Mostrando entradas con la etiqueta clima extremo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta clima extremo. Mostrar todas las entradas

Muerte de peces en el Litoral: ¿calor o agroquímicos?



Alerta por la gran mortandad de peces en los ríos del litoral argentino

Fecha de Publicación
: 10/02/2018
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Litoral


Lugareños de las zonas afectadas dispararon la alarma. Los especialistas santafesinos aseguran que la causa es la escasez de oxígeno en el agua
Numerosos pobladores, pescadores, baqueanos y trabajadores rurales del extremo nordeste provincial advirtieron durante el fin de semana por medio de las redes sociales sobre la altamente preocupante mortandad de peces registrada en las aguas del río Paraná y sus afluentes y en el río San Javier, en el departamento homónimo. Fueron estos mismos habitantes de esas regiones quienes recomendaron a las autoridades se imponga una fuerte restricción a la posible recolección, venta y consumo de los ejemplares hallados porque consideran que están fuertemente contaminados.
En posiciones diametralmente opuestas a la del gobierno provincial, que atribuye los hechos "a la disminución de los niveles de oxígeno, por las altas temperaturas, entre otras causas", los pobladores de la zona no dudaron en atribuir la mortandad de peces al "lavado" de los sembradíos de soja, caña de azúcar, arroz y algodón lindantes con los cauces y fumigados con diversos agroquímicos de alta toxicidad
Entre los mensajes viralizados en las redes se destaca que los peces muertos no son solo los que se ven a simple vista sino que la cantidad se duplica si se considera la gran cantidad que muere y queda retenida bajo el agua por los camalotales.
Los pescadores de las zonas afectadas destacan la "impresionante cantidad de corvina de río muerta que hay" y reclaman que se inspeccione "qué tiene el agua. Hay que advertir para que la corvina no se consuma. Llamen a la radio, a los diarios, a Prefectura para que alguien difunda esto; para que no se consuma ese pescado. Dicen que es impresionante Uno levanta un poco el camalote y abajo flota la corvina muerta", se indicó.
Otros testimonios de la población que circularon el viernes por las redes entre videos y audios de emisoras y canales de Paraguay, Formosa, Chaco, Corrientes y Santa Fe señalaban que "están muriendo muchísimos peces en el norte porque todas la chacras estaban regadas con veneno para la soja y el algodón y como llovió mucho eso se fue con el agua al río y está matando a todos los peces. Recomienden no comprar pescado, porque puede morir la gente; den la alerta máxima".
Asimismo, se indicaba que "la contaminación viene de río arriba, pero estamos viendo si es desde Asunción. porque hay mucha posibilidad también de que sea en la estancia La Emilia (ubicada sobre el río 10 kilómetros al norte de la ciudad de Corrientes —y que fue comprada por capitales brasileños y está cultivando unas 9.000 hectáreas de arroz. Allí fumigan con veneno fosforado y esa agua salió toda al río. Esa agua está contaminada y mata a los peces".

Desde la provincia
Desde el gobierno provincial se indicó que "el fenómeno obedece a la disminución de los niveles de oxígeno, por las altas temperaturas, entre otras causas. Se recomienda consumir solo pescado fresco, convenientemente lavado y adecuadamente conservado".
El gobierno de Santa Fe, a través del Ministerio de Medio Ambiente, elaboró un informe sobre la mortandad en ríos de la provincia. El mismo señala que las altas temperaturas, acompañadas de una repentina crecida del caudal de agua, están provocando una disminución en los niveles de oxígeno. El documento advierte que la reciente crecida arrastró la materia orgánica de lagunas, que sumada a las altas temperatura y al entrar esta en descomposición, disminuyó aún más los niveles de oxígeno. El informe afirma que "esta situación se manifiesta en ambientes de aguas poco profundas, no así en el cauce principal de los ríos".
El director de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), Eduardo Elizalde, dijo que está totalmente desaconsejado el consumo de ejemplares, muertos o moribundos en estas circunstancias, ya que los peces se descomponen y podrían representar un grave riesgo para la salud. Sólo debe consumirse el pescado fresco, que es el obtenido de especímenes sanos y de calidad adecuada para el consumo humano, convenientemente lavado y adecuadamente conservado.
.

La cuenca La Picasa en la corte por los excesos hídricos



Buscan abordar la problemática de La Picasa

Fecha de Publicación
: 07/11/2017
Fuente: NotiFe
Provincia/Región: Santa Fe - Buenos Aires - Córdoba


Raúl Lamberto, titular del organismo, presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación un escrito con tres propuestas, que tienen como premisa el acuerdo entre las partes involucradas, en el marco de la audiencia pública que el máximo tribunal convocó para el próximo 8 de noviembre y del que participarán los gobiernos de Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, además de un representante del Estado nacional.
El defensor del Pueblo de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, presentó este viernes un escrito ante la Corte Suprema de la Nación con propuestas tendientes a que las provincias de Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, con la partición del Estado nacional, arriben a consensos sobre aspectos básicos y obras necesarias para solucionar los problemas hídricos generados en la cuenca de La Picasa. La presentación de la Defensoría santafesina se realizó en el marco de la audiencia pública que el Máximo Tribunal convocó para el 8 de noviembre por esta cuestión.
El escrito presentado por Lamberto consta de tres propuestas puntuales. En la primera de ellas, se propone la “creación de un ente operativo con participación de todas las provincias y de la Nación dentro del Comité de Cuenca Interjuridisccional, con competencia en el manejo de aguas, planificación, estudios, control de obras y monitoreo permanente de la cuenca (conforme a recomendación de las Defensorías del Pueblo de la Región Centro en Jornadas realizadas en el mes de marzo de 2017)”. En este caso, el planteo se basa en lo señalado en los Principios Rectores de la Política Hídrica de la Argentina, proclamados en el marco del Acuerdo Federal del Agua concertado dentro del Consejo Hídrico Federal del cual forman parte las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires. Allí se expresa que “dado que el movimiento de las aguas no reconoce fronteras político-administrativas sino leyes físicas, las cuencas hidrográficas o los acuíferos constituyen la unidad territorial más apta para la planificación y gestión coordinada de los recursos hídricos”, y más adelante se señala que “para cuencas hidrográficas de carácter interjurisdiccional es recomendable conformar ‘organizaciones interjurisdiccionales de cuenca’ para consensuar la distribución, el manejo coordinado y la protección de las aguas compartidas”.
“Resulta incontrovertido que La Picasa se alimenta de aguas aportadas por las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires y las consecuencias son padecidas principalmente por los habitantes de las dos últimas, ergo, las soluciones inmediatas deben surgir de un Comité de Cuenca Interjuridisccional con una fuerte intervención del gobierno federal”, reafirma Lamberto en el texto elevado a la Corte Suprema.
La segunda propuesta aportada por la Defensoría del Pueblo santafesina consiste en solicitar que se autorice a las “Defensorías del Pueblo de la Nación y de las provincias de Buenos Aires y Córdoba a firmar convenio donde las partes se comprometan a desarrollar procedimientos de consulta convocando a las partes interesadas y damnificadas, organizaciones sociales, vecinales y productivas”. En este caso, lo propuesto cuenta con el antecedente del conflicto de la Cuenca del Río Salí-Dulce donde las partes, en el marco del juicio ante Suprema Corte firmaron un acta acuerdo y establecieron el compromiso de “instruir un procedimiento de consultas o participación ciudadana”. En esa oportunidad, las Defensorías del Pueblo de la Nación y de las provincias de Tucumán y Santiago del Estero firmaron un convenio para establecer un sistema participativo para el control de la contaminación de la cuenca y se comprometieron a ejecutar acciones necesarias para desarrollar procedimientos de consultas dirigidas a ambientalistas locales, sectores sociales ONG y asociaciones.
Finalmente, el defensor del Pueblo santafesino solicitó a la Corte que, “si lo estima pertinente, disponga las medidas que considere adecuadas a los fines de poder expedirse respecto a la interjurisdiccionalidad de la cuenca del río Salado bonaerense”, dado que en este caso está suscitada una controversia: la provincia de Buenos Aires consideró en 1997 que se trata de un río provincial, mientras que Santa Fe alega que el mencionado curso es interjurisdiccional porque ingresa a la provincia de forma natural a través del sistema de Las Encadenadas llegando hasta las proximidades de la ciudad santafesina de Venado Tuerto. En este contexto, Lamberto sugirió: “La creación de una cuenca hidrográfica de carácter interjurisdiccional y que las decisiones respecto a ella sean adoptadas por consenso de las partes que la conforman”.
.

Las fuertes tormentas de Córdoba monitoreadas con radar



Córdoba enfrentará el granizo con un radar

Fecha de Publicación
: 19/10/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Esta tecnología se integrará al Servicio Meteorológico Nacional antes de fin de año. Permitirá emitir avisos de corto plazo sobre lluvias intensas, piedra y vientos fuertes.
El centro de Argentina es testigo de las tormentas más potentes del planeta. Estos eventos ocurren sobre todo en verano.
El cambio de tiempo es brusco. Generalmente, tras fuertes vientos sucede una lluvia intensa que a veces viene acompañada del temible granizo.
Desde este verano Córdoba y la región contarán con una nueva herramienta para pronosticar estos fenómenos. El Radar Meteorológico Argentino 1 (RMA1) se integrará a los instrumentos con los que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) realiza sus pronósticos.
El RMA1 fue instalado en 2015, en la Ciudad Universitaria de la Capital. Desde esa fecha hasta ahora estuvo en un proceso de calibración. El instrumento es de industria nacional ya que fue construido por la empresa Invap, de Río Negro.
Desde la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación aseguraron que el RMA1 podrá funcionar al 100 por ciento antes de fin de año. Además de la calibración se requiere que el instrumento cuente con personal de operación y mantenimiento los 365 días del año durante las 24 horas.
“Nos encontramos tramitando un contrato de operación y mantenimiento para cubrir esa necesidad. Estimamos que será antes de fin de año porque ya está previsto para el presupuesto de este año”, indicaron desde esta dependencia.
El RMA1 forma parte del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (Sinarame) compuesto por los ocho radares ya existentes, más otros 12 radares nuevos de fabricación nacional.
“Cuando esté concluido el Sinarame dará cobertura a casi la totalidad del territorio nacional. Son radares de última generación. El radar de Córdoba está ubicado en una región donde se producen importantes eventos meteorológicos”, indicaron desde Recursos Hídricos.
Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, aseguró que el radar cumple todos los requisitos para elaborar información de calidad. “Fue diseñado especialmente para detectar partículas en la atmósfera que puede ser lluvia, llovizna o granizo. Va a permitir elaborar mejores avisos a corto plazo, principalmente de granizo”, comentó.
Y agregó: “Es especial para alertar sobre las tormentas de verano que en Córdoba y la región se generan en muy poco tiempo. Muchas veces es una sola tormenta provocada por una sola nube grande. Es difícil de pronosticar”.
Fernández explicó las diferencias entre una alerta meteorológica y un aviso del corto plazo.
“La alerta meteorológica es un pronóstico. Dice que en las próximas 24 horas hay una zona, en general amplia, que tiene los ingredientes necesarios para que se genere un fenómeno meteorológico que puede provocar daños materiales o humanos”, detalló.
En cambio el aviso de corto plazo dice que ya se ha formado el fenómeno, dónde está y hacia dónde puede ir. Tiene una validez de tres horas. Se actualiza más rápido.
“Por ahora, el RMA1 no va a servir para mejorar los pronósticos extendidos o del día siguiente, pero a largo plazo la información del radar va a servir para alimentar los modelos que se utilizan para realizar los pronósticos”, agregó.

Un sistema con complicaciones
El Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (Sinarame) fue lanzado en 2011, peor aún no tiene ningún radar operativo salvo el prototipo que funciona en Bariloche. El de Córdoba fue el primero. Pero también se instaló uno en Misiones, Mar del Plata y está previsto uno en Termos de Río Hondo y Corrientes, entre otros sitios. Por el momento, los únicos radares operativos son el de Ezeiza y tres del Inta (Pergamino, Anguil y Paraná).
.

Corrientes también busca las causa de inundaciones



Técnicos buscan establecer nuevos límites en cuencas hídricas que se inundaron  

Fecha de Publicación
: 23/09/2017
Fuente: Diario Epoca
Provincia/Región: Corrientes


Las obras planificadas sobre los arroyos Iribú Cuá, Baí, Santa Maria y otros cercanos en el norte de la provincia requieren delimitar nuevos límites y asignar consorcios para el mantenimiento de las canalizaciones. Especialistas del ICAA y el INTA abordaron el tema.
Equipos técnicos del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) mantuvieron una reunión de trabajo a fin de delimitar las cuencas hídricas de la zona denominada Humedal Norte Grande, que comprende las subcuencas del canal La Palmira y los arroyos Iribú Cuá, Baí y Santa María en los departamentos Itatí, San Luis del Palmar, Berón de Astrada y General Paz.
El encuentro se coordinó ante las inquietudes que surgieron en el taller sobre Desagües y Drenajes en la zona del Humedal Norte Grande, realizado en la localidad de Caá Catí el pasado 7 de septiembre, donde los profesionales del ICAA que asistieron (Carlos Gauna, Ileana Masara, Omar Domínguez y Natalia Pianalto) dieron a conocer, entre otros temas, las secciones de las nuevas obras a construirse en la Ruta Nacional Nº 12, que tienen en cuenta las áreas productivas propuestas a futuro por el Ministerio de Producción.
Participaron de la jornada realizada en el Salón de Usos Múltiples “Eliseo Popolizio” del ICAA los ingenieros Carlos Gauna, Ileana Masara, Aníbal Baéz y Natalia Pianalto del ICAA, junto a los representantes del INTA Diego Ybarray Ditmar Kurtz.
La delimitación de cuencas será la base para la formación de consorcios de cuencas y la implementación de un sistema integrado de manejo con la participación activa de productores y propietarios, que a través de ese espacio manifestarían sus necesidades de medidas estructurales y no estructurales como asimismo de hacerse cargo del mantenimiento de las obras de canalización que pudieran realizarse en las mismas.
Las conclusiones del análisis técnico se presentarán a los productores de la zona y representantes institucionales de la zona norte grande.
.

Convenio para buscar la solución al exceso de agua

Universidad y Gobierno trabajan desde hoy para gestionar recursos hídricos

Fecha de Publicación
: 17/09/2017
Fuente: OPDS
Provincia/Región: Buenos Aires


Con la firma de un acta acuerdo se creó una mesa de trabajo permanente para gestionar los recursos hídricos de la provincia de Buenos Aires, de la que participan la Red de Universidades Bonaerenses (RUNBo) -integrada por la UNLP-, el Conicet, el Ministerio de Ciencia y Tecnología provincial, el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y la Autoridad del Agua, entre otros organismos del Estado provincial.
Tras la firma del acuerdo, el titular del OPDS Rodrigo Aybar sostuvo que "esta iniciativa apunta a hacer un trabajo conjunto entre instituciones que piensan a largo plazo. El Gobierno de la Provincia ya viene llevando adelante obras hidráulicas y viales, son obras que hoy se inician y que tienen un horizonte que no es tan cercano, pero que van a dejar un capital para el desarrollo de las personas, de las comunidades, de la economía de la Provincia y son fundamentales".
"Que hoy estén organismos como OPDS, ADA, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y por otro lado todo el saber académico del Conicet, de la Universidad de La Plata y de todas la red de universidades, para nosotros es un capital enorme que tenemos que saber aprovechar para articular entre el saber y el hacer. Que estas obras sean una solución para los bonaerenses de hoy y los de mañana", resaltó Aybar.  
En la apertura del encuentro, el presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Raúl Perdomo estuvo acompañado por el ministro de Ciencia y Tecnología Jorge Elustondo y el titular del Conicet, Alejandro Ceccatto. Perdomo subrayó la importancia de "poner todos los recursos técnicos y científicos que tenemos a disposición para trabajar en la temática hídrica de la Provincia”. "En la Red RUNBo tenemos como aspiración, junto con el Conicet, reunir a la academia con todos los organismos responsables vinculados al manejo del agua en la provincia para resolver las problemáticas de los bonaerenses”, agregó.   
Por su parte, Elustondo remarcó que su cartera “tiene la enorme responsabilidad de asistir y asesorar a aquellos que tienen que ejecutar soluciones para resolver los problemas de la población y este encuentro reúne trabajo, producción y consenso de distintos actores representados en la Red RUNBo”.
El encuentro de hoy se planificó con la finalidad de avanzar en las posibilidades de cooperación e integración entre las universidades y los distintos organismos vinculados al tema hidrológico, incluyendo problemas específicos relacionados con el agua y la sociedad. El equipo de trabajo tiene el propósito de coordinar esfuerzos para una mejora del conocimiento hidrológico regional a fin de colaborar con una gestión integrada en el manejo de los recursos hídricos de los bonaerenses.

Jornada de trabajo en tres temas
En este primer encuentro se trabajó en Mapa hidrogeológico de la provincia de Buenos Aires, su elaboración a través de un aprovechamiento  integral de la información disponible en las universidades y los distintos organismos y será utilizado en la investigación, formación, extensión y gestión en materia hidrogeológica; redes de monitoreo y banco de datos hidrogeológicos, el grupo tiene capacidad de proponer un proyecto de integración de las distintas redes hidrológicas existentes, incluyendo las posibilidades de verificación de la instrumentación y calidad de la información generada, la inspección, el sostenimiento y la coordinación de bases de datos accesibles a los organismos y a la sociedad en general. Y procesos hidrológicos en el manejo de cuencas hidrográficas, para los que las universidades proponen actuar con el conjunto de los organismos involucrados para la realización de asesorías técnicas, generación de conocimientos, desarrollos científicos-tecnológicos que favorezca todo aquello relacionado con un manejo sostenible de cuencas hidrográficas que permitan afrontar la alternancia de inundaciones y sequías que afectan los aspectos sociales y productivos en la Provincia.

Organismos participantes
Además de las Universidades Nacionales Bonaerenses que integran la Red RUNBo, formaron parte del encuentro el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires; CONICET, Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense; Instituto Nacional del Agua; Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires; Dirección Provincial de Obras Hidráulicas; Organismo de Control del Agua; Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural; Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable; Comisión Nacional de Actividades Espaciales; Servicio Geológico Minero Argentino; Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria; Autoridad de Cuenca Matanza – Riachuelo; Comité de Cuenca Río Reconquista.
.

Buenos Aires golpeada por el clima extremo



Lluvias causaron inundaciones y destrozos en al menos 10 localidades de la Provincia

Fecha de Publicación
: 12/09/2017
Fuente: Ambito
Provincia/Región: Buenos Aires


Las intensas lluvias que azotan a la Capital Federal y a la Provincia causaron algunos destrozos en diversas localidades del conurbano y produjeron anegamiento en calles y leves inundaciones. Al menos unos diez municipios del Gran Buenos Aires registraron este tipo de hechos y, según confirmó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) las lluvias continuarán hasta la jornada del lunes.
La jornada del domingo en la Capital Federal arrancó con lluvias durante las primeras horas, luego hubo una leve tregua durante la primera parte de la mañana que coincidió con el horario de la media maratón de Buenos Aires, y después continuaron las precipitaciones, algunas de ellas muy intensas.
La temperatura se mantuvo alrededor de los 18 grados durante la mayor parte del día, con un elevado porcentaje de humedad. En algunas regiones de la Provincia, el nivel de agua superó los 100 milímetros siendo el municipio de Bolívar el más afectado, alcanzando una máxima de 160 mm.
El SMN mantuvo este domingo un alerta por lluvias y tormentas fuertes para la Capital Federal y ocho provincias, con la probabilidad de que se registren fuertes ráfagas de viento, abundante caída de agua y caída de granizo.
El área de cobertura abarcaba al centro y este de la provincia de Buenos Aires, Chaco, este de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Santa Fe, Santiago del Estero, la zona del Río de la Plata y la Capital Federal.
El organismo informó que sobre el centro y sur del área de cobertura se desarrollaron en la mañana del domingo lluvias y tormentas de variada intensidad con mejoramientos temporarios.
Estimó que alguna de estas tormentas podrían alcanzar intensidad fuerte o severa provocando fuertes ráfagas, importante actividad eléctrica, caída de granizo y abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo.
Los fenómenos más intensos donde las tormentas podrían adquirir características severas se preveían sobre el centro y norte de Santa Fe, Entre Ríos y extremo norte de la provincia de Buenos Aires.
El SMN pronosticó que, posteriormente, con el avance de un frente frío los fenómenos más intensos se desplazarían hacia el noreste argentino.
Durante la noche del sábado y madrugada del domingo, una fuerte tormenta se desató en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, con actividad eléctrica y caída de granizo en algunas zonas del área metropolitana.
Se produjeron anegamientos de calles y zonas inundadas por la abundante agua caída en unas diez localidades de los partidos bonaerenses de Florencio Varela, Quilmes, La Matanza, Berazategui, Morón y General Rodríguez.
En la localidad de Bernal, una importante cantidad de agua cubrió la avenida Mouriño, a la altura del cruce con la calle Cerrito, lugar que estaba intransitable.
.

Cumbre en Argentina sobre reducción de riesgos naturales

Cumbre para la reducción de riesgos naturales
 
Fecha de Publicación: 05/09/2017
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Nacional


Asistirán más de 300 participantes de todo el mundo. Se debatirá la generación de alertas por desastres naturales que permitan salvar vidas.
La “Cumbre para la reducción de riesgos de desastres en las Américas” de la agencia espacial estadounidense NASA delibera en Buenos Aires desde hoy hasta el viernes acerca de relacionar datos terrestres obtenidos con información satelital para generar alertas de desastres naturales que permitan salvar vidas y bienes ante los eventos de cambio climático, informó la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).
A partir de un programa de ciencias de la Tierra que inició hace una década la agencia espacial, el proyecto planteó qué sucedería si una enorme cantidad de datos relacionados con el medio ambiente terrestre, provistos a diario por los satélites de la NASA, pudieran ser utilizados ante un desastre natural, donde y cuando sea que estos ocurran.
La Cumbre comienza a las 8.30 en el Hotel Intercontinental -Moreno 809, barrio porteño de Monserrat-, con la apertura de Sandra Cauffman -directora de la división Ciencias de la Tierra de NASA-, Conrado Varotto -director de la Conae- y Agustín Campero -secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología-.
La reunión internacional sobre usos de los datos que proveen los satélites de observación de la Tierra en la gestión de emergencias -como incendios, inundaciones y erupciones volcánicas- está dirigida a la comunidad de proveedores y usuarios de la información satelital sobre emergencias (naturales y antropogénicas) con enfoque hacia la región latinoamericana.
Asistirán más de 300 participantes de Alemania, Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guyana, Italia, Mexico, Peru y Portugal. Télam
.

El mapa de vientos extremos será actualizado



Actualizarán el Mapa de Vientos Extremos de Argentina

Fecha de Publicación
: 02/09/2017
Fuente: Argentina Investiga
Provincia/Región: Nacional


Especialistas de la Facultad de Ingeniería realizarán nuevos Mapas de Vientos Extremos para Argentina, en el marco de la actualización de la normativa utilizada para estimar la acción del viento sobre las construcciones.
El Mapa de Vientos Extremos es una herramienta de cálculo que se utiliza para la aplicación del “Reglamento Argentino de Acción de Viento sobre las Construcciones”, elaborado por el Centro de Investigación de los Reglamentos Nacionales de Seguridad para las Obras Civiles (CIRSOC).
El Reglamento CIRSOC 102, que incluye el Mapa de Vientos Extremos, tiene por objeto determinar los procedimientos y los medios para obtener los valores de las acciones producidas por el viento sobre las construcciones o sus diferentes partes.
El actual Mapa de Vientos Extremos fue actualizado en 1997, a partir de registros que comprenden el período 1970-1990.
Pero existen diversos factores que indican la necesidad de una revisión del Mapa, como el tiempo que pasó desde su elaboración -un cuarto de siglo-, por lo que se cuentan con 26 años de nuevos registros de velocidades y, además, existe una mayor cantidad de estaciones de medición en el territorio nacional. Asimismo, hay una variedad de métodos de procesamiento de valores extremos que no se disponían en 1997 cuando se elaboró el mapa vigente.
Además, debe encararse una actualización del “Reglamento CIRSOC 102”, debido a cambios de normas similares a nivel internacional que prevé nuevos formatos de mapas.
Por ello, desde el Centro de Investigación de los Reglamentos Nacionales de Seguridad para las Obras Civiles (CIRSOC) se encomendó a un grupo de investigadores-especialistas de la UNNE para que realicen la actualización del Mapa de Vientos Extremos.
La tarea estará a cargo del Instituto de Estabilidad de la Facultad de Ingeniería, espacio de investigación y transferencia de reconocida trayectoria en el estudio de efecto de vientos sobre estructuras.
Las actividades se enmarcarán en un Proyecto de Investigación que coordina la Secretaría General de Ciencia y Técnica, en el cual participan también investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue.
El doctor Bruno Natalini, director del proyecto, explicó que se trabajará con dos objetivos: por un lado, se realizará la actualización del Mapa de Vientos Extremos para el país y, por otra, a nivel de la región nordeste argentino (NEA) se aplicarán nuevas técnicas y tecnologías de medición, que permitan mejorar aún más los procedimientos de medición de los vientos para este fin específico.
Sobre el Mapa de Vientos Extremos, explicó que el mapa vigente, con datos de 1970 a 1990, realiza una inferencia estadística, mediante un modelo matemático, para estimar vientos extremos que son excedidos en promedio una vez cada 50 años; pero los cambios a nivel internacional reemplazan esa frecuencia por tres mapas de períodos de recurrencia de 300, 700 y 1700 años.
En ese sentido, el compromiso de los investigadores es elaborar los tres mapas con estimación de vientos con recurrencia cada 300, 700 y 1700 años, lo que demandará más información meteorológica y modelos matemáticos más actualizados que los usados hasta ahora.
“El objetivo es elaborar los mapas en un plazo breve de tiempo, y ponerlos a disposición de CIRSOC y de la comunidad científica”, explicó Natalini, y comentó que el actual Mapa de Argentina funciona pero existen indicios que lleva a condiciones de seguridad, probablemente excesivas en algunos lugares del país.
Resaltó que el mapa vigente fue elaborado con aproximadamente 70 estaciones de medición en el país, mientras que, actualmente, son más de 150 las estaciones meteorológicas adaptadas para medición, además de haberse mejorado los instrumentos y protocolos de registro.

Región NEA
Por otra parte, además de elaborar el nuevo Mapa de Vientos Extremos de Argentina, el otro objetivo del Instituto de Estabilidad es optimizar las técnicas de medición y análisis para alcanzar las estimaciones más precisas posibles de valores del viento, aplicando los últimos avances de conocimientos existentes a nivel mundial.
Esta investigación se desarrollará en la región NEA, por una cuestión de recursos humanos y estaciones de medición disponibles, con el fin de ajustar técnicas a futuro y transferir las innovaciones en medición al resto del país.
Al respecto, Natalini explicó que se prevé probar a nivel regional nuevos métodos de medición, verificar los datos de medición existentes, cotejar criterios de medición en estaciones meteorológicas y ampliar la información analizada, entre otros objetivos.
Comentó que entre el 70 y 80 % de la incertidumbre total de la carga de diseño por acción del viento se origina
en la incertidumbre de la Velocidad Básica del Viento (V), lo que revela la importancia de tener una estimación de buena calidad del valor de velocidad básica del viento.
“Queremos aplicar en el NEA lo más nuevo en materia de medición y análisis de velocidad del viento, y que la región sea el laboratorio para aplicaciones en otras regiones del país” explicó el Director del proyecto.
.

Las tormentas de Córdoba son dignas de estudio



U$S 30 millones para estudiar las tormentas cordobesas, las más poderosas del mundo

Fecha de Publicación
: 07/07/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Varias instituciones científicas de Estados Unidos financiarán el proyecto, que tendrá su centro de operaciones en Córdoba. Servirá para mejorar los pronósticos de eventos extremos a nivel global y para ayudar a las regiones agrícolas. Participan investigadores de la UNC.
Una amplia zona de Argentina, que incluye a nuestra provincia, es testigo de las tormentas más poderosas del mundo.
Entender cómo se forman y se desarrollan es clave para mejorar los pronósticos, en especial sobre eventos serios. Un equipo internacional destinará 30 millones de dólares para esta misión.
El proyecto Relámpago tendrá su centro de operaciones cerca de la ciudad de Córdoba.
“Este conocimiento redundará en beneficios para hacer prevención y alerta de tormentas serias. Pero primero tenemos que conocer, entender y cuantificar estos fenómenos”, explica Eldo Ávila, investigador del Grupo de Física de la Atmósfera de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (Famaf) de la UNC.
Además de este equipo, por la UNC participará el Centro de Estudios y Tecnología del Agua de la Facultad de Ciencias Exactas.
De Argentina también participarán otros investigadores del Conicet y del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Las más fuertes
Según la hipótesis más consensuada, el poder de las tormentas en esta región se debe a una combinación de los vientos altamente húmedos que vienen del Amazonas, los cuales chocan contra distintas zonas montañosas de Argentina y suben con gran energía (proceso llamado convección) para luego producir nubes muy altas y cargadas energéticamente.
Las características que las hacen especiales son su gran desarrollo vertical (la nubosidad tiene varios kilómetros de alto), precipitaciones intensas y, sobre todo, gran actividad eléctrica.
Según Ávila, las sierras de Córdoba juegan un rol clave, ya que buena parte de estas tormentas extremas se origina gracias a nuestras Altas Cumbres.
El investigador señala que el proyecto Relámpago es una oportunidad única para trabajar con los científicos más prestigiosos del mundo. “Vamos a disponer de instrumentos de medición que ni siquiera en sueños uno se podría imaginar”, asegura.
Gran parte de la iniciativa estará financiada por la Fundación Nacional para la Ciencia, el Departamento de Energía, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y la Nasa, todas instituciones de Estados Unidos.

Interés mundial
“Más que un interés de Estados Unidos, los científicos de todo el mundo están entusiasmados por desentrañar cómo son las tormentas más intensas del planeta”, dice Ávila.
Steve Nesbitt, profesor de la Universidad de Illinois del país de Norteamérica, es el investigador principal del proyecto.
“Con esta investigación estaremos ayudando a las regiones agrícolas afectadas por el granizo y las inundaciones y se podrá determinar qué infraestructura local necesitan para ser más resistentes ante estos peligros”, dice.
Aunque el proyecto se centrará en un área pequeña (Córdoba y Mendoza), los resultados serán cruciales para una comprensión más global del clima.
“Una vez que se cree un modelo más preciso a partir de estos datos, podría utilizarse en otras áreas del mundo, lo que ayudaría a muchas regiones agrícolas a evitar la pérdida de cultivos”, detalla el investigador.
Explica que en muchas regiones agrícolas las tormentas eléctricas del verano son las lluvias primarias, por lo que es vital predecir este tipo de impactos y cómo la agricultura puede verse afectada por el cambio climático.
Además del centro de operaciones cordobés, se distribuirán instrumentos móviles de medición, como radares y globos meteorológicos, por todo el territorio.
“Vamos a necesitar la buena voluntad y colaboración de los habitantes de las localidades donde se instalen estos equipos”, asegura Ávila.
.

Ocho medidas para prevenir las inundaciones



Inundaciones: las ocho medidas para prevenirlas a largo plazo

Fecha de Publicación
: 09/05/2017
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


Los especialistas coinciden en las acciones que deberían ponerse en marcha y en la necesidad de darle al ambiente un peso significativo a la hora de pensar políticas
Semanas después de las inundaciones que azotaron a gran parte del país, dejando miles de evacuados y pérdidas millonarias, la pregunta en boca de todos es la misma: ¿qué medidas tomar para prevenir que estas catástrofes vuelvan a ocurrir?
Consultados por LA NACION, especialistas en medio ambiente del Gobierno y de organizaciones sociales coinciden en los puntos clave para reducir el impacto de las intensas lluvias a largo plazo. Subrayan que las políticas que deberían aplicarse -desde la necesidad de establecer un plan de ordenamiento territorial hasta la de diversificar la matriz energética- implican una tarea articulada de las diferentes carteras del Estado, pero también de la sociedad civil y de actores económicos como el campo y las empresas.
En este sentido, otorgarle al factor ambiental un peso significativo a la hora de establecer políticas públicas resulta prioritario.
Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), explica que hace falta tener una visión "ecosistémica" para entender los múltiples factores que provocan las inundaciones.
"No se puede tocar un elemento de la naturaleza sin desacomodar los demás: las consecuencias muchas veces no se muestran inmediatamente, sino con situaciones catastróficas", cuenta. "Es necesario que el ambiente sea considerado como una variable importante a la hora de definir las políticas públicas, como la económica o la social."
Fernando Miñarro, director de conservación de Vida Silvestre, afirma que, aunque existe una mayor conciencia ambiental en todos los niveles de la sociedad y sectores políticos, todavía hay un largo camino por recorrer. "Que el Gobierno haya tomado la decisión de elevar el rango de secretaría a Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable es una muy buena noticia, porque lo pone en un mismo rango de discusión frente otros como el de Agroindustria o Energía y Minería, por ejemplo. Pero eso en la práctica no ocurre: por ahora, en la discusión siguen ganando estos dos últimos."
Para él, hacer un uso sustentable de los recursos significa apostar a un mayor bienestar humano por la cantidad de servicios que una naturaleza en buen estado de conservación le brinda a la sociedad, como reducir el impacto de las lluvias. Y dice: "Cuando hablamos de conservar un bosque o un humedal, estamos hablando también de reducir las pérdidas humanas y económicas que provocan las inundaciones".

De quién es la culpa
Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace, agrega: "Se le echa la culpa de las inundaciones al cambio climático y a países como Estados Unidos, ¿pero qué estamos haciendo nosotros? La Argentina está en el puesto 25 entre los países que emiten más gases de efecto invernadero, lo que se vincula con nuestra forma de producir energía, con la deforestación y el modelo de agricultura y ganadería. No podemos decir que no tenemos ninguna responsabilidad".
Por su parte, Diego Moreno, secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, también opina que "todavía es un asunto pendiente en la Argentina que los temas ambientales sean considerados como una pata más para un desarrollo sustentable". Sostiene que, normalmente, en el sector privado como en el público se prioriza la cuestión económica.
Anticiparse a las catástrofes. Prevenir. Ése es otro de los nodos de la cuestión. "Los ecologistas planteamos el principio precautorio como una de las claves. Debemos ser más prudentes a la hora de la planificación urbana", asegura Giardini.

Ordenamiento territorial: planificar el uso del suelo en todo el país
El ordenamiento territorial establece los usos que se le darán al suelo: por ejemplo, dónde podrán establecerse las ciudades o desarrollarse la agricultura y la ganadería, y en qué lugares se pondrá el foco para la conservación de recursos naturales que brindan servicios ambientales fundamentales. Los especialistas coinciden en que establecer un ordenamiento a nivel nacional es la principal medida -y que de alguna manera engloba a las demás- que debería implementarse para prevenir las inundaciones.
Nápoli subraya: "Es necesario sancionar una ley de ordenamiento territorial nacional y una de evaluación de impacto ambiental [la Argentina es el único país de América latina que no la tiene a nivel país], que unifiquen los criterios para la autorización de actividades como grandes obras en cada provincia, que pueden impactar negativamente en el ambiente".
En este sentido, Miñarro opina que la falta de decisiones sobre cómo planificar el uso del territorio lleva a que sea utilizado de manera desordenada, con modelos productivos agropecuarios que están más regidos por el mercado que por el verdadero potencial o el correcto uso del suelo. "Ahí aparece el link con las inundaciones", dice.
Giardini agrega: "La planificación de las ciudades es clave para no destruir ecosistemas frágiles que nos protegen de altas precipitaciones: a más cemento, menos posibilidades de absorción".

Humedales: sancionar una normativa que proteja estos ecosistemas
Al igual que los bosques, los humedales funcionan como "esponjas naturales", brindando servicios ambientales clave, por ejemplo, a la hora de prevenir inundaciones. Por eso, los especialistas subrayan la importancia de sancionar, cuanto antes, una ley que los proteja.
Al poco tiempo de asumir, el presidente Mauricio Macri anunció la necesidad de sancionar una ley de humedales. "Hay un proyecto que obtuvo media sanción en el Congreso, pero le costó mucho avanzar por la presión del sector inmobiliario y agroindustrial, ante la ambiciosa búsqueda de expandir sus negocios en los espacios actualmente cubiertos por estos delicados ecosistemas", dice Nápoli.
Explica que los humedales brindan muchos servicios ecosistémicos, entre ellos, absorben y retienen el agua, y regulan el ciclo hidrológico. Agrega que hay un 20% del territorio argentino que forma parte de humedales.
Miñarro señala que cuando el suelo donde se encuentran se ve modificado, el agua antes absorbida por estas ecorregiones sigue su curso e inunda otros sectores.
Las fuentes consultadas remarcan la necesidad urgente de inventariar todos los humedales que existen (desde el Ministerio de Ambiente aseguran que ya se encuentran trabajando en esto), y a partir de ahí establecer las medidas de protección y evitar que se establezcan sobre ellos actividades que los hagan desaparecer.

Bosques: garantizar que se cumpla la ley y penalizar el desmonte
Los referentes de las organizaciones sociales afirman que, en la práctica, la ley de bosques no se aplica, y que los mismos se encuentran amenazados por el avance de la frontera agropecuaria y los desarrollos inmobiliarios.
Desde Greenpeace advierten que los datos oficiales estiman que desde la sanción de la ley, en 2007, se desmontaron 2.403.240 hectáreas en el país, y que durante el año pasado el 42% de la deforestación se realizó donde la normativa no lo permite. Agregan que un reciente informe de la FAO ubicó a la Argentina entre los diez países que más desmontaron durante los últimos 25 años: se perdieron 7,6 millones de hectáreas (una superficie similar a la provincia de Entre Ríos), unas 300.000 al año.
"Una hectárea con bosques absorbe diez veces más precipitaciones que una con soja. Más desmontes es sinónimo de más inundaciones", subraya Giardini.
A la necesidad de un estricto cumplimiento de la ley vigente, desde Greenpeace agregan la de sancionar una nueva normativa que penalice los desmontes ilegales e incendios intencionales. "Hoy por violar el bosque se paga una multa irrisoria. Estamos impulsando una ley de delitos forestales para que sea considerado un delito penal", explica Giardini.
Respetar el presupuesto que la ley otorga para la protección de los bosques, es otra de las cuentas pendientes. Nápoli advierte: "Es sistemáticamente desfinanciada".

Reforestar: recuperar las especies nativas que se perdieron
Reforestar las especies nativas es el camino para recuperar aquellos ecosistemas que ya se perdieron a causa de la deforestación y el mal uso del suelo.
Los especialistas explican que al perder los bosques, las napas freáticas (el agua subterránea) comienzan a estar más cerca de la superficie, se disminuye la absorción, aumentan los riesgos de inundaciones y, una vez que se producen, el agua permanece allí más tiempo.
Miñarro afirma que recomponer el bosque que se taló (así también como el pastizal que se aró y el humedal que se contaminó o desagotó) resulta prioritario. Y ejemplifica con el caso de Córdoba, una de las provincias donde la situación es especialmente alarmante: durante el último siglo, perdió más del 95% de sus bosques nativos.
Según el especialista, por esa razón, en los últimos años las lluvias han tenido un impacto fortísimo en las ciudades de las sierras cordobesas. "Hay muchas cuencas asociadas a bosques que hay que empezar a reforestar, para volver a tener el servicio de mitigación de las grandes lluvias y controlar todo ese volumen de agua que hoy afecta rápidamente a esas localidades", dice.
Y agrega: "Cuando un country o una ciudad se inunda, se le echa la culpa al cambio climático, pero también hay que considerar que fue el hombre el que eligió mal el lugar donde llevar adelante esa obra de construcción".

Diversificar los cultivos: incentivar una agricultura responsable
El desarrollo de un modelo productivo basado en el monocultivo, que cambió de manera significativa el uso del suelo y arrasó con el bosque nativo, es otro de los puntos que más preocupación generan. "Dicho modelo empuja la frontera agropecuaria generando presión sobre los ecosistemas que funcionan como mecanismos naturales de absorción y escurrimiento de las aguas", dice Nápoli.
Como él, los especialistas remarcan la necesidad de unificar y respetar las normas que limitan la aplicación de agroquímicos, y de diversificar los cultivos.
Explican que la tendencia al monocultivo modifica el uso del suelo, disminuyendo la cobertura vegetal y su capacidad de absorción de agua (el consumo de agua de los cultivos anuales como la soja es alrededor de un tercio menor que el de pasturas perennes y pastizales).
Generar estímulos o penalizaciones (aumentando o bajando impuestos, por ejemplo) para que el productor reciba una orientación de cómo usar su tierra resulta clave. Miñarro sostiene: "Hay que acompañar el desarrollo agrícola con incentivos a aquellos productores que hagan un mejor uso integral de su campo, con buenas prácticas que permitan compatibilizar la actividad económica con la conservación de los ambientes clave, como es el caso de arroyos, humedales o bosques".

Energías sustentables: pasar de las fósiles a la eólica y solar
Dejar de apostar al uso de las energías fósiles para avanzar hacia el desarrollo de las renovables, como la eólica y la solar, es uno de los desafíos urgentes que plantean los especialistas.
En este sentido, Giardini explica que la principal fuente de emisión de efecto invernadero a nivel global es la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) para la producción de energía. "La Argentina tiene una matriz energética basada en un 90% en dichos combustibles -dice-. Estamos proponiendo el desarrollo de Vaca Muerta en lugar de desarrollar la energía eólica, por ejemplo."
Cómo él, las fuentes consultadas subrayan el "enorme potencial" que tiene el país en la explotación de los vientos, por ejemplo, en la Patagonia. "Hay mitos sobre la energía eólica (que no era competitiva o era cara) que fueron dejándose atrás. Fue de las que más creció en los últimos años a nivel mundial: España y Alemania son sólo algunos de los países que más la aprovecharon", ejemplifica Giardini.
Nápoli coincide en que es necesario diversificar la matriz energética, tendiendo a las renovables y limpias. "Ese es un compromiso que la Argentina debería asumir", dice. Y concluye: "Hoy en el país siguen operando centrales a base de carbón que ya no deberían funcionar más; tampoco las centrales térmicas que producen impacto de efecto invernadero".

Alerta temprana: sumar la voz del sector científico
Otra de las prioridades es incorporar al sector científico a la hora de pensar políticas, para prevenir las catástrofes en un escenario que, por el cambio climático, resulta sumamente impredecible (generándose episodios bastante más severos en un lapso muy corto).
Esto significa, para los especialistas, un cambio de paradigma: tener una mirada multidisciplinaria. "Implica sumar a otra gente como los científicos, que tienen mucho para decir acá y hoy no se les da el lugar que deberían tener: están más para explicar las consecuencias desastrosas de los problemas que para ser escuchados en los procesos de toma de decisiones", asegura Nápoli.
En este sentido, las fuentes consultadas subrayan que, a nivel gubernamental, cuando se implementan medidas, muchas veces no se analizan las consecuencias negativas sobre el medio ambiente, y hacen énfasis en la necesidad de planificar de manera previa.
"Seguimos sin contar con acciones de adaptación al cambio climático ni con sistemas de evaluación de riesgos y alertas que permitan a los gobiernos y comunidades actuar de manera temprana y efectiva ante situaciones de profunda incertidumbre", agrega Nápoli.
Generar estas herramientas para saber qué va a pasar con el clima y cuáles son las tendencias es otro de los puntos que deberían priorizarse en la agenda.

Compromisos internacionales: reforzar las obligaciones asumidas
Austeros. Así definen los referentes en medio ambiente los compromisos internacionales vinculados con el cambio climático que fueron asumidos por la Argentina. Para ellos es necesario reforzar las obligaciones a las que se comprometió el país en el Acuerdo de París de 2015.
En este sentido, Enrique Maurtua Konstantinidis, director de Cambio Climático de FARN, explica que si bien el presidente Mauricio Macri presentó a fines del año pasado una versión actualizada de los compromisos establecidos por el gobierno anterior en París, la misma no es, en esencia, "sustantivamente mejor".
"Desde la sociedad civil hubo más de 200 propuestas para agregarle ambición a esa contribución de la gestión de Macri, pero hasta la fecha no hay novedades", dice Konstantinidis. "La Argentina tiene mucho para dar en cuanto a las políticas necesarias para reducir las emisiones de carbono."
Miñarro coincide: "El cambio climático es una realidad, nos está afectando y no podemos volver atrás, pero sí frenarlo y ahí vienen los compromisos de los países".
Para los especialistas, un concepto fundamental es el de "adaptarse al cambio climático". Según Miñarro implica empezar a entender que la Argentina tiene un clima distinto, que las lluvias tienen otros comportamientos y que hay que adaptar nuestras actividades productivas, por ejemplo, a esa realidad.
.

Humedales amenazados y riesgos latentes

Los humedales, barreras contra las inundaciones, están amenazados

Fecha de Publicación
: 24/04/2017
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


Así se desprende de un informe del Ministerio de Ambiente de la Nación; sostiene que la expansión inmobiliaria y la extensiónde las tierras para la agricultura son las principales causas
La presión sobre los humedales, la deforestación, el aumento de la temperatura y las lluvias provocadas por el cambio climático son los problemas ambientales más acuciantes que sufre la Argentina. Así se desprende de un extenso y detallado informe presentado ayer por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. El área potencial que ocupan los humedales es de cerca del 23% de la superficie del país y es uno de los ecosistemas más degradados. Estas extensiones de agua sirven como grandes amortiguadores ambientales, por ejemplo, para las inundaciones.
"En las últimas décadas, la principal causa de la pérdida de humedales continentales fue la conversión o el drenaje para el desarrollo de la agricultura, en tanto que para los humedales costeros, específicamente, la amenaza más grave es la conversión asociada a la expansión urbana y suburbana", se sostiene en el Informe del Estado del Ambiente, que debe ser presentado anualmente. Sin embargo, el último había sido presentado en 2012.
La región más afectada del país, según se desprende del diagnóstico oficial, es el corredor fluvial de los ríos Paraná y Paraguay, en donde se encuentran emplazadas grandes obras hidráulicas y viales y centros urbanos.
"Las intervenciones para la generación de electricidad, el abastecimiento de agua, el control de inundaciones y la construcción de vías de transporte pueden generar efectos como la fragmentación, la pérdida de conectividad, la destrucción de hábitats, cambios en la dinámica hidrológica, de flujos geoquímicos y la pérdida de especies, tanto en los sitios donde se emplazan las obras como en los que están aguas abajo", se lee en el trabajo.
Y detalla que el secado de humedales por la construcción de terraplenes, endicamiento y drenado, para su conversión en tierras agropecuarias o forestales, constituye un claro ejemplo de su transformación en sistemas con propiedades terrestres.
"Este verdadero incumplimiento de las obligaciones del Estado privó a la ciudadanía de información vital durante más de una década", explica el ministro Sergio Bergman en el prólogo del estudio. "Esta decisión estratégica dio inicio a una verdadera política de Estado en materia ambiental, inexistente hasta entonces, que posibilita hoy, en nuestro primer año de gestión, no sólo dar cumplimiento en tiempo y forma al mandato establecido por la ley marco de la política ambiental nacional, sino también para transparentar e informar debidamente a la sociedad sobre la situación del ambiente en la Argentina", agrega.

Críticas
En la presentación hubo referentes de la sociedad civil, representantes políticos y se destacó la presencia del vicejefe del gabinete nacional, Mario Quintana.
Varios ONG, como la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), ante el incumplimiento del Estado, comenzaron a hacer sus propios relevamientos.
"Celebramos que se presente este informe. Pero en este año de gestión del nuevo gobierno uno de los principales obstáculos es la ausencia de un actor institucional que lidere la agenda ambiental. Vale decir que pueda obrar como garantía de control de aquellas políticas que puedan afectar al ambiente", dijo Andrés Nápoli, director ejecutivo de la FARN. La ONG se refiere a la tensión que existe entre las carteras productivas como Energía, Agricultura y Minería. Esos ministerios enviaron a funcionarios de segunda línea porque los titulares acompañaron al presidente Mauricio Macri en otra presentación, según la explicación oficial.
El trabajo hace hincapié en el estado del agua. Además de los humedales incluye el estado de las cuencas hídricas y los glaciares. "En la Argentina se registra una tendencia a un consumo creciente de agroquímicos, algunos de los que contienen sustancias químicas como los clorados y fosforados, nitritos, nitratos y fosfatos." Por primera vez hay un intento de comenzar a medir la cantidad de agroquímicos que se usan porque, hasta el momento, se desconoce.
"El uso indebido de agroquímicos puede generar efectos no deseados sobre diversos ecosistemas, los cursos de agua y la salud de la población. Por ello, desde hace ya muchos años, se reclamó la necesidad de contar con un marco regulatorio integral que considere la responsabilidad de los distintos actores que actúan en la cadena de producción, comercialización y aplicación de dichos productos", indicó Nápoli.
Respecto de la deforestación, el informe da cuenta de la emergencia. "El porcentaje de la superficie del país cubierto con bosque nativo (tierras forestales) era de 11,26% en 1998 y bajó al 9,77% en 2015. En términos de área absoluta, el país pasó de contar con 31,4 millones de hectáreas en 1998 a 27,3 millones en 2015. Esto representa una disminución de 4.150.000, a una tasa anual de deforestación de 0,83%." La buena noticia es que el año pasado la tasa de deforestación bajó un 16%, aunque no hay detalles de ese relevamiento.
.

Ante críticas, afirman que 'está presente' en las inundaciones



El Gobierno asegura que 'está presente' ante la emergencia por las inundaciones

Fecha de Publicación
: 09/04/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Nacional


El ministro Bergman adjudicó las graves consecuencias a la falta de "obras elementales" desde hace "tantos años".
El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, aseguró hoy que el Gobierno "está presente" ante la emergencia por las inundaciones que afectan a distintas zonas del país y adjudicó las graves consecuencias a la falta de "obras elementales" desde hace "tantos años".
"Es muy importante que los vecinos entiendan que estamos presentes, que el Estado está. Por eso el presidente (Mauricio) Macri nos instruyó a que demos una clara señal de que estamos presentes como equipo, no importa de qué ministerio, aquí estamos trabajando todos por el mismo equipo, no importa quién lo hace", aseguró.
En declaraciones a radio Continental, el funcionario resaltó además que la ayuda inmediata "viene de la mano de un plan de infraestructura de los más ambiciosos de las últimas décadas", pero admitió que los problemas no se pueden resolver "de un día para el otro".
En ese sentido, adjudicó las consecuencias de las lluvias a los trabajos "que están demorados en el tiempo desde hace tantos años, donde la gente no vio las obras elementales para prever y contener".
Bergman informó que ya enviaron 13 camiones con elementos básicos rumbo a Comodoro Rivadavia, donde adelantó que construirán más de mil viviendas para los afectados por el temporal, "en un plan que ya se pone en funcionamiento".
"Esto no se puede resolver de un día para el otro. Hay que estar presentes en las emergencias, pero hay que tener planes serios, concretos, que den soluciones estructurales", añadió.
Hasta ayer, unas 15 mil personas permanecían evacuadas en localidades del norte y el sudeste del país a raíz del temporal de lluvias que duró varios días y provocó inundaciones y la muerte de dos mujeres en Salta.
.

Inundaciones en Salta agravadas por el desmonte



Desmontes: la variable que agrava los temporales en Salta

Fecha de Publicación
: 06/04/2017
Fuente: La Gaceta
Provincia/Región: Salta


Un biólogo y un especialista en recursos naturales explican la relación entre la pérdida de los bosques nativos con las inundaciones que asolan el norte provincial.
Uno de los estudios más impactantes del INTA indica que el monte nativo absorbe 300 milímetros de agua por hora. Los pastos para forrajería y pastoreo, unos 100 milímetros. Un campo de soja, nada más que 30 milímetros por hora. La tierra arrasada y compacta que deja el desmonte, poco y nada. El agua que sobra en la tierra es todo el monte perdido que no la puede tomar.
En septiembre de 2016, un informe del Banco Mundial señaló que entre 2001 y 2014 se perdió más del 12% de los bosques nativos de Argentina. Incluso después de que se promulgara la ley de Bosques, en 2007, una superficie de bosques equivalente a la provincia de Jujuy desapareció del paisaje, y todo sucedió en el NOA, la mayor parte en Santiago del Estero y Salta. El mismo informe indicó que las tasas más altas de deforestación de Sudamérica están en la región del chaco argentino, donde los bosques semiáridos son arrasados para habilitar el suelo fértil a la agricultura.

La catástrofe anunciada
La relación entre desmontes e inundaciones es directa, dice Enrique Derlindati, doctor en Ciencias Biológicas, docente e investigador de la UNSa, mientras explica de qué manera la pérdida de bosques nativos por desmontes o incendios se vincula con las inundaciones cada vez más graves en el norte de la provincia. "Cuando eliminas cobertura boscosa el suelo no retiene el agua. Lo que antes se absorbía, ahora se escurre y genera los problemas que estamos teniendo. Es muy difícil que la gente entienda que (las inundaciones) no son catástrofes. Esto se predijo a partir del reordenamiento territorial -indicado en la Ley de Bosques- pero hay pautas de manejo que no se respetan", agrega.
La manera de prevenir es, para el biólogo, con planificación, pero es pesimista en cuanto a las posibilidades reales de que esto suceda. "Hay muchos intereses en juego. Las asociaciones de productores agropecuarios presionan para que se liberen los permisos para desmontes y se hagan las recategorizaciones", dice, mientras los datos le dan la razón. Según datos publicados en el mismo estudio, entre enero y agosto de 2016, se desmontaron 60.188 hectáreas en Salta, Santiago del Estero, Formosa y Chaco para desarrollos agropecuarios. Un tercio se hizo de manera ilegal.
Lucas Seghezzo, doctor en Ciencias del Medio Ambiente e investigador del Conicet, coincide en el diagnóstico y agrega que las consecuencias de esa erosión por los desmontes se ven potenciadas por tratarse de lluvias tardías, que caen con mucha intensidad cuando los suelos ya están saturados de agua, como sucede hacia el final del verano. "En lo personal no tengo dudas de que las inundaciones fueron agravadas por la deforestación en las cuencas altas. De ahí a que se lo pueda demostrar, no es posible. Hay que ver las inundaciones en los últimos años y estudiarlo en particular. Muchas veces son lluvias que no son anómalas, pero al generarse mucha erosión superficial, laminar, la capa fértil del suelo se va con el agua, lo que produce además mucha erosión tipo cárcava, zanjones que atraviesan campos y los inutilizan porque generan cañadas nuevas. Hay procesos de compactación, el suelo se satura y colapsa, se pierde la estructura del suelo", agrega.

El desastre que viene
Además de las pérdidas materiales, humanas y ambientales, las inundaciones tienen efectos difíciles de predecir, como cambios en la composición de las especies y la proliferación de enfermedades, explica Derlindati. "No sabemos lo que puede pasar. Podés tener además a nivel local un aumento de la temperatura, porque si perdés bosque no solamente se deja de absorber humedad sino que tampoco se absorbe radiación, y la diferencia de temperatura es enorme con bosques o sin ellos", explica. "Antes todo el chaco salteño era una matriz continua con algunos sectores cultivados. Ahora es todo territorio de producción, con algunas partes de bosque, y al cambiar el paisaje cambia enormemente el sistema".
.

La Pampa terrible situación por inundaciones



Luego del fuego, La Pampa sufre la peor inundación en 40 años

Fecha de Publicación
: 03/04/2017
Fuente: AgroVoz
Provincia/Región: La Pampa


En los últimos cinco días llovieron más de 500 milímetros en el norte de la provincia. El fenómeno complica los cultivos gruesos y a la ganadería. Hay rutas cortadas.
Los más de 500 milímetros acumulados en el norte de La Pampa entre el martes 28 a la noche y el domingo 2 de abril ha provocado la mayor crisis por inundaciones de las últimas cuatro décadas, según aseguran funcionarios de esa provincia.
Las lluvias de los últimos días contrastan con los incendios que sufrió la provincia durante los últimos días de 2106 y el primer mes del año que afectó a más de un millón de hectáreas.
"Estas lluvias son históricas, récord, nunca se produjeron con esta intensidad. Ha llovido el 66 por ciento de lo que llueve en todo el año en Santa Rosa", precisó el intendente de la ciudad capital de la provincia, Leandro Altolaguirre.

Afectación
Las actuales inundaciones ha dejado afectación en los cultivos de granos gruesos, -soja, maíz y maní-, complicaciones en los establecimientos ganaderos y ocho rutas cortadas. Además de inconvenientes en viviendas urbanas.
Las abundantes lluvias han dejado su marca en el norte de la provincia, afectando a las localidades de Caleufú, Parera y La Maruja, y la ciudad de General Pico. También se desbordó la laguna de La Adela, en el sudeste provincial.

Rutas cortadas
En cuanto a las rutas, el gobernó pampeano, a través de la Dirección Provincial de Vialidad, detalló el domingo que varias vías de comunicación permanecían cortadas por presencia de agua sobre la calzada. De esta forma, detalló que estaban cortadas la ruta 4 desde Trenel a General Pico; y desde Arata a La Maruja.
Lo mismo ocurría con la ruta 35 desde Eduardo Castex a Winifreda; y desde esta última a Santa Rosa. En tanto, la ruta 9 también estaba cortada desde el empalme con la ruta 4 hacia Ingeniero Luiggi.
.

Tucumán: denuncian inacción ante inundaciones

Inundaciones endémicas

Fecha de Publicación
: 23/03/2017
Fuente: Tucuman Noticias
Provincia/Región:
Tucumán 
 

Conciencia Ambiental Tucumán advierte sobre la peligrosidad de la tormentas actuales y llama a la reflexión a los políticos para que se fije una verdadera política ambiental.
El cambio climático ya viene demostrando con creces que no se detiene ni se arrodilla ante nada ni nadie, las lluvias se vuelvan cada vez más agresivas, destruyen y hasta se cobran vidas humanas; el hombre sin embargo sigue con su soberbia y dice que le pone el pecho a la naturaleza y da la espalda a temas por demás delicados. Las últimas lluvias dejaron al desnudo la fragilidad de una gestión ambiental desnutrida por parte de los políticos que tuvieron la oportunidad en tantos años de darle una solución adecuada a nuestro Tucumán que se inunda provocando daños irreparables.
Años de gestiones políticas, tanto del gobierno provincial como municipal, que tan solo supieron de pavimentar calles, talaron hasta más no poder y muchos de los depredadores que fueron representantes del pueblo se escudaron en el poder de turno. Tan solo se hicieron obras donde se levantaban votos para perpetuarse en el poder, años de gestiones en las cuales se les dio la espalda al medio ambiente.
Ahora nos encontramos con la realidad, con la verdad  de un Tucumán que cada vez que llueve se inunda y corren riesgos de vida los vecinos desprevenidos.
Con la naturaleza no se juega, pero la verdad para los políticos es otra, la naturaleza “no vota”, atenderla no les garantiza que en el cuarto oscuro pongan su boleta, se olvidaron de una planificación a futuro en una ciudad que crece en forma desmesurada.  Años de gestiones con los mismos políticos sin que ninguno de ellos tome la sabia decisión política de trabajar ciertamente en el medio ambiente y cada vez que un ambientalista levantaba su voz, declararlo enemigo del sistema, desestabilizador o vaya a saber que otro improperio y cerrarles las puertas, pero nuestros aliados a los cuales agradecemos públicamente es la prensa, escrita, televisiva y en la web, gracias a este medio principalmente por darle al medio ambiente el impulso que necesita.
Estas tormentas seguramente se irán incrementando y dañando, y los políticos también seguirán en su derrotero buscando votos. Dios perdona siempre, los hombres a veces, la naturaleza nunca y los tucumanos seguimos temblando cada vez que el cielo se pone oscuro.
.

Múltiples señales del cambio climático en Argentina



Cambio climático: se multiplican las señales de alerta en el país y la Región

Fecha de Publicación
: 12/01/2017
Fuente: Diario Democracia
Provincia/Región: Nacional


Incendios forestales, sequías, inundaciones y tormentas de excepcional magnitud mantienen en jaque a cinco provincias. Mientras que en Pergamino y Villegas muchos campos se encuentran anegados, productores de San Antonio de Areco y Rojas aseguran enfrentar “la peor sequía de los últimos 40 años”.
La concentración de eventos meteorológicos excepcionales que se ha dado en las últimas semanas a lo largo del país parece no dejar dudas de que algo en el clima no marcha muy bien: una marcada sequía y tormentas eléctricas que desataron un incendio sin precedente en sur de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro; lluvias muy por encima de la media que  mantienen anegadas las principales cuencas productivas de nuestra región, Córdoba y Santa Fe; un tornado en Trenque Lauquen y granizo en Gualeguaychú.
Aunque los expertos en clima reconocen carecer de evidencias concretas para atribuir estos episodios puntuales al calentamiento global, muchos señalan que la seguidilla de eventos extremos como los sufridos en Argentina tienen lugar en un contexto no menos extraordinario: el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera nunca había sido tan alto como en la actualidad. Debido al abuso de combustibles fósiles y la progresiva deforestación, la concentración de este gas que impide que se disipe el calor de la Tierra alcanzó ya las 400 partes por millón, un 43% más que la que había al inicio de la revolución industrial.
Como resultado de ello la temperatura media ha venido aumentando en todo el mundo a lo largo del último siglo y medio. Por tercera vez en una década, el planeta padeció el año pasado temperaturas extremas nunca antes registradas, lo que convirtió a 2016 en uno de los años más calurosos de la historia, según datos de la Organización Meteorológica Mundial.
De seguir esta tendencia es de esperar que el derretimiento gradual de los hielos polares produzca un aumento del nivel del mar, con la consecuente desaparición de islas y ciudades costeras. Pero, además, se generará un desbalance climático de escala mayor: temporales más frecuentes y poderosos, inundaciones y sequías nunca vistas y olas de calor tan intenso que harían inhabitables algunas regiones del planeta.  Así lo prevén expertos en clima al señalar que lo que estamos viendo en Argentina es apenas una muestra de un proceso inexorable al que tendremos que adaptarnos para subsistir.

Sequías e inundaciones
De la serie de catástrofes climáticas que se desataron en el país durante las últimas semanas, acaso la más extraordinaria sean los incendios que arrasaron casi un millón y medio de hectáreas en el norte de Río Negro, el sudeste bonaerense y el sur de La Pampa. Y es que si bien esa región suele ser muy seca durante el verano, en este caso la sequía que viene se viene registrando allí hace meses ha sido tan prolongada que dejó a los campos en un estado de altísima combustibilidad.
Pero la gran cantidad de pastizales secos y las altas temperaturas no fueron los únicos factores que contribuyeron a que ocurriera uno de los incendios más largos y destructivos en la historia de nuestro país. Como señalan técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, “a fines del año pasado hubo varias tormentas eléctricas secas que no descargaron agua pero sí una gran cantidad de rayos”.
Mientras siguen activos en La Pampa algunos focos de ese incendio que comenzó hace casi un mes,  a unos cientos de kilómetros de allí, la zona núcleo - la cuenca agrícola ganadera más productiva de nuestro país- hoy se encuentra en gran parte anegada por el exceso de lluvias. Allí, donde normalmente caían unos 800 milímetros de lluvia por año, en 2015 y 2016 se registraron 1200 milímetros por temporada.
Claro que los productores rurales de la región, Córdoba y Santa Fe no son los únicos que sufren los efectos de un clima que parece haberse salido de control. Tras un temporal inusualmente intenso, las vecinas ciudades de Pergamino y Arrecifes quedaron bajo el agua y más de 350 vecinos de ambos distritos pasaron la última Navidad en centros de evacuación.

Alteraciones ya observables
Cuando se trata de eventos puntuales, como la sequía o las inundaciones que afectan hoy distintos puntos de nuestro país, es preciso ser “precavidos y no relacionarlos en forma inequívoca al cambio climático, un proceso en el cual los eventos meteorológicos extremos se pueden dar con más frecuencia y mayor intensidad”, comenta la doctora en Ciencias de la Atmósfera Inés Camilloni, quien no obstante aclara que “el cambio climático es algo que ya se observa en nuestro país”.
Investigadora del Conicet en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, Camilloni cuenta que el cambio climático se evidencia ya en Argentino por “un marcado aumento de las lluvias en la región del centro este, que abarca parte de la provincia de Buenos Aires y el litoral, una mayor variabilidad climática en la región del Chaco, donde hoy es más común que se pase de la sequía extrema a la inundación, y un aumento de la temperatura que se evidencia en el retroceso de la mayoría de nuestros glaciares”.
Lo mismo señala Enrique Maurtúa Konstantinidis, director de Cambio Climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN): “Para que un fenómeno meteorológico pueda atribuirse al cambio climático tiene que sostenerse en el tiempo, por lo cual no podríamos decir con rigor que estas catástrofes que estamos viendo ahora en Argentina sean producto de él. Pero lo cierto es que los cambios se están empezando a ver y no va a faltar mucho para que lo podamos corroborar. En nuestro país, como en buena parte del mundo, la mayor intensidad y frecuencia de las tormentas excepcionales y el aumento de la temperatura ya son un hecho. Y no resulta extraño dado que, según la Organización Meteorológica Mundial, el aumento de la temperatura, que estaba en 0,9 grados, pasó este año a 1,2”.
¿Qué va a pasar en el futuro? “Los modelos matemáticos indican que la temperatura media seguiría en aumento en todo el territorio y que, de no disminuir las emisiones de gases, hacia final de este siglo podría ubicarse hasta tres grados por encima de la actual en el noroeste argentino, lo que tendría un impacto muy grande para esa región”, comenta la doctora Carolina Vera, miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático.
En cuanto a las precipitaciones, “es de esperar un aumento de los eventos extremos, en especial en la región húmeda –agrega-. Por lo pronto ya hay evidencia de que el aumento de esos eventos extremos de temperatura y precipitaciones puede poner en jaque a nuestra sociedad. Y dado que no podemos evitar que ocurran, debemos abocarnos a reducir nuestras condiciones de vulnerabilidad”.
.

Pronostican una niña



Desde el INA pronostican una Niña en la primavera y verano 2016

Fecha de Publicación
: 21/08/2016
Fuente: NotiFe
Provincia/Región: Nacional


Así lo manifestó Carlos Paoli, director del Centro Regional Litoral del INA, quien explicó que “por el momento es moderada pero esto no significa que no pueda evolucionar a severa”.
Luego del fenómeno del Niño que golpeó fuertemente a nuestra región por las intensas precipitaciones, para los próximos meses el Instituto Nacional del Agua (INA) pronostica un fenómeno de la Niña que, por el momento, se prevé moderado.
En diálogo con LT10, Carlos Paoli, director del Centro Regional Litoral del INA, sostuvo que por estos días el río “está bajando muy rápido porque cuando uno observa las lluvias acumuladas en el mes de julio fueron bajas y esto es  lo que define los caudales que se desarrollan en el tramo medio. Esto responde a lo que indicaban los escenarios que establecieron los especialistas en climatología del INA que dice que en el Litoral, Paraguay y las cuencas brasileras del Paraná se esperan lluvias normal a por debajo de lo normal”.
En esa línea agregó que “se pronostica un evento La Niña en nuestra primavera y verano 2016” y agregó  que “puede ser severa, no se está manifestando todavía de esa manera pero eso no significa que no pueda evolucionar de esa forma en los próximos meses. Por el momento es una Niña moderada”.
Cabe mencionar que durante la crecida el pico máximo del río Paraná llegó a los 6.75 y hoy se encuentra en 3.09 metros.
.

Nutrias diezmadas por las inundaciones



Por la crecida del río Paraná murieron más de 20 mil nutrias

Fecha de Publicación
: 21/06/2016
Fuente: Rosario3
Provincia/Región: Santa Fe


Un estudio realizado por el Grupo de Fauna de Casilda de la UNR se basó sólo en los cuerpos encontrados en los clubes de pesca, por lo que la cifra es superior. Sugieren no consumirlas porque "pueden tener cualquier tipo de enfermedades"
El Grupo de Fauna de Casilda perteneciente a la Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció que por la crecida del río Paraná murieron sólo en las orillas de los clubes de pesca de Rosario unas 20 mil nutrias. Además, alertó por el consumo de la carne que se vende en algunas carnicerías, ya que hallaron en muchos cadáveres ocho tipo de parásitos. Recomendó también no consumirlas.
En contacto con el programa Telenoche (El Tres), el médico veterinario Claudio Patalano explicó que el número de nutrias halladas sin vida en Rosario "es superior a 20 mil", ya que se contabilizaron entre 25 y 30 cuerpos por día en un plazo aproximado de dos semanas.
"No contamos las encontradas en la rambla catalunya, en la florida ni en algunos clubes y puntos de la ciudad", añadió.
A su vez, el especialista relató que con el Grupo de Fauna hicieron un análisis de los cadáveres y encontraron "ocho tipo de parásitos" en algunos de ellos. Por dicho motivo, alertó a la sociedad de "tener cuidado con la arena por la materia fecal que quedó".
En tanto, Patalano expresó que en algunas carnicerías se vende el kilo de nutria a bajo precio y advirtió que "la gente tiene que saber que estos animales no pasan por los frigoríficos y pueden tener cualquier tipo de enfermedades".
El médico veterinario también enfatizó que la población de los coipos "no va a desaparecer" aunque sí descendió en gran cantidad. "A esto hay que sumarle que la caza de nutrias está abierta", apuntó.
.

Misiones crea un área para atender desastres climáticos



Crean subsecretaría para atender catástrofes climáticas

Fecha de Publicación
: 03/06/2016
Fuente: El Diario de Misiones
Provincia/Región: Misiones


Depende del Ministerio de Gobierno de Misiones. Recientemente creada, Protección Civil capacitará en municipios para mejorar respuesta ante alerta meteorológico. Reactivarán la línea de emergencias 103.
Dos son los objetivos principales de la Subsecretaría de Protección Civil recientemente creada. Por un lado, concentrar y canalizar los recursos que se destinan a las situaciones de emergencia, como las inundaciones. Por el otro, capacitar a Bomberos, Policía de Misiones, agentes de Salud Pública y personal de cada municipio para actuar de manera organizada ante estos siniestros.
Asimismo se buscará reactivar y promocionar la línea 103 de emergencias de Defensa Civil, que tiene capacidad para funcionar las 24 horas, indicó a PRIMERA EDICIÓN Enrique Parra, designado subsecretario de Protección Civil.

Organizar la respuesta
Protección Civil tendrá bajo su órbita la actual la Dirección General de Defensa Civil. Y dependerá del Ministerio de Gobierno. Esta reestructuración fue anunciada por el gobernador Hugo Passalacqua el 1 de mayo pasado.
Parra señaló que Protección Civil “viene a complementar el trabajo que se realiza desde Alerta Temprana de la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Ecología”.
Ante un fenómeno meteorológico que impacte en un territorio, como puede ser inundación o también un incendio, indicó que “la idea es centralizar y canalizar los recursos que se destinan, porque por lo general se viene haciendo por separado”.
Y remarcó que “la intención es centralizar la ayuda que se brinda. Los cortes de casa, agua, pañales, frazadas, y que todo lo que requiera la población que vive una situación de emergencia, salga de un solo lugar”.

Capacitaciones
“No podemos evitar que una inundación se produzca pero si hay un alerta de que caerán 200 milímetros -cantidad de agua que en pocas horas puede inundar grandes extensiones- o de que habrá una crecida del río, se puede trabajar en forma más ordenada, para que el impacto de la inundación sea menor”, dijo Parra.
Con ese objetivo están delineando las capacitaciones que irán realizando con personal de la Policía de Misiones, Bomberos, agentes de Salud Pública, para armar equipos de trabajo con las áreas de cada municipio.
Además indicó que “a medida que vayamos trabajando, iremos incorporando nuevas temáticas, como por ejemplo relacionadas con tránsito”. Al respecto, cabe señalar que la Dirección de Defensa Civil realiza charlas de prevención en escuelas.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs