Mostrando entradas con la etiqueta Litoral Argentino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Litoral Argentino. Mostrar todas las entradas

Aprovencharon la bajante para limpiar la costa del Paraná



Extraen más 93 mil kilos de residuos de la costa del Paraná

Fecha de Publicación
: 02/06/2020
Fuente: Noticias del 6
Provincia/Región: Misiones


En el marco de las acciones para lograr una ciudad amigable, más limpia y linda, la Municipalidad de Posadas puso en marcha durante esta semana un operativo de limpieza en la orilla del Río Paraná, en el tramo este del Parque Costanera.
Los operarios municipales retiraron hasta el momento nueve cargas de camiones, lo que representa más de 93 mil kilos de residuos, entre los que se encontraban troncos, vasos, botellas plásticas, entre otros.
Más allá de los trabajos que ejecuta la Comuna, se busca generar conciencia en la comunidad de que todos los residuos sueltos que quedan en la vía pública a través de los sistemas pluviales terminan contaminando el Paraná.
.

Advierten del impacto de la bajante extraordinaria del Paraná



La bajante extraordinaria del río Paraná deja una estela de destrucción, alerta un experto

Fecha de Publicación
: 29/05/2020
Fuente: Telam
Provincia/Región: Litoral Argentino


El doctor en Ciencias Biológicas e investigador principal del Conicet Juan José Neiff anticipó que la situación podría prolongarse hasta fines del verano y que ya está generando un impacto ambiental y socieconómico negativo en el nordeste y en otras regiones del país.
 La bajante extraordinaria del río Paraná podría prolongarse hasta fines del próximo verano y ya está generando un impacto ambiental y socieconómico negativo en el nordeste y en otras regiones del país, afirmó el doctor en Ciencias Biológicas e investigador principal del Conicet Juan José Neiff.
El científico, magister en Ecología Acuática Continental, aseguró además que un caudal tan bajo no se registra hace 51 años y consideró, en diálogo con Télam, que "faltan gestiones permanentes" para menguar las consecuencias de estas situaciones críticas.
"Esta bajante extraordinaria, por sus características, la duración y los niveles muy bajos de caudales, no se presenta hace 51 años", aseguró y mencionó que la medición en el puerto de Corrientes roza los 0,80 metros, cuando lo usual debería ser superior a los 2 metros.
La escasa cantidad de agua del Paraná deja al descubierto postales inauditas de barcos encallados, veleros y embarcaciones en el puerto de Corrientes estacionadas sobre la arena, cardúmenes cerca de la costa y hasta niños jugando en zonas del cauce que antes eran profundas.
 Además, la bajante expuso algunos de los tesoros que permanecían ocultos bajo las aguas, como el hallazgo del barco llamado Parténope que había naufragado hace más de un siglo y medio (en 1867), en cercanías de las costas de la localidad correntina de Itá Ibaté y cuyos restos quedaron visibles ahora, con este descenso único.
Para Neiff, que estuvo al frente del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL) del Conicet y la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) durante 30 años, este fenómeno se debe principalmente a la falta de lluvias en la cuenca del Plata, en el alto Paraná y alto Paraguay desde el año pasado, al fenómeno de La Niña, un período de sequía.
"Las lluvias de primavera y verano que provocan la creciente del Paraguay y llegan en invierno a esta zona, no ocurrirá este año, debido a la bajante extraordinaria que afecta a este río", precisó.
En similar sentido, señaló que las precipitaciones "fueron también muy escasas en la cuenca del Iguazú que normalmente tiene un caudal de 1500 metros cúbicos por segundo y ahora es solo de 300 metros cúbicos por segundo, con lo cual, tampoco llegará este año una crecida del Iguazú".
Por otra parte, el científico aludió al impacto ambiental y también socioeconómico que la extraordinaria bajante del río Paraná causa en la región nordeste.
"Problemas en la navegación, desmoronamientos en el canal y a veces también de las barrancas laterales al curso del río, por pérdida de estabilidad en el suelo, son solo algunos", enumeró Neiff.
Estos cambios por el escaso caudal también generan, según el doctor en Ciencias Biológicas, dificultades en lo económico "porque los barcos no pueden cargar la totalidad de sus bodegas y la carga se reduce a un 30 por ciento, lo que genera pérdidas millonarias en el agro de una vasta región, en momentos en que los precios internacionales de los granos tienen una importante caída".
"Además, se están produciendo inconvenientes en las tomas de agua para consumo de algunas ciudades, porque hay algas (cianobacterias) que pueden hacer variar el gusto y el color e incluso, pueden producir sustancias tóxicas como las cianotoxinas, que implicarían mayores costos en el tratamiento de potabilización del agua", explicó el ex profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNNE.
Pero las consecuencias naturales de la bajante no se agotan en la calidad del agua, sino que incluyen a la fauna íctica, seriamente afectada.
"Por la sequía extrema muchos peces están varados y no alcanzan a llegar al cauce", graficó Neiff y explicó que la falta de reclutamiento debida a los desoves, los peces no llegan a las lagunas laterales al curso, donde cumplen sus primeras etapas de vida".
Añadió que "la mortandad de muchos peces cuando las lagunas y arroyos se secan producen bajas poblacionales importantes, cuyo impacto se trasladará a la actividad turística de las provincias del nordeste en las que la pesca recreativa es una de las principales motivaciones".
"A este estrés que impone la naturaleza a los peces, se agregan los efectos de la pesca depredatoria, que provoca daños de gran magnitud, especialmente en una bajante como ésta", precisó.
En este sentido, lamentó que las provincias que comparten el río Paraná no hayan sido coincidentes en las políticas proteccionistas para defensa de los recursos naturales: "En Corrientes, Chaco y Misiones la pesca está totalmente prohibida, mientras que en Entre Ríos y Santa Fe, se resisten a tomar esta medida porque eligen favorecer a un grupo de empresas, generando una actividad brutal y una gran depredación", cuestionó el científico en declaraciones a Télam.
Así, para Neiff, "estas crisis pone de relieve la falta de gestión permanente, como el mantenimiento del dragado, la creación de fuentes alternativas de tomas de agua o la unificación de criterios racionales para el manejo de la pesca".
.

El Paraná crece en algunas zonas y en otras profundiza su baja



El Río Paraná volvió a bajar y marcó récord en Santa Fe: 48 cm en el puerto

Fecha de Publicación
: 22/05/2020
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Litoral Argentino


El nivel del río descendió 7 cm en las últimas horas. El INA espera un repunte para fin de mes por la liberación de agua en Itaipú. Sin embargo, advierten que sin lluvias en el sur de Brasil el panorama de bajante continuaría.
Tras tres días de quietud, el Río Paraná vuelve a bajar su nivel en la ciudad de Santa Fe. En el puerto local, la medición nocturna arrojó 48 cm. Es decir, descendió 7 cm desde el registro del miércoles por la mañana.
De esta manera, el río llega a una altura que se vio por última vez hace 50 años en la región. Lo mismo ocurre en otras localidades como Paraná donde el nivel es de apenas 14 cm. Un poco más al sur, en Rosario midió 16 cm.
Cabe recordar que el marcado descenso comenzó a fines de febrero cuando la altura fue de 2,99 mts y desde entonces fue “perdiendo” centímetros. El 15 de marzo marcó 2,28 mts; quince días más tarde llegó a 1,90 mts; a mediados de abril bajó a 1,08 mts y posteriormente rompió el piso del metro para estacionarse por debajo y continuar bajando hasta los 48 cm de este jueves 21 de mayo.

Qué dice el INA
Como todas las semanas, el Instituto Nacional del Agua difundió este martes su informe con las proyecciones de altura del río Paraná para los próximos días. Para el 26 de mayo se estima que el nivel podría repuntar hacia los 70 cm. Mientras que para el 2 de junio la altura llegaría a los 97 cm.
En el reporte se explica que “se propagará en los próximos días la descarga adicional que está realizando Itaipú, la que favorecerá temporariamente las condiciones de navegación en el río Paraná”.
Sin embargo, aclaran que “la futura evolución de los niveles en este tramo del río dependerá fuertemente de la distribución espacial y montos de las lluvias. La tendencia climática sigue siendo desfavorable”.
Por último, remarcan: “Las conversaciones formales con los países vecinos se mantendrán en las próximas semanas, concentrando la atención en el caudal entrante al tramo argentino del río Paraná”.
.

Reactivan un plan para el delta del Paraná



Se reactiva un plan para la conservación y el aprovechamiento sostenible del delta del Paraná

Fecha de Publicación
: 18/05/2020
Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible
Provincia/Región: Litoral Argentino


Se trata del PIECAS, un modelo integral y estratégico para promover acuerdos interjurisdiccionales ligados a este ecosistema. Había sido abandonado durante los últimos años.
Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, se convocó a una reunión de autoridades ambientales con el objetivo de retomar el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Río Paraná (PIECAS), iniciado en 2008, a causa de los incendios en las islas del delta. Consiste en un modelo de gestión que busca superar los abordajes parciales y facilitar compromisos entre las jurisdicciones involucradas en un mismo ecosistema compartido, además de fortalecer al conjunto para llevar adelante las iniciativas de sostenibilidad necesarias.
La iniciativa es liderada, dentro de la cartera de Ambiente, por la Dirección Nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio, a cargo de Abelardo Llosa, que forma parte de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales. A partir de las condiciones de bajante histórica del río Paraná, de los recientes focos de incendios y de otros impactos ambientales derivados se torna necesaria la activación del Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para atender y coordinar acciones de prevención en la coyuntura y también avances en temas estructurales de mediano y largo plazo. El desafío inmediato consiste en el abordaje coordinado de los temas vigentes —como pesca, incendios y cuidado de la fauna— y, en el corto plazo, la ratificación de los lineamientos estratégicos del plan y el establecimiento de pautas generales, marcos regulatorios coordinados para actividades de alta presión, guías de sostenibilidad para actividades productivas, entre otras acciones.
Esta iniciativa constituye un ejercicio poco común de laboriosa y democrática construcción, que vuelve a ponerse en marcha para garantizar la sostenibilidad del delta del río Paraná, como territorio de humedales, hábitat de alta biodiversidad, principal fuente de agua dulce superficial del país, escenario de la historia argentina y ecosistema proveedor de servicios a la mayor concentración de población en argentina ubicada en el eje costero, urbano e industrial que comprende a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y a localidades de la provincia homónima y de Santa Fe.
Cabe recordar que, en sus inicios, se realizaron reuniones y talleres participativos, se efectuó un abordaje científico que incluyó a universidades públicas e institutos de investigación y se firmó una carta de intención para la conformación del PIECAS, de la que participaron las autoridades políticas provinciales y nacionales. Este esfuerzo implicó un acuerdo político interjurisdiccional, consensuado sobre bases técnicas y científicas, para promover el cuidado del ecosistema y la sostenibilidad ambiental de las actividades productivas y recreativas llevadas a cabo.
En el encuentro participaron, por parte de la cartera de Ambiente nacional, la secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales, Alejandra Moreyra; la subsecretaria Interjurisdiccional e Interinstitucional, Florencia Gómez; Abelardo Llosa y la directora nacionales de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos, Gabriela González Trilla. También estuvieron en el encuentro la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet; el secretario de Ambiente de Entre Ríos, Martín Barbieri; y el director ejecutivo del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) de la provincia de Buenos Aires, Juan Brardinelli.
.

El Paraná sigue sufriendo la bajante



El río marcó un nuevo mínimo histórico en Paraná y bajaría todavía más

Fecha de Publicación
: 14/05/2020
Fuente: El Once
Provincia/Región: Litoral


Pronósticos del INA dan cuenta de que podría descender hasta los 35 centímetros en la capital entrerriana. Anuncian que los niveles en todo el Paraná "se mantendrán oscilando durante las próximas semanas en mínimos de los últimos 50 años".
El río Paraná registraba este miércoles una altura de 45 centímetros frente a la capital de Entre Ríos, es decir un centímetro por debajo de la marca histórica anterior que se había registrado el pasado 24 de abril. Sin embargo, eso no es todo, puesto que desde el Instituto Nacional del Agua adelantaron a Elonce que las estimaciones del organismo, "haciendo un pronóstico pesimista" dan cuenta de que podría llegar a un mínimo de 35 centímetros el 26 de mayo.
El organismo precisó que "en el norte del litoral argentino y en el sur de Brasil se espera un trimestre con condiciones deficitarias de precipitación. Al igual que en las cuencas del río Paraguay y Bermejo. Se prevén lluvias normales para el trimestre mayo-junio-julio en la cuenca del río Uruguay".
"En todo el trimestre predominarán condiciones de marcada escasez y aguas bajas. Los caudales de los grandes ríos de la cuenca se mantendrían en valores bajos y cerca de los mínimos registrados en los últimos 40 años", confirmaron desde el INA.

Ver todo el Informe
.

Tala en el Amazonas y el impacto en Argentina



El coronavirus no detiene la deforestación: la tala en el Amazonas se disparó un 50% y advierten sobre el grave impacto en el clima argentino

Fecha de Publicación
: 05/05/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Nacional


Expertos alertan que se puede repetir una temporada de incendios como la de 2019, lo relacionan con la bajante del Paraná señalan que caería el nivel de precipitaciones en la Argentina
Todo está conectado. Y a pesar de la amenaza del Covid-19 sobre el planeta, la deforestación de bosques no para. En la Amazonia brasileña se registró un 50% de tala en los primeros cuatro meses del año, en comparación con 2019. Esto no sólo empeora el escenario de incendios en los próximos meses, sino que está relacionado con la bajante extraordinaria en el Paraná y de otros ríos que forman la cuenca del Plata.
Así lo afirmó Gustavo Villa Uría, subsecretario de Obras Hidráulicas de la Nación, quien señaló que “la temporada de lluvias está terminando en Brasil y casi no llovió” y que el cambio climático “está cumpliendo un papel dentro de eso”. “La deforestación en Brasil tiene un efecto innegable”, explicó el funcionario a la agencia Reuters. Las selvas como el Amazonas generan lo que se conoce como ríos voladores y la tala o los incendios interrumpen y cambian la dinámica de ese proceso.
“Los árboles, con el proceso de evapotranspiración, emiten vapor de agua en la atmósfera. Multipliquemos cada árbol por los 6,7 millones de km2 de bosque que generan ese vapor de agua, de allí el concepto de ríos volantes o voladores. El fuego o la deforestación rompen esas bombas de agua y expone el suelo directo a la gota de lluvia, que en esa zona son muy abundantes. Se pierde agua, se pierde suelo y se genera un ambiente distinto para las especies. Es una dinámica muy compleja”, explicó a Infobae Manuel Jaramillo, director ejecutivo de Vida Silvestre Argentina y recuerda que el bosque almacena el 10% del carbono del planeta.
“Cuando en una cuenca se altera o se cambia el uso del suelo, se deforesta o se quitan los pastizales naturales y se ponen cultivos agrícolas de alto rendimiento se cambian las condiciones de infiltración de la lluvia, generalmente reduciéndola, promoviendo la escorrentía. Entonces cada vez menos cantidad de agua de la que llega por las precipitaciones al suelo se infiltra y se va reservando y más cantidad de agua llega a los ríos que desaguan rápidamente”, agregó el experto.
El Paraná sufre una bajante récord en 30 años, que no sólo afecta a la navegación y a la actividad económica sino a todo el ecosistema que habita allí. Otro dato alarmante lo dio la Entidad Binacional Yacyretá que indicó que abril “culminará muy próximo a los 7.000 metros cúbicos por segundo, es decir, por debajo del 50% correspondiente a un mes de abril promedio”. Históricamente, de 1971 a 2019 el promedio del caudal para el cuarto mes del año ha sido de 14.400 metros cúbicos por segundo, detalló la compañía hidroeléctrica.
La semana pasada también se sumaron cifras alarmantes para la Amazonia: la deforestación en el primer trimestre de este año fue 51% más alta que en el mismo período del año pasado. “Cuando llegue la estación seca en el Amazonas, estos árboles talados se convertirán en combustible para quemar. Este fue el principal ingrediente de la temporada de incendios de 2019, una historia que puede repetirse en 2020 si no se hace nada para evitarlo”, explicó la investigadora Ane Alencar, directora de Ciencia del IPAM (Instituto de Investigación Ambiental del Amazonas) que lleva el registro de la deforestación en tierras públicas y privadas.
Alencar es la principal autora de una nota técnica que el instituto lanzó hace diez días, la tercera que cubre los incendios en el Amazonas. En este documento, los autores recogen las principales informaciones sobre la temporada de incendios de 2019, que causó asombro en todo el planeta, y señalan los peligros que acechan. Según ese detalle, el número de puntos de calor registrados en la región en 2019 fue un 81% más alto que el promedio entre 2011 y 2018. La mayor variación se produjo en los bosques públicos no designados: 37% más, otro importante indicio de acaparamiento ilegal de tierras.
El informe también destaca que, el año pasado, la sequía por sí sola no explicó el aumento de los incendios, a pesar de lo que el gobierno federal sugirió en su momento, ya que el volumen medio de lluvia fue normal para el período. El elemento agudo fue el aumento de la deforestación: los primeros ocho meses de 2019 mostraron un aumento del 92% en la tasa en comparación con el mismo período en 2018, según datos de Deter. “El Amazonas es un bosque húmedo y no se incendia naturalmente. El fuego tiene un culpable, y la humanidad es responsable”, dice Alencar.
A la deforestación también se suman los efectos del cambio climático, que aumentan la presión sobre el sistema. Inés Camilloni, investigadora del Conicet y autora del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) hace años estudia el fenómeno y sus impactos en la cuenca del Plata: “Las consecuencias de los incendios en el Amazonas son demoledoras en términos ambientales, sociales y climáticos y afectarán al mundo en términos de pérdida de biodiversidad y al clima”, dijo.
“Con los incendios se libera mucho dióxido de carbono (responsable del cambio climático) y se modifica el transporte de humedad que contribuye a formar la lluvia en toda la cuenca del Plata. Los cambios que se pueden generar por la pérdida de superficie boscosa en el Amazonas se podría reflejar en una menor cantidad de lluvias en nuestro país, por ejemplo”, contó en ese momento la experta.
“La humedad que nos llega tiene su origen en el océano Atlántico (en la región norte, cerca del noreste de Brasil), ingresa al continente sudamericano y a esa humedad se le suma vapor que proviene del Amazonas a través del proceso de evapotranspiración del bosque”, explicó la investigadora, para agregar que eso “produciría alteraciones en el clima regional ya que la pérdida del bosque tropical modificará el transporte de humedad a nuestra zona”.

Desmonte en Argentina
En la Argentina, el coronavirus tampoco frena el desmonte. El monitoreo de deforestación en el norte de Argentina que realiza Greenpeace, mediante la comparación de imágenes satelitales, reveló que entre el 15 de marzo y el 15 de abril se desmontaron 6.565 hectáreas, lo que equivale a la pérdida de 211 hectáreas por día.
Las provincias donde la organización ecologista realizó el monitoreo fueron: Santiago del Estero (3.222 hectáreas desmontadas), Salta (1.194 hectáreas desmontadas), Formosa (1.132 hectáreas desmontadas) y Chaco (1.017 hectáreas desmontadas), ya que concentran el 80 por ciento de la deforestación del país.
“En las últimas tres décadas perdimos cerca de 8 millones de hectáreas y somos uno de los 10 países que más destruyen sus bosques. Es irresponsable y hasta suicida que, frente a la crisis sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Más desmonte significa más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Es hora de que, de una vez por todas, paren las topadoras”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.
La importancia de este ecosistema radica en que allí se pueden encontrar 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles, 100 anfibios y más de cuatro millones de personas, de las cuales cerca del 8% son indígenas, quienes dependen del bosque para obtener alimentos, agua, maderas y medicamentos.
.

Paraná: inician campaña para preservar la fauna del río



Lanzan una campaña para preservar la fauna del río Paraná

Fecha de Publicación
: 30/04/2020
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Litoral


El Río Paraná atraviesa una bajante histórica que ya superó a la de septiembre de 1971: llegó a los 0,40 metros de profundidad, nivel que no se registraba desde hace casi 50 años .
Ante esta inédita situación, distintos proteccionistas ambientales y organizaciones mostraron su preocupación debido a que la bajante produce que la fauna íctica sea más vulnerable a la depredación.
 En los últimos días, personal de Prefectura decomisó más 1400 de redes irregulares y 600 kilos de pescados y embarcación en la ciudad de Bella Vista, Corrientes . En otros dos operativos, en Alvear y Corrientes, se incautaron 300 metros de redes, 20 anzuelos, cañas y líneas de pesca.
Luis Martínez, el joven ambientalista que es un referente provincial en temas de protección , junto con distintas organizaciones, como Fridays for Future Corrientes, APDL y Sustentabilidad Sin Fronteras, lanzaron una campaña que tiene como objetivo preservar el río y evitar su depreciación.
"Necesitamos actuar ahora, antes de que sea demasiado tarde porque estamos permitiendo un saqueo y un ecocidio a nuestra fauna íctica. Por eso, exigimos que las provincias de Santa Fe y Entre Ríos se ajusten a las normativas vigentes de las demás provincias que compartimos la cuenca del Río Paraná para resguardar y conservar nuestros recursos naturales", disparó Martínez.
La campaña consiste en publicar una foto, dibujo o cartel en Instagram o Facebook mostrando el apoyo al Río Paraná con el hashtag #UnidosParaCuidarElRio y etiquetando a @fridaysforfuture.corrientes, @luis_martinez_ambientalista_ o @apdl.argentina.
"Necesitamos que todos nos unamos para cuidar nuestro Río Paraná", concluyó el ambientalista.
.

El Paraná en estado crítico



Río Paraná. Casi no tiene agua y provoca pérdidas millonarias

Fecha de Publicación
: 29/04/2020
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Litoral


Cuando la naturaleza se impone de manera tajante, como en este caso, es poco lo que se puede hacer para hacerle frente. Lo cierto es que la producción agropecuaria es tan riesgosa como incierta porque depende factores climáticos. Hoy toca la peor bajante del río Paraná en los últimos 50 años que, según informa la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), representa una pérdida económica de US$ 244 millones para el complejo agroindustrial exportador. Es a causa de la sequía en la zona, que no tiene buen pronóstico hasta ahora.
El complejo agroindustrial exportador del Gran Rosario, que descansa sobre el Paraná, concentra el 80% de la capacidad diaria de procesamiento de soja y girasol que tiene la Argentina. Además, desde las diferentes terminales portuarias se despacharon en 2019 el 67% de los granos, el 96% de las harinas y el 93% de los aceites vegetales que exportó el país en el período, se lee en el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
Solo como ejemplo de la pérdida concreta para la economía argentina, el aceite de soja va a dejar de percibir US$86 millones como efecto castigo , porque los barcos que llegan a buscarlo a Rosario tardan más por efecto de la bajante y también porque existe el temor de que se queden varados en el río. Por cada día de demora de un buque para cargar y despachar al exterior el costo adicional es de US$ 45.000 .
Por debajo del metro de profundidad ya se habían encendido los alertas ,también porque aguas arriba se encuentra la central hidroeléctrica Yacyretá , pero ahora la bajante ya llegó a los 0,40 metros de profundidad, nivel que no se registraba desde hace casi 50 años . E ste nivel es muy inferior al mínimo de 2,47 metros que tiene que registrarse a la altura de Rosario para que Hidrovía S.A. tenga la obligación de garantizar los 34 pies de calado y se puedan cargar los buques en todo su potencial . "Esto implica enormes problemas logísticos, de transporte y de industrialización con un costo asociado de US$ 244 millones en el primer cuatrimestre de 2020 , al resentir la navegación y carga máxima de los buques y barcazas en las terminales portuarias del Gran Rosario, epicentro de la agroindustria argentina", se lee en el informe elaborado por el equipo técnico de BCR.

En 70 kilómetros, 29 terminales portuarias
La región del Gran Rosario es el gran polo industrial-exportador de granos y subproductos, gracias a su cercanía a la zona núcleo y a su desembocadura en el Río de la Plata.
Allí, según se lee en el informe de BCA, desde Timbúes hasta Arroyo Seco, hay 70 kilómetros de costa sobre el Paraná , donde están asentadas 29 terminales portuarias que operan distintos tipos de cargas. De estas, 19 despachan granos, aceites y subproductos y 12 tienen además plantas de molienda de oleaginosas anexados a sus terminales portuarias. El complejo cuenta también con d os centrales termoeléctricas (San Martín y Vuelta de Obligado) localizadas en Timbúes, dos terminales que operan fertilizantes (Profertil y TFA), una terminal que despacha concentrados de cobre y oro (Minera Alumbrera), cinco terminales portuarias que operan petróleo y sus derivados (Petrobras, YPF, Esso, Oil Combustibles y en Arroyo Seco, Shell), y una terminal multipropósito, Terminal Puerto Rosario (TPR), que opera contenedores, cargas generales y aceites.
Una consecuencia de la bajante es la necesidad de cargar menos los buques, y completar esta carga en los puertos del sur, lo que encarece los costos . "Los mayores costos de adquisición, transporte y logísticos se estiman en 25 U$S por cada tonelada que no se pueda cargar en el Gran Rosario ", estima BCR. Por ejemplo, "en un buque Handysize o Handymax cada pie de calado que baja el río Paraná representa una pérdida de la capacidad de carga de entre 1.500 y 1.800 toneladas.Sufren el costo del denominado "Falso Flete", es decir el transporte al exterior sale lo mismo pero llevan menos mercadería por la bajante . El falso flete asciende a U$S 164.000 por cada buque (es el producto de igual costo de transporte en un viaje más cargado versus ese mismo costo de viaje con menos carga)" calculan los expertos.
En consecuencia, las pérdidas estimadas por falso flete y mayores costos de transporte/logísticos para completar la carga en otros puertos para los 510 buques que operarán en el Gran Rosario entre marzo y mayo del 2020 ascienden a US$ 91,2 millones.

Efecto castigo
En la actualidad se observa un castigo en el precio del aceite de soja argentino, por los problemas logísticos que dificultan la navegación y por el tiempo extra que conlleva toda la operación.
Con base en una estimación del Departamento de Información y Estudios Económicos de la BCR las exportaciones de aceite de soja en el período marzo-mayo desde el Gran Rosario serían de 1,44 millones de toneladas. El castigo que hoy hace el mercado sobre el aceite de soja argentino asciende a 86,4 millones de dólares.
Otra consecuencia es la dificultad para que lleguen las barcazas que vienen de Paraguay con soja, que mezclada con el poroto de soja argentino, da a la exportación mayor proteína y como consecuencia un mejor precio . "La no recepción a tiempo, genera retrasos en la industrialización del poroto en el Gran Rosario e incumplimientos en el programa de embarques y contratos de compra con el exterior", dice BCR. "Pero lo más importante es que se necesitan mayores trenes de barcazas para bajar la misma mercadería al Gran Rosario ante la bajante del Río. Esto genera un importante aumento en los costos de transporte que deben afrontar las empresas del sector", concluye el reporte.
.

Paraná: denuncian pesca indiscriminada en plena bajante



Denuncian pesca indiscriminada de frigoríficos durante una bajante historia del río Paraná

Fecha de Publicación
: 25/04/2020
Fuente: Grupo La Provincia
Provincia/Región: Litoral


Miembros de la agrupación ambientalista El Paraná No Se Toca, manifestaron hoy su preocupación ante la pesca indiscriminada por parte de frigoríficos durante una bajante histórica que atraviesa el río, a la altura de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.
"Necesitamos que llueva en toda la cuenca del río Paraná, en el norte y todos sus afluentes para que se modifique la altura del río", dijo Pablo Cantador, miembro de la agrupación, en declaraciones a Télam.
Actualmente, la altura del río en Rosario es de 55 centímetros y está previsto que continúe bajando ante la falta de lluvias, una situación que no se vivía a este extremo desde 1971.
Cantador detalló que no veremos el río en su altura normal "hasta un largo tiempo, y se espera que el Paraná continúe bajando hasta fin de mes".
En abril de 2019, el río tenía 3,40 metros de profundidad y lo que preocupa "es el sistema de lagunas y arroyos que se están secando", dijo el ambientalista.
A su vez, Cantador precisó que la bajante "genera que los peces se agrupen en los sectores con mayor caudal de agua, algo que fue aprovechado por pescadores de frigoríficos, que extraen ejemplares indiscriminadamente".
Respecto a los pronósticos en el futuro inmediato, el activista sostiene que "la bajante no va a mejorar en el corto plazo, porque no hay lluvias en el norte del país".
Días atrás, a raíz de una negociación que involucró a los gobiernos de Argentina y Brasil, se logró que este último libere una mayor cantidad de agua de sus represas, luego de que se vieran afectadas las Cataratas del Iguazú.
Sobre esto, el ambientalista explicó que el aporte que otorga la apertura de compuertas en Brasil es mínimo, ya que "genera 1400 metros cúbicos de agua, y si bien es un alivio para la toma de agua, no es suficiente para los ciclos del río y la reproducción necesaria de los peces".
Debido a los bajos niveles alcanzado por el río, varias provincias del norte han decretado una veda de pesca comercial, para preservar el cuidado de las especies.
En consecuencia, Santa Fe y Entre Ríos convocaron especialistas y el pasado 17 de abril emitieron un comunicado manifestando que los recursos se encuentran estables, por lo que no se adherían a la veda.
No obstante, desde Epnst denunciaron que estos datos "se basan en estudios del 2019, ante la imposibilidad durante el aislamiento de que los especialistas puedan realizar un nuevo estudio, que refleje la situación actual".
.

Avanza el diálogo por la bajante del Río Paraná



Avanza el diálogo entre Argentina y Brasil para solucionar la bajante del Río Paraná

Fecha de Publicación
: 17/04/2020
Fuente: Revista Chacra
Provincia/Región: Litoral


Desde la Cancillería solicitaron a Brasil que se habilite el paso de agua a través de las represas hidroeléctricas.
En los últimos días se registraron avances importantes en el diálogo entre el gobierno nacional y Brasil para encontrar una solución a la histórica bajante del Río Paraná, que complica el funcionamiento de los puertos exportadores ubicados en el Gran Rosario, en medio de la cosecha de granos gruesos.
Así lo confirmó el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, durante su exposición ante los integrantes de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados, realizada el pasado lunes.
La bajante del Paraná está atribuida a los registros de lluvias muy por debajo de lo normal en la cuenca de la Hidrovía Paraná-Paraguay. El déficit de lluvias tuvo su epicentro sobre el sur de Brasil, Paraguay y el noreste argentino sobre fines de febrero y marzo, y ha tenido un singular efecto sobre el cauce de los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay e Iguazú, según informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
Fuentes cercanas al canciller Felipe Solá, confirmaron a este medio que se solicitó a Brasil que habilite el paso de agua mediante las represas hidroeléctricas para compensar la bajante.
Ayer, se consiguió de Brasil la erogación de 350 m3 por segundo en la represa de Baixo Iguaçu, y el viernes habrá una videoconferencia donde Brasil responderá al pedido realizado por el gobierno nacional, de un total de 1.500 m3 por segundo para toda la cuenca desde su represa de Itaipú.
De acuerdo a lo expresado desde la Cancillería, el pedido que ha realizado la Argentina equivale prácticamente al excedente de agua que Brasil retuvo en todas sus represas de la cuenca durante este período de sequía, donde Brasil utiliza para energía y en nuestro país para consumo.
La altura del Río Paraná descendió la semana pasada en Rosario por debajo del metro de altura, un nivel que no se registra desde el 10 de enero de 1989, y que derivó en mayores problemas a la logística en los puertos de la región, para la carga máxima de los buques, en plena etapa de cosecha de granos gruesos, exigiendo extremo cuidado en el practicaje para evitar varaduras. Pero también afecta a la actividad pesquera, a la tarea diaria de las plantas potabilizadoras, y a la navegación deportiva y de placer, entre otros aspectos.
Especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario expresaron que la situación se puede agravar, ya que no existen pronósticos de precipitaciones al menos hasta mediados del presente mes, y si eso sucede, el caudal de agua puede tardar entre 20 y 30 días en provocar una suba del río a la altura de Rosario.
"La tendencia de la bajante del río tiene siempre un singular impacto en la logística de exportación pero hoy, en el marco de la pandemia mundial por coronavirus y su necesario impacto sobre los flujos globales de personas y mercadería, todo desvío de lo normal golpea con más fuerza. Si a lo anterior se le suma la temporalidad del fenómeno en plena cosecha gruesa argentina, se comprende por qué será imprescindible seguir con cuidado la tendencia del caudal del río en las semanas que vienen", manifestaron desde la bolsa rosarina.

Los principales problemas
A continuación, y de acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, las principales problemáticas que esta situación trae aparejada en relación a la logística de exportación y que reportan las mismas empresas del sector y analistas consultados:
- Necesidad de ajustar el volumen de carga. En un Handysize o Handymax que normalmente carga entre 35.000 y 40.000 toneladas, cada pie de calado que baja el río representa una pérdida de dicha capacidad de carga de entre 1.500 y 1.800 toneladas. En un Panamax, con una capacidad de carga en tono a los 60.000 a 65.000 toneladas, perder 3 pies de profundidad implica dejar de cargar entre 6.000 y 7.500 t/buque. En el caso que carguen harinas, la pérdida puede ser menor ya que ésta cubica más (pesa menos por volumen de carga). En plena cosecha maicera, aquellas empresas que antes cargaban Panamax con 40.000 toneladas del cereal y completaban carga en Bahía Blanca/Necochea hasta las 60.000-65.000 toneladas, hoy salen del Gran Rosario con menos mercadería por la falta de profundidad obligándolas a cargar más maíz en esos puertos del sur bonaerense. Esto plantea problemas en la logística porque hay menor disponibilidad de cereal en el sur bonaerense y los costos de adquisición son más elevados.
- Demoras en el proceso de exportación. La bajante obliga a mayor prudencia de los pilotos y prácticos en las maniobras con los buques, en particular en los canales de acceso y pasos críticos ya que existe una posibilidad creciente que se registren varaduras en el río, lo cual puede afectar la óptima navegación en el sistema
- Demoras en la llegada de las barcazas proveniente de Paraguay con soja. Las demoras se ubican entre 10 y 15 días. Esta mercadería es muy importante para la industria local porque, mezclada con poroto de soja de origen argentino, ayuda a elevar el nivel de proteína de la harina de soja para cumplir con las exigencias de la demanda internacional.
- Posibles demoras en la carga de buques con aceite de soja. Esto puede generar inconvenientes en las fábricas que tienen suficiente stock de mercadería para moler pero posiblemente tengan que demorar el ritmo de molienda, para no saturar la capacidad de almacenaje de aceite demorando -por tanto- el ritmo de exportación de harina.
- Posible ralentización del programa de embarques de maíz en abril y mayo. Eso podría generar problemas de saturación en la capacidad de almacenaje del grano dentro de los puertos. A su vez podrían darse menos cupos para camiones para que ingresen con maíz al Gran Rosario.
.

Río Paraná: ante bajante se pedirá a Brasil más agua



Agua: ante bajante histórica del río Paraná, Argentina le pedirá a Brasil que habilite el paso por las represas

Fecha de Publicación
: 15/04/2020
Fuente: El Cronista Comercial
Provincia/Región: Litoral


Una sequía histórica secó las Cataratas del Iguazú, dejó sin agua a parte de Misiones, otorgó menos energía a las represas argentinas, provocó muerte de peces en el Río Paraná y encareció la logística en el puerto de Rosario. En buenos términos, Cancillería hará un pedido a Brasil para normalizar la situación.
El canciller Felipe Solá le pedirá en los próximos días a Brasil que habilite el paso de agua a través de sus numerosas represas hidroeléctricas para compensar la bajante histórica en el Río Paraná.
Así se lo adelantaron a El Cronista que el gobernador de Misiones , Oscar Herrera Ahuad, y algunos diputados nacionales le expresaron la preocupación a Solá por la falta de agua en distintos ríos.
Como consecuencia de una sequía histórica durante el verano en Brasil, los ríos Iguazú, Paraná y Uruguay están con los niveles más bajos de los últimos 90 años.
El faltante de agua se ocasionó en un déficit de precipitaciones en el cordón montañoso Serra do Mar, a escasos kilómetros del Océano Atlántico, en el este de Brasil.
El Río Iguazú nace en las cercanías de Curitiba, en el estado de Paraná, y desemboca en el Río Paraná en la Triple Frontera (Puerto Iguazú del lado de Argentina, Foz do Iguaçu por Brasil y Ciudad del Este por Paraguay) y tiene en su curso seis represas hidroeléctricas, que cerraron sus compuertas: Foz de Areia, Salto Segredo, Salto Santiago, Salto Osorio, Salto Caxias y Baixo Iguaçu.
De acuerdo a lo que averiguó este diario, los equipos técnicos de la Cancillería de Argentina mantienen un buen diálogo con sus pares de Brasil, comandados por Ernesto Henrique Fraga Araújo.
Entre ellos mantuvieron teleconferencias y concluyeron este fin de semana, tras una reunión de los técnicos de Itaipú (represa que comparten, aguas arriba del Paraná, Brasil y Paraguay) que el faltante de agua es por un fenómeno natural y no fue forzado.
El Río Paraná está seco en la Triple Frontera. Al fondo, el Puente de la Amistad, que comunica Foz de Iguazú (Brasil) con Ciudad del Este (Paraguay)
Esto provocó diversos problemas en la Argentina: se "secaron" las Cataratas del Iguazú(tienen el menor caudal de 2006 y además están cerradas por la cuarentena obligatoria, dada la pandemia de Covid-19 -coronavirus-), dos ciudades de Misiones se quedaron sin agua potable, las represas hidroeléctricas Yacyretá y Salto Grande tienen menos recursos para generar energía y el puerto de Rosario no tiene suficiente profundidad.
De esta forma, se encarecen la logística y la energía en Argentina y complican el aparato productivo. Incluso, hay reportes de muerte de pecespor la bajante en los ríos, con un alto impacto al medio ambiente.
"Hay una sequía general en la región que afecta a todos los países de la cuenca. En los próximos días habrá una reunión más formal para que las represas de Brasil habiliten el paso del agua para que no se sequen el Paraná y las Cataratas", respondieron en Cancillería ante la consulta de El Cronista, y remarcaron que "hay buena predisposición" del país vecino.
Fuentes de la embajada de Brasil en Argentina, en tanto, aseguraron que "no hay ninguna noticia de retención anormal de agua en Brasil que perjudique el flujo hacia la Argentina".
"Al revés, al tomarse conocimiento de la situación, en carácter extraordinario y para mitigar los efectos de la sequía en Argentina, el caudal del río Iguazú fue aumentado por el lado brasileño en la medida de lo posible. La sequía en la región tiene proporciones históricas: desde junio de 2019, las precipitaciones en toda la región vienen bastante por debajo del promedio histórico.
Según la última "Resenha Energética Brasileira", publicada por el Ministerio de Minas y Energía de Brasil en mayo de 2019, con datos actualizados a 2018, la matriz eléctrica del país que ahora gobierna Jair Bolsonaro depende en un 61,6% de la energía hidroeléctrica, que es la fuente de generación más barata disponible.
Al depender del agua para generar energía a bajo costo,Brasil contuvo ese recurso escaso en sus represas y contribuyó al bajo caudal de los ríos, aunque lo determinante fue el hecho natural de la sequía.
En un documento del Instituto Nacional del Agua (INA) fechado el pasado martes 7 de abril, se resume que "resulta muy significativa la reducción de las lluvias sobre casi toda la alta cuenca del río Paraná
en Brasil, la cuenca del río Iguazú y toda la cuenca del río Uruguay".
"Se destaca que los núcleos de lluvia más importantes son muy erráticos y no hay una persistencia de eventos en ninguna subcuenca. La gradual disminución de los montos acumulados de lluvia va acentuando el cuadro general de sequía y bajantes. La persistencia de este escenario obliga a comparar con situaciones precedentes en la historia registrada de los últimos 50 años", se amplía en el documento del Ministerio de Obras
Públicas.
"Como dato adicional, cabe mencionar que 2020 es el tercer verano consecutivo sin alcanzar niveles operativos normales en dichos embalses, obligando a una reducción de las descargas de todo el sistema", se agrega.
El pronóstico no es auspicioso: en Rosario, el polo de donde parten las exportaciones agropecuarias de Argentina al mundo, el nivel del Río Paraná estará por debajo del metro de profundidad (0,98 metros), mientras que la próxima semana se ubicaría en apenas 90 centímetros.
.

La cuenca del Río Iguazú en bajante histórica



En medio de la pandemia, las Cataratas del Iguazú registran sequía histórica: sospechan de Brasil

Fecha de Publicación
: 10/04/2020
Fuente: El Economista
Provincia/Región: Litoral - Misiones


A la inédita imagen del Parque Iguazú sin miles de turistas y cerrado hasta nuevo aviso, ahora se le suma la peor sequía en las Cataratas desde 2006.
La sequía impacta de lleno en los últimos meses sobre la cuenca del Río Iguazú que provee de agua a uno de los puntos neurálgicos del turismo en nuestro país y nada menos que una de las nuevas siete maravillas del mundo desde 2012.
La situación se acentuó en las últimas semanas. Según informaron autoridades del Parque Nacional Iguazú, llegó a registrarse un caudal de 289m3/s cuando normal suele ser 1500m3/s.
“Son ciclos que se dan cada 10 o 15 años”, indicó Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional, que la considera como la peor sequía desde 2006.
La famosa Garganta del Diablo y el San Martin, dos de los saltos icónicos del parque, presentan un mínimo de agua, pero la gran mayoría de las otras 273 cascadas directamente se secaron.
Algunas versiones atribuyeron también la falta de agua del río Iguazú al accionar de las seis represas brasileñas que funcionan aguas arriba: Foz de Areia, Salto Segredo, Salto Santiago, Salto Osorio y Salto Caxias y Baixo Iguazú. Esta última se inauguró hace apenas un año.
Sin embargo, Acosta relativizó esta hipótesis. “No podemos decir que el río está bajo por las represas brasileñas”, señaló Acosta, el intendente del Parque.
En tanto, el titular del IMAS, el ente que suministra agua potable a la ciudad de Puerto Iguazú, desde hace días padece cortes del suministro porque el caudal del río es tan bajo que sus bombas y tomas de agua no pueden operar con normalidad.
“No podemos afirmar que la bajante del río Iguazú sea por las represas, incluso dicen que algunas de éstas no están generando energía”, señaló Joaquín Sánchez, titular del IMAS
El parque nacional cerró el 16 de marzo al igual que otros 10 parques, y su reapertura depende de las medidas a tomar en las próximas horas por las autoridades nacionales.
Según indica el portal El Territorio, la Administración de Parques Nacionales continúa trabajando todos los días en la conservación y resguardo de los valores naturales que alberga el Parque junto a las Cataratas del Iguazú, de modo de garantizar a los visitantes el goce de este patrimonio nacional y mundial una vez que finalice el período de aislamiento.
.

Ahora el Paraná con grandes cardúmenes por la cuarentena



Por la cuarentena, cientos de peces reaparecen en el río Paraná

Fecha de Publicación
: 26/03/2020
Fuente: Radio Dos
Provincia/Región: Litoral Argentino


Enormes cardúmenes afloran en la superficie ante la ausencia de pescadores. Aseguran que nacieron y crecieron en medio de la pesca y por la calma se acercan y permanecen más cerca de la costa.
Con el correr de los días, se viralizaron muchos mensajes sobre las virtudes de la cuarentena para dar un respiro al planeta tierra y el río Paraná no es la excepción. El resguardo obligatorio alcanza también a la pesca y al disminuir la presión las especies vuelven a aflorar entre las aguas.
Las imágenes viralizadas en Paso de la Patria de inmensos cardúmenes de sábalos y surubíes demuestran la importancia de dejar descansar al río. A diario, pescadores deportivos y comerciales taladran con sus anzuelos, redes y motores a los cientos de especies ocultos en el Paraná, lo cual provoca que la actividad se vuelva cada vez más compleja.
Del mismo modo, la prohibición de sacrificar dorados y surubíes hasta el 6 de abril.
Desde el Instituto e Ictiología del Nordeste (INICNE), el investigador Sebastián Sánchez asegura que "esa cantidad nació y creció con la pesca a full. Ahora, como todo está más calmo se los ve más. También pasó en diciembre, paró el movimiento y los peces que se arriman a superficie y como nadie los espanta quedan más tiempo ahí."
Resta esperar que con el fin de la restricción la avalancha de pescadores -cuando no depredadores- sea lo menos agresiva posible.
.

Denuncia penal quema de pastizales en las islas del Litoral



Rosario denunció a los responsables de la quema de pastizales en las islas

Fecha de Publicación
: 05/03/2020
Fuente: Uno Entre Ríos
Provincia/Región: Litoral Argentino


La Municipalidad presentó la demanda penal en Paraná por delitos "contra la seguridad pública y el medioambiente".
La Municipalidad de Rosario, a través de la subsecretaria Legal y Técnica, Juliana Conti, presentó en los Tribunales de Paraná una denuncia penal contras los productores responsables de los incendios de pastizales en la zona de islas entrerrianas ubicadas frente a Rosario y contra los funcionarios "responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia", en caso de que la Fiscalía lo considere necesario.
La información incluso fue confirmada por el intendente rosarino Pablo Javkin, quien aseguró que la subsecretaria legal y técnica se encontraba en Paraná realizando una denuncia penal "contra aquellos responsables de las quemas intencionales de pastizales en la zona de islas del Alto Delta del Río Paraná, enmarcados en la figura de delitos contra la seguridad pública y como así también en distintas figuras referidas al medioambiente".
En su presentación, Conti señaló: "Tal como se ha expresado precedentemente, se ha detectado en el espacio aéreo la presencia de gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta del Río Paraná, frente a la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe (Rosario), perjudicando a una cantidad de actores: la fauna íctica de los cuales viven gran número de los habitantes de nuestra ciudad y zonas aledañas, la flora, los pobladores ribereños, los transeúntes, los turistas, y los habitantes de Rosario también se encontrarían perjudicados".
"A manera de ejemplo –redondeó Conti– decimos que el humo junto con la niebla dificulta la visibilidad en las rutas propendiendo a la producción de accidentes automovilísticos; la atmósfera, el aire contaminado afecta el sistema espiratorio, entre otras cuestiones de salud".
Más adelante expresó que "ante esta situación, es de marcada urgencia constatar por parte de las autoridades de contralor, responsables del área, si estos incendios fueron ocasionados de manera intencional y además de las sanciones administrativas que puedan corresponder (Ley 9868), individualizar a sus responsables a fin de someterlos al proceso penal correspondiente en resguardo del resto de la población y el medio ambiente definido como el 'medio vital para la vida de los seres humanos'".
La funcionaria destacó que "la presente denuncia se efectúa contra los responsables de la quema intencional e indiscriminada de pastizales en la zona de islas-humedales Alto Delta del Río Paraná, y, en su caso, de valorarlo la Fiscalía, contra los funcionarios responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia".
.

Modifican normativa sobre el río Uruguay y es un desastre



“Es la primera vez en la historia que la CARU permite esta contaminación del río Uruguay”, afirmó Orduna

Fecha de Publicación
: 03/03/2020
Fuente: El Entre Ríos
Provincia/Región: Litoral Argentino


El ex titular de la delegación argentina ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Hernán Orduna, cuestionó la modificación del digesto en relación al uso y aprovechamiento del río Uruguay.
El nuevo digesto fue firmado en representación del gobierno argentino por el titular de la delegación nacional ante la CARU, Mauro Vazón, el 5 de diciembre de 2019; cinco días antes de que Mauricio Macri deje la presidencia.

“Es una barbaridad”
Orduna, titular de la delegación argentina entre 2006 y 2015, manifestó que “es una barbaridad lo que habilitó el nuevo digesto” y explicó con algunos ejemplos, como el plomo, que pasó de ser permitido en un 0,007 miligramo por litro de agua a 0,3 miligramo por litro de agua. “Son 42,85 veces más las que se pasaron a permitir ahora”, señaló.
Asimismo, otra muestra de la falta de exigencia en la modificación del digesto se observa en el cromo, que “pasó de 0,01 miligramo por litro de agua a 1. Eso quiere decir que ha disminuido en 100 veces la exigencia”, precisó Orduna.
 Por otro lado, “en la demanda bioquímica de oxígeno que antes era de 5 miligramo por litro ahora pasó a ser de 250. O sea, se la flexibilizó el 5.000%, al pasar de 5 a 250”, puntualizó el ex titular de la delegación argentina y consideró que “es como decirle a una industria `bueno ahora podés contaminar más’”.

Irregularidad
Para Orduna, la modificación del digesto sería ilegal porque iría contra normativas superiores como los tratados binacionales del río Uruguay y de Límites: “Esta resolución de la CARU no tiene fuerza para modificar el Estatuto del río Uruguay y mucho menos el Tratado de Límites que son normas de mayor jerarquía”, destacó.
 “El tratado de Límites habla claro de evitar la contaminación de las aguas. El Estatuto (del Río Uruguay), cuando reglamenta la parte del Tratado de Límites, habla concretamente de dictar normas para prevenir la contaminación. Ahora lo que hicieron (con el Digesto) es eliminar la definición de prevención e incorporaron `mitigar´ la contaminación. ¿Qué es eso de mitigar? No está en ningún lado”, aclaró.
.

La calidad el agua en el Río Uruguay empeora



Alertan por la contaminación del Río Uruguay

Fecha de Publicación
: 21/02/2020
Fuente: Ambito
Provincia/Región: Litoral


Un estudio realizado por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) reveló ayer que el río compartido entre Argentina y Uruguay presenta “valores superiores a los límites establecidos de concentración” de trece parámetros, entre los que se encuentran numerosos metales, aceites, grasas, bacterias de excrementos y plaguicidas.
Las muestras fueron tomadas por el Comité Científico de la CARU entre junio y noviembre de 2018 en nueve sectores del río, desde Monte Caseros (Corrientes) hasta La Concordia (Uruguay), sobre ambas márgenes y al centro del canal.Restos de Sustancias Activas a Azul de Metileno (SAAM), plomo, manganeso y clordano se presentaron en exceso en menos del 3% de las 168 muestras tomadas; pero el hierro, los aceites y grasas y las sustancias fenólicas totales “exceden sistemáticamente los niveles” permitidos.
El hierro “incumple en el 100% de los casos con valores significativamente mayores en la entrada del tramo compartido y en Punta Las Rosas margen derecha que los detectados en los restantes sectores de las zonas centro y sur”, indicó el ente.
Además, los aceites y grasas se exceden en 123 oportunidades en gran diversidad de sitios y fechas; mientras que las sustancias fenólicas totales incumplen en 121 ocasiones (73%), siendo sus concentraciones menores en noviembre.
El cobre detectado excedía el estándar en 73 oportunidades (43%) con lo que registraba los incumplimientos más frecuentes y las concentraciones más altas en julio y noviembre; mientras el cromo IV en el 38 de los casos (23%); y el zinc en ocho muestras (menos del 5%).
Respecto a los restos de materia fecal, la cantidad de Enterococos, Coliformes fecales y Escherichia coli superaban también lo permitido “en la entrada al tramo compartido y en todo el tramo medio desde Puerto Yeruá hasta Punta Las Rosas”, siempre según el reporte.
Por otro lado, la CARU destacó que “el mayor riesgo identificado para la biota fueron las concentraciones halladas de plaguicidas que alcanzan a superar los niveles de toxicidad aguda y crónica” reportados para diversos organismos. Estos compuestos son Cialotrina, Deltametrina, Bifentrina, Cipermetrina, Fenvalerato, Endosulfan, Permetrina, Malation, Triflumuron y Clorpirifos.
.

La contaminación del Río Uruguay es evidente



La contaminación del río Uruguay ya no se puede ocultar

Fecha de Publicación
: 10/02/2020
Fuente: Diario El Sol
Provincia/Región: Entre Ríos


El agua se convirtió en una manta verde que baña las arenas de Playa Norte en Colón. Aseguran que la bajante y el calor también influyen en el fenómeno.
El agua verde en el río Uruguay conmovió a todos los que la vieron. Tanto en vivo como en las redes sociales. El medio colonense «Yo Opino» fue el primero en subir las imágenes y con el correr de la tarde comenzaron a llegar a «Uno» vía WhatsApp y Facebook. Las personas que conocen Playa Norte de Colón aseguran que la contaminación viene de aguas arriba.
La pronunciada bajante y las altas temperaturas también colaboran para que el cause se transforme en una manta verde que asusta, sobre todo a los turistas que visitan la costa del río Uruguay. Desde Colón confirmaron que los guardavidas tienen instrucciones de poner las banderas amarillas y comentarles a los visitantes lo que sucede para evitar el pánico.
El bioquímico especializado en ambiente Julio Fernández, explico a ERA Verde que la presencia en grandes cantidades de estas algas se debe a que sus alimentos en el agua estimulan su desarrollo y que en determinadas condiciones climáticas hace que “explote”.
Las floraciones algales están provocadas básicamente por nutrientes que drenan de los sistemas productivos agrícolas. “El fósforo y nitrógeno están presentes en estos fertilizantes; éstos escurre y son alimentos para que proliferen las algas. En aguas estancadas, con poca circulación del caudal de agua y con temperaturas de verano, se produce una mayor reproducción”, detalló.
La “eutrofización”, tal como se conoce el fenómeno de exceso de algas, es “un problema mundial”, reconoce Fernández, ya que numerosos espejos de agua, arroyos, ríos, lagos, reciben derivados del modelo productivo a escala intensiva por el drenaje pluvial. “Hay lugares que se tienen capas de varios centímetros de bacterias bajo el agua”, graficó.
En algunos lugares se lo controla, en otros se los elimina mediante costos procesos. El tema no es algo sencillo, ya que las algas son los organismos que inauguraron la vida en la Tierra y forman parte de la evolución de otros seres. “La cuestión es evitar la fuente causante en demasía. Si es por producción agrícola en caso de las algas o por el vertido de los desagües cloacales sin tratamientos en caso de Coliformes Fecales, Escherichia coli. Mientras haya nutrientes es difícil de combatir”, observó el bioquímico.
En la región, la eliminación de las algas se da esperando lluvias que las “barran” o que con la crecida del río se disipen.
.

Un corredor de biodiversidad para el Delta del Paraná



Impulsan la creación de un “Corredor de Biodiversidad en el Delta del Paraná”

Fecha de Publicación
: 13/11/2019
Fuente: AIM Digital
Provincia/Región:  Entre Ríos - Buenos Aires


Se realizó en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires una reunión de trabajo donde las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires, el gobierno nacional y la ONG Humedales acordaron acciones para fortalecer la implementación del Corredor de Biodiversidad del Delta del Paraná.
La idea es avanzar en un modelo capaz de incidir sobre la gestión del territorio, las políticas de Estado y la toma de decisiones como herramienta de transformación. En ese marco, se convocó a las partes que conforman el Plan Integral Estratégico para la Conservación y. Aprovechamiento Sostenible en la región del Delta del Paraná (Piecas) para generar un espacio de diálogo que permita avanzar en la identificación de un conjunto de acciones iniciales que orienten la continuidad del proceso y faciliten la implementación de la propuesta de estrategia.
El corredor se propone incidir sobre este vasto territorio, valorándolo no sólo como patrimonio natural, sino también como sostén de los medios de vida de las comunidades locales y soporte indispensable para el desarrollo sustentable de la región. Cabe mencionar que forma parte de otro proyecto que incluye a todo el río Paraná, desde Brasil. Se trata de un esfuerzo conjunto, como otros que se vienen desarrollando, entre las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe; Nación, Parques Nacionales y ong’s.
Por el gobierno entrerriano participó el subsecretario de Ambiente, Lucio Amavet, quien sostuvo que esta reunión busca generar el debate y tratamiento del plan estratégico dentro del corredor de biodiversidad. Y mencionó que en Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet firmó tiempo atrás el decreto que reglamenta la Ley de Áreas Naturales Protegidas que da un marco para, en la próxima gestión, avanzar en la política que ha diseñado la ley de fortalecimiento las áreas naturales públicas y privadas, de diseño de planes de gestión y manejo de las áreas naturales y de la georeferenciación de las mismas”.
El objetivo del encuentro fue acordar temas prioritarios y posibles primeros pasos hacia la implementación de un Corredor de Biodiversidad del Delta del Paraná

Actores
Estuvieron presentes también Dolores Duverges, de la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; Daniel Novoa, del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible de Buenos Aires; Roberto Zabala y Valeria Wétzel de la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos; Marco Vermaasen, Sebastián Preliasco y Nadia Boscarol, de Wetlands International / Fundación Humedales; y representantes de la Administración de Parques Nacionales.
La estrategia regional tiene por objeto el reconocimiento del Delta del Paraná como un corredor natural de biodiversidad, con lineamientos ambientales específicos que faciliten su gestión e incidan sobre su intervención y/o desarrollo. La estrategia focal acota su accionar al desarrollo de pequeños corredores entre las áreas protegidas.
.

También hay antibióticos en la Cuenca del Plata



La contaminación que faltaba en la Cuenca del Plata: hallan antibióticos en altos niveles

Fecha de Publicación
: 02/11/2019
Fuente: El Día (Buenos Aires)
Provincia/Región: Nacional


Lo reveló un estudio de un centro dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas. Es el primero en su tipo en América Latina
Hay antibióticos en la cuenca del Plata. Y su nivel de concentración sigue una línea sistemática y en ascenso. Lo descubrieron científicos del Centro de Investigación del Medioambiente (CIM), dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP y del Conicet. Es la primera vez que se documenta en la Región ese tipo de contaminación, hasta hoy detectada en numerosos ríos y otros cursos de agua del mundo, como el Támesis y el Danubio.
El impacto internacional del trabajo científico quedó demostrado días atrás, cuando fue publicado en Environmet International, una de las revistas más prestigiosas del mundo en materia de ciencia y medioambiente, a la cual no llegaban “aportes argentinos desde la década de los 90”, indicaron en la facultad de 47 y 115.
Y aquel impacto obedece a que la del Plata es una de las cuencas hidrológicas más extensas, a la concentración creciente de antibióticos -como se indicó- y a sus potenciales consecuencias.
“Si bien aún no están claros los perjuicios que conlleva la presencia de estos contaminantes para la salud humana, porque no hay estudios categóricos sobre la cuestión, lo que es seguro es que no son inocuos, pues presentan rangos de concentración similares a los de los pesticidas”, advirtió Lucas Alonso, integrante del CIM y responsable de la investigación.
¿Cómo llegan estos contaminantes al agua? “A partir de las heces de las vacas y aves de corral criados en feedlots”, se puntualizó. Entonces, ¿qué es feedlot? Un término inglés que en el país se usa para nombrar lo que antaño eran los corrales de engorde de ganado. Han proliferado y mucho “para liberar tierras y destinarlas a cultivos más rentables, como la soja”.
“Los resultados de la investigación del CIM platense fueron tan claros como preocupantes. La monensina y la salinomicina, medicamentos usados sobre todo para prevenir enfermedades en bovinos y pollos criados en condiciones de hacinamiento, fueron detectados en 26 de los 45 ríos y arroyos estudiados”, detallaron los científicos.
Y añadieron: “Los animales incorporan el alimento con antibióticos, lo necesiten o no. Después, en las excretas puede aparecer hasta el 90 por ciento de la dosis. Es decir, el porcentaje que el animal no necesitaba y, por lo tanto, eliminó. La ecuación es simple. El antibiótico eliminado queda presente en el ambiente, en el abono de industrias hortícolas, y en el agua de los ríos de la Región”, subrayaron.

Sin legislación
Los medicamentos se suministran a los animales “para promover su crecimiento y prevenir la coccidiosis, la enfermedad más prevalente en granjas avícolas, donde las condiciones de hacinamiento, con una densidad promedio de más de 20 animales por metro cuadrado, facilitan la propagación de la patología”, realzaron los expertos.
Otro investigador, Damián Marino, aportó un dato más que preocupante. “No existen niveles guía (de concentración de antibióticos) legislados para estos contaminantes en agua, lo cual hace mucho más complejo que se piensen e instrumenten políticas públicas al respecto”, dijo. Vacío legal: un problema muy común por estos lares.
Especialistas hicieron hincapié en el carácter “inédito” del estudio. “Hasta hoy, la mayoría de las actividades de monitoreo ambiental sobre los antibióticos en ríos se llevaron a cabo en Canadá y en Europa, de manera tal que la investigación platense en la cuenca del Plata es sumamente significativa para América Latina, pues en el subcontinente predominan las economías agrícolo-ganaderas”, remarcaron.
El estudio, realizado por Damián Marino, Lucas Alonso, Pablo Demetrio y Alberto Capparelli, demandó un “enorme reto a nivel logístico, pues se debieron tomar muestras a lo largo de dos años en los distintos afluentes de la cuenca del Plata” para lograr resultados robustos.
.

El Paraná contaminado con microplásticos, nuevo estudio



Contaminación del río Paraná: encontraron microplásticos en sábalos, rayas y armados

Fecha de Publicación
: 04/10/2019
Fuente: Aire Digital
Provincia/Región: Litoral


Hay tres especies acuíferas que presentan gran cantidad de microplásticos en sus organismos, según un estudio. ¿Existe solución para frenar esta contaminación?
Tres de las especies más representativas de la fauna del río Paraná padecen de primera mano las consecuencias del lugar que los plásticos conquistaron en las formas de producción y de consumo capitalistas: un grupo de sábalos, rayas y armados estudiados por científicos del Conicet presentaron microplásticos en sus aparatos digestivos que pueden haber sido ingeridos a través del agua, del sedimento o de otros peces usados como alimentos.
Así se desprende de una investigación que desde hace un tiempo llevan adelante científicos del Instituto Nacional de Limnología (Conicet/UNL) liderados por Martín Blettler (del laboratorio de Hidro-ecología del Inali) en colaboración con la Universidad francesa de Tours. Un trabajo cien por ciento ecológico ya que, según contaron desde el equipo de trabajo, “todos los muestreos y salidas de campo se hacen en kayaks sin ruidos ni contaminación”.

Digestión pesada
La primera especie estudiada fueron los sábalos, los peces más numerosos en las aguas de la cuenca del Paraná y un ícono cultural de toda la región del Litoral. En relación a eso Bletter explicó que todos los ejemplares estudiados (que fueron recogidos en diferentes lugares del río a la altura de la ciudad de Paraná) presentaron restos de plásticos en su aparato digestivo.
“Recogimos ejemplares en distintos lugares con mayor o menor contaminación para tener una descripción más holística y encontramos para sorpresa nuestra que el 100 por ciento de los sábalos tenían microplásticos en su tracto digestivo”.
El tipo de material más frecuente que apareció fueron fibras provenientes fundamentalmente, suponen los investigadores, de prendas de vestir que pasaron por el lavarropas y dejaron su rastro de microplásticos en el agua que se va con el lavado. “Cada lavado libera una cantidad enorme de fibras y eso luego va a los cursos de agua. Como la mayoría de las prendas que usamos no son de algodón sino de poliéster pensamos que esas fibras que encontramos en los peces vienen de allí” señaló Bletter.

Rayas y armados, contaminados
Después de un primer estudio con sábalos, los científicos ampliaron su espectro de búsqueda a otras dos especies muy conocidas en la región: las rayas y los armados. Para el caso de estos peces, los análisis mostraron aún mayor presencia de microplásticos que en las otras dos, probablemente porque es una especie omnívora que come “de todo un poco”.
“Nos pasó algo tragicómico porque dentro del estómago de un armado encontramos un triangulito de plástico de un sachet de shampú. Es un ejemplo de lo contaminado que está el río”, explicó el investigador, que agregó que estas partículas muchas veces imperceptibles a simple vista están en el agua y en los sedimentos. “Un carnívoro como la raya al ingerir otros peces lo incorpora a su propio organismo, es un fenómeno que se llama biomagnificación donde un contaminante pasa de una presa a su predador tras la captura”.

Un problema con difícil solución
Si bien en la cuenca del río Paraná hay lugares más o menos impactados por esta problemática, nada hace suponer que es un problema local solamente. “Tres especies con distintas dietas muestran lo mismo y esto significa que el río está fuertemente contaminado por microplásticos, que a pesar de que no se ven a simple vista están ahí” señaló el experto.
¿Hay maneras de remediar este tipo de contaminación? Bletter explicó que con su grupo de trabajo propusieron medidas paliativas “que no van solucionar el problema de la contaminación”. Se trata de barreras de material reciclado para retener los plásticos que van desde las ciudades hacia el Paraná.
En realidad, la contaminación por microplásticos es irrecuperable al día de hoy, ya que no hay disponible ninguna tecnología ni barata ni efectiva que permita removerlo del ambiente. “Nos vamos a tener que acostumbrar a esto porque aún no hay forma de limpiarlo. Sólo podemos intentar evitar el ingreso de nuevos plásticos al sistema”, dijo.
Las soluciones de fondo son otras y deben pasar, según estimó el experto, por más y mejor educación y acción política con el foco puesto en las grandes marcas industriales que son las que generan el problema. “La población tiene que visualizar que esas marcas no tienen el derecho a utilizar plásticos así, o deben al menos garantizar que luego se van a reciclar, lo cual en realidad no ocurre hoy”, señaló.

Los nidos también
Para completar un escenario más bien oscuro, el investigador contó que también han registrado contaminación por plásticos en nidos de aves en los que encontraron fragmentos de guata sintética (poliéster), bolsas (polietileno), tanzas de pesca (nylon) y goma espuma (espuma de poliuretano). “Los resultados hasta el momento sugieren que hasta el 90% de la cámara de incubación de estos nidos está construida con residuos plásticos y que sólo el 10% restante son materiales naturales como pasto seco, paja, etc” describió Bletter.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs