Mostrando entradas con la etiqueta Buenos Aires. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Buenos Aires. Mostrar todas las entradas

INTA impulsa biofábrica escuela



En La Plata toma impulso la biofábrica escuela para producir verduras sin agroquímicos

Fecha de Publicación
: 02/06/2020
Fuente: Tres Lineas
Provincia/Región: Buenos Aires


En La Plata, con el acompañamiento del INTA AMBA y el Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), productores MTE Rural avanzan en la formación de una biofábrica escuela. Pusieron en funcionamiento una chipeadora.
La meta es impulsar nuevos procesos de transición a partir de la sustitución de insumos químicos por componentes biológicos, mediante la instalación de una biofábrica escuela de bioinsumos y conservación de semillas, de manera de contribuir con la reducción de la dependencia de agroquímicos y semillas híbridas.
En esto trabajan productores del Movimiento Trabajadores Excluidos (MTE) de La Plata, quienes conforman un Grupo de Abastecimiento Local (GAL), en el marco de las actividades del Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA). Con el acompañamiento de la Agencia La Plata del INTA AMBA, presentaron un Proyecto Destacado, con el objetivo de obtener el financiamiento para poder llevar adelante la iniciativa.
Camila Gómez, jefa del INTA La Plata, informó que recientemente, y con las normas de seguridad y cuidados que exige la contingencia actual debido a la pandemia, “se realizó una jornada entre productores referentes de los Grupos de Abastecimiento Local GAL del programa Prohuerta, involucrados en este propósito del MTE, en la cual se puso a prueba una máquina chipeadora muy novedosa para el sector que fue adquirida en el marco de este proyecto”.
De las 2.500 familias productoras, organizadas en 15 asambleas de base y diversas áreas de trabajo del MTE Rural La Plata, son muchas las que están interesadas en acceder a biopreparados como forma de iniciar la transición agroecológica en sus quintas para disminuir los costos de producción. Además, en la actualidad no logran acceder a los mismos.
“Esta propuesta surge a debido a que la organización aún no tiene la capacidad para producirlos y autoabastecerse”, comentó Gómez. Dentro de este universo de familias que componen la organización, unas 15 proveen verdura agroecológica para la venta de bolsones que gestiona la organización. Al mismo tiempo la jefa de del INTA La Plata hizo mención al trabajo que realizan difundiendo y promoviendo prácticas agroecológicas en talleres con otros productores.
Ellos ya cuentan con conocimientos y cierta experiencia en la elaboración de biopreparados, compostados, autoproducción y conservación de semillas de algunas especies hortícolas.
Es así que esta chipeadora, un avance al objetivo de la biofábrica, “permite triturar los restos de cultivos fibrosos como rastrojos de maíz, pimiento, tomate, berenjena, ramas de poda que son incorporados en los canteros o suelos hortícolas o pueden mezclarse con las enmiendas orgánicas que habitualmente utilizan los productores de origen animal para mejorar la calidad de los abonos y así las condiciones físico químicas de los suelos”, explicó Gómez.
Y agregó: “Esta máquina permite la incorporación de materia orgánica en los cultivos que es una necesidad para mejorar desde la estructura y la aireación hasta la capacidad de retención hídrica de los suelos”.
La chipeadora es clave ya que esta época del año es la indicada en la preparación de los suelos para los cultivos de primavera verano o los trasplantes de los cultivos de esas estaciones. Además, esta máquina permitirá triturar material para realizar fermentos orgánicos como el Bocachi, y otros de las mismas características.

Oportunidad
La autoproducción y sustitución de insumos químicos por componentes biológicos surge como una oportunidad en el marco de organizaciones como el MTE, que contemplan la agroecología como alternativa de producción y la comercialización conjunta a través de circuitos cortos como mecanismo de venta preferencial.
En el proyecto Gal Destacado, se señala que las capacitaciones e implementación de prácticas productivas sustentables utilizando bioinsumos ayuda a los y las productores y productoras a “disminuir la dependencia de insumos externos y favorece la participación de miembros de los grupos y otros en el área de agroecología de la organización. Incrementa la producción agroecológica destinada a los bolsones de venta directa que comercializa la organización a través de circuitos auto-gestionados”.
La jefa del INTA La Plata añade que en este proyecto “están previstos talleres de elaboración de bioinsumos y la puesta a prueba de estos en las quintas de productores y en la Chacra Experimental Integrada de Gorina (Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires/ INTA AMBA), para verificar la eficiencia agronómica de aquello que la biofábrica comience a producir como ser purín de ortiga, súper magro, caldos minerales como la mezcla sulfucálsica y algunos bioinsecticidas como el alcohol de ají y ajo, entre otros”. Además la propuesta prevé el envasado y etiquetado de todos los bioinsumos que se elaboren.
.

Idean un filtro de bambú para eliminar arsénico del agua

Científicas argentinas crean filtro de bambú para eliminar arsénico del agua

Fecha de Publicación: 15/05/2020
Fuente: AIM Digital
Provincia/Región: Nacional - Buenos Aires


La presencia de arsénico en el agua es uno de los mayores problemas para la salud de los argentinos.
Se estima que al menos 18 de las 23 provincias presentan aguas con este contaminante, en un país donde más de seis millones de personas no tienen acceso al agua potable de red.
Para hacerle frente, el proyecto Guaduar desarrolló un filtro sustentable reutilizando desechos de cañas de bambú para sanear las aguas de arsénico. El dispositivo, similar a un saquito de té, puede limpiar hasta ocho litros de agua.
Guaduar es un emprendimiento multidisciplinario de las Cátedras de Botánica General y de Química de Biomoléculas de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires en conjunto con la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo y el Centro de Proyecto, Diseño, y Urbanismo, también de la UBA.

Enemigo invisible
El arsénico es un metaloide tóxico para la salud que entra a nuestras aguas subterráneas naturalmente.
En la Argentina existen al menos 6,4 millones de personas que no tienen acceso al agua potable de red y, en consecuencia, es posible que consuman aguas de pozo con concentraciones de arsénico mayores a las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (0,01 mg/L).
La licenciada en Ciencias Ambientales y docente Jacinta Alchouron, explica: “Se cree que la fuente de arsénico es la erosión de vidrio volcánico desde los Andes. Así como esa erosión trajo el depósito sedimentario que le dio a las pampas su riqueza y fertilidad, también erosionó partículas con arsénico”.
El problema es que consumo prolongado de aguas contaminadas es responsable de enfermedades que pueden ir desde lesiones en la piel hasta alteraciones cancerígenas.
Jacinta dice que suelen describirlo como un enemigo invisible: “El arsénico tiene un accionar acumulativo, no tiene color, ni sabor, y apenas se detecta después de años”.

Filtro natural
La doctora en Biología e investigadora del Conicet, Andrea S. Vega, y actual directora de tesis doctoral de Jacinta, realiza estudios interdisciplinarios sobre las posibles aplicaciones de bambúes.
Guadua chacoensis es el nombre científico del bambú que se utiliza en la fabricación del biocarbón que sanea las aguas contaminadas con arsénico.
Las cañas de esta especie leñosa que se talan y no sirven para construcciones no tienen valor comercial para el productor. Hasta ahora, se descartaban, pero tienen una utilidad científica fascinante.
El biocarbón se coloca en un filtro similar a un saquito de cualquier infusión directamente dentro de cualquier botella de agua. Se espera que cada filtro limpie hasta ocho litros de agua.
Según Jacinta, la ventaja de este material es que es muy versátil: “Hay tantos tipos de aguas como los hay de animales, pero frente a una gran ‘diversidad de aguas’ nuestro biocarbón sostuvo esa remoción de casi el 100  por ciento y eso lo posiciona como un material potente”.
La joven científica explica que su búsqueda respecto al saneamiento del agua comenzó cuando, como estudiante de grado, tomó conciencia sobre la gravedad de la problemática.
Hoy, con el proyecto en etapa de desarrollo técnico y con vistas a implementarse a fines de año, comenta: “Me motiva creer que tenemos una oportunidad transformadora que puede efectivamente volcarse en la sociedad y ser una solución”.
.

Documental sobre los daños de Bayer- Monsanto en Rojas



Rojas: Difunden un documental los daños que causa un producto de Bayer- Monsanto

Fecha de Publicación
: 13/05/2020
Fuente: El Faro
Provincia/Región: Buenos Aires


El documental detalla con datos concretos y cruelmente reales, como la “invasión” de Bayer- Monsanto en el distrito de Rojas, desde hace más de 20 años, “ha transformado no solo la fisonomía del paisaje rural, sino la misma profundidad de la tierra y de todos los seres vivos que habitaban en ella”.
Según da cuenta el portal de noticias local, Rojas Ciudad, el agro tóxico al matar todo tipo de malezas, “mata también a casi todas las especies de bichos del campo, los microbios y bichos que conformaban la microbiología tan rica que existía”, al tiempo que asegura que “las consecuencias más trágicas se seguirán sufriendo en las futuras generaciones, puesto que el daño ya es genético en los habitantes” del distrito.
Tal como lo expresa el material audiovisual, estas prácticas afectan no solo a los seres vivos, sino que han provocado la muerte de la tierra que ya no posee más abonos naturales, y además al ir muriendo se va secando y sellando, lo que aumenta los riesgos de nuevas inundaciones aun en lugares donde no se registran altos índices de lluvias.
Así pues, en Rojas llevan adelante actos en “beneficio” de la comunidad a la que ellos mismos condenan a muerte. En ese sentido, hacen donaciones, pintan edificios públicos, enseñan oficios en cursos acelerados, entre otros ejemplos de alto contenido hipócrita.
Como lo afirma un médico en el documental, “no es lógico producir alimentos aplicándoles veneno, porque luego se ingieren. Esto lo comprenden desde los niños hasta cualquier ser humano sensato y con una mínima dosis de bondad pero, estas multinacionales llevan la misma venda de corrupción en los ojos que la mayoría de los miembros del sistema judicial argentino, que hacen todo lo posible junto al poder político que esté de turno para ocultar esta tragedia que sufre el pueblo”, finaliza la nota de Rojas Ciudad. (InfoGEI)
.

Alimentos orgánicos y sin agroquímicos registran un boom



Boom de consumo verde y sin agroquímicos: los 3 factores que explican el auge de las compras de bolsones de frutas y verduras

Fecha de Publicación
: 12/05/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Buenos Aires - CABA


Infobae detectó en un relevamiento de emprendimientos que se dedican a comercializar alimentos orgánicos en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires que el delivery, los precios y el cuidado de la salud, impulsaron las ventas y crecieron 70% los envíos
El aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno de Alberto Fernández para paliar las consecuencias sanitarias de la pandemia de coronavirus y que rige desde el 20 de marzo, trajo aparejados cambios en el comportamiento de los consumidores. La preocupación por la salud, la búsqueda de “precios justos” y el auge de la entrega en domicilio (delivery) hizo que cada vez más familias se volcaran al consumo de los bolsones de frutas y verduras orgánicas (cuentan con certificación oficial), o libres de agroquímicos.
Infobae llevó a cabo un relevamiento de algunos emprendimientos que se dedican a comercializar estos productos en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires y detectó el auge de las ventas durante la cuarentena con casos en los que se dispararon hasta un 200%, mientras que el servicio de envío a domicilio creció hasta 70%.
No hay que perder de vista que 1 de cada 50 establecimientos rurales del país ya hace producción agroecológica, orgánica o biodinámica, según el último censo nacional agropecuario publicado por el Indec. De las 250.881 explotaciones rurales relevadas, 2.544 afirmaron practicar agricultura orgánica, 409 agricultura biodinámica y 2.324 agroecología (en total 5.277).
Según el censo, la mayor cantidad de prácticas de agricultura orgánica se localiza en Jujuy, seguida por Misiones, en tanto la mayor cantidad de prácticas agroecológicas se encontraron en la provincia de Buenos Aires, seguida por la provincia de Salta.
El aumento de las ventas de los bolsones de frutas y verduras libres de agroquímicos se explican en parte por un cambio cultural y una concienciación sobre el consumo natural pero también porque la escalada de precios en las verdulerías en medio de la cuarentena motivó a muchos consumidores a comprar en estos emprendimientos con una cadena de comercialización más corta, más controlada en su calidad y con precios estables.
Uriel Wul, responsable del emprendimiento El Click Bolsones, que cuenta con más de 100.000 seguidores en la red social donde canaliza los pedidos, desde la localidad de San Martín, dijo a Infobae: “contamos con 33 puntos de entrega, repartidos en toda la Ciudad de Buenos Aires, y en la zona oeste y norte del Gran Buenos Ares, donde se arman bolsones con ocho kilos entre frutas y verduras, de entre diez y doce variedades de productos, a un precio de $700, con entrega semanal”. Se trata en general de almacenes naturales y dietéticas, donde los consumidores también pueden retirar su compra.
Destacó Wul el trabajo con productores de distinta envergadura de varias provincias como Formosa, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Rio Negro, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Jujuy, y Buenos Aires y en línea con la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), organización que nuclea cientos de pequeños productores, que están a la vanguardia del movimiento agroecológico.
“No se trata sólo de producir sin agroquímicos, sino de hacerlo sin explotación, valorando social y económicamente la tarea del productor de alimentos”, sostuvo Wul.
El emprendimiento, que se basa en generar un sistema comercial solidario articulado entre productores, distribuidores y consumidores, gestiona la llegada y distribución de alimentos en la Ciudad bajo una cadena corta de comercialización en la que los productores pueden cobrar un precio que consideran justo por sus cosechas y en el que el consumidor además de llevarse un bolsón de frutas y verduras saludables, no tenga que pagar sobreprecios.
Se basa en generar un sistema comercial solidario articulado entre productores, distribuidores y consumidores, gestiona la llegada y distribución de alimentos en la Ciudad bajo una cadena corta de comercialización
“La cadena no sólo es corta, es más sólida, y hay más compromiso social de cada una de sus partes”, destacó Wul. Y agreg+o que el volumen de ventas aumentó considerablemente en este contexto de pandemia “dado que la demanda en general de alimentos ha aumentado, sumado a que los precios del mercado convencional variaron notablemente”.
“En general los aumentos que tuvimos están relacionados a la logística. Cumplimos con la tarea de abastecimiento a la población sin especular con la demanda ni los precios”, enfatizó el emprendedor.
Como rubro esencial de trabajo en el marco del aislamiento social y preventivo, tuvieron que adaptar todo el trabajo a los protocolos que han empezado a regir para los trabajos de alimentación propuestos por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).
Gonzalo de Tierra Orgánica, emprendimiento que comenzó hace poco más de dos años y trabaja en la zona norte de la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad, dijo a Infobae "la idea es “fomentar lo agroecológico y lo orgánico”. “Vendemos en bolsones de entre seis y siete kilos de frutas y verduras de estación a $500. Se cosecha y se consume en la misma temporada”. Y agregó: “La demanda creció porque la gente toma más conciencia con lo agroecológico. Durante la pandemia además las verdulerías aumentaron mucho los precios. Y nosotros pudimos mantenerlo”. En su caso, las ventas aumentaron, en particular con envío a domicilio, que pasó de 15% a 70% en este contexto de la pandemia.
“El sistema de delivery lo trabajamos internamente. No contratamos a nadie. Creció mucho porque la gente prefiere recibir la mercadería en la casa y a un precio justo. Al sacar intermediarios del medio hace que el precio puede ser relativamente económico", sostuvo.
En ese sentido, distinguió entre los productos orgánicos, los que cuentan con la certificación de los agroecológicos, de los que no tienen una verificación oficial pero manejan prácticas de trabajo en las que no se utilizan agroquímicos. “Es un mundo pequeño en el que todos se conocen y se saben las prácticas que se utilizan”, afirmó.
Patricia está al frente del emprendimiento familiar El Bolsón Saludable, con el que empezó a trabajar junto con su hijo y su marido. “Empezamos el año pasado después de una idea que trajo Daniel, el padre de la familia. Al principio solo trabajábamos nosotros y era un proyecto familiar. Pero poco a poco se fueron sumando amigos que también están comprometidos con la propuesta de entregar un producto saludable que vaya de los productores a los consumidores”, señaló a Infobae.
“Cada uno de nosotros viene de otros sectores de conocimiento y de trabajo como el de la logística, software, fotografía, letras, marketing, entre otros. Decidimos empezarlo como una actividad familiar que fue creciendo, pero mantiene el espíritu de ser un pasa tiempos, donde poder aplicar nuestros conocimientos y divertirnos”, sostiene.
Patricia comercializa bolsones de 8 kilos que varían semana a semana por 800 pesos. Las frutas y verduras son sin agroquímicos. El emprendimiento comenzó en octubre de 2019 y desde el inicio contaba con el reparto a domicilio. “De octubre a marzo subieron un 30% las ventas, pero ya en abril, en pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus duplicamos los pedidos y ahora en mayo los volvimos a duplicar teniendo que hacer dos entregas por semana”, afirmó Patricia.
“Cada zona del país tiene su riqueza: las manzanas son de productores de Río Negro, las papas de Balcarce, las cebollas son de zona sur del Gran Buenos Aires, por ejemplo. En su mayoría son familias o pequeñas cooperativas de vecinos que producen de manera agroecológica respetando los procesos de la tierra”, detalló la emprendedora.
En su mayoría son familias o pequeñas cooperativas de vecinos que producen de manera agroecológica respetando los procesos de la tierra
Los bolsones se piden a través de una página web, donde quienes ingresan completan un formulario con sus datos y seleccionan la modalidad de pago. Los clientes pueden pagar en efectivo o incluso con tarjeta de crédito y débito. Aunque la mayoría de los pedidos los canalizan a través de las redes sociales como Facebook e Instagram.

Un proyecto nacido en una cátedra universitaria
La Universidad de Buenos Aires (UBA) también forma parte de este nuevo mundo de producción y comercialización de bolsones de frutas y verduras agroecológicas. El Bolsón Soberano es el nombre que lleva el emprendimiento de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Facultad de Agronomía, que está integrado casi en su totalidad por estudiantes de distintas carreras de la misma casa de estudios.
El objetivo que tienen es garantizar acceso a los alimentos y la permanencia de este tipo de canales de comercialización de cercanía que permiten sostener el trabajo agroecológico de los productores, asegurándoles una retribución económica justa y consensuada por su trabajo.
Sus ventas aumentaron exponencialmente en marzo, abril y mayo en medio de la cuarentena. “Pasamos de realizar entregas quincenales a realizar entregas semanales de la misma cantidad de bolsones. Afortunadamente, nos encontramos con que las herramientas y proyectos de la Economía Social hemos podido adaptarnos para responder parcialmente a esta demanda”, explicaron desde El Bolsón Soberano.
El proyecto funciona desde marzo del 2016 con entregas quincenales y propicia la generación de vínculos entre los diferentes actores de la cadena hortícola. “El esfuerzo que se realiza apunta a mejorar las condiciones de comercialización de los productos agroecológicos acordando precios adecuados a los costos. Este recorrido, nos permitió llegar a estos tiempos de pandemia con un entrenamiento que nos posibilitó mantener, aumentar y adaptar las estrategias de comercialización justa de alimentos sanos”, cuentan los integrantes de proyecto.
Si bien el bolsón soberano se entregaba en el predio de la Facultad de Agronomía de la UBA, para facilitar el encuentro entre productores, consumidores, intermediarios y la comunidad universitaria, en los cuatro años de existencia del proyecto lograron realizar entregas presenciales lo que significan un total 20.000 bolsones de verduras de estación producidas de manera agroecológica comercializados.
“Los bolsones de hortalizas que se comercializan provienen de productores familiares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que se encuentran en proceso de transición agroecológica.
En el emprendimiento trabajan con productos agroecológicos y del universo de la Economía Social y Solidaria. Asimismo, el sistema de comercialización es puerta a puerta y se apoya en herramientas virtuales. Es decir que se coordinan las fechas de entrega con los técnicos y productores y luego se define los barrios en los que se realiza el reparto. Mientras que la fecha se difunde a través de las redes y por mail.
Una vez difundida la fecha de entrega se puede reservar el bolsón de hortalizas y otros productos de la Economía Social a través de un formulario que se llena por internet.
Los productores reciben un 55% del precio final del bulto, el cual se acuerda en una asamblea de la que participan distintas instituciones que forman parte de esta red de comercialización de cercanía junto a consumidores
Desde el Bolsón Soberano explicaron que los productores reciben un 55% del precio final del bulto, el cual se acuerda en una asamblea de la que participan distintas instituciones que forman parte de esta red de comercialización de cercanía junto a consumidores.
Hábitos más saludables, conciencia sobre la producción y la búsqueda de una economía más “justa” son algunos de los ejes que se vienen plasmando a una velocidad más importante desde que se desató la pandemia de coronavirus.
.

Pandemia: usaron una fumigadora para desinfectar



Pergamino: usaron una fumigadora para desinfectar las calles pero investigan si dentro tenía restos de agrotóxicos

Fecha de Publicación
: 11/05/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Buenos Aires


Sucede que ese tipo de maquinaria se utiliza generalmente en zonas rurales y que, si no está correctamente limpia, puede contener residuos de esta sustancia
Por decisión de la Justicia, la Policía Federal secuestró este jueves en Pergamino una máquina de fumigación agrícola para realizarle pericias sobre la limpieza de sus tanques y los productos que se utilizaron días atrás para desinfectar el centro de esta ciudad bonaerense como medida preventiva contra la pandemia de coronavirus.
Las autoridades buscan determinar si este aparato, conocido comúnmente como “mosquito”, no tiene restos de agrotóxicos en su interior, una sustancia que ya viene generando importantes problemas en esta región de la provincia de Buenos Aires.
De hecho, el año pasado se fijó “un límite restrictivo y de exclusión” de poco más de 1.000 metros desde la zona urbana para la fumigación por vía terrestre, ya que esta práctica estaría empeorando la calidad del agua y provocando graves enfermedades en la población.
El secuestro de la máquina agrícola se dio por orden del titular del Juzgado Federal Nº2 de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, quien actuó en línea con lo solicitado por la Fiscalía Federal de San Nicolás, a cargo de Matías Di Lello, quién comunicó al magistrado que una de estas máquinas había recorrido la zona céntrica de Pergamino para aplicar desinfectantes para combatir virus y bacterias y así ayudar en la lucha contra el COVID-19.
En su dictamen, explicó que este tipo de aparatos se utiliza generalmente en los campos y que, si no está correctamente limpia, puede contener restos de agroquímicos, cuya utilización en la parte urbana de la ciudad está prohibida por la Ordenanza Municipal Nº 8126/14.
Por eso, Di Lello solicitó al juez que evaluara el secuestro del “mosquito” y la documentación con los actos administrativos que dieron lugar a la fumigación para constatar si las autoridades municipales tomaron los recaudos pertinentes para ese tipo de práctica.
Fue entonces cuando la Policía Federal se presentó en la municipalidad de Pergamino para cumplir con ese pedido tras recibir la autorización del magistrado y los efectivos se llevaron todos los materiales relacionados con el caso, además de algunos informes con los antecedentes respecto a las medidas que se tomaron con la máquina fumigadora, como condiciones de uso, limpieza de sus tanques y productos utilizados.
En septiembre del año pasado, el mismo Juzgado Federal dispuso que a partir de ese momento no se podía pulverizar a menos de 1.095 metros de cualquier zona urbana de esta ciudad bonaerense ni a menos de 3.000 metros si la práctica es aérea.
Esta decisión se tomó en el marco de una causa por infracciones a la Ley de Residuos Peligrosos y envenenamiento de aguas potables, luego de que un estudio científico hecho en aquel momento sobre una familia de Pergamino determinara que todos sus integrantes tienen daño genético producto de las fumigaciones en este lugar.
En su fallo, el juez Villafuerte Ruzo aclaró en aquella oportunidad que la medida implicaba “el no uso de plaguicidas, herbicidas, insecticidas, agroquímicos, productos fitosanitarios, fungicidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos mediante fumigaciones terrestres (mosquito, mochila, aspersores) o aéreas, como glifosato como principio activo o sales derivadas del mismo; así como también respecto de los siguientes plaguicidas: Atrazina, Triticonazol, Metolaclor, Acetoclor, Clorpirifos, Glifosato, Imidacloprid, Desetil, 2.4D; y de los siguientes formulados comerciales Roundup Full II, Roundup Max II, Roundup Ultramax”.
En los análisis realizados en abril del 2019 en el agua del barrio de Villa Alicia, en esta ciudad bonaerense, se encontraron 18 agroquímicos con alto contenido tóxico, algunos de los cuales se sospecha que pueden generar trastornos en la reproducción y malformaciones congénitas, mientras que de otros se sabe que son cancerígenos, producen mutaciones en el ADN que inducen abortos espontáneos o están prohibidos en Europa.
.

Gran La Plata: la contaminación del aire es alta

Contaminación del aire en el Gran La Plata: valores más altos que los aconsejados por la OMS

Fecha de Publicación
: 02/05/2020
Fuente: El Día
Provincia/Región: Buenos Aires


El trabajo fue realizado por una becaria del CONICET y es anterior a la cuarentena. La influencia del flujo vial y las sectores fabriles
¿Qué aire estamos respirando los platenses? ¿Es el mismo el del Centro que el de las periferia? Daniela Giuliani, becaria del CONICET en el Centro de Investigaciones del Medioambiente, presentó un estudio sobre la contaminación atmosférica en el Gran La Plata, que asimismo incluyó sus implicancias en la salud de la población y los riesgos eventuales de contraer cáncer de pulmón u otras enfermedades respiratorias. Según indicó, los valores obtenidos son más altos que los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El trabajo lo realizó en marco de su tesis doctoral y, el jurado de la misma, le recomendó “hacer llegar sus resultados alcanzados a los funcionarios y decisores políticos en la cuestión ambiental”. Si bien algunas de sus conclusiones sorprenden para bien, también surgieron números que preocupan.
Giuliani se propuso caracterizar y analizar los compuestos contaminantes presentes en el aire y comparar sus niveles en tres puntos geográficos de referencia:
-La zona industrial: en las inmediaciones del Polo Petroquímico emplazado entre las localidades de Berisso y Ensenada donde funcionan la destilería y refinería de YPF, una empresa siderúrgica y una central termoeléctrica, entre otras.
-La zona urbana: en el casco céntrico platense. 
-La zona residencial: distante varios kilómetros de las otras dos, en Gonnet. En esos sitios instaló estaciones de muestreo que consisten en equipos portátiles que toman aire extramuros, separan las partículas y las recogen en un filtro.
“Cada una de las zonas se caracteriza por distintas fuentes potenciales de contaminación atmosférica: la industrial, principalmente por las emisiones de la industria; la urbana, por un altísimo tráfico vehicular, con un creciente parque automotor al que por ejemplo en 2017 en La Plata se agregaron 57 vehículos por día”, comenzó señalando la experta.
“La residencial, que se viene expandiendo mucho en los últimos años en cuanto a población y edificación, lo cual también impacta en la circulación de autos y transporte público”, agregó.
La toma de muestras se llevó a cabo en los tres puntos durante el período de estudio, que fue de 2015 a 2019. Cabe mencionar que la tesis incluyó un informe sobre las condiciones meteorológicas de los vientos, un factor muy importante por la posibilidad de trasladar los componentes del aire hacia distintos lugares.
El análisis se basó en el material particulado (MP), es decir, el aerosol suspendido en el aire prácticamente imperceptible a las personas y que, dependiendo de su origen, puede estar formado por compuestos orgánicos, inorgánicos o metales, muchos de los cuales son catalogados internacionalmente como cancerígenos. Giuliani tomó dos de las fracciones más pequeñas, que son inhalables y llegan a las vías respiratorias. “Entre los principales resultados, en todos los puntos de referencia se registró presencia de MP en ambas fracciones, con variaciones en sus niveles”, contó Giuliani.
Una vez obtenidos los números, la becaria procedió a compararlos con los valores de referencia vigentes. En ese análisis, pudo comprobar que todos los niveles registrados efectivamente cumplen con los parámetros establecidos por la legislación que rige en Provincia de Buenos Aires (Decreto 1.074/18).
Pero el entusiasmo por este dato se desinfló rápidamente al cotejar las mismas cifras con las recomendadas por la OMS, que están por debajo de la mitad de los que permite la norma bonaerense: el 79 por ciento de las medias anuales de MP en el aire del Gran La Plata sobrepasan los límites máximos sugeridos por el organismo internacional.
“Si bien nuestra reglamentación se modificó en 2018 con respecto al documento original de 1996, el único cambio sustancial es que incorporó la regulación del MP más pequeño, es decir el 2,5, que antes ni siquiera figuraba. Pero las cantidades permitidas no se actualizaron y se necesita hacerlo con urgencia”, añadió la especialista.
Otro dato relevante que arrojó el trabajo tiene que ver con la medición de los HAPs, particularmente de 16 compuestos químicos considerados internacionalmente como los prioritarios: las muestras tomadas indican que todos ellos están presentes en las tres zonas estudiadas, y que su principal fuente de emisión es el tráfico vehicular, es decir que provienen de la combustión de los motores.
La contaminación atmosférica tiene repercusión en la salud de las personas y, por este motivo, Giuliani añadió a su trabajo un análisis de la probabilidad de contraer cáncer a lo largo de la vida, una eventualidad que se conoce por sus siglas en inglés como “LCR”.
El cálculo se hizo en base a los niveles de compuestos potencialmente cancerígenos registrados en las tres zonas y en los dos tamaños de MP. Al compararlas con los parámetros recomendados por la OMS y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos(USEPA, por sus siglas en inglés), la becaria encontró que en el caso de niños la región está dentro de los niveles permitidos.
“Para adultos, en cambio, detecté que tenemos valores aceptables según la OMS, pero sólo alcanzamos los establecidos por el organismo norteamericano, que es más exigente, en el sector residencial. Es una señal de alarma para atender esta cuestión en los otros dos sitios”, según expresa.
Andrés Porta, investigador de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA) y director del CIM, enfatizó en relación a los resultados alcanzados por Giuliani: “No es que estemos del todo mal, por así decirlo, pero evidentemente es necesario controlar el problema más de cerca para cumplir con todos los criterios internacionales vigentes”.
.

El arroyo El Claro cambió completamente con la cuarentena



La cuarentena cambió el color de un arroyo y pidieron investigar el origen de la contaminación previa

Fecha de Publicación
: 30/04/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Buenos Aires


El Claro, que desemboca en el río Luján, luce irreconocible dado el cierre de actividades industriales. A partir de una comparación de muestras, una ONG quiere determinar responsabilidades
El arroyo El Claro se ve diferente, huele diferente; apenas algo de basura flotante se acumula en algunos embarcaderos. El parate por la pandemia del coronavirus dejó al descubierto un curso de agua que hasta cambió de color. La explicación que parece más obvia es la del freno de los vuelcos industriales, un problema diario de este afluente que atraviesa los distritos de José C. Paz, Malvinas y Tigre, que desemboca en el Río Luján.
Sin embargo, para corroborar el origen de esta contaminación una ONG de la zona que inició una denuncia penal pidió al Juzgado de San Isidro que se les permita tomar muestras del agua.
“El Claro desemboca en el municipio de Tigre y recibe a diario contaminación de fuentes industriales y domiciliarias. Por esa razón su olor es nauseabundo y el color es negro. Durante la cuarentena su aspecto mejoró a simple vista por el cese de la actividad industrial. El agua está impecable, con el color del Delta, sin nada de olor. Esto demuestra que mejorar la salud de los ríos es posible. Pero para determinar las responsabilidades necesitamos que nos permitan tomar muestras para compararlas con las que ya existen en la causa”, explicó a Infobae Hernán Asensio Fernández, patrocinante de la ONG Todos Juntos.
La causa está en manos de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien intimó a la Autoridad de Agua (ADA), al Comité de Cuenca del Río Reconquista (Comirec) y al Comité de Cuenca del Río Luján a que elaboren un informe respecto a diferentes aspectos y según su competencia, como análisis de agua, nómina de empresas que realicen vuelco de efluentes líquidos al Arroyo El Claro y actas de inspección realizadas durante los últimos cinco años.
La jueza también pidió que se incorpore “un plano que refleje el recorrido del Arroyo El Claro y, de existir, un croquis con todas las bocas de vuelco de efluentes a ese cuerpo receptor que se encuentren habilitadas”.
Es que, a la causa por contaminación del curso de agua, que se inició en 2018, los denunciantes aportaron muestras del curso inferior del arroyo El Claro, a partir de la toma de seis muestreos según la influencia del área industrial y residencial en el cual obtuvieron la temperatura, pH, oxígeno disuelto y conductividad. Los estudios arrojaron datos muy preocupantes ya que se constató presencia de metales pesados, y compuestos químicos en niveles peligrosos para salud humana.
“Si entendemos que el agua potable es aquella que se utiliza para el consumos humano, el arroyo es uno de los afluentes de la cuenca donde después muchos isleños la toman directamente. En principio, hoy está contaminada. Lo que buscamos con esta denuncia penal es que se determinen las responsabilidades. Este arroyo recorre un triángulo industrial en la zona y buscamos que se trabaje seriamente. Especialmente los organismos de control, que son los que deben accionar en estos casos”, agregó el abogado.
El arroyo nace en el partido de José C. Paz, recorre entubado unos 4,2 km e ingresa a cielo abierto en Malvinas Argentinas. A lo largo de su recorrido recibe afluentes y, como se dijo, atraviesa zonas residenciales, industriales, rurales y un vertedero de residuos a cielo abierto.
Un estudio realizado por UNGS en 1999 ya daba cuenta del grave deterioro que sufrían los arroyos de Malvinas Argentinas. “El arroyo El Claro, en su tramo que recorre un predio de 78 hectáreas conocido como La Juanita, se presentaba entre los de peor estado junto al arroyo Las Tunas y siguiéndole en calidad se encontraban el Arroyo Darragueira, La Laguna el Polvorín y el Arroyo Claro en la zona de promoción industrial conocida como El Triángulo”, sostiene el informe. En algunos de los cursos de agua, el grado de contaminación presente era severo presentando riesgos tanto para la salud humana como para la vida acuática. La concentración de oxígeno disuelto se encontraba por debajo de los valores normales o los considerados necesarios para el desarrollo de la vida acuática.
En el diagnóstico realizado por la querella de la causa que tramita en el juzgado federal, se detalla que el curso de agua “atraviesa áreas residenciales donde la población es probable que tenga un contacto directo con sus aguas. Y con mayor énfasis, luego de su cruce con la Avenida Benavidez, dentro del Partido de Tigre, donde un gran número de nuevos emprendimientos inmobiliarios se han desarrollado o están en construcción. Por último, y para destacar por su potencial impacto sobre la salud de la población, en su desembocadura se asientan diversas guarderías de lanchas y embarcaciones”.
En el examen de la calidad de agua realizado el año pasado por la ONG se tomaron seis muestras en el curso inferior del arroyo. En todas las muestras el oxígeno disuelto en el agua es insuficiente para la vida acuática; también se detectaron altos niveles de fósforo y presencias elevadas de cromo, cadmio y plomo así como también de mercurio.
“Níquel, arsénico y estaño, fueron detectados por sobre los límites de detección del método, pero en concentraciones menores a los valores de referencia de la normativa utilizados”, se detalla.
“Son diversas las evidencias que, con claridad meridiana, exponen la alta intervención antrópica sobre el arroyo. Los parámetros identificados están vinculados no sólo al impacto sobre el entorno del arroyo (la protección de la flora y la fauna), sino principalmente sobre la salud humana. Es clave que las autoridades, el sector industrial como la comunidad inmersa en esta realidad, asuma acuerdos concretos para revertir en el corto plazo esta situación, y mantenerla en el tiempo”, indica el escrito presentado ante la justicia como forma de conclusión.

Cuenca del Luján
La cuenca del arroyo El Claro forma parte de la cuenca del Río Luján, comprende una superficie de aproximadamente 4000 hectáreas y abarca los municipios de José C. Paz, Malvinas Argentinas, Escobar y Tigre.
En sus 128 kilómetros de extensión, la cuenca del Luján atraviesa 13 partidos de la provincia de Buenos Aires con distintos usos del suelo y el agua. Un informe publicado en marzo del año pasado por el gobierno bonaerense reconoce que en el Río Luján “hay dos zonas de alto deterioro”. Según el documento, una de corresponde al tramo que va desde Mercedes hasta Luján, afectada por “una moderada influencia de la actividad agropecuaria que produce aporte de nutrientes” y la otra recorre el polo industrial de Pilar, causado por “el vertido de residuos urbanos e industriales complejos”.
La doctora en Ecotoxicología Leticia Peluso, integrante del Centro de Investigaciones Medioambientales (CIMA) de la Universidad Nacional de La Plata e investigadora del CONICET, realizó un bioensayo de toxicidad en sedimentos de varios cuerpos de agua de la región, entre los que incluyó al Río Luján. “Los químicos encontrados en los sedimentos del río Luján –explica- incluyen principalmente metales pesados y plaguicidas, sin embargo en algunos sitios se encontró también una elevada cantidad de materia orgánica”.
.

Las reservas naturales en al Conurbano



Conurbano verde: conocé las reservas naturales que sobreviven en el área más poblada del país

Fecha de Publicación
: 23/04/2020
Fuente: InfoCielo
Provincia/Región: Buenos Aires


Dentro del área más poblada del país se pueden encontrar algunas reservas naturales y ecológicas donde viven animales, plantas nativas e insectos en su hábitat. Te invitamos a conocer algunas de ellas.
A pocos kilómetros o en medio de zonas altamente pobladas del conurbano bonaerense, se encuentran algunos espacios verdes donde la gente puede ir y encontrarse con la naturaleza libremente. Son puntos ecológicos donde se pueden ver animales, insectos y plantas nativas en su hábitat.
Estas reservas naturales muestran ecosistemas típicos de la región, libres de la mano del hombre. Además ayudan a preservar la biodiversidad autóctona de cada zona.
Actualmente cerradas por la pandemia de Coronavirus que azota al mundo, estas áreas se encuentran más tranquilas y se pueden notar algunos cambios, aunque no son cruciales.
En Avellaneda podemos encontrar la Reserva Ecológica de la Municipalidad, denominada Eco Área Avellaneda. Tiene un total de 140 hectáreas que se extiende desde el Arroyo Sarandí hasta el Canal Santo Domingo, al borde del Río de La Plata.
Cuenta con diversos ecosistemas, más de 180 especies de aves, 10 de anfibios (casi el 50% de las que hay en la Provincia de Buenos Aires), y 30 de libélulas. Además hay presencia de ceibos, la flor nacional argentina.
En sus redes sociales se encuentran muy activos por el aislamiento social, llevándole a la gente imágenes de la reserva. En ese sentido, afirman que algunas plantas se encuentran invadiendo algunos tramos de las pasarelas y hay arañas que  tejen sus telas encima de las mismas.
Un poco más al sur encontramos la reserva natural de Bernal, es uno de los bienes naturales más preciados del municipio. Cuenta con aproximadamente 150 hectáreas que van por la costa del Río de la Plata, desde la desembocadura del Canal Santo Domingo hasta el tramo final de la Calle Espora.
Allí se protegen humedales, juncales, pastizales y bosque ribereño. En sus diferentes ambientes pueden observarse alrededor de 100 especies de aves.
A pesar de ser un bien municipal, un grupo de vecinos son los que se encargan de realizar las actividades en el predio. La Asamblea “no a la entrega de la costa” se encarga de proteger el área natural, además de darle valor en la zona. “Nuestra asamblea es hija de otra que peleaba contra los rellenos sanitarios de CEAMSE de Villa Domínico y Quilmes”, cuenta Nieves Baldaccini, una de sus integrantes.
“Empezamos a hacer caminatas en el 2008 o 2009, que se llamaron ´conocer para defender´, para que la gente conozca esta zona natural y se preocupe por defenderla”, recuerda, y agrega: “asistía mucha gente que sabía de especies animales, vegetales e insectos que nos explicaron y dieron información sobre lo que había acá”.
A partir de esos encuentros, se fue formando un grupo de voluntarios que conforman la asamblea y ayudan a la reserva. Entre las actividades que organizan se destacan: caminatas diurnas y nocturnas con luna llena, excursiones con escuelas, avistamiento de aves, relevamientos de plantas nativas, arañas y opiliones.
“Nosotros estamos protegiendo un espacio que hace a la calidad de vida de las personas. Si tenés el ambiente contaminado y enfermo, la gente se va a enfermar. No se toma real dimensión de la importancia de generar corredores de biodiversidad”, afirma Nieves.
Más al sur del conurbano, se encuentra la Reserva ecológica Parque Pereyra Iraola, que cuenta con bosques y especies nativas de la costa bonaerense. Mide cerca de 10.000 hectáreas que abarcan los municipios de Berazategui, Ensenada, Florencio Varela y La Plata.
Por el medio del mismo circulan dos arroyos: el Pereyra y el Baldovinos. Cuenta con más de 132 especies forestales, entre las que hay introducidas y flora autóctona. De estas últimas se destacan talas, ceibos, lianas, sauces, helechos y rastreras, que crean un sotobosque. También se pueden ver cerca de 200 tipos de aves, zorros grises, lagartos overos y gatos monteses.
Entre sus atracciones más importantes está el “Árbol de Cristal”, una especie exótica que brilla a la luz de la luna, la mariposa “Bandera Argentina”, que se reproduce solamente en el árbol nativo el coronillo.
Normalmente se realizan visitas programadas con escuelas y universidades. Además se permite realizar senderismo y ciclismo por los caminos que se encuentra en el sur de la reserva.
Por otro lado, en el noroeste del conurbano bonaerense, se encuentra la Reserva Natural Urbana El Corredor, ubicada en San Miguel. Esta es una zona recuperada, que anteriormente había servido como chatarrero de automotores municipal y de la justicia. Cuenta con acceso al Río Reconquista y los trabajadores de la misma, buscan recuperar el ecosistema del distrito.
Las primeras actividades de recuperación de la zona comenzaron en 2011, con reconocimiento de la zona. Alejandro Hillar, coordinador de actividades en la reserva y que también trabaja para la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Local del Municipio de San Miguel, cuenta que se sumó en 2013 “llevando árboles porque tenía un vivero de plantas nativas”.
Recién en 2016 pudieron erradicar totalmente el chatarrero de la reserva. Para ese entonces ya hacían actividades con escuelas y plantaban colectivamente. “Ahí todo dio un giro porque podíamos acelerar el trabajo y demostrar que la propuesta era de interés”, cuenta Alejandro.
La principal característica de la reserva es que está hecha sobre el que fue el cauce original del Río Reconquista. Allí se pueden apreciar tipos de aves, tortugas y garzas. Alejandro destaca que esta reserva “es el único acceso público al río que hay en todo San Miguel”.
Para la realización de la reserva contaron con un gran apoyo de la carrera de Ecología Urbana de la Universidad Nacional de General Sarmiento.
Ahora, con el aislamiento, “pude ir a ver y noté más presencia de animales en la zona del río”, explica Alejandro, y agrega: “las actividades siguen de manera muy tímida. Lo que estamos haciendo son labores de mantenimiento muy básicas para que algunas plantas subsistan”.
“Lo que más me gusta de la reserva es una frase que usamos mucho: ´la reconquista del río´. Nos gusta pensar que la reserva es un espacio para que la gente reconecte con la naturaleza”, dice Alejandro para definir las actividades que realizan en la Reserva de el Corredor.
También al oeste, podemos encontrar la Reserva Natural Urbana de Morón, que cuenta con una superficie de 15,5 hectáreas. Hay sectores de pastizal pampeano, bosques nativos característicos de los talares y bosques donde predominan especies exóticas.
En medio de la ciudad, se encuentra este espacio donde se puede ingresar libremente y que ofrece paseos a pie donde se pueden apreciar diferentes tipos de animales y plantas de la zona. Es una reserva pensada para pasar en familia, con espacios para chicos, pero también de descanso y libres del ruido de las calles que la rodean.
Entre los animales que pueden verse hay chimangos, gavilanes, comadrejas, liebres, cuises, largos overos, culebras, insectos y anfibios.
Por último, en el noreste de la provincia, encontramos la Reserva Natural de Pilar, de casi 150 hectáreas, en donde se encuentra cuatro tipos de ecosistemas: pastizal pampeano, bosque en galería, humedal y un talar.
Graciela Capodoglio, directora de la reserva, cuenta que estos ecosistemas son “una ventaja para cuando vienen las escuelas de excursión, ya que en un día los chicos pueden diferenciar los tipos. Además tienen una buena biodiversidad”.
Las visitas son una constante en la reserva que recibe de 5 a 10 escuelas por semana. También acuden fotógrafos y observadores de aves que están muy interesados: “en Argentina hay alrededor de mil especies de aves y acá hay 246 especies reconocidas, casi un cuarto”, explica Graciela.
Entre otras actividades, realizan visitas guiadas los fines de semana, paseos en canoa, caminatas nocturnas, clases de yoga y de tai chi. También organizan charlas específicas cada mes, “en este tendríamos que haber hecho de mariposas porque es cuando más se ven. Traemos a un especialista que da una charla y luego se sale a buscar mariposas. Es un teórico-práctico en el día”, narra Graciela.
Además, el 24 de junio suelen festejar el año nuevo del hemisferio sur, y el primer fin de semana de agosto el día de la Pachamama (1 de agosto). Aunque son actividades que están en duda por el aislamiento social que se lleva en el país. En ese sentido, Graciela cuenta que “los guarda parque viven ahí y ven que los animales están más tranquilos. Por ejemplo, hay un gato montés que va a comer cuises cerca de la entrada”, aunque agrega que “en 15 días no se va a notar un cambio profundo. No tenemos agua transparente”.
La entrada a la reserva es libre y gratuita, ya que, en palabras de Graciela, “la educación ambiental es un derecho”.
.

En las playas de Mar del Plata se nota la cuarentena



Contaminación en playas: la cuarentena le dio un respiro a nuestra costa

Fecha de Publicación
: 23/04/2020
Fuente: El Marplatence
Provincia/Región: Buenos Aires


Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio no se cumple con totalidad en la ciudad, las personas han desistido de pasear por la costa y en la arena es perceptible el cambio del ambiente.
Aunque Mar del Plata no respeta la cuarentena como corresponde, en los últimos días no se vio gente por la costa ni por las playas. Y esto se refleja en la limpieza que se observa en la arena.
Alfredo Retes es guardavidas en la playa Bristol, uno de los íconos del paisaje marplatense y expresó su análisis sobre este respiro que tienen las playas a partir del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado hace ya un mes.
"Desde que empezó la cuarentena, comenzó a aparecer mucho menos basura en las playas, sobre todo en los días de lluvia que son en los que notamos más salidas por el tema de los pluviales", confió en conversación con El Marplatense.
"En las últimas semanas, con la sudestada, salió basura de debajo de la arena. Había una gran cantidad de colillas de cigarrillos, tapas de gaseosa y juguetes de niños que estaban enterrados y que surgieron por el movimiento de la arena que genera el mar y sus crecidas", destacó el guardavidas.
En cuanto a la contaminación habitual en la temporada estival, Retes aseguró que "si bien hay gente que es consciente, hay otro tanto que todavía no y sigue dejando basura en las playas. No es cuestión del sector de la ciudad ni de clases sociales".
"Con esta cuarentena, se nota el gran cambio por el tema de residuos e incluso se vieron muchas aves que habitualmente no visitan las playas", cerró el guardavidas.
.

Los lobos marinos se apoderan de Mar del Plata



El efecto de la cuarentena: los lobos marinos se apoderan de Mar del Plata

Fecha de Publicación
: 21/04/2020
Fuente: Página 12
Provincia/Región: Buenos Aires


La reducción de la circulación de personas por el aislamiento obligatorio brindó mayor libertad a los icónicos animales de “La Feliz”, los cuales suelen encontrarse a un costado de la banquina de los pescadores.
Las medidas de aislamiento que los diferentes países adoptaron para frenar el avance del coronavirus continúan produciendo cambios bruscos en el medio ambiente gracias a la reducción de la contaminación y la baja de circulación de personas. En este escenario, los animales silvestres en distintas partes del mundo se están animando a ocupar espacios antes impensados debido a la alta presencia del ser humano. Tal es el caso de los lobos marinos de Mar del Plata, que fueron vistos deambulando por el puerto casi con total libertad.
Los icónicos animales de “La Feliz”, que generalmente se encuentran a un costado de la banquina de los pescadores, fueron registrados por los vecinos tomando sol cerca de los barcos y muelles vacíos, así como también deambulando por las calles y estacionamientos del puerto. Además, se pudieron ver ejemplares transitando por el sector del paseo comercial, donde cientos de turistas suelen concentrarse para comer y comprar recuerdos de la ciudad.
Sin embargo, la postal de los lobos marinos marplatenses no es la primera de este tipo en el país. La semana pasada se avistaron pingüinos paseando por las playas de Miramar, carpinchos en las calles de Necochea y ciervos de los pantanos en el del delta del río Paraná. A su vez, la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires (APrA) informó que la calidad del aire de la Ciudad mejoró en un 50 por ciento entre el 20 y el 25 de marzo, los cinco primeros días del aislamiento obligatorio que decretó el Gobierno por la pandemia, en comparación al mismo periodo del año pasado.
Estos escenarios siguen replicándose alrededor del mundo. En Rusia , se logró captar por primera vez en varios años al leopardo de las nieves, una de las especies más exóticas del mundo. Mientras que en Tailandia , cientos de monos hambrientos protagonizaron una pelea en la localidad de Lopburi, luego de que el coronavirus disminuyera drásticamente el número de turistas en la zona, que suelen alimentar a esos animales.
En tanto, en India se hizo posible a ver la Cordillera del Himalaya desde 200 kilómetros –algo que no sucedía hace 30 años- gracias a la disminución de la contaminación que provocó el cese de actividades industriales y la restricción del tránsito. Algo similar sucedió en Kenia , donde se puede volver a ver el Monte Kenia, la segunda montaña más alta de África, a una distancia de 136 kilómetros. Finalmente, en Venecia el agua de los canales se volvió transparente después de que se redujera el turismo y la circulación de las embarcaciones.
.

Atucha I: retoman las obras



Se reactivará el reacondicionamiento de la Central Nuclear Atucha I

Fecha de Publicación
: 20/04/2020
Fuente: Ambito
Provincia/Región: Nacional


Nucleoeléctrica Argentina S.A. realizará también obras del reactor nuclear de potencia CAREM 25 y en el edificio para el Almacenamiento en Seco de los Elementos Combustibles Quemados (ASECQ)
Las obras para el reacondicionamiento de la Central Nuclear Atucha I serán puestas en marcha junto con las del reactor nuclear de potencia CAREM 25 y en el edificio para el Almacenamiento en Seco de los Elementos Combustibles Quemados (ASECQ).
El desarrollo de las mismas las llevará a cabo Nucleoeléctrica Argentina S.A, confirmaron este viernes luego de una reunión por videoconferencia, en la que se realizó la Asamblea de Accionistas de la empresa que opera las tres centrales nucleares argentinas y que tiene como accionista mayoritario al Estado Nacional.
“Estamos convencidos de que hay que poner el énfasis en seguir con nuestro Plan Nuclear y tener a la generación nucleoeléctrica como una de las reservas de potencia y energía. Este sector es fundamental y vital para los intereses del país”, afirmó el secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, que participó de la Asamblea.
Asimismo, el funcionario señaló que "en los momentos de crisis como este surge la importancia del rol del Estado y en el caso de la generación nuclear demuestra resiliencia energética cómo está a la vista con los indicadores actuales".
De esta manera, Nucleoeléctrica Argentina S.A. vuelve a posicionarse en la gestión de proyectos nucleares y reactiva obras públicas que estaban paralizadas debido a incumplimientos por parte de empresas contratistas.
Como consecuencia de esta determinación, se generarán empleos calificados en la zona de influencia del Sitio Atucha, situado en la localidad de Lima, partido bonaerense de Zárate.
El CAREM 25 es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina; mientras que el edificio del ASECQ es una obra clave para la continuidad de la operación de las centrales nucleares Atucha I y Atucha II.
Por su parte, el proyecto de la Central Nuclear Atucha I permitirá que la primera central nuclear de potencia de América Latina continúe en funcionamiento plenos.
Por último, en la Asamblea de Accionistas de Nucleoeléctrica también se decidió recrear la Unidad de Gestión Proyectos Nucleares, que dependerá del Directorio de la empresa y que contará con las herramientas administrativas necesarias para la ejecución de los proyectos.
De esta manera, se recrea el sector interno de la compañía que permitió la conclusión de la construcción y puesta en marcha de Atucha II.
.

Conflico en pandemia por descargas de escombros



Villa Soldati, entre la contaminación ambiental y el coronavirus

Fecha de Publicación
: 02/04/2020
Fuente: Página 12
Provincia/Región: Buenos Aires


En medio de la crisis sanitaria, el gobierno porteño autorizó la descarga de escombros, altamente contaminante, en ese barrio del sur de la ciudad.
La contaminación ambiental y la pandemia son una mala combinación. Vecinos de Villa Soldati sufren la primera desde 2013 con la planta de reciclaje de residuos áridos (escombros). Pero en estos días de cuarentena obligatoria se agregó el coronavirus y se toparon con una hilera interminable de camiones con volquetes de las 120 empresas del rubro que operan en la Capital Federal. Llevaban su carga de desechos de obras en construcción para entregarla en el predio que depende del gobierno porteño. En el lugar, sobrantes de mamposteria o cascotes se transforman en polvo o materiales reutilizables para trabajos que realiza la ciudad en el espacio público. “Se hacen las baldosas y el alisado que vemos en otros lados pero no acá”, contó Sabrina González, una de las afectadas. Las personas que viven en el barrio y sobre todo en el perímetro de Lafuente, Barros Pazos, Castañón y Chilavert respiran partículas en suspensión que les ocasionan serios problemas respiratorios. El viernes se generó un conflicto cuando se enfrentaron cara a cara los camioneros que querían completar la descarga con autoridades de la Comuna 8 y un grupo de vecinas en clara inferioridad númerica. No pasó a mayores, pero la Policía de la Ciudad tampoco intervino cuando la situación estaba a punto de desmadrarse.
 “Nos piden que ventilemos nuestras casas porque hoy tenemos un virus dando vueltas que afecta las vías respiratorias y no podemos ventilar las viviendas por el polvo que flota acá. Hay vecinos con corticoides, abuelos y chicos comprometidos por esta situación”, explicó Sabrina, quien estuvo presente en la protesta frente a la planta.
Página/12 consultó al secretario de Articulación Federal de la Seguridad de la Nación Gabriel Fucks sobre una hipótesis que manejaban los vecinos: si el transporte de escombros está entre las excepciones que prevé el DNU 297 que firmó el presidente Alberto Fernández. “Contaminar es un delito pero nada tiene que ver con el transporte y lo que está permitido durante la pandemia. La contaminación ambiental está prevista en el nuevo Código Penal, en la Constitución de la ciudad y en varias normas más. Pero transportar no es necesariamente contaminar y si hay algo que atacar es este delito, no el transporte”.
El problema entre vecinos y camioneros finalizó cuando se presentó en el predio de Avenida Varela 2563 el gerente operativo de Plantas de Tratamiento que depende de la Subsecretaría de Higiene Urbana, Leonardo Giménez. El funcionario firmó un acta donde consta que “en carácter excepcional se procederá a la apertura de la planta de residuos áridos, restos de obra y construcción…”. El plazo que se dio fue de 24 horas entre el viernes 27 y el sábado 28, con el permiso de circulación para que tres choferes de la empresa Volquetes Contecop pudieran completar la descarga en el predio cuyo funcionamiento cuestionan los vecinos.
El 7 de febrero pasado estos últimos difundieron una denuncia sobre la problemática que viven en Villa Soldati: “Desde el año 2013 funciona en nuestro barrio una planta de tratamiento de áridos. En su labor procesa 2400 toneladas diarias de restos de obras en construcción que dispersan partículas en el aire excediendo ampliamente los máximos permitidos para zonas como las nuestras”.
En el texto enumeraban las consecuencias de la situación: “Enfermedades respiratorias, sequedad de tejidos húmedos, irritación, jaquecas, ataques de asma tanto en forma aislada como crónica y, además, la presunción de contacto con elementos cancerígenos como el asbesto presente en restos de obra provenientes de construcciones antiguas”.
Sabrina agregó: “Enfrente de la planta hay cuatro escuelas, dos son jardines de infantes, hay clubes a los que vienen vecinos de otras comunas. Vivimos como dentro de una enorme nube de polvo, cal, cemento y material de demoliciones y partículas en suspensión que no sabemos de qué son. En el barrio por ahora no tenemos afectados por coronavirus pero sí hay mucho dengue”.
Aquel día lluvioso de febrero se constituyó la Mesa de Trabajo Ambiental Villa Soldati. En su primera reunión se juntaron decenas de vecinos en un taller mecánico y firmaron un texto donde denunciaban: “Principalmente nuestro derecho a la salud y a un ambiente sano están siendo vulnerados, y el Gobierno de la Ciudad, en cabeza de Mauricio Macri en sus inicios, y de Rodríguez Larreta desde 2015, antepone los negocios y los beneficios para las empresas que lo explotan en prejuicio del pueblo”.
 El viernes cuando se produjo el conflicto a las puertas de la planta un camionero se justificaba con una vecina que le reprochaba la carga contaminante que llevaba: “Nosotros estamos limpiando la ciudad”. Es una de las tantas imágenes que se ven en uno de los videos que filmaron las personas afectadas por el polvillo que se respira en esas cuadras. “Somos muchos y muchas los que nos vemos perjudicados: escuelas primarias, jardines de infantes, clubes deportivos, trabajadores, vecinos y vecinas de Soldati”, comentó Sabrina.
En esas tierras bajas de Soldati se instaló en 1925 la usina incineradora de residuos que funcionó por décadas y los vecinos todavía recuerdan. En su trabajo Aproximación histórica a la recolección formal e informal en la ciudad de Buenos Aires: la quema de Parque Patricios (1860-1917) y la del Bajo Flores (1920-1977) los investigadores Verónica Paiva y Mariano Perelman definieron a este último basural como “el segundo más grande del mundo”.
La contaminación de la planta de residuos sólidos asociada con la pandemia empujó a los vecinos a salir de sus casas porque no pueden estar dentro de ellas con las ventanas cerradas todo el tiempo. Exigen al Gobierno de la Ciudad “el cese de las actividades en el predio y el aprovechamiento del mismo en nuevas actividades que no impliquen el menoscabo de la calidad de vida de la comunidad de la zona”.
.

Ceamse aclara que continúa con su trabajo

Ceamse ratificó que continúa con el tratamiento de residuos en la Ciudad y 52 municipios

Fecha de Publicación
: 31/03/2020
Fuente: La Prensa
Provincia/Región: CABA - Buenos Aires


La Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) informó que continúa con la tarea de disposición y tratamiento de los residuos sólidos urbanos pertenecientes a la ciudad de Buenos Aires y a 52 municipios del conurbano bonaerense en el marco de la cuarentena dispuesta ante la pandemia del coronavirus.
"Ante la difícil situación que requiere un gran sentido de responsabilidad y solidaridad, los trabajadores de Ceamse cumplen con especial dedicación con su tarea para preservar la calidad sociambiental de la comunidad", informaron desde la empresa gestionada conjuntamente por el gobierno de la Ciudad y el de la provincia de Buenos Aires
En ese sentido, precisaron que "siguen operando las plantas de transferencia, las de generación de energía, las de tratamiento mecánico biológico, la de líquidos lixiviados, las plantas de reciclado y la disposición final de residuos sólidos urbanos".
.

UBA muestra un nuevo método de producción para el agro



La UBA y el CREA recuperan servicios ecosistémicos y potencian la biodiversidad pampeana

Fecha de Publicación
: 20/03/2020
Fuente: InfoCampo
Provincia/Región: Buenos Aires


Dentro de los paisajes rurales, las áreas agrícolas no cultivadas brindan beneficios al ser humano, ya que aumentan la diversidad biológica, proveen flores melíferas, potencian la polinización, mejoran el control de plagas y dan refugio a las aves, entre otros.
Investigadores de la UBA y productores del CREA trabajan en conjunto para introducir vegetación con flores melíferas en áreas no cultivadas al norte de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de promover la biodiversidad y valorizar los servicios ecosistémicos.
En las décadas del ’70 y ’80, las terrazas y las vías vegetadas fueron herramientas de manejo frecuentes en la Pampa Ondulada para controlar la erosión hídrica de los suelos. Luego, al llegar la siembra directa, cayeron en desuso.
Dado que la erosión continuó, hoy, ambas prácticas volvieron a ser usadas, pero con una particularidad: también sirven como fuente de biodiversidad vegetal y animal. Un proyecto conjunto entre la UBA y el Consorcio Regional de Experimentación Agropecuaria (CREA) busca, a partir de esas franjas vegetadas, recuperar y valorizar funciones ecológicas en los agroecosistemas, tales como la polinización, y generar protocolos de manejo que los productores puedan aplicar sencillamente.
Santiago Poggio, docente de la cátedra de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la UBA y director del proyecto ‘Diseño e Implementación de Instrumentos para Promover la Biodiversidad en Agroecosistemas Pampeanos’, señaló la necesidad de pensar la agricultura más allá de producir alimentos, fibras o biocombustibles. “La perspectiva debe ser amplia, ya que los paisajes agrícolas brindan otros beneficios al ser humano. En particular, en áreas no cultivadas, encuentran hábitats plantas y animales silvestres que brindan servicios —desde aumentar la biodiversidad hasta proveer flores melíferas, polinización, control de plagas, refugio de aves, etc.— claves para sostener la productividad de la agricultura”.
“Los primeros resultados experimentales del proyecto los obtuvimos en parcelas pequeñas en la FAUBA. Encontramos una combinación muy satisfactoria de especies forrajeras con flores melíferas: trébol blanco, trébol rojo, tréboles de olor y achicoria. Los resultados preliminares sugieren que este conjunto de especies aumentaría la cantidad de flores ofrecidas y alargaría la oferta estacional. La mezcla posee dos ventajas; la primera es que a esas plantas las visitan muchas abejas e insectos polinizadores, y la segunda es que son especies conocidas por los productores, lo cual, en principio, facilitaría su introducción”, explicó Poggio, quien también es investigador del Conicet.
En este sentido, Santiago añadió que un segundo resultado al que él y sus colaboradores arribaron tras el primer año de experimentación es que, una vez que se comience a llevar esta tecnología a situaciones productivas, para asegurar el establecimiento del conjunto de especies forrajeras de la mencionada mezcla será necesario realizar una única aplicación de herbicidas al inicio. Ello permitirá lograr una supervivencia adecuada de las plantas y una buena oferta de flores melíferas.
Poggio afirmó que este año comenzarán a trabajar a campo con productores de la región CREA-Norte de Buenos Aires para agregar la mencionada mezcla de semillas a las terrazas y franjas vegetadas. “La condición para que la flora natural más la que se añada pueda establecerse y perdurar en las franjas y terrazas es que los productores se comprometan a no aplicar herbicidas ni insecticidas, tal como lo hacen en las partes cultivadas. Lo ideal es que manejen estas áreas vegetadas con, por ejemplo, cortes periódicos”.

Con el foco en las personas
“Aunque parezca mentira, las superficies sin cultivar cubren una proporción considerable de los paisajes agrícolas. Me refiero, por ejemplo, a caminos, banquinas, vías férreas y alambrados. Son espacios menos perturbados donde puede residir una fauna y flora silvestre capaz de brindarle diversos beneficios al ser humano. Puntualmente, me refiero a los llamados servicios ecosistémicos”, sostuvo Santiago.
Asimismo, agregó: “Cuando hablamos de servicios ecosistémicos, ponemos en el centro a la sociedad, ya que todos usamos productos que vienen de la agricultura o de la naturaleza. Estos servicios tienen que ver con la producción de alimentos, fibras, biocombustibles y bienes. También se relacionan con el soporte de la vida, como en el caso de las comunidades microbianas del suelo, que ayudan a ciclar la materia orgánica y a sostener la fertilidad”.
Poggio también resaltó la importancia de otros servicios clave para la agricultura. “Por ejemplo, si falla la polinización en el cultivo de girasol, que depende de estos insectos, no se cosecharán granos ni se obtendrá aceite. Y podemos también mencionar la regulación de plagas por parte de ciertos insectos benéficos, o de roedores que consumen semillas de malezas, o de sapos y ranas que consumen insectos”.
En último lugar, pero no menos importante, el docente mencionó que existen servicios ecosistémicos vinculados con las necesidades recreativas y espirituales de la gente. “Podemos encontrar valores escénicos en un paisaje, ya sea porque tiene sierras o cierto tipo de vegetación, o porque permite avistar aves, practicar la pesca u otros deportes, tomar fotos o hacer un pic-nic. Nuestro proyecto también busca valorizar estos servicios”.

Área que no has de cultivar…
Poggio destacó que entre los productores agropecuarios existe una preocupación por la vegetación de las áreas no cultivadas como fuente potencial de plagas y malezas. Eso los lleva a aplicar en esos espacios los mismos insecticidas y herbicidas que usan en sus lotes. De esta manera, y sin quererlo, se produce la selección de ciertas especies resistentes a esos agroquímicos y una reducción general de la biodiversidad que puede prestar los servicios antes mencionados.
“Si logramos establecer un manejo de la vegetación espontánea que no se base en aplicar herbicidas, ya sea con cortes o con otras herramientas, podemos ver la posibilidad de reintroducir especies que tengan algún interés o atenuar el problema de las malezas. Para implementar un manejo estratégico va a ser necesario trabajar en conjunto con los productores”, aseveró.
El docente profundizó su explicación agregando que el manejo de la vegetación espontánea sin usar herbicidas es una preocupación actual de los productores cuyos campos están alcanzados por las zonas de exclusión de aplicación de agroquímicos cuando los campos están ubicados cerca de zonas urbanas, áreas pobladas o escuelas rurales.
“Nuestro proyecto está financiado por la UBA y tiene como beneficiario al CREA, busca generar un protocolo o cuaderno técnico, apoyado por material multimedial, que contenga una serie de lineamientos de fácil aplicación por el productor y que le demanden poco tiempo y recursos”, cerró Santiago Poggio.
.

Buenos Aires: Justicia pide informes sobre agroquímicos



La Justicia quiere saber el real uso de agroquímicos en Buenos Aires

Fecha de Publicación
: 17/03/2020
Fuente: El Ciudadano
Provincia/Región: Buenos Aires


El fiscal Matías Di Lello solicitó a 6 municipios del norte provincial información sobre sus ordenanzas, protocolos y estadísticas de salud. El trámite forma parte de una investigación por contaminación de la napa de agua
El fiscal federal Matías Di Lello pidió conocer cómo trabajan con agroquímicos en seis ciudades al sur de Santa Fe. En el marco de una causa federal por contaminación y afectación a la salud ya recibió detalles de cómo lo hacen en Ramallo y Arrecifes. Restan entregar la información Capitán Sarmiento, San Nicolás, Colón y San Pedro, donde este jueves en el Concejo Deliberante crearon un Comité de Cáncer. En diálogo con El Ciudadano, el fiscal explicó: “Está probado que el uso de pesticidas y herbicidas afecta el agua y a las personas. Queremos saber si y cómo funcionan las zonas de exclusión, cómo trabajan con los productores agrícolas, entre otros detalles”.

El principio
Di Lello lleva adelante una causa en Pergamino, cerca de las localidades del norte bonaerense, para restringir el uso de agroquímicos en los cultivos de la provincia. Según contó, esa causa entra en el fuero federal a pesar de que generalmente ese tipo de reclamo se gestiona en los juzgados provinciales. “Es una causa federal porque afecta al agua y porque quien produce y quien autoriza el uso (Senasa) es utilizado en todo el país”, señaló el fiscal.
Según Di Lello, en Pergamino un grupo de peritos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y del Conicet tomaron muestras de suelo, agua y sangre de las personas. Descubrieron contaminación y fueron a la raíz común: la napa de agua que se extiende por el territorio pampeano.
Para continuar con esa línea de investigación sobre los efectos del uso de agroquímicos, el fiscal giró oficios a los gobiernos vecinos. “Queremos saber cómo y si funcionan ordenanzas que definen límites de fumigación en cada lugar. También si tienen protocolos de aplicación con productores. Y si tienen relevamiento del impacto en la salud de cada población. Hemos tenido muy buena aceptación de intendentes hasta ahora”, resaltó.
En San Pedro, por ejemplo, este jueves el bloque de Frente de Todos presentó un proyecto que se aprobó en el Concejo Deliberante local: la creación del Comité del Cáncer. Ediles, funcionarios del Ejecutivo, profesionales –de la salud y otras disciplinas, como geología– y entidades intermedias –entre ellas la Asociación de Lucha contra el Cáncer (Alucec)– ya llevan tres encuentros para la conformación del cuerpo.
Y también pidieron, como el fiscal, conocer los análisis del agua de la ciudad y su área rural.
.

Incendio en depósito de Monsanto



Se incendia un depósito de la fábrica Monsanto en el partido bonaerense de Zárate

Fecha de Publicación
: 16/03/2020
Fuente: Telam - Grupo La Provincia
Provincia/Región: Buenos Aires


Al menos cinco dotaciones de bomberos intentaban controlar pasadas las 13 un incendio en un depósito de la fábrica Monsanto Argentina ubicado en el partido bonaerense de Zárate, informaron fuentes policiales.
El fuego se inició pasadas las 11 en la fábrica ubicada en el kilómetro 83 de la ruta 6, en un predio de la empresa de agroquímicos que es lindera con la empresa Pampa Energía.
Según las fuentes, solo ingresaron cinco dotaciones de bomberos de Zárate, que trabajan junto al personal de la empresa, y hasta el momento se desconoce que había dentro del sector incendiado.
.

Buenos Aires: reunión del Observatorio de Agroquímicos

Primera Reunión del Observatorio Técnico de Agroquímicos

Fecha de Publicación
: 13/03/2020
Fuente: AgroSitio
Provincia/Región: Buenos Aires


El Ministerio de Desarrollo Agrario, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Agrario y Calidad Agroalimentaria, llevó adelante la primera reunión del Observatorio Técnico de Agroquímicos, con el objetivo de vincular e intercambiar documentos científico-técnicos sobre la utilización de agroquímicos y su impacto en la salud, producción y el medio ambiente en la Provincia de Buenos Aires...
El encuentro estuvo encabezado por el Subsecretario Cristian Amarilla quien recordó que "el objetivo del Observatorio es recopilar y realizar una síntesis de la información generada en las diferentes instituciones científico-tecnológicas para luego ampliar la participación a colegios de profesionales, entidades de productores, y grupos civiles".
La primera reunión contó con la presencia del Vicepresidente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Marcos Actis y representantes de Universidades nacionales, provinciales, de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), INTA y CONICET, que días atrás fueron convocados por el Ministerio de Desarrollo Agrario.
En esta oportunidad más de diez grupos de trabajo presentaron los ejes que abordaron en cada uno de sus proyectos. Entre los institutos educativos participantes se encuentran la Universidad de Moreno, Hurlingham, 3 de Febrero, La Plata, San Martín, Mar del Plata, Buenos Aires, Avellaneda, Luján, General Sarmiento, del Centro de la Provincia de Buenos Aires, entre otros.
Algunos de los temas giraron en torno al sistema de guiado responsable para aplicación, a la detección de residuos de agroquímicos en alimentos frescos, a la necesidad de cambiar los modelos de producción, y al impacto de los fitosanitarios sobre el suelo, napas y aguas.
Por parte de las autoridades provinciales se hicieron presentes el Director de Autoridad del Agua (ADA), Oscar Deina; la Directora Provincial de Gestión Hídrica, Andrea Cumba; los Directores Provinciales de Calidad y Control Técnico, Damian Costamagna, de Residuos Sólidos Urbanos, Francisco Suárez; y en representación de la Subsecretaría de Planificación y Control Sanitario del Ministerio de Salud, Damián Marino.
De la cartera agraria participaron la Directora Provincial de Fiscalización Agropecuaria, Viviana Di Marzio; y la Directora de Sustentabilidad y Medio Ambiente, María José Tesoro.
.

Denuncian matanza de fauna en Tandil

Continúa la investigación por la aparición de animales muertos en Sierra del Tigre

Fecha de Publicación
: 12/03/2020
Fuente: El Eco
Provincia/Región: Buenos Aires


Luego de que Gabriel Barletta, quien realiza visitas guiadas a caballo por la Reserva Natural Sierra del Tigre, informara a El Eco de Tandil que el predio afrontaba una grave problemática por los perros sueltos que andaban por la zona y mataban a los animales, Ezequiel Escudero, presidente de la asociación civil Movimiento Activista Animal, realizó una presentación en la delegación local de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires para que se investigara el caso por los supuestos 18 animales asesinados.
A fines de enero, Escudero había manifestado que luego de una reunión con Fortunato, “quien siempre gentilmente está a disposición nuestra”, se les había informado que no había grandes avances en la causa debido a que los cambios políticos afectaron a la dirección de la Defensoría porque “obviamente son oposición, entonces están esperando la reasignación”.
A un mes de aquella reunión, el propio Alcides confió a este medio que desde la sede central de la Defensoría del Pueblo de la Provincia se pidieron dos informes, uno a la Dirección de Fauna y otro a la Dirección de Bromatología del Municipio de Tandil.
“Según surge por sistema del expediente electrónico, el área pertinente en La Plata diligencio dos pedidos de informes: uno dirigido a la Dirección de Fauna de la Provincia, ente controlador de espacios como Sierra del Tigre, y otro a Bromatología municipal, este último circunscripto al tema vacunación y castración de animales domésticos”, explicó Fortunato.
.

Formalizan creación del Observatorio de agroquímicos

La Provincia ya cuenta con un Observatorio técnico de agroquímicos

Fecha de Publicación
: 07/03/2020
Fuente: Grupo La Provincia
Provincia/Región: Buenos Aires


La provincia de Buenos Aires inauguró su Observatorio técnico de agroquímicos. De la mano del ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, se dieron a conocer los detalles de esta iniciativa que busca mejorar el uso de agroquímicos en el territorio bonaerense.
Según lo expuesto por el funcionario provincial, “cualquier norma referida al uso de agroquímicos que en el futuro salga de este Ministerio, tiene que tener una fundamentación científico-técnico que la respalde”.
Además, aclaró que la misma deberá estar “basada en distintos trabajos que ya se están realizando en las Universidades, INTA, Conicet y la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC)".
"Hoy la información y las investigaciones están dispersas y los organismos científicos tecnológicos no encuentran un lugar en donde volcar los resultados para ponerlos en diálogo y en debate”, sostuvo el ministro que aclaró que “esa será la función del Observatorio”.
Por otra parte, también anunció la suspensión de la Resolución 246/18 por un año. Entendiendo que el desarrollo de algunos municipios en materia de legislación de agroquímicos es desigual, el funcionario afirmó que trabajarán para lograr una implementación coordinada de las mismas.
En ese contexto, también convocó a organismos públicos bonaerenses a conformar una mesa de trabajo para dicho fin, y con el objetivo de evaluar las políticas públicas relativas a la aplicación de agroquímicos.
“Esta Mesa se hace en función al cuidado de la salud, del medio ambiente, de la promoción de la producción y el cuidado del agua, donde las definiciones en materia de agroquímicos surjan a partir de la información entre los organismos públicos”, sostuvo el funcionario provincial a cargo de Desarrollo Agrario.
En relación a la resolución 246, suspendida a partir de esta misma disposición, el ministro señaló que “la redacción de la misma es un tanto particular porque cuando parece que está prohibiendo lo que está haciendo es permitiendo”.
“Se trata de esas contradicciones discursivas a las que el Gobierno anterior nos tenía acostumbrados. En pocas palabras, lo que sostenía la norma, cuando se la analizaba en detalle, es que se podía fumigar sin ninguna regulación o amortiguamiento real, efectivo, de ninguna índole”, dijo Rodríguez.
Finalmente, cabe destacar que en esta iniciativa también se convocó a trabajar en conjunto con universidades nacionales, provinciales, el INTA, los centros de investigación científico técnico con asiento en la Provincia de Buenos Aires y el CIC, con el fin de que el Observatorio cuente con un trabajo interdisciplinario en materia de investigación de los agroquímicos.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs