Mostrando entradas con la etiqueta ecosistemas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ecosistemas. Mostrar todas las entradas

Advierten del impacto de la bajante extraordinaria del Paraná



La bajante extraordinaria del río Paraná deja una estela de destrucción, alerta un experto

Fecha de Publicación
: 29/05/2020
Fuente: Telam
Provincia/Región: Litoral Argentino


El doctor en Ciencias Biológicas e investigador principal del Conicet Juan José Neiff anticipó que la situación podría prolongarse hasta fines del verano y que ya está generando un impacto ambiental y socieconómico negativo en el nordeste y en otras regiones del país.
 La bajante extraordinaria del río Paraná podría prolongarse hasta fines del próximo verano y ya está generando un impacto ambiental y socieconómico negativo en el nordeste y en otras regiones del país, afirmó el doctor en Ciencias Biológicas e investigador principal del Conicet Juan José Neiff.
El científico, magister en Ecología Acuática Continental, aseguró además que un caudal tan bajo no se registra hace 51 años y consideró, en diálogo con Télam, que "faltan gestiones permanentes" para menguar las consecuencias de estas situaciones críticas.
"Esta bajante extraordinaria, por sus características, la duración y los niveles muy bajos de caudales, no se presenta hace 51 años", aseguró y mencionó que la medición en el puerto de Corrientes roza los 0,80 metros, cuando lo usual debería ser superior a los 2 metros.
La escasa cantidad de agua del Paraná deja al descubierto postales inauditas de barcos encallados, veleros y embarcaciones en el puerto de Corrientes estacionadas sobre la arena, cardúmenes cerca de la costa y hasta niños jugando en zonas del cauce que antes eran profundas.
 Además, la bajante expuso algunos de los tesoros que permanecían ocultos bajo las aguas, como el hallazgo del barco llamado Parténope que había naufragado hace más de un siglo y medio (en 1867), en cercanías de las costas de la localidad correntina de Itá Ibaté y cuyos restos quedaron visibles ahora, con este descenso único.
Para Neiff, que estuvo al frente del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL) del Conicet y la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) durante 30 años, este fenómeno se debe principalmente a la falta de lluvias en la cuenca del Plata, en el alto Paraná y alto Paraguay desde el año pasado, al fenómeno de La Niña, un período de sequía.
"Las lluvias de primavera y verano que provocan la creciente del Paraguay y llegan en invierno a esta zona, no ocurrirá este año, debido a la bajante extraordinaria que afecta a este río", precisó.
En similar sentido, señaló que las precipitaciones "fueron también muy escasas en la cuenca del Iguazú que normalmente tiene un caudal de 1500 metros cúbicos por segundo y ahora es solo de 300 metros cúbicos por segundo, con lo cual, tampoco llegará este año una crecida del Iguazú".
Por otra parte, el científico aludió al impacto ambiental y también socioeconómico que la extraordinaria bajante del río Paraná causa en la región nordeste.
"Problemas en la navegación, desmoronamientos en el canal y a veces también de las barrancas laterales al curso del río, por pérdida de estabilidad en el suelo, son solo algunos", enumeró Neiff.
Estos cambios por el escaso caudal también generan, según el doctor en Ciencias Biológicas, dificultades en lo económico "porque los barcos no pueden cargar la totalidad de sus bodegas y la carga se reduce a un 30 por ciento, lo que genera pérdidas millonarias en el agro de una vasta región, en momentos en que los precios internacionales de los granos tienen una importante caída".
"Además, se están produciendo inconvenientes en las tomas de agua para consumo de algunas ciudades, porque hay algas (cianobacterias) que pueden hacer variar el gusto y el color e incluso, pueden producir sustancias tóxicas como las cianotoxinas, que implicarían mayores costos en el tratamiento de potabilización del agua", explicó el ex profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNNE.
Pero las consecuencias naturales de la bajante no se agotan en la calidad del agua, sino que incluyen a la fauna íctica, seriamente afectada.
"Por la sequía extrema muchos peces están varados y no alcanzan a llegar al cauce", graficó Neiff y explicó que la falta de reclutamiento debida a los desoves, los peces no llegan a las lagunas laterales al curso, donde cumplen sus primeras etapas de vida".
Añadió que "la mortandad de muchos peces cuando las lagunas y arroyos se secan producen bajas poblacionales importantes, cuyo impacto se trasladará a la actividad turística de las provincias del nordeste en las que la pesca recreativa es una de las principales motivaciones".
"A este estrés que impone la naturaleza a los peces, se agregan los efectos de la pesca depredatoria, que provoca daños de gran magnitud, especialmente en una bajante como ésta", precisó.
En este sentido, lamentó que las provincias que comparten el río Paraná no hayan sido coincidentes en las políticas proteccionistas para defensa de los recursos naturales: "En Corrientes, Chaco y Misiones la pesca está totalmente prohibida, mientras que en Entre Ríos y Santa Fe, se resisten a tomar esta medida porque eligen favorecer a un grupo de empresas, generando una actividad brutal y una gran depredación", cuestionó el científico en declaraciones a Télam.
Así, para Neiff, "estas crisis pone de relieve la falta de gestión permanente, como el mantenimiento del dragado, la creación de fuentes alternativas de tomas de agua o la unificación de criterios racionales para el manejo de la pesca".
.

Un 20% menos de glaciares en Mendoza



Investigación reveló que en los últimos años los glaciares en Mendoza disminuyeron 20%

Fecha de Publicación
: 25/05/2020
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


Nuestra provincia tiene unos 4 mil glaciares y 1.200 kilómetros de hielo.
Aseguran que han disminuido en un 20% los glaciares en la provincia de Mendoza. Así lo explicaron investigadores del Conicet.
Laura Zalazar, investigadora de dicho organismo, en CNN Mendoza Radio 91.7 se refirió a dicha situación: “En Mendoza tenemos alrededor de 4 mil glaciares y 1.200 kilómetros cuadrados de hielo”.
Por otra parte, detalló: “En los últimos años podríamos decir que Mendoza en promedio ha perdido un 20% de superficie de sus glaciares pero la situación no es lo mismo en el norte que en el sur, la cuenca del Río Mendoza que la cuenca del Río Diamante, que pierden de manera diferente la masa de huelo”.
Además, la especialista manifestó que “en Mendoza hay muchos glaciares que se van cubriendo, lo cual significa que no se pierde necesariamente el hielo, sino que en algunos casos se cubre y queda todavía protegido por unos años”.
.

Investigadores crean una nueva forma de evaluar los bosques



Nuevas tecnologías para caracterizar la estructura de los bosques

Fecha de Publicación
: 19/05/2020
Fuente: INTA
Provincia/Región: Nacional


Investigadores del INTA, del Conicet y de las universidades de Buenos Aires y San Luis utilizaron drones y un escáner láser terrestre para medir diferentes variables estructurales en bosques de la región chaqueña. Ambas tecnologías permitieron hacer mediciones en forma precisa, sistemática y automatizada. La información estará disponible en una biblioteca de acceso libre.
La caracterización estructural de los bosques es materia de investigación de ingenieros forestales y biólogos desde hace siglos. Entre otras implicancias, estas mediciones son necesarias para estimar biomasa, reservas del carbono, biodiversidad y productividad. Pese a la importancia, la información disponible es escasa debido a la complejidad que tiene el relevamiento de los atributos estructurales.
En busca de alternativas que faciliten estos estudios, investigadores del INTA, Conicet y de las universidades de Buenos Aires y San Luis utilizaron drones y un escáner láser terrestre para hacer mediciones en bosques de la región chaqueña. Ambas tecnologías permitieron medir en forma precisa, sistemática y automatizada diferentes variables estructurales de los bosques. La información estará disponible en una biblioteca de acceso libre.
“Estas mediciones son necesarias para la estimación de biomasa, reservas del carbono, calidad del hábitat y biodiversidad, así como para el desarrollo de estudios de dinámica de fuegos, productividad, sucesión ecológica y otros análisis forestales”, amplió Antonella Ferraina, becaria doctoral del Conicet en el Instituto de Clima y Agua del INTA.
De acuerdo con la investigadora, la caracterización de la estructura de los bosques requiere cuantificar algunas variables como la altura de los árboles, la cobertura de copas, la distribución de biomasa por estratos y el diámetro de fuste, entre otras. A su vez, la estructura puede caracterizarse según su composición (qué hay y cuánto) y su configuración en el espacio (cómo está dispuesto).
Gracias al trabajo de campo, se logró una colección georreferenciada de representaciones 3D de bosques localizados en la región chaqueña. “Este conocimiento contribuye a mejorar nuestro entendimiento de la relación entre la estructura y el funcionamiento de los bosques, el proceso de degradación de los bosques chaqueños, y de los controles físicos y culturales de la acumulación de carbono, entre otros aspectos”, sostuvo Ferraina.
Asimismo, las representaciones 3D de los bosques –que, a futuro, estarán integradas en una biblioteca de acceso libre específica para el tema estructura de bosques– podrán ser utilizadas para calibrar y validar modelos que permitan estimar atributos estructurales a partir de, por ejemplo, la información provista por la Misión SAOCOM.
La caracterización de la estructura de los bosques requiere cuantificar algunas variables como la altura de los árboles, la cobertura de copas, la distribución de biomasa por estratos y el diámetro de fuste.

Ensayo innovador
Con el objetivo de ampliar la base de información especializada, los investigadores decidieron implementar el uso de nuevas tecnologías: drones, técnicamente llamados Vehículos Aéreos No Tripulados (VANTs), y un Escáner Láser Terrestre (ELT).
Se utilizaron drones de cuatro alas rotatorias equipados con una cámara RGB que realizaron vuelos planificados y automatizados, en los que se tomaron imágenes de los bosques desde diferentes posiciones.
“Mediante técnicas de fotogrametría, se procesaron las imágenes para crear una nube tridimensional de puntos (modelo 3D), que representa la disposición en altura de las copas y vegetación de sotobosque y permite generar distintos Modelos Digitales de Elevación (MDE) de los bosques”, describió Ferraina.
Por su parte, el ELT es un LIDAR (del inglés, Light Detection and Ranging) empleado para recopilar información de alta resolución sobre la estructura y distribución de los objetos en el espacio. “Cuando se lo aplica en bosques, describe la disposición de todo elemento presente en dicho espacio, como suelo, pastos, arbustos y árboles”, señaló Ferraina.
Para el estudio se utilizaron drones de cuatro alas rotatorias equipados con una cámara RGB que realizaron vuelos planificados y automatizados, en los que se tomaron imágenes de los bosques desde diferentes posiciones.
Para la investigadora, una de las pocas desventajas del ELT es que no puede “ver” detrás de los objetos. “Por lo tanto, en bosques con alta densidad de biomasa hay oclusión y sólo se pueden registrar los objetos directamente más próximos al escáner”, detalló. Para compensar esta limitante, se realizaron escaneos desde múltiples posiciones a fin de generar una representación tridimensional de la mayoría de los objetos en el espacio.
“Salvo las dificultades de acceso a las parcelas, esta tecnología involucra un menor trabajo a campo (cada escaneo se realiza en pocos minutos) y los datos obtenidos en los relevamientos pueden servir como inventarios forestales, como verdad terrestre para calibrar y validar modelos alométricos y estimaciones realizadas con sensores remotos”, explicó Ferraina.
Ferraina: “Mediante técnicas de fotogrametría, se procesaron las imágenes para crear una nube tridimensional de puntos, que representa la disposición en altura de las copas y vegetación de sotobosque y permite generar distintos Modelos Digitales de Elevación (MDE) de los bosques”.
Durante 2018 y 2019, se realizaron cinco campañas de medición en bosques en diferente estado de conservación y bajo distintos manejos en la región chaqueña. La selección de los sitios se distribuyó entre las diferentes unidades biogeográficas de la región, en pos de representar la heterogeneidad del ambiente físico (régimen térmico, disponibilidad de agua, características edáficas), geográfico y humano (estructura del paisaje, tipos de uso) y productivos.
En total, se realizaron 195 vuelos con VANTs y 60 sitios relevados con el ELT en las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Formosa, La Rioja, San Luis y Catamarca.
Ferraina lleva adelante esta investigación en el marco de su tesis doctoral en la Facultad de Agronomía de la UBA, que, a su vez, forma parte del proyecto “Cuantificación y monitoreo de los servicios ecosistémicos como base para el Ordenamiento Territorial en la región Chaqueña” (INTA) y del proyecto MapBiomas (INTA – The Nature Conservancy).
En el estudio, también trabajan Diego de Abelleyra y Cielo Goméz Taffarel (INTA); Germán Baldi (Conicet e Instituto de Matemática Aplicada San Luis, Universidad Nacional de San Luis); Javier Grosfeld (Centro Científico Tecnológico Patagonia Norte del Conicet); Tamara Propato y Santiago Verón (INTA, Conicet y Facultad de Agronomía de la UBA).
Como pasos a futuro, los investigadores se proponen realizar nuevas campañas de medición en bosques de la Patagonia para aportar al desarrollo de la biblioteca estructural de bosques argentinos. “El acceso a la biblioteca será libre de manera de garantizar el máximo aprovechamiento de este proyecto que involucró la articulación de numerosas instituciones públicas”, indicó Ferraina.
.

Reactivan un plan para el delta del Paraná



Se reactiva un plan para la conservación y el aprovechamiento sostenible del delta del Paraná

Fecha de Publicación
: 18/05/2020
Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible
Provincia/Región: Litoral Argentino


Se trata del PIECAS, un modelo integral y estratégico para promover acuerdos interjurisdiccionales ligados a este ecosistema. Había sido abandonado durante los últimos años.
Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, se convocó a una reunión de autoridades ambientales con el objetivo de retomar el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Río Paraná (PIECAS), iniciado en 2008, a causa de los incendios en las islas del delta. Consiste en un modelo de gestión que busca superar los abordajes parciales y facilitar compromisos entre las jurisdicciones involucradas en un mismo ecosistema compartido, además de fortalecer al conjunto para llevar adelante las iniciativas de sostenibilidad necesarias.
La iniciativa es liderada, dentro de la cartera de Ambiente, por la Dirección Nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio, a cargo de Abelardo Llosa, que forma parte de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales. A partir de las condiciones de bajante histórica del río Paraná, de los recientes focos de incendios y de otros impactos ambientales derivados se torna necesaria la activación del Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para atender y coordinar acciones de prevención en la coyuntura y también avances en temas estructurales de mediano y largo plazo. El desafío inmediato consiste en el abordaje coordinado de los temas vigentes —como pesca, incendios y cuidado de la fauna— y, en el corto plazo, la ratificación de los lineamientos estratégicos del plan y el establecimiento de pautas generales, marcos regulatorios coordinados para actividades de alta presión, guías de sostenibilidad para actividades productivas, entre otras acciones.
Esta iniciativa constituye un ejercicio poco común de laboriosa y democrática construcción, que vuelve a ponerse en marcha para garantizar la sostenibilidad del delta del río Paraná, como territorio de humedales, hábitat de alta biodiversidad, principal fuente de agua dulce superficial del país, escenario de la historia argentina y ecosistema proveedor de servicios a la mayor concentración de población en argentina ubicada en el eje costero, urbano e industrial que comprende a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y a localidades de la provincia homónima y de Santa Fe.
Cabe recordar que, en sus inicios, se realizaron reuniones y talleres participativos, se efectuó un abordaje científico que incluyó a universidades públicas e institutos de investigación y se firmó una carta de intención para la conformación del PIECAS, de la que participaron las autoridades políticas provinciales y nacionales. Este esfuerzo implicó un acuerdo político interjurisdiccional, consensuado sobre bases técnicas y científicas, para promover el cuidado del ecosistema y la sostenibilidad ambiental de las actividades productivas y recreativas llevadas a cabo.
En el encuentro participaron, por parte de la cartera de Ambiente nacional, la secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales, Alejandra Moreyra; la subsecretaria Interjurisdiccional e Interinstitucional, Florencia Gómez; Abelardo Llosa y la directora nacionales de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos, Gabriela González Trilla. También estuvieron en el encuentro la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet; el secretario de Ambiente de Entre Ríos, Martín Barbieri; y el director ejecutivo del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) de la provincia de Buenos Aires, Juan Brardinelli.
.

Córdoba: reintroducen vizcachas en ecosistema



La Quebrada del Condorito reintrodujo vizcachas para recuperar el ecosistema

Fecha de Publicación
: 08/05/2020
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Realizaron refugios para 22 ejemplares de este animal herbívoro que antes habitaba una importante zona de la Pampa de Achala. Es una especie clave para controlar los pastizales y una presa del puma y de otros carnívoros.
Hace más de medio siglo, las vizcachas formaban parte de lo que hoy es el Parque Nacional Quebrada del Condorito. Pero el animal fue declarado plaga y poco a poco fue desapareciendo del paisaje cordobés.
La vizcacha es un eslabón clave en la cadena trófica del paisaje serrano. Es un herbívoro que moldea la cobertura vegetal, pero además es una presa importante para los pumas.
Por este motivo, hace siete meses las autoridades de la Quebrada del Condorito decidieron reintroducir a este mamífero en el parque. Fueron 22 ejemplares traídos de la estancia Tres Estrellas, de Cabalango.
Germán Jaacks, el intendente de esta área protegida, asegura que el grupo está estable, pero que este procedimiento ahora está en pausa por la pandemia de coronavirus. Esta es la historia del regreso de la vizcacha.
Por muchos años, la vizcacha (Lagostomus maximus) fue tratada como una plaga. Figura así en el Código Rural de 1885, que recomendaba su “extinción” a todo poseedor o arrendatario de campo.
“A nivel nacional, la especie ha sido declarada plaga para la agricultura por la ley 4.863 de 1905, lo que permite su eliminación sin discriminación de modo y método: venenos, inundación de cuevas, balas”, cuenta Daniela Tamburini, especialista en mamíferos del Centro de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la Universidad Nacional de Córdoba (Cernar).
La experta después menciona otras normativas más actuales que siguen vigentes. “La disposición 116 de 1964, del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, presenta un listado de especies plaga entre las que figura la vizcacha. Actualmente, este listado no ha sido modificado”, detalla.
En tanto, Jaacks recuerda un relevamiento a viejos pobladores de la Pampa de Achala, quienes mencionaban que la vizcacha era muy abundante hace 65 años y que incluso se la cazaba para comer. “Ahora sólo están detrás de Los Gigantes, en Cuchilla Nevada y en el Volcán”, relata.

Traslado y refugios
Las 22 vizcachas trasladadas al parque nacional provienen de la estancia Tres Estrellas, en Cabalango. Un estudio realizado por los biólogos Cecilia Contarde y Diego Guzmán (del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas de Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba) determinó que en ese sitio hay 622 ejemplares distribuidos en 38 grupos sociales.
Los animales fueron capturados en una trampa de siete metros de diámetro para poder encerrar a todo un grupo social. Luego fueron sedados para realizarles análisis y mediciones y colocarles marcas. Los 22 ejemplares estaban distribuidos en dos grupos. En total, fueron 12 hembras y 10 machos.
El personal del parque nacional construyó dos refugios subterráneos con cámaras de cría. Se controló que la temperatura y la humedad fueran las adecuadas. Fueron hechos de adobe, de madera y de cemento, y se colocaron cámaras de video adentro y afuera. Los refugios fueron aislados con un tejido para evitar la llegada de predadores. Por un tiempo se los alimentó con alfalfa, con avena y con maíz. El 5 de octubre de 2019, nació la primera cría en el parque nacional.
En los primeros días de diciembre removieron el tejido perimetral. Las cámaras permitieron corroborar que los dos grupos se adaptaron bien al lugar y comenzaron a explorarlo. Tampoco hubo disputas internas.

Beneficios
Jaacks explica que la reintroducción de vizcachas forma parte de un objetivo más grande para el parque, que es el manejo integral del paisaje ecológico.
“Se viene manejando la vegetación con ganado doméstico porque los herbívoros autóctonos, como el guanaco, la vizcacha, el venado de las pampas y quizás el choique, se extinguieron”, explica.
Jaacks agrega: “Ahora hay un desfasaje importante en los nichos tróficos porque hay pumas, pero sólo pueden comer cuises, ratones y liebres, ya que no pueden cazar guanacos y otras presas medianas o grandes, como la vizcacha”.
La vizcacha es una ingeniera del paisaje porque mantiene la vegetación baja alrededor de sus cuevas para poder vigilar la presencia de predadores. Transforma un pastizal en una pradera. Aumenta la diversidad vegetal porque puede remover pajonales y darles lugar a las hierbas. Además come vegetación más dura que la que ingiere el ganado doméstico. Los túneles que hace provocan intercambios de tierra entre las capas de suelo. Y esas galerías también sirven de refugio para reptiles, roedores y aves.
“La población viene en una ligera curva de aumento, pero todavía no podemos decir que el procedimiento fue exitoso. Consolidar un trabajo como este lleva mucho tiempo”, dice Jaacks.
Y agrega: “Deberíamos sumar refuerzos poblacionales, pero no se pudo por la pandemia. Entonces estamos extendiendo los días de alimentación con forraje para evitar que las vizcachas se alejen mucho y sean cazadas por predadores”. En la reintroducción trabajó personal del parque nacional, del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (Iibyt, de Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba), del zoológico Tatú Carreta y de la estancia Tres Estrellas.
.

Un ecosistema único agoniza en el sur cordobes



Por el desmonte y la erosión de suelos, el bosque del caldén agoniza en el sur

Fecha de Publicación
: 06/05/2020
Fuente: El Puntal de Río Cuarto
Provincia/Región: Córdoba


Desde la ONG Mamull Mapu de Villa Huidobro denuncian que lo detectado en un campo es consecuencia de la falta de control y cumplimiento de la ley de áreas protegidas. Del bosque nativo quedan 30 mil hectáreas en buen estado de conservación.
De las 665.000 hectáreas que conforman el Corredor del Caldén, ubicado en las fronteras sur de Córdoba, en proximidades de Villa Huidobro, hoy sólo subsisten unas 30 mil en buen estado de conservación en esta área protegida.
El procedimiento llevado a cabo días atrás que descubrió una profunda erosión de suelos y conformación de médanos confirmó lo que desde hace tiempo viene denunciando la ONG ambientalista Mamull Mapu.
Aseguran que, a pesar de las leyes vigentes y de la declaración de área protegida en esta región del sur cordobés, el desmonte avanzó en los últimos años y consecuencia de ello es la erosión que muestran hoy los suelos, que quedan desnudos.
Mario Campos, integrante de la agrupación, dijo que, 17 años después de declararse área protegida al Corredor del Caldén, es esta la primera vez que la Provincia a través de la Ley de Suelos constata la degradación de 4.000 hectáreas de tierra ubicada en el corazón del bosque del caldén.
“Nuestra visión de la situación es que el primer problema que tenemos es el desmonte. Se ha desmontado mucho la zona para hacer agricultura intensiva en un suelo de extrema fragilidad y ahora se ven las consecuencias”, indicó.
“El hecho de que se esté trabajando en siembra directa hace que el agua no tenga penetración en los suelos, además se hace un uso intensivo de agroquímicos que elimina especies vegetales y se rompe el equilibrio natural en la zona”, subrayó Campos.
Desde la organización además sostienen que el sector del área protegida fue clasificado hace tiempo como suelos de extrema fragilidad. “Son tierras semiáridas y cuando se hizo el decreto de la creación del área protegida en 2003 se estableció en uno de sus artículos una clasificación del suelo en la que recomienda no hacer un uso intensivo, lo cual no se respeta y se practica la agricultura intensiva. A tal punto que la ganadería prácticamente desapareció en la zona”, fundamentó.

Con ley, pero sin control
Desde la creación del Corredor Biogeográfico del Caldén la ONG realizó decenas de denuncias por desmontes y otras tantas fueron constatadas por la Provincia. En algunos de estos casos incluso intervino la Justicia ante la degradación paulatina de relictos de bosque nativos que se ubican en establecimientos privados pero que sólo figuran protegidos en los papeles.
“A esto hay que sumarle la falta de control que hay en el ámbito de la provincia de Córdoba; no para ir a inspeccionar y apuntar al productor cuando tiene una situación de estas, sino para evitar que esto ocurra, ya sea con un mayor control sobre desmontes y obligar a aquel que desmonte a reforestar con especies autóctonas, porque ahora en la famosa ley agroforestal se habla de las buenas prácticas agrícolas, se recomienda la forestación, pero en ningún punto se habla de preservar el bosque nativo”, enfatizó.
En el procedimiento realizado la semana anterior la Provincia constató voladura de suelos, procesos intensos de erosión eólica e hídrica, actividad ganadera con sobrecarga de hacienda, poca rotación de cultivos y agricultura intensiva con maní, principalmente.
.

Mendoza regulará la urbanización piedemonte



Así será el nuevo piedemonte que propone Suarez

Fecha de Publicación
: 06/05/2020
Fuente: El Sol
Provincia/Región: Mendoza


 Sólo se podrá urbanizar en un 30% de su superficie total, que es la zona de menor riesgo aluvional. Se permitirán actividades turísticas de bajo impacto y habrá guardaparques.
El gobernador Rodolfo Suarez enviará en los próximos días dos nuevas leyes: la Ley de Piedemonte y la creación de una nueva Área Protegida, que representará el 70% de su superficie. Esto significa que no se podrá urbanizar en unas 50.000 hectáreas, de las 75.000 que comprende el pie de la montaña.
La presentación de esta iniciativa legislativa  pondrá punto final a la proliferación de proyectos urbanísticos que no contaban con el aval ambiental porque se asentaban en zonas de alto riesgo aluvional.
Sólo un 30% de la extensión del piedemonte quedará apta para la continuidad de los emprendimientos, que quedaron en stand by con la declaración de la emergencia ambiental.
El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, dio precisiones del proyecto que se anunció en la Apertura de la Asamblea Legislativa el 1 de mayo.
“Lo que vamos a presentar esta semana son dos leyes complementarias que vienen a ordenar el piedemonte y a hacer una preservación de una gran zona, donde podrán hacerse actividades recreativas y turísticas pero respetando el medio ambiente”, señaló.
Por otro lado, como es característico del resto de las Áreas Naturales, el lugar estará custodiado por guardaparques.
Para este objetivo final, el Estado mendocino tendrá que expropiar la mayoría de las tierras que están en manos privadas.
“Ya hemos hablado con la mayoría de los titulares de estos terrenos y nos han manifestado no sólo que quieren cooperar, sino que hasta es posible que estas tierras pasen a ser de dominio público, mediante donaciones”, aseguró el funcionario.

Dónde se podrá construir
La normativa que se denomina “Ley de pautas de manejo y disposiciones específicas para la planificación integrada y sostenible de la precordillera y piedemonte del Área Metropolitana de Mendoza, viene a dar lineamientos generales a los cuatro municipios que tienen jurisdicción: Las Heras, Godoy Cruz, Luján de Cuyo y Ciudad de Mendoza.
Se habilitará con este ordenamiento los emprendimientos que ya tiene la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental y en lo que ya está construido se evaluará la realización de obras que permitan mitigar el peligro aluvional.
El nuevo marco jurídico circunscribe al piedemonte con un límite geográfico definido como la cota 1.150 metros sobre el nivel del mar hacia el oeste, a partir de la cual queda prohibida la localización de barrios, excepto usos de esparcimiento o desarrollo de turismo de bajo impacto, investigación e interpretación ambiental.
Las zonas de menor riesgo deberán respetar los llamados “criterios mínimos” para loteos en el piedemonte, con parámetros para dimensiones de parcelas, pendientes, entre otros requisitos.
Las directrices de este plan se encuentran en un estudio técnico que concluyó la  existencia de un estado de vulnerabilidad ambiental considerable, teniendo en cuenta que la ocupación del territorio de manera no planificada y fuera de los términos establecidos en la legislación genera procesos que afectan negativamente al ambiente y a la población.
Allí se construyeron viviendas sin autorización y sin servicios.
Mingorance indicó que una vez que expiró la emergencia ambiental, los proyectos pendientes fueron avanzando y "fueron los mismos desarrolladores, los que también entendieron que este nuevo marco hace que sus inversiones rindan más".

Beneficios ambientales
La correcta urbanización permitirá la recarga del acuífero natural que tiene el pie de la montaña y que sirve para el abastecimiento hídrico de la población mendocina.
Además, se desalentarán las posibilidades de inundación, al frenar los desmontes que se venían haciendo históricamente en el lugar.
La realización de obras de infraestructura adecuadas será otra de las instancias superadoras, a lo que hay que agregar que se cortarán las operaciones inmobiliarias realizadas, sin las autorizaciones correspondientes.

La pandemia no demorará el tratamiento de la Ley
Mingorance consideró que la ley será tratada en breve y apuestan a tenerla aprobada este año, "ya que a pesar de la cuarentena se ha avanzado con herramientas como el expediente digital y la Legislatura está trabajando con sesiones virtuales".
Al mismo tiempo, el funcionario recalcó que se han consensuado los últimos detalles de la legislación con los cuatro municipios intervinientes, los que tendrán que adecuar sus planes de ordenamiento territorial a estas leyes.
.

Tala en el Amazonas y el impacto en Argentina



El coronavirus no detiene la deforestación: la tala en el Amazonas se disparó un 50% y advierten sobre el grave impacto en el clima argentino

Fecha de Publicación
: 05/05/2020
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Nacional


Expertos alertan que se puede repetir una temporada de incendios como la de 2019, lo relacionan con la bajante del Paraná señalan que caería el nivel de precipitaciones en la Argentina
Todo está conectado. Y a pesar de la amenaza del Covid-19 sobre el planeta, la deforestación de bosques no para. En la Amazonia brasileña se registró un 50% de tala en los primeros cuatro meses del año, en comparación con 2019. Esto no sólo empeora el escenario de incendios en los próximos meses, sino que está relacionado con la bajante extraordinaria en el Paraná y de otros ríos que forman la cuenca del Plata.
Así lo afirmó Gustavo Villa Uría, subsecretario de Obras Hidráulicas de la Nación, quien señaló que “la temporada de lluvias está terminando en Brasil y casi no llovió” y que el cambio climático “está cumpliendo un papel dentro de eso”. “La deforestación en Brasil tiene un efecto innegable”, explicó el funcionario a la agencia Reuters. Las selvas como el Amazonas generan lo que se conoce como ríos voladores y la tala o los incendios interrumpen y cambian la dinámica de ese proceso.
“Los árboles, con el proceso de evapotranspiración, emiten vapor de agua en la atmósfera. Multipliquemos cada árbol por los 6,7 millones de km2 de bosque que generan ese vapor de agua, de allí el concepto de ríos volantes o voladores. El fuego o la deforestación rompen esas bombas de agua y expone el suelo directo a la gota de lluvia, que en esa zona son muy abundantes. Se pierde agua, se pierde suelo y se genera un ambiente distinto para las especies. Es una dinámica muy compleja”, explicó a Infobae Manuel Jaramillo, director ejecutivo de Vida Silvestre Argentina y recuerda que el bosque almacena el 10% del carbono del planeta.
“Cuando en una cuenca se altera o se cambia el uso del suelo, se deforesta o se quitan los pastizales naturales y se ponen cultivos agrícolas de alto rendimiento se cambian las condiciones de infiltración de la lluvia, generalmente reduciéndola, promoviendo la escorrentía. Entonces cada vez menos cantidad de agua de la que llega por las precipitaciones al suelo se infiltra y se va reservando y más cantidad de agua llega a los ríos que desaguan rápidamente”, agregó el experto.
El Paraná sufre una bajante récord en 30 años, que no sólo afecta a la navegación y a la actividad económica sino a todo el ecosistema que habita allí. Otro dato alarmante lo dio la Entidad Binacional Yacyretá que indicó que abril “culminará muy próximo a los 7.000 metros cúbicos por segundo, es decir, por debajo del 50% correspondiente a un mes de abril promedio”. Históricamente, de 1971 a 2019 el promedio del caudal para el cuarto mes del año ha sido de 14.400 metros cúbicos por segundo, detalló la compañía hidroeléctrica.
La semana pasada también se sumaron cifras alarmantes para la Amazonia: la deforestación en el primer trimestre de este año fue 51% más alta que en el mismo período del año pasado. “Cuando llegue la estación seca en el Amazonas, estos árboles talados se convertirán en combustible para quemar. Este fue el principal ingrediente de la temporada de incendios de 2019, una historia que puede repetirse en 2020 si no se hace nada para evitarlo”, explicó la investigadora Ane Alencar, directora de Ciencia del IPAM (Instituto de Investigación Ambiental del Amazonas) que lleva el registro de la deforestación en tierras públicas y privadas.
Alencar es la principal autora de una nota técnica que el instituto lanzó hace diez días, la tercera que cubre los incendios en el Amazonas. En este documento, los autores recogen las principales informaciones sobre la temporada de incendios de 2019, que causó asombro en todo el planeta, y señalan los peligros que acechan. Según ese detalle, el número de puntos de calor registrados en la región en 2019 fue un 81% más alto que el promedio entre 2011 y 2018. La mayor variación se produjo en los bosques públicos no designados: 37% más, otro importante indicio de acaparamiento ilegal de tierras.
El informe también destaca que, el año pasado, la sequía por sí sola no explicó el aumento de los incendios, a pesar de lo que el gobierno federal sugirió en su momento, ya que el volumen medio de lluvia fue normal para el período. El elemento agudo fue el aumento de la deforestación: los primeros ocho meses de 2019 mostraron un aumento del 92% en la tasa en comparación con el mismo período en 2018, según datos de Deter. “El Amazonas es un bosque húmedo y no se incendia naturalmente. El fuego tiene un culpable, y la humanidad es responsable”, dice Alencar.
A la deforestación también se suman los efectos del cambio climático, que aumentan la presión sobre el sistema. Inés Camilloni, investigadora del Conicet y autora del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) hace años estudia el fenómeno y sus impactos en la cuenca del Plata: “Las consecuencias de los incendios en el Amazonas son demoledoras en términos ambientales, sociales y climáticos y afectarán al mundo en términos de pérdida de biodiversidad y al clima”, dijo.
“Con los incendios se libera mucho dióxido de carbono (responsable del cambio climático) y se modifica el transporte de humedad que contribuye a formar la lluvia en toda la cuenca del Plata. Los cambios que se pueden generar por la pérdida de superficie boscosa en el Amazonas se podría reflejar en una menor cantidad de lluvias en nuestro país, por ejemplo”, contó en ese momento la experta.
“La humedad que nos llega tiene su origen en el océano Atlántico (en la región norte, cerca del noreste de Brasil), ingresa al continente sudamericano y a esa humedad se le suma vapor que proviene del Amazonas a través del proceso de evapotranspiración del bosque”, explicó la investigadora, para agregar que eso “produciría alteraciones en el clima regional ya que la pérdida del bosque tropical modificará el transporte de humedad a nuestra zona”.

Desmonte en Argentina
En la Argentina, el coronavirus tampoco frena el desmonte. El monitoreo de deforestación en el norte de Argentina que realiza Greenpeace, mediante la comparación de imágenes satelitales, reveló que entre el 15 de marzo y el 15 de abril se desmontaron 6.565 hectáreas, lo que equivale a la pérdida de 211 hectáreas por día.
Las provincias donde la organización ecologista realizó el monitoreo fueron: Santiago del Estero (3.222 hectáreas desmontadas), Salta (1.194 hectáreas desmontadas), Formosa (1.132 hectáreas desmontadas) y Chaco (1.017 hectáreas desmontadas), ya que concentran el 80 por ciento de la deforestación del país.
“En las últimas tres décadas perdimos cerca de 8 millones de hectáreas y somos uno de los 10 países que más destruyen sus bosques. Es irresponsable y hasta suicida que, frente a la crisis sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Más desmonte significa más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Es hora de que, de una vez por todas, paren las topadoras”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.
La importancia de este ecosistema radica en que allí se pueden encontrar 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles, 100 anfibios y más de cuatro millones de personas, de las cuales cerca del 8% son indígenas, quienes dependen del bosque para obtener alimentos, agua, maderas y medicamentos.
.

Las reservas naturales en al Conurbano



Conurbano verde: conocé las reservas naturales que sobreviven en el área más poblada del país

Fecha de Publicación
: 23/04/2020
Fuente: InfoCielo
Provincia/Región: Buenos Aires


Dentro del área más poblada del país se pueden encontrar algunas reservas naturales y ecológicas donde viven animales, plantas nativas e insectos en su hábitat. Te invitamos a conocer algunas de ellas.
A pocos kilómetros o en medio de zonas altamente pobladas del conurbano bonaerense, se encuentran algunos espacios verdes donde la gente puede ir y encontrarse con la naturaleza libremente. Son puntos ecológicos donde se pueden ver animales, insectos y plantas nativas en su hábitat.
Estas reservas naturales muestran ecosistemas típicos de la región, libres de la mano del hombre. Además ayudan a preservar la biodiversidad autóctona de cada zona.
Actualmente cerradas por la pandemia de Coronavirus que azota al mundo, estas áreas se encuentran más tranquilas y se pueden notar algunos cambios, aunque no son cruciales.
En Avellaneda podemos encontrar la Reserva Ecológica de la Municipalidad, denominada Eco Área Avellaneda. Tiene un total de 140 hectáreas que se extiende desde el Arroyo Sarandí hasta el Canal Santo Domingo, al borde del Río de La Plata.
Cuenta con diversos ecosistemas, más de 180 especies de aves, 10 de anfibios (casi el 50% de las que hay en la Provincia de Buenos Aires), y 30 de libélulas. Además hay presencia de ceibos, la flor nacional argentina.
En sus redes sociales se encuentran muy activos por el aislamiento social, llevándole a la gente imágenes de la reserva. En ese sentido, afirman que algunas plantas se encuentran invadiendo algunos tramos de las pasarelas y hay arañas que  tejen sus telas encima de las mismas.
Un poco más al sur encontramos la reserva natural de Bernal, es uno de los bienes naturales más preciados del municipio. Cuenta con aproximadamente 150 hectáreas que van por la costa del Río de la Plata, desde la desembocadura del Canal Santo Domingo hasta el tramo final de la Calle Espora.
Allí se protegen humedales, juncales, pastizales y bosque ribereño. En sus diferentes ambientes pueden observarse alrededor de 100 especies de aves.
A pesar de ser un bien municipal, un grupo de vecinos son los que se encargan de realizar las actividades en el predio. La Asamblea “no a la entrega de la costa” se encarga de proteger el área natural, además de darle valor en la zona. “Nuestra asamblea es hija de otra que peleaba contra los rellenos sanitarios de CEAMSE de Villa Domínico y Quilmes”, cuenta Nieves Baldaccini, una de sus integrantes.
“Empezamos a hacer caminatas en el 2008 o 2009, que se llamaron ´conocer para defender´, para que la gente conozca esta zona natural y se preocupe por defenderla”, recuerda, y agrega: “asistía mucha gente que sabía de especies animales, vegetales e insectos que nos explicaron y dieron información sobre lo que había acá”.
A partir de esos encuentros, se fue formando un grupo de voluntarios que conforman la asamblea y ayudan a la reserva. Entre las actividades que organizan se destacan: caminatas diurnas y nocturnas con luna llena, excursiones con escuelas, avistamiento de aves, relevamientos de plantas nativas, arañas y opiliones.
“Nosotros estamos protegiendo un espacio que hace a la calidad de vida de las personas. Si tenés el ambiente contaminado y enfermo, la gente se va a enfermar. No se toma real dimensión de la importancia de generar corredores de biodiversidad”, afirma Nieves.
Más al sur del conurbano, se encuentra la Reserva ecológica Parque Pereyra Iraola, que cuenta con bosques y especies nativas de la costa bonaerense. Mide cerca de 10.000 hectáreas que abarcan los municipios de Berazategui, Ensenada, Florencio Varela y La Plata.
Por el medio del mismo circulan dos arroyos: el Pereyra y el Baldovinos. Cuenta con más de 132 especies forestales, entre las que hay introducidas y flora autóctona. De estas últimas se destacan talas, ceibos, lianas, sauces, helechos y rastreras, que crean un sotobosque. También se pueden ver cerca de 200 tipos de aves, zorros grises, lagartos overos y gatos monteses.
Entre sus atracciones más importantes está el “Árbol de Cristal”, una especie exótica que brilla a la luz de la luna, la mariposa “Bandera Argentina”, que se reproduce solamente en el árbol nativo el coronillo.
Normalmente se realizan visitas programadas con escuelas y universidades. Además se permite realizar senderismo y ciclismo por los caminos que se encuentra en el sur de la reserva.
Por otro lado, en el noroeste del conurbano bonaerense, se encuentra la Reserva Natural Urbana El Corredor, ubicada en San Miguel. Esta es una zona recuperada, que anteriormente había servido como chatarrero de automotores municipal y de la justicia. Cuenta con acceso al Río Reconquista y los trabajadores de la misma, buscan recuperar el ecosistema del distrito.
Las primeras actividades de recuperación de la zona comenzaron en 2011, con reconocimiento de la zona. Alejandro Hillar, coordinador de actividades en la reserva y que también trabaja para la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Local del Municipio de San Miguel, cuenta que se sumó en 2013 “llevando árboles porque tenía un vivero de plantas nativas”.
Recién en 2016 pudieron erradicar totalmente el chatarrero de la reserva. Para ese entonces ya hacían actividades con escuelas y plantaban colectivamente. “Ahí todo dio un giro porque podíamos acelerar el trabajo y demostrar que la propuesta era de interés”, cuenta Alejandro.
La principal característica de la reserva es que está hecha sobre el que fue el cauce original del Río Reconquista. Allí se pueden apreciar tipos de aves, tortugas y garzas. Alejandro destaca que esta reserva “es el único acceso público al río que hay en todo San Miguel”.
Para la realización de la reserva contaron con un gran apoyo de la carrera de Ecología Urbana de la Universidad Nacional de General Sarmiento.
Ahora, con el aislamiento, “pude ir a ver y noté más presencia de animales en la zona del río”, explica Alejandro, y agrega: “las actividades siguen de manera muy tímida. Lo que estamos haciendo son labores de mantenimiento muy básicas para que algunas plantas subsistan”.
“Lo que más me gusta de la reserva es una frase que usamos mucho: ´la reconquista del río´. Nos gusta pensar que la reserva es un espacio para que la gente reconecte con la naturaleza”, dice Alejandro para definir las actividades que realizan en la Reserva de el Corredor.
También al oeste, podemos encontrar la Reserva Natural Urbana de Morón, que cuenta con una superficie de 15,5 hectáreas. Hay sectores de pastizal pampeano, bosques nativos característicos de los talares y bosques donde predominan especies exóticas.
En medio de la ciudad, se encuentra este espacio donde se puede ingresar libremente y que ofrece paseos a pie donde se pueden apreciar diferentes tipos de animales y plantas de la zona. Es una reserva pensada para pasar en familia, con espacios para chicos, pero también de descanso y libres del ruido de las calles que la rodean.
Entre los animales que pueden verse hay chimangos, gavilanes, comadrejas, liebres, cuises, largos overos, culebras, insectos y anfibios.
Por último, en el noreste de la provincia, encontramos la Reserva Natural de Pilar, de casi 150 hectáreas, en donde se encuentra cuatro tipos de ecosistemas: pastizal pampeano, bosque en galería, humedal y un talar.
Graciela Capodoglio, directora de la reserva, cuenta que estos ecosistemas son “una ventaja para cuando vienen las escuelas de excursión, ya que en un día los chicos pueden diferenciar los tipos. Además tienen una buena biodiversidad”.
Las visitas son una constante en la reserva que recibe de 5 a 10 escuelas por semana. También acuden fotógrafos y observadores de aves que están muy interesados: “en Argentina hay alrededor de mil especies de aves y acá hay 246 especies reconocidas, casi un cuarto”, explica Graciela.
Entre otras actividades, realizan visitas guiadas los fines de semana, paseos en canoa, caminatas nocturnas, clases de yoga y de tai chi. También organizan charlas específicas cada mes, “en este tendríamos que haber hecho de mariposas porque es cuando más se ven. Traemos a un especialista que da una charla y luego se sale a buscar mariposas. Es un teórico-práctico en el día”, narra Graciela.
Además, el 24 de junio suelen festejar el año nuevo del hemisferio sur, y el primer fin de semana de agosto el día de la Pachamama (1 de agosto). Aunque son actividades que están en duda por el aislamiento social que se lleva en el país. En ese sentido, Graciela cuenta que “los guarda parque viven ahí y ven que los animales están más tranquilos. Por ejemplo, hay un gato montés que va a comer cuises cerca de la entrada”, aunque agrega que “en 15 días no se va a notar un cambio profundo. No tenemos agua transparente”.
La entrada a la reserva es libre y gratuita, ya que, en palabras de Graciela, “la educación ambiental es un derecho”.
.

En las playas de Mar del Plata se nota la cuarentena



Contaminación en playas: la cuarentena le dio un respiro a nuestra costa

Fecha de Publicación
: 23/04/2020
Fuente: El Marplatence
Provincia/Región: Buenos Aires


Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio no se cumple con totalidad en la ciudad, las personas han desistido de pasear por la costa y en la arena es perceptible el cambio del ambiente.
Aunque Mar del Plata no respeta la cuarentena como corresponde, en los últimos días no se vio gente por la costa ni por las playas. Y esto se refleja en la limpieza que se observa en la arena.
Alfredo Retes es guardavidas en la playa Bristol, uno de los íconos del paisaje marplatense y expresó su análisis sobre este respiro que tienen las playas a partir del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado hace ya un mes.
"Desde que empezó la cuarentena, comenzó a aparecer mucho menos basura en las playas, sobre todo en los días de lluvia que son en los que notamos más salidas por el tema de los pluviales", confió en conversación con El Marplatense.
"En las últimas semanas, con la sudestada, salió basura de debajo de la arena. Había una gran cantidad de colillas de cigarrillos, tapas de gaseosa y juguetes de niños que estaban enterrados y que surgieron por el movimiento de la arena que genera el mar y sus crecidas", destacó el guardavidas.
En cuanto a la contaminación habitual en la temporada estival, Retes aseguró que "si bien hay gente que es consciente, hay otro tanto que todavía no y sigue dejando basura en las playas. No es cuestión del sector de la ciudad ni de clases sociales".
"Con esta cuarentena, se nota el gran cambio por el tema de residuos e incluso se vieron muchas aves que habitualmente no visitan las playas", cerró el guardavidas.
.

Deforestación, epidemias y pandemias



Deforestación, epidemias y pandemias

Fecha de Publicación
: 06/04/2020
Fuente: biodiversidadla.org
Provincia/Región: Nacional


"Los seres humanos fuimos haciendo desaparecer hábitats naturales, con mayor o menor intensidad, en los últimos siglos. No todos tenemos la misma responsabilidad ni produjimos el mismo daño. Toda intervención humana en un hábitat natural genera un impacto ambiental; sin embargo, numerosas comunidades pudieron vincularse armoniosamente con dichos hábitats. Familias, comunidades y pueblos cuyas concepciones y prácticas de manejo de monte preservan su entorno. No fue el caso de los sectores más dinámicos y poderosos del capitalismo agroindustrial, primero, y luego del financiero ; siempre mantuvieron una relación conflictiva con el ambiente, considerándolo un recurso, una mercancía, un capital, o un estorbo. Pero esto tiene sus consecuencias".
Hasta no hace tantos siglos, los bosques nativos del mundo abarcaban un gran porcentaje de la superficie en nuestro planeta. El crecimiento de las poblaciones urbanas, la revolución industrial, la industria maderera, la ganadería y los cambios sustantivos que introdujeron la agricultura industrial y el monocultivo -entre otras actividades extractivas- fueron reduciendo esa cobertura boscosa hasta límites altamente peligrosos.  En la actualidad, el 80 por ciento de los bosques primarios, o nativos, “ya ha sido destruido o alterado”; pero además, “el 20% restante está amenazado”. [i]
En el caso de Argentina, en 1810 tenía la mitad de su superficie continental cubierta con masa boscosa, según señala Carlos Merenson, ex titular de la Dirección Nacional de Bosques y actual técnico del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Hablamos de  140 millones de hectáreas de bosque nativo que cubrían nuestro país. Casi un siglo después, en 1998 –unos años después de que ingrese al país la soja transgénica-, un inventario forestal que se realizó a nivel nacional  señalaba que había solamente 31 millones hectáreas de bosque. [ii] 
El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, por su parte, publicaba en un informe que a fines de 2015 habían inventariadas 54 millones de hectáreas de bosque nativo en el país, con distintos niveles de degradación [iii]. Más allá de las diferencias en las cifras, lo cierto es que la tasa de deforestación de bosque nativo continuó creciendo año tras año durante toda nuestra historia nacional, incluso luego de sancionarse la Ley   N°  26.331   de   ‘Presupuestos   Mínimos   de   Protección  Ambiental  de  los  Bosques  Nativos’. Un dato que ejemplifica esto último es el informe que Greenpeace publicó en enero de este año, donde señala que desde la sanción de la Ley de Bosques, en diciembre de 2007, y hasta fines de 2018, se perdieron en Argentina casi tres millones de hectáreas de bosque nativo  [iv].  El 80% de ese desmonte se produjo en la región chaqueña.
Los seres humanos fuimos haciendo desaparecer hábitats naturales, con mayor o menor intensidad, en los últimos siglos. No todos tenemos la misma responsabilidad ni produjimos el mismo daño. Toda intervención humana en un hábitat natural genera un impacto ambiental; sin embargo, numerosas comunidades pudieron vincularse armoniosamente con dichos hábitats. Familias, comunidades y pueblos cuyas concepciones y prácticas de manejo de monte preservan su entorno. No fue el caso de los sectores más dinámicos y poderosos del capitalismo agroindustrial, primero, y luego del financiero (que tiene en el acaparamiento de tierras, como especulación inmobiliaria, una de sus bases de sustentación [v]); siempre mantuvieron una relación conflictiva con el ambiente, considerándolo un recurso, una mercancía, un capital, o un estorbo. Pero esto tiene sus consecuencias.
Los investigadores Matías Mastrangelo y María Guillermina Ruiz, en un artículo publicado recientemente en lavaca.org, señalan que una de las formas en que afectamos el ambiente, y que propician la ‘emergencia’ de ‘epidemias’ y  ‘pandemias’ es “la destrucción de ecosistemas naturales”, entre las cuales incluyen a la deforestación. Explican que ‘los animales silvestres’ tienen “cada vez menos hábitat donde vivir, porque las personas hemos avanzado con nuestros campos de cultivos y urbanizaciones, empujándolos hacia ecosistemas intensamente transformados como las fronteras agropecuarias y zonas urbanas”. Y señalan que “la deforestación está asociada a la propagación recurrente de enfermedades transmitidas por animales silvestres, como el mal de Chagas por vinchucas en la América tropical y subtropical, y el ébola por murciélagos en África Sub-Sahariana”. Regiones que, junto con el sudeste asiático, sufrieron los “mayores niveles de de-forestación (cercanos al 30%) en los últimos 40 años”, explican los autores. [vi]
Por otro lado, la periodista Marina Aizen recuerda que en la comunidad científica desde hace una década vienen estudiando y relacionando a  “la explosión de las enfermedades virales y la deforestación”. En un artículo publicado en la revista Anfibia, Aizen opina que  esta relación no se puede apreciar “mientras una topadora avanza contra un monte cargado de vida, sino que se revela recién cuando empiezan a aparecer síntomas extraños en las personas, malestares que antes no se conocían”.  Ejemplifica con un estudio publicado en la revista científica Journal of Emerging Infectious Diseases, donde se concluye que en la Amazonía, “la destrucción del 4 por ciento de la selva resultó en un aumento del 50 por ciento de los casos de la paludismo.” Y sentencia que “nuestra visión extractiva del mundo vivo” genera la zozobra que vive actualmente la humanidad, “algo que no se arregla con alcohol en gel”.  [vii]
El periodista John Vidal da cuenta de cómo “la destrucción de bosques intactos, la construcción de carreteras en lugares remotos y el crecimiento de la población provoca que las personas tengan un contacto más directo con especies a las que nunca se habían aproximado”. Además, rescata una reflexión del ecólogo francés Thomas Gillespie refiriéndose a cómo la ‘vida salvaje’ del planeta tiene que soportar cada vez mayor ‘presión’: “los roedores y algunos murciélagos prosperan cuando alteramos los hábitats naturales. Ellos son los que a menudo promueven la transmisión [de patógenos]. Cuanto más desequilibremos el bosque y los entornos, a más peligros nos exponemos«. [viii]
La migración masiva de poblaciones campesinas e indígenas a las ciudades, buscando mejores oportunidades de trabajo, o directamente expulsadas, dejó el camino libre al florecimiento de los latifundios, los grandes criaderos de animales y luego la agricultura industrial (monocultivos de por medio). Esto propició, en gran parte, el surgimiento de las cada vez más recurrentes pandemias, ya que las zonas rurales fueron perdiendo vertiginosamente biodiversidad, y esto hizo caer las barreras naturales de defensa contra enfermedades zoonóticas, especialmente las generadas por virus. ¿Cuánta biodiversidad se pierde diariamente en la provincia del Chaco y en Santiago del Estero con el desmonte? ¿Cuántas plantas medicinales desaparecen cuando deforestamos cientos o miles de hectáreas de bosque nativo en Salta y Formosa? En el resto del mundo pasa lo mismo.
Un problema que tenemos como seres humanos es una lógica o razón de compartimentos estancos. Nos volvemos especialistas en determinados campos de la ciencia, e ignoramos o desconocemos gran parte de todo lo demás. El filósofo y sociólogo francés, Edgar Morin, entiende que esta pandemia vino a develar lo que el sistema educativo hegemónico intentó siempre ocultar: “la complejidad de nuestro mundo humano en la interdependencia e intersolidaridad de la salud, lo económico, lo social y todo lo humano y planetario”.  Y reclama no sólo medidas sanitarias o económicas para combatir la pandemia, sino también “otra relación con la naturaleza y la Tierra”.    [ix]
Cuando realizamos cambios en el uso del suelo original, cuando modificamos el ambiente, sobre todo en sistemas altamente complejos y con mucha biodiversidad, eso trae consecuencias para los seres humanos. Una de las más visibles, en estos momentos, es la de un aumento de las enfermedades. Tal como revela un documento recientemente publicado por el Centro Latinoamericano de Investigaciones Agroecológicas(CELIA), “como nunca antes, la pandemia de coronavirus nos revela la naturaleza sistémica de nuestro mundo: la salud humana, animal y ecológica están estrechamente vinculadas”. [x]
En definitiva, no somos algo separado de la naturaleza. La suerte que corren nuestros bosques nativos -y los hábitats naturales que allí se fueron constituyendo luego de millones de años de evolución- es la suerte que corremos como especie humana. Por ello, tal como enfatizaba el entrañable Beto Larrea, ex presidente de Redaf, en el prólogo de una publicación de la red denominada Experiencias de Ordenamiento y Manejo Sostenible del Bosque Nativo de la Región Chaqueña Argentina, hace falta “crear una verdadera cultura forestal”. Y la misma debe ser nutrida en gran parte “de aquellos habitantes que viven en estrecho contacto con el medio natural”, ya que es en la ‘interacción de saberes’  donde surge la ‘diversidad’. [xi]   Diversidad de saberes y de miradas son, hoy, más que nunca, necesarias para proteger y regenerar la biodiversidad de nuestro planeta.

Referencias:

[i]  https://es.wikipedia.org/wiki/Bosque_primario
[ii]  http://redaf.org.ar/a-la-ley-de-bosques-no-hay-que-modificarla-sino-cumplirla/
[iii]  http://redaf.org.ar/wp-content/uploads/2018/12/A-10-a%C3%B1os-de-la-Ley-de-Bosques.pdf
[iv]  http://redaf.org.ar/deforestacion-en-el-norte-de-argentina-informe-anual-2019/
[v] https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:KgKX9270aVAJ:https://www.tni.org/es/file/1241/download%3Ftoken%3DVUXce8Ph+&cd=3&hl=es&ct=clnk&gl=ar&client=firefox-b-d (pp.12)
[vi]  www.lavaca.org/notas/cinco-formas-en-las-que-transformando-el-ambiente-creamos-una-pandemia/
[vii]  http://revistaanfibia.com/cronica/las-nuevas-pandemias-del-planeta-devastado/?fbclid=IwAR1zoTTo0KLZbzfiVR-iAZ6qu8gUuK2EptCny_7MhNzSXmzgJ1ux0FcqXmM
[viii]  www.eldiario.es/ballenablanca/biodiversidad/perdida-biodiversidad-aumentando-contagio-animales_0_1007899446.html
[ix]  www.climaterra.org/post/lo-que-el-coronavirus-nos-est%C3%A1-diciendo-por-edgar-morin https://www.eldiario.es/ballenablanca/biodiversidad/perdida-biodiversidad-aumentando-contagio-animales_0_1007899446.html
[x]  http://cauceecologico.org/wp-content/uploads/2020/03/Marzo-18-2020-CELIA-agroecologia-y-COVID19-2-1.pdf
[xi]  http://redaf.org.ar/wp-content/uploads/2015/12/fichas_experiencias.pdf

Fuente: Red Agroforestal Chaco Argentina
.

Argentina y el Gran Chaco, desmonte incluído



El desmonte, la emergencia constante del norte argentino

Fecha de Publicación
: 24/03/2020
Fuente: Vía Pais
Provincia/Región: Norte


Con más de un millón de kilómetros cuadrados, el Gran Chaco es el segundo ecosistema forestal de Sudamérica, después del Amazonas.
Los bosques concentran más de la mitad de la biodiversidad terrestre del planeta y de ellos obtenemos bienes y servicios indispensables para nuestra supervivencia, como alimentos, maderas y medicinas. Son hogar y sustento de miles de comunidades indígenas y campesinas, y juegan un rol fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos.
Con más de un millón de kilómetros cuadrados, el Gran Chaco es el segundo ecosistema forestal de Sudamérica, después del Amazonas. Se extiende a lo largo de Argentina, Paraguay, Bolivia, y una pequeña porción en Brasil. Los bosques del Gran Chaco son una de las áreas más ricas en biodiversidad del planeta, que ayudan a mitigar el cambio climático al tiempo que albergan una vegetación y vida silvestre únicas que incluyen 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles y 100 anfibios. Se estima que en la región chaqueña existen unas 25 especies de mamíferos amenazadas, como el yaguareté, el tatú carreta, el tapir, el oso hormiguero, el aguará guazú, el ciervo de los pantanos, el lobito de río, y el chancho quimilero; siendo las principales causas la constante destrucción y fragmentación de su hábitat y la caza indiscriminada.
Allí viven 4 millones de personas, muchos son campesinos y pequeños productores agropecuarios. Cerca del 8% de sus habitantes son indígenas, quienes dependen del bosque para obtener alimentos, agua, maderas y medicamentos. Chaku significa “lugar de caza” en lengua quechua. En el Chaco argentino hay alrededor de 200.000 indígenas de nueve pueblos originarios (en su mayoría wichi y qom).
Argentina se encuentra en emergencia forestal. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a nuestro país entre los diez que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron cerca de 8 millones de hectáreas, una superficie similar a la provincia de Entre Ríos. El 80% de la deforestación se da en cuatro provincias del Gran Chaco: Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa.
Las consecuencias de la deforestación no son pocas: pérdida de biodiversidad y de recursos; aumento del cambio climático y de la desertificación; inundaciones; enfermedades; desalojos de campesinos e indígenas. ¿Cuál es la solución ante la codicia de grandes terratenientes que impunemente arrasan con bosques en beneficio de sus negocios, gracias a la inacción de los gobiernos? Hoy, en el Día Internacional de los Bosques, esta pregunta resuena aún más. Las principales causas de la pérdida de bosques son el avance de la frontera agropecuaria, mayormente por la ganadería intensiva y la soja transgénica. Chaco es la provincia con mayor deforestación en los últimos cuatro años: 130.000 hectáreas fueron arrasadas en ese período y ya perdió cerca de 2 millones de hectáreas de bosques en total. Durante 2019, también fue la provincia que más sufrió las inundaciones, hecho que volvió a repetirse este verano. Recientemente un equipo de Greenpeace sobrevoló El Impenetrable y detectó siete topadoras desmontando en seis fincas.
Las cifras hablan por sí mismas y llaman a la acción inmediata. Sin embargo, la deforestación no se detiene y junto a ella llegan las inundaciones. Los bosques actúan como una esponja natural que absorbe el agua de las lluvias. A su vez, el cambio climático aumenta la cantidad e intensidad de las precipitaciones. Cada vez queda más claro que más deforestación significa más cambio climático y más inundaciones. La urgencia que requiere la crisis climática y forestal que estamos viviendo no soporta perder ni una hectárea más. Es hora de actuar.
.

Jujuy: reunión para gestionar ambientalmente una ruta

Plan de Gestión Ambiental de la ruta nacional 34

Fecha de Publicación
: 18/03/2020
Fuente: El Tribuno
Provincia/Región: Jujuy


Los equipos técnicos que llevan adelante el Plan de Gestión Ambiental de la ruta 34 se reunieron en San Pedro de Jujuy para analizar las acciones encaradas en la región de enormes valores en términos de biodiversidad en las Yungas jujeñas. Participaron miembros de la empresa Girsu Jujuy, de los municipios de Libertador General San Martín, San Pedro, Fraile Pintado; Dirección Nacional de Vialidad, Parque Nacional Calilegua, empresa Ledesma, Fundación ProYungas y Mesa de Gestión de Calilegua.
En la oportunidad se repasaron también los diferentes ejes de trabajo con cada una de las acciones llevadas a cabo por los distintos organismos. En materia de saneamiento, el representante de Vialidad Nacional informó que se realizará otra limpieza de mantenimiento en la ruta, desde San Pedro hasta el límite con Salta. Por otra parte la empresa Ledesma y la Municipalidad de Libertador concretaron acciones de forestación en el acceso a la ciudad cabecera del departamento, como parte del eje estratégico de puesta en valor. Además, desde el Ministerio de Ambiente con la colaboración de la empresa Ledesma se instaló cartelería en distintos sectores del circuito, como ser en la entrada al Parque Nacional Calilegua, en la salida de Libertador, en el acceso al basural de Fraile Pintado y acceso al basural de San Pedro para prevenir la disposición de residuos en esos sectores.
El municipio de Fraile Pintado comunicó también que se efectuaron obras en la entrada y salida del pueblo para habilitar dos campings recreacionales en sitios donde las personas antes vertían residuos
Desde Girsu se brindaron detalles sobre la Estación de Transferencia y Clasificación de RSU de San Pedro, informando que en las próximas semanas empezará a operar al 100% con la clasificación de los residuos de la región. También se precisó que las ventajas de la puesta en funcionamiento de sistema Girsu con la Estación y el Centro Ambiental Jujuy en marcha, redunda en beneficio para la situación de la ruta 34 y la comunidad de la zona. Vale destacar que la Estación de San Pedro está operando progresivamente desde el 15 de diciembre del 2019. Luego se delinearon acciones a seguir en un corto y mediano plazo, entre ellas se fortalecerán los procesos de fiscalización de los vertidos ilegales en la ruta. El Ministerio de Ambiente brindarán capacitaciones a los grupos de voluntarios locales y se fortalecerá la comunicación local.
.

Bonos verdes para El Impenetrable



Chaco tendrá bonos verdes para preservar El Impenetrable

Fecha de Publicación
: 12/03/2020
Fuente: El Heraldo
Provincia/Región: Chaco


El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, y la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira, encabezaron la apertura del Foro “Fondos verdes: financiamiento e incentivos para un desarrollo sostenible”, realizado en el Centro de Biotecnología del Chaco. El objetivo es exponer los alcances de los llamados “Bonos Verdes”, una herramienta para financiar o refinanciar proyectos relacionados con el ambiente y el cambio climático.
“Queremos llamar la atención internacional para lograr financiamiento que permita preservar el patrimonio ambiental de la humanidad que es El Impenetrable”, expresó el mandatario al presentar la jornada junto a la Coordinadora de Ambiente y Desarrollo Sostenible del Programa de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Naciones Unidades (PNUD) en Argentina, María Eugenia Di Paola. El gobernador resaltó la importancia de la realización del Foro ya que permite incorporar experiencias de carácter internacional de los Bonos Verdes y construir una agenda al respecto. Destacó la participación de expertas del programa de naciones unidades que brindan sus conocimientos al respecto.
El gobernador explicó que el objetivo del gobierno “es diseñar estrategias que permitan garantizar la provisión de finamiento para la preservación de las zonas boscosas y el desarrollo de las comunidades que lo habitan”, y detalló que Chaco cuenta con 4,6 millones de hectáreas de bosques, donde el núcleo principal es El Impenetrable, al que señaló como un patrimonio ambiental de la humanidad.
“Buscamos indagar en fuentes posibles para mecanismos de compensación para el desarrollo del patrimonio ambiental y establecer estrategias de sensibilización ante organismos internacionales que permitan generar apalancamiento financiero para mejorar la calidad de vida de las familias que allí viven y la preservación del ambiente”, expresó.
Detalló que la zona necesita acceso a agua potable, infraestructura escolar, energía, red sanitaria, generación de valor agregado, cadena de preservación y aprovechamiento del bosque nativo y de sus frutos para el desarrollo de alimentación sana y saludable y cadenas productivas sustentables, lo cual demanda una gran inversión de alrededor de 250 millones de dólares. “Mejorar la calidad de vida significa asignar recursos, con inversiones significativas y una mirada especial del estado”, aseguró.
En ese sentido el gobernador consideró que la cuestión de la preservación de los bosques nativos, y sus usos sustentables, es de interés internacional. Por lo tanto remarcó la importancia de trabajar en la generación de Bonos Verdes, cuyos fondos se destinan exclusivamente a financiar o refinanciar, en parte o en su totalidad, proyectos verdes elegibles, ya sean nuevos o existentes.
Capitanich indicó que para lograr las inversiones se requiere personal “debidamente calificado, comprometido y un Estado que sea líder en esa política, capaz de organizar y promover un ambiente adecuado para el diseño de esas políticas públicas y su ejecución”. Por su parte, Marta Soneira remarcó el acompañamiento de la ONU, del PNUD y los consultores y coordinadores internacionales y nacionales, y explicó que junto a los equipos técnicos provinciales, trabajarán en el nuevo esquema de protección ambiental. En esta línea recordó que se convocó a organizaciones civiles, universidades y parlamentos para constituir, como propuesta del gobernador, un Consejo de Políticas Ambientales y trabajar mancomunadamente en proyectos que garanticen el desarrollo de El Impenetrable y la conservación de los bosques nativos chaqueños. En lo que se refiere a la protección del ambiente, comunicó que Chaco tiene acumuladas 580 millones de toneladas de carbono que presta servicios ambientales a todo el país, lo que se traduce en Bonos de Carbono que responden a una de las metas del Acuerdo de París al que la Argentina suscribe. Vale decir que los Bonos de Carbono son un mecanismo internacional de descontaminación para reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente. El Foro se realiza en el marco del PNUD, que promueve la cooperación con gobiernos y la sociedad civil para dar respuesta a desafíos ambientales críticos, como el impacto del cambio climático, el control de la polución, la pérdida de la base de recursos naturales para la producción, la lucha contra la desertificación, la sostenibilidad de los ecosistemas, la prevención, respuesta y recuperación ante riesgos de desastres.
Además acompañaron la presentación el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Sager; el titular del Centro Biotecnológico Agroforestal, José Alberto Ruchesi; la Consultora PNUD en Argentina, Mariana Conte Grand de UCEMA; además de intendentes y legisladores.
.

Asamblea Extraordinaria de Bosques Nativos del Cofema



COFEMA: acordaron soluciones para la ejecución de fondos de la Ley de Bosques

Fecha de Publicación
: 07/03/2020
Fuente: economis.com.ar
Provincia/Región: Nacional


En la Asamblea Extraordinaria celebrada, que contó con la presencia del ministro Juan Cabandié, se acordaron soluciones para la ejecución de fondos.
El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, abrió esta mañana la Asamblea Extraordinaria de Bosques Nativos número 40 del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA). Estuvo acompañado por el presidente del COFEMA y secretario de Ambiente de La Rioja, Santiago Azulay; y la vicepresidenta y secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, Dina Migani.
“Ustedes conocen mejor que nadie las dificultades que ha traído la ejecución del fondo de bosques. Por eso es muy importante haber podido modificar la ejecución del presupuesto que nos va a servir para mejorar sustantivamente las políticas para la protección de los bosques nativos en todo el país, tanto para impedir el desmonte como para fomentar la forestación”, aseguró Cabandié y agregó que muchos de los presentes “han comentado la importancia que tiene el fondo de bosques para implementar soluciones a las necesidades ambientales de cada provincia”. “Podemos encarar un proceso de liderazgo en la región en donde bosques sea el pilar importante”, dijo en otro tramo de su intervención y agregó: “COFEMA está para poner las ideas sobre la mesa, para discutir siempre con un objetivo productivo, con un espíritu que busque el consenso para mejorar la calidad de vida de todos y todas”.
“Los bosques son captadores de carbono y, por lo tanto, un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Fortalecer nuestro trabajo en bosques nos va a permitir cumplir con los objetivos que tenemos de cara al Acuerdo de París y la agenda internacional en esta materia”, continuó el ministro nacional.
“Pudimos dialogar, consensuar y eso nos pone muy contentos. Es muy importante que los recursos destinados a la protección, manejo y conservación de los bosques nativos lleguen a todos los territorios y todas las comunidades que los necesitan”, cerró.
Por su parte, Azulay señaló: “Con respecto al encuentro de hoy, creo que va a ser un hito. Una bisagra más en la gestión de esta asamblea extraordinaria de bosques nativos”. Además, se refirió al reciente discurso del presidente Alberto Fernández, en donde “menciona la necesidad de ser más efectivos, eficaces y eficientes en la aplicación de los fondos para la protección de los bosques”. “A partir de esto, estamos considerando avanzar, a instancias de esta gestión de Juan Cabandié y con la participación y el consentimiento de todos, en una salida que creo que es superadora en todos los órdenes”, indicó Azulay.
Durante el encuentro, se brindó un informe sobre lo discutido por la Comisión de Bosques del COFEMA durante la reunión realizada el día anterior. Entre los resultados de la asamblea, fueron aprobadas por resolución tres de las propuestas de esa comisión. Entre ellas, se acordó declarar de Interés Federal Ambiental la preparación de la “Propuesta de Financiamiento (Funding Proposal) al Fondo Verde del Clima”, presentada por el Ministerio de Ambiente nacional para la solicitud del pago por resultados por reducción de emisiones provenientes de la deforestación y degradación forestal, iniciativa que contará con acompañamiento de la FAO.
También se decidió aprobar la propuesta de modificación de reglamento del Fondo Fiduciario para la protección de los Bosques Nativos (FOBOSQUE), mediante el cual se procura modificar la función y composición de su comité incorporando al COFEMA, cambiar funciones del coordinador y restarle algunas atribuciones al propio FOBOSQUE.
Por otra parte, se recomendó la elaboración de un proyecto conjunto de las comisiones de Asuntos Legales y Bosques Nativos que permita avanzar en la transferencia automática del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos (FNECBN) en el marco de la coparticipación federal.
De la asamblea, también participaron la secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales de la cartera nacional de Ambiente, Alejandra Moreyra; la subsecretaría Interjurisdiccional e Interinstitucional de la misma cartera, Florencia Gómez; el director nacional de Bosque, Martín Mónaco; y director Interjurisdiccional e Interinstitucional, Néstor Salcedo. Además, la reunión contó con la presencia de: Mercedes Fino, directora provincial de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (Buenos Aires); Juan Brardinelli, director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) de esa misma provincia; Esteban Bulacio, director provincial de Bosques Nativos (Catamarca); Paula Soneira, subsecretaria de Ambiente y Biodiversidad (Chaco); Luciano Olivares, subsecretario de Recursos Naturales de la misma provincia; Juan Carlos Scotto, secretario de Ambiente y Cambio Climático (Córdoba); Sebastián Jara, de la misma Secretaría; Martín Barbieri, secretario de Ambiente (Entre Ríos); Hugo Bay, subsecretario de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental (Formosa); Julio Soupet, director de Recursos Naturales y Gestión de la misma provincia; Verónica Sato, secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable (Jujuy); Miguel Fantini, director general de Gestión Ambiental (La Pampa); Humberto Mingorance, secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial (Mendoza); Mario Vialey, ministro de Ecología y Recursos Naturales Renovables (Misiones); Juan de Dios Lucchelli, subsecretario de Ambiente (Neuquén); Fernando Román, director general de Recursos Forestales de la misma provincia; Martín de los Ríos Plaza, ministro de Producción y Desarrollo Sustentable (Salta); Raúl Tello, secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable (San Juan); Gustavo Mercado, director de Coordinación Administrativa Contable de esa provincia; Darío Szklarek, jefe de Programa Medio Ambiente (San Luis); Javier Urquiza, presidente del Consejo Agrario Provincial (Santa Cruz); Érika María del Luján Gonnet, ministra de Ambiente y Cambio Climático (Santa Fe); Sebastián Cassale, de esa misma área provincial; Carlos Salmoiraghi, subsecretario de Medio Ambiente (Santiago del Estero); Eugenia Álvarez, secretaria de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur); y Alfredo Montalván, secretario de Estado de Medio Ambiente (Tucumán).
.

Denuncia penal quema de pastizales en las islas del Litoral



Rosario denunció a los responsables de la quema de pastizales en las islas

Fecha de Publicación
: 05/03/2020
Fuente: Uno Entre Ríos
Provincia/Región: Litoral Argentino


La Municipalidad presentó la demanda penal en Paraná por delitos "contra la seguridad pública y el medioambiente".
La Municipalidad de Rosario, a través de la subsecretaria Legal y Técnica, Juliana Conti, presentó en los Tribunales de Paraná una denuncia penal contras los productores responsables de los incendios de pastizales en la zona de islas entrerrianas ubicadas frente a Rosario y contra los funcionarios "responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia", en caso de que la Fiscalía lo considere necesario.
La información incluso fue confirmada por el intendente rosarino Pablo Javkin, quien aseguró que la subsecretaria legal y técnica se encontraba en Paraná realizando una denuncia penal "contra aquellos responsables de las quemas intencionales de pastizales en la zona de islas del Alto Delta del Río Paraná, enmarcados en la figura de delitos contra la seguridad pública y como así también en distintas figuras referidas al medioambiente".
En su presentación, Conti señaló: "Tal como se ha expresado precedentemente, se ha detectado en el espacio aéreo la presencia de gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta del Río Paraná, frente a la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe (Rosario), perjudicando a una cantidad de actores: la fauna íctica de los cuales viven gran número de los habitantes de nuestra ciudad y zonas aledañas, la flora, los pobladores ribereños, los transeúntes, los turistas, y los habitantes de Rosario también se encontrarían perjudicados".
"A manera de ejemplo –redondeó Conti– decimos que el humo junto con la niebla dificulta la visibilidad en las rutas propendiendo a la producción de accidentes automovilísticos; la atmósfera, el aire contaminado afecta el sistema espiratorio, entre otras cuestiones de salud".
Más adelante expresó que "ante esta situación, es de marcada urgencia constatar por parte de las autoridades de contralor, responsables del área, si estos incendios fueron ocasionados de manera intencional y además de las sanciones administrativas que puedan corresponder (Ley 9868), individualizar a sus responsables a fin de someterlos al proceso penal correspondiente en resguardo del resto de la población y el medio ambiente definido como el 'medio vital para la vida de los seres humanos'".
La funcionaria destacó que "la presente denuncia se efectúa contra los responsables de la quema intencional e indiscriminada de pastizales en la zona de islas-humedales Alto Delta del Río Paraná, y, en su caso, de valorarlo la Fiscalía, contra los funcionarios responsables y encargados de controlar el cumplimiento de la normativa aplicable en la materia".
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs