A Tobuna le buscan novio

Para salvar la especie, le buscan novio a una yaguareté

Fecha de Publicación
: 30/08/2015
Fuente: Clarin
Provincia/Región: Corrientes


Una jaula enorme y octogonal, encadenada a otras tres jaulas por ahora vacías, hace las veces de refugio de una yaguareté llamada Tobuna, en una estancia de los Esteros del Iberá, corazón de Corrientes. El animal se deja ver. Olfatea la carne de chancho que le dejan para que devore y reposa después de la panzada. Parece indiferente al grupo de visitantes que desde afuera del perímetro lo escruta con asombro y sin pausa. Se ve calmado, entre humedales que ocultan yacarés, aves que lo sobrevuelan y carpinchos que serán su próximo bocado. No se nota que Tobuna, además, necesita un novio.
La escena tiene algo de Jurasic Park, pero con fauna salvaje de esta era. Y nada de todo esto tiene que ver con un zoológico o un experimento, sino con una empresa más ambiciosa enraízada en profundas motivaciones filosóficas: restaurar especies en extinción, devolverlas a sus ecosistemas, preservar el equilibrio ecológico y evitar que el mundo siga perdiendo belleza. La tarea la llevan adelante los biólogos de la Fundación Conservation Land Trust, liderada por el filántropo norteamericano Douglas Tompkins. Ya lo hicieron con el oso hormiguero del litoral y el venado de los pantanos. Pero el Yaguareté, por su características de gran predador, parece un desafío supremo.
Tobuna fue donado por el zoológico de Batán. En mayo emprendió un viaje hasta la estancia San Alonso, en el Iberá, que fue acompañado como un peregrinaje papal por miles de correntinos. Su nueva casa, desde entonces, es este espacio llamado Cecy (Centro de Experimentación y Cría de Yaguaretés), que costó más de 400 mil dólares y se levantó hasta con donaciones de empresas como Techint y Acindar. Aquí nada parece librado al azar y los sistemas de seguridad son tan sofisticados que asombraron a los biólogos sudafricanos – campeones del mundo en conservación de especies– que visitaron Corrientes meses atrás.
A este lugar, se supone, llegará una hembra para comenzar con la etapa de reproducción. Pero no es lineal, como está contado. Sino más lento y plagado de obstáculos.
El yaguareté está declarado Monumento Natural Nacional por la Ley 25.463 y figura catalogado como especie en peligro de extinción para la Argentina. Su estado de vulnerabilidad se debe, principalmente, a la acción del hombre (caza furtiva, desmontes, corrimiento de la frontera agrícola). Las poblaciones que podrían existir en la zona del Gran Chaco son prácticamente imposibles de ver. Pero hay, además, 50 ejemplares localizados en zoológicos del interior. Los especialistas le aputan a ellos.
“Sólo 4 o 5 que podrían servir como parejas para Tobuna”, plantea el español Ignacio Jiménez Pérez, Coordinador de Recuperación de Fauna Amenazada de CLT. “La idea es no incluir parientes directos de esta hembra (padre, madre, hermano o hijo) y asegurarse de que pertenezcan al grupo genético de los yaguaretés de Argentina. La identificación la estamos haciendo con la colaboración del Museo Argentino de Historia Natural y la Dirección Nacional de Fauna. Y este estudio es el que está marcando los tiempos para la llegada de otro animal. Todo depende de que algún zoo done el animal apto”.
Si la búsqueda interna fracasa, otra chance es hallar especímenes compatibles en Uruguay o en el pantanal brasileño. Los expertos dicen que un ejemplar que posee el zoológico de Río Negro cumpliría con las condiciones genéticas. Pero aún no está definida la donación. Como el proceso se ajusta sobre todo a normas legales, está descartada la captura y la compra. Lo que pasaría después, si el novio de Tobuna aparece, sería la consumación del sueño. El apareamiento y las crías que serán liberadas.
Tobuna se devora los pedazos de chancho y Jiménez concluye: “El Iberá reune las mejores condiciones de América Latina para restaurar al yaguareté: 1,3 millones de hectáreas despobladas de personas y ganado, con abundantes animales silvestres que pueden sustentar una población viable a largo plazo”. Lo de la comida es cierto: Tobuna para satisfecha.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs