Mostrando entradas con la etiqueta incendios forestales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta incendios forestales. Mostrar todas las entradas

Denuncia penal por quemas en las islas



Rosario pide que la Justicia entrerriana acelere causa por quemas en las islas

Fecha de Publicación
: 30/05/2020
Fuente: El Once
Provincia/Región: Santa Fe - Entre Ríos


La Municipalidad realizó la primera denuncia penal contra los responsables de los incendios hace casi tres meses. El miércoles pasado volvió a presentarse ante la Fiscalía federal de Victoria.
El secretario de Gobierno del municipio de Rosario, Gustavo Zignago, reclamó que la Justicia entrerriana agilice la causa penal iniciada por los incendios que se desatan en las islas, inundando de humo la ciudad de Rosario. "En esta circunstancia en que claramente estas prácticas continúan y, además, está acreditado que la contaminación ambiental colabora con la propagación del virus, creo que es necesario acelerar y profundizar las investigaciones", advirtió el funcionario.
La Municipalidad realizó la primera denuncia penal contra los responsables de los incendios hace casi tres meses. El miércoles pasado volvió a presentarse ante la Fiscalía federal de Victoria para advertirle sobre el crecimiento que tuvieron las quemas en las últimas semanas y, sobre todo, señalando sus consecuencias en el marco de la pandemia por coronavirus.
Citando estudios realizados en Italia, Estados Unidos y Alemania, en la presentación se indica que "la exposición a la polución perjudica el sistema respiratorio y cardiovascular, y aumenta el riesgo de mortalidad, también afecta negativamente a la gravedad de los síntomas de infección por Covid-19, y empeora el pronóstico de esos pacientes.
Según explicó Zignago, durante los primeros días de marzo, la Fiscalía inició algunas acciones, pidiendo algunas medidas al gobierno de Entre Ríos, a la Prefectura y Gendarmería. Sin embargo, el inicio del aislamiento social puso la causa en stand by.
Ayer, desde la intendencia volvieron a advertir a la fiscalía sobre las columnas de humo visualizadas durante este fin de semana, en la zona sur de la ciudad, justo en coincidencia con la habilitación de las salidas recreativas.
Según advertían, en lo que va del año, se detectaron unos 1.700 incendios en la zona de islas frente a Rosario, lo que da cuenta de que se trata de una actividad sistemática, programada y que persigue una utilidad económica (la renovación de pasturas para ganadería) y "no son producto de turistas desaprensivos que visitan las islas y hacen un asado", como el gobierno de Entre Ríos quiso explicar las quemas ocurridas desde febrero.
No fue la Municipalidad la única en denunciar las quemas en la Justicia penal entrerriana. La agrupación El Paraná No Se Toca, junto a otras entidades ambientalistas, también llevaron el problema a Tribunales. La abogada de estos grupos, Romina Araguas, también cuestionó la falta de acción de la Justicia entrerriana. "La denuncia que hicimos no tuvo ningún avance", se quejó.
Según apuntó, la fiscalía se excusa de impulsar la causa "porque nos dicen que no tienen medios para constatar, que no pueden probar donde se realizan los incendios y quiénes son los responsables". Un argumento que considera inaceptable, ya que "existen muchas formas de probar los incendios", por ejemplo "hay páginas de la Nasa que demuestran los focos de incendios con imágenes accesibles a todos".
En esos datos, justamente, se basan los informes que elabora el Museo de Ciencias Naturales Antonio Scasso, de la ciudad de San Nicolás. De acuerdo al último informe del monitoreo de incendios, en lo que va de 2020, en el delta del Paraná se registraron 2.086 focos de calor, un número que supera el total de los incendios desatados en todo el año pasado, y también de los contabilizados durante las cuatro temporadas anteriores.
El trabajo incluye un vasto territorio de unos 17 mil kilómetros cuadrados que se extiende del otro lado del río, entre las localidades entrerrianas de Gualeguay, Victoria y Paraná. Toda esta zona se encuentra bajo un régimen especial, el denominado plan integral estratégico para la conservación y el aprovechamiento sostenible de la región delta del Paraná, más conocido como Piecas, por sus siglas.
Se trata de un acuerdo interjurisdiccional consensuado por las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires para "establecer pautas de sustentabilidad en las intervenciones territoriales, asegurando su integridad sistémica, no sólo en el presente sino también en el mediano y largo plazo", según se definió hace seis años.
En ese lugar, entre el 11 y el 17 de mayo pasados, "la cantidad de focos observados continuó aumentando, llegando a sumar 362 quemas, contra las 68 de a semana anterior; cinco veces más. El trabajo advierte que muchos de estos focos se detectaron al sur del puente Rosario Victoria, y en la zona frente a la localidad de Villa Constitución.
.

Las quemas en las islas no paran en la bajante



En medio de la bajante del Paraná, las quemas en las islas no paran

Fecha de Publicación
: 27/05/2020
Fuente: La Capital
Provincia/Región: Santa Fe - Entre Ríos


Si bien durante el fin de semana ya se sintieron en el ambiente, esta tarde se podían advertir a simple vista los focos de incendio frente a Rosario.
En medio de la pandemia de coronavirus y de la bajante histórica del río Paraná, la quema en las islas frente a Rosario continúa siendo uno de los temas trascendentes de la ciudad por la reiteración casi sistemáticamente de los incendios en esa zona.
De hecho, la gente que salió esta tarde a disfrutar de una caminata o las salidas recreativas que están habilitadas en la ciudad pudieron ver desde la costa de Rosario el humo que emanaba desde los diferentes focos de incendio que se desataron en la zona de islas.
Durante el fin de semana ya se había sentido olor a humo en la ciudad.
Los incendios en las islas son un tema preocupante y que se repite en el tiempo, a tal punto que las autoridades del municipio ampliaron el miércoles pasada la denuncia penal contra los responsables de las quemas intencionales de pastizales en la zona de islas del Alto Paraná del río Paraná, que fuera presentada el pasado 3 de marzo ante la presencia de nuevos focos ígneos registrados en la zona durante los últimos días. Hay que tener en cuenta además que el escenario en el que se desarrollan estos nuevos incendios intencionales, en el marco de la pandemia de Covid-19, agrava las consecuencias en el ambiente y en la salud de los habitantes de la región.
En la nueva presentación que realizó el municipio la semana anterior destacan que "se detectó en el espacio aéreo la presencia de gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta del Río Paraná". Indica también que "pudieron verificarse 68 focos en la semana del 4 al 10 de mayo, y 362 focos del 11 al 17 del mismo mes".
Esto implica que, en las últimas semanas, las quemas se multiplicaron por cinco “con el grave daño al medio ambiente del que hemos dado amplias referencias en la denuncia precedente, y que se ve agravado en la actualidad por la situación de pandemia en la que estamos inmersos”, sostiene el escrito presentado la semana pasada por el intendente Javkin.
.

Alerta en Misiones por riesgo de incendios



Misiones sigue en “alerta máxima” por el riesgo de incendios y en Posadas hay temor por la quema de basura

Fecha de Publicación
: 27/03/2020
Fuente: Misiones Online
Provincia/Región: Misiones


Ante la escasez de lluvias continuas en la Provincia, se mantiene el “alerta máxima, con riesgo muy alto de incendios” y desde la División de Alerta Temprana del Ministerio de Ecología y el Plan de Manejo del Fuego se monitorea a través de imágenes satelitales todo el territorio provincial ante la eventualidad de aparición de focos ígneos.
El coordinador del Plan de Manejo del Fuego en Misiones, Rafael Yacovich, manifestó que “la provincia sigue con la alerta máxima por el peligro de los incendios”, aunque aclaró que “en las últimas semanas, afortunadamente no se han registrados hechos de esta naturaleza en las chacras, como así también en plantaciones forestales”.
Una situación distinta se vive en el ejido urbano del Departamento Capital , donde crece el temor de los bomberos por la quema reiterada de mini basurales y pastizales por parte de desaprensivos vecinos que no miden las consecuencias que ello acarrea.
Miguel Ángel Yuszczeczyn, jefe de Bomberos Voluntarios del cuartel Itaembé Miní de Posadas, expresó la preocupación “por las quemas de basura” y afirmó que “ayer miércoles hubo once denuncias de incendios en la ciudad”.
Recordó que a pesar de la cuarentena nacional impuesta por la pandemia del coronavirus en el país, el cuerpo de Bomberos que comanda está trabajando “con personal de guardia y asistiendo a los siniestros que ocurren”.
En declaraciones a Misiones OnLine, Yuszczeczyn sostuvo que “la gente saca la basura afuera de su casa y hacen la quema, que luego se propaga”. Dijo que “tienen serios problemas para acudir a todos los incendios a la vez”.
El jefe de Bomberos recordó que hay un Decreto del Gobernador donde se pide a la gente que respete las quemas y en ese contexto recomendó a los vecinos que “si sacan la basura frente a sus casas, no la quemen, porque el incendio se propaga”.
Finalmente alertó también que en Posadas “hay campos cercanos a viviendas de madera y si se produce un incendio de pastizales, el fuego avanza rápidamente sobre las casas y pueden provocar una catástrofe”.
.

Denuncia penal quema de pastizales en las islas del Litoral



Rosario denunció a los responsables de la quema de pastizales en las islas

Fecha de Publicación
: 05/03/2020
Fuente: Uno Entre Ríos
Provincia/Región: Litoral Argentino


La Municipalidad presentó la demanda penal en Paraná por delitos "contra la seguridad pública y el medioambiente".
La Municipalidad de Rosario, a través de la subsecretaria Legal y Técnica, Juliana Conti, presentó en los Tribunales de Paraná una denuncia penal contras los productores responsables de los incendios de pastizales en la zona de islas entrerrianas ubicadas frente a Rosario y contra los funcionarios "responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia", en caso de que la Fiscalía lo considere necesario.
La información incluso fue confirmada por el intendente rosarino Pablo Javkin, quien aseguró que la subsecretaria legal y técnica se encontraba en Paraná realizando una denuncia penal "contra aquellos responsables de las quemas intencionales de pastizales en la zona de islas del Alto Delta del Río Paraná, enmarcados en la figura de delitos contra la seguridad pública y como así también en distintas figuras referidas al medioambiente".
En su presentación, Conti señaló: "Tal como se ha expresado precedentemente, se ha detectado en el espacio aéreo la presencia de gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta del Río Paraná, frente a la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe (Rosario), perjudicando a una cantidad de actores: la fauna íctica de los cuales viven gran número de los habitantes de nuestra ciudad y zonas aledañas, la flora, los pobladores ribereños, los transeúntes, los turistas, y los habitantes de Rosario también se encontrarían perjudicados".
"A manera de ejemplo –redondeó Conti– decimos que el humo junto con la niebla dificulta la visibilidad en las rutas propendiendo a la producción de accidentes automovilísticos; la atmósfera, el aire contaminado afecta el sistema espiratorio, entre otras cuestiones de salud".
Más adelante expresó que "ante esta situación, es de marcada urgencia constatar por parte de las autoridades de contralor, responsables del área, si estos incendios fueron ocasionados de manera intencional y además de las sanciones administrativas que puedan corresponder (Ley 9868), individualizar a sus responsables a fin de someterlos al proceso penal correspondiente en resguardo del resto de la población y el medio ambiente definido como el 'medio vital para la vida de los seres humanos'".
La funcionaria destacó que "la presente denuncia se efectúa contra los responsables de la quema intencional e indiscriminada de pastizales en la zona de islas-humedales Alto Delta del Río Paraná, y, en su caso, de valorarlo la Fiscalía, contra los funcionarios responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia".
.

Mendoza restaurará ecosistemas de montaña



Restaurarán la flora de montaña para mitigar el riesgo de aluviones

Fecha de Publicación
: 17/02/2020
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


La acción surge de un convenio que firmaron la Secretaría de Ambiente de Mendoza y la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo.
La flora nativa de la montaña mendocina se caracteriza por sus hojas pequeñas, su alta tolerancia a la falta de agua y a las bajas temperaturas. Es afectada por la ganadería, las especies invasoras y recientemente, por los incendios. Más allá de su función ecológica y de refugio de biodiversidad, es clave para disminuir la velocidad con la que baja el agua y bajar el riesgo de aluviones.
Teniendo en cuenta estas funciones, desde la Secretaría de Ambiente (Dirección de Recursos Naturales Renovables) y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) firmaron un convenio de colaboración que tiene dos partes, una de las cuales apunta a la restauración de la vegetación de las microcuencas hidrográficas de las quebradas de Los Potrerillos, La Manga y El Alumbre ubicadas en Potrerillos y el Parque Provincial Tupungato.
Tal como se detalla en el decreto que oficializó el acuerdo, publicado el martes en el Boletín Oficial, esta acción tiene como objetivo “mitigar la ocurrencia de aluviones en la parte superior del río Mendoza, trayendo aparejada la mejora en la calidad del agua para consumo humano y el aumento y recuperación de la biodiversidad en la zona como consecuencia del uso de forestales nativos”.
Para lograrlo se ha dispuesto un presupuesto de $638.000 que se completan con $3.000.000 más que se destinarán -a través del mismo convenio- a trabajar en los campos incendiados del sur en Corral de Lorca en General Alvear (ver aparte).
Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales Renovables, explicó que este acuerdo se gestó con cátedras de la mencionada facultad. “El proyecto completo es de restauración de cuencas, recuperación de campos y lucha contra la flora invasora. Se trata de pruebas piloto que tienen financiación que surge de la ley de Bosques”, comenzó a explicar.
Con respecto al trabajo que se hará en Potrerillos y en el Parque Provincial Tupungato recordó que surgió para controlar especies exóticas invasoras como la rosa mosqueta. “Las invasoras afectan a la flora autóctona del lugar y al eliminarla apuntamos a uno de nuestros objetivos que es el cuidado de la biodiversidad”, detalló el funcionario.
Asimismo comentó que cuando estaban delineando el convenio ocurrieron los incendios en Potrerillos y en la zona de Tupungato, por lo que parte de la tarea contemplará también reforestación en la zona. “Sobre todo la parte más alta donde el hombre no ha ingresado, porque lo que más se difundió en ese entonces fueron sectores de ganadería que estaban previamente impactados”, aclaró Melchor.
Sobre el comienzo de los trabajos el funcionario adelantó que ya se ha hecho un relevamiento previo en la zona, pero que se le dará inicio a mediados de marzo cuando se haga la entrega formal de los fondos.
“Para nosotros es fundamental remarcar la articulación entre ciencia y técnica, para un convenio que tiene sus beneficios a largo plazo”, subrayó.

Aporte universitario
Guillermo Ander Egg, profesor asociado de extensión rural de la Facultad de Ciencias Agrarias, detalló que este convenio está enfocado para trabajar con los estudiantes de la cátedra de la que es parte, más zootecnia y espacios verdes de las carreras ingeniería Agrónoma e ingeniería en Recursos Naturales Renovables.
“La idea es que los alumnos participen de manera articulada con la comunidad local, ya que nos interesa formarlos en la resolución de problemas ambientales y sociales”, adelantó. En ese sentido señaló que los mismos estudiantes se encargarán de producir las plantas para la reforestación en el vivero de la facultad con colaboración del vivero del Conicet. “La idea es remplazar plantas en algunas zonas que se hayan acordado en conjunto con los pobladores del lugar”, adelantó.
Tal como destacó Ander Egg este acuerdo es fundamental para que posteriormente la comunidad del lugar proteja las nuevas especies tanto a través del riego, como de los posibles ataques de los animales del lugar.
“Es clave que durante los primeros meses no las dañen para que se consoliden”, indicó el docente. Desde allí tienen proyectado empezar a trabajar en Potrerillos haciendo relevamientos previos para arrancar en la plantación durante los meses de agosto.

Renovación de campos incendiados en el sur
Otra parte del convenio entre la Secretaría de Ambiente (Dirección de Recursos Naturales Renovables) y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) estipula el trabajo en campos incendiados del sur, más precisamente en Corral de Lorca en General Alvear. Para ello se dispuso un presupuesto de $3.000.000. “Durante los incendios de 2018 allí se afectaron más de 250.000 hectáreas y nosotros vamos a trabar entre 50.000 y 70.000”, precisó el director de Recursos Naturales Renovables, Sebastián Melchor.
En ese caso se apuntará a recuperar el bosque nativo en el que predominan algarrobos y chañares. Allí se avanzará tanto en la restauración pasiva como activa. “La primera incluye hacer cierres de algunos campos de forma rotativa para que se siga restaurando de manera natural cada una de las zonas y la segunda está más vinculada a la plantación de especies autóctonas y el mantenimiento del riego”, detalló el funcionario.
Para Melchor la recuperación de la estructura de bosques en la provincia es fundamental, aunque se trata de una porción de nuestro territorio que muchas veces no es propiamente valorado.
.

Siguen los incendios en las islas entrerrianas



Piden más control y prevención sobre los incendios en las islas frente a Rosario

Fecha de Publicación
: 13/02/2020
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Santa Fe - Entre Ríos


Los incendios en la zona de las islas entrerrianas frente a Rosario volvieron a producirse en los últimos días. Estas quemas pueden traer problemas en esa región y también en la vecina, de nuestra provincia del otro lado del Paraná. Un tema que parece no terminar de resolverse.
Las quemas producidas en los últimos días en las islas frente a Rosario volvieron a poner en agenda un tema que parecía ya olvidado. Los incendios frente a la ciudad más poblada de la provincia perjudican a una cantidad de actores vasta: la fauna, la flora, los pobladores, los transeúntes, los turistas y también los habitantes de la Cuna de la Bandera.
La ONG Taller Ecologista, que tiene sede en Rosario, trabaja desde hace lustros la temática de la conservación de ese gran reservorio natural que pertenece a la jurisdicción de Victoria, en Entre Ríos. Un territorio grande formado por grandes extensiones de tierra y también de agua.
Laura Prol, coordinadora del área Humedales de la institución, dialogó con Mirador Provincial sobre la actualidad de esas extensiones vecinas a nuestra provincia. Con respecto a las novedades, aseguró: "Sabemos por los medios que la vicegobernadora de Entre Ríos (Laura Stratta) se comprometió con el intendente de Victoria (Domingo Maiocco) a desarrollar acciones en el territorio de las islas para mejorar la gestión en el municipio".
Sobre los incidentes en este 2020, Prol afirmó: "Nuestra organización viene trabajando desde hace varios años en el delta del Paraná. Los incendios provocados por quemas de pastizales se verifican desde 2004 y están vinculados a la expansión ganadera. De ahí en adelante se sucedieron una serie de episodios de incendios. El más importante fue en 2008, que se estima se quemó un 16 por ciento de toda la superficie del delta". Tras esos episodios, se alcanzó un acuerdo entre Santa Fe, Entre Ríos y Nación para armar un plan de desarrollo estratégico y de conservación del delta. "Eso se concretó con respecto a las quemas en acciones de monitoreo y control de los incendios", agregó Laura. "Lo que funcionó luego de esos grandes incendios ya no está funcionando porque se siguen repitiendo. Victoria no puede controlar la situación. Por eso, lo que pedimos es que nuevamente las dos provincias, Nación y los municipios logren mecanismos coordinados para manejar esta situación".

Ley pendiente
Desde 2014 existe un plan que establece lineamientos de manejo y conservación. No obstante, está pendiente una ley de presupuestos mínimos de protección de humedales, según comentó Prol. "Eso sí es fundamental. Hubo una serie de iniciativas de presupuestos mínimos, pero finalmente no se sancionó".

Consecuencias en la salud
Los incendios más perjudiciales se produjeron en 2008. Allí hubo gente que sufrió problemas en Rosario, pero los problemas más graves los tuvieron los habitantes de la zona rural. "Hubo gente que tenía afectaciones. Sobre todo respiratorias. No solamente de los rosarinos, sino también de los pobladores de las islas, que están al lado de las columnas de fuego y de humo. Ellos nos contaban que habían tenido problemas de salud importantes. Algunos tuvieron que ser hospitalizados. Si son situaciones que se agravan, van a tener un impacto", subrayó la activista.
"En el departamento de Victoria, en pocos años se quintuplicó la actividad ganadera -dijo Prol-. Las quemas son una práctica tradicional de manejo de los pastizales naturales. Esas quemas se solían hacer al final del invierno y al comienzo de la primavera para la renovación de los pastos. Con el crecimiento de la actividad ganadera y el uso de estas técnicas, se desembocó en esos grandes incendios. Al día de hoy, vemos que se repiten".
Laura Prol consignó que 2008 fue un año con escasas precipitaciones y que éste también lo es. "Nos encontramos en un período de aguas bajas desde hace muchos meses. Entonces es un ambiente propicio para la propagación de incendios". Por último, resaltó la tarea de concientización y prevención sobre esta temática. "Eso nos comprende a todos", afirmó.
.

Mendoza sube las multas por provocar incendios



Aumenta el valor de las multas por provocar incendios y llega hasta $ 2,3 millones

Fecha de Publicación
: 25/01/2020
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


La Secretaría de Ambiente informó que se incrementó el valor de la sanción con el fin de prevenir siniestros en zonas rurales de Mendoza.
La sequía que azota a Mendoza se ha vuelto un peligro para la zona rural de Mendoza no solo por la escasez de agua sino también por el alto riesgo de incendios.
Con el fin de prevenir y controlar los siniestros, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial anunció el incremento de las sanciones establecidas para quienes provoquen incendios forestales, dependiendo de los daños y perjuicios podrán recibir multas, por un valor de hasta $2.380.000.
La Dirección de Recursos Naturales Renovables, de quien depende el Plan Provincial de Manejo del Fuego, modificó el art. 17 de la Ley Provincial 6099 de prevención y lucha contra incendios en zonas rurales para elevar el valor de la multa.
Las sanciones que se apliquen tendrán una gradualidad y se tendrá en cuenta la gravedad de la infracción, las consecuencias que haya causado a la propiedad de terceros o al medio ambiente así como también los daños y peligros potenciales a la seguridad física de otras personas, los antecedentes de infracciones ya cometidas y toda otra circunstancia relevante para la aplicación.
Así se busca controlar los incendios rurales que se generan, principalmente, por el uso ilegal de fuego para limpieza de acequias, canales y lotes. El organismo aclaró que el uso de fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6099. "La Dirección de Recursos Naturales Renovables informa que está prohibida la quema controlada de campos sin la autorización y supervisión del personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego", afirma el comunicado.
También hicieron un llamado a la población para ser responsable y piden abstenerse de prender fuego, sin importar las razones, si no se está preparado para extinguirlo. "También se exige a los productores tener debidamente las picadas cortafuego regularizadas en los campos de los cuales son propietarios, ya que de lo contrario serán pasibles de multa o quita de subsidio por no cumplir esta normativa", aseguraron.
El Código de Contravenciones establece multas entre $7.600 y $47.500 o arresto de 8 a 50 días "para aquellos que, sin causar un incendio, encendieran fuego en zona urbana o rural en los caminos y en zonas de esparcimiento (públicas o privadas), en calles, acequias, puentes, banquinas o basurales, sea quemando hojas, ramas, madera, basura o cualquier otro material susceptible de ser incinerado, sin observar las precauciones necesarias para evitar su propagación. El Código Penal prevé entre 3 y 20 años de prisión dependiendo de los daños ocasionados por incendios".

Acciones prohibidas y multadas
Está totalmente prohibido el uso de fuego para la quema de pastizales, de basura acumulada, la limpieza de lotes, la quema de fincas abandonadas, la preparación de suelos para cultivos, la limpieza de banquinas, acequias y canales, las quemas clandestinas de campos incultos y quema de remanentes de siembra.
Para denunciar estos siniestros, se puede ingresar al sitio de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial: www.ambiente.mendoza.gov.ar, a la Dirección de Recursos Naturales Renovables a los teléfonos 4252090 y 4257065, de lunes a viernes, de 8 a 13 o llamando al 911.
.

Incendios: ¿Es Argentina tan vulnerable como Australia?



Los incendios están "mutando" y Argentina tiene zonas "vulnerables"

Fecha de Publicación
: 21/01/2020
Fuente: Télam
Provincia/Región: Nacional


Distintos investigadores y expertos en tema, indicaron a Télam sobre los procesos que afectan algunas regiones de Argentina.
Los incendios forestales están "mutando" en más frecuentes y virulentos, un proceso que se ha acelerado por el "cambio climático" que a su vez contribuyen a agravar, siendo algunas regiones de Argentina "vulnerables" a estos siniestros de "sexta generación", aunque no de la magnitud del caso australiano, según especialistas.
"Hoy hay certeza del rol central del cambio climático: no produce los megaincendios pero sí las condiciones ambientales propicias", dijo a Télam la doctora en ciencias de la atmósfera e investigadora del Conicet Inés Camilloni.
"A su vez las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el aumento de incendios pueden agravar el cambio climático", aportó el presidente de la Asociación de Amigos de Parques Nacionales y biólogo Norberto Ovando.
Para Camilloni, el caso australiano -donde ya se quemaron más de 5 millones de hectáreas- "nos muestra en una forma concreta hacia donde estamos yendo con el clima", esto es, que "no sólo la temperatura global va en aumento, sino que los eventos extremos", ya sea de calor, lluvias o sequías, "se vuelven más severos y frecuentes".
El también experto en la Comisión Mundial de Áreas Protegidas explicó que las grandes sequías "generan bosques totalmente estresados y disponibles para quemar", es decir, grandes masas de "combustible".
A su turno, el comandante general de bomberos (R) y responsable del Departamento de Incendios Forestales de la Academia Nacional de Bomberos, Edgardo Mensegue, explicó que incendios como el de Australia son clasificados como de "sexta generación", una categoría inexistente hasta hace "cuatro años" y que debió crearse a partir de eventos que superaban lo conocido hasta ahora.
Los incendios de primera generación surgieron en los años '50 con el éxodo rural que produjo la pérdida del denominado paisaje de mosaico que actuaba como cortafuego: "eran los que uno apagaba la llama y ahí quedaba".
Los de segunda generación aparecieron en los años 70-80 y "son muy rápidos porque se producen donde hay mucha continuidad de combustible, principalmente en el sotobosque", y requieren diversificación en los medios de respuesta.
Los de tercera se tipificaron en los '90 y "son generados por focos secundarios, es decir, bolas de fuego producto de material volante o rodante" que las corrientes de aire caliente generadas por el mismo fuego puede transportar a dos o tres kilómetros de distancia, "superando las barreras de defensa o cortafuego".
"La cuarta generación es un fuego de interfase, que se dan dentro de urbanizaciones con mucha o poca forestación", dijo.
En el caso de los de quinta generación, ya se trata de megafuegos que se producen sólo si se combinan "olas de calor con mucha sequía" y son "incontrolables, no importa los recursos con los que cuentes", como fue "el incendio de Chile de 2017".
Ovando explica que los de sexta generación son aún "más grandes, rápidos, intensos e incontrolables", con la particularidad de que "pueden generar las temidas 'tormentas de fuego'", es decir que "dominan la meteorología de su entorno" generando rayos en seco que "provocan más incendios" a cierta distancia.
"Se propagan a una velocidad de entre 2 y 5 kilómetros, llegando a consumir entre 4 y 13 mil hectáreas por hora", dijo Ovando.
Por su parte, Camilloni recordó que "desde el 2007 las proyecciones del cambio climático mostraban un aumento de la posibilidad de ocurrencia de estos eventos en Australia, mientras que otras regiones del mundo también aumentaban significativamente la posibilidad de incendio", entre ellas "algunas regiones de Sudamérica y todo el continente africano".
"Argentina, donde las olas de calor son más frecuentes e intensas, tiene algunas regiones vulnerables a los incendios pero no a megaincendios, aunque todo depende del manejo que se haga de la situación", dijo.
El riesgo a futuro se encuentra en la zona andino patagónica, una región de bosques donde se sabe que las lluvias van disminuir: "allí la prevención debería ser central", agregó la investigadora del Conicet.
Mensegue considera que Argentina ya experimentó incendios de sexta generación, como el de La Pampa en 2017 donde se consumieron 1,1 millones de hectáreas.
Para Ovando, los incendios de sexta generación vuelven "obsoletos" los "modelos tradicionales de gestión de incendios", que deben ser repensados al tiempo que se lleve adelante una "política de prevención" también adaptada a esta "nueva era".
Mensegue, en cambio, consideró que "los bomberos en nuestro país tienen herramientas, material y capacitación para combatir incendios", aunque gran parte del éxito depende de la prontitud del "ataque inicial" puesto que mientras más inmediato sea, "más posibilidades de controlar el fuego".
"Si no se controlan en las primeras horas, después pueden durar 5 o 10 días", dijo.
.

Incendio en Río Negro afectó a 28.000 hectáreas



El fuego arrasó más de 28.000 hectáreas en Río Colorado

Fecha de Publicación
: 21/01/2020
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Río Negro


El primer foco, considerado el mayor de la temporada, se habría originado tras el paso de una tormenta eléctrica, acompañada de fuertes vientos. Para colmo, los campos estaban secos y sus dueños ausentes. Llevó 30 horas controlarlo.
Tras varias horas consecutivas de intenso trabajo, el fuego le dio descanso a brigadistas y productores, quienes tuvieron ardua tarea dentro del departamento de Pichi Mahuida.
Los datos preliminares dan cuenta que se quemaron entre 23 y 28 mil hectáreas de pastizales. Además, las llamas que pusieron en riesgo viviendas particulares, devoraron instalaciones de corrales, alambres perimetrales y se prevé una numerosa mortandad de animales vacunos.
El primero de los focos que se convirtió en el mayor de la temporada de la zona, habría comenzado luego del paso de una tormenta eléctrica que habría descargado algunos rayos en los montes, con el acompañamiento de fuertes vientos que avivaron las llamas. Otro de los factores que permitió que todo se magnificara hasta el descontrol, fue que los propietarios del campo se encontraban ausentes, lo que impidió el llamado rápido a los bomberos.
El segundo siniestro habría comenzado en la banquina de la ruta 251, en los kilómetros 45 y 46, entre Río Colorado y Conesa, tras el paso de algún camión o fruto de alguna imprudencia de algún automovilista de ese momento.
En los siniestros trabajaron una treintena de socorristas de los cuerpo de bomberos de Río Colorado, Choele Choel, Conesa y del Splif con base en Conesa y del personal asignado durante la temporada en Valle Medio. Además de un número importantes de productores que llegaron a los sitios con personal para colaborar con los contrafuegos.
Los primeros datos extraoficiales recogidos por Río Negro, entre los sectores afectados se habrían quemado cerca de 28.000 hectáreas, mayormente de montes muy tupidos con grandes plantaciones de piquillín que no habían sufrido los avatares de los incendios de años anteriores.
Los lotes afectados hasta el momento fueron el 7 de la familia Querejeta, el 8 de Albizúa, 4 de Palmieri y el 6 de Bagolle.
A lo largo del día, así como se pudo ver la hospitalidad de la familia Bagolle, (uno de los damnificados) poniendo todas las instalaciones a disposición, como al grupo familiar a disposición del personal, para el descanso y la provisión de un lugar donde poder alimentarse para reponer fuerzas tras el largo trajín, no faltaron los productores que mostraron sus mezquindades impidiendo el libre tránsito por sus campos, teniendo las tranqueras con candados o en algunos de los casos negándose a la realización de contra fuegos para tratar de contener el avance de las llamas.
Se esperaba que los responsables del gobierno provincial a través del titular del Splif de Conesa y de Protección Civil, notificaran a los titulares de los campos de las leyes vigentes las posibles sanciones.
El incendio de mayor magnitud se desató a unos 30 kilómetros de Río Colorado, en inmediaciones de la ruta 53 (ruta vieja a Conesa que llegó hasta la ruta 53 de Guardia Mitre).
Allí las personas que estaban abocadas a contener el avance del fuego que devoraba todo a su paso en poco tiempo, llegaron a conformar una valla de contención con contrafuego en una extensión de más de 10 kilómetros de ancho.
También se vivieron momentos de zozobra durante las tareas de los combatientes, cuando en horas de la tarde el calor llegó a superar los 40 grados, con ráfagas de vientos que superaban los 100 kilómetros por hora, haciendo que las llamas se extendieran con gran velocidad cambiando de dirección permanentemente, superando las contenciones, tirando por la borda todas las tareas preliminares, sumados al espeso humo que impedía la visión y la respiración de las personas que en un par de ocasiones debieron replegarse y abandonar los lugares de “combate”, porque ponían en riesgo sus vidas.
El miércoles por la noche las condiciones del clima, cuando bajaron notablemente las temperaturas con viento del sudoeste, permitieron que se realice un cercado del fuego, en el campo de Bagolle, lo que permitió la contención, mientras se controlaba la situación, esperando que todo llegue a su fin durante la jornada del viernes, aunque las tareas de guardia se ceniza se extenderán por algunos días más.
.

El Córdoba se perdieron 22 mil has en manos del fuego



Unas 22 mil hectáreas quemadas en 2019

Fecha de Publicación
: 02/01/2020
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Unas 22.500 hectáreas se sumaron, durante 2019, a la superficie quemada en Córdoba por incendios forestales y rurales. La cifra es aún estimada, porque los focos de fuego se mantuvieron activos incluso hasta ayer y restan mediciones más precisas a través de imágenes satelitales.
Lo que el fuego se llevó este año terminará siendo algo más que el registro de 2018, cuando se contaron 20.900 hectáreas. A la vez, es la mitad del área bajo llamas de 2017 pero el doble de la que se contó en 2016. Lo quemado en 2019 está lejos del registro de los peores años de las dos últimas décadas.
Sin embargo, en términos ambientales, económicos y paisajísticos, el dilema que complejiza la ecuación es el impacto acumulativo del fuego a través de los años.
De hecho, la suma en los últimos 15 años roza el millón de hectáreas quemadas: entre 2005 y 2019 se hicieron humo en Córdoba 917.500. Ese número da una media de 61 mil anuales.
Para tomar dimensión: todo el territorio provincial suma 16 millones de hectáreas.
Un punto crítico es que la mayor parte de la superficie afectada corresponde a zonas serranas con bosque nativo, conservado o potencial, en una provincia que viene perdiendo masa boscosa en forma alarmante desde hace tiempo.

Un diciembre inusual
Claudio Vignetta, secretario de Gestión del Riesgo y Catástrofes de la Provincia, precisó a La Voz que el relevamiento oficial marcaba 19.800 hectáreas quemadas al 6 de diciembre pasado.
Parecía entonces cerrarse la temporada de fuegos en Córdoba, aunque no se descartaban algunos focos aislados más. Pero lo que sobrevino entre el 15 y el 25 de diciembre fue una vorágine de llamas, con incendios complejos que –en algunos casos– demandaron varios días de trabajo hasta ser controlados.
En estos días de diciembre, hubo focos serranos entre Capilla del Monte y Ongamira, en Pampa de Olaen, en Salsacate y en San Javier, además de otros en zonas de llanuras. Pero tres de los serranos fueron especialmente complejos: el que arrasó 800 hectáreas con alta forestación autóctona cerca de Las Calles (Traslasierra), el que tomó a un pinar abandonado y de muy difícil acceso cerca de Alpa Corral (Sierras del Sur) y se expandió sobre unas 400 hectáreas, y el que preocupó en la zona de La Paz (Traslasierra) y que recién ayer fue posible controlar tras cuatro días de tareas en los que quemó unas 300 hectáreas.
Fueron unas dos mil hectáreas bajo fuego en sólo 10 días de diciembre.
Hasta años atrás, era muy poco frecuente que en el último mes del año hubiera incendios en Córdoba. Pero, con el cambio del clima que supimos conseguir, la época de riesgo se fue ampliando: ya no corre entre mayo y octubre como hasta la década pasada, sino que se expande hasta bien entrado el verano. Más, si como ocurrió este año, diciembre tiene registros de lluvias por debajo de lo habitual.

Días de furia
Este año venía con una muy baja incidencia de incendios hasta septiembre. Pero entre fines de ese mes y los inicios de octubre, en apenas 10 días de furia, las llamas quemaron unas 11 mil hectáreas.
Los mayores focos, en esos días, fueron los que quemaron dos mil hectáreas en Sierras del Sur (Río de los Sauces), unas 1.800 en Punilla (que metió miedo muy cerca de zonas urbanas en La Cumbre y en Villa Giardino), otras 2.500 en Pocho (en la zona de Las Palmas), y –el mayor del año– las tres mil hectáreas que durante cinco días arrasaron el Valle de Traslasierra, entre Villa Cura Brochero y el dique La Viña.
A esa lista de grandes focos se suman decenas de siniestros menores, aunque unos cuantos complejos de controlar, como los ocurridos en Carlos Paz, en Santa María de Punilla y en el dique Los Molinos, entre otros.
En el balance, entre esos 10 días de septiembre-octubre y otros 10 de diciembre, se concentran unas 14 mil de las 22.500 hectáreas que se contarían en todo el año.
La superficie total afectada en 2019 resulta mucho menor que la de los años más gravosos. En 2013, por ejemplo, hubo más de 150 mil hectáreas incendiadas, con una enorme pérdida ambiental, paisajística y económica. Otro pésimo año fue 2009, que incluyó pérdidas de vidas humanas y 226 mil hectáreas bajo fuego.

6,5 inicios por día
Las cifras oficiales suman tanto las áreas afectadas en la zona serrana (de mayor riesgo y con más forestación) como las regiones del llano, dominadas por el uso agropecuario y ya casi sin presencia de bosques.
A las cifras oficialmente relevadas, de todos modos, les faltaría sumar la de los muy numerosos focos más pequeños que alcanzan a ser controlados antes de su expansión por bomberos de una localidad, sin movilizar al Plan Provincial de Manejo del Fuego.
Un estudio publicado por este diario en 2007, sobre la base de un trabajo de profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), determinó una asombrosa ocurrencia promedio de 6,5 focos de fuego por día en Córdoba.
Esa investigación sobre mapas de calor detectó en 15 años el inicio de 35.366 focos. Sólo algunos pocos terminaron en incendios de magnitud, pero el dato muestra el riesgo latente que esos fenómenos representan para Córdoba.

70 y 30
En 2018, la estadística oficial había concluido que hubo 299 incendios forestales y rurales reportados al Plan Provincial. El promedio fue de 25 por mes. Para 2019 se estiman números similares, con picos entre septiembre y octubre, y, luego, en diciembre.
En los últimos años, algo más del 70 por ciento ocurre sobre pastizales y bosques en las zonas de riesgo (las Sierras y el noroeste provincial) y casi un 30 por ciento, sobre rastrojos (restos secos de cultivos) en campos de zonas llanas. Otro dato: el 75 por ciento de los focos suele iniciarse entre las 10 y las 18.
.

Catamarca tuvo más incendios que en los últimos 22 años

De los últimos 22 años, 2019 es el que tuvo más incendios forestales

Fecha de Publicación
: 08/11/2019
Fuente: El Ancasti
Provincia/Región: Catamarca


Hasta ayer se habían registrado 267 incendios, superando al 2017 cuando hubo 254. En total, se consumieron 9.342 hectáreas.
Antes de iniciar la temporada alta de incendios forestales (que va de julio a diciembre) ya se preveía que sería un año complicado en la materia y las estadísticas terminaron de confirmarlo: el 2019 es el año con mayor cantidad de incendios forestales de los últimos 22.
De acuerdo a lo informado por la Brigada de Lucha Contra Incendios Forestales, a poco menos de dos meses de finalizar el año, en 2019 ya se registraron 267 incendios forestales. De esta manera, se superó a 2017 que era el año en el que más incendios se habían registrado: 254. Además significan casi 100 incendios más que los ocurridos el año pasado, lo que podría tomarse como un retroceso en la toma de conciencia de la gente, debido a que la mayoría de los incendios forestales son iniciados por personas desaprensivas que realizan quema de basurales o fogatas a cielo abierta y en condiciones climáticas adversas, como días en los que hay fuertes vientos.
Lo preocupante de estas cifras es que en el recuento estadístico con el que cuenta la Brigada desde 1997, es que la cantidad de incendios forestales ha ido en crecimiento y se acentuó desde 2015, cuando la cantidad de incendios superó cada año los 160 incendios: 2015 tuvo 187; 2016: 195; 2017: 254; 2018: 169; 2019: 267.
Incluso desde 1997 hasta 2007 nunca se habían superado los 50 incendios.

Superficie afecta
Si bien 2019 se ha detectado una gran cantidad de incendios forestales, si se toma en cuenta la superficie afectada, lejos está de ser el año con una mayor cantidad de hectáreas consumidas por el fuego.
De esos 267 incendios registrados hasta ayer, la superficie afectada en total es de 9.342 hectáreas, cifra superior a las 6.594 hectáreas que se consumieron el año pasado pero muy lejos del peor año que fue el 2000 con 77.233 hectáreas afectadas por el fuego.
A pesar de que desde 1997 hasta 2007 nunca se registraron más de 50 incendios, hubo años en los que la superficie afectada fue muy grande:

-1997: 45.900 has. consumidas.
-2002: 43.525 has. consumidas.
-2005: 31.058 has. consumidas.

En tanto que de los últimos años el 2017 fue uno de los peores años también porque se afectaron 45.167 hectáreas.
Cristian Velárdez, jefe de la Brigada de Lucha contra Incendios Forestales, ya había comentado que durante la temporada baja ya habían tenido una frecuencia alta de incendios que les llamó la atención y cuando inició la temporada alta tenían entre 5 y 6 incendios diarios para combatir.
Velárdez reconoció que lo más importante para prevenir los incendios forestales es trabajar en la concientización de la gente acerca del peligro de iniciar quemas a cielo abierto, que conforman el 95% de los casos. Uno de los grandes inconvenientes es la falta de sanciones duras para los que inician quemas como así también la dificultad para detectar a quienes los inician.
.

Salta: muchos incendios con poca superficie afectada

Hubo 117 incendios forestales y 265 hectáreas quemadas

Fecha de Publicación
: 01/11/2019
Fuente: El Tribuno (Salta)
Provincia/Región: Salta


Según la Subsecretaría de Prevención y Emergencias, el primer caso ocurrió en mayo.Recomiendan a los vecinos no prender fuego. La quema de pastizales está prohibida.
En lo que va del año hubo 117 incendios forestales de distintas magnitudes y un total de 265 hectáreas quemadas en la capital salteña, según registros de la Subsecretaría de Prevención y Emergencias de la Municipalidad de Salta. Las zonas más afectadas han sido el sur y sureste.
El primero de los focos ígneos se detectó el 26 de mayo pasado en el barrio Constitución, en la zona este. En ese caso una quema de basura tomó parte de un pastizal en un espacio verde, lo que hizo necesaria la intervención de los bomberos voluntarios "Martín Miguel de Gemes".
Con relación a las hectáreas quemadas, el subsecretario de Prevención y Emergencias, Nicolás Kripper, explicó: "Han resultado quemadas producto de la mano del hombre. En un 80% de los casos se trata de una acción negligente, es decir, algún vecino que desconoce que está prohibida la quema de pastizales en espacios públicos o de basura, restos de poda y el 20% restante producto de quienes lo hicieron intencionalmente. Cada vez que hay un incendio se activa un protocolo de trabajo del que participan diferentes organismos".
De las 265 hectáreas quemadas, 25 corresponden a la parte baja del cerro San Bernardo. Fueron consumidas por las llamas el 23 de octubre pasado, cuando aparentemente una persona encendió al menos tres focos ígneos distantes entre ellos. Dado que estaban situados en una ladera y había una leve brisa, el fuego se descontroló y exterminó la flora y fauna del lugar, según explicó el subsecretario Kripper.
"De todos los incendios intencionales en los que hemos intervenido, se registró la demora de un hombre en un caso ocurrido en el parque Los Lapachos del Portezuelo Chico. Intervino personal de la comisaría 9. Ese fue el único incendio en el que se detectó a la persona causante", dijo Kripper.
Agosto pasado se caracterizó por los cambios bruscos de temperaturas, el viento Zonda y el polvo en suspensión.
En este sentido, Kripper indicó: "Las elevadas temperaturas empezaron en ese "miniveranito' que tuvimos en agosto. Tanto el pastizal como las ramas y hojas de los árboles más pequeños se secan mucho, se predispone todo lo que es el combustible y se genera una probabilidad alta de incendio ante la presencia de cualquier foco ígneo o factor destellante"
Ante la problemática de los incendios forestales, la prevención es fundamental, más aún en la estación seca.
"La primer y mejor recomendación para que no haya incendios es no prender fuego, evitarlo. Además, hay que recordar que está prohibida la quema de pastizales, de restos de poda y basura en espacios verdes. Es importante saber que cada vez que se prende fuego hay un riesgo innecesario que se genera", hizo hincapié Kripper.
El funcionario también remarcó que en esta época es alta la probabilidad de que cualquier incendio se descontrole y genere mayores riesgos. "Tenemos temperaturas elevadas, baja humedad y presencia de viento constante, así que es importante ser muy prudente con esta situación", insistió.

Campaña para concientizar
A pocas horas de producido el incendio en la parte baja del cerro San Bernardo, el 23 de octubre pasado, los concejales capitalinos aprobaron una resolución presentada por la edil Mónica Torfe (UCPS) solicitando al Ejecutivo municipal que se implemente una campaña para concientizar sobre incendios urbanos y forestales. La resolución contiene un llamado a la reflexión a la comunidad y requiere a la intendencia realizar una amplia difusión en medios y pantallas LED instaladas en unidades de transporte de pasajeros de esta ciudad y por la página web del municipio. Además, se propone que se invite a las demás municipalidades de la provincia a adoptar idénticas medidas.
Al ser consultado sobre el proyecto, el subsecretario de Prevención y Emergencias, Nicolás Kripper, respondió: “Creo que todas las iniciativas son oportunas pero esto también demuestra la falta de información con la que cuentan los concejales a la hora de tomar decisiones, ya que desde Prevención y Emergencias todos los años capacitamos en tres materias a los alumnos: reducción de riesgos, RCP y concientización en materia de incendios forestales, más aún este año con lo que ha sucedido en el Amazonas”.
El funcionario considera que “la iniciativa tendría que haber sido más precisa, específica, esto significa: colocar las recomendaciones en el reverso de las boletas de los impuestos inmobiliarios o de automotor, como se ha hecho en otras materias, solicitar al área de Prensa de la Municipalidad que se destine determinada cantidad significativa de anuncios para la concientización y hacer efectiva la publicidad en la cartelería pública de la Municipalidad”.
“Es importante sentarse a hablar con los actores que trabajan a diario para hacer algo más completo en materia de promoción y concientización”, finalizó Nicolás Kripper.
.

Tres millones de hectáreas están en riesgo de incendio



Incendios: hay casi 3 millones de hectáreas en riesgo en la región centro del país

Fecha de Publicación
: 21/10/2019
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


Casi tres millones de hectáreas en la región centro del país están en riesgo de cara a la temporada de incendios que suele registrase entre noviembre y marzo próximo.
Así lo informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria ( INTA), que precisa que están en esa condición 2 millones de hectáreas en La Pampa y más de 500.000 en el sudoeste bonaerense y en Río Negro.
Según el organismo, "las altas temperaturas, baja humedad y gran acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua generan un escenario propenso a la ocurrencia de focos durante el período estival".
 Pablo Vázquez, especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, señaló que "los sectores identificados con producción de materia seca de pastizales naturales son 1,2 veces por encima de la media histórica durante el período de emergencia agropecuaria decretado en febrero de 2019 por sequía".
El INTA puso a disposición de los productores y autoridades un índice de peligrosidad de incendio disponible en el sitio web SEPA. Se calcula a partir del análisis temporal del índice de vegetación normalizado asociado a la cantidad y estado de la biomasa vegetal acumulada en superficie.
 Patricio Oricchio, especialista en procesamiento de imágenes satelitales del Instituto de Clima y Agua del INTA, indicó que para calcular este índice se utilizan imágenes del sensor VIIRS del satélite Suomi-NPP con una resolución espacial de 375 metros. "Así, por ejemplo, es posible asociar valores altos de índice de vegetación normalizado (IVN) seguidos de valores bajos a etapas de acumulación y posterior pérdida de humedad del combustible vegetal, aumentando el índice de peligro en la región", explicó.
En este contexto, desde el INTA Hilario Ascasubi recomiendan:

- Poner el foco en las tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.
- Hacer un adecuado manejo del pastoreo y rotación de cultivos en zonas susceptibles de incendio, como así también realizar quemas preventivas controladas en los momentos adecuados durante el año.
- Además de mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.
- No dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.
- Resulta imprescindible realizar corta fuegos de 20 metros, en los potreros linderos a las rutas o líneas férreas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación.
- Coordinar con municipios y vialidad provincial-nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas.
- Para el interior del establecimiento, los técnicos del INTA recomiendan mantener los márgenes de alambrados libre de vegetación. Y, cuando se realicen quemas de potreros, avisar con 72 horas de antelación a los cuarteles de bomberos más cercanos para una buena planificación.
.

Mendoza: el Estado lleva a la Justicia casos de incendios



Ambiente presentó en la Justicia los casos de quema ilegal de campos

Fecha de Publicación
: 13/09/2019
Fuente: MDZ
Provincia/Región: Mendoza


Se trata de cuatro casos llevados a la Fiscalía por la Dirección de Recursos Naturales Renovables en los departamentos de General Alvear, San Carlos y San Rafael. Las multas podrías ir desde $9.600 hasta $60 mil.
La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través del Plan Provincial de Manejo del Fuego de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, presentó ante la justicia cinco casos de quemas ilegales para comenzar el proceso en el marco de la infracción al Artículo 135 contemplado en el Título VI de Contravenciones contra el Medio Ambiente y La Salud de los Animales, del Código Contravencional de la Provincia. Incluye los delitos relacionados con el peligro de incendio y humo.
Contempla multas desde $9.600 hasta $60 mil o arresto desde 8 a 50 días.
Las denuncias se realizaron en la Comisaría 18 de San Carlos, el Juzgado de Contravenciones de General Alvear, el Juzgado de Contravenciones de Bowen y la Oficina Fiscal de la Comisaría 62 de Cuadro Nacional en San Rafael.
El uso de fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6099. Cada vez que se inicia un incendio forestal, se pone en juego la biodiversidad y el patrimonio ambiental de nuestra provincia. Una de las razones por las que estos siniestros se generan es por el uso ilegal de fuego para limpieza de acequias, canales y lotes.
La Dirección de Recursos Naturales Renovables informa que está prohibida la quema controlada de campos sin la autorización y supervisión del personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego. Además, se solicita a la población abstenerse de prender fuego, sin importar su fin, en zonas que no están debidamente preparadas. También se exige a los productores tener debidamente las picadas cortafuego regularizadas en los campos de los cuales son propietarios, ya que de lo contrario serán pasibles de multa o quita de subsidio por no cumplir esta normativa.
Está totalmente prohibido el uso de fuego para la quema de pastizales, de basura acumulada, la limpieza de lotes, la quema de fincas abandonadas, la preparación de suelos para cultivos, la limpieza de banquinas, acequias y canales, las quemas clandestinas de campos incultos y quema de remanentes de siembra. Para denunciar estos siniestros, se puede ingresar al sitio de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial: www.ambiente.mendoza.gov.ar, a la Dirección de Recursos Naturales Renovables a los teléfonos 4252090 y 4257065, de lunes a viernes, de 8 a 13 o llamando al 911.
.

Misiones prohibe cualquier tipo de quema

En Misiones prohibieron todo tipo de quemas
 
Fecha de Publicación: 29/08/2019
Fuente: Primera Edición
Provincia/Región: Misiones


La Provincia  emitió la Resolución 310/19, firmada por el ministro de Ecología, Juan Manuel Díaz, mediante la cual dispuso “la prohibición total por tiempo indeterminado de realizar quemas y todo tipo de uso del fuego con cualquier destino en el ámbito rural ante la posibilidad de que se vuelva incontrolable”.
Desde Alerta Temprana, explicaron que se mantendrán las condiciones de escasas precipitaciones durante las próximas semanas, por lo cual se mantiene el monitoreo permanente, a través del Plan Provincial de Manejo del Fuego.
Díaz se reunió este viernes con el subsecretario de Protección Civil de la provincia, Enrique Parra, con el fin de analizar la situación en la que se encuentra Misiones, por la constante aparición de focos de incendio que no pasaron a mayores.
Luis Chemes, director del programa de Manejo del Fuego de Misiones, aseguró al programa “Primera “Plana” de la 89.3 FM Santa María de las Misiones, que “el índice de peligrosidad de incendios es extremo. Rige la resolución a consecuencia del cambio climático y todo lo que está pasando en la región, con un índice alto que impide realizar quemas incluidos los rozados que suelen ser autorizadas y controladas”.
Chemes reveló que el jueves se detectaron más de 140 focos de incendio “pero no revisten la peligrosidad de un incendio que se pueda propagar. Por eso se toman todos los recaudos con los privados, el Ministerio de Ecología y los bomberos voluntarios”.
Esos focos fueron encontrados “en pocas horas. Una vez vistos en pantalla, se dio aviso a las zonas donde aparecieron. No obstante ello, no se debe quemar con ningún fin porque la situación es extrema y con el viento se puede descontrolar”.
El funcionario aseguró que “más del 96% de los incendios que se producen son provocados por el hombre en Misiones. La zona más conflictiva es la Centro y Sur por su topografía, la presencia de pajonales, alto tránsito de personas. Pero es agosto y septiembre donde se manifiestan con mayor asiduidad este tipo de situaciones. En la zona se suelen incendiar pequeñas extensiones de pinos que hay en chacras pequeñas por la falta de mantenimiento de los caminos”.

“Por favor no hagan quemas”
Desde Montecarlo, el presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de Misiones, Waldemar Laumann, aseguró en el programa “El Aire de las Misiones”, de la FM 89.3 que “hasta ayer (por el jueves) teníamos registrado algunas localidades con problemas que en la mayoría de los casos se pudieron resolver. Se trató mayormente de quema de pastizales, plantaciones o reforestaciones. Queremos pedirle a la gente que no use el fuego como herramienta de trabajo”.
“La otra gran problemática que se presenta en las banquinas, a los costados de las rutas después de las fuertes heladas, el material vegetal combustible se consume con la colilla de un cigarrillo. Pero, con el viento se pueden propagar los focos de incendio”, advirtió Laumann.
“El fuego es impredecible, no te avisa hacia dónde va ni cómo se acelera. Cuando se descontrola es bastante riesgoso para los brigadistas, rescatitas. No hay que usar el fuego como elemento de limpieza, ni basura domiciliaria que es una de las tantas problemáticas que se tienen”, dijo el bombero voluntario.

Las consecuencias se extienden al Sur
Satélites internacionales advirtieron con sus imágenes a los países sudamericanos, que el humo de los grandes incendios en Brasil en gran escala, como los de Paraguay y Bolivia en menor escala, “inundarán” de humo a la región desde la madrugada de este sábado. Aunque, en algunas provincias argentinas, ya se podía observar la humareda desde la tarde del viernes.
La visibilidad se vio reducida este viernes en algunas provincias del NOA y Litoral, aunque la mayor cortina de humo podría llegar hasta la provincia de Buenos Aires y el Uruguay si el viento se intensifica durante el fin de semana.
“Ya hay presencia de humo que llega desde los distintos incendios que hay en Amazonas, Bolivia y Paraguay, en Formosa, Jujuy, Corrientes, Catamarca, La Rioja y el norte de Santa Fe”, detalló a Télam la meteoróloga Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
“La presencia de humo se incrementará en San Juan, La Rioja, Tucumán, Salta, Formosa, Corrientes, Misiones y norte de Santa Fe. El desplazamiento del aire debido a los vientos que se originan en el norte de Brasil y bajan hacia el sur, hará más visible el humo en nuestro territorio con el correr de las próximas horas”, agregó la especialista.
“La quema del #Amazonas no tiene precedentes. Desde enero los incendios aumentaron un 83% con respecto al mismo período de 2018. Sólo el mes pasado se talaron más de 2.200 kilómetros cuadrados de bosque, una tasa 280% más alta que en julio de 2018”, explicó en su Twitter el SMN.
“Los vientos provenientes del norte tienen lugar desde ayer en nuestro país, razón por la cual hay temperaturas más cálidas que las que tuvimos días atrás cuando circulaba un frente frío del sur. Lo que pasa es que, junto con el calor, llegará también el humo”, advirtió Fernández.
Recién para la semana próxima se espera que ingrese un frente frío del sur que provocará una rotación del viento hacia el noreste, cambiando la masa del aire, por lo que el humo se desplazaría hacia el norte de Brasil o el océano Atlántico, explicó.
.

Los incendios en el Amazonas y como afecta a Argentina



Cómo van a afectar a Argentina los incendios en el Amazonas

Fecha de Publicación
: 24/08/2019
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Nacional


El especialista de Greenpeace Hernán Giardini le contó a Clarín todo lo que podría ocurrir en el país como consecuencia del fuego descontrolado.
70 mil focos de incendio, 500 mil hectáreas arrasadas por las llamas y una pérdida que ya comienza a afectar al mundo entero. La primera imagen contundente de las consecuencias del fuego descontrolado en el Amazonas se vivió en San Pablo este miércoles donde, a las 3 de la tarde, los ciudadanos fueron testigos de un precoz anochecer. Fue a causa de la enorme cortina de humo que provenía del incendio, pero ésto es sólo el comienzo de la pesadilla climática que se viene.
"Lo primero que puede pasar y hay que tener en cuenta es que los incendios van a estar emitiendo gases de efecto invernadero, lo que va a sumar gravedad al cambio climático. Eso va a tener impacto en todo el planeta porque se va a generar un aumento de la temperatura a nivel global. Es decir un mayor derretimiento de glaciares, lluvias, crecimiento de los niveles del mar, sequías y calores extremos", explica a Clarín Hernán Giardini, especialista de Greenpeace.
Según su testimonio, también habrá consecuencias directas en nuestro país: "La destrucción del bosque te cambia el régimen de lluvias porque se modifica el sistema de evaporación. De esta manera las épocas de lluvias y el tipo de precipitaciones pueden alterarse. Se podrían repetir esas grandes tormentas cada vez más seguido. Por otro lado, al no haber vegetación la tierra ya no funcionará como esponja y eso va a generar un mayor nivel de inundaciones. El caudal de agua que llegaría desde los ríos del Amazonas a nuestro territorio vendría con mayor violencia".
Giardini remarca que será fundamental lo que suceda en el verano cuando el calendario marca el momento del año en el que más llueve en aquella zona: "Hay que ver cuánto nivel de lluvia tenemos en esa época".
El humo también llegará a Argentina. Si bien sólo afectaría a las provincias del norte del país y no se trata de un gas tóxico, las personas con problemas respiratorios seguramente se verán afectadas. Aunque se espera que no se extienda por mucho tiempo.
En cuando a la biodiversidad, la pérdida de flora y fauna ya es una realidad. Según cifras del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) ya se quemaron la mitad de las hectáreas que se incendian en todo el año en Brasil. En total hay 70 mil focos de incendio, un 145% mayor a lo que se registró en 2018.
¿Los responsables del desastre? "Se reparten la culpa entre el gobierno de Brasil y los productores de soja, que habían anunciado públicamente que iban a salir a quemar tierras. Lo definieron como 'días de fuego' y los usan para, como dicen ellos, 'limpiar el campo'", indicó Giardini, quien también apuntó hacia las políticas de Bolsonaro: "Se desfinanciaron los cuidados de los bosques y hubo cambios que afectaron al instituto que analiza la deforestación en el país".
Por último, opinó: "El gobierno de Brasil tiene que tratar de salir a apagarlos. Frenar todo lo que se pueda y que esto no se vuelva a repetir, que se tome un compromiso. Lo más importante es cambiar el discurso: están diciendo que está bien hacer estos incendios y se está premiando a los que los hacen. Eso tiene que cambiar de manera urgente".
.

Invetigadores estudian efectos del fuego en los bosques



Ecología: estudio sobre los efectos del fuego en los bosques

Fecha de Publicación
: 21/08/2019
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


La investigación de los profesionales de la provincia mediterránea y de Mendoza nos alerta sobre los efectos negativos de los incendios.
En nuestro país, no son muchos los estudios que hayan evaluado el efecto de la repetición de incendios forestales sobre un mismo ecosistema. Estos estudios son particularmente necesarios en regiones que se queman recurrentemente como los bosques secos subtropicales.
Un reciente trabajo en colaboración entre investigadores del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (Imbiv-Conicet-UNCórdoba) y del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla-Conicet-UNCuyo), ha iluminado el camino para comprender cómo el fuego es capaz de moldear a la naturaleza a lo largo del tiempo.
Este trabajo, que estudió la influencia de los incendios sobre la diversidad vegetal y el suelo, fue realizado en una región de bosques secos subtropicales que se encuentra cerca de Carlos Paz, importante centro turístico de la Provincia de Córdoba.
La región seleccionada para esta investigación se encuentra separada en dos partes por la autopista que une la ciudad de Córdoba con Carlos Paz. Esta división artificial, existente desde 1971, actuó como un cortafuego generando dos situaciones muy diferentes respecto al número de incendios de uno y otro lado de la autopista.
Antes que nada, es bueno precisar cómo puede conocerse la cantidad de incendios que han afectado una región cuando no existen registros oficiales de este tipo de eventos, ya sea que se originen de forma natural (durante tormentas eléctricas) o artificial (debido a la negligencia humana).

“Grabar” su historia
La mayoría de los árboles poseen la capacidad de “grabar” su historia en los anillos internos que forman parte de sus troncos. El crecimiento de muchas plantas leñosas es típicamente estacional (por lo general aumenta cuando las condiciones son más cálidas y lluviosas, y se detiene cuando el clima es más frío y seco). Estos cambios en el crecimiento van formando anillos concéntricos bien diferenciados, correspondiendo cada uno a un año de la vida de ese árbol. Así, conociendo la cantidad de anillos que posee el tronco de un árbol podemos saber su edad exacta. Pero también pueden “leerse” fenómenos que pudieron afectar su crecimiento y que dejaron cicatrices en el anillo del año en el que, por ejemplo, hubo una gran sequía o un incendio.
Hablamos de una “historia ambiental” que queda impresa en los anillos de crecimiento de los árboles.
A través de este estudio, los investigadores lograron conocer con gran precisión los años en que existieron grandes incendios en el pasado, utilizando como un verdadero “archivo natural” a uno de los árboles más emblemáticos y resistentes de la zona, el molle (Lithraea molleoides).
Los investigadores encontraron que la periodicidad de incendios fue muy diferente de uno y del otro lado de la autopista. En la zona “sur”, cuyo aspecto recuerda al de una sabana, descubrieron una alta incidencia de fuego en el pasado (10 incendios en los últimos 80 años), mientras que en la zona “norte”, más boscosa, se registraron muy pocos incendios en el mismo período de tiempo (entre 1933 y 2015). Este resultado les permitió comprender cuan influyente fue la acción del fuego en la diversidad actual de la vegetación y en la calidad del suelo.
En primer lugar, se estudiaron los diferentes tipos de plantas que abundaban en ambas zonas, encontrándose diferencias muy marcadas. Mientras que la zona con pocos incendios poseía una gran cantidad de árboles y plantas trepadoras, en la región con reiterada ocurrencia de fuegos se encontró un alto número de especies, pero que en su mayoría eran arbustos, hierbas y pastos. En este último caso, el pasto más abundante resultó ser el “pasto rosado” (Melinis repens), una especie originaria de África que es considerada una maleza nociva en varias partes del mundo en donde fue introducida.
Los estudios de suelo también mostraron cambios radicales entre ambas zonas. Si bien la cantidad de materia orgánica y nutrientes del suelo parecían conservarse entre ambos sectores separados por la autopista, se registró una menor profundidad del suelo en el sector con más incendios, probablemente originada por la pérdida de cobertura vegetal y el alto grado de erosión a que esa zona fue sometida luego de cada incendio.
Esta pérdida de suelo conllevaría a una menor disponibilidad de nutrientes y agua para la vegetación.

Cambios drásticos
Si bien en la zona de alta incidencia de incendios también se pueden encontrar molles (aunque en un número mucho más bajo), su capacidad de crecimiento se encontró muy afectada por el continuo efecto del fuego, demostrando que este tipo de fenómenos periódicos afecta de manera notable la productividad del bosque. Por otro lado, la abundancia de pasto rosado, que se adapta mucho mejor que otras especies a la pérdida de suelo, contribuiría en gran parte a que estos sucesos sean cada vez más frecuentes, ya que este tipo de plantas son altamente inflamables.
Todos estos resultados demuestran que una alta frecuencia de incendios en este tipo de bosques conduce a cambios drásticos en la abundancia vegetal, junto con una reducción en la profundidad del suelo debido a un mayor grado de erosión. Si este tipo de fenómenos persisten, es muy probable que la frecuencia de los incendios siga aumentando, y continuaría perdiéndose suelo hasta llegar a condiciones críticas que no permitan el desarrollo de la vegetación. Estos resultados no hacen más que demostrar que es necesario llevar a cabo acciones urgentes de restauración del bosque seco subtropical, tratando de evitar el inicio del fuego (particularmente el asociado con acciones del hombre) y disminuyendo el avance de especies exóticas como el pasto rosado. Comprender los efectos del fuego en diferentes ecosistemas es esencial para evitar generar daños irreparables y conservar recursos indispensables como la biodiversidad y los suelos.
.

Chubut: acciones de restauración tras los incendios

Provincia coordina restauración de áreas afectadas por incendios forestales en la cordillera

Fecha de Publicación
: 16/04/2019
Fuente: El Chubut
Provincia/Región: Chubut


Las acciones comenzarán en Cholila durante Semana Santa, con una jornada de plantación y cosecha de semillas de árboles nativos, y de la que participarán voluntarios de todo el país. Hasta el momento se reforestaron 180 hectáreas.
El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de la Producción que conduce Hernán Alonso, trabaja en la campaña de restauración de áreas afectadas por incendios forestales, que se iniciará con una jornada de plantación y cosecha de semillas de árboles nativos y de la que participarán más de 100 personas, la mayoría voluntarios que llegarán desde distintos puntos del país.
La actividad, que tendrá lugar en proximidades de Cholila durante Semana Santa, se enmarca en el “Programa Integral de Manejo y Restauración de las Grandes Áreas Afectadas por Incendios Forestales en la Temporada 2014-2015”, que desde el 2017 llevan adelante la Subsecretaría de Bosques e Incendios de Chubut, el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP) , el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, el Nodo Bosque Andino Patagónico de la Secretaría y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS), la Fundación Bosques de la Patagonia y la Asociación Amigos de la Patagonia, que en esta oportunidad convoca a los voluntarios interesados en forestar
Cabe destacar, además, la colaboración la Municipalidad de Cholila, el Club Andino de dicha localidad, productores de la zona y numerosas instituciones educativas que acompañan con prácticas de forestación en terreno.
El “Programa Integral de Manejo y Restauración de las Grandes Areas Afectadas por Incendios Forestales en la Temporada 2014-2015”, además de las instituciones ya mencionadas, fue elaborado por técnicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), Administración de Parques Nacionales (APN); y apunta a promover la restauración de las superficies quemadas a través de la siembra y de la clausura de sectores degradados a fin de disminuir el impacto de la ganadería.
En principio, el programa asigna prioridad de intervención a 3 mil de las 40 mil hectáreas afectadas por el fuego durante esa temporada en Cholila, Epuyén, Lago Puelo y Río Turbio. Allí se ubican bosques de fundamental importancia por los servicios ambientales que proveen, entre los que destacan la regulación hídrica, la protección del suelo, la conservación de la calidad del agua, la conservación de la biodiversidad y la fijación de gases de efecto invernadero.
El Estado Provincial inició la implementación del programa en forma sistemática en 2017 asignando recursos propios y gestionando fondos para la protección de los bosques nativos y la promoción de las plantaciones ante la Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
Hasta el momento se plantaron 180 hectáreas con más de 80.000 plantines de especies nativas, producidos en viveros privados, estatales y escolares
de la región. Eso se hizo a lo largo de 30 jornadas de plantación, principalmente con entidades educativas, de las que
participaron más de 600 estudiantes, técnicos y personal institucional.
La reforestación requirió también del compromiso de productores afectados dispuestos a adecuar la carga ganadera en los lugares degradados por el fuego. Además, la iniciativa incluyó como actividad necesaria la cosecha de semillas de especies nativas para asegurar la producción de los plantines necesarios para dar continuidad al programa y la capacitación de los interesados en cosechar y producir.
.

Mendoza tuvo menos hectáreas quemadas

Hubo 190 mil hectáreas quemadas menos que el año pasado en Mendoza

Fecha de Publicación
: 22/03/2019
Fuente: Diario San Rafael
Provincia/Región: Mendoza


En la temporada 2017/2018 hubo 269.000 hectáreas quemadas en el territorio mendocino, de las cuales casi 200 mil fueron en los incendios de General Alvear y San Rafael de enero del año pasado.
En tanto que la actual temporada a la que le queda poco para finalizar, se han quemado unas 79.000 hectáreas, de las cuales también la mayoría han sido en el sur provincial.
Guillermo Ferraris, coordinador del Plan Provincial del Manejo del fuego, en diálogo en la semana con FM VOS (91.5) se refirió a este tema.
“Las hectáreas afectadas han sido menores a las del año pasado, hemos tenido mayor cantidad de incendio a los del año pasado, por suerte los hemos podido contener mucho más rápido y eso ha evitado que se nos agrande, como muestra podemos decir que no tenemos ningún incendio que haya llegado a las 10 mil hectáreas este año”.
El funcionario añadió que “la media de hectáreas afectadas no superó las 5 mil hectáreas a pesar de que tuvimos incendios complicados como en el Cerro Nevado donde no tuvimos acceso con vehículo. El personal ha hecho una tarea impecable”.
Los números muestran que esta temporada de incendios se han registrado 135 episodios de quema de campos con un promedio de hectáreas afectadas de 585.
Esos mismos números la temporada pasada fueron de 199 incendios en total y un promedio de hectáreas afectadas de 1.356.
Las diferencias notables se deben a que en enero pasado se produjeron en Alvear y San Rafael los incendios más graves desde la temporada de 2000/2001. Se quemaron así en un período de unos quince días en el primer mes del 2018 más de 190.000 hectáreas entre ambos departamentos con los siniestros que tuvieron a maltraer muchos campos y poblaciones cercanas, y que obligaron a la intervención de distintos organismos y autoridades para combatir las llamas en los peores días.
Luego de esa temporada feroz se hizo mucho hincapié en que los productores tengan sus picadas cortafuegos en condiciones, aunque no todos han tomado nota de ello.
Estos meses de verano no hubo, al menos por largos períodos, el cúmulo de condiciones que favorecieron el fuego el año pasado, es decir, sequía prolongada, vegetación apta para la combustión y bolsones de baja humedad, además de otros factores que a veces inciden como días de viento y rayos descargados por tormentas.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs