La domesticación de la fauna, el otro problema del tráfico



La fauna silvestre sufre la domesticación

Fecha de Publicación
: 21/01/2018
Fuente: Diario La Gaceta
Provincia/Región: Tucumán


Expertas de dos reservas explican las consecuencias negativas del mascotismo de animales autóctonos.
El mascotismo de animales silvestres tiene un lado desconocido para quienes incurren en esa práctica. Primero, la compra y tenencia de ciertas especies es ilegal, como lo indica la ley provincial 6.292. Además, trae aparejado un riesgo para las personas, ya que -por ejemplo- muchas aves transmiten psitacosis (enfermedad infecciosa) y en condiciones de hacinamiento las posibilidades de contagio son elevadas. Por último, los animales pueden sufrir daños irreversibles al mantener un contacto directo con los humanos.
Elena Correa, responsable del área de Veterinaria de la Reserva de Horco Molle, explica que enjaulados, los animales no son felices ni poseen bienestar. “No están acostumbrados al contacto con la gente, se estresan y resulta traumático para ellos”, indica.
Al respecto, la especialista comenta que existe un tráfico de animales, como catas y loros, que resulta un verdadero problema debido a los volúmenes que se secuestran y a la infraestructura que se requiere para permitir su retorno a la naturaleza. “En la Reserva ya no recibimos tortugas, porque carecemos de espacio; son una especie amenazada y se las toma como mascotas. En el momento en que un animal sale del hábitat su reinserción es difícil. Si liberás un ejemplar enfermo podés causar una mortandad mayor en animales silvestres”, detalla.
La liberación y conservación de la fauna se torna una misión importante para las dos reservas naturales de la provincia.
Margarita María Jaramillo Zapata, secretaria académica de la Universidad San Pablo-T, reflexiona sobre el rol de la educación en este proceso: “es bueno empezar a sembrar en los niños el cuidado y conservación de la flora y fauna para que se logre impactar positivamente. Divulgar el trabajo de las reservas ayuda a sembrar en cada persona una semilla de conciencia”.
Las llamadas de denuncia ingresan a la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelo de la Provincia, donde se labran las actas de infracción y se procede al posterior secuestro del animal en cuestión. “Los animales son preciosos en su fauna, por eso trabajamos para la conservación y en contra del mascotismo. Cada animal silvestre que llega a una casa pensado como mascota en realidad no lo es; ellos sufren por su domesticación. Se trata de una fauna que nunca va a adaptarse”, comenta Ana Palacios, jefa de Fauna Silvestre de la Provincia.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs