La inseguridad climática

La inseguridad climática

Fecha de Publicación: 01/12/2009
Fuente: Informe Digital
Provincia/Región: Nacional


En el Nordeste los temporales provocaron la interrupción del suministro eléctrico de Yacyretá. En Concordia, el río Uruguay crece y evacúan habitantes en previsión. En Río Cuarto, la crecida provocó un muerto.
Debido al temporal que azotó gran parte del Nordeste y Centro del país fueron evacuados pobladores en toda la región. En la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos, las autoridades dispusieron evacuar a los habitantes que viven bajo la cota 15 del río Uruguay, a causa de que anuncian una fuerte crecida del río, ya que deberá desagotar la represa de Río Grande por la gran cantidad de agua acumulada por las lluvias –unos 70 milímetros en la zona– y la gran afluencia del río. Al mismo tiempo, en Córdoba, la intensidad de las lluvias no fue menos piadosa. En Río Cuarto, al sur la provincia, un hombre murió ahogado al desbordar el río. Por otra parte, el sistema eléctrico en las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y Paraguay también sufrió las repercusiones del temporal, ya que la central hidroeléctrica Yacyretá interrumpió durante tres horas el suministro de energía por “precaución”, según informaron desde la empresa. Mientras tanto, el temporal, que durante la madrugada y la tarde del domingo último también se descargó en la provincia de Buenos Aires, produjo que las familias afectadas en el partido de Brandsen y Almirante Brown debieran ser evacuadas. Sin embargo, tras normalizarse la situación ayer empezaron a retornar a sus casas.
El fuerte temporal produjo destrozos en distintos puntos del país: arrasó con viviendas, provocó desbordes en los ríos, obstrucciones en las calles, interrupción de servicios como luz y agua y, como si fuera poco, familias enteras debieron abandonar sus hogares. La tormenta agravó el panorama por las inundaciones en la localidad entrerriana de Concordia que produjo más de siete mil evacuados, mientas que las lluvias y los fuertes vientos dejaron más de medio centenar de cincuenta casas sin techo en la ciudad de Posadas, Misiones, y produjeron el corte de la electricidad en varios pueblos.
Debido a la gran cantidad de agua que cayó en poco tiempo sobre la ciudad de Concordia –70 milímetros–, el río Uruguay llegó ayer a la mañana a los 15,20 metros y, según pronosticaron, alcanzará los 15,30, por lo que se abrirán las compuertas de la represa de Salto Grande para permitir que se libere el caudal. Por ello, se declaró “el estado de alerta y la recomendación de evacuar hasta la cota 15” de ese río, según informó a través de un comunicado el intendente de la localidad, Gustavo Bordet. En cuanto a los días venideros, agregó que “el panorama es crítico, pero afortunadamente no hay lluvias pronosticadas para el resto de la semana, aunque de esto no podemos tener certezas”.
Este fenómeno climático llevó a la central hidroeléctrica de Yacyretá a suspender ayer, desde la hora cero hasta las 3, la energía eléctrica en las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y Paraguay. El corte fue pautado debido a que desde la estación satelital de la Entidad Binacional de Yacyretá (EBY) se había detectado “un temporal que abarcaba el tamaño de la provincia de Corrientes”, informó el director ejecutivo de la empresa, Oscar Thomas, por lo que la medida intentó prevenir “para que no haya perjuicios”. Tras ese lapso el servicio fue restablecido.
Por otra parte, las aguas del río Cuarto, en Córdoba, desbordaron también a causa del temporal y produjeron la muerte de un hombre que fue rescatado con vida y falleció cerca de las 22 en el Nuevo Hospital de Río Cuarto. Otra de las provincias afectadas por las incesantes lluvias fue la de San Luis, donde la crecida de la cuenca del río Negro obstruyó la ruta nacional 8, entre los kilómetros 695 y 720, cerca de Villa Mercedes, por lo que se debió cortar esa vía de comunicación.
El número de evacuados también aumenta en el Chaco donde, según datos oficiales, llegan a unos cuatro mil. En esta provincia la situación se complica aún más, ya que la tormenta del último fin de semana se suma a las inundaciones que desde hace algún tiempo azotan a la población chaqueña. Mientras tanto, en Catamarca la lluvia no vino sola, la acompañaron los intensos vientos y el granizo que arrancaron el techo de una escuela y de varias viviendas, caídas de postes y corte de energía eléctrica en los departamentos de Santa Rosa y Ovanta. Los mismos fenómenos climáticas que se descargaron sobre Catamarca tuvieron lugar en distintas ciudades del departamento de Taboada, en Santiago del Estero, y también generaron importantes daños materiales. Aunque bastante más alejada en el mapa, la provincia de Buenos Aires también fue centro de tormentas: en el partido de Brandsen cayeron “unos 50 milímetros de agua en apenas minutos” y en Almirante Brown algunos vecinos debieron autoevacuarse. Aunque ayer los habitantes de ambos partidos retornaron a sus viviendas.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs