Mostrando entradas con la etiqueta fracking - Shale Gas - Shale Oil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fracking - Shale Gas - Shale Oil. Mostrar todas las entradas

De no creer: fracking en el área Río Atuel



Harán fracking en el área Río Atuel, en Malargüe

Fecha de Publicación
: 16/01/2019
Fuente: MDZ
Provincia/Región: Mendoza


La empresa El Trébol ya hizo oficial el pedido, con la documentación que exige el decreto que reglamenta la fractura hidráulica en Mendoza. El Gobierno dio inicio al procedimiento de evaluación ambiental en dos pozos del área Río Atuel.
El Gobierno avanza con la idea de potenciar la industria petrolera a través de la explotación no convencional, particularmente la fractura hidráulica. Sólo se había autorizado a realizar fracking en el área Puesto Rojas, de Malargüe, donde se hicieron las pruebas piloto. Ahora le dieron luz verde a un proyecto para ejecutar esa técnica en otra zona del mismo departamento. Se trata del área Río Atuel.
La Dirección de Protección Ambiental autorizó el inicio de la evaluación ambiental del proyecto para hacer fracking en 2 pozos ubicados en el área Río Atuel de Malargüe, presentado por la empresa El Trébol, la misma que ejecutó el plan en Puesto Rojas.
La empresa ya hizo oficial el pedido, con la documentación que exige el decreto que reglamenta la fractura hidráulica en Mendoza. Una de las claves en ese sentido es explicar el volumen de agua que se va a usar, el origen de ese recurso y garantizar que no se afecten los acuíferos. “La empresa ha dado cumplimiento al decreto N° 248/18, para pozos a perforar y presenta las declaraciones Juradas sobre volúmenes de agua a utilizar y no afectación de acuíferos, como asimismo Póliza de seguro. Analizada la información presentada por la Empresa, se considera que se está en condiciones de comenzar con el procedimiento de evaluación ambiental", asegura la resolución.
La Universidad Nacional de Cuyo hará el dictamen técnico, pero deben pedir informes sectoriales al Departamento General de Irrigación y la Municipalidad de Malargüe.
La misma empresa, además, pidió ampliar los trabajos en Puesto Rojas, donde buscan realizar fractura hidráulica en 6 pozos más. En esa zona es donde El Trébol comenzó con las pruebas piloto y el desarrollo del fracking en Mendoza. En ese caso lo ejecuta en pozos que habían sido explotados de manera convencional y ejecutaron la fractura hidráulica para que produzcan nuevamente.
.

Persecución a reportero gráfico en Vaca Muerta



Un foco de contaminación

Fecha de Publicación
: 15/01/2019
Fuente: Página/12
Provincia/Región: Neuquén


El reportero gráfico Stefan Borghardt no llegó al basurero petrolero de la empresa de Treater S.A. en Vaca Muerta por casualidad. El depósito de los residuos de la explotación no convencional había sido denunciado por Greenpeace, a partir de un estudio independiente sobre muestras tomadas en el terreno, y penalmente por la Confederación Mapuche, la APDH y la Asociación de Abogados Ambientalistas. “Se encontraron altos niveles de polución que evidencian la falta de protección y una contaminación directa en los suelos y potencialmente en las napas”, señalaba el informe de Greenpeace publicado a principios de diciembre pasado y advertía que “lodos que conforman los residuos de la perforación hidráulica contienen metales pesados y elementos radioactivos como radón o uranio”.
El alarmante informe de Greenpeace impulso a la Confederación Mapuche a realizar una nueva denuncia por la explotación de hidrocarburos en Vaca Muerta, que en noviembre ya había tenido como protagonista trágico al derrame ocurrido en el complejo Bandurria Sur, controlado por YPF, que llegó a cubrir 45 hectáreas. “Desde hace tiempo denunciamos los derrames en Vaca Muerta, no por estar en contra de su desarrollo sino porque el Estado y las empresas deben hacerse cargo del pasivo ambiental que genera. Si los derrames son una consecuencia estructural de la explotación, la prevención debe ser altísima, pero desde hace 15 años que no se hace nada”, señaló Emannuel Guagliardo, abogado de la Confederación, en diálogo con PáginaI12.
La nueva denuncia replicó a las anteriores por violación a la Ley de Residuos peligrosos y señaló como penalmente responsables a los funcionarios ambientales nequinos. Además, en el caso particular del vertedero solicitó que se investigue a las empresas petroleras que depositan sus residuos en el basurero de Treater S.A. También se solicitó la investigación sobre José Ignacio Lizarazu y Sebastián José Leis, titular de la empresa responsable del basurero petrolero. “La disposición final de esos residuos son responsabilidad tanto de la empresa que lo genera como de la empresa que lo trata”,  resaltó Guagliardo.
El informe de Greenpeace que sirvió de base para la denuncia no sólo advierte sobre las deficiencias en la prevención del basurero y la peligrosidad de los residuos depositados “directamente en el suelo sin una zanja de drenaje adecuada y sin revestimiento de impermeabilización” sino que también detalla las empresas contratistas de Treater S.A. YPF, Total Exxon, Pan American Energy, Pampa Energia son las que fueron denunciadas penalmente.
El cúmulo de causas y la cantidad de derrames registrados —cerca de mil incidentes ambientales solo entre enero y octubre de 2018, según un informe del Observatorio Petrolero Sur— obligó al titular del Ministerio Público Fiscal, José Gerez,  a crear una Unidad Especial de Delitos Ambientales, que quedó a cargo de la investigación del basurero petrolero.
En la previa de la feria judicial, se ordenó un primer allanamiento sobre el predio de  Treater S.A., donde se tomaron muestras de los residuos y documentación de la empresa, fundada en 2012 Lizarazu y Leis. La firma, según denunció el referente de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale, cuenta con varios ex funcionario de Cambiemos dentro de su directorio. Para analizar los resultados de las muestras se contrató un equipo de peritos especializados que aportarán los resultados para analizar las responsabilidades penales en cumplimiento con la Ley de Residuos Peligrosos. El avance de la causa se conocerá una vez terminada la feria judicial, cuando la Confedaración, la APDH y la AAA se presentarán como querellantes en la causa.
Un primer acercamiento sobre la gravedad de lo investigado lo ofrece el informe elaborado por Greenpeace a partir del descubrimiento del depósito por parte de un equipo de investigación sobre el impacto de la explotación de petróleo y gas a través de la metodología del fracking. El basurero fue hallado a fines de 2017 y se comenzó a realizar un seguimiento hasta mayo de 2018, cuando se tomaron muestras, que fueron analizadas en los laboratorios de investigación de Greenpeace en la Universidad de Exeter en el Reino Unido y en otro laboratorio independiente.
A partir de informes documentales e imágenes satelitales, la organización ambiental pudo precisar que, entre diciembre de 2016 y octubre de 2018, el vertedero de residuos creció 6,3 a 13,6 hectáreas, el equivalente a 15 canchas de fútbol. También se realizó un seguimiento de los camiones que trasladaban los residuos tóxicos desde las zonas de explotación hasta el predio de Treater.
“La descarga tóxica se está depositando directamente en el suelo sin una zanja de drenaje adecuada y sin revestimiento de impermeabilización”, señaló Greenpeace en su informe y resaltó que el basurero petrolero se encuentra a solo 5 kilómetros de la ciudad de Añelo, a 4,9 kilómetros de campos agrícolas y a 3,7 kilómetros del río Neuquén, a contramano del decreto 2263 de Neuquén y de la nacional de Residuos Peligrosos.
En tanto, el reporte científico hecho a partir de las muestras tomadas en mayo de 2018, arrojó que existen “altos niveles de polución que evidencian la falta de protección y una contaminación directa en los suelos y potencialmente en las napas”, mientras que “se hallaron presencia de hidrocarburos y componentes volátiles que podrían alcanzar a comunidades cercanas a la planta”.
En ese sentido, el informe alerta que “los lodos que conforman los residuos de la perforación hidráulica contienen metales pesados y elementos radioactivos como radón o uranio”, sustancias tóxicas que liberadas al aire o en el agua tienen impactos en la salud y el medioambiente. “Más del 40 por ciento de las sustancias causan impactos que dañan a la vida acuática y a la fauna”, precisó Greenpeace respecto de los residuos tratados en el vertedero.
Greenpeace también observó que la empresa “no tiene en cuenta la seguridad de los trabajadores” y que  los materiales de desecho, con elevadas concentraciones de hidrocarburo, no deben permanecer en sitios abiertos de fácil acceso,  ya que “pueden llegar a generar molestias por olores, riesgo de incendios y posibles riesgos para la salud de las comunidades locales y la vida silvestre”.
“Que un reportero acceda hasta el lugar sin un cerco perimetral que le impida acercarse, demuestra que las autoridades responsables ni siquiera van a inspeccionar el terreno para ver cómo se están tratando los residuos, cuando los derrames son cuestiones de todos los días”, sentenció Guagliardo.
.

Vaca Muerta y un 2018 que mostró lo que es

El 2018 en Vaca Muerta, donde la regla es ‘lo excepcional’

Fecha de Publicación
: 04/01/2019
Fuente: OPS
Provincia/Región: Nacional


Vaca Muerta se ha convertido paulatinamente en el pleno de la ruleta económica macrista. Es la esperanza que todavía sigue en pié. En tanto, los territorios avasallados y sus poblaciones sufren el despojo, la degradación se profundiza pozo a pozo y los trabajadores petroleros comienzan a aparecer también como ‘afectados’ por la explotación.
El video tiembla y no fija el plano. Grabado por el celular de un obrero petrolero, ese registro fue central para conocer lo sucedido en el pozo YPF.Nq.LCav-26 que se descontroló en la madrugada del viernes 19 de octubre y se mantuvo surgente durante 36 horas. En ese momento la compañía Nabors realizaba las tareas de perforación en el área hidrocarburífera Bandurria Sur, que opera YPF asociada a la estadounidense Schlumberger.
Durante un día y medio el pozo escupió líquidos de perforación e hidrocarburos, entre otros tóxicos. FARN y Greenpeace cuantificaron 77 hectáreas afectadas, mientras que la Subsecretaría de Ambiente de la provincia de Neuquén aseguró que fueron 45. Finalmente, el organismo provincial suspendió la licencia ambiental de cuatro pozos e impuso una multa de 32.9 millones de pesos. En un cálculo conservador, ese monto implica menos del 0.5% de los 390 millones de dólares que en octubre de 2017 Schlumberger se comprometió a invertir en el desarrollo inicial del área.
Tras la surgencia, el subsecretario de Ambiente de Neuquén Juan Lucchelli se apuró a subrayar que hacía cuatro años que no se registraba un incidente de estas características. Una afirmación que debe, cuanto menos, ser matizada.
El evento anterior al que hacía referencia el responsable de la oficina ambiental de Neuquén sucedió en el área Loma Campana, al suroeste de Bandurria Sur, el 2 de septiembre de 2014. Loma Campana es operada por YPF asociada con Chevron. En aquella oportunidad la contratista DLS no pudo controlar la presión del pozo y la pérdida duró 16 horas. El área hidrocarburífera se asienta sobre el territorio de la comunidad mapuche Campo Maripe. Las imágenes difundidas por la organización indígena fueron fundamentales para conocer esa situación.
Entre los dos sucesos mencionados, el 2018 y el de 2014, respectivamente, registramos, también, por lo menos dos eventos de envergadura en la provincia de Río Negro. En 2015 en la localidad de Allen explotó el pozo EFO 280. En el área Estación Fernández Oro, YPF perfora en chacras que producían peras y manzanas, poniendo en jaque la economía del Alto Valle rionegrino. La explosión fue al lado del barrio Calle Ciega 10, cuyas vecinas dieron a conocer el hecho.
También en la misma área, y por la denuncia de quienes trabajan en las inmediaciones del lugar, en 2016, se conoció la magnitud de lo que YPF había informado como un “derrame menor”. Posteriormente el Departamento Provincial de Agua de Río Negro constató la pérdida de 240.000 litros de agua de inyección con alto grado de salinidad, con presencia de hidrocarburos y con valores altamente tóxicos para los cultivos y las napas.
A partir del 19 de octubre de 2018 los incidentes empezaron a difundirse como una serie. De repente era importante aquello de lo que habitualmente poco se conoce. Luego de la surgencia en Bandurria Sur, YPF hizo público un derrame menor (0.6 m3) en un pozo convencional de Loma la Lata. Mientras que en diciembre se registró en Allen una nueva surgencia, en el pozo EFO 355, los hidrocarburos llegaron a un curso de agua que se comunica con el río Negro, cauce en torno al cual se asentó la población y se desarrolló el complejo productivo de la región.
Los rumores de accidentes y los rumores sobre presiones para que los operarios no difundieran imágenes de los “eventos” se volvieron una constante. A raíz de la trascendencia de lo sucedido en Bandurria Sur, el diario Río Negro, el de mayor circulación del norte de la Patagonia, publicó un informe oficial sobre incidentes hidrocarburíferos en Neuquén. Allí se constata que hay más de dos incidentes ambientales por día en esa provincia. Si bien los números varían año a año, solo en los primeros 10 meses de 2018 se identificaron 934 incidentes. En ese período, el 95% de las contingencias ambientales fueron catalogadas como “menores” y solo el 5% restante como “mayores”. Es decir, que entre enero y octubre de 2018 hubo 46 incidentes de cierta gravedad, uno por semana, de los que no trascendió ninguna información oficial 1 .
No hay capacidad de control estatal, no hay información ambiental adecuada y estas situaciones se conocen porque alguien las muestra. El celular obrero o mapuche, y las denuncias de trabajadores de la fruta o de vecinas han sido los vehículos para conocer los hechos. Los teléfonos se convierten así en un medio difuso de fiscalización que obliga a las empresas y a los funcionarios a tomar públicamente medidas en situaciones que antes dejaban libradas a, en el mejor de los casos, negociaciones no conocidas.
En 2016 dos especialistas del Concerned Health Professionals of New York y de Physicians for Social Responsibility de Estados Unidos visitaron Argentina, en esa oportunidad subrayaron que, entre otros riesgos, el fracking genera una alta tasa de mortalidad laboral. “Las tasas de muerte en los Estados Unidos a causa de la industria del fracking son siete veces más altas que en otras industrias y dos veces más altas que en la fuerza policial, que se considera una de las más peligrosas”, sostuvo la médica Sandra Steingraber . En aquel momento, esas apreciaciones parecían exageradas.
Dos años después, y tras un relanzamiento de las inversiones desde 2017, los números de mortalidad laboral parecen empezar a concordar con aquel vaticinio:en 2018 fallecieron cinco petroleros en la cuenca neuquina. La cifra se corresponde con la reactivación de la actividad de Vaca Muerta, y los nuevos regímenes y esquemas laborales que el fracking exige.
El periodista especializado Marcelo García vincula la muerte de esos obreros con la aplicación de la “adenda” del convenio colectivo de trabajo para el aumento de la productividad, que impulsaron el gobierno nacional, la administración neuquina, las operadoras del sector y los sindicatos petroleros. Señala también que los últimos dos decesos se produjeron el último de los 12 días que los operarios permanecen en el campo. “Es el momento en que el trabajador se encuentra con un profundo desgaste físico, ya con su percepción deteriorada”.
Los derrames y las muertes obreras tuvieron cierta repercusión en las agendas mediáticas. Fueron presentadas como problemas vinculados a la explotación de hidrocarburos no convencionales. Las excepciones, los errores, los inconvenientes. Nos parecen pertinentes dos comentarios al respecto.
Por un lado, que lejos de la excepcionalidad que la cobertura mediática enfatizó y la información oficial propuso, las situaciones excepcionales son regulares. Por otro lado, el propio desarrollo de este tipo de explotación es nocivo. Cada perforación implica aproximadamente el desmonte de una hectárea de la ambiente frágil o de tierras transformadas en productivas por el acumulado de décadas de trabajo, millones de litros de agua (cada vez más, en la medida que extienden las perforaciones horizontales y los procesos de fracturas), multiplicar las emisiones de gases tóxicos que afectan las salud y el clima, y destrozar las economías regionales, que comienzan a palpitar su vida al calor del precio internacional del barril.
.

Denuncian estado del basurero petrolero en Vaca Muerta



Divulgan fotos y videos de un basurero petrolero en Vaca Muerta

Fecha de Publicación
: 19/12/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Neuquén


Greenpeace y la Confederación Mapuche de Neuquén denunciaron la presencia de un enorme vertedero de residuos petroleros generados en Vaca Muerta que no cumpliría con los estándares mínimos ambientales. Los lodos tóxicos estarían siendo depositados directamente sobre el suelo sin una zona de drenaje adecuada ni un revestimiento de impermeabilización. Los ambientalistas advirtieron que podría afectar a las poblaciones cercanas, a los trabajadores y a las napas de agua. Hay una denuncia penal en curso.
El basurero petrolero en cuestión está ubicado a menos de 5 kilómetros de Añelo, el pueblo que se convirtió en la virtual capital de Vaca Muerta. Según la denuncia, es un repositorio de cutting, donde se secan y tratan los lodos de perforación que son descartados durante el proceso de extracción de petróleo y gas no convencionales. El vertedero recibe cada día los residuos de las empresas YPF, Total y Shell, entre otras que operan en la zona. Pertenece a la firma Treater Neuquén SA, se constituyó en 2012 con los aportes de los empresarios José Ignacio Lizarazu y Sebastián José Leis. La compañía, con nombres similares, tiene presencia en Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Mendoza. Infobae intentó comunicarse sin éxito con algún vocero de la empresa.
El vertedero fue detectado por Greenpeace en noviembre de 2017, lo que dio inicio a una investigación que incluyó un monitoreo de las actividades, el seguimiento de camiones, la toma de muestras de agua y sedimentos, y la comparación de imágenes satelitales que demostraron que el área en la que fueron depositados los residuos aumentó de 6,3 a 13,6 hectáreas entre diciembre de 2016 y octubre de 2018.
Según la denuncia, la planta sería ilegal por dos cuestiones. Primero, por las condiciones del lugar. "El vertedero no tiene un canal de drenaje adecuado, se encuentra repleto y desbordado, y el fondo y las paredes no están revestidos con un sistema de impermeabilización", advirtió Greenpeace.
Por otro lado, el vertedero no cumple con las normativas locales relativas a la ubicación de este tipo de instalaciones, ya que está a apenas 5 kilómetros de la localidad de Añelo y de cultivos agrícolas, y a 3,7 kilómetros del Río Neuquén. Según la legislación local -que fue actualizada tras el boom de Vaca Muerta-, "las plantas de tratamiento de residuos especiales y de disposición final deberán estar ubicadas fuera del ejido municipal, a una distancia mínima de 8 kilómetros de zonas urbanizadas o con proyectos de urbanización".

Denuncia y allanamiento
A raíz de la investigación, la Confederación Mapuche de Neuquén presentó una denuncia penal en la que solicitó que se investigue la responsabilidad del secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, el subsecretario de Ambiente, Juan de Dios Lucchelli -quien no contestó a las consultas de Infobae-, el director de Gestión de Situaciones Ambientales y Residuos Especiales, Juan Dorcazberro, el director de Fiscalización y Control de Procesos, Eric Stiefel, el intendente de Añelo, Darío Díaz, y los ejecutivos de Treater Neuquén SA, así como también los de las empresas generadoras, ya que la ley considera que también son responsables.
Tras la denuncia, la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales allanó el predio de 200 hectáreas que la empresa tiene Añelo a partir de una orden del juez de garantías Lucas Yancarelli.
Fuentes judiciales contaron a Infobae que en el operativo se secuestró documentación para ver si la empresa tiene los papeles en regla, aunque se espera que en los próximos días se realice un nuevo operativo en la sede central que Treater tiene en la capital provincial. Además, el fiscal realizó una inspección ocular, en la que se tomaron unas 250 fotografías y se determinaron los lugares de los que se pedirán que se tomen muestras para corroborar si la zona fue contaminada.
"En la inspección se constató que la empresa tiene piletones a los que arrojan los residuos peligrosos, que están divididos en sólidos, líquidos y semilíquidos. Ahí son mezclados con tierra y luego llevados a uno horno en el que supuestamente se queman los residuos tóxicos", explicó la fuente.
"Los piletones tienen que tener una malla impermeabilizadora. Si no está o está rota por falta de mantenimiento, eso va a saltar en los análisis, porque la contaminación perdura en el tiempo y no se puede esconder. Entonces se van a hacer unas prospección con una técnica que se llama calicata y se va a determinar si se afectó el suelo", agregó.

Muestras al laboratorio
En mayo de 2018, un equipo de Greenpeace tomó 10 muestras de agua, sedimentos y lodos de dos sitios de fracking y del basurero petrolero. "Se encontraron altos niveles de polución que evidencian la falta de protección y una contaminación directa en los suelos y potencialmente en las napas. En los residuos se hallaron presencia de hidrocarburos y componentes volátiles que podrían alcanzar comunidades cercanas a la planta", denunció ONG ambientalista.
"Por otro lado, los lodos que conforman los residuos de la perforación hidráulica contienen metales pesados y elementos radioactivos como radón, radio o uranio. Estas sustancias tóxicas se liberan al aire o al agua y, además de los efectos sobre la salud causados por el impacto de las emisiones en el aire y el agua, tienen efectos sobre el medioambiente. Más del 40% de las sustancias causan impactos que dañan a la vida acuática y a la fauna", añadió Greenpeace.
Las diez muestras que tomó la organización fueron analizadas en los Laboratorio de Investigación de Greenpeace en la Universidad de Exeter en el Reino Unido y en otro laboratorio independiente en busca de metales, químicos orgánicos e hidrocarburos de petróleo. La idea era tener un estado de situación y saber qué es lo que los camiones llevan al basurero de Treater.

Algunos resultados:
– En la mayoría de las muestras la concentración de metales no fue alta, pero cuatro dieron muy altos niveles de bario y estroncio, mientras que en el vertedero se hallaron altas concentraciones de cadmio y plomo.
– Muchas muestras de sedimentos tenían niveles altísimos de hidrocarburos químicos. En una la concentración era tan elevada que ni siquiera pudo ser medida.
– Las muestras tomadas en el vertedero tenía niveles de hidrocarburos que en otros países serían considerados residuos peligrosos, por lo que, según Greenpeace, no deberían ser colocados sobre el suelo, ya que podría contaminar el aire, el suelo y las aguas superficiales y subterráneas. "Las concentraciones de hidrocarburos en estas muestras son tan elevadas que deben ser manipuladas mediante la contención, el tratamiento y la eliminación adecuados, en lugar de un simple almacenamiento para su evaporación en estanques abiertos", concluyó la ONG.
.

Afirman que si hay contaminación en Allen tras el derrame



Derrame en Allen: organizaciones antifracking dicen que hay contaminación

Fecha de Publicación
: 08/12/2018
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Río Negro


La Asamblea Permanente del Comahue por el Agua anunció que realizará una denuncia. Evalúan si la presentarán ante la justicia provincial o federal.
“Ayer después de la 20 decían que estaba todo controlado pero no se le puede creer a YPF porque en un comunicado anterior aseguraban lo mismo”, expresó Juan Carlos Ponce, uno de los referentes de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua en Allen en referencia al derrame que se produjo el sábado pasado.
Ponce contó que cuando ocurrió el incidente llegaron a las 15 y era “impresionante la cantidad de calcáreo que pusieron para contener y tapar todo”.
La organización realizará estos días una denuncia por contaminación y están evaluando si será presentada ante la justicia provincial o federal.
“Ahí quedó contaminando el suelo, hace dos semanas fuimos y vimos cómo las napas contaminadas iban corriendo y afectando a los frutales”, expresó.
“Ellos están trabajando en un lugar donde no deberían hacerlo. El Valle se hizo para que sea un lugar para producir alimentos”, enfatizó.
Ponce manifestó que no han tenido datos sobre la investigación que están llevando a cabo los fiscales.
El referente recordó en el 2017 YPF tuvo “su primera multa por contaminación en Allen” por derrame en la chacra 60.
El serio incidente ocurrió en octubre de 2016 en la zona rural allense debido a una válvula mal cerrada de un pozo de gas provocó el derrame de casi 240.000 litros de agua salada, en el sector donde se encuentran los pozos gasíferos EFO 360 y 362. La locación quedó inundada y días después comenzaron a secarse los frutales y álamos contiguos al pozo. Desde YPF reconocieron la afectación causada en las plantaciones y atribuyeron el hecho a “un error humano”.
Tras informes realizados a raíz del incidente, el Departamento Provincial de Aguas multó a los responsables por un monto de 2,5 millones de pesos.
Ayer la compañía estatal informó que “logró controlar la surgencia de gas” en el pozo EFO355 del yacimiento Estación Fernández Oro, tras el incidente registrado este sábado en la zona de Allen. Según estimaron en un comunicado de prensa, ya se ha llevado a “una condición normal de operación” e insistieron en que “ninguna fuente de agua resultó afectada” por el derrame.
.

Fiscalía ambiental en Neuquén post derrame en Vaca Muerta



Luego del derrame en Vaca Muerta, crean una fiscalía ambiental

Fecha de Publicación
: 05/12/2018
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Neuquén


Funcionará con personal contratado sin una dependencia del Poder Ejecutivo. Los profesionales indagarán para luego determinar la sanción. El funcionamiento del nuevo organismo se incluyó en el presupuesto del año próximo. Constatará que se cumplan las leyes del Ambiente y Residuos Peligrosos.
El ministerio Público Fiscal de Neuquén creó una unidad especial que se encargará de investigar delitos ambientales y también maltrato animal, que dependerá del fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid. Estará conformado por un equipo de cinco especialistas que tendrá un ingeniero en ambiente, un licenciado en seguridad e higiene, dos abogados especialistas en los temas y un asistente letrado.
La unidad especial comenzará a funcionar en breve y tendrá competencia en todo el territorio provincial. El equipo de profesionales tendrá a su cargo los trabajos de campo, para luego asesorar al fiscal en el curso de las investigaciones.
Esta fiscalía especializada trabajará en función de dos leyes, la 25675 –ley general del Ambiente– y la 24051 –Residuos Peligrosos–, se encuadrará también en los tipos penales establecidos entre los artículos 200 y 207 del Código Penal , que protegen la salud pública y se relaciona con la protección del ambiente.
Desde la fiscalía señalaron que los profesionales dependerán directamente del Poder Judicial y serán contratados por medio de un concurso público. Por ese motivo advirtieron que este equipo dará un margen de “libertad” a la hora de comenzar una investigación porque no dependerá del Ejecutivo provincial.
El fiscal General José Gerez señaló a “Río Negro” que la finalidad es “tener un posicionamiento serio para proteger el medio ambiente, en los términos penales. Lo que se crea es una unidad fiscal específica nutrida de técnicos que se va a encargar de perseguir esos hechos para llegar a una sanción. Las empresas que vengan invertir a Neuquén tienen que saber que no pueden afectar el medio ambiente y que si infringen la ley las vamos a perseguir”.
Mencionó que los hechos se investigarán en base a los informes que provea la secretaría de Ambiente de la provincia o ante la denuncia de superficiarios que se vean afectados.

Independencia
Agregó que “al contar con especialistas propios nos da plena libertad para trabajar. Si nosotros tuviéramos que depender constantemente del asesoramiento de un organismo del Estado para evaluar si hubo un delito o no, existe una dependencia de los informes que puede condicionar los tiempos y los procedimientos para las investigaciones. Al contar con especialistas propios se puede avanzar con autonomía”.
Respecto al costo de funcionamiento, Gerez señaló que se incluye al presupuesto general del Poder Judicial y que la contratación de los especialistas ya fue aprobada por unanimidad de los miembros del Tribunal Superior de Justicia, en el acuerdo 5768 que se firmó el pasado miércoles.
El objetivo es tener un posicionamiento para proteger el ambiente en términos penales. Comenzará a funcionar en breve y actuará en toda la provincia.

Dos datos
934 - fueron los incidentes que se registraron en los primeros 10 meses del 2018, en 95 yacimientos.
5 - serán los especialistas que conformarán la fiscalía de medio ambiente y dependerán de un fiscal jefe.
.

Evalúan cuantiosa multa a YPF por el derrame de Vaca Muerta



Suspendieron a YPF por un derrame de petróleo en Vaca Muerta

Fecha de Publicación
: 28/11/2018
Fuente: El Ancasti
Provincia/Región: Neuquén


Se inhabilitó la licencia ambiental para operar hasta tanto resuelva el daño causado y se evalúa una sanción económica.
YPF fue sancionada por autoridades neuquinas para suspender sus actividades, luego de que se produjera un derrame de petróleo en el yacimiento Bandurria Sur en la zona de producción petrolera conocida como Vaca Muerta, en Neuquén.
La medida, que incluye la suspensión de la licencia ambiental, es la primera en su tipo en la historia de la industria petrolera de Neuquén. La sanción económica podría rondar los U$S 700.000.
El derrame se produjo durante la madrugada del 19 de octubre en el área de Bandurria Sur de Vaca Muerta y fue el primer blowout, o descontrol de pozo, de los últimos cuatro años en la formación geológica, según se indicó.
Al respecto, la operadora emitió un comunicado en el que admitió la sanción y destacó que son dos las locaciones afectadas por la decisión de las autoridades neuquinas.
"Respecto de la suspensión de la licencia ambiental en Bandurria, establecida por el Gobierno de la Provincia de Neuquén, YPF informa que la empresa fue notificada en horas de la tarde del martes 20 de noviembre e inmediatamente acató la medida. La misma afecta los pads 8 y 9, donde se produjo la sugerencia el día 19 de octubre, y la zona próxima por precaución y no impide el desarrollo en otros pads programados”, señaló el comunicado oficial.
También indicó que “la empresa ha sostenido un diálogo fluido y constante con las autoridades de aplicación, compartiendo sistemáticamente los avances de los trabajos de remediación, que están avanzando rápidamente. De hecho, todos los martes desde la sucesión del incidente, se mantienen reuniones entre las partes, donde se revisan los informes de avances y se repasan los detalles de las tareas de remediación.
La firma confía en continuar con un diálogo constructivo y abierto con la autoridad de aplicación y con el Gobierno de Neuquén, “que les permita seguir trabajando juntos en pos del desarrollo del potencial energético de la provincia, en el marco del cuidado de las personas, el medio ambiente y garantizando la sustentabilidad de las operaciones”, destacaron.
Según publicó el diario Río Negro, la decisión será revocada cuando la empresa termine con los trabajos de remediación en el área.
Con esta sanción, la empresa no podrá avanzar en ningún desarrollo en el área hasta que la autoridad de aplicación la vuelva a habilitar, lo que lógicamente implicará una enorme pérdida económica.
Desde la Subsecretaría de Ambiente de la provincia de Neuquén habían anunciado que se estudiaba una sanción dura y ejemplificadora. Estiman que la sanción económica podría rondar los U$S 700.000.
.

Suspensión de la licencia ambiental (parcial) de Vaca Muerta



Derrame en Vaca Muerta: YPF cumplirá la suspensión de la licencia ambiental

Fecha de Publicación
: 24/11/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Neuquén


La petrolera estatal emitió hoy un comunicado con el fin de referirse a la suspensión de la licencia ambiental en el bloque Bandurria Sur, establecida por el gobierno de la provincia de Neuquén, tras el derrame que se produjo en el área de la formación geológica Vaca Muerta, el pasado 19 de octubre.
"YPF informa que la empresa fue notificada en horas de la tarde del martes 20 de noviembre e inmediatamente acató la medida", explicó el comunicado y precisó que "la misma afecta los pads 8 y 9, donde se produjo la surgencia el día 19 de octubre, y la zona próxima por precaución y no impide el desarrollo en otros pads programados".
"La empresa ha sostenido un diálogo fluido y constante con las autoridades de aplicación, compartiendo sistemáticamente los avances de los trabajos de remediación, que están avanzando rápidamente", aseguraron desde la firma estatal.
Por último, el comunicado destacó que "YPF confía en continuar con un diálogo constructivo y abierto con la autoridad de aplicación y con el gobierno de Neuquén, que les permita seguir trabajando juntos en pos del desarrollo del potencial energético de la provincia, en el marco del cuidado de las personas, el medio ambiente y garantizando la sustentabilidad de las operaciones".
El derrame que se produjo durante la madrugada del viernes 19 de octubre en el área Bandurria Sur de Vaca Muerta fue el primer "blowout" (descontrol de pozo) de los últimos cuatro años en la formación geológica.
.

Vaca Muerta: mas de tres incidentes ambientales por día



Los derrames de Vaca Muerta

Fecha de Publicación
: 22/11/2018
Fuente: Página/12
Provincia/Región: Neuquén


El Observatorio Petrolero Sur denuncia que se está produciendo “un desastre ambiental y social”. Los derrames provocan graves perjuicios a los productores de frutas. Las Naciones Unidas mostraron su preocupación.
“Fracking seguro” y “Vaca Muerta no va a contaminar” fueron los eslogan empresario y mediático en 2013, cuando comenzó a explotarse la formación petrolera Vaca Muerta (Neuquén). La técnica (llamada “fractura hidráulica”) era ya muy cuestionada en el mundo por sus impactos ambientales. A cinco años del acuerdo YPF-Chevron que dio inicio a la explotación, se cumplió lo que alertaban comunidades mapuches y organizaciones socioambientales: decenas de derrames, explosión de pozos e incendios. La provincia reconoce que se producen dos derrames por día y Naciones Unidas llamó a detener Vaca Muerta.
El 19 de octubre se produjo un derrame de petróleo que afectó entre 40 y 80 hectáreas. Se trató de un pozo de YPF y Schlumberger (multinacional estadounidense) en Bandurria Sur (a once kilómetros de Añelo) que estuvo 36 horas fuera de control. El hecho se conoció porque fue difundido por los propios trabajadores. El subsecretario de Ambiente de Neuquén, Juan de Dios Lucchelli, señaló que fueron “algunas hectáreas”. YPF reconoció, diez días después del desastre, que fueron 47 hectáreas. Las organizaciones Greenpeace y FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales) mediante imágenes satelitales advirtieron que se trataba de al menos 80 hectáreas.
El último derrame de YPF es sólo una muestra de algo mayor: en la cuenca neuquina se produce un promedio de dos derrames por día. Publicado por el periodista Matías del Pozzi (en el Diario Río Negro), en los últimos cuatro años las petroleras admitieron 3368 “incidentes ambientales”, eufemismo de las empresas y el Gobierno para los hechos de contaminación.
En base a información oficial de la Secretaría de Ambiente de Neuquén se detalla que en sólo diez meses de 2018 (enero a octubre) se registraron 934 hechos de contaminación. En 2017 fueron 703, en 2016 se trató de 868 y en 2015 fueron 863.
El Observatorio Petrolero Sur (Opsur) es un espacio de referencia en la investigación del accionar de las petroleras y sus impactos. “En Vaca Muerta se está produciendo un desastre ambiental y social. De continuar la explotación será aún peor y no afecta sólo a quienes viven allí, la contaminación del aire y el agua nos llegará a todos”, afirmó Fernando Cabrera, del Opsur. Recordó que en el derrame de YPF-Schlumberger no dieron información oficial durante diez días. “Estos eventos se producen porque son los propios vecinos, campesinos o trabajadores los que denuncian. Otra muestra de que no se puede confiar en empresas ni en los gobiernos”, destacó.
Un relevamiento del Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (integrado por Opsur y Taller Ecologista) precisó los hechos graves de petroleras en la localidad rionegrina de Allen (donde la avanzada petrolera perjudica a los tradicionales productores de frutas de la región). Entre marzo de 2014 y enero de 2018 hubo al menos catorce hechos que desmienten el “fracking seguro”: explosión de pozos, incendios con llamas de hasta 15 metros de altura, derrames en zonas de producción de peras, roturas de canales de riego y 240 mil litros de agua tóxica derramada sobre chacras, entre otros.
La Confederación Mapuche de Neuquén (que cuestiona la avanzada petrolera desde hace más de veinte años), organismos de derechos humanos y la Asociación de Abogados Ambientalista presentaron una denuncia penal enmarcada en la Ley de Residuos Peligrosos (para las empresas) y “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público” para las autoridades ambientales de la Provincia. La Confederación recordó que ya realizó cinco denuncias por hechos graves de contaminación y por la falta de acción de los funcionarios del Gobierno. También responsabilizaron al Poder Judicial por la falta de avance en las causas.
El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de Naciones Unidas emitió en octubre su “Cuarto Informe Periódico de Argentina”. Remarcó los impactos negativos de Vaca Muerta y resaltó su preocupación para su incidencia en el clima mundial. “La explotación total de todas las reservas de gas de esquisto (de Vaca Muerta) consumiría un porcentaje significativo del presupuesto mundial de carbono para alcanzar el objetivo de un calentamiento de 1,5 grados, estipulado en el Acuerdo de París”. Y recomendó “reconsiderar la explotación a gran escala de combustibles fósiles no convencionales mediante el fracking en la región de Vaca Muerta” para garantizar el cumplimiento de los compromisos climáticos asumidos por el Estado argentino.
El Comité de la ONU también alertó que no se evaluaron correctamente los impactos negativos del fracking y afirmó que no se consultó adecuadamente a las comunidades locales.
El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) había emitido, dos semanas antes, un informe con tono advertencia: si la temperatura del planeta sigue en aumento y supera el 1,5 grados para 2030 se producirán “impactos catastróficos” en la vida de las personas y el medioambiente. Para alcanzar el objetivo (para 2030) se debe reducir a la mitad el uso de petróleo y el de gas a un tercio. La explotación de Vaca Muerta va en sentido opuesto.
En Vaca Muerta están presente, además de YPF y Chevron, las grandes multinacionales Shell, Wintershall, ExxonMobil, Total, PAEG (Bulgheroni, CNNOC, BP), Equinor, Schlumberger, Pluspetrol, Pampa Energía y Mercuria.
.

Fracking: para muesta basta Allen



Enfermedades, contaminación y derrumbes en Allen, el pueblo en el que los cultivos conviven con el fracking

Fecha de Publicación
: 19/11/2018
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Río Negro


Leucemia, viviendas derrumbadas, sonidos insoportables, emisiones de gases tóxicos, gastroenteritis, vómitos, derrames. El relato se repite de vecino a vecino. Solo cambian las formas, pero las vivencias y creencias son similares. Para las petroleras, en cambio, es un ejemplo de una industria que genera unos 3 mil puestos de trabajo en todo Río Negro y que el año pasado le dejó a la provincia 500 millones de pesos en regalías. Junto a un equipo de Greenpeace, Infobae visitó Allen, la capital nacional de la pera, en Vaca Muerta, donde los cultivos de frutas que se consumen en el resto del país conviven con los pozos de fracking.
Allen es parte del yacimiento Estación Fernández Oro, en el sector rionegrino de Vaca Muerta. La explotación de hidrocarburos tiene varias décadas en la zona, pero con la irrupción de la técnica del fracking los pozos se multiplicaron en el área, donde el tight gas es la vedette. Aunque ni siquiera están claras las consecuencias a largo plazo del fracking sobre la salud y el medio ambiente, no hubo debate previo. Alguien decidió que así iba a ser y la vida cambió para siempre. La mayoría de los vecinos no quiere hablar, pero la regla tiene varias excepciones. ¿Es posible la convivencia del fracking con los cultivos si el gas y el petróleo pagan 10 veces más por hectárea? ¿Afecta la salud de los vecinos? ¿Y el medio ambiente?

"Simulacros"
Los accidentes en los pozos de la zona están lejos de ser una excepción. La sucesión es notable y contrasta con las afirmaciones del gobierno de la vecina provincia de Neuquén, que tras el derrame de crudo que ocurrió el 19 de octubre en Bandurria Sur, informó que desde 2014 no había habido problemas en la "zona". Esa declaración tenía una intencionalidad: instalar la idea de que en todo Vaca Muerta no hubo accidentes en los últimos años, y así lo comunicó buena parte de la prensa local. Naturalmente, es mentira.
En el Observatorio Petrolero Sur armaron una línea de tiempo de los accidentes solo en Allen. En 2014 explotaron dos pozos y otro se incendió y provocó llamas de hasta 15 metros de altura. El 2015 fue el año de los derrames. Fueron cuatro. En uno de ellos, en julio, los fluidos terminaron en una laguna que se conecta con otras que, a su vez, desembocan en el río Negro. La empresa Yacimientos del Sur (YSUR, subsidiaria de YPF) les ofreció a una veintena de vecinos de Calle Ciega 10 una compensación de 44 mil pesos al año, pero les exigió a cambio una cláusula de confidencialidad, la colaboración con la empresa en caso de protestas y la renuncia a nuevos reclamos.
Ese año también hubo una sucesión de explosiones en el pozo EFO 280, pero para el gobierno rionegrino fue un mero "silbido". Tras la denuncia de los vecinos, el secretario de Energía, Marcelo Echegoyen, fue contundente. "Estoy viendo en Google Earth y acá no hay ningún barrio", declaró.
Al año siguiente se produjo el accidente más importante que se conoce en la zona, cuando se fugaron 240 mil litros de la llamada "agua de formación" de los pozos 360 y 362. Murieron animales y árboles frutales.
Hubo más incidentes. La mayoría de las veces, según los vecinos, les dicen que son simulacros, lo que contrasta -de acuerdo a esos testimonios-, con la cara de pánico de los trabajadores.
La polémica se redobla cuando la encargada de controlar está íntimamente ligada a la industria petroquímica. La secretaria de Ambiente de Río Negro, Dina Migani, es una de las dueñas de Quinpe SRL, una empresa que se dedica al transporte, almacenaje y distribución de productos químicos y residuos relacionados con la extracción de hidrocarburos; y entre sus clientes tiene a YPF, Petrobras, Halliburton, TGS y Schlumberger, de acuerdo a una denuncia por contaminación que presentó este año la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), por pedido del presidente del Concejo Deliberante de Estación Fernández Oro, Claudio Correa.

Contaminación invisible
Más allá de los accidentes, la contaminación de los pozos de gas y petróleo muchas veces no se puede ver. Eso es lo que buscó demostrar la ONG Earthworks cuando visitó Estación Fernández Oro con una cámara infrarroja traída desde los Estados Unidos para registrar gases invisibles que son altamente tóxicos y potencialmente mortales, conocidos como compuestos orgánicos volátiles (COVs), entre los que se encuentran benceno, butano, etilbenceno, metano, propano, octano, tolueno y xileno.
"Las personas expuestas a la contaminación de COVs que hemos detectado en Argentina pueden sufrir consecuencias a la salud al corto y al largo plazo, incluyendo padecimientos de cáncer", explicó el ambientalista Pete Dronkers, de la ONG.
El siguiente video fue filmado el 29 de marzo en un pozo de fracking en el corazón de la zona productiva de Allen, cerca del Río Negro. Como se puede ver, en las primeras imágenes no se ve nada raro, porque la contaminación no es visible, pero una vez que se activa el sensor infrarrojo, la enorme pluma de compuestos orgánicos volátiles queda expuesta:

Sin registros
—¿De dónde sos?
—De Allen
—Yo también.
—Yo también.
El diálogo, simplificado en este artículo, se dio en una sala de espera de un hospital de Neuquén en la que varias madres se dieron cuenta de que tenían dos denominadores en común: conviven con el fracking y los agroquímicos, y sus hijos tienen leucemia. Entonces surgió una sospecha que luego fue admitida por el ministro de Salud provincial, Fabián Zgaib, a una periodista de Roca, y por su secretario a los vecinos: que en Allen hay al menos 7 casos de leucemia, es decir, entre tres y cuatro veces más de lo que estadísticamente es esperable.
Poco después una médica que pidió mantener su identidad reservada engrosó la cifra y le confesó a los vecinos que en realidad eran 12 casos, pero que como la mayoría estaban siendo atendidos en Neuquén, las estadísticas de Río Negro no lo reflejaban. Oficialmente, para la Provincia, hubo cuatro muertes y cinco internaciones por leucemia en Allen entre 2013 y 2017.
Infobae solicitó los datos duros a la cartera sanitaria, pero se encontró con muy poca colaboración. Eso sí: no quisieron decir cuántos casos hay en total ni desmintieron los siete denunciados por los vecinos. "Desconozco", se limitó a aclarar un vocero. Al margen de que la información no se pudo chequear, lo que queda al descubierto es una constante de las zonas en las que hay proyectos extractivistas sospechados de contaminación: el secretismo de las estadísticas médicas.
Al respecto, Allen tiene otro caso paradigmático, el de Rubén Ibáñez, que vive con su esposa y uno de sus hijos en el barrio Costa Este. Era el casero del Vivero El Alto, que ahora está abandonado. La dueña -dice- aceptó una "ayuda" de YPF para que unas cañerías pasen por debajo de sus tierras y dejó de lado el camino productivo. Detrás de su casa, a unos 10 metros, hay un arroyo. Del otro lado hay instalaciones petroleras de cuya existencia la familia Ibáñez se enteró por el ruido, cuando levantaron la torre de fracking. Nadie le avisó.
En la familia Ibáñez están convencidos de que los problemas de salud de Rubén empezaron de la mano del pozo AP.RN.EFE 141, que explotó a las 21 horas del 19 de marzo de 2014. "Saltaron las válvulas y se produjo una llamarada. Todo alrededor tembló. Fueron muchas horas con los gases tóxicos saliendo. Nadie nos vino a ayudar. La médica que llegó después no quería ni bajarse de la ambulancia para verme", repasó Rubén. "Yo empecé con asma y problemas respiratorios, y al final me encontraron una mancha en el pulmón derecho, pese a que nunca fumé", contó.
La palabra cáncer no es parte de su relato. Pero su esposa es más cruda. "Tiene un tumor", lanzó Zulema Campos mientras miraba su celular gastado en la cocina de su casa. "El agua no sirve ni para regar las plantas, porque sale contaminada. Todo es un desastre acá", se quejó. Poco antes de recibir a Infobae habían sufrido otro accidente de gran magnitud.
A Rubén no le quisieron dar los resultados de sus estudios en el hospital de Allen y, según denunció, tuvo que impulsar una acción judicial para acceder a sus antecedentes. La fiscal Julieta Villa ordenó un allanamiento en el que solo encontró la tapa de su historia clínica. No había nada más. Alguien quiso ocultar el antecedente.
El caso de Allen recuerda al de Bothel, un pequeño municipio alemán del estado de Baja Sajonia en el que la tasa de cáncer duplica a la esperada en la zona. En uno de sus pueblos, Bellen, uno de cada cinco vecinos tiene cáncer. ¿Los más comunes? Leucemia y linfoma. ¿Las causas? No están claras, pero ante la consulta de Infobae el médico local Mathias Bantz dijo que sospechan de la extracción de gas a través de fracking.
Determinar las causas de los problemas de salud asociados al ambiente siempre es un desafío. Y en el caso de Allen hay "por lo menos tres líneas de acumulación" de contaminación, según advirtió a este medio la socióloga Maristella Svampa, que acaba de publicar Chacra 51 (Sudamericana) sobre las transformaciones en Allen. "La primera, que está ligada al uso de agroquímicos en la agricultura; la segunda es la primera avanzada petrolera de los setenta en adelante; y la tercera es el fracking, que es como el tiro del final", indicó.

Fracking y salud
Quizás la falta de claridad sobre la situación de la leucemia en Allen y el caso de Rubén Ibáñez tengan que ver con los estudios que vinculan al fracking con los problemas de salud. Lejos del discurso que rezan las petroleras, una de las investigaciones más importantes sobre el tema fue realizada por la Universidad de Yale en base a 624 pozos en el Condado de Washington, en Pensilvania, y concluyó que la frecuencia de los problemas de salud aumentan a medida que las personas viven más cerca de los pozos. Las enfermedades que más encontraron fueron erupciones cutáneas y problemas en las vías respiratorias.
Esos resultados van en la misma línea de dos estudios que vinculan el fracking al aumento de la tasa de hospitalizaciones en Pensilvania. Hay también un estudio en Estados Unidos que detectó hasta un 600% de aumento en la mortalidad infantil en las zonas cercanas a los pozos, otro que relaciona el fracking con el bajo peso al nacer y un tercero que lo asocia a defectos congénitos de corazón y de tubo neural en recién nacidos. También hay una investigación de la Universidad de Massachusetts con ratones que lo vincula al cáncer de mama. Y en los Estados Unidos encontraron que aumentaron las enfermedades de los perros que viven en torno a las torres.
El propio Departamento de Salud de Nueva York emitió un dictamen antes de prohibir el fracking en el Estado de Nueva York que concluyó que hay muchas lagunas de conocimiento hasta ahora, ya que los estudios son pocos y limitados, pero aclaró que los resultados son "sugerentes". Por eso la pregunta es si acaso en materia sanitaria la norma no debería ser la prevención.

Agua, derrumbes y sonidos insoportables
Aunque los activistas antifracking suelen subrayar entre sus argumentos los peligros del cambio climático, los vecinos no hablan de eso, sino de problemas concretos. Su preocupación es otra. Estela Sánchez vivía en Guerrico, a unos 12 kilómetros de Allen. Tuvo que abandonar su casa porque el agua salía literalmente negra. Los análisis solicitados por el Departamento Provincial de Aguas a los que accedió Infobae detectaron la presencia de 0,10 miligramos por litro de hidrocarburos en el agua que salía de sus canillas. También había algunos químicos que no deberían haber estado en el agua, como manganeso, hierro total y carbonatos. Otros valores dieron por encima de lo aconsejable, como dureza total, bicarbonatos, sulfatos y el PH, entre otros.
Estela cambió, entonces, la chacra en la que plantaba peras y manzanas por una casa en la ciudad de Allen. Sin embargo, como muchos de sus vecinos, sigue comprando agua embotellada.
Roxana Velarde llegó hace 20 años a Allen. Pero la vida, dice, ya no es igual. "Lo primero que empezamos a notar son los problemas de salud. Vómitos, dolores de estómago, dolor de cabeza, olor a azufre todo el tiempo; vecinos con pancreatitis, dolores muy seguido", repasó.
Su caso está entre los más extremos: su casa literalmente se vino abajo. Aclaró que no es la única y recordó su nefasta experiencia. Comentó que todo empezó cuando se hizo intenso el tránsito en la zona por los camiones. El piso se empezó a levantar y las paredes, a rajar. Luego arrancó el fracking y hace unos seis meses llegó su Día D. "Estábamos todos afuera, tomando mate. Adentro estaban mi nieto de 3 años y uno de mis hijos mirando la televisión cuando se cayó el techo de una pieza y de la mitad del living. Ellos por suerte estaban en la parte del comedor, si no los podría haber aplastado", advirtió.
A pesar de que todos los testimonios tienen muchos lugares comunes, a diferencia de otros sitios en los que hay conflictos ambientales, en Allen no hay una organización que nuclee a los vecinos. Uno de los pocos que impulsa algún tipo de lucha colectiva es Juan Carlos Ponce, miembro de la Asamblea por el Agua.
"Defiendo la tierra, porque me crié en las chacras", expuso Ponce, gasista matriculado de profesión. "Acá en verano no se puede respirar. Pero además de la contaminación, el ruido es insoportable. Nosotros con un recurso de amparo logramos una multa de 2,5 millones de pesos a unas torres por contaminación sonora", indicó.

RSE
Aunque para Juan Ponce "la responsabilidad social empresaria es una coima", en YPF la ven como una estrategia válida para relacionarse con la comunidad en la que desarrollan sus actividades "orientados a generar valor compartido, fortalecer la licencia social y el compromiso de los empleados de la compañía", según explicaron desde la empresa a Infobae.
La Fundación YPF trabajó en el desarrollo del Plan Allen Sostenible. Además, desde 2014 realizó 26 capacitaciones en la zona, de las que participaron 484 alumnos que se especializaron en distintas áreas como construcción, energía eléctrica y software.
Para los próximos cuatro años, además, la empresa acordó con el gobierno provincial y la municipalidad un plan de obras por más de 50 millones de pesos para la construcción de una nueva terminal de ómnibus, la entrega de asfalto para pavimentación de calles y el mejoramiento de espacios verdes.
La petrolera, además, ya realizó la conexión de 115 viviendas del barrio Costa Este a la red troncal de gas. También entregó hornos, calefactores y termotanques. La inversión fue de 15 millones de pesos. Y planea construir un nuevo centro operativo de 1.200 metros cuadrados cubiertos para concentrar toda su operación de la provincia de Río Negro en Allen.

Petróleo en la comida
Sin embargo, la convivencia con los vecinos y la producción tiene sus límites. Con la premisa de que el fracking y el cultivo de frutas, verduras y hortalizas no son compatibles, en agosto de 2013, el Concejo Deliberante de Allen aprobó una ordenanza que prohibía el fracking en el ejido de la comuna y le pidió al gobierno provincial que impulse en la justicia una medida de no innovar. Pero tres meses después, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro declaró la inconstitucionalidad de la norma, porque consideró que la provincia tiene "competencia exclusiva" en materia hidrocarburífera.
Según explicaron a Infobae tras un pedido de acceso a la información, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) no mide la presencia de sustancias relacionadas con la producción de hidrocarburos en las frutas y hortalizas producidas en Allen, ya que sus controles se centran en residuos de agroquímicos. La pregunta es si los hidrocarburos o los elementos químicos que participan del proceso de extracción pueden contaminar la producción. Y si acaso el Senasa no debería controlarlo.
La Concerned Health Professionals de Nueva York publica desde hace años un compendio de hallazgos científicos sobre el fracking, cuyas autoras estuvieron el año pasado en Allen. Un capítulo entero del texto está destinado a las amenazas para la agricultura y la calidad del suelo en base a lo que ocurrió en algunas zonas de los Estados Unidos.
Algo que se encuentra muy seguido -y está documentado en California- es que varias compañías utilizan los pozos para eliminar las aguas residuales del fracking (flowback), que se conectan con fuentes de agua de calidad, en las que se detectaron arsénico, talio y nitratos. Esta técnica que se usa en casi la totalidad de los pozos en Vaca Muerta ha generado casos de contaminación, aunque las empresas aseguran que es un método seguro que está sometido a controles internos y externos.
"El porcentaje de agua que retorna luego de su inyección en el pozo es de entre un 25 y un 50%. La misma es sometida a un proceso físico químico de tratamiento para que alcance los valores del permiso de vertido -inyección en pozos sumideros- que otorga la autoridad de aplicación. Esto implica que el agua que se inyecta queda con una calidad de agua como la que existen en esas profundidades, que no es potable en su condición natural", explicaron desde YPF.
"Hoy casi la totalidad de las aguas de flowback de no convencional son vertidas en pozos sumideros muy profundos que en el caso de Vaca Muerta superan los 1200 mts de profundidad. Los cursos de agua potable se encuentran en esa zona por arriba de los 450 metros y se elige la formación que está a 1200 mts para inyección porque hay un sello geológico que la separa de los acuíferos usables. Por lo tanto es imposible que esas aguas se mezclen", abundaron desde YPF.
No obstante, no todos están de acuerdo con esa idea. "Cuando se haga la fractura hidráulica el hidrocarburo buscará la superficie y en ese camino está el acuífero. Entonces que haya 1700 metros de distancia [entre la formación y la fuente de agua] no es impedimento para que se contamine el agua, es solo cuestión de tiempo. Incluso los riesgos pueden suceder cuando la compañía se haya ido", advirtió el ingeniero en petróleo Eduardo D´Elía, citado por el investigador Diego Rodil, en un estudio que fue censurado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.
Hay otros problemas detectados vinculados a la agricultura. Por ejemplo en Dakota del Norte, por los derrames, algunos niveles de cloruros fueron tan altos que superaron la capacidad de medición del Departamento de Salud. En Pensilvania, el Departamento de Protección Ambiental encontró que las fugas de las lagunas de aguas residuales contaminaron el suelo y las aguas subterráneas. En un tercer estudio, dos científicos de Colorado concluyeron que la restauración de las zonas en las que hay pozos requiere décadas e intensos esfuerzos. Por último está el problema de la contaminación lumínica, ya que los pozos están iluminados las 24 horas del día.

Producción
En 2015 se conoció una denuncia que tuvo amplia repercusión, cuando la productora de frutas orgánicas Jessica Lamperti, de Allen, contó en su cuenta de Facebook que un cliente del exterior le había dicho que quería "fruta libre de fracking" y que ya no le iba a comprar.
Según datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en 2008 en Allen se plantaron 6.453,3 hectáreas de peras y manzanas. El año pasado fueron 5.445 hectáreas, es decir, más de mil hectáreas menos.
La explicación, para Diego Rodil, es compleja. Dijo: "Hay multicausalidad, pero las malas políticas hacia las economías regionales y la vía libre al fracking, sin consulta a la ciudadanía, son las principales responsables".
.

El derrame en Vaca Muerta llega a la Justicia



Piden al fiscal de Neuquén que investigue el derrame de petróleo en Vaca Muerta

Fecha de Publicación
: 08/11/2018
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Neuquén


Organizaciones de Derechos Humanos y activistas ambientalistas solicitan que se analicen las responsabilidades en el hecho, tanto de las autoridades políticas como de los empresarios. La fiscalía informó que hace una semana inició un causa de oficio.
Organizaciones de Derechos Humanos, activistas ambientalistas, y la Confederación Mapuche de Neuquén presentaron hoy en fiscalía una denuncia para que se investiguen las responsabilidades penales que les puede caber por el derrame en el yacimiento Bandurria Sur, tanto a las autoridades políticas como a los empresarios.
El hecho ocurrió el jueves 18 de octubre, a la medianoche, afectó 45 hectáreas, según precisó la subsecretaría de Ambiente de la provincia, y se extendió por 36 horas consecutivas.
“No es el primero (el derrame), no es el último, porque tiene que ver con una lógica de esta industria del fracking que no tiene ninguna garantía, ninguna seguridad, que está probado que no te puede garantizar la seguridad y menos todavía la salud del ambiente, porque por esa razón ha sido prohibida en numerosos países”, aseguró Jorge Nahuel, werken de la Confederación.
Agregó: “acá hay un testigo pasivo que es la justicia. Por eso nos entrevistamos con Gerez (fiscal general) que debería estar actuando de oficio ante semejante desastre ecológico y ambiental. Esta debe ser por lo menos la cuarta denuncia penal que nosotros realizamos por distintos incidentes que han ocurrido en Loma La Lata primero, en Loma Campana ahora, en Rincón de los Sauces, en cada uno de esos escenarios ha merecido una denuncia penal nuestra. No vemos de parte de la justicia un accionar a la altura de las necesidades y la urgencia, al contrario, lo que anunció el jefe de fiscales hace diez días atrás es un blindaje jurídico a la industria y eso implica que acá lo que se prioriza es la explotación sin control.”
El presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale, señaló que los alcances de la presentación: “lo que ocurrió, el desastre del derrame petrolero, configura un delito que está en la ley de residuos peligrosos. Eso para las empresas. Y también vamos a pedir que se investigue si se configuraron los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público de las máximas autoridades ambientales de la provincia”.
Dijo que se ha “sobreactuado el tema de la multa, de los drones, para tratar de disipar lo que tiene consecuencias penales, contaminar es un delito.” Señaló que de no obtener respuesta en las instancias locales irán a los tribunales internacionales.
Desde el ministerio público fiscal se informó que la semana pasada se inició una investigación de oficio, que está a cargo del fiscal jefe Pablo Vignaroli. Entre las medidas dispuestas se le solicitó a la subsecretaría de Ambiente de la provincia que remita los informes sobre el derrame petrolero. Hasta el momento no ha respondido.
.

Vaca Muerta: intentaron ocultar la magnitud del derrame



YPF intentó ocultar el alcance del derrame

Fecha de Publicación
: 04/11/2018
Fuente: El Intransiente
Provincia/Región: Neuquén


Según explicaron fuentes a El Intransigente, se trató de un error humano que afectó a unas 45 hectáreas. La empresa buscó 'acallar' el incidente y le cortó la señal a todos los operarios que presenciaron el hecho.
Vaca Muerta es el yacimiento de petróleo y gas no convencional que genera esperanzas en el Gobierno que encabeza Mauricio Macri. Sin embargo, un error humano, según confirmaron fuentes a El Intransigente, provocaron que ese sueño gubernamental se convierta en una pesadilla para Neuquén, sobre todo por las consecuencias para el medio ambiente. Según pudo reconstruir este medio, el hecho, que se produjo cuando perforaban en un yacimiento de YPF, buscó ser "acallado" cuando le cortaron la señal en sus celulares a los presenciaron el hecho.
Fueron un total de 36 horas donde los operarios que trabajaban en el lugar no pudieron evitar que el "diesel", uno de los componentes que se extrae de los pozos de hidrocarburos, afectaran un total de 45 hectáreas en la zona de Bandurrias Sur, en el pozo denominado como La Caverna 26, a 11 kilómetros de Añelo y a 100 de Neuquén capital.
Según pudo conocer El Intransigente, ante la crítica situación, la empresa quiso evitar que se filtrara la información a los medios y "le cortaron la señal a los operarios para que no trascienda". Sin embargo, ante los datos que llegaron a los medios, la empresa emitió un escueto comunicado. "Un pozo en perforación sufrió una surgencia de hidrocarburos (afloramiento) durante el proceso de extracción de una corona. Se trazó un perímetro de seguridad y se avanza junto a empresas especializadas para remediar la situación", relataron en el escrito.
De todas maneras, a pesar de los dichos de la empresa que buscaron tranquilizar a la sociedad, y sobre todo a los pobladores cercanos, lo cierto es que esta situación afectó 8 hectáreas de manera directa y las 37 restantes tuvieron afectaciones medianas y bajas. Por lo cual, la Secretaría de Ambiente de Neuquén se dispuso a recorrer la zona para conocer cuál es la situación, que, por suerte, no tuvo heridos y tampoco poblaciones damnificadas.
Otra situación es la que tendrá que enfrentar el medio ambiente, ya que sea "Diesel" o petróleo, el contaminante se expandió en la zona. Según explicó una fuente a El Intransigente, actualmente existe una suerte de barrera de acceso a esa zona, donde "los operarios son requisados para evitar que ingresen con elementos que puedan hacer chispas, y las camionetas se tienen que estacionar a 3 kilómetros" y así evitar mayores problemas.
"Están limpiando todo", aseguró en exclusiva a este medio. Es que según se conoció, el trabajo de remediación, nombre que usan dentro de la industria para referirse a las tareas que realizarán para subsanar esta situación, se extenderá por unos 8 meses, contará con unos 110 operarios, 20 camiones y 4 máquinas viales.
Donde hubo un mayor impacto, que fue en la zona contigua al pozo donde se ubican maquinarias, equipos de perforación, vehículos y containers que sirven tanto como oficinas, dormitorios y comedores, se continuará recuperando crudo mediante piletas, de las cuales ya recuperaron unos 2 mil m³ áridos de hidrocarburo y lodo. Mientras que a medida que vayan alejándose del centro, se realizarán diferentes mecanismos donde se usarán detergentes biodegradable y el resto se hará a mano.
 "La idea es reforestar donde fue afectado, y una vez que esté todo saneado, se va a seguir con la perforación y van a poner todo en marcha", le confiaron a El Intransigente. “YPF informa que los máximos responsables de la compañía en materia operativa y ambiental se encuentran abocados a coordinar las tareas, junto con las autoridades provinciales, para llevar adelante los trabajos de limpieza y remediación de la zona afectada por el derrame”, explicó la empresa en otro comunicado.
“El plan de remediación ya fue presentado a la Subsecretaría de Ambiente de Neuquén y el mismo se implementará en forma ininterrumpida hasta finalizar los trabajos bajo el liderazgo de los técnicos de medio ambiente de YPF y bajo el monitoreo y control de la autoridad provincial”, resaltaron en el documento. De todas maneras, a pesar de los planes de reparación medioambiental, y de los planes a futuro que tiene este bastión para el macrismo, desde la provincia de Neuquén advirtieron que YPF deberá afrontar una cuantiosa multa por las catastróficas consecuencias que tendrán los recursos naturales.

Más Información:

InfoNews. Multarán a YPF por el derrame de petróleo sobre 80 hectáreas en Vaca Muerta
La subsecretaría de Medio Ambiente de Neuquén confirmó que confiscará el pozo del imperfecto hasta nuevo aviso y sancionará con dinero a la empresa estatal, que deberá biorremediar la zona afectada.
.

Vaca Muerta, derrame y contaminación






Impactante derrame de petróleo en Vaca Muerta: el daño ambiental afectó "varias hectáreas"

Fecha de Publicación
: 27/10/2018
Fuente: La Mañana de Chipoletti
Provincia/Región: Neuquén


Desde 2014 que no se da una situación similar. Hoy Ambiente de la Provincia de Neuquén determinará el alcance con el sobrevuelo de un drone.
El subsecretario de Ambiente de la Provincia, Juan de Dios Lucchelli, aseguró que el derrame de petróleo de la semana pasada afectó "varias hectáreas" en la zona de Bandurrias Sur y resaltó que desde 2014 no se producía un incidente similar. Hoy con un drone determinarán exactamente el alcance del daño.
"Es un derrame mayor en el área Bandurrias Sur, concedida a YPF, nuestro sujeto obligado es YPF y será quien tendrá que sanear y hacerse responsable del daño", sostuvo Luccelli en diálogo con LU5.
El funcionario explicó que el incidente ocurrió el pasado viernes a las cero y que se pudo controlar el sábado a las 13 y agregó que la empresa avisó a Ambiente de la Provincia inmediatamente y comenzó con las tareas de contención, con 20 camiones cisterna extrayendo el líquido derramado.
Lucchellu indicó que YPF les presentó el estado de situación y que hoy desde la Provincia estarán sobrevolando el área con un drone para determinar el alcance del daño ambiental para determinar como remediarlo.
A su vez, explicó que una locación de este tipo de pozos tiene un superficie de 100 x 150 metros y el campamento para la gente se encuentra en un sector aledaño.
"Generalmente, cuando se habla de un derrame, el área de sacrificio está dentro de esa superficie. Ya cuando impacta el ambiente natural pasa a ser un incidente grave", sostuvo.
Al tiempo que afirmó: "En este caso pasa unos centímetros de la locación, y por factores climáticos adversos, se escurrió y tenemos algunas hectáreas impactadas".
El funcionario informó que directamente están hablando con la vicepresidencia de YPF, que se está trabajando, y se comprometió a que desde Ambiente de la Provincia “va a ser muy exhaustivo para que se repare al 100%. La idea es que no se repita- desde el 2014 que esto no sucedía”.
.

Los ridículos aprietes al movimiento anti fracking en Mendoza



Una peregrinación contra el fracking

Fecha de Publicación
: 17/09/2018
Fuente: La Arena
Provincia/Región: Mendoza


El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, impidió mediante el uso de la policía provincial, que se plantara un olivo bendecido por el papa Francisco al finalizar la peregrinación en defensa del agua y en contra del fracking que, a principios de año, autorizó el mandatario radical en suelo mendocino y de la que participaron más de 2.000 personas.
La extracción por fracking en la provincia cuyana fue autorizada unilateralmente por el gobernador Cornejo a través de un decreto el año pasado. El mandatario decidió dar vía libre a este tipo de explotaciones petroleras, asegurando que la técnica es segura y que se realizarían los controles necesarios. Sin embargo, los primeros estudios -filtrados a mediados de abril- demostraron altos niveles de contaminación en los acuíferos cercanos a la zona de explotación.
Hecho que encendió la luz de alarma entre organizaciones ambientales y vecinos del sur mendocino, que los motivó a iniciar un plan de lucha para impedir que se siga realizando esa práctica en la provincia. Es así que, el sábado por la mañana, más de 2.000 personas se concentraron en la rotonda del núcleo vial de la ciudad de Mendoza.
Muchos de ellos integrantes de las asambleas del agua y otros tantos ciudadanos de a pie que se sumaron al peregrinaje en defensa del agua, el cual no pudo culminar con normalidad debido a la resistencia del gobernador mendocino, quien no permitió que los protestantes plantaran un olivo que había sido bendecido por el Papa.

Peregrinación.
La iniciativa fue organizada por el científico Esteban Servat, quien junto a asociaciones mendocinas, la Fundación La Alameda y el gremio de Camioneros rechazan la implementación del fracking.
“La defensa de la casa común y del agua es muy sensible para los mendocinos que entienden que sin agua no se puede vivir”, remarcó Gustavo Vera, luego del impedimento policial para plantar el olivo papal, enviado desde Buenos Aires por la Fundación Alameda.
La peregrinación tuvo entre sus filas a representantes de ciudades como Uspallata, San Carlos, San Rafael, Bowen, General Alvear, Las Heras, Zona Oeste, Potrerillos, Las Heras y Tupungato. La plantación del olivo, impedida por Cornejo mediante el uso de la policía, era el cierre del peregrinaje que partió a pie desde el pueblo mendocino de Bowen, en el departamento de General Alvear, el pasado 17 de agosto.
Cada persona que participó llevó un poco de tierra de su localidad, y un poco de agua de su río o acuífero cercano, para poder colocar en la Plaza Independencia, de la capital provincial donde se plantaría el olivo.

Escándalo.
Meses atrás un estudio del Departamento de Irrigación de Mendoza, que fue filtrado a la prensa por la ONG EcoLeaks, comprobó la contaminación del agua en las primeras pruebas de fracking que se realizaron en las napas cercanas a la zona de explotación petrolífera. Esta situación es profundamente sensible, ya que esta zona en el sur mendocino posee fuentes acuíferas que forman parte de los afluentes que alimentan al río Atuel.

Multa.
Servat fue multado por la Municipalidad de la capital de Mendoza con 53.400 pesos por “corte de circulación en calles San Martín y Espejo” y con 13.350 pesos por “contaminación sonora en el Parque Central”. Ante esta situación, el científico responsabilizó de esas sanciones al propio mandatario mendocino y lo acusó de iniciar “una persecución judicial que se cayó a pedazos".
.

Más fracking en Neuquén



Neuquén sumó otra concesión petrolera no convencional

Fecha de Publicación
: 11/09/2018
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Neuquén


El gobernador Omar Gutiérrez avaló el pedido por La Calera realizado por Pluspetrol e YPF. El acuerdo contempla una inversión total de 2.209 millones de dólares.
Con la firma en manos del gobernador Omar Gutiérrez del acuerdo para el desarrollo del yacimiento La Calera, la provincia de Neuquén otorgó ayer la vigésimo novena concesión hidrocarburífera no convencional. El bloque es considerado una de las joyas de Vaca Muerta por su ubicación en medio de una de las zonas de mayor productividad.
El área de 230 kilómetros cuadrados es operada por Pluspetrol en alianza con YPF, firmas a las que llegó tras la venta de los activos de Apache. Según precisó el mandatario la concesión contempla una inversión inicial de 180 millones de dólares.
El plan exploratorio está previsto que se extienda por dos años en los que las firmas realizarán 10 pozos. Pero las perspectivas para el área ubicada en la “zona caliente” de Vaca Muerta son mucho mayores.
De acuerdo al plan presentado al gobierno neuquino la operadora proyectan desarrollar 207 pozos con una inversión total de 2,209 millones de dólares. Pero la apuesta final podría ser aún mucho mayor dado que en junio fue el country manager para Argentina de Pluspetrol, Germán Macchi, quien reveló que la firma apuesta a desarrollar nada menos de 500 pozos en La Calera.
La firma de capitales nacional ya posee una concesión no convencional en su tradicional bloque Centenario Centro, pero es en los primeros pozos exploratorios que ha montado en La Calera que ensayó con más confianza las perforaciones horizontales, con ramas de entre 2.000 y 2.500 metros.
Es que el bloque orientado al shale gas no sólo tiene ya el visto bueno del gobierno neuquino para acceder al precio diferencial del nuevo Plan Gas, sino que también al ubicarse a apenas 20 kilómetros de la nave insignia de YPF en Vaca Muerta, Loma Campana, será una de las áreas que se beneficiarán con el nuevo gasoducto que por 250 millones de dólares lleva adelante TGS.
“Esto es más inversión, más producción y más trabajo”, señaló Gutiérrez tras la firma de la concesión que, por su tipo, se extiende por 35 años.
.

El "Peregrinaje por el Agua" no para



Pese a los embates del gobierno, el "Peregrinaje por el Agua" no se detiene

Fecha de Publicación
: 26/08/2018
Fuente: Minuto Ya
Provincia/Región: Mendoza


Este martes por la tarde y pese a los retrasos que tuvo el denominado "Peregrinaje por el Agua", luego de que la policía detuviera nuevamente al grupo que partió desde Bowen el pasado 8 de Agosto y prevé llegar a la Capital Mendocina el próximo 8 de Setiembre para concentrar una gran manifestación popular contra el fracking que impulsa el gobierno de Cornejo, la movida ambientalista llegó a la ciudad de San Rafael, culminando en el kilómetro cero.
"Ha sido un éxito hasta ahora y los obstáculos del gobierno, solo han fracasado y nos hacen más fuertes. Nos mandaron una citación policial para desviarnos del camino, hoy nos paró la policía y nos quiso desviar, pero acá estamos todos unidos y cada vez somos más", aseveró el biólogo Esteban Servat en diálogo con MinutoYa
El ambientalista señaló que estarán en San Rafael hasta el día viernes a fin de recuperarse, y ese día partirán desde el municipio a las 12:00 del medio día.
En este marco, el científico remarcó: "Es importante que todos estén, porque esto no es una caminata recreativa, es para frenar el fracking en un peregrinaje que culminará el sábado 8 de Setiembre en la Capital provincial, marchando desde las 14:00 hs desde la Rotonda del Cóndor hasta la Plaza Independencia para culminar con una gran convocatoria nacional por el agua que se va a llevar adelante".
"Somos pacíficos, pero no somos tontos y vamos a llegar a la Plaza Independencia para sembrar un olivo por la paz y la vida, frente a los que están sembrando muerte. Es momento de despertar porque antes de fin de año los pozos en vez de 20 van a ser más de 100 y cada pozo está consumiendo 30 millones de litros de agua que se está sacando al agro", aseveró Servat.
.

Mendoza, el fracking podría llegar al norte provincial



Si pasa la prueba, el fracking llegará al norte provincial

Fecha de Publicación
: 16/08/2018
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


Por primera vez, la empresa que realiza pruebas en 5 pozos de Malargüe abrió las puertas del Puesto Rojas.
En medio de los cerros, unos 30 kilómetros antes de ingresar a la ciudad de Malargüe, se ubica el Puesto Rojas. Este área petrolera que comenzó a operar en 1974 llegó a contar con 136 pozos y en la actualidad 98 están inactivos y 14 fueron cerrados definitivamente.
Pero como parte de la Cuenca Neuquina, la formación Vaca Muerta y otra menos conocida, Agrío, le abren una perspectiva productiva de magnitud con la explotación del petróleo no convencional. Y es ahí donde entra en juego el fracking.
Por primera vez la empresa El Trébol, concesionaria de la zona, abrió las puertas del yacimiento para mostrar como se desarrolla una técnica que genera amores y odios por igual.
“No se altera nada alrededor. Incluso después del proceso se retira el equipo de fractura y se coloca el equipo para extraer el petróleo como en cualquier otro pozo convencional”, explicó Marcelo Irusta, gerente del Activo Malargüe de El Trébol.
Si las pruebas tienen éxito, la metología podría extenderse a las formaciones convencionales de la Cuenca Cuyana, en el norte mendocino, concretamente a la formación Cacheuta-Potrerillos.
Así lo reconoció Emilio Giñazú, subsecretario de Energía y Minería, quien aclaró que ese sitio “no tiene nada que ver con las localidades del mismo nombre”.
“Si hay petróleo en formaciones convencionales, ese petróleo vino de una roca madre. Y potencialmente esa roca madre puede ser explotada. Así que si vemos que existe factibilidad técnica, económica y ambiental, iremos abriendo los horizontes no convencionales en toda la provincia”, aseguró el funcionario a los medios en la recorrida por los pozos malargüinos, donde la empresa mostró cómo es el proceso.

Agua reutilizable
Para descartar de plano uno de los principales cuestionamientos que genera la actividad, el uso de agua dulce en el proceso, la empresa desarrolló la forma de utilizar 100 % agua de formación, que es aquella que se extrae junto con el petróleo en los pozos convencionales y no puede tener ningún uso.
Lo común es que esa agua se inyecte nuevamente en pozos especiales a 1.700 metros de profundidad. En este caso, la almacenan en tres tanques con capacidad total para 11.000 metros cúbicos y así no es necesario emplear agua que puede ser potabilizada.
“En otras partes utilizan agua dulce, nosotros no. Investigamos y desarrollamos un proceso para poder utilizar esa agua que sino, no tiene otro destino que sea devuelta adonde vino, abajo, porque no puede tener ningún otro uso. Somos pioneros en este aspecto”, agregó el gerente de El Trébol.
Antes y después del proceso y cada mes, personal de la dirección de Medio Ambiente, de Irrigación y también de la fundación Cricyt toman muestras de agua que se envían a un laboratorio en Buenos Aires para cotejar la calidad del agua de los acuíferos subterráneos y superficiales.
“Hay que trabajar siguiendo las normas. Mendoza es pionera en regular la actividad, generando un decreto muy rígido que dice cómo trabajar en la provincia y que reduce los riesgos al mínimo. Después hay que controlar como corresponde”, sostuvo el secretario de Ambiente, Humberto Mignorance.
Estas pruebas piloto que se desarrollan en Puesto Rojas con miras a determinar la productividad de la zona, demandaron una inversión de 70 millones de dólares. Ya se realizó en cinco pozos, ahora será en cinco más (cuatro son nuevos y uno solo estaba entre los inactivos) y hacia fin de año la empresa prevé realizar el procedimiento de estimulación hidráulica en otros cinco pozos.
Si las pruebas arrojan resultados alentadores, la inversión podría ascender a los 1.000 millones de dólares y si hablamos de perspectivas por toda la explotación de la cuenca neuquina (Vaca Muerta), la producción petrolera en la provincia podrá saltar de 12.000 metros cúbicos de crudo por día al doble. Esto acompañado de un crecimiento de la misma magnitud en la mano de obra.
“Hoy el petróleo emplea a 14.000 personas, las proyecciones indican que se puede duplicar con el desarrollo de petróleo no convencional”, afirmó Giñazú.

Cómo se hace el proceso de fractura hidráulica
El procedimiento de fracking es de alta complejidad en cuanto al equipamiento que requiere pero simple en el proceso. Siete bombeadores inyectan -a 1.800 metros de profundidad y a una presión de 5.000 libras por pulgada cuadrada- los 300.000 litros de agua que se utilizan para provocar la estimulación.
En medio del proceso también ingresa arena que irá a depositarse entre la roca fracturada. Tanto el agua y la arena van acompañados de 6 aditivos.
La única señal de que el proceso de estimulación ha comenzado es la aceleración de los motores de las estaciones (camiones) de bombeo. A su alrededor, los técnicos siguen el avance en la computadora. El procedimiento de fractura puede extenderse entre 1.45 y 2 horas.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs