Preocupa la contaminación del aire en Mendoza

Aumenta la contaminación en el aire en Mendoza

Fecha de Publicación
: 11/07/2016
Fuente: Diario El Sol
Provincia/Región: Mendoza


Recientes estudios hechos por la UTN Mendoza permitieron saber que la contaminación en el aire está en aumento. En algunas zonas, por ejemplo, este incremento se da principalmente por la quema de basurales durante la noche. Estos niveles superan, incluso, las horas picos de mayor tránsito.
Históricamente, los valores de emisiones del material particulado –partículas diminutas que permanecen en la atmósfera– son mayores durante el día, cuando hay una mayor actividad de vehículos. Sin embargo, la brecha entre la contaminación que se produce en horarios diurnos y nocturnos se reduce de manera alarmante.
Según indicó el director del Grupo de Estudios de la Atmósfera y el Ambiente (GEAA) de la UTN, Enrique Puliafito, el problema se origina en la proliferación de basurales donde se queman objetos para obtener los residuos.
"Recientemente estuvimos estudiando los valores de material particulado en el Aeropuerto y es notable el impacto que tiene la quema nocturna en los basurales", explicó Puliafito, quien aclaró que no es una situación que suceda –o tenga efecto– sólo en esa zona de Mendoza.
La contaminación del aire en la zona metropolitana presenta una complicación a la hora de tomar medidas: las condiciones y factores apuntan a una atmósfera cargada de elementos nocivos para la salud, pero no existe un monitoreo sistemático que aporte los números para probarlo en detalle.
Fernando Castro es un ingeniero industrial que se desempeña en el Laboratorio de Análisis Instrumental de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo y trabaja en un proyecto que permitiría a cualquier persona determinar la calidad del aire de su entorno llamado MACA (Monitor Abierto de Calidad de Aire).
"En Argentina no hay casi monitoreo, pero si se tuviese lo necesario para realizar las mediciones, los resultados en Mendoza serían superiores a las normas de la Organización Mundial de la Salud", advirtió Castro.
El ingeniero sostuvo la apreciación destacando, además de las apreciaciones del GEAA, que la provincia "no tiene ventilación natural al etar contra la cordillera y con una velocidad del viento de medio metro por segundo".
Parte del monitoreo que realiza el GEAA en distintas ubicaciones incluye el Parque General San Martín. "En la noche encontramos que incluso se alcanzan niveles de emisión muy por encima de la que generan los horarios de mayor tránsito", indicó.
Puliafito señaló que las zonas urbanas de Mendoza son las más afectadas y que es posible apreciarlo a simple vista. "En las mañanas, desde el aeropuerto se puede ver una 'burbuja' de contaminación sobre la ciudad", precisó.
Por su parte, Castro enfatizó que la falta de un monitoreo sistemático es resultado de un círculo vicioso: "No hay información precisa sobre el tema, por lo que la gente no se preocupa y el tema no se instala en la agenda pública. Eso produce que no sea una prioridad a la hora de destinar fondos, y sin esos aportes no puede financiarse un monitoreo, lo que nos lleva a que no haya información sobre el tema".
Además, el ingeniero mencionó que, como los elementos nocivos no se pueden determinar a simple vista. "Como es invisible, la gente no se preocupa", enfatizó. En el caso del material particulado, el problema es que se trata de sólidos tan pequeños que ingresan en los alveolos, las zonas "más diminutas" de los pulmones.
La forma más sencilla de medir estas emisiones que se utiliza en la provincia consiste en utilizar una bomba de aire que filtra las partículas y luego se las pesa. Otra técnica se vale de mediciones a través de un sistema láser. "No utilizamos un monitoreo permanente sino que trasladamos los equipos a distintos lugares según el objetivo científico", especificó el director del GEAA.
A su vez, Castro indicó que el presupuesto que requiere un equipo de monitoreo es demasiado elevado como para vislumbrar uno permanente. "Un equipo para medir un sólo contaminante cuesta 20 mil euros. A eso hay que sumarle los gastos operativos y de mantenimiento", detalló.
Uno de los objetivos que tiene el grupo de Puliafito respecto a la presencia de material particulado en el ambiente es medir también qué otros elementos afectan al aire de la provincia, como el uso de aerosoles o la contaminación que presenta la ciudad de Santiago de Chile.
"Tenemos la hipótesis de que la contaminación no sólo está incidiendo en el cambio climático, sino también en los glaciares. El hollín favorece a los derretimientos y posiblemente la concentración de Santiago atraviesa la cordilera", detalló Puliafito.
Castro, por otro lado, señaló que en lo que respecto a la contaminación del aire, "el afectado y el contaminador son la misma persona", por lo que una mejora en la calidad del ambiente requiere un compromiso tanto del Gobierno como de cada ciudadano.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Archivo de Blogs