Mostrando entradas con la etiqueta conflictos limítrofes ambientales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta conflictos limítrofes ambientales. Mostrar todas las entradas

Presidente de la CARU llamó a reunion a ambientales

El presidente de la CARU se reunió con organizaciones ambientales

Fecha de Publicación
: 18/12/2020
Fuente: APF Digital
Provincia/Región: Entre Ríos


Avanzando con uno de los ejes estratégicos de la Delegación Argentina de la Comisión Administradora del Río Uruguay  (CARU), que es el cuidado y protección del Río Uruguay y el ambiente, este jueves el presidente de la Delegación Argentina, José Lauritto, recibió a autoridades de Medio Ambiente de Concepción del Uruguay y a representantes de tres organizaciones ambientales que trabajan en esa ciudad y en la región
Luego de la reunión de la semana pasada con representantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, y del municipio de esa localidad, el presidente de la Delegación Argentina de la Comisión Administradora del Río Uruguay convocó a una reunión similar a representantes de Concepción del Uruguay y a referentes de organizaciones ambientales, para avanzar en una agenda común de temas relacionados a la situación ambiental del río Uruguay.
Lauritto recibió en CARU a Daniel Ballester de la Asamblea Ciudadana Ambiental Concepción del Uruguay , a Silvia Gabriela Castillo y Abigail Piedrabuena de los vecinos autoconvocados “Salvemos al Río Uruguay” y a Javier Acosta  por la ONG “Vecinos por los Humedales”, todas con asiento en Concepción del Uruguay, pero de fuerte referencia en otras localidades de la región y del corredor del río. Junto a ellos, y gestores del encuentro, participaron el Director de Salud Ambiental de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, Francisco Savoy; y la Directora de la Isla del Puerto, Leticia Haudemand.
Durante la jornada de trabajo se avanzó sobre los puntos de la agenda en común trazada por la Delegación Argentina de CARU y los municipios de la costa del río Uruguay, a través de reuniones con los intendentes y con los equipos técnicos de ambiente.
La modificación del Digesto del río Uruguay, aprobada el 5 de diciembre de 2019 en plenario de la CARU, es uno de los principales temas que preocupa a las organizaciones ambientales, por lo que Lauritto detalló los pasos dados por la actual gestión desde la asunción en marzo de este año. Además, informó que la Delegación Argentina solicitó la revisión del digesto para constatar si existe una afectación del principio de no regresión. Ahora este pedido debe ser tratado en conjunto con la Delegación Uruguaya.
También se habló sobre los diferentes planes de monitoreos que realiza CARU en el Río Uruguay, tanto a la pastera UPM (ex Botnia), como a la desembocadura del Río Gualeguaychú, el monitoreo integral de los 500 km de tramo compartido con el Uruguay con análisis de agua, sedimento y biota, y el monitoreo de afluentes y descargas de establecimientos industriales, agrícolas y centros urbanos que realicen evacuaciones significativas al Río Uruguay. En este punto se habló además del Programa de Vigilancia de Playas y el control de cianobacterias (algas/verdín) en aguas del río Uruguay.
Todos estos temas continuarán trabajándose en futuros encuentros y en una reunión con integrantes del Comité Científico de CARU, a la cual se van a sumar representantes de las organizaciones y el equipo ambiental del municipio de Concepción del Uruguay. La intención es que los especialistas técnicos puedan intercambiar información, inquietudes y opiniones respecto al trabajo realizado en el río Uruguay.
Por otra parte, se remarcó en la reunión la importancia de los Humedales y el borde costero para el corredor del río Uruguay. En tal sentido, Javier Acosta de la ONG Vecinos Por los Humedales detalló el estado de situación actual en la provincia y el país. “Hay proyectos de ley de presupuestos mínimos para la protección ambiental de humedales que Argentina nunca termina de aprobar. Hace años que se viene advirtiendo sobre la urgencia de este tema, pero no se protege el interés común de los argentinos”, señaló Acosta.
.

Gualeguaychú vuelve a la carga contra UPM

 
Gualeguaychú reactiva el reclamo por UPM y pedirá reuniones con Cancillería y Ambiente

Fecha de Publicación
: 25/11/2020
Fuente: Análisis Digital
Provincia/Región: Entre Ríos - Nacional


El pasado jueves se realizó una reunión entre el intendente Esteban Martín Piaggio, y un grupo de la Asamblea Ciudadana Ambiental integrado por Javier Pretto, Juan Veronessi, Carlos Goldaracena y Gilda Bilinski. También participaron el equipo directivo de Ambiente Municipal, María de los Ángeles Gómez, Camilia Ronconi y la concejala Susana Villamonte.
“El motivo de la reunión fue el trabajo conjunto en pos del objetivo común que ha marcado la historia de la Asamblea y un eje central de la gestión que es el cuidado del ambiente, acordando para esto realizar acciones ante la situación de gravedad que implican la modificación del Digesto para la aplicación del Estatuto del Río Uruguay realizada a finales de 2019, a escasos cinco días del cambio de gestión; la violación de los parámetros por parte de la empresa Botnia según resultados de controles publicados por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) durante este año, la ampliación de la planta Kemira, y la instalación de la nueva planta de UPM sobre la desembocadura del río Negro”, enumeró la Municipalidad en un comunicado.
Los hechos descriptos ponen en alarma a la comunidad de Gualeguaychú y sus representantes, por lo cual, en pos de solicitar información y requerir el apoyo de las autoridades solicitarán reuniones con el actual titular de la CARU, delegación argentina José Eduardo Lauritto, con el canciller argentino Felipe Solá y el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié.
La participación de Gualeguaychú en el Comité Científico de la Comisión Administradora del Rio Uruguay, es una necesidad urgente sobre la cual coinciden tanto esta gestión como la ciudadanía organizada.
Por último, se trabajó la temática del monitoreo del aire, sobre la cual tanto el municipio, como autoridades provinciales, nacionales y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) se encuentran trabajando para su pronta implementación.
.

La CARU postera obras de monitoreo

La CARU posterga indefinidamente las obras del Laboratorio en el Puente Internacional

Fecha de Publicación
: 20/10/2020
Fuente: Máxima On Line
Provincia/Región: Nacional


Además le pedirán al Comité Científico que brinde "explicaciones" sobre los resultados de los monitoreos realizados a la pastera Botnia, según dijo el titular de la Delegación Uruguaya ante la CARU.
El titular de la Delegación Uruguaya ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (DUCARU) Mario Ayala anunció la postergación de las obras que se iban a realizar en el Puente Internacional General San Martín para la instalar allí el Laboratorio donde estaba previsto que el Comité Científico analizara las muestras que se obtienen en los monitoreos mensuales que se realizan en la desembocadura del río Gualeguaychú y en la pastera de Botnia.  Actualmente esas muestras se envían para su análisis a laboratorios de Canadá, a un costo aproximado para la CARU de unos 700 mil dólares anuales.
La creación de este Laboratorio Binacional fue acordada en enero de 2016 por los entonces Presidentes Tabaré Vázquez y Mauricio Macri, “con el fin de apoyar el control ambiental de espacios de interés compartido de ambos países y constituirse en una referencia científica y analítica con reconocimiento a nivel regional e internacional que permita determinar la calidad ambiental del ecosistema agua, sedimento y biota, para la definición de medidas de prevención, conservación y mejora de la calidad del agua del río (Uruguay)”, según de anunciaba oficialmente hace más de cuatro años.

El secretismo CARU
Recién el 28 de mayo de 2019 –más de tres años después del acuerdo firmado por Vázquez y Macri-  se dieron a conocer los ganadores del “Concurso Público Binacional de Anteproyectos Arquitectónicos”, convocado por la CARU para la construcción del Laboratorio de Control para el análisis ambiental del Río Uruguay en el área adyacente a la cabecera del Puente Internacional sobre la margen oriental del río, en la ciudad de Fray Bentos.
Se presentaron 97 proyectos de arquitectos tanto de Uruguay como de nuestro país y el seleccionado fue el que tiene como autores a los uruguayos Marcelo y Martín Gualano, titulares del Estudio de Arquitectura Gualano & Gualano, con domicilio en Manuel Haedo 2918 de Montevideo. En el proyecto también participaron los arquitectos Mateo Leite,  Noela Barreiro y Mathías Rojas. Se da la circunstancia que Martín Gualano, tiene un pasado en el ministerio de Transporte y Obras Públicas uruguayo, en donde estuvo entre 1989 y 2002.  
El 22 de octubre de 2019, el entonces titular de la CARU, el macrista Mauro Vazón y el ex Vicepresidente de la Delegación Uruguaya, Rogelio Texeira, firmaron con los arquitectos Gualano el contrato para el Proyecto Ejecutivo del Laboratorio que debía ser presentado en un plazo de 120 días.
Así como son secretos los montos de los sueldos de los 10 vocales que integran la CARU y jamás publica los contratos de los asesores que trabajan en el organismo, en esta oportunidad la CARU –siguiendo su tradición secretista- nunca dio a conocer oficialmente el monto ni las condiciones de ese contrato firmado con el Estudio Gualano, es decir que se trata de un “contrato no público”.  
Tampoco se conoce si el Estudio Gualano presentó en tiempo y forma el Proyecto objeto de ese contrato confidencial. De más está decir que hasta ahora no se conoce – ni siquiera estimativamente- el presupuesto que podría demandar la realización de las obras del Laboratorio.

Postergación indefinida
Ahora, según lo expresado por Ayala, el nuevo presidente de la Delegación Uruguaya en la CARU, la decisión de postergar la realización de las obras se adoptó por los efectos económicos que generó la pandemia en las arcas de la Comisión Administradora del Rio Uruguay (CARU), lo que obligo a la Entidad Binacional a “reformular” el proyecto.
Ayala indicó que “estamos ahora en el proceso de trasladar el laboratorio del Comité Científico a la casa del Administrador del Puente Internacional”, un inmueble que en estos momentos está desocupado. El presidente de la Delegación Uruguaya ante la CARU dijo también que “seguramente comenzarían a principios del año próximo para darle más comodidad al Comité Científico, pero no se hará la inversión que originalmente estaba estipulada ya que estamos con dificultades financieras. La CARU actualmente está con el 50 por ciento de los ingresos debido al poco tránsito que hay en los Puentes que están bajo su administración, todo debido a la pandemia”.
A continuación,  el funcionario del organismo binacional agregó que “por tal motivo hemos buscado el camino del medio a través de esta mudanza del Comité Científico, que funcionará en la casa del Administrador del Puente General San Martín".
Sin embargo, estas explicaciones, pretendiendo utilizar la pandemia del COVID-19 para hacer creer que una obra de semejante envergadura se financia con los peajes del Puente Internacional son, simplemente, grotescas.
Si bien la recaudación de la CARU en concepto de peajes en el Puente Internacional es muy importante, no se puede ignorar que en el Acuerdo firmado por los ex presidentes Vázquez y Macri, los Estados de Uruguay y Argentina se comprometieron a hacer los aportes necesarios para llevar a cabo dicha obra.  Así ha sido siempre que la CARU ha encarado otros proyectos de importancia, como lo ha sido el dragado del río Uruguay, por citar un ejemplo. Tanto Argentina como Uruguay realizan anualmente aportes de millones de dólares a la CARU para que pueda llevar adelante las diferentes obras y planes que tiene a su cargo.
Mientras la pandemia no impidió que Botnia continúe las obras de construcción de su segunda planta de pasta de celulosa a orillas del río Negro, es la misma pandemia la causante de la suspensión de la construcción del Laborarorio Binacional. Las razones esgrimidas por Ayala intentando justificar que "no se hará la inversión que originalmente estaba estipulada" para concretar el Laboratorio de la CARU son insólitas y demuestran un desconocimiento supino de los Acuerdos suscriptos por ambos países.
Asimismo Ayala manifestó que las obras de construcción del nuevo Laboratorio para el Comité Científico “quedan postergadas porque este no es el momento oportuno, no estamos en condiciones de afrontar semejante erogación y llegado el momento se analizará nuevamente”. Es decir que no se sabe cuándo llegará “el momento”.

Los monitoreos
Al ser consultado respecto a los resultados de los monitoreos parciales a la pastera de Botnia entre noviembre de 2018 y julio de 2019, que fueron publicados por la CARU a principios de este mes, Ayala reveló que “le estamos pidiendo para el mes de noviembre al Comité Científico que nos haga una presentación sobre esos resultados para tener una mejor información y entender mejor lo que son esos estudios. Pero adelantamos que no hay absolutamente ningún tipo de impacto significativo que pueda alterar el tema ambiental”.
.

Botnia: publicación parcial de una serie de monitoreos

El Municipio actuará ante “la magnitud” de la contaminación que está provocando Botnia

Fecha de Publicación
: 12/10/2020
Fuente: Máxima On Line
Provincia/Región: Entre Ríos - Nacional


La titular de Ambiente dijo que la situación “es muy preocupante” y que muy pronto se retomarán los monitoreos sobre las emanaciones atmosféricas de la pastera y que reiterarán el reclamo para conocer la totalidad de los controles de la CARU que aún no se conocen
La titular de la Dirección de Ambiente de Gualeguaychú, Camila Ronconi se refirió en RADIO MAXIMA a la publicación parcial de una serie de monitoreos a la pastera Botnia por parte de la CARU. Criticó duramente el accionar de Mauro Vazón en ese organismo binacional durante la gestión macrista y la reforma al Digesto. Además reveló que “muy pronto” se reanudarán los monitoreos sobre las emanaciones atmosféricas que produce la planta de celulosa ubicada en Fray Bentos.
Ronconi precisó que “desde hace ya mucho tiempo desde el la Dirección de Ambiente municipal veníamos exigiendo a la CARU la publicación de los resultados de los dos últimos años de monitoreos realizados por el Comité Científico durante la gestión del ex titular de ese organismo Mauro Vazón, que presidió la Delegación Argentina durante el gobierno macrista. Nunca logramos conocerlos hasta ahora, en que fueron dados a conocer a través de una nota periodística en las últimas horas. Esto le correspondía hacerlo en tiempo y forma a la CARU y así se lo veníamos reclamando porque en Gualeguaychú, más allá que intentamos preservar la salud y el ambiente, estamos convencidos que la pastera Botnia es una industria contaminante”.
La titular de Ambiente del Municipio expresó que “al examinar los datos que se publican, no nos esperábamos la magnitud de lo que se revela en esos informes y coincidimos en el análisis mediático que se realiza al dar a conocer esos 9 monitoreos. Es muy preocupante la situación porque casi todos los muestreos superan los parámetros legales que debería cumplir Botnia y eso nos hace reflexionar acerca de cómo fue el mandato de Vazón al frente de la Delegación Argentina ante la CARU, porque poco tiempo antes de dejar su cargo –concretamente el 5 de diciembre de 2019-  anunció la modificación del Digesto para el Uso y Aprovechamiento del Río Uruguay, que es una especie de reglamento que fija, precisamente, los índices máximos que se deben cumplir para prevenir la contaminación sobre el curso de esas aguas.
En este sentido, Ronconi puntualizó que “esta reforma abre las puertas a una mayor contaminación porque eleva todos esos parámetros y a raíz de esto, en febrero pasado desde la Dirección de Ambiente y el Ejecutivo Municipal hicimos comunicaciones formales a la Cancillería Argentina y a la propia CARU expresándoles nuestro total desacuerdo con esa reforma. Ahora, tras conocer estos resultados que se publicaron ayer sobre 9 monitoreos de Botnia, nos damos cuenta el por qué la CARU, durante dos años, dejó de publicar en su sitio oficial los datos de esos ingresos a la pastera. Era evidente que la administración de Vazón en la CARU conocía perfectamente que la pastera estaba contaminando fuertemente y por eso durante dos años dejaron de hacer públicos los resultados, algo a lo que están obligados a hacer”, agrego Ronconi.
La funcionaria, además aseveró que “la reforma del Digesto realizada es tan burda que intenta modificar el artículo 41 de Estatuto del Río Uruguay –que es una norma superior al Digesto- que precisamente determina que no pueden modificarse los parámetros de ciertas sustancias contaminantes como lo son ciertos compuestos químicos vinculados a los agrotóxicos que Botnia utiliza en su actividad y que muchos de ellos son cancerígenos. Tanto la Cancillería como la CARU nunca respondieron a nuestras presentaciones”.
Respecto a los resultados de los monitoreos de la CARU en la desembocadura del río Gualeguaychú, Ronconi explicó que “en nuestro río el Municipio realiza una serie de controles de frecuencia mensual durante todo el año, tomando varios puntos de muestreo pero que están orientados a otro tipo de controles a los que lleva a cabo la CARU en la desembocadura del río. En nuestro caso, por ejemplo, en alguna ocasión que se han hallado evidencias de la presencia de agrotóxicos se ha hecho la correspondiente denuncia penal aunque sabemos que es muy difícil para la Justicia establecer un nexo de causalidad en estos casos. Todos los resultados de los monitoreos que hace el Municipio son públicos y se puede acceder a ellos en el sitio oficial de la Municipalidad. Los monitoreos que hace la CARU en la desembocadura del río Gualeguaychú están más en concordancia con lo que ocurre afuera de la pastera y si aparecen sustancias contaminantes es muy difícil presumir que no sea provocada por esa industria”.
También Ronconi remarcó que “ahora desde el Municipio volveremos a reclamar por las vías correspondientes los resultados de los monitoreos que aún faltan conocer, porque la CARU solo ha publicado 9 y resta saber lo que ocurrió desde agosto de 2019 en adelante y se le pedirá a la CARU que se intime a Botnia por los incumplimientos que se advierten en los informes que se han conocido en las últimas horas”.

Estación de Monitoreo de Aire
Asimismo, Ronconi reveló que “hace cuatro años venimos exigiendo desde el Municipio que se reestablezca el monitoreo de aire es decir, las emanaciones que produce la pastera Botnia. Hace pocos días mantuvimos una reunión en el Ministerio de Ambiente de la Nación, donde también asistieron autoridades de la Secretaria de Ambiente de la provincia y de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y está muy pronta la reanudación de esos controles atmosféricos que se interrumpieron hace varios años con la Estación de Monitoreo, para lograr obtener datos sobre la emisiones de gases provenientes de la planta de celulosa ubicada en Fray Bentos. Ahí vamos a tener una información complementaria y así poder poner en conocimiento de los vecinos de nuestra ciudad sobre las emanaciones de Botnia y si es que está afectando y en que niveles a nuestra ciudad”.
Finalmente, Ronconi puntualizó que “va a depender mucho de los resultados que se obtengan en ese monitoreo atmosférico el poder plantear nuevas exigencias. La CARU no tiene competencias sobre las emanaciones atmosféricas sino que solo se ocupa de lo que ocurre
.

Denuncian incumplimientos en pastera Uruguaya

Botnia y su "lacayo": El gobierno uruguayo consiente todos los incumplimientos de la segunda pastera

Fecha de Publicación
: 05/09/2020
Fuente: Maxima OnLine
Provincia/Región: Nacional


Vencieron los plazos y las prórrogas que tenía la corporación finlandesa para la presentar los proyectos de las plantas química y de tratamiento de efluentes, exigidos por la autorización ambiental otorgada para UPM 2 en 2019
UPM continúa sin pausa la construcción de su segunda planta de pasta de celulosa a orillas del río Negro, con la incalificable admisión de las autoridades del Ministerio de Ambiente frente a los sucesivos incumplimientos de las condiciones que le fueron exigidas a la corporación en el momento de otorgarle la Autorización Ambiental Previa (AAP) que permitía el inicio de las obras de la nueva mega planta. Desde marzo de este año, las autoridades ambientales tienen pendiente la sanción de una irrisoria multa, a pesar de que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) calificó que  la empresa incurrió en una “infracción grave”.
Lo más insólito es que ciertos investigadores uruguayos que cuestionan el proyecto de la segunda planta de celulosa de UPM, consignan que hay una Finlandia “conmocionada” por la decisión de la corporación de cerrar una planta que ocupa a 450 trabajadores en aquel país, poniendo en un segundo plano lo que denominan "permisividad” del Gobierno uruguayo ante la arrogante postura posición de la empresa nórdica respecto a la futura planta de Pueblo Centenario. Y por supuesto, no escriben una palabra sobre el hecho de que Uruguay está incumpliendo una vez más, el Tratado del Río Uruguay por negarse –hasta ahora- a cumplir con su obligación de entregar toda la documentación del proyecto a nuestro país, para que Delegación Argentina ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) lo analice y se expida. Ciertas omisiones no son inocentes.
El 14 de mayo de 2019, la entonces Ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, a través de la Resolución 690 extendió la APP, sujeta a una serie de condiciones y plazos para su cumplimiento, antes de que la planta entrara en operación. En tal sentido, se estableció que UPM disponía de ciento ochenta días para concretar las siguientes cuestiones pendientes:
- Definir la construcción de la Planta de Insumos químicos en la Zona Franca de pueblo Centenario (Kemira)
- Presentación de los proyectos de las Planta de Tratamiento de los Efluentes, del Sistema de Descarga de los mismos y en la zona de mezcla en el río
- Presentación del Plan General de Monitoreo de las condiciones ambientales y el Sitio de Disposición Final (SDF) de residuos en el interior de la Zona Franca.
- Plan de Gestión de Residuos Sólidos Industriales, con los gestores de las distintas líneas de residuos, los procedimientos y previsiones para el suministro del flujo del río requerido por la planta para la dilución de efluentes (mínimo de 80 metros cúbicos por segundo) y para las situaciones de sequía extrema y para cuando la planta tenga que realizar paradas de mantenimiento.
- Plan de Monitoreo de Calidad del agua, suelo y biota a comenzar a instrumentarse desde 2020.
El 15 de noviembre de 2019, venció el plazo sin que UPM hubiera cumplido ninguna de estas cuestiones. La corporación solicitó 90 días de prórroga para la Planta Química, la estructura de descarga de los efluentes y la zona de mezcla en el río y, además, solicitó una prórroga de 180 días más para el SDF de residuos sólidos y de una semana para el Plan de Monitoreo de Calidad del agua, el suelo y la biota.
Los finlandeses tampoco cumplieron con las prórrogas que ellos mismos habían requerido.
El 14 de febrero de este año, técnicos del  División Emprendimientos de Alta Complejidad de la DINAMA, encabezados por Cecilia Maroñas, llegaron al obrador ubicado en Pueblo Centenario, para constatar los avances de las obras. Allí comprobaron in situ que, pese a haber comenzado los trabajos a mediados de octubre de 2019,  “el camino del Tala aún se encuentra en obra (…) el tramo comprendido entre la Ruta 5 y la vía férrea se encuentra muy deteriorado (…) el tramo restante entre la vía férrea hasta el acceso al predio tiene conformada la base pero resta realizar la capa de rodadura definitiva”. Habían pasado cuatro meses del inicio de las obras y UPM no pudo cumplir con el plazo de 60 días en los que estaba previsto reacondicionar el camino del Tala. Los encargados de las obras dijeron los inspectores de la DINAMA que la pavimentación estaría lista “a fines de marzo de 2020”.

LA RESOLUCIÓN QUE NO "EXISTE"
En la DINAMA, los técnicos de la División Emprendimientos de alta Complejidad pusieron de manifiesto el delictivo ocultamiento de información que hace constantemente el Gobierno de la República Oriental sobre todo lo atinente al proceso de autorización y construcción de la segunda planta de celulosa de UPM, lo cual quedaría reflejado en el Informe de fecha 17 de febrero pasado de la técnica Maroñas.
En ese documento de la DINAMA, se revela algo que aún no se conocía. El 10 de enero de 2020, el entonces Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente emitió oficialmente un apercibimiento a UPM por los incumplimientos en los que venía incurriendo sistemáticamente. Sin embargo esa sanción, firmada por la entonces ministra De León, hasta el día de hoy no fue hecha pública. El instrumento administrativo en cuestión es la Resolución 45/2020, que no aparece en el registro de Normativa Publicada de la Presidencia uruguaya, está explícitamente mencionada en el Informe redactado por Cecilia Maroñas. Según el Gobierno uruguayo, esa resolución no es pública o es como si no existiera para ojos extraños. Pero existe.
Después que Maroñas firmara, el 18 de febrero, su Informe de “Propuesta de Sanción a UPM”, las empresas Cuecar S.A. y Blanvira S.A. –las fachadas que utiliza la corporación finlandesa para sus operaciones en Uruguay-  respondieron que la sanción que se les quería imponer era desproporcionada y, también, expresaron  que la infracción que estaban cometiendo era grave. Alegaron que no correspondía aplicar la multa y que “debería desestimarse o al menos disminuirse considerablemente el monto de la misma”.
El 11 de marzo de 2020, diez días después de la asunción de Lacalle Pou, el Área de Evaluación de Impacto Ambiental de la DINAMA desestimó las consideraciones de UPM al Informe de la técnica Maroñas, no aceptó nuevas prórrogas y ratificó su propuesta de sancionar a UPM por el incumplimiento en la reconstrucción y pavimentación del camino del Tala y propusieron aplicar a UPM una multa por “infracción grave” de 200 Unidades Reajustables, equivalentes a unos 6 mil dólares una cifra que, por lo irrisoria, exime de todo comentario. Cinco días después, el 16 de marzo, UPM solicitaba una nueva prórroga de 30 días para adjuntar el proyecto sobre la presunta construcción de la Planta Química de Kemira en Pueblo Centenario, mientras la petición de sanción a la corporación fue depositada en el anaquel de los expedientes cajoneados. Los acontecimientos, a esta altura, ya se asemejaban más a una broma siniestra.
El 13 de mayo de 2020, la División Emprendimientos de Alta Complejidad de la DINAMA, hizo un balance de la marcha del proyecto de UPM y concluyó que el Plan de Monitoreo Ambiental estaba “incompleto”, que “sigue pendiente de presentación el Proyecto la Planta Química (…) no se ha presentado por parte de la empresa el Plan de Tratamiento y el Sistema de Dilución de los Efluentes” y, tampoco, “el SDF de residuos sólidos”. Pese a constatar semejantes incumplimientos, la DINAMA en lugar de denunciar la grave situación y exigir un plazo perentorio para que UPM se pusiera al día con sus obligaciones, solo indicó la mayor o menor “premura” en los casos pendientes.
A esa altura, ya estaban en funciones las nuevas autoridades de la DINAMA designadas por el gobierno de Lacalle Pou y el 26 de agosto asumía el primer ministro de Ambiente uruguayo, Adrián Peña. Desde entonces, sigue sin haber decisión sobre si UPM debe pagar o no los 6000 dólares de multa.

PRONÓSTICO DE TORMENTAS
Mientras las autoridades uruguayas continúan otorgando prórrogas para favorecer que la corporación finlandesa no cumpla con lo que firmó, propone “multas” irrisorias, hay algunas otras cuestiones que son alarmantes.
La primera de ellas es la referida a la modificación del Digesto para el Uso y Aprovechamiento Integral del Río Uruguay, que fue aprobado por las Delegaciones argentina y uruguaya ante la CARU a finales de 2019 y que modificara diversos parámetros de control, para facilitar así que UPM disponga de total impunidad para contaminar dicho curso de agua.
Se sabe certeramente que en el piso 15° de la Cancillería Argentina, el equipo técnico de la Consejería Legal que encabeza Mario Oyarzábal ha recomendado rechazar varios aspectos de las reformas que aprobaron los ya ex delegados de Cambiemos y el Frente Amplio cuando estaban en la CARU. En estos análisis han participado, entre otros, la nueva Directora de Asuntos Ambientales Silvia Beatriz Vázquez, el Director de Tratados Internacionales, Gerardo Bompadre. Se sabe que también consultó la opinión de los por ahora, únicos vocales argentinos ante CARU: Rodolfo María Ojea Quintana y María Marta Insausti.
Es altamente probable que la Delegación de nuestro país que preside José Eduardo Lauritto, va a proponer dar marcha atrás con numerosos cambios introducidos en el Digesto, lo cual no será para nada sencillo, teniendo en cuenta que en el organismo binacional todo se resuelve por consenso.
Otro de los asuntos preocupantes en la CARU, ya lleva dos meses y sigue sin solución. El 3 de julio último, el Ingeniero Agrónomo Marco García fue “invitado” a renunciar como Secretario Técnico del organismo binacional. La Secretaría Técnica es la dependencia encargada de coordinar e instrumentar todos los planes de monitoreo que la CARU tiene sobre el río, incluido el Comité Científico que ingresa mensualmente con aviso previo a Botnia Fray Bentos. Tenía un contrato vigente de tres años, pero fue echado cuando apenas llevaba 15 meses de labor.
El tema tiene sus bemoles, porque el eyectado García –un explícito referente del Frente Amplio uruguayo- no recibió el mismo tratamiento que se ha adoptado respecto al poderoso Secretario Administrativo Marcos Di Giuseppe, puesto en ese cargo por el cambiemita Mauro Vazón y que ha sido confirmado en sus funciones por las nuevas autoridades argentinas en el organismo binacional. La Secretaría Administrativa es clave: maneja el presupuesto, las contrataciones de personal y gestiona las millonarias licitaciones en la CARU. Se da la circunstancia de que Vazón y su sucesor, Lauritto, son de Concepción del Uruguay y entre ambos hay estrechas relaciones.
Más allá de cualquier suspicacia, quizá se avecine una tormenta aún más peligrosa en torno a la CARU y que puede llegar a convertirse en una tempestad.
El Estado uruguayo, por ahora, ya ha transmitido a nuestro país su “negación” –término utilizado por las fuentes diplomáticas consultadas- a hacer entrega de toda la documentación del Proyecto UPM2 para que pueda ser evaluado por la CARU, de acuerdo a lo prescripto por el Estatuto del Río Uruguay, que rige en todos aquellos casos de emprendimientos que, por su envergadura, pueden afectar el curso de agua compartido.
Esta obligación de requerir o de ser requerido, es común tanto para Argentina como para Uruguay. Pero hay plazos establecidos para hacerlo. Cuando estalló el conflicto por la pastera que hoy funciona en Fray Bentos, nuestro país se durmió. Dejó extinguir los límites temporales previstos en el Estatuto para que el paisito respondiera. Hechos consumados que le dicen. Tan es así que tuvo que ser el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya el que, en su fallo de 2010, condenara al vecino de enfrente por su negación a informar en tiempo y forma.
Independientemente de que siempre hay prestar mucha atención al significado de ciertas palabras que se suelen utilizar en el vidrioso lenguaje diplomático, lo cierto es que los responsables de la Cancillería de nuestro país y de la CARU mantienen, hasta el momento, un ominoso silencio.
.

Potencial desastre ambiental para el Paraná desde el Paraguay



Vea dónde está varado el barco cuya carga en descomposición amenaza con contaminar el río Paraná

Fecha de Publicación
: 11/07/2020
Fuente: Misiones On Line
Provincia/Región: Litoral - Nacional


En Paraguay se podría producir una catástrofe ecológica que pone el riesgo las aguas del rio Paraná, afectando la costa del departamento de Itapúa, y por ende el recurso que comparte con la Argentina, entre la ciudad de Posadas y Encarnación.
Según denunciaron en medios de prensa del vecino país “el gobierno no hace nada ante un barco varado en puerto con toneladas de aceite vegetal en descomposición desde hace dos años”. Esto ocurre en el puerto Campichuelo, en el distrito de Cambyretá (departamento Itapúa) y se constituye en una amenaza de contaminación del río Paraná, advierten desde el diario ABC Color y La Nación de Paraguay.
“El barco se encuentra varado desde hace dos años en un puerto de Cambyretá, Itapúa, en su interior contiene unos 7 mil litros de aceite en estado de descomposición. Este líquido podría expandirse en todo el Paraná y hasta podría llegar hasta las aguas de Encarnación”, señalaron.
La población del sur del país manifestó su preocupación por la posible contaminación de aguas del río. Se trata de un navío denominado Yporã II, con matrícula 2905 BT, tras llegar desde Ciudad del Este hasta el puerto de Campichuelo, zona donde se encuentra un puesto de la Armada Paraguaya cuyos efectivos no tienen potestad de intervenir en el asunto.
Según la información publicada por ABC Color, la empresa UABL vendió el barco estando en el puerto, a la compañía Merval SA y esta firma negoció con un empresario del desguace de buques llamado Kyu You Lee.
En junio de este año, You Lee solicitó a la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) de Paraguay autorización para descargar el líquido contenido en el barco a un pozo de una excantera de piedra existente en el predio del amarradero del Campichuelo. También contrató los servicios de una empresa especializada en estas tareas, la compañía Biocompany SA.
La operación no se pudo concretar, porque, según dijo la fiscal especializada en medio ambiente en el vecino país, Raquel Bordón, la empresa contratada para la tarea tenía vencida la licencia para operar. Además, agregó, no existen estudios de suelo que garanticen que esta descarga no tendrá un impacto negativo en el ambiente.
La empresa debería presentar un estudio de suelo para determinar si existe o no peligro de filtración de ese líquido al río, explicó. El abogado Ernesto Garcete, representante legal del dueño del buque, calificó de “inoperante” a la fiscalía del ambiente por no realizar la diligencia de rigor, que es verificar si se dan o no las condiciones para el vertido del líquido en el lugar.
«Nosotros solicitamos a la ANNP la autorización para hacer la descarga en un pozo de gran envergadura que está en su predio, hicimos la denuncia del peligro ambiental que implica esa carga de aceite, le dimos las herramientas a la fiscalía para que investigue, pero no hace su trabajo. Es la fiscalía la que debe velar por el cuidado de los recursos naturales, la que debería ordenar un estudio ambiental a través de los peritos del Ministerio Público», cuestionó.
“La embarcación empezó a hundirse hace seis meses debido a serios daños que presenta, además, ya no se encuentra en buen estado para navegar, por lo que se precisaría de otras embarcaciones para remover y trasladar el buque del sitio”, indicó La Nación.
Ciudadanos temen que este líquido pueda contaminar las playas turísticas y la zona en su totalidad. Aseveran que los problemas entre el administrador del puerto, el empresario Esteban Hrican, y el propietario del barco ya son de vieja data. En junio pasado, desde la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) realizó una denuncia en el MADES (Ministerio de Ambiente de Paraguay) contra el arrendatario del puerto por permitir que el barco cargado permanezca en el sitio.
En ese contexto, se pidió la intervención de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) para descargar el aceite en una ex cantera en Campichuelo. Además, ya se solicitó la investigación de la Fiscalía del Ambiente, pero “hasta el momento no se involucra en el asunto”, señalaron.

Principio precautorio ante el riesgo
Ante lo expuesto por los medios de comunicación de Paraguay, especialistas en Derecho Ambiental en estas situaciones explican que desde los organismos del Estado Argentino, en este caso desde el gobierno de Misiones, a través del Ministerio de Ecología, se debería actuar en forma preventiva recurriendo a Cancillería Argentina para que intermedie en una respuesta diplomática con el gobierno de Paraguay frente al riesgo de contaminación de las aguas del Paraná, y que desde su propia comunidad denuncian la preocupación por posible contaminación ecológica en el puerto paraguayo, pero que presume también una amenaza para el recurso natural que se comparte en la zona fronteriza con la Argentina.
Se establece en la legislación argentina el principio precautorio (Ley 25.675) que establece que: «Las causas y las fuentes de los problemas ambientales se atenderán en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se puedan producir». «Asignamos a la prevención en este terreno una importancia superior a la que tiene otorgada en otros ámbitos, ya que la agresión al medio ambiente se manifiesta en hechos que provocan, por su mera consumación, un deterioro cierto e irreversible».
Este principio se aplica cuando hay una situación de incertidumbre; una evaluación científica del riesgo; una perspectiva de un daño grave o irreversible; entre otros elementos.
Tanto las autoridades navieras, el municipio y las autoridades ambientales de Paraguay deberán dar respuesta, garantizando retirar el producto antes de que se sea tarde y se derrame los residuos tóxicos al río Paraná.
.

Denuncian a pescadores paraguayos en aguas argentinas



Pescadores paraguayos depredan fauna en aguas argentinas del río Paraná en Ituzaingó

Fecha de Publicación
: 06/06/2020
Fuente: Misiones On Line
Provincia/Región: Corrientes


Pescadores argentinos manifiestan que los paraguayos están depredando el río Paraná. Ayer miércoles, circuló un video donde un ciudadano de Ituzaingó,  provincia de Corrientes filmó a unas 10 embarcaciones paraguayas que estaban pescando ilegalmente en aguas argentinas.
El hecho quedó registrado por un pescador de Ituzaingó, que actualmente no puede pescar, pero no dudo en sacar su furia grabando con celular. Según se observa en el video, hay 10 embarcaciones que no estarían respetando la veda extraordinaria que rige actualmente en el río Paraná
Cabe destacar que en Misiones y en Corrientes se encuentra vigente la veda de pesca excepcional para los ríos Paraná y Uruguay. El río donde estaban pescando ilegalmente,  se encuentra atravesando por una bajante histórica en los registros. Es decir, encuentra prohibido todo tipo de actividad relacionada con la pesca, tanto deportiva, comercial y de subsistencias.
Según consigna el video, el horario de la pesca de los paraguayos se produce a las 15, donde también se puede observar que no hay ninguna embarcación de la Prefectura Naval Argentina para impedir la pesca ilegal.
“No puede ser que vayas a pescar de costa y Prefectura te salga de todos lados y, resulta que estos están en nuestra costa y nada, una verguenza”, manifiesto el hombre, quien apuntó una complicidad por parte de la prefectura.
.

Tala en el Amazonas y el impacto en Argentina



El coronavirus no detiene la deforestación: la tala en el Amazonas se disparó un 50% y advierten sobre el grave impacto en el clima argentino

Fecha de Publicación
: 05/05/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Nacional


Expertos alertan que se puede repetir una temporada de incendios como la de 2019, lo relacionan con la bajante del Paraná señalan que caería el nivel de precipitaciones en la Argentina
Todo está conectado. Y a pesar de la amenaza del Covid-19 sobre el planeta, la deforestación de bosques no para. En la Amazonia brasileña se registró un 50% de tala en los primeros cuatro meses del año, en comparación con 2019. Esto no sólo empeora el escenario de incendios en los próximos meses, sino que está relacionado con la bajante extraordinaria en el Paraná y de otros ríos que forman la cuenca del Plata.
Así lo afirmó Gustavo Villa Uría, subsecretario de Obras Hidráulicas de la Nación, quien señaló que “la temporada de lluvias está terminando en Brasil y casi no llovió” y que el cambio climático “está cumpliendo un papel dentro de eso”. “La deforestación en Brasil tiene un efecto innegable”, explicó el funcionario a la agencia Reuters. Las selvas como el Amazonas generan lo que se conoce como ríos voladores y la tala o los incendios interrumpen y cambian la dinámica de ese proceso.
“Los árboles, con el proceso de evapotranspiración, emiten vapor de agua en la atmósfera. Multipliquemos cada árbol por los 6,7 millones de km2 de bosque que generan ese vapor de agua, de allí el concepto de ríos volantes o voladores. El fuego o la deforestación rompen esas bombas de agua y expone el suelo directo a la gota de lluvia, que en esa zona son muy abundantes. Se pierde agua, se pierde suelo y se genera un ambiente distinto para las especies. Es una dinámica muy compleja”, explicó a Infobae Manuel Jaramillo, director ejecutivo de Vida Silvestre Argentina y recuerda que el bosque almacena el 10% del carbono del planeta.
“Cuando en una cuenca se altera o se cambia el uso del suelo, se deforesta o se quitan los pastizales naturales y se ponen cultivos agrícolas de alto rendimiento se cambian las condiciones de infiltración de la lluvia, generalmente reduciéndola, promoviendo la escorrentía. Entonces cada vez menos cantidad de agua de la que llega por las precipitaciones al suelo se infiltra y se va reservando y más cantidad de agua llega a los ríos que desaguan rápidamente”, agregó el experto.
El Paraná sufre una bajante récord en 30 años, que no sólo afecta a la navegación y a la actividad económica sino a todo el ecosistema que habita allí. Otro dato alarmante lo dio la Entidad Binacional Yacyretá que indicó que abril “culminará muy próximo a los 7.000 metros cúbicos por segundo, es decir, por debajo del 50% correspondiente a un mes de abril promedio”. Históricamente, de 1971 a 2019 el promedio del caudal para el cuarto mes del año ha sido de 14.400 metros cúbicos por segundo, detalló la compañía hidroeléctrica.
La semana pasada también se sumaron cifras alarmantes para la Amazonia: la deforestación en el primer trimestre de este año fue 51% más alta que en el mismo período del año pasado. “Cuando llegue la estación seca en el Amazonas, estos árboles talados se convertirán en combustible para quemar. Este fue el principal ingrediente de la temporada de incendios de 2019, una historia que puede repetirse en 2020 si no se hace nada para evitarlo”, explicó la investigadora Ane Alencar, directora de Ciencia del IPAM (Instituto de Investigación Ambiental del Amazonas) que lleva el registro de la deforestación en tierras públicas y privadas.
Alencar es la principal autora de una nota técnica que el instituto lanzó hace diez días, la tercera que cubre los incendios en el Amazonas. En este documento, los autores recogen las principales informaciones sobre la temporada de incendios de 2019, que causó asombro en todo el planeta, y señalan los peligros que acechan. Según ese detalle, el número de puntos de calor registrados en la región en 2019 fue un 81% más alto que el promedio entre 2011 y 2018. La mayor variación se produjo en los bosques públicos no designados: 37% más, otro importante indicio de acaparamiento ilegal de tierras.
El informe también destaca que, el año pasado, la sequía por sí sola no explicó el aumento de los incendios, a pesar de lo que el gobierno federal sugirió en su momento, ya que el volumen medio de lluvia fue normal para el período. El elemento agudo fue el aumento de la deforestación: los primeros ocho meses de 2019 mostraron un aumento del 92% en la tasa en comparación con el mismo período en 2018, según datos de Deter. “El Amazonas es un bosque húmedo y no se incendia naturalmente. El fuego tiene un culpable, y la humanidad es responsable”, dice Alencar.
A la deforestación también se suman los efectos del cambio climático, que aumentan la presión sobre el sistema. Inés Camilloni, investigadora del Conicet y autora del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) hace años estudia el fenómeno y sus impactos en la cuenca del Plata: “Las consecuencias de los incendios en el Amazonas son demoledoras en términos ambientales, sociales y climáticos y afectarán al mundo en términos de pérdida de biodiversidad y al clima”, dijo.
“Con los incendios se libera mucho dióxido de carbono (responsable del cambio climático) y se modifica el transporte de humedad que contribuye a formar la lluvia en toda la cuenca del Plata. Los cambios que se pueden generar por la pérdida de superficie boscosa en el Amazonas se podría reflejar en una menor cantidad de lluvias en nuestro país, por ejemplo”, contó en ese momento la experta.
“La humedad que nos llega tiene su origen en el océano Atlántico (en la región norte, cerca del noreste de Brasil), ingresa al continente sudamericano y a esa humedad se le suma vapor que proviene del Amazonas a través del proceso de evapotranspiración del bosque”, explicó la investigadora, para agregar que eso “produciría alteraciones en el clima regional ya que la pérdida del bosque tropical modificará el transporte de humedad a nuestra zona”.

Desmonte en Argentina
En la Argentina, el coronavirus tampoco frena el desmonte. El monitoreo de deforestación en el norte de Argentina que realiza Greenpeace, mediante la comparación de imágenes satelitales, reveló que entre el 15 de marzo y el 15 de abril se desmontaron 6.565 hectáreas, lo que equivale a la pérdida de 211 hectáreas por día.
Las provincias donde la organización ecologista realizó el monitoreo fueron: Santiago del Estero (3.222 hectáreas desmontadas), Salta (1.194 hectáreas desmontadas), Formosa (1.132 hectáreas desmontadas) y Chaco (1.017 hectáreas desmontadas), ya que concentran el 80 por ciento de la deforestación del país.
“En las últimas tres décadas perdimos cerca de 8 millones de hectáreas y somos uno de los 10 países que más destruyen sus bosques. Es irresponsable y hasta suicida que, frente a la crisis sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Más desmonte significa más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Es hora de que, de una vez por todas, paren las topadoras”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.
La importancia de este ecosistema radica en que allí se pueden encontrar 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles, 100 anfibios y más de cuatro millones de personas, de las cuales cerca del 8% son indígenas, quienes dependen del bosque para obtener alimentos, agua, maderas y medicamentos.
.

Una marcha virtual contra UPM Botnia

Ambientalistas y vecinos de Gualeguaychú harán una “marcha virtual” contra las pasteras

Fecha de Publicación
: 27/04/2020
Fuente: Análisis Digital
Provincia/Región: Entre Ríos


A causa de la pandemia del coronavirus, la ya tradicional Marcha al Puente General San Martín no podrá hacerse este año como en los quince anteriores y se realizará mañana de forma virtual. La proclama se leerá a las 18 desde la Casa de la Cultura de Gualeguaychú.
Debido al aislamiento social obligatorio, también esta movilización ha tenido que modificarse. En tiempos de contactos a través de las redes, de video conferencias, video llamadas y demás, la Asamblea Ciudadana Ambiental decidió no dejar pasar la fecha y aprovechar la tecnología para que cada uno, desde su casa, sea partícipe de esta marcha virtual que proponen.
Por esta razón, mañana domingo, desde las 9, se podrá comunicar o vincular a través de mensajes, fotos, carteles preparados especialmente, con el hashtag #DesdeCasaenelPuente”, y etiquetar a la Asamblea Ciudadana Ambiental en las publicaciones en Facebook o cuenta de Instagram, publicó el diario El Argentino.
Como tantas cosas que han debido modificarse durante la cuarentena, la experiencia de mañana será un aprendizaje más. Que valdrá la pena, porque el mundo volverá a saber de la lucha ambiental de Gualeguaychú, que no se da por vencida.

Contextos y perspectivas
“La Marcha tenía fecha desde mediados de febrero, primero días de marzo”, dijo al diario El Argentino, Julio Rivero, uno de los asambleístas y agregó: “Pero, a raíz de los acontecimientos que conocemos, no hubo más asambleas desde las primeras informaciones acerca de la posibilidad de este aislamiento social que finalmente se concretó.”
“En un principio -siguió su relato Rivero- no sabíamos qué hacer, hasta que comenzamos a pensar que no podíamos quedarnos sin protestar contra Botnia (UPM) en un momento en que se ha tomado conciencia, a nivel mundial, de los desastres ambientales ocurridos culpa de las grandes corporaciones. Por lo tanto, decidimos buscarle la vuelta para mantener la lucha contra Botnia, y hacerlo de manera que sea público y masivo. Así surgió esta marcha virtual”.
Rivero agregó que “habrá un par de asambleístas en la Casa de la Cultura -que cumplirán con todas las medidas sanitarias establecidas- a partir de las seis de la tarde para transmitir en vivo a través del Facebook y la cuenta en Instagram de la Asamblea”.
“A las 18 vamos a cantar los Himnos de ambos países y luego se leerá la proclama de la Asamblea Ciudadana Ambiental. Y no sólo la comunidad está invitada, sino que también los medios de comunicación podrán tomar esta transmisión para multiplicarla”, adelantó.
Este asambleísta también adelantó que “han sido invitadas todas las Asambleas de Argentina y de los países limítrofes. Y muchas instituciones, la Municipalidad en primer lugar, adhieren a esta marcha virtual”.
“Hemos hablado con la gente de las Asambleas del Uruguay y ellos están replicando este tema. Está el movimiento UPM NO, la Asamblea del Callejón, la Asamblea Pachamama y otras agrupaciones que están en Facebook y luchan contra la construcción de la nueva planta de UPM, porque son conscientes que Botnia UPM es un gran problema para el Uruguay, por la producción de las pasteras y la eliminación de árboles”, expresó Rivero.
“La idea para este domingo es que durante todo el día las personas suban pancartas, fotos de marchas anteriores o carteles preparados para esta ocasión con el hashtag #DesdeCasaenelPuente” en Facebook o Instagram y nos etiqueten, para que podamos saber la cantidad de participantes, pero, sobre todo, para que se replique que nuestra resistencia se mantiene”, insistió.
.

Avanza el diálogo por la bajante del Río Paraná



Avanza el diálogo entre Argentina y Brasil para solucionar la bajante del Río Paraná

Fecha de Publicación
: 17/04/2020
Fuente: Revista Chacra
Provincia/Región: Litoral


Desde la Cancillería solicitaron a Brasil que se habilite el paso de agua a través de las represas hidroeléctricas.
En los últimos días se registraron avances importantes en el diálogo entre el gobierno nacional y Brasil para encontrar una solución a la histórica bajante del Río Paraná, que complica el funcionamiento de los puertos exportadores ubicados en el Gran Rosario, en medio de la cosecha de granos gruesos.
Así lo confirmó el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, durante su exposición ante los integrantes de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados, realizada el pasado lunes.
La bajante del Paraná está atribuida a los registros de lluvias muy por debajo de lo normal en la cuenca de la Hidrovía Paraná-Paraguay. El déficit de lluvias tuvo su epicentro sobre el sur de Brasil, Paraguay y el noreste argentino sobre fines de febrero y marzo, y ha tenido un singular efecto sobre el cauce de los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay e Iguazú, según informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
Fuentes cercanas al canciller Felipe Solá, confirmaron a este medio que se solicitó a Brasil que habilite el paso de agua mediante las represas hidroeléctricas para compensar la bajante.
Ayer, se consiguió de Brasil la erogación de 350 m3 por segundo en la represa de Baixo Iguaçu, y el viernes habrá una videoconferencia donde Brasil responderá al pedido realizado por el gobierno nacional, de un total de 1.500 m3 por segundo para toda la cuenca desde su represa de Itaipú.
De acuerdo a lo expresado desde la Cancillería, el pedido que ha realizado la Argentina equivale prácticamente al excedente de agua que Brasil retuvo en todas sus represas de la cuenca durante este período de sequía, donde Brasil utiliza para energía y en nuestro país para consumo.
La altura del Río Paraná descendió la semana pasada en Rosario por debajo del metro de altura, un nivel que no se registra desde el 10 de enero de 1989, y que derivó en mayores problemas a la logística en los puertos de la región, para la carga máxima de los buques, en plena etapa de cosecha de granos gruesos, exigiendo extremo cuidado en el practicaje para evitar varaduras. Pero también afecta a la actividad pesquera, a la tarea diaria de las plantas potabilizadoras, y a la navegación deportiva y de placer, entre otros aspectos.
Especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario expresaron que la situación se puede agravar, ya que no existen pronósticos de precipitaciones al menos hasta mediados del presente mes, y si eso sucede, el caudal de agua puede tardar entre 20 y 30 días en provocar una suba del río a la altura de Rosario.
"La tendencia de la bajante del río tiene siempre un singular impacto en la logística de exportación pero hoy, en el marco de la pandemia mundial por coronavirus y su necesario impacto sobre los flujos globales de personas y mercadería, todo desvío de lo normal golpea con más fuerza. Si a lo anterior se le suma la temporalidad del fenómeno en plena cosecha gruesa argentina, se comprende por qué será imprescindible seguir con cuidado la tendencia del caudal del río en las semanas que vienen", manifestaron desde la bolsa rosarina.

Los principales problemas
A continuación, y de acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, las principales problemáticas que esta situación trae aparejada en relación a la logística de exportación y que reportan las mismas empresas del sector y analistas consultados:
- Necesidad de ajustar el volumen de carga. En un Handysize o Handymax que normalmente carga entre 35.000 y 40.000 toneladas, cada pie de calado que baja el río representa una pérdida de dicha capacidad de carga de entre 1.500 y 1.800 toneladas. En un Panamax, con una capacidad de carga en tono a los 60.000 a 65.000 toneladas, perder 3 pies de profundidad implica dejar de cargar entre 6.000 y 7.500 t/buque. En el caso que carguen harinas, la pérdida puede ser menor ya que ésta cubica más (pesa menos por volumen de carga). En plena cosecha maicera, aquellas empresas que antes cargaban Panamax con 40.000 toneladas del cereal y completaban carga en Bahía Blanca/Necochea hasta las 60.000-65.000 toneladas, hoy salen del Gran Rosario con menos mercadería por la falta de profundidad obligándolas a cargar más maíz en esos puertos del sur bonaerense. Esto plantea problemas en la logística porque hay menor disponibilidad de cereal en el sur bonaerense y los costos de adquisición son más elevados.
- Demoras en el proceso de exportación. La bajante obliga a mayor prudencia de los pilotos y prácticos en las maniobras con los buques, en particular en los canales de acceso y pasos críticos ya que existe una posibilidad creciente que se registren varaduras en el río, lo cual puede afectar la óptima navegación en el sistema
- Demoras en la llegada de las barcazas proveniente de Paraguay con soja. Las demoras se ubican entre 10 y 15 días. Esta mercadería es muy importante para la industria local porque, mezclada con poroto de soja de origen argentino, ayuda a elevar el nivel de proteína de la harina de soja para cumplir con las exigencias de la demanda internacional.
- Posibles demoras en la carga de buques con aceite de soja. Esto puede generar inconvenientes en las fábricas que tienen suficiente stock de mercadería para moler pero posiblemente tengan que demorar el ritmo de molienda, para no saturar la capacidad de almacenaje de aceite demorando -por tanto- el ritmo de exportación de harina.
- Posible ralentización del programa de embarques de maíz en abril y mayo. Eso podría generar problemas de saturación en la capacidad de almacenaje del grano dentro de los puertos. A su vez podrían darse menos cupos para camiones para que ingresen con maíz al Gran Rosario.
.

Río Paraná: ante bajante se pedirá a Brasil más agua



Agua: ante bajante histórica del río Paraná, Argentina le pedirá a Brasil que habilite el paso por las represas

Fecha de Publicación
: 15/04/2020
Fuente: El Cronista Comercial
Provincia/Región: Litoral


Una sequía histórica secó las Cataratas del Iguazú, dejó sin agua a parte de Misiones, otorgó menos energía a las represas argentinas, provocó muerte de peces en el Río Paraná y encareció la logística en el puerto de Rosario. En buenos términos, Cancillería hará un pedido a Brasil para normalizar la situación.
El canciller Felipe Solá le pedirá en los próximos días a Brasil que habilite el paso de agua a través de sus numerosas represas hidroeléctricas para compensar la bajante histórica en el Río Paraná.
Así se lo adelantaron a El Cronista que el gobernador de Misiones , Oscar Herrera Ahuad, y algunos diputados nacionales le expresaron la preocupación a Solá por la falta de agua en distintos ríos.
Como consecuencia de una sequía histórica durante el verano en Brasil, los ríos Iguazú, Paraná y Uruguay están con los niveles más bajos de los últimos 90 años.
El faltante de agua se ocasionó en un déficit de precipitaciones en el cordón montañoso Serra do Mar, a escasos kilómetros del Océano Atlántico, en el este de Brasil.
El Río Iguazú nace en las cercanías de Curitiba, en el estado de Paraná, y desemboca en el Río Paraná en la Triple Frontera (Puerto Iguazú del lado de Argentina, Foz do Iguaçu por Brasil y Ciudad del Este por Paraguay) y tiene en su curso seis represas hidroeléctricas, que cerraron sus compuertas: Foz de Areia, Salto Segredo, Salto Santiago, Salto Osorio, Salto Caxias y Baixo Iguaçu.
De acuerdo a lo que averiguó este diario, los equipos técnicos de la Cancillería de Argentina mantienen un buen diálogo con sus pares de Brasil, comandados por Ernesto Henrique Fraga Araújo.
Entre ellos mantuvieron teleconferencias y concluyeron este fin de semana, tras una reunión de los técnicos de Itaipú (represa que comparten, aguas arriba del Paraná, Brasil y Paraguay) que el faltante de agua es por un fenómeno natural y no fue forzado.
El Río Paraná está seco en la Triple Frontera. Al fondo, el Puente de la Amistad, que comunica Foz de Iguazú (Brasil) con Ciudad del Este (Paraguay)
Esto provocó diversos problemas en la Argentina: se "secaron" las Cataratas del Iguazú(tienen el menor caudal de 2006 y además están cerradas por la cuarentena obligatoria, dada la pandemia de Covid-19 -coronavirus-), dos ciudades de Misiones se quedaron sin agua potable, las represas hidroeléctricas Yacyretá y Salto Grande tienen menos recursos para generar energía y el puerto de Rosario no tiene suficiente profundidad.
De esta forma, se encarecen la logística y la energía en Argentina y complican el aparato productivo. Incluso, hay reportes de muerte de pecespor la bajante en los ríos, con un alto impacto al medio ambiente.
"Hay una sequía general en la región que afecta a todos los países de la cuenca. En los próximos días habrá una reunión más formal para que las represas de Brasil habiliten el paso del agua para que no se sequen el Paraná y las Cataratas", respondieron en Cancillería ante la consulta de El Cronista, y remarcaron que "hay buena predisposición" del país vecino.
Fuentes de la embajada de Brasil en Argentina, en tanto, aseguraron que "no hay ninguna noticia de retención anormal de agua en Brasil que perjudique el flujo hacia la Argentina".
"Al revés, al tomarse conocimiento de la situación, en carácter extraordinario y para mitigar los efectos de la sequía en Argentina, el caudal del río Iguazú fue aumentado por el lado brasileño en la medida de lo posible. La sequía en la región tiene proporciones históricas: desde junio de 2019, las precipitaciones en toda la región vienen bastante por debajo del promedio histórico.
Según la última "Resenha Energética Brasileira", publicada por el Ministerio de Minas y Energía de Brasil en mayo de 2019, con datos actualizados a 2018, la matriz eléctrica del país que ahora gobierna Jair Bolsonaro depende en un 61,6% de la energía hidroeléctrica, que es la fuente de generación más barata disponible.
Al depender del agua para generar energía a bajo costo,Brasil contuvo ese recurso escaso en sus represas y contribuyó al bajo caudal de los ríos, aunque lo determinante fue el hecho natural de la sequía.
En un documento del Instituto Nacional del Agua (INA) fechado el pasado martes 7 de abril, se resume que "resulta muy significativa la reducción de las lluvias sobre casi toda la alta cuenca del río Paraná
en Brasil, la cuenca del río Iguazú y toda la cuenca del río Uruguay".
"Se destaca que los núcleos de lluvia más importantes son muy erráticos y no hay una persistencia de eventos en ninguna subcuenca. La gradual disminución de los montos acumulados de lluvia va acentuando el cuadro general de sequía y bajantes. La persistencia de este escenario obliga a comparar con situaciones precedentes en la historia registrada de los últimos 50 años", se amplía en el documento del Ministerio de Obras
Públicas.
"Como dato adicional, cabe mencionar que 2020 es el tercer verano consecutivo sin alcanzar niveles operativos normales en dichos embalses, obligando a una reducción de las descargas de todo el sistema", se agrega.
El pronóstico no es auspicioso: en Rosario, el polo de donde parten las exportaciones agropecuarias de Argentina al mundo, el nivel del Río Paraná estará por debajo del metro de profundidad (0,98 metros), mientras que la próxima semana se ubicaría en apenas 90 centímetros.
.

La marcha al puente por UPM suspendida, lógicamente

Protesta por la pastera UPM: la Asamblea Ciudadana Ambiental suspendió la marcha al puente

Fecha de Publicación
: 14/04/2020
Fuente: Análisis Digital
Provincia/Región: Entre Ríos


La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú suspendió la tradicional marcha de protesta “Abrazo al río Uruguay”, que a fines de abril se realiza para protestar por la presencia contaminante de la pastera UPM (Botnia) y en defensa de la vida.
La decisión se adoptó en el marco del distanciamiento social, preventivo y obligatorio que la comunidad debe guardar de acuerdo a los lineamientos establecidos en el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20.
Además, hay que tener en cuenta que si bien la prórroga de la cuarentena es extendió hasta el 26 de abril de acuerdo a lo dictado en el DNU N° 335/20, coincidente con la fecha establecida en un principio para realizar la movilización, los asambleístas decidieron ser prudentes y reforzar todos los mecanismos de prevención para evitar la transmisión del coronavirus; además de existir la posibilidad cierta de que la cuarentena vuelva a prorrogarse.
Lo otro que aclararon es que si bien no habrá marcha al puente, se propondrán una serie de movilizaciones creativas sin violentar la cuarentena ni lesionar el aislamiento obligatorio. La idea es compartir a través de las redes sociales y los medios de comunicación masiva la proclama que se lee al final de la movilización al puente e incluso compartir algún otro material de difusión como una especie de documental audiovisual, entre otras iniciativas que irán madurando en las próximas jornadas.
.

Nuevos gobiernos, pasteras y tensiones

Una relación que vuelve con rispideces

Fecha de Publicación
: 29/02/2020
Fuente: Página 12
Provincia/Región: Nacional


Alberto Fernández no irá a la asunción de Lacalle Pou y todavía no se estableció cuándo se van a reunir. UPM-Botnia construirá una pastera más grande que la anterior.
Todavía no hay fecha definida para la reunión entre Alberto Fernández y el Luis Lacalle Pou, quien asumirá la presidencia de Uruguay el domingo, el mismo día que el presidente argentino abrirá las sesiones ordinarias en el Congreso. Ayer, el embajador Alberto Iribarne pasó por Montevideo para mantener los primeros contactos informales con los nuevos funcionarios y empezar a conversar sobre el encuentro. Ocurre que para armar la reunión también hay que resolver qué conversarán sobre un par de cuestiones conflictivas que Iribarne adelantó la semana pasada cuando se presentó en la comisión de Acuerdos del Senado: la muy permisiva política uruguaya respecto a Malvinas que sólo el año pasado permitió 13 vuelos militares entre las islas y Montevideo y, por otro lado, construcción de una nueva mega pastera de la finlandesa UPM-Botnia que producirá el doble que la que funciona frente a Gualeguaychú, un tema que vuelve como una maldición a la agenda bilateral.
Originalmente, estaba pautado que Alberto Fernández abriera las sesiones por la mañana e inmediatamente viajara a Montevideo para participar de la asunción de Lacalle Pou, una forma de retribuir la importante participación uruguaya en la ceremonia del 10 de diciembre pasado, que incluyó al presidente por entonces en funciones, Tabaré Vázquez, al electo Lacalle Pou y al ex presidente José Mujica. Pero a partir de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunciara que esperaba encontrarse en Montevideo con Fernández, el presidente argentino puso su participación en duda hasta que quedó definitivamente descartada. Hubo más de un motivo para la suspensión. Uno, fue no aparecer cumpliendo los deseos de Bolsonaro, quien lo viene destratando desde hace tiempo. Otro, no opacar con otras noticias el mensaje de apertura de sesiones que dará el domingo, al que le quiere dar relevancia. Todavía no está definida la delegación que viajará en su reemplazo a Uruguay, se supone que encabezada por el canciller Felipe Solá.
De los contactos que ayer mantuvo Iribarne -todo informal porque todavía no salió el decreto designándolo embajador- no avanzaron demasiado en el armado de la reunión. Cerca del embajador aseguraban que no había rispideces en la agenda bilateral, pero cuando se presentó en la comisión de acuerdos hizo un repaso de la relación en la que detalló los problemas que debería afrontar, con la nueva pastera en primer lugar. El tema ya signó el vínculo durante el mandato de Néstor Kirchner, cuando Alberto Fernández era el jefe de Gabinete. En aquel momento la controversia escaló hasta la Corte Internacional de La Haya, que emitió un fallo que habilitó la pastera aunque sometiéndola a una serie de controles.
En esta ocasión, según detalló Iribarne en su mensaje en el Senado, nuevamente Uruguay no cumplió con el requisito de avisar previamente sobre la obra a la CARU (Comisión Administrativa del río Uruguay), el ente binacional por el que debe pasar cualquier novedad que se registre en la vía hídrica. La pastera se ubicará en la localidad de Paso de los Toros, en la orilla del río Negro, que 200 kilómetros después desemboca en el río Uruguay. El portal La Politica Online informó ayer que un reciente estudio de la CARU reveló valores de contaminación superiores a los establecidos en 13 parámetros del río Uruguay. Así que las perspectivas no son nada buenas para cuando comience a funcionar la nueva planta, cuyas obras comenzarán este año, con fecha de inicio de producción prevista para 2022.
Lo llamativo es la dimensión de la obra prevista, anunciada como la mayor inversión extranjera directa de la historia de Uruguay, de unos 3 mil millones de dólares. También reconstruirán el puerto, harán rutas y viviendas en los alrededores, con lo que la cifra final se elevaría hasta los 4 mil millones, lo que representará el 1 por ciento del PBI uruguayo. Cuando esté lista, la UPM-Botnia 2 producirá el doble que la planta anterior, más de 2 millones de toneladas de pasta de celulosa. La instalación seguramente volverá a abrir la discusión acerca de la radicación de industrias contaminantes de países desarrollados en esta parte del mundo. El año pasado, cuando hizo el anuncio de la inversión Tabaré Vázquez ironizó al respecto. "Se decía que nacerían niños con dos cabezas, habría aumento del número de cáncer o leucemia, pero pasaron doce años y no sucedió nada de eso", dijo el ahora ex presidente.
La otra rispidez -"diferencias de muy baja intensidad", la llamó Iribarne para no empezar con el pie izquierdo- tiene que ver con la relación con el gobierno de Malvinas. Iribarne habló de la existencia de "un importante lobby británico" en Montevideo que posibilitó que se dejaran de lado algunas exigencias. Por ejemplo, que sólo durante el año pasado hubiera 13 vuelos militares de Malvinas, lo que motivó una protesta formal por parte de la Cancillería. Se supone -Iribarne habló de un "acuerdo tácito"- que esos vuelos solo pueden hacer escala en un país del continente en caso de una emergencia, pero no para reabastecerse ni nada por el estilo. En el entorno de Felipe Solá aseguran no haber tocado el tema cuando se reunió la semana pasada con Ernesto Talvi, quien será su par uruguayo. Pero la cuestión será otro de los asuntos a discutir por los presidentes.
.

Gualeguaychú no realizará el "Grito Blanco" este año

Finalmente el "Grito Blanco" de Gualeguaychú no se realizará

Fecha de Publicación
: 16/11/2019
Fuente: El Once
Provincia/Región: Entre Ríos


Tras dos postergaciones, una por mal tiempo y otra por un paro docente, la XV edición del Grito Blanco no se realizará este año. De todas maneras, cada escuela hará una muestra de trabajos sobre el cuidado del medio ambiente.
El XV Grito Blanco, organizado por la Asamblea Ciudadana Ambiental, no podrá hacerse en lo que resta del ciclo lectivo actual.
Vale recordar que la marcha que realizan todos los años las escuelas de la ciudad del sur entrerriano a favor del medio ambiente y en contra de la contaminación, sufrió este año dos postergaciones. La primera fue el 4 de octubre a causa de la lluvia y la segunda, el viernes 8 de noviembre a causa del paro nacional de CTERA debido a la represión de los maestros chubutenses, al que adhirieron los gremios docentes entrerrianos.
Si bien todavía se barajaba la posibilidad de su concreción, todo dependía de que los establecimientos educativos tuvieran un día disponible para hacerlo. En este sentido, pasado el mediodía de este lunes, se confirmó que el Grito Blanco, como manifestación pública, no se realizará. En cambio, cada escuela hará una muestra de los trabajos realizados sobre el cuidado del medio ambiente y en apoyo a la paz en el mundo.
Desde la Asamblea ciudadana ambiental se destacó el trabajo hecho por docentes y alumnos, con vistas a este evento que tiene a los escolares por protagonistas. Realizaciones que ahora se mostrarán en cada establecimiento educativo, indica El Argentino.
.

Iniciativa binacional para control de espacios compartidos

Acuerdan la construcción del laboratorio ambiental

Fecha de Publicación
: 26/10/2019
Fuente: La Calle
Provincia/Región: Entre Ríos


Con la presencia del presidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Mauro Vazón, y el vicepresidente de la Delegación Uruguaya, Rogelio Texeira, fue rubricado el contrato para desarrollar el proyecto ejecutivo del Laboratorio Ambiental Binacional.
Los arquitectos Martín y Marcelo Gualano serán los profesionales a cargo de la tarea, quienes resultaron ganadores del concurso público binacional de anteproyectos arquitectónicos, finalizado en junio, en el que participaron más de 90 equipos de ambos países.
La creación del laboratorio binacional fue acordada en enero de 2016 por los presidentes de la República Argentina, ingeniero Mauricio Macri, y de la República Oriental del Uruguay, doctor Tabaré Vázquez.
Fue con el objetivo de apoyar el control ambiental de espacios de interés compartido de ambos países y constituirse en una referencia científica y analítica con reconocimiento a nivel regional e internacional que permita determinar la calidad ambiental del ecosistema agua, sedimento y biota, para la definición de medidas de prevención, conservación y mejora de la calidad del agua del río.
El cometido esencial es dar soporte a los programas de monitoreo en el río Uruguay, realizando además las investigaciones y desarrollos de interés y otros programas que los Estados parte acuerden, además, de ser necesario prestar servicios a terceros.
.

Acuífero Guaraní en peligro por desmontes en reserva



El desmonte de una reserva pone en riesgo de contaminación al Acuífero Guaraní

Fecha de Publicación
: 18/09/2019
Fuente: El Territorio
Provincia/Región: Nacional


Un estudio, encargado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), registró la desaparición de 800.000 ejemplares de árboles autóctonos de una reserva natural de Paraguay, en los últimos cinco años. Esto tiene lugar en varios sectores dentro de la reserva natural privada Morombí y afecta a 3.000 hectáreas, según explica Óscar Rodas, gerente de Cambio Climático de WWF Paraguay, en una nota publicada en el sitio web del diario Ultima Hora del vecino país.
Una serie de funestos efectos –menciona Rodas– acarrearía esta indiscriminada tala ilegal que se viene denunciando desde 2014. La vista satelital avizora un panorama dantesco: desde la desaparición de toda la biodiversidad, flora y fauna de la zona (hogar del yaguareté, Panthera onca, especie en peligro de extinción) hasta la contaminación de humedales tributarios de una de las más grandes reservas mundiales de agua dulce.
Ocurre que dentro de esta reserva existen dos lugares de recarga del Acuífero Guaraní, la segunda reserva del agua dulce más importante del mundo. El experto explica que los sitios de recarga son el “filtro natural”, donde penetran las aguas al subsuelo y recarga al acuífero que Paraguay comparte con Brasil, Argentina y Uruguay. “El acuífero es como una gran bolsa de agua que si se elimina el bosque que protege las zonas de recarga, puede contaminar el acuífero y eso ya es irreversible”, advierte.
De las 33.000 hectáreas que tiene Morombí, 25.000 hectáreas “son puro bosque, lo más diverso que se tiene en esta parte del continente, incluso más que el Amazonas en cuanto a árboles nativos, señala Rodas. El resto son humedales que sirven de afluente al depósito subterráneo de agua.

Daño irreparabla
El estudio señalado al inicio, elaborado por la ingeniera forestal Victoria Soerensen, da cuenta de que al menos 400 árboles por día se han perdido en Morombí. “Es un daño grave a un patrimonio natural genético. Queda todavía un sector oeste de la reserva bastante íntegro; pero al ritmo que va eso podría quedar totalmente afectado en menos de dos años”, alerta Rodas.
Tanto al noreste como al sureste de la reserva son los puntos más afectados ante la ocupación y actividades ilícitas (carboneras y plantaciones de marihuana). “Este proceso de depredación provocará que la reserva pierda su equilibrio natural e ingresará en un proceso de degradación de bosque que puede ser definitivo; no va a poder recuperarse porque los árboles de mayor tamaño van a ser talados”, dice y pasa a enumerar las consecuencias que se avizoran si no se detiene la tala.
“Produciría un desequilibrio en el clima, una pérdida en la calidad de los recursos hídricos, colmatación de manantiales, la contaminación de acuíferos, pérdida de vida silvestre (yaguareté, yvyra campana), de recursos genéticos para desarrollar emprendimientos agroforestales sostenibles con la comunidad”, enumera.
WWF hizo un estudio que arrojó que el Bosque Atlántico es una de las 200 ecorregiones más importantes a nivel del planeta en cuanto a diversidad biológica. “Eso da para dimensionar lo que estamos perdiendo desde el punto de vista ambiental y cultural”, sostiene.

Evitar la catástrofe
El camino para evitar la catástrofe –plantea– es el “diálogo” entre las autoridades del Gobierno y los pobladores de la zona de amortiguamiento de la reserva. “Finalmente, las poblaciones rurales, las familias campesinas, si llegan a un diálogo con los administradores de Morombí, el Gobierno establece un diálogo, ese potencial ambiental (agua, clima, yerba mate, hierbas medicinales del bosque, ka’a he’ê) puede ser aprovechado de una manera racional”, postula sobre lo que llama “productos no maderables” del bosque; así también se pueden usar los recursos con fines turísticos e investigación científica.
Recuerda que los municipios tienen el mandato de promover un plan de desarrollo sostenible para mejorar la calidad de vida a largo plazo de sus poblaciones. “Hay que cambiar el paradigma de tumbar bosques para satisfacer necesidades muy a corto plazo y dejar de lado la planificación”, concluye.
.

Entre Rios: repudio de la Asamblea a declaraciones de Bordet



La Asamblea Ciudadana repudió declaraciones de Bordet sobre la lucha contra UPM Botnia

Fecha de Publicación
: 04/09/2019
Fuente: Analisis Digital
Provincia/Región: Entre Rios


En la inauguración del nuevo Consulado de Uruguay en Paraná, el miércoles 28 pasado, el gobernador, Gustavo Bordet, junto al actual canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa y el nuevo cónsul Darío Estades, entre otros funcionarios, descalificó el accionar de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ante el conflicto no concluido por la instalación de la pastera de Botnia en Fray Bentos.
Dijo Gustavo Bordet: “Siempre tuve una posición claramente definida a favor de no cortar los vínculos y puentes, sino tender lazos de unión, no podíamos permitir que se corten las relaciones bilaterales entre dos pueblos. No podíamos permitir estar separados por una disputa absolutamente estéril y esto nos permitió generar lazos de confianza entre intendentes uruguayos y argentinos”.
Al respecto, la Asamblea sostuvo: “Lo primero que debiera entender de una vez y para siempre el gobernador Bordet es que a pesar de los años transcurridos desde que la Corte Internacional de Justicia emitiera su fallo sobre la pastera de Fray Bentos, el conflicto por el funcionamiento de dicha planta a orillas del Río Uruguay no ha concluido y permanece latente”.
El canciller uruguayo Nin Novoa ha dicho que la planta de celulosa de Fray Bentos “no está contaminando o contamina mínimamente si se puede decir de esa manera”, lo cual es falso y fácilmente demostrable con la documentación en poder de la Asamblea y que la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) no hace pública. El ex vicepresidente del vecino país también afirmó que, en relación con la segunda planta de celulosa finlandesa a construirse a orillas del río Negro y que va a contaminar el curso del río Uruguay, “se están tomando muchos más recaudos”.
“Nin Novoa miente y lo hace con absoluta impunidad: el análisis del Estudio de Impacto Ambientad de la nueva planta de celulosa UPM2 se hizo en apenas ocho meses, encabezados por el siempre ubicuo ex vocal y presidente de la CARU, Eduardo Lorenzo”, advirtió la Asamblea.
“Los más de 100 documentos uruguayos en poder de la Asamblea de Gualeguaychú –algunos de ellos decretos secretos- así lo prueban”, agregaron.
También los asambleístas recordaron que el nuevo cónsul Estades en el año 2006, confeccionó dos Informes de Inteligencia que fueron remitidos por los servicios de espionaje militar al presidente Tabaré Vázquez, alertando de posibles “sabotajes” a la planta de Fray Bentos. Una copia de esos informes incluso llegó a los archivos del famoso Programa X de la Gendarmería Argentina, cuya existencia fue denunciada y luego comprobada por la Justicia Federal de nuestro país. La ex ministra de Defensa uruguaya en aquellos años, Azucena Berruti, dio testimonio de tan graves sucesos. Estades y Daniel Dimasi, quien figuraba como funcionario de la CARU en el Puente Internacional General San Martín, aunque en realidad era un agente de Inteligencia.
El actual Cónsul uruguayo en Paraná, Estades y su colega Dimasi se infiltraron más de una vez entre los manifestantes que mantenían el corte de la Ruta Nacional N° 136.
.

Los incendios en el Amazonas y como afecta a Argentina



Cómo van a afectar a Argentina los incendios en el Amazonas

Fecha de Publicación
: 24/08/2019
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Nacional


El especialista de Greenpeace Hernán Giardini le contó a Clarín todo lo que podría ocurrir en el país como consecuencia del fuego descontrolado.
70 mil focos de incendio, 500 mil hectáreas arrasadas por las llamas y una pérdida que ya comienza a afectar al mundo entero. La primera imagen contundente de las consecuencias del fuego descontrolado en el Amazonas se vivió en San Pablo este miércoles donde, a las 3 de la tarde, los ciudadanos fueron testigos de un precoz anochecer. Fue a causa de la enorme cortina de humo que provenía del incendio, pero ésto es sólo el comienzo de la pesadilla climática que se viene.
"Lo primero que puede pasar y hay que tener en cuenta es que los incendios van a estar emitiendo gases de efecto invernadero, lo que va a sumar gravedad al cambio climático. Eso va a tener impacto en todo el planeta porque se va a generar un aumento de la temperatura a nivel global. Es decir un mayor derretimiento de glaciares, lluvias, crecimiento de los niveles del mar, sequías y calores extremos", explica a Clarín Hernán Giardini, especialista de Greenpeace.
Según su testimonio, también habrá consecuencias directas en nuestro país: "La destrucción del bosque te cambia el régimen de lluvias porque se modifica el sistema de evaporación. De esta manera las épocas de lluvias y el tipo de precipitaciones pueden alterarse. Se podrían repetir esas grandes tormentas cada vez más seguido. Por otro lado, al no haber vegetación la tierra ya no funcionará como esponja y eso va a generar un mayor nivel de inundaciones. El caudal de agua que llegaría desde los ríos del Amazonas a nuestro territorio vendría con mayor violencia".
Giardini remarca que será fundamental lo que suceda en el verano cuando el calendario marca el momento del año en el que más llueve en aquella zona: "Hay que ver cuánto nivel de lluvia tenemos en esa época".
El humo también llegará a Argentina. Si bien sólo afectaría a las provincias del norte del país y no se trata de un gas tóxico, las personas con problemas respiratorios seguramente se verán afectadas. Aunque se espera que no se extienda por mucho tiempo.
En cuando a la biodiversidad, la pérdida de flora y fauna ya es una realidad. Según cifras del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) ya se quemaron la mitad de las hectáreas que se incendian en todo el año en Brasil. En total hay 70 mil focos de incendio, un 145% mayor a lo que se registró en 2018.
¿Los responsables del desastre? "Se reparten la culpa entre el gobierno de Brasil y los productores de soja, que habían anunciado públicamente que iban a salir a quemar tierras. Lo definieron como 'días de fuego' y los usan para, como dicen ellos, 'limpiar el campo'", indicó Giardini, quien también apuntó hacia las políticas de Bolsonaro: "Se desfinanciaron los cuidados de los bosques y hubo cambios que afectaron al instituto que analiza la deforestación en el país".
Por último, opinó: "El gobierno de Brasil tiene que tratar de salir a apagarlos. Frenar todo lo que se pueda y que esto no se vuelva a repetir, que se tome un compromiso. Lo más importante es cambiar el discurso: están diciendo que está bien hacer estos incendios y se está premiando a los que los hacen. Eso tiene que cambiar de manera urgente".
.

Botnia: cancilleres acuerdan entrega de documentos técnicos

Según Faurie, “en 6 meses se conocerá el resultado del monitoreo de la desembocadura del río Negro”

Fecha de Publicación
: 15/08/2019
Fuente: Maxima On Line
Provincia/Región: Entre Ríos


Tras reunirse con su homólogo uruguayo Rodolfo Nin Novoa, el Canciller argentino también se refirió a la entrega de la documentación técnica sobre el proyecto de la nueva pastera de Botnia
Durante la conferencia de prensa celebrada el pasado jueves en Montevideo tras la reunión mantenida por Rodolfo Nin Novoa y Jorge Faurie, cancilleres uruguayo y argentino respectivamente,  el responsable de las Relaciones Exteriores de nuestro país manifestó  textualmente que “el recurso sobre el río Uruguay es un tema muy importante y recientemente hemos coincidido en la definición de los puntos de monitoreo de la calidad de aguas, en Concordia y también en la desembocadura del río Negro sobre el río Uruguay que nos va a permitir en un lapso prudencial de tiempo estimado en aproximadamente seis meses, disponer de la primera evaluación de calidad de aguas en esa zona” (1).
El canciller uruguayo Nin Novoa, durante la reunión con su par argentino, había confirmado que Uruguay entregará a la Delegación Argentina ante Comisión Administradora del Río Uruguay (DACARU), toda la información técnica relativa al proceso de habilitación ambiental de la planta de UPM 2 que se construirá en el departamento de Durazno, a orillas del río Negro. En tal sentido, Faurie, expresó: “Creo que el ofrecimiento del Gobierno uruguayo de compartir información relevante que vamos a recibir, será para desmitificar cuál es la realidad de lo que se está haciendo” (2).
La supuesta “desmitificación de la realidad” que mencionó el canciller Faurie, se da de bruces con la precariedad y las inconsistencia en los argumentos esgrimidos por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA)  para recomendar otorgar la Autorización Ambiental Previa (APP) al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente uruguayo. Un documento oficial uruguayo que está fechado el 14 de mayo de este año pero que sin embargo, se mantuvo en secreto hasta el 26 de julio último, día en que se hizo público por parte del Gobierno de Tabaré Vázquez. Pero no sería ese el único documento que el Gobierno uruguayo ocutó bajo siete llaves a propósito del proceso de negociación con Botnia para la instalación de su segunda planta de celulosa en el vecino país.
El 8 de mayo pasado, uno de los representantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, en presencia del Intendente de nuestra ciudad Martín Piaggio y varios de sus funcionarios, mostró al Subsecretario de Asuntos de América de la Cancillería, Leopoldo Francisco Sahores, copias de dos Resoluciones Secretas firmadas por el presidente Vázquez. Una de ellas se refería a una enmienda realizada al Acuerdo original firmado con los finlandeses en noviembre de 2017 y la restante autorizaba tres perforaciones en el Acuífero Guaraní durante la fase de construcción de la futura pastera. El titular de la CARU, Mauro Vazón y otros tres funcionarios de la Cancillería estaban presentes y también vieron ambos documentos. (3)
En el Informe Final de la DINAMA sobre el Estudio de Impacto Ambiental de UPM 2, consta por escrito y con la firma de siete especialistas de dicho organismo encabezados por Eugenio Lorenzo, que los finlandeses no presentaron el preceptivo plan de gestión ambiental para la fase de operación de la planta y tampoco explicaron cómo controlarán y monitorearán los efluentes.
El informe técnico de la DINAMA también advirtió que "la información presentada por los proponentes (UPM) durante todo el proceso ha sido despareja en cuanto a su nivel de calidad, y que varias definiciones sustantivas fueron presentadas de forma tardía, entorpeciendo el proceso de evaluación" y también afirmaron que "corresponde mencionar que la actitud de la empresa durante el proceso no ha sido siempre proclive a la presentación de la información necesaria solicitada". (4)
La DINAMA, durante el período de evaluación del Estudio de Impacto Ambiental, que se prolongó entre los meses de octubre de 2018 y marzo de este año, solicitó a UPM la presentación de un monitoreo de las condiciones actuales del río Negro, de las aguas subterráneas, del suelo y del aire, para tener una referencia para comparar con la situación cuando la planta esté operando. Los finlandeses jamás presentaron esos estudios (5).
Es de esperar que los técnicos argentinos de la CARU, a la hora de estudiar la documentación que proporcionará Uruguay, tomen debida nota de éstas y otras graves irregularidades en torno a la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental y al otorgamiento del permiso concedido a UPM para iniciar la construcción de su segunda pastera y no sean cómplices por omisión del desastre ambiental en el río Uruguay, consentido y autorizado por las autoridades del vecino país.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs