La agenda ambiental Argentina

Agenda ambiental

Fecha de Publicación: 06/08/2011
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


Cuáles serán los desafíos del próximo presidente para contribuir con el desarrollo sostenible en la Argentina
En tiempos electorales los candidatos hablan de todo, excepto del ambiente y su preservación. Para que la historia cambie, la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) y el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) armaron un memo para el desarrollo sostenible con los principales desafíos que tendrá el próximo presidente.
El diagnóstico da cuenta de la relevancia que han adquirido los temas ambientales en los últimos años en la política mundial. Y aunque en la Argentina no ha estado en un lugar prioritario de la agenda, las ONG resaltan el potencial con el que cuenta el país para tener un rol destacado. "La Argentina se encuentra dentro de los diez países que totalizan más del 60% de la capacidad de la tierra de producir recursos naturales y proveer servicios ambientales de importancia global, como alimentación, captación de dióxido de carbono y provisión de agua dulce", indica el documento que será enviado a todos los equipos de la campaña presidencial y que busca ser debatido.

Las propuestas que las ONG entienden que los candidatos tendrían que poner en discusión son:

erarquizar la temática ambiental en la agenda de gobierno: dotar a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de peso político y presupuesto, y concentrar allí el control de las actividades productivas con incidencia directa sobre recursos naturales renovables.
"El tema va más allá de la jurisdicción de la cartera. El rango de ministerio refleja un poco la prioridad que tiene para el Gobierno un determinado tema", explicó Flavia Broffoni, coordinadora de Políticas para Areas Protegidas de la FVSA, que recordó que el cambio de categoría sucedió por ejemplo con Ciencia y Técnica, y con Turismo, que antes eran secretarías de Estado.

Incluir los costos ambientales en las cuentas nacionales.
Tal como lo adelantó Comunidad en junio último, la FVSA apoya un proyecto de la diputada neuquina Alicia Comelli para que se le dé valor económico no sólo a los servicios ambientales, sino también a lo que representa en la producción. "Este es un tema central. Hoy la Argentina prácticamente depende de sus ambientes naturales. Estamos viviendo casi de la soja y es inconcebible que no estemos estimando a largo plazo cómo hacemos uso del suelo", dijo la ambientalista. En México, por ejemplo, por cada peso invertido en protección de recursos naturales ingresaron 59 en las arcas del Estado.

Diversificar la matriz energética a través de la inversión en energías limpias para alcanzar un 15% de participación en 2020.
Broffoni explicó que se agregó este punto porque creen que se trata de "un tema no abordado completamente al igual que el impulso al desarrollo de energías limpias".

Promover una política de Estado que planifique estratégicamente el uso del territorio en toda su cadena.
Uno de los ejemplos propuestos es la consolidación de leyes como la de presupuestos mínimos para protección de bosques. Se propone además que se replique el modelo en otras regiones naturales como el Mar Argentino, humedales y pastizales.

Proteger el 17% de la superficie terrestre y el 10% de la marina a partir del fortalecimiento del Sistema Federal de Areas Protegidas.
Este punto obedece a los compromisos internacionales asumidos por el país para 2020. Hoy, sólo el 7,7% del territorio terrestre y el 1,18% del territorio marino se encuentran protegidos a través de parques nacionales, reservas provinciales y reservas privadas.

Promover el desarrollo de buenas prácticas ambientales e incentivar la adopción de mecanismos de certificación específicos en los sectores de agricultura, ganadería, actividad forestal e industrial.
La iniciativa apunta a que todo modo de producción, en toda su cadena sea realizado contabilizando la huella ecológica que deja en el planeta.

Impulsar un manejo pesquero sustentable. "Es la ecorregión más relegada de nuestro país y hay que ordenarla. Incluso hay que actualizar la legislación para poder conseguirlo. Hay datos claros que dicen que las 10 principales pesquerías argentinas están al borde del colapso y aun así seguimos sobreexplotando los recursos", indicó Broffoni.

Implementar el Programa de Políticas Públicas para la gestión de la cuenca Matanza-Riachuelo e impulsar acciones de gestión integrada en otras cuencas hídricas.
La cuenca del Riachuelo cuenta con más del 10% de la población nacional y uno de los niveles más elevados de contaminación. Este es uno de los grandes temas ambientales pendientes de resolución. En paralelo se debería abordar la planificación integrada de otras cuencas hídricas de relevancia, como las de los ríos Bermejo, Pilcomayo, Uruguay, Salado y el sistema Paraguay-Paraná.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs