Mostrando entradas con la etiqueta NOA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta NOA. Mostrar todas las entradas

Informe oficial admite que el Bermejo está contaminado



La vida acuática del Bermejo está amenazada por la contaminación

Fecha de Publicación
: 13/12/2018
Fuente: El Tribuno
Provincia/Región: Norte


Un informe oficial, emitido tras la última mortandad de peces, agrandó las dudas. Los coliformes fecales superan todos los límites y hay niveles tóxicos de nitritos.
El pasado 27 de septiembre pobladores ribereños de Embarcación y Pichanal se encontraron con cientos de surubíes, dorados, bagres y sábalos muertos en el Bermejo por causas que aún no fueron aclaradas con rigor científico.
Sin consuelo ni respuestas, pescadores de Salta y Jujuy apuntaron en las redes sociales contra la vinaza, un desecho de la destilación del alcohol de caña que consume el oxígeno del agua y que tiene abierto un delicado conflicto entre Santiago del Estero y Tucumán por los estragos causados en la ictiofauna del sistema hídrico Salí-Dulce.
Rápidamente, Industrias Tabacal sacó un comunicado en el que aclaró que aportó a organismos competentes "información y muestras correspondientes al canal de ingreso y la compuerta de salida de la fábrica, obtenidas días previos al suceso mencionado, cuyos valores se encuentran dentro de los parámetros de la normativa vigente".
Siete años atrás, en septiembre de 2011, sus efluentes industriales ya habían sido señalados como supuesta causal de otra masiva mortandad de peces que movió actuaciones tanto en Salta como en Tarija (Bolivia). También por aquellos días el ingenio oranense había desmentido el supuesto impacto de sus vinazas y, poco después, el comité de frontera de Aguas Blancas y Bermejo apuntó a una empresa minera de Bolivia como presunta responsable. La Secretaría de Ambiente de la Provincia anunció entonces que, ni bien se completaran los análisis químicos, emitiría un informe concluyente que nunca salió. En siete años nada se supo de las muestras que se colectaron en el mismo tramo del Bermejo que ahora ocupa al Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).

"Falta de oxígeno"
El pasado 2 de octubre, el director Ejecutivo de la Agencia de Protección Ambiental, Ignacio Goytia, manifestó en los medios que ese organismo había descartado varias hipótesis, entre las que se incluía la posible contaminación con desechos de la industria sucro-alcoholera. Sin evidencias determinantes, el funcionario dijo que la mortandad de peces pudo deberse a una combinación de "altas temperaturas", "bajos caudales" y "falta de oxígeno" en el agua. Goytia aclaró, no obstante, que aguardaría los resultados de los análisis de laboratorio para confirmar o revisar la teoría.
Días después, ante un pedido de informes de Diputados, el Programa de Monitoreo Hídrico de la Provincia comenzó a preparar la contestación al requerimiento legislativo. El informe técnico fue elevado el 23 de octubre al secretario de Recursos Hídricos, Oscar Dean, y en la misma semana llegó a la Cámara Baja. Quizás por la complejidad de sus gráficos témporo-espaciales, o por la dificultosa interpretación de los parámetros expuestos, el informe quedó confinado en un escritorio y su contenido recién pudo conocerse días atrás.
Son 21 carillas que exponen diferentes indicadores de la crónica degradación ambiental que presenta el río Bermejo, fundamentalmente por las aguas residuales que recibe sin adecuado tratamiento, o directamente crudas, desde la cuenca superior tarijeña hasta Pichanal.
En el informe hay detalles que llaman la atención. En sus registros la continuidad de los muestreos realizados desde Aguas Blancas hasta la desembocadura del río San Francisco solo se evidencia desde 2012 hasta 2015. No hay una sola mención de análisis físicos, químicos y bacteriológicos que se hayan realizado durante 2016. De 2017 y 2018 solo hay dos referencias muy puntuales y con indicadores aislados.
Aún así, el informe deja ver el impacto de los efluentes cloacales, agrícolas e industriales de Bermejo y otras poblaciones de Tarija (Bolivia), Aguas Blancas, San Ramón de la Nueva Orán, Hipólito Yrigoyen, Embarcación y Pichanal.
En el tramo salteño de 160 kilómetros que se extiende desde Aguas Blancas hasta la desembocadura del río San Francisco, en Pichanal, el Bermejo recibe aportes de aguas residuales de Aguas Blancas, San Ramón de la Nueva Orán, Hipólito Yrigoyen y Embarcación. A través del sistema del río San Francisco se suman efluentes domiciliarios, industriales y agrícolas de otros municipios de Salta y Jujuy. Los técnicos de Recursos Hídricos remarcaron que los sistemas de tratamiento de Aguas Blancas y de la ciudad de Orán "se encuentran fuera de servicio y, en función a la información remitida por Aguas del Norte en respuesta a nuestro requerimiento, están pendientes obras de reparación y ampliación, por lo que dichos efluentes son vertidos sin tratamiento alguno".

Aguas Blancas
Los registros bacteriológicos expresados en las tablas gráficas del informe evidencian un acentuado impacto de las descargas cloacales crudas de Aguas Blancas y la vecina población fronteriza de Bermejo.
A dos kilómetros aguas abajo del puente internacional se midieron concentraciones de coliformes fecales que superan en 50 veces el valor guía fijado para la protección de la vida acuática. En coliformes totales, se registraron niveles hasta 1.000 veces más altos.
Las muestras que se tomaron aguas abajo de la localidad de Aguas Blancas y la fronteriza localidad de Bermejo también arrojaron concentraciones de amoníaco de hasta 4 miligramos por litro (mg/l), un valor que triplica el límite establecido por las normas nacionales.
En nitritos, otro claro indicador de contaminación con aguas residuales e industriales, se midieron valores de hasta 0,8 mg/l. La ley nacional de residuos peligrosos fija un máximo de 0,06 mg/l para la preservación de la vida acuática. Una amplía bibliografía científica advierte que valores de nitritos por encima de 0,1 mg/l, dependiendo del PH de las aguas, son tóxicos y se consideran un impedimento para el desarrollo de la vida piscícola.

Las mediciones en Orán
A la altura de Pozo Sarmiento, el Bermejo recibe los efluentes cloacales de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán. Allí los parámetros de contaminación asociados a la serie del nitrógeno, la cantidad de materia orgánica y el oxígeno disuelto son más bajos que en Aguas Blancas, debido a los caudales que aportan el río Pescado y otros cursos tributarios.
Sin embargo, la presencia de los aportes cloacales de la segunda ciudad más poblada de la provincia se manifiesta en una alta carga bacteriana. En el citado punto de muestreos se registraron concentraciones de coliformes fecales 40 veces más elevados que el valor guía de la legislación vigente y niveles de coliformes totales 50 veces mayores.
.

Las lluvias cada vez más abundantes, en especial en el NOA



Por el cambio climático, las lluvias son cada vez más abundantes

Fecha de Publicación
: 19/06/2018
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Nacional


En febrero pasado, lluvias torrenciales afectaron las provincias del noroeste argentino (NOA), especialmente Salta y Jujuy.
Es de público conocimiento que el cambio climático existe y llegó para quedarse. Está entre nosotros. Las consecuencias del mentado fenómeno pueden ser diversas dependiendo del lugar del mundo donde nos encontremos. Uno de los efectos del cambio climático es sin lugar a dudas el aumento de las temperaturas del planeta a nivel global.
Los años 2016 y 2017 fueron los más calientes de la Tierra de los registrados desde 1880. La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) muestra en la evolución de la temperatura un inequívoco incremento que sólo va a la suba.
Este calentamiento global no sólo causa aumentos en las temperaturas, sino que produce desequilibrios climáticos en diferentes regiones, lo que resulta en fenómenos extremos, raramente, sino nunca, vistos en décadas anteriores.
Este último verano, más específicamente en febrero de 2018, las lluvias torrenciales afectaron las provincias de Salta y Jujuy. Las precipitaciones en el noroeste argentino (NOA) siguen rompiendo récords en este otoño; según el Servicio Meteorológico Nacional en los 10 primeros días de mayo, llovió en Salta cinco veces más de lo esperado (41.4 mm cuando el promedio es 7.8 mm).
Los efectos de estas abundantes precipitaciones incluyen solo los conocidos anegamientos en las ciudades y pueblos, sino también son desencadenantes de episodios impredecibles y graves para áreas mucho más extensas de nuestro país.

Río que fue noticia
En las montañas del sur de Bolivia, nace el río Pilcomayo, que ingresa en las llanuras chaqueñas de Argentina sirviendo como frontera entre Paraguay y Argentina.
El Pilcomayo se alimenta de las precipitaciones que ocurren en la parte alta de su cuenca, en las montañas de Bolivia. El Pilcomayo ha sido noticia durante éste y años anteriores por las notables crecidas que ha experimentado, causando grandes inundaciones en las provincias de Salta y Formosa.
Particularmente durante el pasado verano de 2018, se registraron abundantes precipitaciones en las nacientes del Pilcomayo, lo que produjo que en la estación de Misión La Paz (Salta), se registrara un aumento del nivel del río de 7.31 metros, el mayor valor de altura de ese curso alcanzado desde que se comenzó a medir en 1960.
Los ríos de las llanuras, al incrementar su altura, derraman sus aguas hacia los costados del cauce. Unos pocos metros de altura de río se traducen en varios kilómetros inundados a los costados del cauce principal.
Esto provocó que 10 mil personas tuvieran que abandonar sus hogares y perdieran todas sus pertenencias. Muchas de estas casas son de adobe y quedaron destruidas por la correntada.
Esta situación se agravó porque las aguas tardaron en bajar, y al ocurrir en época de verano, los peligros de estar expuestos a enfermedades y animales peligrosos aumentan. A más de tres meses de ocurridas las inundaciones, muchas familias siguen sin contar con agua potable ni electricidad, y su vida es de una precariedad muy importante.

¿Ocurrió antes?
Resulta interesante preguntarse si han ocurrido en el pasado eventos de lluvias extremas y ríos desbordados. ¿Han sido frecuentes en décadas pasadas? La respuesta es sí, y no.
Las series de lluvias de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca en el noroeste de Argentina (el NOA), muestran que desde 1970 ha habido un incremento en las precipitaciones, asociado por los meteorólogos con "el salto climático del NOA".
Este crecimiento se advierte en todos los registros meteorológicos. La mayoría de estos registros comienza en 1934, habiendo algunas estaciones que tomaron datos desde el año 1900 o antes.
O sea, que en 100 años de registros de lluvias, los últimos 40 han sido los más húmedos. A esto se le suma que la frecuencia de eventos de lluvias extremas también ha crecido en los últimos años. En el pasado se han registrado lluvias muy intensas, pero la frecuencia de años muy lluviosos es mucho mayor ahora.

Anillos de los árboles
Las lluvias alimentan los ríos, por lo que mayores lluvias van de la mano de aumentos de caudales y mayores probabilidades de desbordes de ríos e inundaciones de grandes superficies. Un estudio publicado en la revista científica Journal of Hydrology (Revista de Hidrología, editada en Países Bajos), muestra la reconstrucción de los caudales del río Bermejo en el NOA con anillos de árboles desde 1680 a 2001.
Esta reconstrucción muestra que ha producido un incremento de la recurrencia de eventos extremos húmedos en las últimas cuatro décadas: tres de los cinco eventos con los mayores caudales jamás registrados en estos 320 años de registro reconstruido, ocurrieron después de 1960.
El río Bermejo se encuentra entre los ríos del mundo que más sedimento contienen (8 kg por m3). La mayoría de los sedimentos se originan por la erosión de la cuenca alta durante la estación de lluvias en verano; causa de esto es que los ríos cambian sus cursos en las partes bajas y llanas de su recorrido. No sólo el aumento de las precipitaciones causa el desprendimiento de las laderas en la  montaña.
La deforestación, al quitar la cobertura vegetal que mantiene la cohesión de los suelos, expone a las laderas a los eventos climáticos intensos y produce procesos erosivos de gran escala. A mayor cantidad de lluvia, más deslizamientos de tierra y procesos de remoción se producen en zonas deforestadas.
A la vez, menor cantidad de agua puede ser retenida en la cuenca alta, por lo que la deforestación, unida con las precipitaciones intensas, da como resultado que más cantidad de agua y barro escurra hacia las zonas bajas, produciendo inundaciones fenomenales. Esto por supuesto que agrava la situación de las poblaciones de estas regiones del norte el país, donde la economía se basa en la ganadería familiar y agricultura de subsistencia.
La ciencia no da respuestas para todo, pero ayuda a entender los fenómenos climáticos en un contexto de largo plazo, para que eventualmente los encargados de políticas sociales puedan tomar decisiones acordes a un nuevo escenario climático y ambiental.
.

Buscan "consensos" para la minería

Nación y provincias buscan consensos para el desarrollo en minería

Fecha de Publicación
: 19/04/2018
Fuente: El Liberal
Provincia/Región: Nacional


Las provincias del Noroeste argentino (NOA) y del Nuevo Cuyo buscarán junto al Gobierno nacional definir las obras de infraestructura prioritarias para ambas regiones que faciliten el desarrollo de una actividad extractiva sustentable, en reuniones del Consejo Federal Minero (Cofemin).
La cita del Cofemin se desarrollará con ocasión de la VII Exposición Internacional San Juan Factor de Desarrollo entre el miércoles y el viernes de esta semana en la capital sanjuanina.
Los consejeros del Cofemin y las autoridades mineras nacionales buscarán cerrar un acuerdo de consenso -en el que trabajan desde hace más de un año- que exprese los lineamientos básicos de las obras de infraestructura prioritarias para el desarrollo minero sustentable en el NOA y Nuevo Cuyo.
Esta visión común que se procura en materia de infraestructura, aún siendo inédita, es parte del modo de accionar que se le busca otorgar al Cofemin y la Secretaría de Coordinación de Política Minera.
Con este acuerdo que se prevé firmar en San Juan, finaliza la primera etapa del Plan Federal de Infraestructura Minera y comenzarán las reuniones en busca de consensos en otras regiones con vistas a lograr acuerdos en toda la geografía nacional, apuntaron.
Este plan de desarrollo de infraestructura fue acordado en el Nuevo Acuerdo Federal Minero firmado en junio de 2017 entre el Gobierno nacional y la gran mayoría de las provincias.
En el mismo se planteó que, la promoción de la industria minera y para desarrollar la infraestructura necesaria para el establecimiento de los emprendimientos mineros, y otros.
.

Desertificación y acciones en el NOA y Cuyo



Lucha contra la desertificación: el Ministerio de Ambiente intensifica acciones en el NOA y Cuyo

Fecha de Publicación
: 11/03/2018
Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable
Provincia/Región: Nacional


La iniciativa promueve el manejo sustentable de tierras en ecosistemas áridos, semiáridos y subhúmedos secos del noroeste de la Argentina.
En el marco del Proyecto de Manejo Sustentable de Tierras del NOA y Cuyo, que lidera el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, se realizaron en Jujuy y Catamarca dos capacitaciones para evaluar la desertificación en la Puna y en la región del Monte de Sierras y Bolsones, respectivamente.
En San Salvador de Jujuy, la cartera que conduce el ministro Sergio Bergman realizó una capacitación orientada a metodologías de análisis de la degradación de tierras para la región de la Puna. La misma estuvo destinada a profesionales del sistema público provincial involucrados en la temática y tuvo por objeto transferir conocimientos para la evaluación de la desertificación, de acuerdo con los lineamientos propuestos por el Observatorio Nacional de Degradación de Tierras y Desertificación (ONDTyD).
Asimismo, en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, el Ministerio de Ambiente organizó un taller de validación de la línea de base del Sitio Específico de Intervención (SEI) Monte de Sierras y Bolsones. Durante el encuentro, se presentaron y validaron los aspectos biofísicos y socioeconómicos que caracterizan la degradación de tierras en la zona, poniendo en valor las percepciones de los productores y representantes institucionales.
Estas capacitaciones se enmarcan en el estudio de “Identificación, monitoreo y evaluación de la implementación de prácticas de manejo sustentable de tierras en los tres sitios específicos de intervención del Proyecto MST NOA Cuyo”, consultoría desarrollada por el Instituto Argentino de Investigación en Zonas Áridas (IADIZA), para el seguimiento y estudio de las prácticas de Manejo Sustentable de Tierras (MST) en los Sitios Específicos de Intervención (SEI) del Proyecto.
Tanto en Catamarca como en la Puna jujeña, se encuentran dos de los tres Sitios Específicos de Intervención (SEI) del Proyecto MST NOA Cuyo, iniciativa que cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), implementada por Ambiente de Nación y financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM, GEF su sigla en inglés).
Por su parte, en el marco de este proyecto y junto con la Secretaría de Ambiente de Catamarca, se construyó el primer módulo de vivero forestal y frutal en la Reserva provincial Anillaco, que pretende dejar capacidades locales instaladas para la producción de plantas. El vivero será gestionado por la Municipalidad de Tinogasta, que aportará mano de obra permanente para su operación y mantenimiento. Con él se espera proveer a los productores de la zona de especies forestales nativas (algarrobo, arca, chañar, taco zorro), y otras que sirvan para instalar cortinas forestales que protejan el suelo. Durazneros, higueras, nogales, manzanos o membrilleros son parte de la idiosincrasia productiva de la zona, tanto para la producción de frutas frescas como para la elaboración de dulces y jaleas, emprendimientos a cargo de mujeres campesinas.      
El Proyecto MST NOA Cuyo abarca las provincias de Catamarca, Tucumán, La Rioja, Jujuy, Salta, Mendoza, San Juan y San Luis, y busca mantener y mejorar los servicios de los ecosistemas para sostener las formas de vida de las comunidades rurales y reducir la presión sobre los recursos naturales por los usos de la tierra.
.

La visión sobre el monte en el NOA



"En el norte se sigue viendo al monte como tierra desperdiciada"

Fecha de Publicación
: 18/02/2018
Fuente: La Gaceta (Salta)
Provincia/Región: NOA


El biólogo Enrique Derlindati explica el impacto de los desmontes en la región, desde los desplazamientos humanos que provocan hasta cambio climático y las enfermedades que propician.
Poco antes de que las inundaciones por el desborde del Pilcomayo asolaran el norte provincial, el gobierno de Salta resolvió acatar una recomendación del Ministerio de Ambiente de la Nación para detener los desmontes en 32 fincas de la zona. Y aunque esta vez el impacto del agua no tuvo una relación directa con la mano del hombre, las consecuencias de los desbordes de las cuencas de los ríos se agravan cuando el suelo pierde su cobertura vegetal y la porosidad que aportan las raíces en su interior.
La medida, que Juan Manuel Urtubey definió como "insólita", pero que decidió obedecer, aparece en el discurso oficial del gobierno salteño como una suerte de avanzada antagónica con el programa de desarrollo sustentable que planea para los productores locales, aunque no haya demasiada evidencia científica que respalde los argumentos de "sustentabilidad" propuestos. Según el biólogo Enrique Derlindati, docente e investigador de la UNSa, parte de la confusión en torno al concepto tiene que ver con que esa "sustentabilidad" pretendida no necesariamente es la ambiental sino que puede ser social o económica únicamente.
 El reordenamiento territorial que reglamentó la ley 26.331 de presupuestos mínimos para la conservación del bosque nativo, denominada Ley de Bosques, organizó las zonas de acuerdo a las categorías de conservación en tres tipos de áreas: rojas para las de alto valor y que no deben desmontarse, amarillas para las de valor medio pero que pueden recuperarse o verdes para las de bajo valor y que son pasibles de ser transformadas. En Salta, el 40% de los bosques nativos fueron arrasados por los desmontes.
"El objetivo real del ordenamiento es que aumenten las áreas rojas y amarillas, es una ley de conservación, no de uso productivo del suelo como se la planteó en Salta", define el biólogo y recuerda que cuando se hizo la presentación del ordenamiento, casi todo el departamento de Anta había quedado en un área roja por los valores de conservación que presentaba, pero finalmente resultó determinada como verde, "y pasó de ser una matriz boscosa con cultivos en el medio a ser una matriz de cultivos con parches de bosque".

Opuestos por la confusión
El planteo de la supuesta antítesis entre conservación y producción, dice Derlindati, es parte de la trampa del discurso. "En 1996 se autorizó el ingreso de la soja transgénica a la Argentina y en 20 años se hizo toda la transformación acelerada de los bosques. El ejemplo más extremo es Córdoba, donde no queda nada del bosque nativo, y ese es el modelo al que quiere apuntar Salta, pero a largo plazo no es un modelo ambientalmente sustentable", explica.
Desde el punto de vista económico, ese modelo tampoco conduce a un progreso sustentable y al desarrollo. "Salta es una provincia forestal. La parte baja de Salta, el chaco y los valles eran casi 100 por ciento bosques, lo cual plantea que debería haber un desarrollo de plan de manejo de bosques para ganadería, para explotación forestal o lo que sea", agrega.
Arrasar el monte sigue siendo, sin embargo, mucho más rentable que conservarlo, y ahí radica el gran nudo de la cuestión. "El desmonte es más fácil, y aunque no lo parezca también es más barato. Hay un montón de cuestiones de negocios inmobiliarios también detrás de la compra venta del suelo, que se mezcla con el destierro de pueblos originarios", asegura y anota en la descripción la necesidad de enfocar la conservación como una herramienta antes que como un objetivo. "Las áreas protegidas son una herramienta de la conservación, como los parques, las reservas, fuera de esas áreas que se utilizan como núcleos se tienen que emplear otras herramientas para la conservación y el manejo de los recursos naturales".

El trabajo prometido
De la mano del desarrollo productivo, la gran promesa para quienes no son los grandes productores, los propietarios de las grandes fincas o los grandes negocios, es la de los puestos de trabajo cada vez más escasos en la región. Sin embargo, tal como explica el biólogo, el avance de la frontera agrícola en el tercer mundo sigue estando aliada al crecimiento de la pobreza.
El modelo no beneficia a los pequeños productores. En países como Brasil, África o el sudeste asiático el avance de la frontera agropecuaria se asocia directamente a la pobreza. "Se desplaza a las familias campesinas, aumentan los cordones de pobreza, las tierras de las familias pasan a ser propiedad de grandes empresarios y para la producción intensiva de carnes o cereales para la exportación".
Y mientras los desplazados por el monocultivo se van a los centros urbanos, cultivos intensivos como el de la soja avanza donde antes no lo hacía. "Antes la soja estaba limitada por la falta de precipitaciones en algunas regiones. Ahora desarrollaron soja también para ambientes más secos y por eso se empezó a cultivar en el chaco".
Con Anta casi completamente modificada en su monte nativo, lo que sigue para el avance de la siembra directa es Rivadavia y San Martín. Las advertencias ambientales, ante este panorama, también llegan con la potencial afectación de las condiciones climáticas. "El bosque funciona como una esponja y modula temperaturas. Si lo transformás en un desierto, también cambia el clima", resume.
El antecedente está en la pampa, con kilómetros incontables de campos y el drenaje de las aguas superficiales hacia lagunas receptoras, como el caso de Picasa, que el año pasado inundó toda su zona de influencia.

¿Cómo usar el bosque sin destruirlo?
La cuestión, antes que cualquier otra condición, requiere de la decisión política de proteger el ambiente. "El bosque se puede hacer productivo, pero no al nivel del rédito que genera transformar y sembrar soja. Se pueden criar vacas en sistemas de intensidad media, con manejo de bosques, pero la soja da muchísma más plata, son idiomas diferentes", dice Derlindati y apunta que los controles que se aplican a los infractores de la ley son por ahora posteriores al daño provocado, con multas que muchas veces se consideran parte de los gastos y la inversión de los productores.
"En el norte en general hay una mirada positiva hacia la transformación del ambiente. Se sigue viendo al monte como tierra desperdiciada y cuando lo cultivan la lectura es 'por fin están haciendo algo'. Esa percepción era lógica hace 80 años. Ahora ya no hace falta aumentar la superficie para aumentar la producción".
 Además de degradar el paisaje, la sociedad y el clima, el desmonte altera además el equilibrio de especies y provoca, como en el caso de Brasil, la expansión de mosquitos transmisores de enfermedades como la leishmaniasis, zika, chikungunya, dengue. "Al eliminar el bosque se acelera el efecto invernadero, que genera un aceleramiento del cambio climático y hace que tengamos temperaturas mayores en latitudes más bajas. Eso hace que el mosquito aumente su área de distribución", dice el biólogo. "Los mosquitos habitan en áreas transformadas. Cuando había montes había más monos de los que se alimentaban. Ahora no hay monte, ni monos y buscan a los humanos. Es parte de la transformación".
.

Palo Santo: en busca de la conservación



Hacia la elaboración de una Estrategia Regional de Palo Santo

Fecha de Publicación
: 30/01/2018
Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable
Provincia/Región: Norte


Junto con las provincias de Chaco, Formosa y Salta, el Ministerio trabaja para asegurar un abordaje integral y un enfoque ecosistémico de los bosques con presencia de palo santo.
Representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable viajaron a Resistencia para establecer la agenda de trabajo entre la cartera ambiental y las autoridades del Chaco, Salta, Formosa en la elaboración de un Plan de Manejo Sustentable Regional de Palo Santo (PRMSPS). El encuentro tiene como premisa consensuar los lineamientos que incluirá la iniciativa.
En este marco, el organismo que conduce Sergio Bergman, a través de la Dirección de Bosques, es la Autoridad Científica en el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES); y que desde 2010 el palo santo ha sido incluido dentro del Apéndice II de esa Convención para controlar su comercialización y garantizar una utilización sustentable que no ponga en riesgo su supervivencia.
En consecuencia, la cartera de Ambiente, en su carácter de Autoridad Científica CITES, impulsa la elaboración PRMSPS en el marco ciertos lineamientos ambientales y socioeconómicos generales, como estrategia para promover la gestión integral de la especie desde un enfoque regional, controlar los productos forestales madereros y servicios que los bosques con presencia de palo santo proveen para procurar su provisión futura. También deberá validar el Plan previamente a su entrada en vigencia.
Este encuentro contará con los aporte de Aníbal Verga y Andrés Camps, integrantes del grupo interinstitucional de trabajo que desde hace un año vienen llevando adelante el desarrollo del PICTO, “Estudio interdisciplinario de una especie de alto valor forestal en el Parque Chaqueño semiárido: herramientas para el ordenamiento territorial, conservación y manejo del palo santo (Bulnesia sarmientoi)”. Los que ofrecerán a los tomadores de decisiones información actualizada del estado de distribución de la especie.
De esta forma, el Gobierno nacional busca que los productos forestales con destino de exportación como el palo santo, cumplan la normativa vigente y los criterios de aprovechamiento sustentable.
.

El saqueo del litio en el Noroeste Argentino

El saqueo del litio en el NOA   
Fecha de Publicación: 02/01/2018
Fuente: Página 12 - Por Federico Nacif . Sociólogo (UBA), becario Conicet en Temas Estratégicos
Provincia/Región: Noroeste Argentino


Casi todo el mundo sabe hoy que el litio es un metal muy liviano, que sirve para fabricar las baterías recargables que llevan los dispositivos electrónicos portátiles y que también empiezan a ser utilizadas para impulsar los nuevos vehículos eléctricos y almacenar energía renovable. Incluso bastante gente sabe además que los salares de la puna sudamericana contienen enormes reservas de litio, una materia prima “estratégica” que en los últimos años no hizo más que aumentar su precio internacional, “atrayendo” inversiones extractivas directas de todo el globo (si bien el litio no cotiza en bolsa, se estima que entre 2014 y 2016 su valor promedio pasó de 5000 a 7500 dólares la tonelada, alcanzando en el último año picos cercanos a los 18.000 dólares). Sin embargo, no muchos argentinos parecen advertir que hace ya 20 años que una gran corporación química norteamericana llamada FMC Lithium explota el Salar del Hombre Muerto, ubicado en la provincia de Catamarca, posicionándose entre las cuatro mayores productoras mundiales de litio (SQM, Albermale, Tianqui y FMC controlan el 80 por ciento de las exportaciones mundiales). Y muchos menos son los que conocen la manera en que dicha empresa logró adjudicarse en 1991 el contrato de explotación, protagonizando una de las privatizaciones más escandalosas y a la vez más ocultas de nuestra historia reciente. Incluso pareciera desconocerlo la propia gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, que, a pesar de la existencia de severos problemas ambientales y del nulo desarrollo socioeconómico local producido por la empresa tras 20 años de explotación ininterrumpida, envió al senado provincial un proyecto de ley para reducirle las ya minúsculas regalías mineras (del 3 al 2 por ciento) y liberarla de la única regulación que hasta hoy le impide poder especular con las acciones y los derechos mineros de su subsidiaria local, Minera del Altiplano SA. Un breve repaso por esa historia quizás sirva para despejar las dudas que puedan tener los legisladores catamarqueños a la hora de custodiar el interés general.
En realidad, el proyecto que hoy explota la FMC sobre el Salar del Hombre Muerto pertenecía originalmente a la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM), que entre los años 1960 y 1970 exploró los salares de la puna interesada por los usos del litio en la fusión nuclear. Sin embargo, la última dictadura militar –como corresponde– decidió incorporar al litio entre las sustancias concesibles del Código de Minería y en 1982 intentó transferir el proyecto de la estatal DGFM a la norteamericana FMC, que por entonces se llamaba Lithco y afrontaba juicios por contaminación ambiental en Bessemer City. Pero la derrota en la guerra de Malvinas interrumpió el proceso licitatorio y la empresa norteamericana debió esperar hasta la llegada de Menem. En efecto, después de varios intentos fallidos, en febrero de 1991 logró repentinamente obtener el ansiado contrato de explotación, debiendo reconocer una pequeña participación de la DGFM y de la provincia de Catamarca en la flamante Minera del Altiplano SA que se haría cargo del proyecto (2,5 por ciento para cada una), con la correspondiente designación de un miembro en el directorio. Según Vicente Méndez, por entonces jefe del Departamento de Geología y Minería de la DGFM, la “expeditiva resolución” se debió al famoso crimen de María Soledad ocurrido en septiembre de 1990, que habría llevado alas autoridades provinciales a confirmar velozmente la transferencia de los dos proyectos más relevantes de la minería argentina –Salar del Hombre Muerto y Bajo La Alumbrera–, suponiendo que ambos contratos “descargarían las tensiones y llevarían el olvido a las multitudes que diariamente pugnaban con sus marchas contra la estabilidad del gobierno de (Ramón) Saadi pidiendo justicia” (Méndez, 2004: 17). Al mes siguiente, el gobernador fue destituido y la provincia intervenida por el gobierno central.
En los años siguientes, las reformas legales e institucionales impulsadas por el Banco Mundial para el sector minero argentino (Pasma), no harían más que consagrar un régimen sectorial diseñado a la medida de las corporaciones mineras que ya se habían radicado en el país. De esa forma, a la Ley de Inversiones Mineras de 1993 (que garantiza enormes beneficios impositivos, 30 años de estabilidad fiscal y regalías limitadas al 3 por ciento),se suma la incorporación del artículo 124 a la Constitución Nacional que transfirió los recursos naturales a las provincias y –como si eso no fuera suficiente– un régimen de reintegro adicional para las exportaciones mineras de la Puna (originalmente del 5 por ciento, reducido a la mitad en enero de 2002). En el caso particular de la FMC, la Reforma del Estado de Menem liquidó la DGFM, cediendo a la provincia de Catamarca su participación en Minera del Altiplano SA, que así debía subir al 5 por ciento. Pero en 1994, el entonces gobernador Arnoldo Castillo (que había gobernado la provincia durante la dictadura militar), consideró que esa mínima regulación era excesiva y firmó un nuevo contrato con la empresa, eximiéndola de pagar el canon de agua y reduciendo la participación provincial al 3 por ciento.
Cabe recordar que, por aquel entonces, la FMC también tenía los ojos puestos sobre el Salar de Uyuni ubicado en Bolivia (la mayor reserva de litio del mundo). Pero en 1993 decidió renunciar al contrato de explotación adjudicado, debido a las condiciones de participación y fiscalización pública que las universidades y el parlamento boliviano pretendían exigirle, en medio de extensas e intensas protestas sociales en todo el país (allí mismo el actual gobierno de Bolivia impulsa hoy un proyecto de industrialización 100 por ciento estatal). Si bien el Salar del Hombre Muerto era de menor relevancia, la FMC decidió privilegiar una política minera que, en los hechos, se reducía al 3 por ciento de regalías, sin ningún límite ni control en la extracción de salmueras y en el consumo de agua dulce y una participación del estado provincial que apenas le exigía no vender las acciones del proyecto ni los derechos mineros que le habían sido transferidos por la empresa estatal.
Así fue como, a fines de 1997, Minera del Altiplano SA logró inaugurar el proyecto de litio sobre el Salar del Hombre Muerto, donde posee una planta de carbonato de litio, más una planta de cloruro de litio ubicada en General Güemes, Salta, sumando una producción anual promedio de 16.500 toneladas que exporta en su totalidad vía puerto chileno, principalmente a sus propias plantas industriales de EE.UU. y a China. Mientras tanto, el departamento de Antofagasta de las Sierras donde se encuentra el Salar del Hombre Muerto, aún permanece aislado (los operarios son trasladados en avión al proyecto que posee su propia pista de aterrizajes), su escasa población de 1500 habitantes carece de los servicios básicos y la Dirección de Gestión Ambiental Minera recibió serias denuncias por la contaminación del delta del río Trapiche (que drena al sur del salar donde se emplazan las instalaciones de la empresa).
De esta forma, a diferencia de lo que ocurre en Chile y en Bolivia (que también poseen enormes reservas de litio bajo sus salares andinos), la legislación argentina no reconoce el carácter “estratégico” del litio, permitiendo al sector privado acceder a los yacimientos públicos a través de una concesión minera ordinaria y disponer de ellos libremente para venderlos, arrendarlos, hipotecarlos o explotarlos hasta agotarlos, con el ritmo, la escala y las consecuencias ambientales que quieran. Es por ello que hoy, frente a la creciente demanda internacional, las inversiones extractivas directas se apuran por adquirir derechos sobre nuestros salares, incluidas las grandes corporaciones globales del litio, como la chilena SQM, controlada por el ex yerno de Pinochet, que no puede ampliar su explotación en el salar de Atacama por protagonizar los mayores escándalos de corrupción de la historia de Chile (pero es recibida con total pleitesía por el gobierno de Jujuy e incluso por el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri).
Para no ser menos, la gobernadora de Catamarca y presidente del PJ provincial, Lucía Benigna Corpacci, decidió ponerse a tono con la política minera de Cambiemos y, luego de celebrar el fin de las retenciones, prometió públicamente a los gerentes de la FMC modificar los contratos de explotación vigentes para reducir las regalías en un 2 por ciento sobre el valor de las venta y liberarla del impedimento de vender las acciones y los derechos mineros sobre el Salar del Hombre Muerto. En otras palabras, si en los ´90 renunciamos a la propiedad estatal de uno de los mayores proyectos de litio del mundo, ahora pretenden que renunciemos también a regular siquiera el alquiler. Sin embargo, según los propios contratos de privatización, cualquier nueva modificación deberá ser refrendada por el parlamento provincial. Aunque parezca mentira, una vez más, funcionarios y gerentes buscan convencer a los legisladores y a la sociedad civil de la urgente necesidad de eliminar cualquier vestigio de regulación soberana sobre los bienes comunes del subsuelo, con las mismas promesas incumplidas del pasado: promover las inversiones extractivas directas para generar empleo e infraestructura en la comunidad, sin perjudicar el medio ambiente. Esta vez, sin embargo, ya no hay lugar para crédulos, ingenuos o distraídos.
.

Mortandad masiva de flamencos en el NOA



Denuncian una emergencia sanitaria por la muerte de flamencos en el NOA

Fecha de Publicación
: 27/11/2017
Fuente: Informe Salta
Provincia/Región: NOA


Lo hizo la Fundación Yuchan a través de las redes sociales, mostrando una masiva mortandad de aves silvestres entre ellas los flamencos altoandinos.
La Fundación Yuchan a través de su página de Facebook denunció una emergencia sanitaria en el noroeste argentino tras la mortandad masiva de distintas especies de aves, entre ellas el flamenco andino. Pidieron a la comunidad que si logran detectar zonas con esas características tomen fotografías.
“Estamos recibiendo información desde distintas provincias del noroeste y vemos una emergencia sanitaria de aves silvestres cuyo origen y alcances no han sido establecidos aún”, informaron. Explicaron haber recibido fotografías de distintas zonas.
En el pedido boga por el flamenco altoandino, haciendo especial hincapié en no tocarlos porque ante “una emergencia sanitaria de fauna silvestre debe considerarse de origen infecciosos hasta que se demuestre lo contrario por eso es importante respetar mínimamente medidas de bioseguridad, tanto para no propagar algún agente patógeno a otros sitios con aves, como para no ser afectado por alguna zoonosis (agentes transmisibles al hombre)”.
Anunciaron que circulan fotos de flamencos “perdidos” que han aparecido en sitios inusuales y sin lagunas de las provincias de La Rioja, Catamarca y Salta “por ahora no sabemos en qué condición física se encuentran porque no hemos tenido acceso a ellos, sólo hemos visto fotos, la mayoría corresponden a Flamencos Andino o Parina Grande. Podría tratarse nuevamente de individuos débiles que “aterrizan” donde pueden porque no tienen fuerzas para llegar a los humedales de parada o de destino”, explicaron.
“Sí sabemos es que en las lagunas altoandinas y puneñas de Argentina donde siempre se congregan, alimentan y reproducen los flamencos altoandinos desde mediados de primavera hasta comienzos de otoño, se ha iniciado un intenso proceso de prospección y exploración minera, fundamentalmente de litio, sin planificación adecuada ni controles suficientes desde febrero de 2016. Esto ya está afectando los hábitats estivales, ya que la minería de litio es una minería de agua que dejará al Altiplano sin humedales y sin humedales no hay flamencos, ni otras formas de biodiversidad que dependen de estos oasis, ni comunidades locales, ni ganadería de camélidos, ni turismo”.
.

El Gran Chaco Americano en desmonte

Detener el desmonte indiscriminado
Fecha de Publicación: 28/08/2017
Fuente: Diario Norte
Provincia/Región: NOA


Un reciente trabajo de monitoreo realizado por expertos internacionales y representantes de la organización Guyra Paraguay, que promueve la protección de la diversidad biológica, comprobó que continúan las prácticas de deforestación sin control en amplias zonas de Argentina, Paraguay y Bolivia que forman parte de la región boscosa más extensa del continente después del Amazonas, conocida como el Gran Chaco Americano.
Según el último informe publicado por Guyra Paraguay, en mayo pasado se detectaron significativos cambios en la cubierta natural de la región del Gran Chaco Americano, que sufrió cambio de usos en 18.278 hectáreas. Si bien en comparación con las 18.320 hectáreas afectadas en abril de este mismo año, se observó una disminución de hectáreas deforestadas, no deja de preocupar la tensión creciente que existe entre la necesidad de conservar los ecosistemas y el continuo avance de las actividades agropecuarias. Los ambientalistas paraguayos observan que a modo de comparación, esas 18.278 hectáreas desmontadas equivalen a un área de más de 1.6 veces la ciudad de Asunción y a más de 0.9 veces la ciudad de Buenos Aires. Según el reciente reporte de la organización, del total de hectáreas de bosques o tierras forestales que registraron cambio a otros usos en mayo pasado, Argentina registró el mayor porcentaje de deforestación con 38 por ciento de áreas de desmonte, seguido por Bolivia con 35 por ciento y Paraguay con 27 por ciento. En el caso específico de Paraguay, el promedio de deforestación fue de 162 hectáreas por día, mientras que Argentina registró un promedio de 224 y Bolivia 204.
Vale recordar que el Gran Chaco Americano es la región boscosa más extensa del continente después del Amazonas y la más grande de bosques secos de América del Sur. Abarca parte de la Argentina, Paraguay, Bolivia y una pequeña porción de Brasil. En su gran extensión, de más 1.000.000 kilómetros cuadrados, se presenta una gran variedad de climas y relieves que dan origen a una amplia diversidad de ambientes.
De acuerdo con Guyra Paraguay, que desde hace siete años realiza tareas de monitoreos en el Gran Chaco Americano, el distrito de la región que mayor cambio de cobertura presentó en mayo de este año fue Mariscal Estigarribia, en el Departamento de Alto Paraguay, con unas 4.848 hectáreas; mientras que en Argentina, la máxima se registró en Anta, en la provincia del Salta, con unas 1.714 hectáreas y en Bolivia, Charagua (Santa Cruz) obtuvo el área de cambio más extensa, con 4.751 hectáreas de cambio.
Pero en marzo pasado, la situación era aún más grave: Paraguay había registrado el mayor porcentaje de deforestación, con 56 por ciento de áreas de desmonte, seguido por Bolivia, con 27 por ciento, y Argentina, con 17 por ciento. En cuanto a los distritos con mayores cambios en marzo de este año, Mariscal Estigarribia, en el Departamento de Alto Paraguay, se mantuvo en el primer lugar de las áreas más afectadas con 5.863 hectáreas de cambio; mientras que en Argentina la máxima se registró en el Departamento Almirante Brown de la provincia del Chaco, con unas 1.340 hectáreas. En Bolivia, en tanto, la localidad de Pailón, en Santa Cruz, fue el área que registró el cambio más extenso con 4.046 hectáreas.
En nuestro país está vigente la ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, también conocida como ley Bonasso, que estableció que las provincias deben realizar el ordenamiento territorial de sus bosques nativos. La norma fijó categorías para los usos posibles de las tierras boscosas: desde la conservación hasta la posibilidad de transformación para la agricultura, pasando por el uso sustentable del bosque. De esa manera, se zonificó los bosques en zonas de muy alto valor de conservación que no deben desmontarse (zona roja); zonas de alto o medio valor de conservación que pueden estar degradados pero que si se los restaura pueden tener un valor alto de conservación (zona amarilla), y los sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse parcialmente o en su totalidad, con la previa realización de una evaluación de impacto ambiental (zona amarilla).
Es imprescindible que se respeten todas estas zonas, fundamentalmente las áreas rojas, como lo establece la ley. Es necesario consolidar un modelo de gestión de los recursos que sea sostenible, avanzando en la aplicación efectiva de la Ley nacional de Bosques Nativos.
.

La cuenca Salí-Dulce podría ir a una planificación integral



Procuran elaborar un plan para atacar los problemas ambientales sobre toda la cuenca Salí-Dulce

Fecha de Publicación
: 29/01/2017
Fuente: El Liberal
Provincia/Región: NOA


La formulación de un Plan Director de Gestión Hídrica de la Cuenca de los ríos Salí-Dulce, será uno de los objetivos claves a comenzar a analizar este año, debido a diversos factores, especialmente a la variabilidad climática que caracteriza a la región del NOA.
La Subsecretaría de Recursos Hídricos, dependiente del Ministerio del Interior de la Nación, diseñó los ejes estratégicos de la política hídrica para los próximos años, e incluye un plan integral en la cuenca Salí-Dulce.
El estudio contempla entre sus distintos puntos que "se ha verificado en las últimas décadas, la pérdida de calidad de las aguas del Río Salí y particularmente del embalse de Río Hondo, como consecuencia del ingreso a la cuenca de un conjunto de efluentes de origen agrícola, urbano e industrial, entre los cuales deben destacarse la descarga de efluentes de los ingenios azucareros, de la producción de biocombustibles de Tucumán.

Estrategia integral
El informe plantea un conjunto de propuestas a diseñarse como parte de una "estrategia de prevención y control, haciendo énfasis en la clasificación y tendencia de cambio de los distintos tipos de uso del suelo, la hidrología de las subcuencas, la contaminación hídrica, el establecimiento de una base de información adecuada para estimar escorrentía y erosión en puntos críticos para la generación de información sobre lluvias, caudales y otros parámetros meteorológicos", indica.
El estudio procura la identificación de problemas de alcance interjurisdiccional, como ser la contaminación del embalse de Río Hondo, estudiar la colmatación del embalse y sedimentación de sus afluentes, pérdida de valores y funciones ecosistémicas de los bañados del río Dulce, cambios en el funcionamiento de la laguna Mar Chiquita, degradación de los suelos por prácticas de deforestación y labranza en la cuenca alta, así también la conservación y mantenimiento de obras que permitan la regulación y el uso racional del agua.
Todo ello, implicará el llamado a concurso de una consultoría para elaborar un plan director de gestión hídrica que contribuya a disminuir la vulnerabilidad de la Cuenca del río Salí Dulce ante eventos extremos de inundaciones, sequías y fenómenos de remoción en masa; todos ellos exacerbados por la variabilidad y el cambio climático.
.

Un banco de germoplasma para salvar especies del NOA



Un laboratorio especial, para conservar la biodiversidad del NOA

Fecha de Publicación
: 27/01/2017
Fuente: El Tribuno (Salta)
Provincia/Región: Nacional


Marta de Viana es la directora del Banco de Germoplasma de la UNSa que trabaja para preservar las plantas autóctonas de la región ante el avance de la frontera agropecuaria.
El banco de germoplasma de especies de plantas nativas de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) tiene una importancia estratégica para el país y la provincia porque su misión fundamental es el mantenimiento a corto, mediano y largo plazo de las especies de arbóreas y herbáceas nativas del NOA.
El Tribuno conversó con las biólogas Marta de Viana y Noemí Acreche y la antropóloga Alicia Dib quienes se refirieron: "El banco de germoplasma es un lugar donde se mantienen semillas de las especies nativas porque estamos especialmente preocupados por el avance de la frontera agropecuaria sobre la diversidad de las especies arbóreas y herbáceas en nuestros bosques que es muy grande".
Las especialistas dijeron que las tareas contemplan lo que es yunga, chaco y puna y que la gran diversidad de especies se está perdiendo a un ritmo acelerado si se tiene en cuenta la cantidad de territorios deforestados.

Transformaciones
De acuerdo a los minuciosos trabajos realizados por las investigadoras, la transformación de un espacio que se dedicaba a la ganadería extensiva para hacerla intensiva, conlleva una modificación total del terreno y eso implica también que emigren las especies que habitaban el lugar.
Para realizar este trabajo de conservación de la biodiversidad el banco está integrado por grupos interdisciplinarios de trabajo e investigación sobre los usos y aplicaciones que tienen estas especies en las culturas locales.
En el caso de los árboles hay especies que no solo son muy importantes por el valor que tienen como madera en sí, sino también por otros aspectos como alimentación, medicina y servicios ambientales.
Hay que tener en cuenta que los árboles son fundamentales en la disminución de las temperaturas máximas y absorción de los contaminantes. Además son importantes en los ambientes urbanos, sin embargo existe una gran deficiencia en el arbolado público. "Incluso en los bosques silvestres cada vez tenemos menos especies. Continúa la extracción selectiva de maderas preciosas como el cedro salteño, nogal y quebracho... Ya casi no quedan. Sobreviven especies como la quina, que no tiene una madera tan dura", dijo Viana.

Desarrollo económico
Con relación a la economía local Alicia Dib sostiene: "Hay una idea equivocada del desarrollo económico: se lo ve como sinónimo de agricultura y ganadería, es decir el modelo de país agroganadero. Ese modelo necesita amplios territorios para la cría del ganado y de cultivos de cereales" .
Ese concepto de desarrollo, apuntó, nunca tuvo en cuenta la riqueza que significa la biodiversidad de un bosque nativo que tiene un sinfín de propiedades y de beneficios ambientales.
"Falta la visión sobre cómo hacer que estos bosques sean sustentables y, a la vez, den un beneficio", dijo Dib. Acotó que existe la idea de que el bosque es inactivo, entonces hay que darle actividad económica con el cultivo y la ganadería, una visión parcial y reduccionista.

Sustentable
"Se puede manejar una producción de ganado y de agricultura y también mantener el bosque. Es la posibilidad de un manejo que no sea solamente extractivo sino que sea integrado" observaron, y pidieron que haya un compromiso entre la conservación y la explotación.
"Un proceso es sustentable si puede ser sostenido sin pérdidas de las cualidades valoradas a lo largo del tiempo", dijo Viana. Esto es fundamental porque tiene que ver con que se pueda seguir aprovechando y extrayendo del bosque sin que se destruya. La tasa de extracción de los recursos tiene que ser igual o inferior a la tasa de renovación del mismo y eso no se tiene en cuenta todavía. Afirmó que "se habla mucho pero no se la tiene en cuenta en la práctica". En cuanto a la situación de las comunidades originarias, manifestó que el bosque ya no les alcanza para vivir porque fueron reducidos a lugares cada vez más pequeños.
.

Como buscar la 'sustentabilidad' al desmonte



Productores del NOA encuentran la solución para recuperar suelos erosionados

Fecha de Publicación
: 17/09/2016
Fuente: InfoCampo
Provincia/Región: Norte


Un grupo de productores del noroeste argentino logró revertir la erosión hídrica del suelo generada por los desmontes y aumentar la productividad cuidando el ambiente. Para eso, trabajaron a nivel de cuenca con el asesoramiento de especialistas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), el INTA, UNSa y empresas privadas.
A continuación, compartimos el texto completo publicado por el boletín de divulgación "Sobre la Tierra" de la FAUBA con todos los detalles de un trabajo en equipo exitoso.
Natalia Osinaga es oriunda de la provincia de Salta, donde se recibió de Ingeniera Agrónoma en la Universidad Nacional de Salta (UNSa). Actualmente está realizando su tesis doctoral en la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), con una beca de CONICET en la cátedra de Fertilidad y Fertilizantes.
Al realizar sus estudios sobre el impacto de la deforestación en la calidad de los suelos en la provincia de Santiago del Estero, comenzó a trabajar con un grupo de productores del NOA que buscaron asesoramiento en la FAUBA porque estaban perdiendo rendimientos en sus cultivos. Así lograron identificar a la erosión hídrica como el principal problema de sus campos, porque el escurrimiento del agua se estaba llevando la fertilidad de sus suelos. Actualmente, la experiencia se concentra el manejo integral de los suelos a nivel de cuenca y cuenta con el apoyo de la FAUBA, el INTA, el Instituto de Suelos y Agua de la UNSa y la empresa privada Marcelo Arzelan y Asoc.
“Un suelo estable se desequilibra luego del desmonte, sobre todo en ambientes frágiles como los del noroeste argentino, y si el productor no realiza un manejo con criterio sustentable a la larga este se va a degradar y por lo tanto va a afectar los rendimientos de los cultivos”, dijo Osinaga al sitio de divulgación científica Sobre la Tierra, y comentó con satisfacción que, a partir de este intercambio con la Universidad, se están comenzando a sistematizar los suelos de diferentes establecimientos, con la construcción de terrazas y represas amortiguadoras. La experiencia se concentra el manejo integral de los suelos a nivel de cuenca.
No obstante, advirtió sobre las consecuencias de las altas tasas de deforestación en el NOA, que también afectan a las ciudades, y la necesidad de realizar más rotaciones de cultivos la región, para dar una mayor sustentabilidad al sistema.

- ¿Cómo te involucraste con la temática del desmonte?
- Hice mi carrera de ingeniera agrónoma en Salta y justo cuando comencé a estudiar, empezó a crecer exponencialmente la deforestación en la zona, principalmente para realizar el cultivo de soja. He vivido este proceso desde muy pequeña, ya que mi papá y colega me llevaba al campo desde que yo tenía tres años. Entonces desde la década del ´90 observe el proceso de expansión agrícola en mi provincia y en el NOA, lugares donde encontramos las tasas de deforestación más altas del mundo.

- Imagino que ese cambio generacional también se relaciona con la visión sobre el desmonte, una mayor concientización y la incorporación de las cuestiones ambientales a este tema.
- Claro. Mi viejo creció en la generación del cambio, período donde la agricultura empezó a tomar protagonismo. Como profesor de la UNSa comenzó a tener una visión de sustentabilidad y de manejo integrado. Con el tiempo vio que el proceso de agriculturización de la región tenía efectos negativos sobre las propiedades del suelo y sobre el escurrimiento superficial del agua. Las estrategias de manejo propuestas por el equipo de trabajo fueron muy bien recibidas, y es así que hoy en día el 90% de la superficie agrícola de la región se encuentra bajo siembra directa, y entre 30 - 40% de esa área está sistematizada, es decir posee terrazas, represas amortiguadoras y canales colectores que controlan la erosión.
Actualmente si bien se hace siembra directa, las rotaciones se componen de un 80% de soja y un 20% de maíz, por lo que el aporte de materia orgánica al suelo es escaso. Es materia pendiente mejorar la rotación soja-maíz.
Ahora estoy realizando mi tesis en Santiago del Estero, los productores observaron una disminución de los rendimientos en lotes con más de 20 años de uso agrícola bajo siembra directa y acudieron al INTA y a la cátedra de Fertilidad y Fertilizantes de la FAUBA para saber si la causa es la pérdida de calidad física o química de suelos. Pero lo interesante es que en este trabajo se incorporó el análisis de factores ambientales como los stocks de carbono hasta el metro de profundidad y las emisiones de gases de efecto invernadero. Y entonces nos preguntamos s estará iniciándose un cambio de paradigma en la agricultura.

- Hace pocos meses publicamos en SLT una nota sobre fallo judicial que contó con el aporte de Universidad, a partir del cual se condenó a un productor de Salta con la cárcel y una multa por desmontar en una zona prohibida. En tu caso, son los productores y no el Estado los que está pidiendo asesoramiento a la Facultad.
- Así es, muchos productores han tomado conciencia de las consecuencias que produce el actual modelo de producción y genera mucha satisfacción que acudan a instituciones del Estado para mejorar e incorporar tecnologías de manejo. Pero esto no quiere decir que no sigan deforestando para incorporar nuevas tierras para uso agrícola o ganadero.
Cuando salió la Ley de Bosques, pensamos que se iba a estabilizar la tasa de deforestación, que venía siendo exponencial. Pero eso no sucedió, sino que siguió creciendo exponencialmente ya que se estaban deforestando las llamadas zonas rojas (áreas protegidas donde no se permite el desmonte) a través de recategorizaciones prediales que habilitan el desmonte. El fallo judicial al que haces referencia muestra que se está atendiendo la problemática de la falta de controles eficientes sobre los desmontes ilegales.
Lo ideal sería llegar a un equilibrio sustentable donde el Estado y los privados trabajen en conjunto.

- Imagino que si bien muchos productores desmontaron y sembraron un monocultivo, con el tiempo empezaron a encontrar problemas que los afectan a ellos mismos, a los rendimientos de sus propios cultivos, y se dieron cuenta que no era sustentable lo que hicieron.
- Totalmente. Como dije en Santiago del Estero, donde estoy realizando mi tesis, los productores veían una reducción de sus rendimientos y lo relacionaban con la compactación de los suelos que produce la maquinaria. Con los primeros estudios que realizamos observamos valores de resistencia a la penetración y de densidad aparente que no llegaban a valores críticos para los suelos de la zona. Les recomendamos mejorar sus rotaciones porque pudimos observar bajos niveles de carbono en los suelos y una elevada inestabilidad estructural de los agregados.
Cuando recorríamos los campos encontrábamos cárcavas enormes. Entonces, a pesar de las bajas pendientes (0.2 -0.8%) que se observan en la región, la erosión hídrica está causando un problema: el agua que escurre se está llevando suelo del horizonte más rico en materia orgánica, el horizonte A. La mayoría de los productores que nos habían consultado inicialmente, están sistematizando sus suelos, construyendo terrazas y represas amortiguadoras para frenar este escurrimiento excesivo.
Un suelo estable se desequilibra luego del desmonte, sobre todo en ambientes frágiles como los del noroeste argentino, y si el productor no realiza un manejo con criterio sustentable a la larga este se va a degradar y por lo tanto va a afectar los rendimientos de los cultivos.

- ¿Cómo fue el trabajo con los productores?
- El trabajo con los productores tiene un enfoque de grupo, de unidad. Lo hacemos así porque siempre es bueno el intercambio de experiencia entre ellos y además porque cualquier decisión que tome un productor, sobre todo estructural, puede llegar a afectar a sus vecinos o los centros poblados.
En el caso de mi tesis se trabaja con un grupo de productores que se reúnen una vez por mes. En algunas de esas reuniones mostramos los resultados obtenidos y propusimos estrategias de manejo.
Para los proyectos de sistematización tratamos de trabajar a nivel de cuenca obligando al manejo integral de las mismas. Porque el agua de lluvia en su recorrido no piensa, no sabe, ni entiende las acciones del hombre que provoca cambios significativos en los caudales de escurrimiento.

- Por un lado advertís sobre las altas tasas de desmonte, pero por otro lado decías que hay zonas que se siguen incorporando a la agricultura siendo muy frágiles. ¿Cuál es el rol de los ingenieros agrónomos en ese caso?
- Actualmente en el NOA la frontera se está expandiendo hacia al Chaco Semiárido, que tiene precipitaciones menores a 600 mm por año. El principal destino de estas tierras marginales es ganadero. Pero en algunas zonas se está realizando soja gracias a que muchas empresas incorporan ingenieros agrónomos a su plantel y aplican nuevas tecnologías como semillas modificadas genéticamente, la instalación de dispositivos de riego, entre otras.
Ante una población en crecimiento, necesitamos producir más alimento e incorporar superficie a la agricultura. Desde ya, la pérdida de bosque no es buena, pero creo si nosotros como agrónomos empezamos a aplicar las tecnologías de infraestructura y manejo necesarias, podemos llegar a un equilibrio sustentable, teniendo en cuenta que la conservación del recurso suelo exige la implementación de un sistema integrado de técnicas agropecuarias (siembra directa, rotación y cultivos de cobertura) y estructurales (terrazas y represas amortiguadoras).
Leí una nota que decía que Santiago del Estero era la provincia con la mayor tasa de deforestación mundial. La segunda es la provincia es Salta. En estos focos calientes tenemos que prestar mucha atención porque, si nos dejamos estar, de acá a 20 años los suelos serán inutilizables por su alto grado de degradación. Hay que tener en cuenta que el suelo es una herencia de nuestros hijos; tenemos que cuidarlo para que las generaciones futuras puedan trabajarlo. Creo que queda más que claro cómo debemos acompañar los ingenieros agrónomos este proceso.
.

El Niño se sentirá un par de meses más en el norte



Los efectos de El Niño se sentirán hasta junio en el Chaco y la región  

Fecha de Publicación
: 20/04/2016
Fuente: Chaco Día por Día
Provincia/Región: Norte


“El fenómeno de El Niño en el oceáno Pacífico ecuatorial está claramente en declinación, ya dejó de ser una situación calificada como fuerte, para ser calificada como débil, pero aún así eso significa que el agua en ese lugar está más caliente de lo normal y sigue generando mayor evaporación y humedad, y esa transferencia desde el Pacífico hasta nuestra zona en el noreste del país, Paraguay y el sur de Brasil le lleva un tiempo de uno o dos meses, por lo cual las consecuencias de esa mayor evaporación la vamos a seguir sintiendo durante este mes de abril, mayo y junio, de acuerdo a lo que estima el Servicio Meteorológico Nacional”, dijo Rohrmann en declaraciones a RADIO CIUDAD.
“Abril lo está demostrando claramente. Llevamos 15 días de los cuales más de la mitad hubo lluvias, y en los otros estuvo prácticamente nublado. Hubo muy pocos días de sol y eso es un signo muy claro de las consecuencias de esa anomalía en el Pacífico para el comportamiento del clima y básicamente de las precipitaciones”, observó Rohrmann.
“Tuvimos la suerte de que en el área metropolitana no cayeran lluvias excesivas, como sí ha ocurrido en otros lugares de la provincia, como por ejemplo en los departamentos General San Martín y Sargento Cabral. Desde Colonia Elisa y Colonias Unidas hasta el sur en Basail se registraron precipitaciones con valores muy grandes y en el norte de la provincia de Santa Fe, sur de Corrientes y el norte de Entre Ríos las lluvias fueron muy intensas”, explicó.
Rohrmann destacó que en Esquina, Corrientes, por ejemplo “se registraron 700 milímetros de lluvia caída en menos de una semana”. “Eso es una señal muy clara que ese comportamiento tan anormal se asocia a este proceso de El Niño que todavía está presente en nuestra zona”, señaló.
Consultado sobre la bajante que experimenta el río Paraná en las orillas chaqueñas y las recomendaciones que deben tener en cuenta las familias que vuelven a sus hogares luego de la crecida, Rohrmann explicó que “dentro de ese contexto el río Paraná puede reaccionar durante abril y mayo con alguna crecida similar a la que ya tenemos; por lo tanto todo aquel que decidió volver a su hogar ahora que bajó el agua, la recomendación es que tenga precaución, que no gaste en reparar lo que tenga que reparar de la casa y que espere un mes más, porque si vuelve a suceder esto, ese gasto va a ser una pérdida.”
“Es recomendable que a los animales no se los lleve a la zona de los bajos porque todavía estamos en una etapa de peligro en lo que es el comportamiento de los ríos Paraná y Paraguay”, advirtió.
“El fenómeno de El Niño es un fenómeno recurrente. Ahora hacia fin del otoño y comienzo del invierno ese calentamiento anormal va a desaparecer y comienza otra vez lo que uno diría que es la normalidad, y esto está asociado al movimiento de masas de agua de ese océano que cubre casi la mitad del planeta, con lo cual puede aparecer de vuelta en cuatro o cinco años, o en seis o siete, con mayor o menor intensidad. Es un fenómeno que se lo estudia bastante en los centros mundiales del comportamiento del clima porque mueve el amperímetro del clima en casi todo el planeta”, explicó Rohrmann.
.

Analizan el cambio climático del NOA en Santiago

El Cambio Climático en la región NOA será eje de debate en nuestra provincia

Fecha de Publicación
: 15/12/2015
Fuente: El Liberal
Provincia/Región: NOA


El compromiso trazado en prevenir a la población sobre los daños que puedan ocasionar los fenómenos meteorológicos cada vez más intensos en nuestra región, será uno de los ejes centrales a tratarse en la XI Jornada Regional ?El cambio climático y su impacto en la región NOA, hechos y reflexiones post Cop21 París: una invitación al cambio de actitudes?. El encuentro tendrá lugar este jueves 17 de diciembre, de 9 a 17, en el Salón Auditórium del Ministerio de Educación, Complejo Juan Felipe Ibarra, por iniciativa de la Subsecretaria de Medio Ambiente de la Provincia, a través de la Dirección General de Control y Fiscalización Ambiental y la Asociación Civil Traeer. En torno a las actividades a desarrollarse, el subsecretario de Medio Ambiente de la provincia, Carlos Salmoiraghi, comentó a EL LIBERAL que en el plano local, "la idea de dicha jornada es intercambiar las formas de trabajo con actores de la región y lo que se lleva a cabo en la provincia en relación al Cambio Climático, y ver de qué manera podemos desarrollar sistemas de alerta temprana ante los fenómenos meteorológicos". El histórico acuerdo rubricado en París contra el Cambio Climático en el que cerca de 200 países, tanto desarrollados como en desarrollo, se comprometen a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono, abrió grandes posibilidades para los países de nuestra región, y en este marco, el desafío de los gobiernos locales también juega un rol preponderante. "El compromiso tiene que estar orientado a proteger nuestros recursos naturales, instando a que se deje de forestar sobre todo en las áreas de grandes superficies que sufrieron la acción antropica, tratar de llevar a cabo planes de forestación, porque son los árboles los que no dan el oxigeno necesario para una mejora calidad de vida", resaltó el funcionario, a modo de reflexión sobre el acuerdo internacional recientemente rubricado entre las naciones. Desarrollo Ant e l a r e c i e nt e asunción de un nuevo Gobierno nacional, Salmoiraghi se mantuvo expectante por el trabajo a implementarse desde la cartera nacional conducida por el rabino Sergio Bergman, hoy ya en el rango de Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. "Al tomar el rango de ministerio el desafío será grande, y estaremos atentos a los lineamientos que se trazan, desde un carácter interdisciplinario como se ha venido trabajando hasta ahora y esperamos coordinar en distintas acciones conjuntas entre Nación y Provincia, y contar con el apoyo suficiente en los distintos proyectos que se puedan presentar desde la provincia", señaló.
.

Por desmontes el suelo del NOA se torna infertil



El NOA pierde fertilidad y microorganismos por desmontes y la agricultura

Fecha de Publicación
: 01/08/2015
Fuente: InfoCampo
Provincia/Región: NOA


Dos estudios recientes detallaron los problemas que afrontan las tierras del NOA por la incorporación de nuevas tierras a la agricultura.
Los microorganismos del suelo perdieron diversidad y funciones en el NOA, debido al desmonte y la siembra de cultivos. Productores e investigadores advierten que disminuyó la fertilidad. En la Región Pampeana estudian el efecto de los insumos tecnológicos.
Durante muchos años la comunidad científica se refirió al suelo como "la caja negra", debido a que se sabía muy poco sobre la estructura y la función de los microorganismos que lo habitan. Aún hoy se logró aislar y caracterizar menos del 10% de estas poblaciones microscópicas, pese a su relevancia ambiental y a los servicios ecológicos que brindan, pero afortunadamente existen distintas investigaciones que apuntan a revelar sus secretos.
Desde la cátedra de Microbiología Agrícola de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), dos estudios recientes avanzan sobre el conocimiento de los microorganismos del suelo en el NOA, donde encontraron grandes modificaciones debido al desmonte y a la incorporación de nuevas tierras a la agricultura, y en la Región Pampeana, donde el uso de tecnologías orientadas a aumentar el rendimiento de los cultivos también genera un impacto sobre el ambiente.
"Los microorganismos cumplen un rol muy importante en todos los ecosistemas", advirtió Luciana Di Salvo, docente de Microbiología de la FAUBA. "Las nuevas tecnologías moleculares, en especial la metagenómica, permitieron hacer grandes avances. Sin embargo aún queda mucho por conocer, especialmente la relación que tienen estas poblaciones con el funcionamiento del suelo", agregó Micaela Tosi, ayudante de la misma cátedra.

Las Yungas, muy comprometidas
"En el NOA, donde en las últimas décadas se introdujeron grandes disturbios en las tierras prístinas de las Yungas por la incorporación de cultivos, encontramos alteraciones muy grandes en las comunidades microbianas de suelos que fueron desmontados y sembrados, principalmente durante los primeros años de agricultura. Hallamos una reducción drástica en la cantidad de microorganismos respecto de los suelos vírgenes, que no se restableció con los años que llevan bajo el manejo agrícola en la zona", explicó Tosi, quién estudió la problemática en el norte del país para su tesis de doctorado.
Además, en su investigación encontró una menor actividad de los microorganismos del suelo y una posible pérdida de eficiencia que, a su vez, podría relacionarse con una caída de la materia orgánica observada en lotes con muchos años de agricultura. "Estos cambios afectan el ciclado de la materia orgánica y la disponibilidad de nutrientes para los cultivos, influyendo directamente en la fertilidad de los suelos", afirmó.
Según la docente de la FAUBA, la acumulación de varios años con agricultura afectó a la estructura de los suelos de la región, sobre aspectos vinculados con la aireación y la retención hídrica, que también podrían estar relacionados con la menor presencia y actividad de los microorganismos. Al respecto, Tosi destacó que existe preocupación entre los productores de zonas agrícolas como Las Lajitas, Salta, por los procesos físicos que se están generando en el suelo, debido a que ya están perdiendo rendimientos en sus cultivos.

Menos abundancia, diversidad y actividad
Dentro del mismo grupo de investigación de la FAUBA, dirigido por Olga Correa, se realizaron otros estudios en el NOA, en las provincias de Jujuy y Salta, sobre ambientes muy contrastantes que van desde lotes sembrados con caña de azúcar de hasta 100 años y otros con monocultivo de soja, pasando por ambientes vírgenes de selva pedemontana y montana de Yungas, a 1000 metros sobre el nivel del mar.
En todos los casos se encontraron pérdidas en abundancia, diversidad y actividad microbiana en respuesta al desmonte para el cultivo. "La ecorregión de Yungas se destaca como reservorio de biodiversidad y aún es escasa la importancia que se le da a la diversidad microscópica", dijo Tosi.
"Después de 30 años de agricultura, las comunidades microbianas de distintos suelos llegan a ser muy similares entre sí y a comportarse muy parecido. Creemos que si el paisaje se volvió homogéneo (por la pérdida del bosque y la historia agrícola prácticamente invariable), los microorganismos respondieron del mismo modo, adaptándose a este nuevo escenario", concluyó.

El impacto de los agroinsumos
¿Qué sucede con los microorganismos en otros ambientes donde la agricultura tiene una larga data, como en la Pampa Húmeda? En su tesis de doctorado, Luciana Di Salvo estudió los efectos en la biodiversidad microbiana provocados por la aplicación de insumos tecnológicos, a partir de ensayos realizados en el centro-norte de la provincia de Buenos Aires, donde se ubica la zona núcleo de cultivos extensivos de verano, y en el oeste arenoso, donde en las últimas décadas el avance de la frontera agrícola desplazó a la ganadería.
"El objetivo fue analizar el impacto sobre los microorganismos del suelo generado por la fertilización química y la inoculación con bacterias promotoras de crecimiento de los cultivos (con cepas de Azospirillum brasilense) en lotes sembrados con trigo y maíz", detalló. Sucede que si bien están muy difundidos los beneficios de estas prácticas sobre el rendimiento de los cultivos, hasta ahora no se conocía el efecto de ambas tecnologías simultáneas sobre las comunidades microbianas.
"En líneas generales, tanto la inoculación con esta bacteria como la fertilización química, en las dosis evaluadas (acordes a las utilizadas a campo), provocarían cambios en las comunidades que duran muy poco tiempo, ya que se observan sólo en las primeras etapas de los cultivos. Incluso estos cambios son de menor magnitud que los generados por el mismo cultivo a medida que se desarrolla y modifica las comunidades microbianas asociadas", señaló.
"Aún no sabemos si los cambios son positivos o negativos, pero podemos afirmar que todas las decisiones agronómicas tienen un impacto sobre los microorganismos y sus funciones. Y creemos que es fundamental mantener la diversidad, porque si la perdemos estamos perdiendo funciones importantes en el suelo que favorecen el ciclado de nutrientes, por ejemplo. La idea es que las practicas de manejo que implementamos mantengan esa diversidad para asegurar una producción de alimentos sustentable".
Si bien queda mucho por investigar antes de conocer el verdadero impacto de estos cambios, las investigadoras advierten que una menor diversidad de comunidades microbianas, así como una población más baja o que pierde funciones específicas como el ciclado de nutrientes, podría provocar un impacto negativo sobre la producción de alimentos y el ambiente.
.

La caña de azúcar como potencial de biomasa

La caña de azúcar y la conversión en biomasa abriga un gran potencial

Fecha de Publicación
: 19/07/2015
Fuente: La Gaceta
Provincia/Región: NOA


La producción de caña de azúcar y las tecnologías de conversión de biomasa pueden promover un modelo de actividad económica sustentable, y generador de empleo de calidad, tanto en el país como en la región. Así lo afirmó Jorge Scandaliaris, investigador de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).
“La importancia de la caña de azúcar para el NOA es porque entre Tucumán, Salta y Jujuy hay unas 350.000 hectáreas plantadas y 22 ingenios que procesan unos 24,5 millones de toneladas de caña”, argumentó el especialista. Además, destacó que el potencial de la caña de azúcar, no sólo como alimento valorizado, sino también para la producción de alcohol como biocombustible para la generación de energía eléctrica, de biogas de vinaza y de papel, y el aprovechamiento de la cachaza y de otros residuos para la producción de compost de efluentes.
Scandaliaris también subrayó la necesidad de revalorizar los productos que derivan de la industria azucarera. Además, afirmó que es necesario recuperar mercado, continuar generando condiciones de mayor sustentabilidad y menor impacto ambiental y seguir mejorando la productividad del cañaveral con innovaciones tecnológicas para que sea más competitivo.
En el módulo sobre “Caña de azúcar”, en marco del Simposio de Bioeconomía del NOA, se desarrollaron temas como la cadena del bioetanol en Brasil, el manejo de la caña verde y las medidas regionales para que la producción de caña sea más sustentable. En cuanto a la transformación de biomasa, se abordaron cuestiones relacionadas con el ciclo de vida y el uso de geotecnologías en el cultivo.
En este sentido, se destacó la disertación de Patricia Garolera de Nucci (Eeaoc) y de Andrea NishiharaHun (UNT), quienes expusieron sobre “Análisis de ciclo de vida del bioetanol de caña”.
Las investigadoras plantearon que los científicos han desarrollado una herramienta conocida como “análisis de ciclo de vida”. Se trata de una metodología aplicada en el mundo y muy nueva en la Argentina, que permite evaluar las cargas ambientales asociadas a un producto, a un proceso o a una actividad. Incluye el ciclo de vida completo, desde la extracción de materias primas (cuna) hasta la disposición final de sus residuos (tumba).
Debido al agotamiento de los recursos energéticos fósiles y el impacto ambiental asociado, surge la necesidad de sustituir éstos por biocombustibles, una alternativa importante en la transición hacia una economía baja en carbono. Por ser la producción de bioetanol de caña de azúcar una de las actividades productivas más importantes de Tucumán y del NOA, la aplicación del análisis de ciclo de vida interesa para evaluar el impacto ambiental de la actividad.
A partir de esto, se obtuvo el perfil ambiental del bioetanol tucumano, permitiendo identificar las etapas críticas. Los impactos se deben a la aplicación de agroquímicos, al uso de diesel en máquinas agrícolas y a las emisiones de partículas de la combustión en calderas. Desde el punto de vista del cambio climático, predomina un impacto ambiental “positivo” debido a la absorción de dióxido de carbono durante el crecimiento de la caña. De los estudios se pudo concluir que, en términos de agotamiento de combustibles fósiles y emisiones de GEI, el uso de mezclas etanol/nafta en motores Otto son mejores opciones que la nafta.
.

Acciones en el NOA para conservación del yaguareté



Nación y Provincia impulsan la conservación del yaguareté  

Fecha de Publicación
: 18/06/2015
Fuente: Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia de Salta
Provincia/Región: Norte


Integrantes de los ministerios de Ambiente de Salta y Jujuy, junto a miembros de Parques Nacionales, mantuvieron un encuentro para evaluar avances del Plan estratégico para la conservación del yaguareté. En las Yungas se encontraría la población más numerosa y con mayor posibilidad de recuperación.
En San Salvador de Jujuy, integrantes de la Secretaría de Ambiente de la Provincia mantuvieron un encuentro con autoridades jujeñas y miembros de Parques Nacionales para evaluar avances del Plan estratégico para la conservación del yaguareté en las Yungas.
Durante la reunión, encabezada por el secretario de Ambiente, Gustavo Paul y su par jujeña, María Elina Domínguez, se detallaron los estudios que realizados con cámaras trampa en Salta. Es importante recordar que entre 2013 y 2014 se relevó alrededor de 2500 km2, lo que representa aproximadamente el 20% de la distribución geográfica actual del yaguareté en las Yungas de Salta y Jujuy.
El relevamiento comprendió el Parque Nacional Baritú, Parque Provincial Laguna Pintascayo y propiedades privadas vecinas.
Actualmente se realiza el estudio en las Serranías de Tartagal, en el departamento de San Martín, en un área comprendida entre la frontera Norte y Oeste con Bolivia hasta la ruta provincial 21.
Los técnicos locales y de Parques Nacionales compartieron experiencias y desafíos, ya que el próximo año los relevamientos se ejecutarán en la provincia vecina. Es necesario profundizar esfuerzos de conservación para evitar que se reduzcan las poblaciones de la especie. En Misiones el yaguareté tiene una presencia menor, mientras que en las Yungas se encontraría la población más numerosa y con mayor probabilidad de recuperación.
Estuvieron presentes Gustavo Dada, jefe del programa Biodiversidad, Soledad De Bustos, directora de la Estación de Fauna Autóctona (EFA), Silvana Sánchez, directora de Biodiversidad jujeña, Julio Monguillot, director regional de Parques Nacionales y Pablo Perovic, director del proyecto, entre otras autoridades.

Estación de Fauna Autóctona
Durante la jornada la comitiva provincial realizó una visita guiada en el predio del futuro centro de fauna autóctona de Jujuy. Las autoridades jujeñas se mostraron muy interesados en relevar y evaluar las experiencias y los resultados obtenidos en la EFA de Salta.
Se analizaron los temas especies de animales, arboleda, infraestructura, procedimientos veterinarios, recursos humanos, alimentación y protocolos de liberación.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs