Con la esperanza puesta en los chicos



Los chicos y el medio ambiente

Fecha de Publicación
: 30/11/2015
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


Jorge Codignotto es optimista. Este licenciado y doctor en Ciencias Geológicas trabaja desde hace años investigando temas relacionados con el cuidado de las aguas o la minería y, durante una entrevista, se explayó sobre la relación que cada uno de nosotros tenemos con el cuidado ambiental: "La gente mayor se educó de otra manera y tratar de cambiar la forma de actuar de una persona después de los 25 años es una tarea difícil; por eso, nuestra solución son los más chicos".

- ¿Los argentinos cuidamos el ambiente?
- Los ciudadanos tienen en general un bajo nivel de respuesta en referencia al cuidado ambiental. Hay que señalar que hubo un aumento en la conciencia, pero aún no llega a manifestarse como masa crítica.

- ¿Se refiere a la gente más grande o a todas las personas?
- Fundamentalmente, a las personas mayores, que se dividen en dos grupos: los muy mayores, que fueron educados antes del explosivo auge del consumo y, por lo tanto, son cuidadosos y permeables a las pautas ambientales y, por el otro lado, los que se desarrollaron en la cultura del consumismo que tienen más tendencia a desoír los consejos ambientales. Ellos fueron criados con una mentalidad de usar, descartar y conseguir un nuevo repuesto, cosa que no sucede con el ambiente. Esta reposición no es tan sencilla en el planeta, ya que hay recursos que no son renovables o que se renuevan a muy largo plazo.

- ¿Tiene la gente conciencia de que el descuido se les vuelve en contra?
- En general, la gente tiene conciencia de que al tirar desechos al río o tener cualquier otra conducta desaprensiva, luego se les vuelve en contra por las consecuencias negativas de estas acciones; pero muchas veces tienen conceptos equivocados por falta de información, lo que hace que sigan siendo descuidados con el hábitat que los rodea.

- ¿Puede darnos un ejemplo de estas conductas desaprensivas?
- En la cuenca del Riachuelo, por ejemplo, hay una gran concentración de contaminantes. El problema mayor es el vertido de las fábricas, como así también el vertido de efluentes cloacales y esto sucede porque falta un control estricto de los vertidos en la cuenca.

- ¿Quiénes contribuyen al cambio?
- El cambio se nota en las nuevas generaciones por influencia de la escuela, y también por la información de los medios de comunicación. La enseñanza en las escuelas es vital para la creación de la conciencia. Claramente, el aumento en la conciencia ambiental que vemos en los últimos tiempos se debe a eso.

- ¿Ya se puede ver el impacto positivo de estos cambios de hábitos?
- No todavía, porque no me refiero solo a las escuelas que crean conciencia entre los chicos de jardín de infantes, primaria o secundaria; sino que también creo que es necesario extender esta formación al ambiente universitario. Tiene que haber profesionales con una visión holística, a pesar de sus carreras específicas. Los ingenieros tienen que saber al construir un edificio que hay ciertos aspectos ambientales en cada zona que se deben tener en cuenta para no producir un cambio drástico ambiental.
Recién ahora se empieza a ver que las escuelas y universidades le empiezan a dar una importancia mayor al ambiente dentro de las materias. Sin embargo, sucede más en las carreras de Ciencias Naturales. Esta educación se debería impartir en todas las carreras, para así formar profesionales que tengan una mayor conciencia hacia los cambios ambientales que se dan en el mundo.

- ¿Qué papel deben desempeñar los gobiernos?
- Fundamentalmente los gobiernos locales son los que tienen que comenzar por revertir la situación ambiental actual. Si un municipio habla sobre la importancia de la separación de residuos en nuestras casas y nos comunica la importancia de tener dos cestos para separar los residuos orgánicos de los reciclables, luego cada vecino debe poder dejar los residuos en contenedores diferenciados en la calle. Si esto no sucede, porque no se encuentran los contenedores correspondientes en el barrio, se da un doble discurso que genera frustración y rechazo.

- ¿Cuánto tiempo lleva revertir la situación?
- Eso depende de la decisión política de las autoridades. Como te decía, el esfuerzo para llevar adelante una campaña para la separación de residuos tiene que estar acompañado por los recursos correspondientes para que sea efectiva.

- ¿Qué países del mundo considera que han hecho un buen cambio ambiental?
- Escandinavia en general, y Suecia en particular. Suecia es el líder mundial en generación de energía a partir de basura. Los desechos de los ciudadanos suecos se transforman tras su incineración, pero para permitir la continuidad y expansión de este beneficio es necesario incrementar la cantidad de materia prima, es decir: quemar más basura. El problema radica en que los programas de reciclaje del país nórdico han sido tan efectivos que la producción de desechos es muy poca, ya que reciclan la mayoría de sus residuos. Es por esto que la planta encargada de procesar los desperdicios necesita importar desechos de otros países. Es así como Suecia compra basura para continuar con este proceso. También Europa en general ha logrado un buen desempeño en el manejo ambiental.

- ¿Qué cambios podemos hacer desde nuestro lugar?
- Desde nuestras casas, cada uno puede empezar con pequeños cambios, como por ejemplo, dejar de deshacernos de nuestros residuos domiciliarios en el río, donde los que más se encuentran presentes son los aceites de comida o de autos y los detergentes que son sumamente contaminantes. De a poco y con más información, cada uno puede aportar cambios significantes en el cuidado ambiental.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs