10.000 hectáreas para guanacos



Una ONG compró tierras para los guanacos  

Fecha de Publicación
: 16/06/2015
Fuente: Los Andes ( Argentina )
Provincia/Región: Mendoza


La Fundación Vida Silvestre adquirió 10.000 hectáreas en La Payunia, las que planea transferir luego a la Provincia. El objetivo es hacer un corredor biológico que permita la reproducción de la especie. Se estima que hay unos 20.000 animales en la reserva.
Con la idea de crear un “corredor biológico” para la reproducción sin inconvenientes de los guanacos, una ONG compró 10.000 hectáreas en el departamento de Malargüe, que en un tiempo serán transferidas a la Provincia.
Estos terrenos se encuentran en la reserva provincial La Payunia, ubicada al sureste de la ciudad de Malargüe y que tiene una extensión de 450.000 hectáreas. Dentro de este extenso territorio, hay una nutrida diversidad de volcanes y una amplia fauna silvestre, liderada principalmente por alrededor de 20.000 guanacos.
Desde distintos sectores trabajan con la finalidad de resguardar y fortalecer la crianza de estos animales, pero uno de los principales problemas es que durante su período reproductivo se instalan en campos privados.
Para lidiar con este inconveniente, la Fundación Vida Silvestre le compró a un puestero 10.000 hectáreas en La Payunia. Su director general, Diego Moreno, explicó a Los Andes que realizaron estudios y los resultados arrojaron que los guanacos pasan procesos importantes de reproducción en sitios privados de la reserva. “Estos animales estaban un 70% del tiempo en campos privados y un 30% en campos fiscales”, especificó.
Esos campos privados, según Moreno, tienen “un rol fundamental”, por lo que se realizaron las gestiones para comprar una parte de ellos con la finalidad de fortalecer la crianza y la conservación de los guanacos.
Puntualmente, el terreno adquirido es parte de la estancia El Peralito y se ubica en la zona norte de la reserva La Payunia. Cabe mencionar que su propietario no podía utilizar ese fragmento de campo para llevar a sus animales -ganado vacuno- a pastorear, porque allí estaba poblado de guanacos y la intención era evitar conflicto entre ambas especies.

Fondos internacionales
En lo que respecta a cómo se consiguió el dinero para la compra de este campo, el director de la Fundación Vida Silvestre explicó que fue mediante un aporte de las organizaciones Wildlife Conservation Society (WCS) y de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
Si bien ahora la organización ecologista es la propietaria de esas 10.000 hectáreas, la intención es trabajar en conjunto con el municipio de Malargüe, con la Provincia y otras organizaciones para realizar un corredor biológico. Además, según indicó Moreno, esas tierras serían transferidas a la Provincia pero “aún queda mucho trabajo pendiente”. Igualmente, el objetivo es colaborar en fortalecer lo intangible del área protegida.
El cuidado del guanaco en la zona también tiene que ver con que este animal es la materia prima de una importante iniciativa de un grupo de pobladores de la zona: el Proyecto País, que consiste en capturar guanacos, sin hacerles daño, para cortarles la lana que luego es procesada con el objetivo es elaborar prendas artesanales.
Dicho proyecto está a cargo de 27 familias que conforman desde hace diez años una cooperativa llamada Payún Matrú. La actividad es única en el país y cuenta con el apoyo del gobierno, tanto a nivel nacional como provincial y local.
La esquila, conocida como “silvestría”, se ejecuta en la zona de cerro El Loro, que está ubicado dentro de la reserva. Es una actividad sustentable donde se le da valor al guanaco y, además, tiene como fin su conservación. Por razones biológicas, se hace una vez al año, generalmente en octubre, período en el que las hembras suelen estar recientemente preñadas.

Sin estrés
El director de Ambiente de Malargüe, Sandro Sánchez, sostuvo que la compra de este campo impacta de forma positiva porque los guanacos podrán estar en su período de preñez tranquilos y sin estrés.
Una de las características particulares de La Payunia es que preserva el proceso de migración de grandes distancias que hace el guanaco, además de que cuenta con grandes áreas donde se encuentra este animal sin alambrados. La distancia que hay entre el lugar donde se hace la esquila y el campo que compró la ONG es de 70 kilómetros, aproximadamente.
Con más de 800 conos, La Payunia es la región del planeta con mayor densidad de volcanes. Su principal atractivo está dado por las extensas planicies con coladas de basalto y campos piroclásticos.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs