto a la cantidad de negocios con obras y tierras públicas. “Todo eso se mantiene en lugares subterráneo”, planteó sobre el blindaje al alcalde de la Ciudad.
“El Gobierno nunca los cuestionó (sobre las pruebas presentadas) porque sabía que eran verdaderos”, expresó. En diálogo con FRECUENCIA ZERO, el abogado marcó que podrían configurarse tres delitos: abuso de autoridad, malversación de fondos públicos y incumplimiento de los deberes de funcionario público.
.

Advierten de la calidad del aire en Capital Federal



Advierten que la contaminación del aire en la Ciudad es muy alta

Fecha de Publicación
: 06/09/2018
Fuente: Clarín
Provincia/Región: CABA


Un relevamiento señaló que supera los parámetros internacionales. Otro informe de la OMS ya había marcado lo mismo. El Gobierno porteño afirma que se cumplen con los límites oficiales. El tránsito y la falta de espacios verdes, las principales causas.
En ocasiones, cuando pasamos mucho tiempo en un espacio cerrado puede invadirnos cierta sensación de asfixia. En la mayoría de los casos el alivio viene de la mano de una acción lógica: "salir a tomar aire". Si bien ese contacto con el afuera supone un bienestar inmediato, en ciudades como Buenos Aires los efectos a largo plazo podrían resultar todo lo contrario. Un reciente informe volvió a traer al primer plano la discusión sobre la contaminación del aire en la Ciudad, que sigue superando los parámetros saludables.
Así lo demuestra un relevamiento elaborado por Greenpeace. El muestreo se llevó a cabo en 20 puntos de Capital, donde hay nueve escuelas primarias, ocho jardines maternales y tres hospitales pediátricos. De marzo a julio pasado, por un período de tres días y en un rango de 12 horas, se midió el nivel de exposición a la materia particulada 2.5 (PM 2.5), uno de los tóxicos provenientes de la polución del aire que genera la quema de combustibles fósiles y del gasoil.
Según los índices, en barrios como Balvanera el "límite seguro" se llega a superar por un 356%, mientras que en Caballito, donde los efectos no son tan marcados, está un 80% por encima.
Otro de los materiales que se tuvo en cuenta para el informe es el dióxido de nitrógeno (NO2), también presente en el aire porteño en valores poco recomendables. “El 31% de todas las mediciones de NO2 violan los límites de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y peor aún sucede con el caso del PM2.5, materia que podemos considerar venenosa por sus graves efectos a la salud y que en el 72% de las mediciones superó los límites”, resumió Ingo Boltz, coordinador de la campaña que llevó a cabo la ONG ambientalista. Para el trabajo se utilizaron unos dispositivos  traídos de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, donde Greenpeace tiene un laboratorio propio.
La OMS establece el límite de exposición diaria a PM 2.5 en 25 ?micrómetros por metro cúbico. Durante el estudio, en cambio, el se encontró por ejemplo que en los alrededores de la Escuela Infantil N°5 del Distrito Escolar 2, donde también funciona la primaria N°16 Presidente Mitre, en Balvanera, presenta la cifra más alta en este sentido: 35.6 ?micrómetros.
La propia OMS había advertido sobre la polución en Buenos Aires. Hace dos años, en el marco de un relevamiento en 3.000 ciudades y usando las propias estadísticas oficiales, denunció que el aire tiene un 30% más de componentes nocivos que lo tolerado.
Entre los efectos nocivos para la salud por inhalación continua de PM2.5 se encuentran enfermedades respiratorias como el asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV).
Una de las discusiones tiene que ver con los controles que se hacen para ver cómo está la polución en la Capital Federal. En Greenpeace afirman que las estaciones de medición del Gobierno porteño son insuficientes y que debería haber al menos diez, como en otras ciudades comparables.
Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, del que depende la Agencia de Protección Ambiental (APRA) a cargo de las mediciones, responden: "Contamos con cuatro estaciones de calidad de aire, en La Boca, avenida Córdoba y Rodríguez Peña, Parque Centenario y en Villa Lugano. Los valores registrados de calidad de aire cumplen con los límites establecidos por la normativa local, la que a su vez está en línea con lo exigido por la agencia ambiental de Estados Unidos", afirman.
El tema es que esos límites son un poco más tolerantes que los de la OMS. Y además en la Ciudad las mediciones son distintas: en los controles porteños aún no se sigue el PM2.5, justamente uno de los parámetros cuestionados. "Actualmente APRA cuenta con tres equipos con los que se comenzó a medir PM 2.5, y que están siendo sometidos a procesos de validación para que puedan arrojar un diagnóstico certero", explicaron en el ministerio.
La quema de combustibles por el alto tránsito vehicular es uno de los principales contaminantes del aire que respiran los porteños. Del otro lado, la escasez de espacios verdes suficientes impide una mejor oxigenación.
"Cualquier plan de acción tiene que ser gradual pero constante. No se trata de sacar de circulación todos los camiones o colectivos, pero eliminar sólo el 20% ya haría una diferencia sustancial. También se puede transformar parte de la flota del transporte público a otras tecnologías. Por ejemplo, las unidades que circulan por los carriles de Metrobuses podrían ser eléctricas", menciona Damián Bikiel, investigador y miembro del Instituto de Química, Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (INQUIMAE) del Conicet.
La suma de nuevas construcciones, muchas de ellas en altura, es otra de las cuestiones. "Buenos Aires es una ciudad con una densidad de espacios verdes bajísima, por debajo de lo recomendado por la OMS. La pérdida de estos espacios o su planificación incorrecta tiene grandes efectos negativos en la calidad de aire. En forma similar, la capacidad de ventilación de la ciudad depende de la altura y densidad de sus construcciones, aumentar las fuentes y disminuir la capacidad de autolimpieza de la atmósfera no es la forma para reducir la contaminación", afirma Bikiel.
.

El Obelisco en "terapia intensiva"



El Obelisco, en "terapia intensiva" por la contaminación en el aire

Fecha de Publicación
: 03/09/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: CABA


El Obelisco despertó este miércoles "en terapia intensiva", a raíz de una caracterización que un grupo de activistas de Greenpeace realizó de enfermedades respiratorias consecuentes a la "contaminación del aire" en la ciudad de Buenos Aires (Caba), informó. “El aire en la ciudad nos enferma” fue el reclamo de la organización ambientalista luego de realizar un estudio sobre la calidad del aire en Capital Federal y confirmar que los valores de polución en el aire superan los niveles de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
“Desde Greenpeace exigimos aire limpio ya. Los vecinos porteños están expuestos a altos niveles de componentes tóxicos, producto en su mayoría de las emisiones del caño de escape de colectivos. Mientras el transporte público dependa de la quema de combustibles como el gasoil, respirar en la ciudad es una amenaza para todos. Los últimos resultados de nuestro estudio son alarmantes (...)”, afirmó Laura Vidal, coordinadora de la campaña de contaminación de aire de Greenpeace. Según Greenpeace, el sistema de medición de calidad del aire liderado por el Gobierno porteño "es insuficiente ya que cuenta solamente con tres estaciones de medición, mientras que ciudades tan grandes como Caba en Latinoamérica cuentan con diez o más. A su vez, las mediciones locales dejan por fuera contaminantes que representan un alto riesgo para la salud".
.

Ecoparque porteño, un parque de duda



El parque de la duda

Fecha de Publicación
: 28/08/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: CABA


El miércoles próximo, una audiencia pública discutirá el plan del gobierno porteño para concesionar los edificios históricos del ex Zoológico: las críticas al plan, el negocio inmobiliario, la protección de los animales, cómo recuperar un parque depredado.
En medio de las polémicas que envuelven al Ecoparque porteño, el miércoles próximo se realizará la audiencia pública para la concesión por 20 años de los 21 edificios históricos del ex Zoológico porteño que impulsa el Ejecutivo de la Ciudad. La convocatoria, que defensores de animales y opositores ya anuncian como un simple trámite para el oficialismo, se da en el marco de las denuncias por la muerte de animales, que especialistas relacionan con el despido o traslado de personal especializado de la institución, y un plan de transformación del predio en un parque interactivo y de conservación de la biodiversidad que está fuertemente cuestionado por distintas organizaciones ambientales, de protección animal e instituciones veterinarias. El ex director del zoo Claudio Bertonatti sintetizó la preocupación de muchos al señalar que “es realmente imprudente haber lanzado un proceso de concesión de edificios sin tener claridad de cuál podrá se su utilidad en ese proceso de transformación, sin un plan que determine la población animal que va a permanecer, y con una gestión que se caracterizó por la improvisación”.
El proyecto requiere para su aprobación del procedimiento de doble lectura, que incluye audiencia pública entre ambas. En la primera, el 28 de junio pasado, que recibió 42 votos afirmativos y 15 en contra, autorizan al Ejecutivo a concesionar el uso y explotación de los edificios y su entorno en el predio del ex zoológico Eduardo Ladislao Holmberg.
El predio, que aún conserva 865 animales, cerró sus puertas en junio de 2016 para reconvertirse bajo el nombre de Ecoparque en un espacio de conservación de la biodiversidad a través de la educación y la recreación, según sostiene el plan del oficialismo.
Las organizaciones consultadas por este diario coincidieron en que, al margen de la discusión sobre si privatizar o no esos espacios, lo que preocupa es que hay una desvinculación entre el proceso de transformación del parque, que parece correr por un andarivel, y el del uso que se quiere dar a los recintos a concesionar, que van por otro, sin estar integrados en un plan coherente.
Y coherencia es lo que falta según los distintos sectores que se oponen y tildan de ecodisparate o ecofraude a la iniciativa que impulsó el gobierno con objetivos que fueron variando sobre la marcha y según eran sus interlocutores: primero un parque sin animales, para quedar bien con los animalistas, y después con algunas especies, por los conservacionistas. En el medio, la realidad: la dificultad de derivar todas las especies, y el problema de generar un parque atractivo sin animales.
“Se dieron cuenta de que no es fácil porque no tienen experiencia en trasladar animales, hay barreras sanitarias, trámites administrativos, animales viejos con riesgo de traslado, y ese anuncio de vamos a despejar la cancha de animales chocó contra la pared. Ahora recularon y se dan cuenta de que hay una colección de animales que no van a poder derivar a ningún lado. Por eso hay que plantearse con qué especies podemos mover la aguja de la conservación, mejorar o salvar su estado poblacional. Con cuales no vamos a trabajar, y esos habría que derivar. No como lo hace el Ecoparque, revoleándolos, sino ofreciendo un plan de canje de esas especie que necesitas reforzar”, explicó Bertonatti.
Para el ex director del zoo, “bajo la bandera de la educación y la conservación están queriendo que alguien se haga cargo de esos edificios para no tener que invertir. Uno de los grandes temas que se esgrimen es el bienestar animal. Si uno quisiera realmente hacer mejoras en función del bienestar de esos animales con lo que se va a trabajar en conservación y educación, una de las cosas es tener más espacios no menos. Y si se quieren diseñar programas de educación e investigación, no buscar empresas, buscar instituciones especializadas en esa materia”, señaló el naturalista y museólogo, que remarcó que la mayoría comparte el diagnóstico sobre la necesidad de reconversión del zoológico pero no el tratamiento que le da el gobierno.
La visión moderna de un Zoológico, lejos de la idea victoriana del siglo XIX, de simple exhibición animal, diseña instituciones que educan, conservan y salvan de la extinción a especies, y desarrollan conocimiento científico.
“Por eso buscamos que acá se haga lo que hacen los grandes zoológicos de Europa, como Leipzig, Zúrich, París, Berlín, ni hablar de los de Estados Unidos, que se amplían. Todos tienen programas de crecimiento no de decrecimiento”, explicó Bertonatti.
Si bien la ley establece que las concesiones se deberán adecuar a los Ley 5752 (que creó el Ecoparque), y fija que “tendrán por objeto propuestas educativas, recreativas y de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente, servicios y propuestas complementarias que mejoren la experiencia del visitante y, en general, todas aquellas que permitan posicionar al predio como paseo familiar”, al no estar confeccionados los pliegos de la licitación genera dudas entre las voces críticas, porque señalan que “son expresiones de deseos sin ninguna certeza sobre quién será el encargado de fiscalizar esas pautas”.
En esa dirección apuntó Carlos Fernández Balboa, de la Fundación Vida Silvestre, al señalar que “no se puede hacer una licitación sobre un proyecto del que no sabemos qué van a hacer. No hay un masterplan serio, con un estudio sobre las necesidades requeridas, por lo que se presta más a pensar que están detrás del negocio inmobiliario. Empezar por atrás, por la financiación en lugar de la finalidad específica para el ‘Ecoparque’ y la vaguedad de los postulados lo que hace es darles la razón a los que piensan que les interesa el negocio inmobiliario”.
“Los objetivos del Ecoparque van cambiando. Esto nace de una premisa falsa como la de pobreza cero. La premisa es que se iban liberar a los animales, algo que no solo es imposible sino que no es deseable. Un zoo sin animales no es nada, y Ecoparque es un espacio que en Europa es para depósitos de residuos”, señaló Fernández Balboa.
El integrante de Vida Silvestre señaló además que “el otro problema es que lo técnico ha quedado subsumido a lo político. Hay gente que sabe pero que no tiene ningún poder de decisión. Desde que se inició el proceso de reconversión se aumentó el personal, pero echaron a quienes estaban especializados y capacitados, y pusieron gente sin experiencia. No sabemos qué animales van a quedar ni cuál va a ser el nivel de atractivo del lugar porque se sacaron de encima sin criterio algunos animales, y con una cierta tasa de mortandad. Se murieron ciervos, nutrias que soltaron en Morón, una jirafa que se murió en el traslado, entre otros animales. Sin plantearse un criterio de colección, porque en la lista que presentaron era una mezcla poco clara”.
En el mismo sentido apuntó el veterinario cordobés Fidel Baschetto, autor del libro Repensando los zoológicos de la Argentina, miembro de la Sociedad de Medicina Veterinaria (Someve): “Desde el punto de vista técnico no hemos podido leer algo que nos hagan sentir tranquilos sobre cuál es la definición de Ecoparque y hacia dónde está yendo. Las concesiones deberían ser una consecuencia de un plan definido y terminado. Básicamente lo que hay son preguntas: ¿por qué espacios que tiene dimensiones muy distintas, que van a requerir inversiones también distintas van a ser concesionadas por el mismo plazo?; hay puestos que aparentemente van a funcionar donde hay animales: ¿quiénes midieron el impacto ambiental para garantizar el bienestar animal?”. “Por otra parte, y es terrorífico para los animales, hay algunos que van a ser mantenidos en la institución hasta que se mueran sin poder reproducirse, como los animales africanos, los megavertebrados carismáticos, que dicen que no van a poder llevar a ningún lado y van a ser mantenidos como un zoológico residual, es decir mantenerlos hasta que se mueran. Y eso es crueldad” advirtió, y remarcó que “acá se hizo todo al revés, se llamó a un concurso de arquitectos sin tener claro qué querés hacer con la institución. Cuando hay animales lo que tiene que primar no es la arquitectura sino el bienestar animal. Nadie va a ir a erogar para hacer educación ambiental, van a ir para ver de que manera pueden ganar más de lo que invirtieron”.
.

Larreta inauguró el Paseo Ambiental del Sur



Se inauguró el Paseo Ambiental del Sur

Fecha de Publicación
: 27/08/2018
Fuente: Nueva Ciudad
Provincia/Región: CABA


Horacio Rodríguez Larreta, inauguró el Paseo Ambiental del Sur en el predio del Centro de Información y Formación Ambiental (CIFA) del barrio de Villa Soldati.
 El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró ayer miércoles el Paseo Ambiental del Sur en el predio del Centro de Información y Formación Ambiental (CIFA) de Villa Soldati, un espacio donde se brinda información sobre cuestiones ambientales y nuevos proyectos que permiten disminuir los efectos del cambio climático.
“Lo más importante es la concientización de los chicos”, sostuvo Rodríguez Larreta durante el acto de inauguración, y destacó que “hoy los chicos están más conscientes de la separación de residuos, del cuidado del agua, incluso que muchos adultos, eso es por el trabajo que se viene haciendo en las escuelas de la Ciudad”, y en esa línea afirmó que “tener este paseo ambiental es otra forma de concientizarlos del cuidado del medio ambiente, de lo que supone vivir en una gran ciudad y reducir las emisiones”.
Por su parte, Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, dijo que este lugar “es una muestra de la importancia que le damos desde la Ciudad de Buenos Aires a la educación ambiental, a la lucha contra los efectos del cambio climático. Esta manera de mostrarle a los chicos y de educar con el ejemplo es una buena vía de concientizar cada día a más vecinos para el desafío que nos espera”.
El Paseo Ambiental del Sur brindará visitas guiadas, charlas y talleres abiertos a los vecinos, al tiempo que ofrecerá propuestas tecnológicas y de diseño que buscan mejorar los ambientes urbanos y comprender la interacción de la naturaleza con los ecosistemas urbanos.
Se pusieron en valor la huerta y los paneles solares existentes, a la vez que se instalaron nuevos paneles flexibles que alimentan de energía el edificio. También se incorporó un humedal de 460 m2, una huerta de 1.200 metros lineales, cuatro invernaderos de plantas nativas, un sombráculo para que las plantas se adapten al ambiente antes de su plantación, una compostera y un aerogenerador.
El predio se divide en estaciones temáticas por donde los vecinos van a pasear junto a un guía, quien les va a explicar cada una de las áreas de trabajo. Las estaciones se dividen en agricultura urbana, biodiversidad y energías renovables.
Las ocho estaciones son: Bienvenida + cambio climático; Compostaje; Viveros de producción, sombráculo e hidropónico; Restauración, biodiversidad y humedales; Huertas en suelo e hidropónicas; Aerogeneradores; Paneles solares, y Vivero Pedagógico.
El CIFA está diseñado sobre las bases de la arquitectura sustentable, con 60 paneles flexibles que suman una potencia pico de 18 kWp y 82 paneles convencionales que suman 19.66 kWp. Esto lo convierte en el primer edificio público de la Ciudad que inyecta energía a la red eléctrica. Además, tiene 700 metros lineales de huerta hidropónica, un invernadero productivo hidropónico y un sombráculo de 72 m2 que ayuda a que los árboles pequeños crezcan con mayor facilidad.
.

Alertan sobre la calidad de aire en Capital Federal

Respirar hoy en la ciudad es una amenaza para la salud
 
Fecha de Publicación: 18/08/2018
Fuente: Prensa Greenpeace
Provincia/Región: CABA


La organización ambientalista confirmó, a través de mediciones científicas, que los valores de contaminación de aire en la ciudad superan los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De hecho, según sus estudios realizados en distintos barrios porteños, hay locaciones que superan los niveles de exposición crónica hasta tres veces los parámetros de la OMS.(1)
“Los ciudadanos estamos expuestos a niveles de contaminación altísimos en Capital Federal. A pesar de que la contaminación es un tema crítico, el gobierno no es eficiente a la hora de realizar las mediciones. Los controles oficiales son limitados ya que la ciudad sólo cuenta con tres estaciones de monitoreo, cuando otras ciudades en Latinoamérica cuentan con más de 10. Además, el sistema del gobierno no mide algunos de los componentes más tóxicos y perjudiciales para la salud”, sostuvo Laura Vidal, miembro del área de campañas de Greenpeace.
Entre los componentes tóxicos presentes en el estudio de Greenpeace se midió dióxido de nitrógeno (NO2) y Material Particulado 2.5 (PM2.5) (2) que provienen de la contaminación en el aire generada por el uso de derivados del petróleo, como el gasoil. La inhalación de ambos componentes es perjudicial para la salud, sobre todo la del PM2.5 ya que es el causante de enfermedades respiratorias como el asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV).
“Es hora que el gobierno se ponga del lado de la salud de las personas. La OMS declaró que 7 millones de personas mueren anualmente en el mundo por la contaminación de aire. Entre las causas, la OMS incluye al sector de transporte y la quema de combustibles fósiles como parte de los responsables. Los tóxicos en la contaminación de aire son asesinos invisibles, necesitamos respirar aire limpio ya”, afirmó Vidal.
Para Greenpeace, mientras el transporte público dependa de la quema de combustibles como el gasoil, respirar en la ciudad es una amenaza para todos. La organización reclama al gobierno porteño que asuma su promesa ambiental como miembros del C40, red de megaciudades del mundo comprometidas por el cambio climático, y que trabaje en la promoción de una transición rápida hacia un transporte público a base de energías renovables.

Notas:
1) Informe: http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/2018/08/MONITOREO_CALIDAD_DEL_AIRE-Greenpeace.pdf
2) La OMS establece el límite de exposición crónica a PM2.5 de 10 ?µm/m3 promedio anual.
3) Mapa con resultados: http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/2018/08/GP_MapaContaminacion_1000x1000.jpg
.

El Ecoparque porteño venido a menos




Presentaron una denuncia penal por la muerte de animales en el Ecoparque

Fecha de Publicación
: 28/07/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Ratas en lugar de lobos marinos, invasión de cucarachas en el recinto de los chimpancés y roedores que trepan las rejas que antes usaban los papiones y monos patas. Así está hoy el Ecoparque, como la administración porteña renombró al zoo porteño, en donde ayer murió una jirafa. La triste situación del predio de Palermo generó la presentación de una denuncia penal ante la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA).
"El motivo de la presente es solicitar su intervención en el Ecoparque de Buenos Aires a raíz de las muertes de animales ocurridas recientemente. A mediados de abril derivaron 14 de los cuidadores más antiguos a otras áreas del Gobierno de la Ciudad. Dos de las áreas que quedaron más debilitadas fueron las de los rinocerontes y de las jirafas, dado que sólo quedó un cuidador experimentado con la asistencia de personal recientemente contratado, comprometido, pero sin la debida experiencia que este tipo de animales requiere", detalla la presentación judicial, firmada por el naturalista, museólogo y conservacionista Claudio Bertonatti.
El experto, que fue director del zoo antes de la transformación, interpreta que fue esta la razón principal de las muertes del rinoceronte, la semana pasada y de la jirafa. "Hace poco tiempo atrás el recinto de los rinocerontes sufrió una inundación. Poco después la hembra ("Ruth") inició un proceso diarreico. Contrajo una infección en la vulva y más tarde una infección generalizada que se tradujo en su muerte el 14 de julio pasado", continúa la denuncia penal.
"Hoy (por ayer) murió la jirafa hembra ("Jackie"), ubicada en el recinto vecino al de los rinocerontes. Ante este cuadro de situación amerita investigar las causas de la muerte, con un veedor externo al Ecoparque que fiscalice el procedimiento de necropsia. De modo paralelo a esto, existen videos que – filmados recientemente- que muestran situaciones preocupantes: recintos invadidos por cucarachas y ratas, que es sabido podrían ser vectores de enfermedades. Se los estoy haciendo llegar hoy mismo. Desconozco quién los filmó, pero no cabe duda alguna que fueron documentados en el Ecoparque. Es otra situación a revisar para saber si esta situación perdura", agrega Bertonatti en la denuncia presentada ante Blas Matías Michienzi, titular de la fiscalía.
Fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño reconocieron a Infobae los videos, pero aseguraron que no son de ayer y agregaron que esa zona está en obra.
Hace dos años, el ex ministro de Modernización Andy Freire, que fue legislador porteño hasta fines del mes pasado, presentó un proyecto para convertir al zoo en un Ecoparque interactivo. El plan incluía mudar buena parte de la colección de más de 2500 animales, una de las más importantes de América latina.
Sin embargo, los retrasos y el cierre del espacio generó cuantiosas pérdidas económicas para la administración local y hace un mes traspasaron el predio al área de Ambiente y Espacio Público.
El nuevo proyecto reformula la iniciativa original y busca concesionar a privados varios recintos donde residen animales. Sobre una superficie total de casi 17 manzanas o hectáreas (167,5 mil metros cuadrados) delimitada por las avenidas Las Heras, Santa Fe, Sarmiento, del Libertador y República de la India, se entregará a privados el equivalente a casi 4 manzanas (33.050 metros cuadrados de espacios que quedarán ociosos más los nuevos espacios a disponerse).
Este nuevo proceso fue aprobado en primera lectura por la Legislatura porteña a fines del mes pasado. Según lo presentado en el recinto, en una primera etapa, durante este año, se pondrá en marcha el proceso de privatización de la Casa de los Osos (6.500 m2) y la Condorera (2.100 m2), por 20 años. Por 15 años, la Confitería El Águila (1.100 m2), Leonera – Fosa de los Leones (1.600 m2), Pabellón de los Loros (750 m2), Pabellón de las Fieras (2.700 m2), Acuario – Caballerizas (3.500 m2) y Reptilario (400 m2). Por hasta 10 años, la Casita Bagley (400 m2).
En una segunda etapa, desde 2020, se prevén concesionar por 20 años los Templos Hindúes De los Elefantes (2.800 m2) y De los Cebúes (2.700 m2). Por 10 años, el Pabellón Ruso (1.200 m2), la Casa de las Jirafas (500 m2), Chalet de Ciervos – Bisontes (400 m2), Chalet de Rinocerontes (500 m2). En 2022, comenzará la última etapa de concesiones: por 15 años, el Antiguo Monario Azul y el Pabellón de los Camellos; por 10, la Casa de los Ciervos – Tapires, la Choza ex Congoleña, instalaciones de la administración y el Museo de Arte Infantil o ex Casa de Pumas y Vívoras.
Para Bertonatti también es un error privatizar el espacio. "Esperando que esta denuncia permita encausar la transformación auténtica del viejo Zoo de Buenos Aires en una institución seria que esté al servicio del bienestar animal, la educación ambiental, la generación de conocimientos científicos y la conservación de especies como de ecosistemas silvestres, lo saludo con esperanza, pese a todos los pronósticos", culmina la demanda.
.

Incineración en Capital Federal: experto inglés advierte



Un prestigioso químico inglés advierte: "La termovalorización es costosa y tóxica"

Fecha de Publicación
: 24/07/2018
Fuente: La Política On Line
Provincia/Región: CABA


Paul Connett, uno de los mayores expertos sobre basura, advirtió sobre los peligros de la incineración de basura. "La incineración es la manera más costosa de gestionar los residuos. Si avanza, va a someter a la Ciudad de Buenos Aires una deuda de más de 30 años. Y a pesar de invertir tanto dinero, se van a crear muy pocos puestos de trabajo", señaló el químico inglés.
Meses atrás la Legislatura aprobó modificaciones a la ley de Basura Cero que abren las puertas a la termovalorización, una modalidad que genera energía al tiempo que incinera los residuos. Con el relleno sanitario del Ceamse a punto de colapsar desde el gobierno porteño consideran que la incineración es la mejor salida para la Ciudad. Por el momento la Justicia suspendió la aplicación de la ley, pero sin una sentencia definitiva.
"Por cada 4 toneladas de materiales que uno quema produce 1 tonelada de ceniza tóxica que nadie quiere. La incineración no elimina los rellenos sanitarios", explicó Connett durante una charla en la Legislatura porteña organizada por Greenpeace y Unidad Ciudadana. Según el científico el proceso además provoca el desprendimiento de partículas que pueden causar enfermedades.
El químico inglés trabaja la temática de la basura "desde hace más de 33 años", tiempo en el cuál recorrió 66 países disertando sobre los residuos.
"Los incineradores vuelven impopulares cuando los ciudadanos se vuelven conscientes se sus costos y peligros. Los incineradores son tremendamente costos. Se pueden crear más puestos de trabajo mediante el reciclaje", recomendó.
Leonel Mingo de Greenpeace pidió "dejar de ver a los residuos cómo basura y empezar a verlos cómo lo que son: recursos" y criticó los cambios de meta de la ley de Basura Cero.
"En 2017 ya se redujo a 1100000 toneladas lo que se envía al Ceamse pero por ley este año la Ciudad puso las metas en 1065000 para 2021. Van a anunciar que cumplieron con las metas sin haber hecho nada", apuntó.
La periodista Pilar Assefh sostuvo que "la ley avanzó en silencio y sin debate. No nos dieron información ni nos contestaron por qué si la Ley de Basura Cero era tan buena querían modificarla. La gente tiene derecho a discutir si esto es lo que quiere para su Ciudad".
Jackie Flores del Movimiento de trabajadores excluidos (MTE) fue una de las más aplaudidas de la tarde y también se expresó contra el proyecto de incineración. "Las cooperativas cartoneras existimos y vamos a seguir existiendo. No necesitamos que nos ofrezcan trabajo, nosotros lo generamos. Tenemos lo necesario para cumplir todo lo que implica la ley de Basura Cero", aseguró.
La justicia porteña suspendió provisoriamente a fin de junio la aplicación de la ley que permite incinerar residuos en la Ciudad luego de una presentación de cooperativas de cartoneros. La jueza Elena Liberatori consideró que cualquier modificación al Código Ambiental debe hacerse con el procedimiento de doble lectura.
.

Rotundo cambio de paradigma sobre las pilas como residuo



La Legislatura porteña aprobó una ley para que las pilas sean tratadas como "residuos peligrosos"

Fecha de Publicación
: 16/07/2018
Fuente: Ambito Financiero
Provincia/Región: CABA


La Legislatura porteña aprobó este jueves con 53 votos a favor y 2 abstensiones un proyecto para que las pilas de uso diario sean tratadas como "residuos peligrosos" y se les dé un tratamiento especial a la hora de su descarte, para así garantizar la "gestión ambiental".
A la ley votada se le incorporaron aportes sustanciales de otro proyecto del diputado Claudio Heredia acompañado por María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Santiago Roberto, todos integrantes del Bloque Peronista, que se encontraba en la Comisión de Ambiente desde marzo 2017. Esa iniciativa contemplaba que las pilas usadas fueran incorporadas a la Ley 2214 como "residuos peligrosos".
Este punto resultó fundamental para el avance del proyecto en comisiones principalmente porque hace pocas semanas se votó la modificación de la Ley de Basura Cero la cual permite el sistema de termovalorización o incineración de residuos. Era imprescindible, entonces, que las pilas en desuso fueran categorizadas como "residuo peligroso" y de esta manera se evitara que en su disposición final sean quemadas o enterradas.
"Para nuestro Bloque era esencial marcar esta diferencia con el proyecto del Ejecutivo para que bajo ninguna circunstancia las pilas terminen siendo incineradas o se obstaculice el proceso en una etapa de reciclado. Al ser catalogadas como residuo peligroso en su disposición final garantizamos el tratamiento adecuado en todas sus etapas", explicó el diputado Heredia.
La iniciativa establece que toda persona que produzca, importe, distribuya y/o comercialice pilas deberá presentar un "Plan de Gestión Ambiental de Pilas en Desuso en forma individual o colectiva ante la autoridad de aplicación".
"Hoy estamos legislando sobre un tema que los porteños reclamaban y demandaban, estamos cuidando su salud y el ambiente y asignándole al Estado el rol fundamental de controlador para que el espíritu de esta Ley se mantenga intacto", cerró el diputado Heredia.
.

Incinerar basura es una mala decisión en Capital Federal

Por qué incinerar basura es una mala decisión

Fecha de Publicación
: 08/07/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: CABA


Hace más de un mes, la Legislatura de Buenos Aires tomó una decisión errónea y lamentable. Los legisladores decidieron priorizar una tecnología contaminante, como la incineración, en vez de promover el cumplimiento de los objetivos de reducción de residuos, contemplados en la ley de basura cero. Al aprobar esta ley en 2005, Buenos Aires se puso a la vanguardia de las ciudades más progresistas del mundo, al igual que San Francisco, en California, que propone una visión de que el siglo XXI necesita una transformación que vaya de una sociedad descartable a una sociedad sostenible.
Durante los últimos 32 años, antes y luego de mi jubilación como profesor de química ambiental y toxicología, me he opuesto activamente a la construcción de incineradores y he investigado formas sostenibles de gestionar los recursos descartables para evitar la incineración y los rellenos sanitarios. En mi libro La Solución Basura Cero. Limpiando el Planeta de Basura comunidad a comunidad, describo 10 pasos para alcanzar Basura Cero. Estos son: separación en origen; recolección puerta a puerta; compostaje; reciclaje; centros comunitarios de reutilización y reparación; multas a quienes no separen residuos; otras iniciativas de reducción de desechos; instalaciones para separar y seleccionar la fracción residual; centros de investigación de basura cero para un mejor diseño industrial, y rellenos sanitarios temporales para el material orgánico. Entre 1985 y 1995, como director de Work on Waste USA, ayudé a las comunidades a frenar la construcción de aproximadamente trescientas plantas de incineración en los Estados Unidos y Canadá. Desde 1997, solo se construyó una planta en los Estados Unidos.
La decisión de Buenos Aires de construir siete incineradores (uno en la ciudad y otros seis en la provincia) implicará miles de millones de dólares de inversión, por lo que el país quedará cautivo en una deuda durante los próximos 25-30 años. Tal deuda solo podrá pagarse haciendo uso de las incineradoras al máximo, eliminando así cualquier posibilidad de desarrollar alternativas sustentables, como el reciclaje. Además, para esta enorme inversión se crearán muy pocos empleos locales. Se perderán valiosos recursos materiales. A su vez, la comunidad tendrá que lidiar con la contaminación del aire generada por la incineración. Este negocio puede ser muy redituable para un grupo reducido de personas, pero para la gran mayoría de los ciudadanos será una pesadilla económica y de salud pública.
A pesar de los avances tecnológicos, los incineradores emiten muchas sustancias tóxicas. Estas incluyen metales tóxicos, dioxinas y compuestos relacionados. En el caso de estos últimos, son persistentes y altamente perjudiciales para la salud. Estas emisiones tienen forma de nanopartículas, que al ser tan pequeñas atraviesan los dispositivos de control de contaminación del aire. A su vez, ingresan fácilmente al organismo y pueden cruzar de forma rápida las membranas del pulmón. En ciudades como Buenos Aires, muchas enfermedades y muertes pueden atribuirse a la contaminación del aire. Este impacto combinado a las plantas de incineración empeorará la situación.
Por otro lado, la incineración no elimina la necesidad de contar con rellenos sanitarios. Por cada cuatro toneladas de residuos quemados que se produce, al menos una tonelada se transforma en cenizas tóxicas. Irónicamente, cuanto mejor sea el incinerador, más tóxica será la ceniza.
Los principios de basura cero, que incluyen programas de separación y reciclaje, fomentan la creación de empleos para lograr estos objetivos. Si la incineración se introduce en Buenos Aires, los trabajadores del sector del reciclaje tendrán su trabajo permanentemente en riesgo. Está demostrado que estas plantas generan poco empleo. Por ejemplo, uno de los incineradores más importantes de Italia, construido en la ciudad de Brescia, costó alrededor de quinientos mil millones de dólares, pero solo produjo 80 puestos de trabajo. He comparado este caso con lo sucedido en Nueva Escocia, en Canadá, que al evitar la incineración creó mil puestos de trabajo directos en la recolección y manejo de residuos, y otros dos mil empleos en las industrias que utilizaron los materiales reciclados.
Buenos Aires todavía tiene la oportunidad de detener esta mala decisión. No solo la incineración es mala para la ciudad, es mala para el planeta.
Nuestra tarea en el siglo XXI no es encontrar mejores formas de destruir los materiales desechados sino dejar de fabricar productos para que sean posteriormente eliminados. Tenemos que convertir una economía lineal en una economía circular. Para hacer eso, necesitamos un mejor diseño industrial y no una mejor destrucción. Este es el imperativo clave detrás de una verdadera estrategia de basura cero. Necesitamos que Buenos Aires sea un mejor ejemplo para América Latina y el resto del mundo.

Por Paul Connett
El autor es fundador de la teoría de basura cero.

Subtes porteños con cancerígenos



Nueva denuncia por subtes con material cancerígeno

Fecha de Publicación
: 05/07/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: CABA


Un estudio reveló que en las formaciones hay piezas con asbesto, la sustancia cancerígena hallada hace meses en la Línea B y por la cual se debieron quitar de circulación varios vagones. Los coches fueron comprados al Metro de Madrid, donde estalló un escándalo por casos de cáncer en trabajadores. La denuncia fue presentada a la empresa concesionaria, que depende del gobierno porteño, pero “se hacen los distraídos”, criticaron desde el gremio.
Un relevamiento realizado por los Metrodelegados y la Universidad Nacional del Sur reveló que en formaciones de las líneas C y E de subterráneos y en el Premetro hay piezas con asbesto, la sustancia cancerígena también conocida como amianto hallada hace meses en la Línea B y por la cual se debieron quitar de circulación varios coches. “Hay que desamiantar. Es necesario empezar ese proceso y Sbase se tiene que dejar de hacer la distraída”, reclamó el titular del gremio, Roberto Pianelli, a la empresa que dio un plazo de dos años para el retiro de ese material rodante.
El descubrimiento de la presencia de contaminación por amianto se produjo en las formaciones Nagoya 300 de la Línea C, en las General Electric de la E y en las Mitsubishi de la B. Es la misma sustancia que meses atrás se halló en las CAF 5000, luego de que se supiera que esos trenes se habían comprado al Metro de Madrid, donde estalló un escándalo por casos de cáncer en trabajadores a causa del asbesto.
También se descubrió que los techos del vestuario del Premetro también tenían esa sustancia prohibida a partir del año 2000 pero antiguamente utilizada como material termo eléctrico para prevenir recalentamientos o conducción eléctrica. En los subtes, en tanto, el asbesto fue encontrado en piezas estructurales, como placas de contacto de luces y placas presostato.
Tal como ocurrió en la capital española, en los subterráneos de Buenos Aires se registraron también muertes de operarios por cáncer “pero no podemos determinar una relación directa con el amianto en las formaciones”, aclaró a Página/12 el titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).
Para que se confirme que hay una relación directa entre la enfermedad de un trabajador del subte y el amianto “hay que hacer una serie de estudios y un seguimiento que acá no se hace”, explicó. “En otros países, como en Chile, a los trabajadores expuestos al amianto se les hacen estudios (médicos) anuales hasta que se jubilan”, agregó.
En la Argentina es distinto. “Acá Sbase (Subterráneos de Buenos Aires) lo que quiere hacer es destruir las formaciones para que no quede registro de nada y no se pueda determinar la responsabilidad" de la empresa por la compra de esas formaciones hechas con una sustancia altamente cancerígena, denunció.
La revelación de que en las líneas C y E también hay asbesto fue presentada a la empresa que tiene la concesión del servicio y que depende del gobierno porteño, pero “se hacen los distraídos”, criticó Pianelli. “Saben que hay amianto”, aseguró. De hecho, Sbase confirmó que en un plazo de dos años retirará del servicio todos los trenes Nagoya 250/300/1200 y negó que puedan ser reutilizados para otros menesteres.
Luego de que el material contaminante se hallara en los CAF 5000 de la Línea B, y tras largos reclamos del gremio, el gobierno de la Ciudad aceptó la conformación de una comisión encargada de hacer un relevamiento en todas las líneas. “Esa comisión no avanzó ni un centímetro”, cuestionó el dirigente de la AGTSyP.
“En Europa, esto sería un escándalo”, puntualizó Pianelli para comparar lo ocurrido en el Metro de Madrid con los casos detectados en Buenos Aires. “Hay que desamiantar”, subrayó y aclaró que para ello “no se va a tener que parar el subte, sino establecer en qué partes hay amianto y empezar a trabajar para sacarlo con todos los recaudos necesarios”, explicó. “Lo que pasa es que Sbase no quiere reconocer las negligencias que cometió”, concluyó.
.

Frenan en la justicia el plan para incinerar basura



La Justicia porteña suspendió la autorización para incinerar basura

Fecha de Publicación
: 02/07/2018
Fuente: Clarin
Provincia/Región: CABA


La Justicia porteña suspendió la autorización para que el Gobierno de la Ciudad pueda incinerar residuos, según fuentes oficiales.
Lo dice un fallo de la jueza Elena Liberatori, del Juzgado de 1° en lo Contencioso y Administrativo porteño, que ordena la "suspensión inmediata de los efectos de la ley 5.966", aprobada por la Legislatura en mayo.
Ambientalistas y cartoneros se oponen a esa norma porque afirman que el sistema que respalda afecta a la salud y al medio ambiente, y temen por las fuentes de trabajo de recicladores. La ONG Greenpeace también indicó que es caro.
El de la basura es un problema clave. Aunque se hicieron campañas en Capital y se entierran menos desechos, el Área Metropolitana está rezagada, lo que se recicla no es suficiente y advierten que en cinco años el relleno sanitario colapsará.
 La ley 5.966, del 3 de mayo, modificó a la 1.854, de Basura Cero, de 2005, al autorizar la combustión de residuos sólidos urbanos con recuperación de energía (termovalorización), con independencia del grado de reducción de la cantidad de residuos que son destinados a disposición final a los rellenos sanitarios.
La demanda fue presentada por la Federación de Cooperativas de Reciclado Limitada, la Cooperativa El Ceibo, la Cooperativa de Trabajo El Álamo, la Cooperativa de Trabajo las Madreselvas, la Cooperativa de Trabajo Reciclando Trabajo y Dignidad, la Cooperativa del Sur, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), la Asociación por la Justicia Ambiental (AJAM) y Greenpeace Argentina. Según el Observatorio del Derecho a la Ciudad, que la patrocinó, en los fundamentos de la sentencia figura que las cuestiones ambientales tienen dispuesto que el procedimiento legislativo sea el de doble lectura y no se cumplió.
El fallo, agregaron las fuentes, también indica que el Plan Urbano Ambiental dispone que debe aprobarse un Código Ambiental para poner en marcha las acciones ordenadas en dicho Plan. "Sobre la base de esta obligación constitucional incumplida desde el año 1996, tanto por el GCBA y por la Legislatura de la Ciudad, se ha construido la costumbre de que los proyectos que involucran materia o asuntos medioambientales, se legislan porprocedimiento común, una verdadera corruptela", señalaron desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad.
Tras aprobarse la ley en cuestión, en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dijeron a Clarín que es más barato recuperar el material reutilizable que quemarlo. Y desde el oficialismo en la Legislatura indicaron que esa norma garantiza que los reciclables no serán incinerados. Pero para ambientalistas este punto no está claro.
De hecho, las cooperativas de recuperadores urbanos, que reúnen a 5.500 trabajadores, indicaron que temen que se quemen también reciclables: entonces se quedarían sin trabajo.
.

Posible contaminación con amianto en una escuela



Temen por posible contaminación con amianto en una escuela de La Boca

Fecha de Publicación
: 26/06/2018
Fuente: Nueva Ciudad
Provincia/Región: CABA


Se trata del colegio Carlos De La Penna en la Comuna 4. Según los padres de alumnos, el Gobierno de la Ciudad llevará a cabo una limpieza de una caldera "sin ningún estudio de impacto ambiental" y podría afectar a los alumnos. Piden que se lleve a cabo durante el receso escolar.
 La comunidad educativa de la escuela Carlos De La Penna del barrio de la Boca en la Comuna 4 se encuentra en estado de alerta luego de que se conociera que el Gobierno porteño desmantelará una caldera con amianto en la institución. Los padres de los alumnos denuncian que para llevar a cabo la limpieza no se realizó ningún estudio de impacto ambiental y temen que sus hijos queden expuestos a material de alto nivel cancerígeno.
“El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pretende desmantelar la caldera de amianto de la escuela el próximo sábado. Este tipo de tareas deben ser debidamente programadas y controladas por especialistas en medio ambiente, ya que el amianto es un mineral altamente contaminante. El desmantelamiento se quiere hacer de forma compulsiva y sin un estudio de impacto ambiental adecuado. Los niños no pueden estar expuestos a este riesgo”, aseguraron desde la cooperativa del colegio en un comunicado.
 “Cuando se desmantele la caldera las partículas de amianto se volatilizarán por el aire, alcanzando toda la escuela. Estas pequeñas partículas fibrosas se inhalan y quedan en los pulmones por un largo tiempo. El amianto produce cáncer de pulmón y mesotelioma, que es un cáncer en las membranas delgadas que recubren el interior del tórax y el abdomen. Creemos que el trabajo que quiere hacer el Gobierno de la Ciudad atenta contra la salud de nuestros hijos y de toda la comunidad”, agregaron.
Leandro Vesco, padre de dos alumnos de la escuela e integrante de la cooperadora, aseguró a Nueva Ciudad: “Acá hay miles de chicos en los dos turnos. Lo que pedimos es que esta limpieza se produzca en receso escolar de invierno y verano, y que nos acompañe algún ingeniero ambiental, personal idóneo o algún estudio. Mañana va a llegar esta gente y vamos a impedir la entrada. No hay mucha información y el Gobierno se maneja con mucha liviandad. Ni los directivos tienen en claro cómo va a ser esta limpieza”, detalló.
Hoy, viernes, a las 17, los padres y vecinos se reunirán en el lugar para juntar firmas contra la medida. Además, este sábado a las 10  integrantes de  la cooperadora se reunirán  en la puerta de la escuela para analizar el tema. Realizarán, además, un partido de futbol “por la no contaminación por amianto en nuestra escuela”.
.

A la justicia por la incineración



Un amparo en contra de la incineración

Fecha de Publicación
: 05/06/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: CABA


Para el abogado y ambientalista Jonatan Baldiviezo, titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad, “la ley votada en la Legislatura va en contra del estándar mínimo a nivel nacional, es decir, viola el principio de progresividad y no regresividad de las leyes”.
Organizaciones ambientales y cooperativas de recicladores urbanos presentarán este lunes un amparo judicial contra la ley que permite volver a incinerar basura en el área metropolitana, aprobada en mayo pasado por Cambiemos y sus aliados en la Legislatura porteña. El titular de una de las entidades que judicializarán la quema de basura, Jonatan Baldiviezo, del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), adelantó los fundamentos a PáginaI12, y sostuvo que “vamos a plantear la inconstitucionalidad de la modificación de la ley de Basura Cero, por no respetar los procedimientos legales para su aprobación. Además, porque viola una ley nacional que no permite la incineración de los desechos”.
Un mes después de que el larretismo aprobara la Ley 5.966, para modificar la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, conocida como de Basura Cero, por haber adoptado ese paradigma como meta de gestión, el ODC, la Federación de Cartoneros, Carreros y Recicladores (Faccyr), la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Greenpeace, Avina y la Asociación por la Justicia Ambiental anunciaron que recurrirán a la presentación “de amparos colectivos ambientales en defensa del ambiente urbano de la ciudad y del paradigma de Basura Cero”.
La ley aprobada, que impulsaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el vicejefe, Diego Santilli, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, modificó seis artículos de la ley de Basura Cero. El punto clave de la modificación fue levantar la prohibición de incinerar los residuos y, en su lugar, autorizar la incineración bajo el  proceso de termovalorización, es decir, quemar basura y transformarla en energía. Pero también, y no es menor, se cambiaron las metas de la ley para la reducción de los desechos, estirando los plazos originales.
La modificación abrió un abanico de críticas contra Cambiemos: 1) por la metodología utilizada en la Legislatura para su aprobación, 2) por el fracaso de las metas de la ley, 3) por el impacto ambiental desastroso que tendrá la quema y 4) por el golpe social que tendrá sobre los más de seis mil recicladores registrados en la Ciudad, cuya materia prima se verá en peligro de extinción.
Según explicó Baldiviezo, los argumentos que sostendrán el amparo se fundan en que “la ley tiene debilidades constitucionales. Se ha violado el procedimiento constitucional de doble lectura, que implica convocar a audiencia pública. Esto se aprobó en simple lectura, sin la participación ciudadana. Si bien hay una deuda histórica en la ciudad por la falta de un Código Ambiental, la no existencia del mismo no implica que se pueda defraudar a la Constitución (porteña), que sostiene que toda norma que debiera estar en ese Código es de doble lectura”.
Además, el presidente de ODC, quien también es abogado, sostuvo que la modificación aprobada viola la Ley Nacional de Gestión de Residuos Domiciliarios (25.916), que prohíbe la incineración de la basura.
“La ley nacional establece los presupuestos mínimos de protección ambiental, el piso mínimo de garantías en las provincias y en la Ciudad, y ningún distrito puede dar menos derechos. Y esta ley autoriza el reciclaje, no la incineración”, sostuvo el letrado, y remarcó que “la ley votada en la Legislatura va en contra del estándar mínimo a nivel nacional, es decir, viola el principio de progresividad y no regresividad de las leyes”.
Por otra parte, de acuerdo con las organizaciones que presentarán el amparo, la nueva ley no establece las garantías necesarias para no violar otras leyes, entre ellas, la de Residuos Peligros y la de Residuos Patológicos. Y señalan que la autorización para incinerar también va contra la ley de Basura Cero, porque ese concepto, consensuado a nivel internacional, es una gestión de residuos que tiende reducir el enterramiento y la incineración de residuos sólidos urbanos.
En este sentido, Baldiviezo recordó que “en 2005 (cuando se sancionó la ley) la ciudad fue vanguardia en el mundo al incorporar este paradigma. Y 13 años después, esto implica cambiarlo y retroceder en los derechos ambientales que, una vez conquistados, el Estado no puede volver atrás”.
En cuanto a la conflictividad social que va a generar la quema, Alejandro Valiente, integrante del equipo técnico de Faccyr, advirtió a este diario que “con esta modificación está en riesgo el trabajo de miles de compañeros y también la salud de la población”.
“Si se empieza a quemar, con todo lo que falta en reciclado y separación en origen, el material de nuestros compañeros va a desaparecer”, dijo Valiente. Y a contramano del discurso oficial que sostiene que en la Comunidad Europea la incineración funciona, explicó que “en Europa se han quitado los incentivos a la generación de basura (los altos costos de generar energía con basura incentiva su producción), y los incineradores se están desinstalando. Los esfuerzos los ponen en reciclar y fomentar una separación, que es más exigente y requiere de tres o cuatro contenedores”. Y remarcó que “la ley de Basura Cero era muy buena, ya que marcaba ritmos y objetivos. En lugar de mejorarla, cambiaron las metas y el rumbo”.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs