Argentina en la COP21 dejando que desear

Argentina en la Cumbre mundial de Cambio Climático: una delegación en aprietos

Fecha de Publicación
: 07/12/2015
Fuente: Cronista
Provincia/Región: Nacional


Los días de liderazgo de la Argentina parecen haber quedado atrás. Al menos en lo que a negociaciones climáticas internacionales se refiere. Así parecen advertirlo distintas voces a las que El Cronista tuvo acceso durante la 21ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que se está desarrollando en París.
En el seno de discusiones que, en solo una semana (si los tiempos pautados se respetan), deberían derivar en un nuevo acuerdo global con disposiciones vinculantes, en que 195 países se comprometerían a adoptar medidas concretas de mitigación y adaptación al cambio climático, la Argentina está dando que hablar. Y no precisamente por su rol de facilitador.
En un estricto off, fuentes oficiales del proceso y observadores (como se denomina aquí a los miembros de las organizaciones civiles) han afirmado que la delegación argentina –del mismo modo que, en reuniones pasadas, lo hicieron países como Japón o Canadá– está bloqueando el progreso de las negociaciones en temas centrales como financiamiento y diferenciación. Es importante recordar que la CMNUCC se maneja con un sistema de consensos y no mayorías, por lo que la posición firme de un país respecto a un tema en particular puede dificultar su resolución.
Sucede, por otra parte, que el país se encuentra dentro de un bloque de negociación llamado “like-minded countries” –algo así como “países que piensan en forma parecida” y que, según fuentes allegadas a la delegación, incomoda a sus propios miembros–, lo que lo coloca como aliado de países tan distantes a su realidad e ideología como Arabia Saudita –en especial, en temas como derechos humanos–.
Lo que es más, hoy la comunidad global de movilización Avaaz puso en marcha una acción de protesta que tiene como destinatarios a estos dos países. “El potencial de América Latina es tal que puede hacer que el sur sea el norte de la discusión. Es una región con problemas, pero está avanzando en una dirección limpia y se está viviendo una primavera de las energías renovables. Los únicos rezagados son la Argentina y Venezuela”, apuntó al respecto Oscar Soria, vocero de la organización. “Argentina es parte del G20 y tiene una responsabilidad. Basta de poner excusas. Por eso, decimos [en la campaña] ‘hay que crecer, hay que ponerse los pantalones’”, completa.
En soledad
Ahora bien, el posicionamiento con que la Argentina llegó a esta COP no parece contar con mucho espacio de maniobra. En medio del cambio de gobierno que está transitando el país, la delegación nacional parece haber sido dejada huérfana y relegada a sus propios designios. Con un equipo de poco más de diez personas, ningún funcionario de rango ministerial los acompaña ni estará presente la semana próxima para la segunda etapa de negociaciones (en que el borrador del acuerdo será elevado a la presidencia de la COP21 –algo que, se espera, suceda mañana– para ser tratado entre los ministros o jefes de delegación de cada país). Una evidencia de este abandono ya se pudo notar en la sesión inaugural del pasado lunes, en que, en lugar de asistir la presidenta (como fue el caso de 147 naciones), quien representó a la Argentina en el Evento de los Líderes fue el vicepresidente Amado Boudou.
Esta carencia de apoyo a la agenda ambiental internacional, sin embargo, es un rasgo que ha sido consistente en los últimos 12 años de gobierno, en los que nunca un ministro o Jefe de Estado argentino dijo presente en las COPs que se realizan anualmente desde hace 21 años. A esto se suma la falta de política ambiental que el país viene experimentando en el mismo período, lo cual deja a la delegación sin un marco del cual asirse para entablar las conversaciones con algún tipo de certidumbre o respaldo. En forma paralela, se espera, para el 10 de diciembre próximo (día previo al final de la COP21), la llegada de una comitiva del gobierno entrante de Mauricio Macri encabezada por Juan Carlos Villalonga, lo cual, quizás, contribuye con una cuota más de incertidumbre. En este sentido, Soria reflexiona: “Macri hizo dos propuestas. Recuperar el posicionamiento internacional, por un lado, y fomentar las energías renovables, por el otro. Tiene un día para cumplir su palabra. Y la expectativa, al menos, es que diga ‘Vamos a revisar todo’”.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs