Mendoza preocupada por la falta de agua

Cambio climático: preocupa en Mendoza la falta de agua, a pesar de las fuertes nevadas

Fecha de Publicación
: 09/08/2015
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Mendoza


La provincia atraviesa su quinto año consecutivo de crisis hídrica; explican que el fenómeno de El Niño podría aliviar un poco la situación
 La crisis hídrica que vive esta provincia transcurre su quinto año consecutivo de emergencia y ya tiene consecuencias no sólo para la población, sino para el sector vitivinícola, que ve resentido su acceso al riego. A pesar de que las últimas nevadas trajeron un poco de alivio, la situación no deja de ser preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta el impacto progresivo del cambio climático.
Cuando se conoció el inventario de gases de efecto invernadero del país, se subrayó que el noroeste argentino es una de las regiones más afectadas. En el futuro cercano (2015-2039 ), el aumento de la temperatura media sería superior a 1°C en esta región.
Uno de los sectores perjudicados por la escasez de agua es el vitivinícola, que padece ineficiencias en el sistema de irrigación, con altos costos, y atraviesa un año de rentabilidad negativa: la producción cayó un 8% con relación al año pasado.
En un informe preliminar de la Universidad Nacional de Cuyo y la Asociación de Viñateros de Mendoza (AVM) se revela que por la escasa limpieza de canales -que se agrava por el 30% de las fincas abandonadas- y su falta de impermeabilización llega sólo el 30% del agua inicial para el riego.
"Tenemos problemas de suministro y escasez de agua, pero sobre todo de costos e ineficiencias en el sistema, como la falta de impermeabilización de cauces. También hay irresponsabilidad de los productores en la limpieza", explicó a LA NACION Pablo Blas, dirigente de la AVM.
Mario Salomón, director de Gestión Hídrica del Departamento General de Irrigación (DGI), intentó transmitir calma, admitió el grave problema hídrico, confirmó obras y aseguró que la vitivinicultura es la que menos siente el golpe. "Con las nevadas la tendencia puede cambiar, pero debemos esperar a los pronósticos de escurrimiento de los ríos. Pero en vid y frutales estamos medianamente cubiertos, la mayor limitación es en los cultivos hortícolas", indicó.
Las autoridades del DGI reconocen que hasta ahora existe una baja del 25% de agua para la producción, porque el caudal de las cuencas de los principales ríos de la provincia, como el Mendoza y el Atuel, es del 50% de la media histórica. Además, los embalses de la provincia se encuentran al 70% de su capacidad.
Ricardo Villalba, director del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianiglia), unidad ejecutora del Conicet, en Mendoza, mantiene las expectativas de que la provincia pueda paliar su emergencia hídrica, con el desarrollo del fenómeno El Niño, relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial. "Este evento climático, que eleva las temperatura hasta 2°C, no se produce desde 2010, lo que coincide con los años en que Mendoza lleva en estado de escasez hidrológica. Esto provocaría mayores nevadas en este invierno", indicó. De hecho, para este mes está previsto que se produzcan precipitaciones aún mayores que las registradas en los últimos días.
De todas maneras, para Villalba "es necesario buscar soluciones para ser más eficientes en el uso del agua y poder lograr el equilibrio para asistir a la población y a la producción durante todo el año". De ahí que Irrigación haya comenzado a construir reservorios de agua para abastecer con más equilibrio y continuidad a la producción durante buena parte del año.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs