Denuncian venta de fauna silvestre en Catamarca



Sin freno, se comercializan animales en la vía pública

Fecha de Publicación
: 20/12/2015
Fuente: El Ancasti (Catamarca)
Provincia/Región: Catamarca


Aunque en la Provincia está en vigencia la Ley 4855 de Fauna Silvestre, la comercialización de animales en la vía pública, en las calles capitalinas –más aún en pleno microcentro-, no tiene freno. Menos aún con una disposición de la Dirección de Biodiversidad de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable que permite, con determinadas condiciones, la venta de especies como loros o catas.
La esquina de San Martín y Peatonal Rivadavia, la principal calle comercial de la Capital, se terminó de convertir en una suerte de mercado persa improvisado. En ocasiones, allí se comercializan catas en pésimas condiciones. Bajo el calor de un verano inminente, sin agua ni alimentos que alivien a los animales.
Sin embargo, de acuerdo con la disposición que esta Dirección firmó el año pasado, está permitida la comercialización de catas. Para ello, los interesados deben estar inscriptos y cumplir con una serie de requisitos. Según esta disposición, solo se pueden vender catas si éstas tienen plumas, no estén hacinadas en sus jaulas y se encuentren bien alimentadas y con agua, entre otras cuestiones.
En diciembre de 2012 –exactamente hace tres años-, la Dirección Provincial de Biodiversidad, dependiente de la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia, comunicó a toda la población que "se encuentra prohibida la tenencia y comercialización de cotorras argentinas (Myopsitta monachus), sin autorización por parte de la autoridad de aplicación, según lo establece la Ley Provincial de Fauna Silvestre 4855”. La misma nota remarcó que quedaba expresamente prohibido la tenencia y comercialización del loro hablador (Amazona aestiva). "Este animal es considerado especie protegida vulnerable, excepto aquellos ejemplares que tengan documentación de venta legal. También se prohíbe la tenencia de las tortugas terrestres (Chelonoides chilensis) las cuales son consideradas especie protegida amenazada”, se indicó.
Por otra parte, se establecía que aquellos comercios interesados en la comercialización de cotorras argentinas, deberán presentarse en las oficinas de la Dirección Provincial de Biodiversidad, que se encuentra en el pabellón N° 8 del Centro Administrativo del Poder Ejecutivo (CAPE), ubicado en el ex Regimiento, en el horario de 8 a 13, donde podrán obtener un permiso habilitante cumplimentando una serie de requisitos impuestos por la Secretaría competente.
En aquel año, durante enero y febrero, la Dirección de Fiscalización de la Secretaría de Estado de Ambiente y Recursos Sustentables realizó varios operativos y se habían secuestrado entre 100 a 200 ejemplares. El primer bimestre del año "es la temporada alta”, se había advertido en aquella oportunidad.
En 2012, se constató durante el primer bimestre del año, se labraron entre 4 a 10 actas diarias. Desde esta Dirección, las autoridades a cargo consideraban que este tipo de ventas es un acto de infracción y, por lo tanto, se debe multar.
Se explicó que de acuerdo con la cantidad de animales que se secuestren en cada operativo y la cantidad de infracciones que se estén acumulando, la Dirección de Despacho de esta Secretaría aplica una sanción.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs