CABA produce más de 400 Tn de plásticos diarios



La Ciudad de Buenos Aires produce 161.473 toneladas de residuos plásticos al año

Fecha de Publicación
: 16/01/2017
Fuente: La Nación
Provincia/Región: CABA


Gran parte de este componente lo conforman las bolsas livianas, que afectan la infraestructura y el medioambiente porteño; el gobierno sigue repartiendo ecobolsas
La ciudad de Buenos Aires produjo 1.153.380 toneladas de basura, según un cálculo de la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse). El 13% corresponde a desechos plásticos, según un estudio de la Facultad de Ingeniería de la UBA. Y éste es el único tipo de residuo que ha incrementado en los últimos 35 años, por sobre materiales de embalaje y envases. Se estima que más de la mitad podría ser reciclado, sin embargo, el material reutilizado es muy inferior.
Uno de los elementos plásticos que representa un grave problema para la infraestructura y el medioambiente de la Ciudad son las bolsas de plástico liviano. Según informó la directora ejecutiva adjunta en Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Ana Di Pangracio, a LA NACIÓN: "Se producen 10.000 kilos diarios de plástico en formato de bolsas camiseta sólo para abastecer al sector de supermercados, hipermercados y autoservicios de CABA". Si se unen los 500 millones de bolsas anuales que se entregan en la Ciudad, alcanzaría para dar vuelta al planeta casi 7 veces".
El impacto ambiental es alto. Por su escaso peso, las bolsas de plástico se esparcen y transforman fácilmente en basura, lo que ocasiona daño a la infraestructura urbana: ensucian los parques y plazas, tapan sumideros y generan anegamientos durante las tormentas. Por estos motivos se destinan importantes recursos económicos y humanos para destapar los drenajes e impedir que la ciudad se inunde. Según Di Pangracio un tercio de los residuos recolectados durante la limpieza del sistema pluvial de la Ciudad son bolsas plásticas livianas. Por el viento, estos residuos afectan también cuencas hídricas, costas y humedales, entre otros.
Por ser una ciudad ribereña, las bolsas plásticas desechadas en Buenos Aires llegan a cuerpos de agua, como el Río de la Plata, e impactan sobres la fauna acuática. "Por ejemplo, las tortugas marinas confunden las bolsas con su principal fuente de alimentación, las medusas", dijo a LA NACION Manuel Jaramillo, director del Departamento Conservación y Desarrollo Sustentable en Fundación Vida Silvestre. Esto les ocasiona obstrucción intestinal que les impide sumergirse para desplazarse, huir de predadores y alimentarse, ocasionándoles la muerte.
Los residuos plásticos, una vez que se degradan, quedan como nano partículas en el agua. Estos químicos son incorporados por los peces, los cuales son, a su vez, una de nuestras fuentes de alimentación. "En el país se utilizan más de 1 millón de bolas plástica por minuto, 140 millones a nivel mundial. Solo el 5% se vuelve a usar", dijo Manuel Jaramillo. Precisó que el plástico tarda aproximadamente 150 años en degradarse.
El costo en el cual incurre la Ciudad para contrarrestar este problema incluye, no solo la recolección y el traslado de la basura, sino también el pago por el espacio utilizado: los basurales en la Provincia de Buenos Aires. Así lo observó Soledad Sede, vocera de Greenpeace a LA NACIÓN. "En vez de reciclar, enterramos (los residuos) para que contaminen el medio ambiente. Lo que hacemos no tiene sentido ni económica ni ecológicamente".
El economista Gonzalo Guilardes, asesor del ex legislador porteño Martín Hourest (GEN), según el último dato disponible dijo que "se asignó para todo el año para esta tarea $4.062 millones" en la Ciudad. Este monto es en concepto de Mantenimiento, Reparación y Limpieza de los Servicios de Higiene Urbana. Según los pliegos de la licitación, la Ciudad está conformada por 22.489 cuadras, lo cual equivale a un costo de recolección de $180.659 por cuadra, $ 25.292 solo para plásticos.
Con el fin de minimizar la generación de residuos, la Agencia de Protección Ambiental Porteña prohibió, a partir del pasado 1° de enero, la entrega de bolsas no biodegradables por parte de los comercios y su sustitución por aquellos que sí lo son. El Gobierno porteño prevé repartir 1 millón de ecobolsas (hasta la fecha entregó la mitad) en puntos de alto tránsito de personas y centros de consumo. Esta iniciativa está en sintonía con la Ley 1854, conocida como "Basura Cero".
Eduardo Macchiavelli , Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, dijo a LA NACIÓN que con la iniciativa de las ecobolsas buscan "no sólo evitar un impacto en el ambiente, sino contribuir a evitar perjuicios en la infraestructura pluvial de la Ciudad". Además, dijo es un paso más para seguir tomando conciencia y continuar en el camino de "reducir, reutilizar y reciclar".
Desde Greenpeace advierten que la aplicación de esta ley lleva un retraso de 7 años. "En el 2017 estamos cumpliendo lo que la Ley le ordenaba al Gobierno para el 2010, redujeron la basura solo en un 30%". Para el año en curso este porcentaje debería ser del 75%, según lo estipula la ley "Basura Cero", que dispone la reducción progresiva de la disposición final de residuos sólidos urbanos.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs