Mostrando entradas con la etiqueta agroquímicos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta agroquímicos. Mostrar todas las entradas

Diferentes agrotóxicos en los peces muertos del Salado

 


Hallaron herbicidas e insecticidas en el Salado y en los peces muertos

Fecha de Publicación
: 21/01/2021
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Santa Fe


Tanto en agua, sedimento y tejidos de las especies ictícolas se encontraron diferentes tipos de agrotóxicos, entre ellos glifosato. Desde la Procuración General de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe piden un monitoreo más exhaustivo y con continuidad espacio-temporal sobre la presencia de desechos agrícolas.
El 2020 quedó atrás, pero algo importante restaba resolverse: conocer las causas de la mortandad de peces, sucedida en el río Salado entre los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre.
A fines del año pasado, El Litoral dio a conocer los resultados preliminares elaborados por el laboratorio del Inali (Instituto Nacional de Limnología-UNL) sobre las muestras de agua obtenidas en tres sectores (bajo el puente de la Ruta 70; aguas arriba y aguas abajo del Puente Carretero). Tras analizar la relación de la DBO (Demanda Biológica de Oxígeno) y la DQO (Demanda Química de Oxígeno), determinaron que en el agua había presencia de vertidos domésticos, bosta de ganado y productos alimenticios. "Esto es un indicativo, no es la causante de la mortandad", había señalado Luis Espínola, doctor en Ciencias Ambientales, investigador adjunto del Conicet (Inali-UNL).
Pero restaba el informe del Laboratorio de Ecotoxicología, dependiente de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB-UNL). Luego de analizar las muestras, los resultados indicaron lo que se sospechaba: la presencia de herbicidas e insecticidas en el agua y en los peces muertos.  
Estos informes fueron solicitados en la investigación que se tramita ante los fiscales extrapenales dependientes del Ministerio Público de la Procuración General de la Corte. La impactante mortandad de peces no sólo generó gran preocupación social sino también la intervención de distintas esferas gubernamentales, que son independientes de la investigación dispuesta por la Procuración de la Corte Suprema.
En una nota con El Litoral, el Dr. Jorge Barraguirre, Procurador General de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, comentó: "Abrimos un expediente preventivo, tendiente a confirmar las sospechas según las observaciones preliminares de los expertos", y había mencionado que "creemos que se podrán encontrar agroquímicos, pero no en la cantidad que revelaría una especie de toxicidad antropogénica. Todos los científicos que consultamos nos dicen que puede haberse lavado el terreno por la lluvia de estos días y llevado agrotóxicos al río".
Para la investigación se tomaron como pruebas el agua del río, sedimento del lecho y peces moribundos. Las muestras se obtuvieron en presencia de los expertos de las instituciones y funcionarios de la Procuración General. Ahora, este medio accedió a esos informes.
.

Justicia rechaza apelación para fumigar en Santa Fe

 


La Justicia rafaelina confirmó prohibición de 1.000 metros para fumigar con agroquímicos en Sastre

Fecha de Publicación
: 26/12/2020
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Santa Fe


La Cámara Civil y Comercial rechazó la apelación y el pedido de nulidad impulsado por la Municipalidad junto a productores agropecuarios contra una sentencia de primera instancia.
En medio del acalorado y creciente debate que se registra entre posturas ambientalistas/sanitarias y el campo sobre el límite agronómico, la decisión del Tribunal de Alzada rafaelino es de significativa trascendencia al ratificar, por primera vez en la provincia de Santa Fe, en una segunda instancia judicial, una distancia de 1 kilómetro de protección contra la aplicación de agroquímicos.
Vale recordar que en un fallo considerado histórico el juez en lo Civil, Comercial y Laboral Nº 1 de Rafaela, Duilio Hail, hizo lugar, sobre el final del pasado mes de setiembre, a un amparo colectivo ambiental y estableció un perímetro de exclusión o reserva de 1.000 metros a contar desde el límite de la planta urbana de la localidad de Sastre y Ortiz, en el Departamento San Martín, dentro del cual quedaron prohibidas las fumigaciones terrestres de todo tipo de agroquímicos. Esa resolución fue aplicada en el marco de un recurso de amparo presentado el 29 de noviembre de 2018 en los Tribunales de San Jorge, tras un reclamo de la familia de Zoe Giraudo, una niña de dos años que estaba en tratamiento oncológico y vivía en una casa expuesta a las fumigaciones.
Ahora, la Cámara de Apelaciones Civil, Comercial y Laboral de de Rafaela confirmó el fallo del juez Hail en los autos “González, Sonia María y otros c/ Municipalidad de Sastre y Ortiz s/ amparos colectivos.”

Principio precautorio
Para el abogado del fuero rafaelino, Enrique Marchiaro, especialista en derecho a la salud y derecho público, “este fallo -como mucho otros- básicamente lo que hace es cumplir con la normativa ambiental argentina y su ‘principio precautorio’, haciendo los jueces lo que sin duda dejaron de hacer los poderes legislativo y ejecutivo provincial y municipal, porque si hay una causa de este tipo es porque antes no se legisló correctamente ni se controló adecuadamente”.
En ese marco, puntualizó que “luego del análisis de los antecedentes y los elementos de la causa judicial, la Cámara consideró, además de otras pruebas, fundamental la opinión de dos científicos santafesinos: Damián Verzeñassi de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y Rafael Lajmanovich de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), los que coinciden sobre la necesidad de fijar 1.000 metros como zona de resguardo”.
Entre otros puntos, indicó Marchiaro, se resalta la opinión del primero de los nombrados, quien informó que “los perfiles epidemiológicos construidos han evidenciado la existencia de patología en cuyo proceso puede estar vinculado con la exposición a los agroquímicos entre las que se destacan por su prevalencia las endócrinas como el hipotiroidismo, patologías respiratorias crónicas y agudas, problemas de salud sexual y reproductiva con el incremento a lo largo del tiempo de los casos de abortos espontáneos y una incidencia creciente de los casos de patologías oncológicas, que abonan el hecho de que esas enfermedades sean responsables de la mayor cantidad de muertes”.
En otro tramo del informe de Verzeñassi se señala que “a lo largo de los últimos años hemos identificado un incremento en la incidencia de enfermedades alérgicas respiratorias y pulmonares obstructivas (como asma y EPOC) así como referencias de personas de entre 50 y 59 años que ya tienen diagnósticos de Alzheimer o enfermedad de Parkinson, enfermedades que generalmente presentan sus síntomas a partir de los 65 años”.
Marchiaro aclaró que “tanto el municipio de Sastre y Ortiz como los productores agropecuarios que apelaron la decisión judicial aún tienen la instancia de interponer un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, aunque disponen de un plazo perentorio para hacerlo que vencerá en la última semana del año”.
Finalmente, el profesional del Derecho destacó “que este precedente se suma a otro similar dado por la Cámara Civil Sala II de Santa Fe (autos Bassi, Norberto Oscar y otros c/ Comuna de Zenón Pereyra y otros s/ amparo) con lo cual se va confirmando un criterio judicial que, vale recordar, esta en sintonía con lo que la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe ha dicho en el conocido caso “Peralta c-Municipalidad de San Jorge”, que fue la primer sentencia judicial en Argentina (año 2009) en la que judicialmente se determinó la validez de la prohibición de fumigaciones cercanas a los radios urbanos”.
.

Un informe confirmó que Atanor contamina suelo y agua

 


Atanor: informe científico reveló cifras alarmantes por contaminación

Fecha de Publicación
: 21/12/2020
Fuente: El Norte
Provincia/Región: Buenos Aires


Se conoció el informe pericial del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIM) de la Universidad de la Plana (UNLP) y Conicet, como resultante del allanamiento seguido de toma de muestras de suelo y agua, tras varias denuncias por contaminación contra la fábrica de fertilizantes Atanor SCA. El laboratorio arrojó mediciones excesivas de elementos contaminantes como Atrazina, Trifluralina y Cipemetrina, destacados entre una lista de más de 52 plaguicidas encontrados.
En el marco de la causa contra la empresa Atanor SCA en el Juzgado Federal N°2 de San Nicolás por el incumplimiento de la Ley 24.051 (Manejo de Residuos Peligrosos), el laboratorio del CIM- CONICET (Centro de investigaciones del Medio Ambiente) recibió muestras sólidas y líquidas provenientes de suelos y freatímetros obtenidas por el Departamento de delitos ambientales de la Policía Federal Argentina el día 16 de Julio del año 2020, luego de que la Justicia Federal ordenara el allanamiento en las instalaciones e inmediaciones de la fábrica de fertilizantes.

Resultado
El trabajo requerido constó en cuantificar los plaguicidas e hidrocarburos totales de petróleo y parámetros generales en muestras sólidas y líquidas provenientes de la planta ATANOR- San Nicolás.
Las muestras fueron recibidas en el laboratorio CIM-CONICET el día 17 de Julio donde fueron abiertas en presencia de personal de la Policía Federal Argentina, el perito de parte de la empresa ATANOR, Dr. Mariano Gotelli, y por el CIM el Dr. Damián Marino, verificando condiciones de traslado, estado y numeración de los precintos según consta en el acta de muestreo y traslado al laboratorio CIM.
El Dr. Mariano Gotelli consideró: “Para la concentración de Atrazina, en las muestras líquidas relacionadas con efluentes, no se ha encontrado niveles permitidos para ‘vuelcos’ sobre aguas superficiales; sin embargo, las concentraciones cuantificadas superan niveles guía para protección de biota acuática en aguas superficiales y deberían realizarse estudios sobre el cuerpo de agua receptor a fin de evaluar el grado de impacto de este efluente líquido, que también son detectados en las muestras analizadas”.
Además, el director del laboratorio del Conicet evaluó: “Se recomienda evaluar estos resultados en función de su distribución espacial para relacionarlos con la topología de la industria y diagnosticar el posible alcance hacia otros compartimentos ambientales fuera del perímetro de la planta, para futuros estudios”.

Trascendencia
Fabián Maggi, abogado querellante por vecinos de Barrio Química y FOMEA (Foro Medioambiental de San Nicolás), explicó: “Ahora se cruzará el resultado científico con la interpretación legal. Vamos a demostrar la responsabilidad por el delito en el mal manejo de los residuos peligrosos. Y las implicancias en la salud de los vecinos de la fábrica”.En diálogo con EL NORTE, Maggi consideró: “Los análisis tienen valores exorbitantes. La medición de Atrazina, en los puntos de vuelco diario de efluentes de la fábrica, es porcentualmente 20 veces más alto que los valores de referencia. Esto demuestra que el producto que desechan cotidianamente es altamente contaminante”. En efecto, el curso del agua del río Paraná estaría siendo “excesivamente contaminada”. Además, la querella asegura que con estos índices se podría probar la denuncia por enterramiento clandestino de los residuos sólidos, “la cantidad de Cipermetrina arrojó un total de 22818,0 µg (microgramos). Para dar un ejemplo claro, un mosquito fumigador en el momento de la aplicación promedia un total de 50 µg. Esto coincide con los dichos de los exempleados que denunciaron que los obligaron a realizar esta tarea”, apuntó Maggi. “Vamos a pedir la indagatoria de los empresarios responsables, directores, gerentes y profesionales idóneos, como también de los funcionarios públicos que durante décadas lo ocultaron, la OPDS (Autoridad Ambiental de la Provincia de Buenos Aires) y los funcionarios de la Autoridad del Agua, que nunca controlaron el efluente líquido de manera adecuada. Claramente, han omitido realizar un correcto análisis de Atrazina”, manifestó el abogado querellante.

Plaguicidas
La lista de plaguicidas analizados por cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas (HPLC-MS/MS), tanto para las matrices sólidas como líquidas, se corresponden con los siguientes nombres: Imazapir, Imidacloprid, Acetamiprid, Imazetapir, Carbofuran, Pendimetalin, Thiodicarb, Saflufenacil, Sulfentrazona, Ametrina, Metribuzin, Diclosulam, Metsulfuron Me, Clorimuron, Clorpirifos Etil, Boscalid, Trifloxistrobin, Triticonazole, Piraclostrobin, Metconazole, Metalaxil, Difenoconazole, Imazapic, Fluorocloridona, Abamectina, Lambdacialotrina, Cipermetrina, Deltametrina, Permetrina, Diflubenzuron, Haloxifop metil, Paration, Malation, Azoxistrobina, Cyproconazol, Dimetoato, Acetocloro, Metolacloro, Atrazina, Atrazina-desetil, Atrazina-OH, Atrazina-desisopropil, Epoxiconazol, Tebuconazol, Piperonil butóxido, MCPA, 2,4-D, Dicamba, Sulfluramida, Fipronil y Trifluralina.
.

Productor condenado por matar un niño con agroquímicos

 


Agroquímicos: condenan a un productor por la muerte de un niño

Fecha de Publicación
: 17/12/2020
Fuente: Página 12
Provincia/Región: Corrientes


Un tribunal de la ciudad correntina de Goya condenó a tres años de prisión a un productor agropecuario por la muerte de un niño a causa de una intoxicación con agroquímicos, pero no irá a la cárcel porque la sentencia es bajo la condición de realizar un curso sobre manejo de fumigaciones.
Ricardo Prieto fue hallado responsable de la muerte del niño Nicolás Arévalo, de 4 años de edad, quien murió el 4 de abril de 2011 en la localidad correntina de Lavalle, corazón de la cuenca hortícola de la provincia y donde operarios al servicio del productor imputado fumigaron una plantación de tomate. Como consecuencia del contacto con los agroquímicos, tanto Nicolás Arévalo como su prima, Celeste Estévez de cinco años, sufrieron intoxicaciones severas.
El tribunal cumplió con el segundo juicio que se ordenó por el caso, bajo la carátula de homicidio culposo y lesiones culposas en concurso ideal. La sentencia impuso a Prieto la obligación de realizar capacitación en el uso de agrotóxicos.
Leer más Así fue el eclipse solar: un video que muestra en un minuto las dos horas del fenómeno | Cómo fue el paso de la Luna delante del Sol
En 2011, personal a cargo del imputado fumigó un tendalero de tomates con las cortinas plásticas abiertas, sin supervisión, generando el escape de gases tóxicos que fueron inhalados por los niños víctimas de lo que el tribunal consideró una "conducta negligente".
.

Cuatelar impide fumigar 250.000 ha. de islas del Paraná

La Justicia Federal prohibió el uso de agroquímicos en 250.000 hectáreas de islas del Paraná

Fecha de Publicación
: 07/12/2020
Fuente: Grupo La Provincia
Provincia/Región: Entre Ríos


El juez federal de Paraná, Daniel Edgardo Alonso, determinó mediante una medida cautelar la "prohibición absoluta del uso de agroquímicos, plaguicidas y/o sustancias contaminantes de cualquier naturaleza" para tareas agrícolas dentro de las 250.000 hectáreas que abarca el archipiélago de las Lechiguanas, informaron hoy fuentes judiciales.
A su vez, el magistrado ordenó la prohibición de "la quema de recursos naturales, actividades que impliquen riesgo de incendio aún de carácter accidental; construcción, modificación o mantenimiento de diques y terraplenes de cualquier naturaleza o realización de actividades que pongan en riesgo el ecosistema identificado en la demanda".
La demanda para proteger esa vasta zona de humedales fue interpuesta por las asociaciones civiles Unidos por la Vida y el Medio Ambiente, Cuenca Río Paraná y Foro Medio Ambiental contra Fabio Ernesto Di Fonzo, Juan Pedro Nazar y la empresa de su propiedad, Mapuche SRL. que se dedica a la explotación agrícola y ganadera.
Las 250.000 hectáreas del archipiélago de las islas Lechiguanas están ubicadas en la zona del Delta del departamento Gualeguay, en el sur de la provincia de Entre Ríos, frente a la ciudad bonaerense de San Nicolás, delimitadas por el río Paraná.
"Celebramos que un territorio tan abarcativo de humedales y tan lleno de biodiversidad haya quedado libre de agroquímicos", dijo a Télam el abogado de la asociación civil Foro Medio Ambiental, Fabian Maggi.
"La zona de la que hablamos fue primero incendiada, sembrada y luego fumigada, por eso decimos que la utilización de agroquímicos agrega otro factor de gravedad a los ataques que sufre ese ecosistema de islas", remarcó.
"El fallo tiene como signo distintivo que no establece distancias a respetar para la fumigación como es habitual, sino que prohíbe el uso de agroquímicos en todo el territorio de las islas Lechiguanas", señaló.
"Esto es inédito", consideró y explicó que "todos los fallos sobre el tema establecen distancias variadas respecto de poblaciones pero siempre permiten el uso de los agrotóxicos".
"Además, no hubo vecinos implicados en la demanda, no se denunció que tal persona es víctima de agrotóxicos, que respira ese aire contaminado o que lo tiene en la sangre, sino que la prohibición fue dictada por el juez pura y exclusivamente en torno a la protección del ecosistema y la naturaleza como ente de derecho propio", enfatizó.
.

Un "Inventario" de agroquímicos para medir su impacto

 


Agroquímicos: el Gobierno creó un 'Inventario' para medir el uso

Fecha de Publicación
: 13/11/2020
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


El Gobierno anunció hoy la creación del "Inventario para la Producción Sustentable", una iniciativa que apunta a técnicos e integrantes de la comunidad científica que tengan investigaciones para medir o estimar el contenido de estos insumos en el suelo y en el agua, por ejemplo.
Hace unas semanas, el oficialismo en la Comisión de Agricultura de Diputados intentó avanzar con la creación de un Observatorio de Agroquímicos. Sin embargo, hubo un empate y el tema volvió a asesores.
Ahora, son los ministros Luis Basterra (Agricultura), Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible) y Roberto Salvarezza (Ciencia, Tecnología e Innovación) los que avanzaron con una iniciativa en una reunión. También estuvo la titular de la Unidad de Gabinete de Asesores de la cartera que conduce Salvarezza, Carolina Vera.
 Según informó Agricultura, los ministros acordaron "convocar a la comunidad científica y tecnológica a realizar aportes para la generación del Inventario de Uso de Agroquímicos".
"La información que resulte del mismo será un insumo para analizar y contribuir al desarrollo de formas de producción sustentable que permitan la apertura de nuevos mercados para la producción orgánica y agroecológica, y que resulten en beneficios sociales, económicos y ambientales", agregó.
Vale recordar que, en 2009, cuando era presidenta Cristina Kirchner se creó una comisión nacional que investigó trabajos sobre el herbicida glifosato, entre otros. En ese momento, esa comisión no emitió comentarios en contra del producto, aprobado por el mismo Estado a través del Senasa. En tanto, en 2018 con el gobierno anterior se llevó adelante un trabajo interministerial sobre buenas prácticas en las aplicaciones.
Desde el sector privado, en tanto, en vínculo con el sector público se destaca la Red de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Allí confluyen más de 90 instituciones que desarrollan actividades en relación a las BPA. Es decir, fomentan las buenas prácticas en relación al ambiente, la producción sana y segura.
"La sociedad nos interpela sobre la manera en la que producimos los alimentos. En este contexto, es fundamental el diálogo entre todos los sectores para garantizar que esos alimentos se produzcan de manera sana para el ambiente y para el individuo. Tenemos que aprovechar todo el potencial de la investigación y la innovación para mejorar nuestras capacidades productivas", dijo Basterra.
"La idea es iniciar esta convocatoria a toda la comunidad científica que trabaja en el área de evolución ambiental para poder tener una primera aproximación al estado actual del uso de agroquímicos", agregó Salvarezza.
"En la actualidad en el mundo hay exigencias cada vez más importantes. Argentina tiene que salir a ganar nuevos mercados en cuanto a producción con base en línea con el cuidado ambiental. Esperamos que toda la comunidad responda a esta convocatoria", añadió el ministro.
En esta etapa, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación convocará a "investigadoras e investigadores y a tecnólogas y tecnólogos que cuenten con resultados de investigaciones y/o desarrollos tecnológicos orientados a medir y/o estimar el contenido de agroquímicos en suelos, agua, aire y organismos biológicos".
"Existen diversos grupos de investigación que a lo largo del país realizan mediciones del contenido de agroquímicos en el ambiente. A través del inventario integraremos y expandiremos sus capacidades y acciones para contribuir a las políticas públicas relacionadas con su uso", indicó Vera.
.

Agroquímicos en el pan con el nuevo trigo transgénico

 


Trigo transgénico: advierten que el pan podría llegar con agroquímicos

Fecha de Publicación
: 27/10/2020
Fuente: InfoCielo
Provincia/Región: Nacional

Un conjunto de especialistas advierte las consecuencias del trigo transgénico: fumigaciones todo el año, pan con agroquímicos y pérdida de soberanía.
Argentina podría ser el primer país del mundo en producir trigo transgénico y los peligros ya son denunciadas por cientos de ambientalistas. Se trata del trigo denominado HB4 (trigo IND-ØØ412-7), el cual fue autorizado en la resolución 41/2020 el pasado 7 de octubre y con la firma del ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra.
Presenta dos características principales: una mayor resistencia a la sequía y una tolerancia al potente herbicida glufosinato de amonio, el cual diferentes especialistas no dudaron en señalar por sus efectos sobre el medio ambiente y la salud humana.
La posibilidad que el país comience a cosechar su primera producción de trigo transgénico está atada a un acuerdo con Brasil, que se presenta como el primer comprador en la región, por ahora en dudas. Sin embargo, también responde a un complejo entramado de intereses del agronegocio, en el cual uno de sus principales socios es Hugo Sigman, un empresario que conecta la esperanzadora vacuna contra el COVID-19 y el polémico acuerdo comercial entre Argentina y China.

Fumigaciones durante todo el año
Según un conjunto de organizaciones ambientales y en defensa de los derechos de la tierra, en Argentina ya se usan más de 525 millones de litros de agroquímicos por año. La posibilidad de que se comience a producir el trigo transgénico no hará otra cosa que aumentar su presencia en el aire, el agua y los alimentos. ¿Por qué?
El trigo es un cultivo de invierno, una etapa del año en donde las fumigaciones descienden en casi su totalidad –salvando excepciones- ya que generalmente se realizan en la temporada primavera-verano. “La aplicación del glufosinato de amonio dará lugar a fumigaciones con este herbicida altamente tóxico en invierno, cuando es aún mayor la susceptibilidad a contraer enfermedades respiratorias”, le dijo a INFOCIELO el abogado de derechos humanos y soberanía alimentaria, Marcos Filardi.
Además, según aseguraron biólogos, ingenieros ambientales, médicos y ambientalistas aglutinados en “Acciones Biodiversidad”, el glufosinato de amonio “es un herbicida todavía más tóxico que el glifosato y está ampliamente cuestionado y prohibido en muchos países por su alta toxicidad aguda y sus efectos teratogénicos, neurotóxicos, genotóxicos y alteradores de la colinesterasa”.
Por su parte, defensores del nuevo producto genéticamente modificado consideran que podrían traer grandes beneficios para la economía, teniendo en cuenta su rinde se da con menos necesidad de agua, algo que es festejado en un sector del campo si se tiene en cuenta que Argentina atraviesa una de las peores sequías de los últimos años.
"(El trigo transgénico) permite ampliar la frontera productiva, ganar rindes y llegar a regiones como el norte argentino", explicó para BAE Negocios, el consultor en agronegocios Pablo Adreani. En este sentido, agregó: "Argentina debería tener una política para que este trigo se apruebe en todo el mundo, ya que puede dar soluciones a países como Australia, que sufrió los efectos de la falta de agua en ese cultivo".

Agroquímicos en el pan
A su vez, la producción de trigo transgénico instalará una nueva e inquietante pregunta: ¿La sociedad permitirá que los agroquímicos lleguen al pan que consumen millones de argentinos?
Bien es conocido que el trigo es la base de una alimentación milenaria y muy cultural en nuestro país: de allí nace la harina y con ella, se producen decenas de alimentos como el pan, las pastas, pizzas, tartas, empanadas y facturas. “A partir de esta autorización, el trigo tendrá residuos de glufosinato que se incorporará a las harinas y sus derivados, es decir, habrá presencia de esta sustancia en alimentos básicos de consumo diario, hecho inédito en la historia de nuestro país, con lo cual toda la población estará expuesta a la ingesta de este veneno en su dieta diaria”, agregó Filardi, también integrante de la Red de Abogadas y Abogados por la Soberanía Alimentaria (REDASA)
Al margen de este punto central, nace otro de gran preponderancia en relación a la soberanía alimentaria de nuestro país: como el trigo se autofecunda en un gran porcentaje, hay posibilidades que en un futuro la plantación de trigo transgénico termine colonizando los campos argentinos y haciendo desaparecer, poco a poco, las semillas autóctonas de nuestro suelo.
Son tantos los aspectos negativos, que el trigo transgénico ya fue rechazado en otras partes del mundo a partir de una resistencia directa de productores locales. De hecho, en Estados Unidos y Canadá, Monsanto tuvo que retirar su trigo resistente al glifosato reconociendo que “como resultado de la revisión de nuestra cartera [de productos] y el diálogo con líderes del sector triguero, admitimos que las oportunidades empresariales del trigo primavera Roundup Ready son menos atractivas en relación con otras prioridades comerciales”.

Hugo Sigman, la vacuna y el acuerdo con China
Un último elemento a tener en cuenta es cómo la posibilidad que Argentina coseche por primera vez un trigo transgénico se conecta con dos temas de agenda: la vacuna contra el COVID-19 y el acuerdo entre Argentina y China para instalar en el país cientos de granjas industriales porcinas.
La empresa que patrocinó la producción de trigo transgénico es una nacional, Bioceres, pero que a su vez tiene a su subsidiaria “Bioceres Crop Solutions Corp” que cotiza en la bolsa de Nueva York. No solo eso, sino que mantiene alianzas estratégicas con Syngenta/Chemchina, Valent, Dow Agrosciences y tiene entre sus accionistas a nada más ni menos que a Monsanto.
También, a nivel nacional, a otros dos empresarios de renombre: el autodenominado “zar de la soja”, Gustavo Grobocopatel y Hugo Sigman, el dueño de Biogénesis Bagó. Precisamente este último, Hugo Sigman, es el principal impulsor del acuerdo comercial entre China y Argentina para que en el territorio nacional se instalen cientos de granjas industriales porcinas, con un impacto ambiental altísimo, que ya fue denunciado por diferentes organizaciones ambientales y también sociales-políticas.
Según pudo saber INFOCIELO, el principal interés de Sigman en ese acuerdo es proveer de diferentes fármacos para los animales y la puesta en práctica de las denominadas “tecnologías 4.0”. Para los seguidores de este entramado del agronegocio, no se puede escapar el dato que la farmacéutica de Sigman es –precisamente- la que elaborará la vacuna contra el COVID-19. Es decir, plantean la posibilidad de una “devolución de favoreces”, que deja abierto un conflicto inédito para la soberanía alimentaria y salud de la población en el país.
.

Córdoba en la peor situación ambiental de su historia

 

"Nunca hubo tanta pérdida de biodiversidad"

Fecha de Publicación: 24/10/2020
Fuente: Página 12
Provincia/Región: Córdoba

Raúl Montenegro, biólogo de la Universidad Nacional de Córdoba y presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente, advierte sobre los daños provocados
"La situación ambiental de Córdoba es la peor de toda su historia", alertó en diálogo con Página 12 Raúl Montenegro, biólogo de la Universidad Nacional de Córdoba y presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM). Según Montenegro, a los incendios forestales hay que sumar las consecuencias de años de desmontes y de expansión del uso de plaguicidas: "Nunca antes hubo tanta pérdida de biodiversidad", sostuvo el biólogo. Hace algunas semanas, Montenegro denunció por "incumplimiento de los deberes de funcionario público" al gobernador Juan Schiaretti por la demora en pedir auxilio a Nación ante el avance de los incendios.
"Hasta principios de 2020 en Córdoba teníamos un promedio de cinco mil hectáreas desmontadas por año, en el marco de un fenómeno que es acumulativo: el desmonte es pérdida y la pérdida crece. A eso hay que sumar la expansión de los plaguicidas que llegan a ambientes nativos con biodiversidad. Si además agregamos más de 350 mil hectáreas quemadas en lo que va del año, que se suman a las incendiadas anteriormente, estamos ante la peor situación ambiental de la historia de la provincia". Así grafica el biólogo la crisis que atraviesa Córdoba.
De los 12 millones de hectáreas de bosque nativo que la provincia tenía a principios del siglo XX, solo quedan cerca de 360 mil, es decir, el tres por ciento. En concreto, los fríos números se traducen en destrucción de biodiversidad que, según Montenegro, comprende "mucho más que árboles perdidos": "Se pierden bacterias, hongos, plantas, lombrices, hormigas, cosas pequeñas pero que en el entramado de la biodiversidad nos permiten sobrevivir". El biólogo advirtió que "en la política ambiental argentina el concepto de biodiversidad no está instituido como algo a tener en cuenta, ni siquiera se hacen mapas de biodiversidad y desaparecen especies que ni sabemos que existen".
En este sentido, Montenegro trazó un diagnóstico crítico, no solo por la pérdida concreta de biodiversidad sino por sus consecuencias acumulativas: "Al tener destruidas las organizaciones ecológicas básicas se reduce la resistencia socioambiental a fenómenos como lluvias, sequías o inundaciones. La secuencia de incendios y desmontes termina por favorecer, por ejemplo, la contaminación de ríos y lagos". Con respecto al impacto de los incendios en el agua, el biólogo explicó que, en este escenario, "en lugar de quedar almacenada en la sierra el agua corre y erosiona el suelo, se lleva materia orgánica pero también cenizas, fósforo y nitrógeno que van a los ríos y a los lagos".
Como presidente de FUNAM, el pasado 5 de octubre Montenegro presentó una denuncia penal contra Schiaretti por "incumplimiento de deberes de funcionario público". "Se sabía que vendría la peor sequía en años pero no hubo prevención y se desarmó el sistema de alerta temprana. Después, cuando los incendios ya estaban expandidos hubo una gran demora en solicitar ayuda a Nación. Schiaretti declaró alerta roja y pidió ayuda cuando ya se había quemado una parte importantísima de la provincia", señaló el biólogo. Ahora, Montenegro adelantó que preparan una ampliación de la denuncia que alcanzará a más funcionarios provinciales: "Hemos recolectado testimonios de vecinos y brigadistas de las zonas afectadas que denuncian irregularidades en el manejo de los incendios".
.

Tandil: justicia restringe agroquímicos por seis meses

 


Restringen por seis meses la distancia de aplicación de agroquímicos en Tandil

Fecha de Publicación
: 23/10/2020
Fuente: Revista Chacra
Provincia/Región: Buenos Aires


La restricción es de 2000 metros para las aplicaciones aéreas y 500 para las terrestres.Es una medida favorable para los vecinos que demandaron a productores agrícolas por prácticas perjudiciales para la salud y el ambiente.
Ayer se dio a conocer el dictamen que el juez el Francisco Augusto Blanc del Juzgado en lo Civil y Comercial 2 de Azul, con asiento en esta ciudad, resolvió este 19 de octubre. Se trata de una medida cautelar que da lugar por seis meses al pedido que ejercieron desde la Junta Vecinal por un Ambiente Saludable en una denuncia asentada en diciembre de 2019.
Allí, realizaron una demanda judicial a productores agrícolas del partido de Tandil, cuyas prácticas perjudicarían la salud de los habitantes y del ambiente.
Luego de desestimar la presentación y que los agrupados ampliaran la denuncia, el magistrado se expidió favorablemente por un lapso de tiempo determinado "teniendo en consideración los resultados aportados por el estudio llevado a cabo por la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (con repercusión mediática en El Eco de Tandil el 18 de junio), así como la trascendencia periodística que han generado algunos de los hechos denunciados encontrándose reunidos los presupuestos de las medidas cautelares, en función de las facultades otorgadas por los artículos 240, 1710 y 1713 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación y art. 32 Ley 25.675".
Así, como primera medida dispuso recordar que se encuentra prohibida la fumigación aérea con agroquímicos a una distancia menor a 2.000 metros de centros poblados, por lo que "cautelarmente y por el plazo de seis meses y hasta tanto en la etapa pertinente de este proceso de acerque prueba adecuada para resolver en definitiva" resolvió varias cuestiones relacionadas a la aplicación de agroquímicos.
Si bien no es exactamente lo que los vecinos piden, Silvia Gómez, una de las voceras del grupo, la celebró y señaló que es "mucho más protectora de lo que está vigente". La misma precisó que la nueva medida tiene que ver con que cambió la persona que asesora al Juez.

La resolución
En primera instancia, como se mencionó arriba, puso en conocimiento que se encuentra prohibida la fumigación aérea con agroquímicos a una distancia menor a 2.000 metros de centros poblados, lugares habitados, establecimientos escolares, centros de salud, establecimientos elaboradores de productos alimenticios, campo de bombeo o batería de pozos y cursos de agua.
Asimismo, dictó suspender "toda actividad de fumigación terrestre con agroquímicos" en el partido de Tandil a una distancia menor a 500 metros de lugares habitados y todos los enumerados en el párrafo anterior.
Respecto del tránsito de maquinaria de fumigaciones por zona urbana, tanto de vehículos autopropulsados (mosquitos) como de tanques cisternas arrastrados por otros vehículos, quedó atado a lo dispuesto en el artículo 34 decreto 499/91, que indica que los equipos no podrán circular por centros poblados salvo en casos de extrema necesidad, aunque sí conseguirán hacerlo sin carga, limpios y sin picos pulverizadores.
Además, para esto se considera lo expresado en el artículo 5 de la Ordenanza Municipal 12316 que prohíbe el descarte o abandono de envases de cualquier producto químico o biológico, de uso agropecuario y/o forestal y de cualquier otro elemento usado en aplicaciones agrícolas y/o urbanas; así como también se restringe la limpieza de todo equipo utilizado para fumigar y el tránsito de máquinas de aplicación de dichos productos que no se encuentren descargadas, en ausencia de picos pulverizadores y perfectamente limpias.

Conformar una mesa de diálogo
En un último punto, Blanc instó al Municipio a que en el plazo de 60 días corridos conforme una mesa de diálogo intersectorial para la aplicación, manipulación, traslado y disposición racional y responsable de agroquímicos, incluyendo su acopio y puntos de venta, ponderando tanto la protección del medio ambiente y la salud de los habitantes como el desarrollo de la actividad.
Esto, ligado a que el Honorable Concejo Deliberante local proponga "en el plazo máximo de 270 días pautas para la actualización de la Ordenanza Municipal 12.316 o eventualmente, se proyecte el dictado de una nueva normativa en la materia".-
Finalmente, sin perjuicio del llamado abierto que pudiera hacerse, expresó que deberán citarse a dicha mesa "al menos" al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), al Consejo Escolar, a las Facultades de Agronomía, de Ciencias Exactas, de Ciencias de la Salud y de Ciencias Veterinarias de la Unicen, Asociaciones de Productores Rurales, vendedores de insumos, aplicadores terrestres, profesionales y entidades gremiales.
La resolución fue comunicada a distintas instituciones y organismos públicos, entre ellos la Municipalidad de Tandil, para que efectúen el contralor de las medidas adoptadas y dispongan las necesidades que se consideren.
.

Científico advierte sobre el trigo HB4

 


"No hay ningún justificativo ético ni científico para la aprobación del trigo transgénico"

Fecha de Publicación
: 16/10/2020
Fuente: Tiempo Argentino
Provincia/Región: Nacional


El químico ambiental Damián Marino explica que el glufosinato de amonio, asociado a la flamante semilla modificada genéticamente, es 15 veces más tóxico que el glifosato y destaca que ya hay estudios en animales que demostraron que causa, entre otros efectos, retraso del crecimiento y deformidades del cerebro. "Eso va a llegar a tu mesa, y no solo en el pan, también en los fideos, en las galletitas y en todo lo que se te ocurra”, avisa.
“Tomemos solo la información oficial, nos guste o no nos guste –pide el químico ambiental Damián Marino–. La FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) establece que para el glifosato la ingesta diaria admisible, es decir, lo que se supone que una persona puede consumir sin que le genere efectos, es de 0,3 miligramos por kilo de peso corporal. Para el glufosinato de amonio es de 0,02 miligramos. La FAO te está diciendo entonces que el glufosinato es 15 veces más tóxico y más problemático que el glifosato. Eso es lo que va a estar en la mesa de tu casa y en tu alacena con la aprobación del trigo transgénico”.
La resolución 41/2020 de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional del Ministerio de Agricultura de la Nación autorizó la comercialización del trigo HB4 capaz de tolerar situaciones de sequía y salinidad, y se vanaglorió de “la primera variedad transgénica del mundo”. La noticia provocó una avalancha de rechazos, no solo de parte de los referentes y organizaciones ambientales, sino también del campo de la ciencia, donde ya se probaron las graves consecuencias del modelo agroindustrial.
Desarrollado por la empresa Bioceres, en colaboración con la Universidad Nacional del Litoral y el CONICET, la flamante semilla modificada genéticamente es resistente al glufosinato de amonio, un potente herbicida al que la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica como “moderadamente peligroso”.
“Dicen los sabios que solo el hombre tropieza dos veces con la misma piedra y algo de eso está pasando. Después de todo lo que aprendimos del glifosato en los últimos 20 años, con más de 1000 citas científicas y estudios internacionales, de saber lo que genera en el ambiente, en los pueblos fumigados, en los cuerpos de agua, en los suelos, en la calidad del aire y en la producción de alimentos, no pueden decir que no conocen los riesgos del glufosinato. Son prácticamente iguales, la única diferencia entre ellos es un átomo de carbono. Por eso hasta el nombre es parecido”, se queja Marino.
La suerte del HB4 está atada al interés comercial de Brasil, en donde el trigo argentino representa casi el 60% del abastecimiento total. Sin embargo, las expectativas no son buenas. La Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Abitrigo) ya avisó que no van a apoyar la comercialización de la semilla transgénica como tampoco la de ninguno de sus derivados.
“Hoy –insiste Marino– no existe una demanda del trigo transgénico en el campo de lo social ni de la soberanía alimentaria. La única necesidad que hay es la empresarial y es la que nos quieren instalar”.

Extrema gravedad
El curriculum extendido de Marino dice que es licenciado en Química, doctor en Ciencias Exactas, investigador adjunto del Conicet, profesor de la Universidad Nacional de La Plata y coordinador del área de Ambiente de la licenciatura en Química y Tecnología Ambiental y de la comisión ad hoc de la Red de Seguridad Alimentaria. Nadie como él para hablar del peligro de la exposición a los agrotóxicos.
“Alguno te va a decir que van a comenzar con pocas dosis, y es verdad porque todavía no hay malezas resistentes al glufosinato y el sistema va a trabajar para degradarlo, pero en los próximos 10 o 15 años la situación va ser de una gravedad extrema porque al coctel de glifosato y otros plaguicidas le vamos a agregar el glufosinato. No hay ningún justificativo ético ni científico para la aprobación del trigo transgénico. Así como el maíz es la base de la comida mexicana, el trigo es la base de la comida argentina. Eso quiere decir que va a llegar a tu mesa, y no solo en el pan, también en los fideos, en las galletitas y en todo lo que se te ocurra”.
El especialista destaca que ya hay estudios en animales que probaron que el glufosinato es un disruptor endócrino. En ratas, por ejemplo, se demostró que afecta el desarrollo del sistema nervioso central y que los efectos teratogénicos incluyen retraso del crecimiento y deformidades del cerebro.
“Mi planteo es extremadamente simple –concluye Marino–. Si a un nene de jardín de infantes, vos le contás todo el cuento del glifosato, lo que se investigó y el daño que se probó, y después le decís que eso lo vas a reemplazar por otro producto que es igual o peor, lo primero que te va a preguntar el nene es por qué. La respuesta es la misma de siempre. Estamos protegiendo a este modelo, aun cuando pone en jaque a la salud pública”.
.

UNL demuestra malformaciones en anfibios por biocidas

Demuestran que la combinación de agroquímicos y antibióticos genera nuevas anomalías en anfibios

Fecha de Publicación
: 09/10/2020
Fuente: La Arena
Provincia/Región: Santa Fe - Nacional


Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral detectaron que la exposición de estas especies a glifosato, clorpirifós y antibióticos utilizados en cría intensiva de animales y medicina humana produce malformaciones, disrupción hormonal y supresión enzimática en renacuajos. Se trata del primer trabajo a nivel mundial que estudia la acción de estas cuatro sustancias en simultáneo.
Que los agroquímicos como el glifosato y el clorpirifós generan daños genéticos en la biología de la fauna silvestre ya no resulta una novedad para la comunidad científica –y los pueblos- a nivel local y global. Sin embargo, la relación de estas sustancias con otras presentes en el ambiente es aún, en gran medida, un asunto inexplorado.
Un equipo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y el CONICET encontró que la mezcla de estos plaguicidas con amoxicilina y ciprofloxacina, antibióticos utilizados en la industria cárnica y en salud humana, genera efectos adicionales a los que generalmente se observan si se estudia el impacto de estas sustancias por separado en la biología de los anfibios.
Esa “sinergia inesperada”, tal como la describió el investigador Rafael Lajmanovich a la Agencia CTyS-UNLaM, produjo no solo mutación genética y malformaciones en renacuajos de la especie Rhinella arenarum, sino retraso en el desarrollo, desregulación de hormonas tiroides, y supresión de enzimas que protegen a estos animales de agentes tóxicos y que controlan su actividad cerebral.
“El estudio surge de la necesidad de hilar cada vez más fino para aproximarnos a qué es lo que pasa en el contexto real. Generalmente, las observaciones se hacen sobre sustancias individuales. Ahora se está tratando de ver el efecto conjunto, porque es así como realmente se encuentran en el ambiente”, sumó la becaria y autora principal del trabajo recientemente publicado en la revista científica Elsevier, Ana Paula Cuzziol Boccioni, junto con los investigadores Paola Peltzer y Andrés Attademo, y la becaria Candela Martinuzzi.
Según el equipo, conocer lo que le ocurre a vertebrados como los anfibios frente a la interacción de estos compuestos, tal como se los ha encontrado en muestras de ríos, lagos, charcas y aguas subterráneas, es fundamental para advertir los efectos crónicos y subletales a los que también podrían estar expuestas las poblaciones humanas por el sistema agrícola-ganadero.

Sustancias que vienen por el agua
El estudio buscó identificar “biomarcadores” que se expresen por la acción combinada de contaminantes presentes en el medio ambiente y, fundamentalmente, en los sistemas acuáticos donde los renacuajos comienzan su ciclo de vida, desde la fase de huevo hasta instancias previas a su metamorfosis definitiva.
Para recrear esta posible escena, los investigadores generaron dos escenarios. En el primero, expusieron a los renacuajos durante 14 días a la presencia de glifosato y ciprofloxacina en bajas dosis, de forma separada y de forma combinada. En ese momento, se observaron notorias malformaciones en la boca, ojos, branquias y otros órganos internos de los ejemplares y, también, la supresión de la hormona T4, responsable en parte del desarrollo de los renacuajos.
En la segunda etapa de la investigación, que duró cuatro semanas, una parte de los renacuajos continuó expuesto solo a glifosato y ciprofloxacina, y el otro grupo fue expuesto también a clorpirifós (insecticida agropecuario) y a la amoxicilina, generando así un medio en el que interactuaban las cuatro sustancias estudiadas.
“En este segundo escenario, se observaron otros cambios radicales: vimos un aumento en la hormona T4 y, sobre todo, la inhibición de la enzima GST, una molécula fundamental para el organismo porque sirve para degradar los posibles contaminantes y transformarlos en algo soluble”, explicó Cuzziol Boccioni.
El fenómeno se vuelve más raro si se tiene en cuenta que, así, el renacuajo pierde una de sus mayores herramientas para adaptarse a un ambiente contaminado. “Si el animal está expuesto a una sustancia tóxica –reflexionó la investigadora- es lógico pensar que la actividad de toda esta vía metabólica de desintoxicación aumente. Pero, curiosamente, se suprimió”.
En suma, los investigadores observaron un desequilibrio en toda la biología de estos anfibios, que llegarán de una forma muy precaria a su etapa adulta: “Su capacidad para interaccionar con ese medioambiente se ve dañada, y estos parámetros son apenas unos pocos porque hay muchísimos más para evaluar”, añadió la autora.
A partir de estos resultados, Lajmanovich, quien dirige el Laboratorio de Ecotoxicología de la UNL en el que se realizó el experimento, señaló: “Tenemos un gran repertorio de estudios sobre estas substancias y sus consecuencias aisladas, pero en la naturaleza los compuestos están mezclados y vemos que su combinación es más difícil de interpretar. Sobre esto, en rigor de verdad, aún no hay mucho registro”.

El lugar de los antibióticos
Tanto Lajmanovich como Cuzziol Boccioni consideran que, en función de este tipo de estudios, los modelos de evaluación de riesgo de las sustancias usadas en la agroindustria resultan insuficientes, porque no relevan el efecto que tienen las mezclas con otros compuestos liberados al ambiente.
“La contaminación por pesticidas ya no es noticia: tenemos estas sustancias en suelos, agua y aire. Pero tenemos también mega granjas de vacunos y aves de corral, y sabemos que esto que vimos en el laboratorio, y que ya está presente en nuestro escenario productivo, puede venir quintuplicado con las megafactorias porcinas que se planea instalar en el territorio”, advirtió Lajmanovich a la Agencia CTyS-UNLaM.
Con este estudio, el equipo reflejó que el impacto de los antibióticos en el ambiente va más allá de la generación de resistencia bacteriana en aguas servidas, subterráneas y en distintos tipos de cuerpos acuáticos, sino que su interacción puede provocar efectos ecológicos aun desconocidos.
Al respecto, la autora concluyó: “Me genera mucha expectativa ahondar en estos fenómenos y contribuir con más información. Es importante dar cuenta de lo que ya está pasando en el ambiente y reportarlo para fortalecer las regulaciones”.
.

Chaco: objetan modificación de Ley de Biocidas

La modificación de Ley de Biocidas, un retroceso en materia de derechos   

Fecha de Publicación
: 07/10/2020
Fuente: El Diario de la Región
Provincia/Región: Chaco


La intención de modificar la ley provincial 2026 R generó alerta y objeciones de parte de organizaciones que bregan por el cuidado de la salud y el medioambiente. La Comisión de Recursos Naturales de la Legislatura provincial escuchó los cuestionamientos a la reforma y aseguró que pedirá una audiencia al Ejecutivo provincial para que explique los alcances de las modificaciones que se intenta concretar. Por su parte, la Red de Salud “Ramón Carrillo” fundamentó y detalló porqué lo consideran un retroceso en materia ambiental y fundamentalmente en lo referido al cuidado de la población y expuesta a las fumigaciones.
La Comisión de Recursos Naturales y Ambiente debatió recientemente un proyecto de ley que prevé la modificación de la Ley de Biocidas 2026 R de la provincia del Chaco. Con esta iniciativa, se propone excluir a los fertilizantes del artículo 1 y regular lo referido a ellos en un capítulo nuevo, facultando al Poder Ejecutivo «a reglamentar los actos derivados del expendio, aplicación terrestre, transporte, almacenamiento, fraccionamiento, formulación, fabricación, distribución con cargo o gratuita, exhibición y toda otra operación que implique el manejo de fertilizantes inscriptos y autorizados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en las practicas agropecuarias, tanto en el ámbito urbano como rural.»
La Red de Salud Ramón Carrillo, una de las organizaciones ambientales que presentó sus objeciones al proyecto, advierte un cercenamiento de derechos y reclama por una legislación que avance en la protección de derechos, sosteniendo que “el daño que hacemos al ambiente nos lo hacemos a nosotros mismos.” Ahora, la Comisión pedirá una audiencia al Ejecutivo para que explique los alcances de la ley.
El proyecto estaba en el orden del día para tratarse en la última sesión de la Cámara de Diputados de la provincia, pero quedó nuevamente en comisión a partir del reclamo de las organizaciones sociales; la modificación pretendida pone en alerta a las organizaciones que fomentan la preservación del ambiente y la salud, ya que consideran que de aprobarse implicaría un retroceso en materia ambiental y de salud.
Uno de los puntos de conflicto es que se pretende excluir a los fertilizantes del régimen general de la ley y regular lo referido a estos en un capítulo nuevo, facultando al Poder Ejecutivo a reglamentar entre las actividades citadas las de aplicación terrestre de fertilizantes.
Desde la Red de Salud Ramón Carrillo, señalaron como cuestionamiento que la ley de biocidas fue el resultado de un amplio debate y participación, que pese a no responder a lo que demandaban la mayoría de los expositores en las jornadas de la audiencia, debía respetarse el antecedente de participación y toda modificación debe respetar el mismo proceso de información y participación.
Además, cuestionaron “la incongruencia entre la modificación que propone el proyecto y los fundamentos”, que en parte del texto expresa que «con la presente iniciativa se pretende preservar: la salud humana; el ambiente; el patrimonio de terceros; la calidad de los alimentos y otros productos del agro. Ante el cúmulo de denuncias y hechos comprobados que ponen en serio riesgo los bienes mencionados, es ineludible legislar sobre la forma en que se viene aplicando estos productos de alta toxicidad”
En los fundamentos reconocen que “son numerosos los reclamos y denuncias en Chaco referidas a las aplicaciones aéreas y terrestres sobre zonas urbanas, sobre todo como consecuencia del intensivo cultivo de soja. Los productos llamados agroquímicos, sin determinar con esta denominación la gravedad de su toxicidad, y sin importar si son productos autorizados y de uso ilegal, como actitud precautoria, el Estado Provincial debe realizar una seria evaluación de los problemas que están ocasionando en la interface agro-urbana.»

Retrocesos
Además, “la modificación que se pretende no respeta el principio de no regresión y desde la legislatura se pretendía dar tratamiento al proyecto sin respetar el derecho de información y participación ciudadana, considerando los antecedentes de la ley y que las actividades que regula tienen estrecha relación con la protección de la salud y del ambiente”.
Al respecto, se trazó un paralelismo con la Ley de Biocidas, que resultó de un proceso de debate en el que participaron organizaciones, personas afectadas y también representantes de cámaras empresariales vinculadas a la comercialización y aplicación de agroquímicos en audiencias públicas y reuniones. Como resultado se logró que se establezcan las distancias de aplicación (500 metros para las terrestres y 1500 para las áreas, desde centros urbanos, establecimientos educativos y sanitarios, reservas y fuentes o reservorios de agua)para ejercer el control social, aunque se reclamaba la restricción total.

Casos testigos y crïticas al proyecto
Una de las referentes que intervino en la jornada fue Alejandra Gómez, en representación de la Red de Salud “Ramón Carrillo”. En su alocución, detalló como casos testigos las primeras denuncias ante el Ministerio de Ambiente y la Administración Provincial de la APA, organismo que en el caso de las arroceras alegó que les era imposible realizar análisis de residuos de plaguicidas en aguas por falta de elementos. Enumeró los casos de las familias de Pampa del Indio, que debieron denunciar la fumigación cerca de sus campos con evidentes irregularidades en el cumplimiento de la Ley en cuanto a las distancias establecidas y también a los avisos previos de las aplicaciones y los plaguicidas utilizados y los casos en Charata, en las zonas urbanas, cerca de la Escuela Primaria, entre otros.
Además, recordó que las investigaciones realizadas por especialistas de la UBA, Facultad de Ciencias Exactas, revelaron la presencia de glifosato en el 56 por ciento de los sitios muestrados en comunidades Qom de Pampa del Indio.
Recordó que en “Argentina se utilizan aproximadamente 107 principios activos que están prohibidos en otros países ; varios de estos principios activos están prohibidos en los países de origen de los laboratorios que los comercializan en nuestro país”.
Y señaló que “la actividad agrícola es la única en la que se autoriza a liberar al ambiente sustancias que están diseñadas para eliminar o destruir seres vivos (venenos), si bien los fertilizantes químicos no tienen el mismo fin que los plaguicidas son también contaminantes que pueden alterar la calidad de las aguas, afectar la flora y la fauna y la salud humana”.
La intención fue exponer sobre las consecuencias que puede generar la modificación de la ley y la falta de cumplimiento a las normas ambientales y tratados internacionales de derechos humanos que establecen el derecho a la información y a la participación ciudadana en toda decisión que pueda poner en peligro la salud y el goce del derecho a un ambiente sano.

Desde la legislatura
Por su parte, la comisión de Recursos Naturales y Ambiente de la Legislatura, comunicó que se debatió el proyecto de ley remitido por el Poder Ejecutivo Provincial. La reunión fue presidida por la diputada Teresa Cubells, con el quórum de los diputados Juan José Bergia, Roy Nikisch y Roberto Acosta quienes acordaron continuar la consulta.
Al finalizar la reunión de comisión, Cubells comentó sobre los planteos: «Escuchamos los planteos, en líneas generales coinciden en que no es conveniente la reforma de la ley de biocidas tal cual está planteada por el Poder ejecutivo , ellos dan a conocer toda la legislación vigente y todo lo que se está trabajando a nivel mundial y nacional en cuanto a los derechos y las obligaciones del estado respecto a escuchar a la ciudadanía en su conjunto, de cuáles son sus posiciones en todo lo que tiene que ver con ambiente ya que a partir de leyes vigentes y de las ultimas firmas de convenios que se hicieron en materia de ambiente, los derechos ambientales son tomados como derechos humanos».
«Por ello entendemos que son reclamos absolutamente atendibles y en consecuencia vamos a solicitar una reunión en conjunto con el poder ejecutivo para que nos explique el alcance de las reformas que propone», informó la legisladora.

El pedido
De la mayoría de quienes hicieron uso de la palabra fue de mantener el texto vigente de la ley actual y en el caso que se pretenda modificarla que se convoque a la participación ciudadana, por otra parte expresaron que esperan “que el Estado Provincial realice la «seria evaluación de los problemas que están ocasionando (los agroquímicos) en la interface agro-urbana», como expresan en el fundamento del proyecto, y que con «actitud precautoria» en principio no se avance con ninguna modificación de la ley que implique reducir el estándar de protección vigente, que, por el contrario, frente a la situación ambiental actual se legisle para garantizar mayor protección a los bienes ambientales y la salud humana, por las generaciones presentes y futuras”, sostuvieron desde la Red de Salud Ramón Carrillo.
.


Fuerte restricción a fumigaciones en localidad santafesina

 


Sastre: la Justicia prohibió fumigar con agroquímicos dentro de los mil metros del límite urbano

Fecha de Publicación
: 28/09/2020
Fuente: El Ciudadano
Provincia/Región: Santa Fe


El juez en lo Civil, Comercial y Laboral de Rafaela, Duilio Hail, resolvió hacer lugar al reclamo de los vecinos de la localidad de Sastre (departamento San Martín) y estableció un perímetro de mil metros desde el límite urbano en donde estará prohibida la aplicación de productos agroquímicos.
El fallo judicial responde a una acción de amparo colectiva a instancias de un grupo de vecinos representados por la Defensoría General de Rafaela y se funda en la prueba científica aportada a través de un informe de equipos científicos de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) que llevan adelante los llamados “campamentos sanitarios” desde el año 2010.
Los argumentos del fallo aluden al principio precautorio de la salud y el ambiente y a la tutela judicial efectiva frente a la incertidumbre que en el campo científico aún persiste en materia de daños a la salud ocasionados por los agroquímicos.
En la resolución, el magistrado destaca que “el objeto de este amparo está vinculado a la afectación del medio ambiente, con consecuencias lesivas para la salud y la vida de las personas” y, como tal, “el superior derecho a la salud y a un medio ambiente sano encuentra amplio acogimiento normativo en el plexo constitucional federal, los tratados internacionales y el artículo 19 de la Constitución provincial, que ampara la salud como derecho fundamental”.
El juez Hail aceptó como prueba científica los trabajos elaborados por el docente Damián Verzeñassi, director del Instituto de Salud Socioambiental de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR, quien presentó un “riguroso informe con citas de copiosa bibliografía en la materia y elabora conclusiones en base a los llamados ‘campamentos sanitarios’ que fueron trabajos de campo in situ llevados a cabo incluso en la misma localidad de Sastre”.
El juez destacó en su fallo la existencia de enfermedades que solo pueden vincularse a la exposición a agroquímicos, el incremento de enfermedades respiratorias o manifestación de síntomas de Alzheimer o Parkinson a más corta edad.
También remarcó el aumento significativo de pérdidas de embarazos y señaló que el mayor porcentaje se corresponde con el primer trimestre de embarazo, el “período más susceptible a los impactos de agentes externos como los químicos”.
Uno de los puntos más importantes de la resolución tiene que ver con la determinación acerca de las fumigaciones como posibles causas de enfermedades o pérdidas de los embarazos. El informe presentado por el Dr. Verzeñassi remarca la “complejidad” para definir un nexo de causalidad único entre una sustancia y una determinada patología: “La acción combinada de varias sustancias químicas tiene la potencialidad de producir un efecto total más grande que el efecto de cada sustancia química por separado”.
“Incluso –sigue el documento– cuando se conocen los efectos resultantes de la combinación de dos contaminantes, la adición de una tercera variable hace que los efectos finales sean inciertos”. Allí radica la dificultad para demostrar si los productos son nocivos para la salud y el ambiente “ya que no existen trabajos científicos publicados que puedan probar esa supuesta inocuidad en contextos sinérgicos, en la vida real, por fuera de condiciones controladas de laboratorio”.

¿Y la nueva ley?
Mientras algunos distritos avanzan con políticas de restricción a los agroquímicos apoyadas en fallos judiciales, el debate legislativo por la nueva ley de fitosanitarios sigue estancado y no hay señales de que vaya a activarse en el corto plazo.
La Legislatura provincial ha estudiado en diversas ocasiones reformas a la actual ley de agroquímicos, sancionada en 1995 –un año antes de la autorización de la soja transgénica–, con el objetivo de establecer mayores límites a las fumigaciones. En tres ocasiones la Cámara de Diputados aprobó reformas en ese sentido y las tres veces terminaron cajoneadas en el Senado.
La última media sanción data de noviembre de 2019. La iniciativa de los diputados Santiago Mascheroni (UCR) y Gabriel Real (PDP) fue votada por todos los bloques políticos excepto Cambiemos. Luego fue girada al Senado, donde por falta de voluntad política nunca se llegó siquiera a estudiar en las comisiones internas.
El proyecto con media sanción establece nuevos límites a las fumigaciones terrestres y aéreas pero además divide el territorio provincial en tres zonas: rural (afectada a la producción agropecuaria en cualquiera de sus formas), suburbana (donde coexisten poblaciones en baja o regular densidad y actividades agropecuarias) y urbana (definida catastralmente como tal y en las que la densidad poblacional es alta o se encuentra en expansión).
En el capítulo que determina las sanciones se señala que habrá un plazo máximo de tres años a partir de la sanción definitiva de la ley para establecer la zonificación de la provincia y la prohibición definitiva de la aeroaplicación de agroquímicos en distancias inferiores a los 3000 metros en las zonas suburbanas y de 5000 metros en las zonas urbanas.
Durante aquel debate legislativo, el diputado del Frente Social y Popular Carlos Del Frade expuso cifras que dan cuenta del avance del negocio de los agroquímicos: “La producción sojera avanzó un 60% en superficie en el país, sin embargo el negocio del veneno ha crecido un 1000% de acuerdo a las cifras oficiales del INTA. Queda claro que el veneno es lo que más avanza para poder garantizar más rápidamente la producción, pero sin interesar los costos de ese adelantamiento. Costos que se ven en el empobrecimiento de la salud humana y del medio ambiente”.
.

La Pampa: investigan el daño por entierro de agroquímicos

 


Investigan el daño que causaron los envases de agroquímicos

Fecha de Publicación
: 15/09/2020
Fuente: El Diario de La Pampa
Provincia/Región: La Pampa


Recogieron en la zona de Vértiz muestras de agua subterránea para determinar hasta qué punto se contaminó el lugar con glifosato u otros físicoquímicos. Envían esas muestras a laboratorios provinciales.
El gobierno provincial puso bajo la lupa los daños que causaron en la zona de Vértiz los envases de agroquímicos que fueron enterrados en ese sector de la provincia.
Más de 400 bidones fueron desechados de ese modo y a partir del hecho se abrió una investigación para determinar el rol de la empresa Ferroexpreso Pampeano.
Ahora el Gobierno provincial, a través de tres áreas gubernamentales, procedió a realizar el muestreo de agua subterránea en la zona cercana a la localidad de Vértiz, donde fueron hallados enterrados envases de productos agroquímicos.
El trabajo, que se realizó bajo orden judicial con la presencia policial y de testigos, fue llevado adelante por profesionales de la Secretaría de Recursos Hídricos, la Administración Provincial del Agua, la Subsecretaría de Ambiente y la directora de Monitoreo, Inspección y Control Ambiental, Carina Ré.
En el lugar se tomaron muestras de los cuatro freatímetros efectuados a tal fin.
La directora de Investigación Hídrica, Pamela Pratts manifestó que "las muestras de agua fueron tomadas para determinar en laboratorio diversos elementos fisicoquímicos, como organosfosforados, glifosato, entre otros, para investigar la posible presencia de los mismos, siendo remitidas a laboratorios de referencias de las ciudades de Santa Rosa y General Pico".
.

La Pampa: entierran bidones de agroquímicos en un camino

 


Bronca de un funcionario de La Pampa por bidones de agroquímicos enterrados en un camino vecinal

Fecha de Publicación
: 10/09/2020
Fuente: InfoCampo
Provincia/Región: La Pampa


El subsecretario de Ambiente dijo que hay "impotencia y preocupación" por la situación, justo en medio de la polémica con la Fundación Campo Limpio.
En el marco de un operativo oficial, la policía, la Subsecretaría de Ambiente y la Justicia de La Pampa detectaron una gran cantidad de bidones de agroquímicos enterrados en un camino vecinal de la zona de Vértiz y se disparó la polémica, justo en el medio de la disputa con la Fundación Campo Limpio por la gestión de envases vacíos.
“Hay bronca porque el gobierno de la Provincia está poniendo mucho esfuerzo en cambiar la situación en toda la cadena de producción y aplicación de agroquímicos, y hay mucha gente que está colaborando e intentando hacer las cosas bien, y que sucedan este tipo de cosas realmente es increíble”, expresó el subsecretario de Ambiente, Fabián Tittarelli.
El funcionario aseguró que el tema está judicializado y remarcó que la idea es “castigar y tratar de desalentar este tipo de situaciones”.
Los bidones aparecieron al costado de un camino vecinal en medio de la localidad de Vértiz y de Ojeda, en una franja de unos 30 metros lineales y a unos cuatro metros de profundidad, según explicaron en forma oficial.
“No sabemos cuál fue el grado de contaminación que pudo haber generado, creemos que es mínimo porque es muy reciente, pero hay que tomar las precauciones del caso. Vamos a hacer los análisis correspondientes, las napas están muy cerca, a un metro, por lo que es indignante y esperemos que no pase a mayores”, detalló Tittarelli.
El hecho se conoció luego de una denuncia en la Dirección de Agricultura. Para el subsecretario, la situación es de “impotencia, bronca y preocupación” a causa del “grado de irresponsabilidad de la gente que hizo esto, porque encima enterrar bidones llenos, con el potencial tóxico que tienen, es muy serio”.
.

Entre Ríos: monitorearán aire por plaguicidas

 


La UNER monitorea el ambiente en busca de plaguicidas

Fecha de Publicación
: 07/09/2020
Fuente: Diario Uno
Provincia/Región: Entre Ríos


Las facultades de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias, junto al INTA, implementan un plan de monitoreo en Oro Verde para detectar agrotóxicos en el ambiente.
A partir de una demanda del Municipio y la comunidad de Oro Verde, y a través de un proyecto de Estrategias de Articulación Territorial, la Facultad de Ingeniería y la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), desarrollan un Plan de Monitoreo Ambiental para esa localidad del Área Metropolitana de Paraná. El objetivo general consiste en diseñar e implementar un sistema de monitoreo que pueda continuar siendo aplicado por el municipio. En este sentido, se está comenzando a realizar tomas de muestras, que buscarán determinar la presencia y la concentración de contaminantes agrícolas en el ambiente: suelo, aire y aguas subterráneas.
El proyecto tiene una duración de 18 meses, es dirigido desde el Laboratorio de Química Ambiental “Ing. Hugo Barbagelata” de la FIUNER, y en sus fundamentos establece que en los últimos años “se presentaron cambios en los usos del suelo y en la fisonomía de la localidad, que fue pasando de ser una localidad rural a satélite de una gran urbe como Paraná, poniendo en tensión dos usos de la tierra: residencial y agropecuario”.
En 2019 un trabajo de tesis del Departamento de Recursos Naturales y Gestión Ambiental del INTA Paraná analizó la presencia de glifosato y su principal metabolito ambiental, AMPA, en el aire de Oro Verde. El hallazgo generó preocupación en la población y el gobierno local solicitó asistencia a la FIUNER para el desarrollo de un plan, que consiste en monitorear no sólo el aire sino también del suelo y el agua, y evaluar la presencia y también la eventual concentración de agroquímicos.

Muestras
El equipo del proyecto diseñó un plan de muestreo y determinó tres puntos estratégicos: el centro y casco urbano más poblado; el sur, aproximadamente en la zona frente al INTA; y el área de El Triangular. Se realizarán protocolos de muestreo siguiendo normas internacionales y se redactarán tres protocolos: de agua subterránea, de suelos en espacios públicos y de aire en seco (partículas) y húmedo (lluvias). Para esto se utilizarán seis colectores de depositación atmosférica del INTA, se tomarán muestras de cinco pozos de agua subterránea y de suelo en cinco espacios de uso común, detallaron desde la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos.
El comienzo del monitoreo estaba previsto para marzo pero se atrasó por las dificultades del contexto de la pandemia y por la escasez de precipitaciones, ya que se necesita la presencia de lluvia para la siembra y aplicación de plaguicidas. El muestreo está dividido en tres etapas, acordes a los momentos de presiembra, siembra y cosecha. Ya se comenzó con la primera, según explicó el director del proyecto, Enrique Paravani, titular de la cátedra de Química General Inorgánica y director del Laboratorio de Química Ambiental.
Respecto de la posible contaminación ambiental, Paravani consideró que “es un llamado de atención. Es un tema pujante, pero hay que tener datos, analizarlos y a partir de ahí tomar medidas”. Por ello, “medir la presencia pero también la concentración de plaguicidas es importante, porque puede haber en algún momento pero con concentración mínima, que no tendría injerencia sobre la comunidad”, indicó Paravani. El proyecto, además, relevará no sólo la presencia y concentración de glifosato, “sino también de muchos residuos, para tener un panorama en todo el municipio”.
Los análisis fisicoquímicos de las muestras de suelos se realizarán en el Laboratorio de Suelos de la FCA-UNER; los de las muestras de agua en el Laboratorio de Química Ambiental de la FIUNER; y los de depositación atmosférica en el Laboratorio del Departamento de Recursos Naturales y Gestión Ambiental del INTA Paraná. Además, se enviarán alícuotas de cada muestra al Laboratorio de Investigación y Análisis de Residuos y Contaminantes Químicos (PRINARC) de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL, que “cuenta con un equipo de última generación, que permite analizar más de 50 moléculas de los principales herbicidas, insecticidas y fungicidas”, destaca el proyecto.
Paravani advirtió el hecho de que Entre Ríos carezca de tecnología para hacer análisis de plaguicidas. “Hace tiempo venimos pidiendo y gestionando la adquisición de un equipo. Sale 600 mil dólares. Es un monto importante, pero para una provincia 30 o 40 millones de pesos no es tanto, teniendo en cuenta el potencial”, señaló.
Como etapa final, el proyecto elaborará un documento con los resultados, que se publicará en la página web del Municipio y se socializará en reuniones con autoridades comunales y con la comunidad en general. También se realizarán propuestas y recomendaciones para dar continuidad al sistema de monitoreo.
Además del director, el proyecto cuenta como co-directora con Carolina Sasal (INTA Paraná) y como integrantes con: Carolina Galetto, Mariana Bianchi y Gabriela Acosta por la FIUNER; Valeria Ormaechea y Silvana Spizzo por la FIUNER y la FCA-UNER; José Daniel Oszust, María Romina Befani y Carolina Elisabet Waigand por la FCA-UNER; Javier Fernández por la FIUNER y la Secretaría de Medio Ambiente del Municipio; Mariela Seehaus, Emmanuel Gabioud, Natalia Van Opstal y Marcelo Wilson y Ana Wingeyer por el INTA Paraná.
.

Enterraton cientos bidones de agroquímicos en La Pampa

 


Formalizaron a tres empleados de una empresa que habían enterrado 438 bidones de Agroquímicos

Fecha de Publicación
: 02/09/2020
Fuente: InfoPico
Provincia/Región: La Pampa


En la mañana de hoy se llevó a cabo la Audiencia de Formalización en el Palacio de Justicia de Pico. El juez de audiencia Diego Ambrogetti fue quién estuvo a cargo de la misma y quién escuchó los argumentos de la doctora, Verónica Campo, quién se encuentra a cargo de la investigación.
Cabe recordar que en el día de ayer se realizaron allanamientos en las localidades de Ojeda y General Pico en instalaciones de FerroExpreso. En estos procedimientos se detuvo a 3 personas.
A raíz de ello en la mañana de hoy se le tomó las declaraciones correspondientes y posterior se llevó a cabo la Audiencia de Formalización donde se los imputó por el delito previsto en el art. 55 de la ley 24051 de Residuos Peligrosos, que establece una pena de Prisión de 3 a 10 años.
“El hecho es por enterrar 438 bidones de agroquímicos generando contaminación al medio ambiente y presumiblemente las aguas”, dijeron desde el Ministerio Público Fiscal.  En el caso de uno de ellos, el responsable de la logística, la fiscal,  Verónica Campo, solicitó Prisión Preventiva de 15 días. El juez Ambrogetti resolvió ordenar la Prisión Preventiva hasta el 13 de septiembre de 2020.

Cientos de bidones
Los bidones se ubicaban al costado de un camino vecinal en medio de la localidad de Vértiz y de Ojeda, en una franja de unos 30 metros lineales y a unos 4 metros de profundidad. “No sabemos cuál fue el grado de contaminación que pudo haber generado, creemos que es mínimo porque es muy reciente, pero hay que tomar las precauciones del caso. Vamos a hacer los análisis correspondientes, las napas están muy cerca están a un metro, por lo que es indignante y esperemos que no pase a mayores”, señaló ayer el subsecretario de Ambiente de La Pampa, Fabián Tittarelli.
Cabe recordar que esta situación surge a partir de una denuncia en la Dirección de Agricultura, luego se pusieron en contacto con Ambiente y se comenzó a recabar información hasta llegar a este lugar.
“La colaboración de los intendentes, sobre todo de Vértiz y de Alta Italia es para destacar. Enseguida nos facilitaron su maquinaria, el accionar de la Policía también en todo momento se prestó para colaborar”.
.

INTA recomienda disminuir el uso de agrotóxicos

 


El INTA recomienda “fuertemente” la reducción de agrotóxicos en los cultivos

Fecha de Publicación
: 31/08/2020
Fuente: Canal Abierto
Provincia/Región: Nacional


Un estudio solicitado por la Justicia en la causa por fumigaciones en Pergamino confirmó la presencia de plaguicidas en el agua. El INTA señaló sus riesgos y recomendó la agroecología como proceso de producción.
Pergamino es considerado el núcleo sojero de la provincia de Buenos Aires, y es allí también donde Bayer Monsanto posee sus campos de experimentación transgénica. La intensa lucha de las víctimas de fumigaciones tuvo como fruto que la Justicia se expida marcando las distancias de protección, obligando al municipio a repartir agua envasada en los barrios afectados, e imputando a dueños de campos y productores como “coautores penalmente responsables del delito decontaminación ambiental en general, mediante la utilización de residuos calificados de peligrosos”.
Un Estudio Pericial Científico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) destacó la eficacia de la medida cautelar dispuesta por el Juzgado Federal N° 2 de San Nicolás, a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo, al establecer la distancia de protección de 1.095 metros para aplicaciones terrestres y 3.000 para áreas respecto del ejido urbano. A su vez, recomendó “fuertemente la reducción de las aplicaciones (en dosis e intensidad) en los sistemas productivos, para disminuir la exposición ambiental de los plaguicidas”.
El informe científico elaborado por Virginia Aparicio, ingeniera agrónoma, investigadora del CONICET y INTA Balcarce, destaca la necesidad de una transición hacia sistemas agroecológicos y menciona resultados publicados internacionalmente por el equipo de profesionales de la Chacra Integrada Barrow (Tres Arroyos) y el INTA Balcarce.
“Es posible producir cultivos extensivos aprovechando en mayor medida los procesos naturales y las interacciones beneficiosas para reducir el uso de insumos y mejorar la eficiencia de los sistemas agrícolas”, explicó Aparicio en respuesta científica al planteo de productores que argumentan que no existen métodos alternativos al sistema agroindustrial para obtener ganancias.

El estudio
Los resultados sobre plaguicidas en muestras de agua presentan un número variable de moléculas detectadas y cuantificadas a través del tiempo. En 2018 se hallaron 18 moléculas en una misma muestra de agua, en otro informe fueron 12 y en el último muestreo se redujo a 9.
“La tendencia de reducción en los números máximos de moléculas por muestra de agua, y la reducción en el número de moléculas detectadas en cada muestreo, podrían deberse a la medida cautelar dispuesta por el Juez en esta causa de prohibir fumigar a una distancia menor a los 1.095 metros”, destacó Aparicio.
También valoró que distanciar las fumigaciones de las zonas de bombeo de agua disminuye la probabilidad de que el plaguicida atraviese el suelo y llegue al agua subterránea. “Esta es especialmente vulnerable a la contaminación persistente por plaguicidas porque, a diferencia de los cuerpos de agua que fluyen, permanece relativamente más quieta. La contaminación por plaguicidas de estas fuentes de agua, da como resultado una exposición crónica a especies no objetivo y un riesgo significativo de resultados adversos para la salud”, agregó la ingeniera.
Entre las moléculas cuantificadas, el estudio menciona a la atrazina (uno de sus metabolitos: desetil atrazina) y 2,4D, los insecticidas imidacloprid y clorpirifós y el metolaclor. El documento presentado al Juez Villafuerte Ruzzo destaca que la atrazina es una sustancia química disruptiva endocrina que puede causar problemas reproductivos en especies animales y está asociada a bajo recuento de espermatozoides y retraso en el crecimiento intrauterino en humanos; que el agrotóxico 2,4D es posiblemente carcinogénico y el clorpirifos es un compuesto químico del grupo organofosforados, que se reconoce como la familia de plaguicidas más tóxica para las especies, incluido, los seres humanos.
La dispersión no intencional de plaguicidas fuera del lugar de aplicación es otro de los puntos que fueron referidos a la Justicia. En Argentina se generó información respecto de la presencia de plaguicidas en muestras de agua de lluvia, lo que implica que al momento de producirse la lluvia los plaguicidas se encontraban suspendidos en el aire, próximos o no próximos, al lugar de aplicación”, explicó Aparicio.

Transición a la agroecología
Además de resaltar que la reducción de plaguicidas en los cultivos beneficia a la salud de quienes habitan en cercanía a campos fumigados, el INTA propuso prácticas productivas que reducen o anulan la aplicación de agroquímicos como fertilizantes y plaguicidas.
El estudio de Chacra Integrada Barrow e INTA Balcarce comparó la productividad agronómica, algunos parámetros de suelo vinculados a su calidad y los resultados económicos mediante un análisis multitemporal entre sistemas de agricultura industrial y la transición agroecológica. Los resultados demostraron que los parámetros de suelo evaluados mejoraron en el sistema de transición agroecológica respecto de la agricultura industrial.
“El sistema de transición agroecológica propuesto podría ser aplicable en producciones extensivas con climas templados sin interferir con el sustento de los productores agrícolas y permite mejorar las condiciones del suelo. Es posible producir cultivos extensivos aprovechando en mayor medida los procesos naturales para reducir el uso de insumos y mejorar la eficiencia de los sistemas agrícolas”, finalizó la ingeniera.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs