Mostrando entradas con la etiqueta cambio climático. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cambio climático. Mostrar todas las entradas

Repensar las emisiones de GEIs en la agricultura

Argentina avanza en su estrategia de desarrollo con bajas emisiones para la agricultura

Fecha de Publicación
: 11/10/2019
Fuente: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
Provincia/Región: Nacional


Fue a través de una jornada realizada en el INTA con organismos públicos e instituciones referentes del sector.
Con vistas a aumentar esfuerzos en el marco de la estrategia nacional de desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo para el sector agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos de la tierra, se llevó a cabo una jornada con la participación de representantes de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que conduce Sergio Bergman, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), el INTA y la Fundación AVINA.
En la apertura del encuentro, Carlos Gentile, secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, quien estuvo acompañado por Luis Urriza, subsecretario de Agricultura, señaló: “Lo que está en el horizonte son las estrategias de largo plazo, que son las que van a definir un perfil de hacia dónde va el mundo para combatir el cambio climático. La suma de todas ellas, a partir de la visión a 2050, determinará si podemos asegurar que el aumento de la temperatura sea de 2 grados o inferior”.
“Focalizamos nuestra estrategia a largo plazo fundamentalmente en los sectores de energía y de agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos de la tierra. El objetivo es consensuar insumos para que el Gabinete Nacional de Cambio Climático, el gabinete ampliado y las provincias, a través del Cofema, determinen cuál va a ser la mejor estrategia para Argentina”, concluyó el funcionario de la cartera de Ambiente.
Por su parte, Urriza sostuvo: “Esta es una agenda ambiental positiva, que integra a la comunidad en los desafíos que tenemos en materia de cambio climático”. Asimismo añadió: “Buscamos que la ganadería sea más eficiente y minimice sus emisiones”.
El objetivo del encuentro fue iniciar formalmente el proceso participativo de desarrollo de insumos técnicos en conjunto con las instituciones del sector presentando el plan y la dinámica propuesta de trabajo. El proceso busca promover el intercambio y la construcción de acuerdos y espacios de consenso con el fin de obtener un abanico de escenarios a 2050 que representen diversas visiones de país a largo plazo para el sector agro y bosques.
El contexto internacional y la estrategia nacional fueron abordados en un panel a cargo de Soledad Aguilar, directora nacional de Cambio Climático, y Nicolás Lucas, director de Producciones Sostenibles (MAGyP), quienes también disertaron en la apertura de la jornada. La misma fue organizada con el apoyo financiero de la Unión Europea y el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear en el marco del programa Partenariado Estratégico para la Implementación del Acuerdo de París.

Contexto
El Acuerdo de París invita a las Partes a aumentar sus esfuerzos para formular y comunicar estrategias nacionales de desarrollo con bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo (LTS). A su vez, invita a los miembros a comunicar sus LTS a la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para 2020.
Estas visiones a largo plazo, y las opciones para alcanzarlas, deben basarse en datos y modelos sólidos, así como también en los aportes de los diferentes actores de la sociedad que desempeñarán un rol clave para alcanzar esa visión a largo plazo, fortaleciendo el diálogo entre la ciencia y la política. El objetivo global del proceso es proporcionar insumos técnicos para la formulación de la LTS nacional en el sector de agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos de la tierra a fin de presentar al Gabinete Nacional de Cambio Climático durante el 2020.
.

Santa Fe tiene un grado más en 60 años

1ºC más en 60 años: así impacta el cambio climático en Santa Fe

Fecha de Publicación
: 10/10/2019
Fuente: El Litoral
Provincia/Región: Santa Fe


El dato surge de una investigación que realizaron científicos del Centro de Estudios de Variabilidad y Cambio Climático, que funciona en la ciudad. Estiman que seguirá aumentando en las próximas décadas de continuar las emisiones de gases de efecto invernadero como hasta el presente.
Las consecuencias ya se ven: en toda la provincia se registró un incremento en la precipitación anual a partir de la década de 1960, y un aumento considerable en la frecuencia y magnitud de los eventos de lluvias intensas. Además, se observan más días cálidos y menos fríos.
“El cambio viene, les guste o no”, fue el cierre del desafiante discurso que dio hace una semana Greta Thunberg, la joven activista sueca, líder del movimiento juvenil contra la crisis climática, ante los líderes mundiales que participaron de la Cumbre de Acción Climática de la ONU en Nueva York. “¿Cómo se atreven?”, los interpeló, y los acusó de traicionar a su generación con su inacción.
En pocas palabras, además de la atmósfera, los océanos se están calentando, el hielo de los polos y los glaciares se están derritiendo por la actividad humana y estos cambios tienen implicancias para casi todos los seres vivos del planeta. Incluso, se advierte que a futuro hay 16 ciudades —entre ellas Buenos Aires, Lima, Londres y Nueva York— que estarían en riesgo a finales de siglo por el aumento del nivel del mar, si continúan las altas emisiones como en la actualidad.
Pero, ¿qué pasa en Santa Fe? ¿Cuál es el impacto del cambio climático? A la respuesta la tienen los científicos del Centro de Estudios de Variabilidad y Cambio Climático (Cevarcam) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (Fich) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), liderados por la Dra. Gabriela Müller. Una reciente investigación que realizaron arrojó que en la ciudad de Santa Fe, la temperatura media anual aumentó 1ºC desde 1960 a la actualidad, es decir, en los últimos 60 años. Pasó de 18,5 a 19,5ºC; incremento que en promedio fue de la misma magnitud para toda la provincia desde comienzos del siglo XX (ver gráfico Nº 1). “Mientras que la temperatura del planeta ha aumentado 1º en 150 años, Santa Fe alcanza ese valor en tan sólo las últimas seis décadas”, advierte la directora de Cevarcam.
Para quien no está en el tema, un grado más puede resultar insignificante, pero para los especialistas es alarmante. Y tienen argumentos científicos para explicar por qué, luego de analizar los datos de lluvias y temperaturas del último siglo en la región. Como consecuencia de este aumento de la temperatura promedio, “se magnifican los eventos climáticos extremos”, explicó la Dra. Müller, doctora en Ciencias de la Atmósfera. Y los ciudadanos ya son testigos de esos eventos. “Es que un grado de temperatura en promedio equivale a una considerable cantidad extra de energía que la atmósfera debe usar en los procesos que en ella tienen lugar. La consecuencia es que los eventos meteorológicos extremos se ven exacerbados, como bien lo demuestran las observaciones”, aseguró.
Para nuestra región, ejemplos de ello son la intensificación de las lluvias, la mayor frecuencia de inundaciones, recurrencia de sequías más prolongadas, una mayor duración de olas de calor, etc. Ese es el impacto del cambio climático como consecuencia del calentamiento regional. Pero no es el único. A nivel mundial, se observan en el aumento del nivel del mar el derretimiento de los glaciares, la abrupta disminución de las capas de hielo de la Antártica y Groenlandia, entre muchos otros impactos del calentamiento global. “Esto no es nuevo, viene ocurriendo desde hace varias décadas, sólo que se observa una aceleración de los impactos del cambio climático en los últimos años”, explicó.
La investigación arrojó como otro resultado que el cambio también se observa en la precipitación total anual, donde se muestra un sostenido incremento a partir de principios del siglo XX (ver Gráfico Nº 2), pasando de valores medios de 950 mm hasta el año 1960, a valores medios de 1050 mm entre 1970 y 2017 (lo que significa un aumento del 10% en la precipitación media de esos períodos). La estación que muestra los mayores cambios es el verano, con aumentos superiores a 100 mm, mientras que en invierno se aprecia una leve disminución de la precipitación en los últimos años.

Más días cálidos, menos días fríos y más lluvias
Los extremos climáticos de temperatura mostraron una notable y significativa tendencia hacia condiciones más cálidas, asevera el grupo científico de Cevarcam. Hubo un marcado aumento en la frecuencia de ocurrencia de días y noches cálidas, y una significativa disminución de días y noches frías (ver Gráfico Nº 3), con una disminución notoria de los eventos de heladas. Consistentemente, aumentaron la duración e intensidad de las olas de calor y disminuyeron la duración e intensidad de las olas de frío.
Por otra parte, se observó un aumento en la frecuencia y magnitud de los eventos de lluvias intensas en toda la provincia. En las regiones norte y centro, la precipitación anual aumentó el 15% desde la década de 1960 en comparación con la primera mitad del siglo XX, aunque las tendencias crecientes parecen haberse estabilizado a partir de 1990. También se incrementaron las tormentas de gran intensidad concentradas en períodos cortos a partir de las últimas décadas, superando muchas de ellas los 150 mm diarios. A partir de 1970 se registraron eventos de más de 200 mm con mayor frecuencia. Estos eventos extremos muestran también una gran variabilidad interanual, intercalándose a esos máximos años con escasa precipitación.
El índice simple de intensidad diaria (SDII, por su sigla en inglés), definido como el cociente entre la lluvia anual y los días con precipitación, también presentó una tendencia claramente positiva. En contraposición, la ocurrencia de días secos consecutivos ha aumentado en las últimas décadas de manera significativa en el norte de la provincia y con menor significancia en el centro.
En las regiones centro-sur y sur se registró un aumento de la precipitación anual, y las lluvias intensas mostraron tendencias crecientes hasta la actualidad. De continuar estas tendencias —advierten los científicos—, podrían provocar en los próximos años un incremento aún mayor de lluvias intensas de gran magnitud, dando lugar a excesos hídricos frecuentes en toda la provincia. Además, se producirían déficits estacionales con mayor frecuencia, principalmente en el norte.

Conclusión
La evidencia científica permite concluir que “la variabilidad climática sumada al cambio climático observado demandan la adaptación a las nuevas condiciones climáticas”. Por tanto, recomiendan que “las medidas de adaptación deben ser implementadas en todos los órdenes para garantizar el desarrollo sostenible mediante el compromiso individual y colectivo”.
Mitigar las consecuencias para evitar las peores catástrofes naturales está, principalmente, en manos de los tomadores de decisiones del mundo entero; pero cada ciudadano, desde el lugar que ocupe en la sociedad, puede contribuir a la lucha contra el cambio climático.
.

Los glaciares andinos fuertemente afectados por el clima



Los glaciares andinos acusan la crisis climática con severos derretimientos

Fecha de Publicación
: 09/10/2019
Fuente: Agencia EFE
Provincia/Región: Nacional


Los glaciares de los Andes, pieza clave para la subsistencia de los ecosistemas de la zona, sufrieron una pérdida de masa generalizada entre 2000 y 2018 debido al calentamiento global. La situación es especialmente grave en las zonas centrales, donde su retroceso se aceleró en la última década.
Un grupo de investigadores franceses y argentinos analizaron unas 30.000 imágenes satelitales de toda la cordillera de Los Andes tomadas durante 19 años y observaron que las consecuencias de la crisis climática se palpan en la zona, ya que los glaciares, especialmente en la Patagonia, siguen retrocediendo año tras año, y algunos de ellos cada vez más rápido.
El estudio, publicado en la revista “Nature Geoscience” el 16 de septiembre, dividió en siete -Trópicos interiores, Trópicos exteriores, Andes áridos, Andes centrales, Patagonia norte, Patagonia Sur y Andes fueguinos- las zonas glaciares de la cordillera sudamericana, que se extiende desde Venezuela hasta Tierra del Fuego, y determinó el promedio del adelgazamiento total en 13,7 metros por región.

Calentamiento Global
“Esto obviamente está en sintonía con lo que está pasando en otras partes del mundo, y tiene que ver con el cambio climático y el calentamiento global específicamente”, explicó a Efe Pierre Pitte, uno de los investigadores que participó en el informe.
Para Pitte, que trabaja en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), los datos más “graves” del trabajo pertenecen a los del norte patagónico, los Andes centrales y los Andes áridos, áreas situadas en Chile y Argentina.
En esta región, los primeros diez años hubo “un balance prácticamente equilibrado. En promedio los glaciares se mantuvieron durante el período 2000-2009, pero después hubo una sequía muy severa y las tasas de adelgazamiento subieron muy rápido”, explicó Pitte.
Precisamente, debido al derretimiento de estas masas de hielo y nieve, la sequía en la zona se ha podido paliar, pero el problema a largo plazo sigue latente.
“Por un lado, la contribución de los glaciares está ayudando a mitigar el efecto de la sequía, pero obviamente, a medida que la sequía se mantiene, el volumen de agua almacenada en los glaciares es menor”, precisó el argentino.
El estudio, liderado por la investigadora de la Universidad de Toulouse (Francia) Inés Dussaillant, es el primero que abarca todas las zonas andinas con un registro continuo, homogéneo y completo del espesor de sus glaciares, a los que está pasando factura la subida global de las temperaturas.
“Por ahora, lo que vemos es que el forzante climático sigue aumentando. El desequilibrio entre las temperaturas actuales y los glaciares sigue siendo muy grande y en el futuro próximo vamos a ver un retroceso generalizado de los glaciares”, advirtió Pitte.

Sur de la Patagonia
La zona sur de la Patagonia, donde se concentra gran parte de la superficie glaciar andina, es también la que presenta la pérdida de masa más severa, con 86 centímetros de adelgazamiento al año, lo que suponen 16,3 metros perdidos por glaciar en 19 años.
En este territorio, que se extiende por el sur argentino y chileno, se encuentran algunos de los glaciares más conocidos de Los Andes, entre ellos el Perito Moreno, gran foco del turismo mundial.
Otros grandes glaciares patagónicos como el Upsala -765 kilómetros cuadrados- y el Viedma -977 kilómetros cuadrados- casi cuadruplican y quintuplican, respectivamente, la superficie total de la ciudad de Buenos Aires.
Mientras el Perito Moreno se ha mantenido relativamente estable durante estas dos décadas, el Upsala y el Viedma pierden unos 15 metros de altura al año en su parte frontal, lo que equivale, según Pitte, a perder anualmente “un edificio de seis o siete pisos”.
Por ahora, estos glaciares tienen margen para mantenerse en el futuro, a pesar de las severas pérdidas por su descomunal tamaño, en tanto que las partes altas se conservan mucho mejor.

Tierra del Fuego
Sin embargo, el escenario apunta como crítico en Tierra del Fuego, la zona más austral del continente americano, donde se acumulan pequeños glaciares por la particular estructura de la zona.
“Los Andes tienen una orientación general norte-sur y en Tierra del Fuego se modifica a este-oeste. La cordillera es mucho más baja y por lo tanto, sobre todo en el sector argentino, lo que tenemos son pequeños glaciares en la zona alta de la montaña”, detalló Pitte.
Con las tasas de pérdida anual que se manejan actualmente, estas masas de hielo y nieve podrían desaparecer en las próximas décadas o centenares de años, según el investigador.
En este sentido, Pitte enfatizó que una cordillera sin glaciares es “impensable”.
“La morfología de los Andes que conocemos ha sido modelada a lo largo del tiempo por los glaciares y su retroceso es una señal de alerta y una pérdida potencial de patrimonio absolutamente invaluable”, concluyó.
.

Macri propuso neutralidad de carbono en 2050

Mauricio Macri propuso medidas para luchar contra el cambio climático

Fecha de Publicación
: 08/10/2019
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Nacional


El Presidente utilizó su cuenta de Twitter para expresar diversos temas en los que comenzarán a trabajar para incentivar el cuidado del medio ambiente
“Eliminar los plásticos de un solo uso y neutralizar nuestras emisiones de carbono. #PropuestasNuevaEtapa”, publicó esta mañana, en su cuenta de Twitter, el presidente Mauricio Macri. En una cadena de tuits, anunció un grupo de medidas para cuidar el medio ambiente y enfrentar el cambio climático a nivel global.
“En 2015, Argentina firmó el Acuerdo de París, uno de los tratados más importantes a nivel global para enfrentar el cambio climático. Hoy queremos ponernos metas más ambiciosas y crecer de manera sostenible”, manifestó el Presidente, quien anunció este paquete de medidas en sintonía con temas que prevalecen en la agenda mediática luego de que Greta Thunberg, activista sueca, expusiera ante los líderes mundiales en la ONU.
Entre las medidas, Macri propuso: “Neutralidad de carbono en 2050: significa llevar nuestras emisiones netas de carbono a cero. Para lograrlo, vamos a llevar la deforestación neta a cero para 2030. Es simple: consiste en no deforestar más de lo que se planta y que lo plantado sea más de lo que se cosecha”.
“Aspiramos a que en 2025 las energías renovables cubran el 20% de la demanda de energía eléctrica. Vamos a diversificar la matriz alentando a que más personas instalen en sus casas calefones y paneles solares, promoviendo la autogeneración y la venta del remanente que se produce. La movilidad eléctrica, el transporte público sostenible, las viviendas sostenibles y mejores prácticas en la producción agrícola, como la rotación de cultivos y la eficiencia en ganadería, también son elementos importantes”, agregó el mandatario.
Y continuó: “Eliminar los plásticos de un solo uso antes de 2025: son responsables de más del 80% de la basura marina. Vamos a eliminar los microplásticos en cosmética e higiene y a reducir progresivamente los plásticos de un solo uso. Por ejemplo los sorbetes, vasos, vajillas y cubiertos Vamos a acompañar a las PyME que los producen para que se reconviertan en opciones sostenibles, que cuiden el ambiente y las fuentes de trabajo", indicó Macri.
El Presidente completó: “En estos años nuestra política ambiental se alineó con lo que el mundo plantea. Creamos nuevos parques nacionales, aumentamos las reservas naturales y áreas protegidas más que ningún otro gobierno en la historia. Creamos un plan para restaurar bosques nativos que ya lleva 4 millones de árboles plantados. Trabajamos en serio para desarrollar las energías renovables. Y todavía podemos hacer mucho más por el planeta”.
Macri continuará este sábado con su recorrida por el país en el marco de la campaña “sí, se puede”, en la cual buscará recorrer 30 ciudades en 30 días previo a las elecciones del 27 de octubre. Esta semana visitó Santa Fe, Entre Ríos, Bahía Blanca. Esta mañana, a partir de las 11:30, hablará en el Parque O’Higgins de Mendoza.
.

Misiones piensa en una Secretaría de Cambio Climático



Misiones avanzará en la creación de una Secretaría de Estado de Cambio Climático

Fecha de Publicación
: 07/10/2019
Fuente: Misiones On Line
Provincia/Región: Misiones


Por medio de un proyecto de Ley propuesto por el diputado provincial Carlos Rovira, presidente de la Cámara de Representantes de Misiones, debatirán en comisión legislativa la creación de una “Secretaría de Estado de Cambio Climático” en la estructura del Gobierno de Misiones, una nueva institucionalidad que permitiría jerarquizar las políticas ambientales en relación a la adaptación y mitigación a los efectos extremos del clima.
Si hay un problema global sobre el cual ya nadie puede discutir que debe ser atendido son las consecuencias ambientales que se enfrentarán, y que serán cada vez más relevante, que demandan de políticas públicas activas. Sería la primera provincia del país en avanzar con esta jerarquización de gobernanza ambiental, de avanzar en la sanción de la iniciativa.
El expte D-53.001/19, con fecha de ingreso del 26 de septiembre del corriente año, fue girado a la Comisión de Asuntos Constitucionales, de Derechos Humanos, Municipales y Juicio Político para abrir el debate en la legislatura provincial. La iniciativa buscaría establecer el desarrollo de las distintas formas de protección y adaptación para hacer frente a los efectos extremos del Cambio Climático, y a su vez, propender con medidas de reducción o mitigación de sus impactos, fomentando el seguimiento y la evaluación de este fenómeno en la provincia.
En sus fundamentos, Rovira explica que la propuesta está orientada a crear una dependencia jerárquica y funcional al Gobernador de la Provincia, complementando las tareas que se llevaran adelante por los demás ministerios.
“La Secretaría de Estado de Cambio Climático tendrá rango equivalente al cargo de Ministro Secretario de Estado del Poder Ejecutivo provincial”, precisa el texto.
Es decir, su principal tarea será ser la encargada de llevar adelante la agenda del Cambio Climático –local, nacional, global-  y tendrá como funciones principales la de asistir al Gobernador en todo lo inherente la planificación, ejecución y control de las políticas, acciones y obras relacionadas a los efectos extremos del clima el cambio climático; establecer medidas para la mitigación emisiones de gases de efecto invernadero, fomentando el desarrollo sostenible, adoptando todo tipo de medidas y efectuando el seguimiento y la evaluación del Cambio Climático.
También, tendría como función promover el desarrollo e investigación de las distintas formas de protección para el cambio climático; articular acciones con los municipios, demás ministerios y organismos para el cumplimiento de sus funciones.
“El Cambio Climático nos afecta a todos y es un problema de la humanidad, por lo tanto como Provincia nos proponemos adoptar medidas para hacerle frente a sus efectos adversos en cumplimiento del Acuerdo de París, y es así que tomamos la iniciativa de incorporar a la cartera ministerial esta Secretaría, asumiendo el compromiso como gobierno”, señala el funcionario en el proyecto.
El Acuerdo de París fue firmado dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que establece medidas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático por los 195 países miembros, adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016 en conmemoración del Día de la Tierra.
“Misiones en la actualidad ya cuenta con la Dirección General de Cambio Climático dependiente del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables que lleva adelante esta tarea y que viene trabajando sobre la problemática del cambio climático hace tiempo, con distintos proyectos de mitigación. Pero para sumar a los esfuerzos, que ya se vienen realizando, es que se propone la presente iniciativa”, precisa el legislador en sus fundamentos.

Políticas de acción ante el fenómeno del Clima
El Cambio Climático consiste en una variación en los componentes del clima comparando períodos prolongados. Si bien el clima de la tierra ha variado muchas veces a lo largo del tiempo por fenómenos naturales, desde los últimos años la temperatura media de la superficie terrestre ha aumentado más de 0,6 centígrados. Esta variación y aumento desmedido están asociados al proceso de industrialización, en particular a la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo y carbón, tala de árboles y algunos métodos de explotación agrícola.
Los gases de efecto invernadero, tienen la propiedad de absorber y remitir la radiación infrarroja que la tierra recibe del sol, produciendo así el efecto invernadero natural que permite que la tierra mantenga una temperatura promedio de 15 ºC. Si no existiera este efecto la temperatura promedio sería de 18 ºC. Algunos de los gases se encuentran en la atmósfera y otros son producidos por el ser humano debido a la generación de energía, uso del suelo, la industria, utilización de los residuos.
Las principales consecuencias son: cambio de circulación de océanos, aumento o disminución de precipitaciones, provocando inundaciones y sequías, aumento del nivel del mar, aumento de las olas de calor y frío, entre otras.
“Por estos impactos que hoy padece nuestro planeta y que nos afecta a todos, es necesario tomar medidas inmediatas, ya que no se trata de algo lejano que provocaba desastres naturales en otros continentes, sino que afecta directamente a nuestra Provincia. Se puede observar con la variabilidad climática que posee Misiones, donde se alteran periodos secos, húmedos, inundaciones y sequías, con los efectos negativos que ello conlleva a la producción rural. Por todas estas razones expuestas, se considera de necesidad de aprobar el presente proyecto de Ley, entendiendo que será de suma trascendencia para todos los habitantes de esta Provincia contar con un Ministerio propio para afrontar esta problemática que nos afecta a todos no solo como misioneros sino también como habitantes de nuestro Planeta”, concluye Rovira al invitar el acompañamiento de sus pares a la iniciativa
.

Finalizó taller del RAMCC sobre gestión del cambio climático

Concluyó con éxito el Taller Internacional de Gestión Local del Cambio Climático organizado por la RAMCC  

Fecha de Publicación
: 05/10/2019
Fuente: RAMCC  
Provincia/Región: Nacional


Este taller fue organizado por la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático con el apoyo de la Municipalidad de Rosario. Para llevarlo adelante resultaron claves las alianzas con distintos organismos locales, nacionales e internacionales, cuyo apoyo hizo posible contar con disertantes de primer nivel durante toda la semana.
El Programa de Cooperación Urbana de la Unión Europea para América Latina (IUC-LAC), el Pacto Global de los Alcaldes por el Clima y la Energía, la Secretaría de Ambiente y desarrollo sustentable de la Nación, el Centro de Eficiencia Energética de Copenhague, la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Fundación Avina, la Fundación Friedrich Ebert, el Ente de Coordinación del Área Metropolitana de Rosario, la Universidad Nacional de Rosario, la Organización Panamericana de la Salud, el gobierno de la Provincia de Santa Fe y el Programan de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Red de Ecocomunas Suecas fueron los principales aliados en esta oportunidad.
Las actividades del workshop tomaron lugar durante toda la semana y de las mismas participaron más de 100 personas de 6 países (Argentina, Brasil, Colombia, Honduras, Paraguay y Uruguay). Todos ellos tuvieron la oportunidad de intercambiar con 49 expositores de destacada trayectoria en la definición de políticas públicas frente al cambio climático. Además de establecer un claro panorama respecto de la situación a la que nos enfrenta el cambio climático como gobiernos locales, durante la semana, algunos de los temas sobre los que se trabajó fueron eficiencia energética, movilidad sostenible, economía circular y finanzas sostenibles.
Este taller tenía como objetivo aportar a la construcción de capacidades, redes y vínculos para que funcionarios y ciudadanos comprometidos de la región sigan aportando al desarrollo resiliente frente al cambio climático de sus comunidades. La definición de la propuesta surgía además, de la convicción de la importancia que tiene el aprendizaje entre pares, interdisciplinario y por la experiencia para generar respuestas que den solución local a los problemas globales. Las devoluciones obtenidas por parte de los participantes evidencian que el objetivo fue alcanzado.
Compartimos con ustedes algunos de los comentarios que realizaron los asistentes.
“De este Workshop me llevo una experiencia muy enriquecedora tanto por parte de los disertantes, como por parte del equipo de trabajo de la Red y de todos los compañeros que asistieron al taller”. Rocío Aráoz, Directora Fundación de la Tierra, Buenos Aires, Argentina
“Hubo un intercambio muy importante con gente de otros países, aprendimos mucho”. Christian Tenorio, Alcalde de Belén Gualcho, Ocotepeque, Honduras
“De todo el taller, me llevo la preocupación de poder actuar frente al cambio climático, me llevo muchísima información y conocimiento, y también las relaciones e intercambios que hicimos con el resto del grupo participante”. Franco Chiletto, Concejo Administrativo de la Cooperativa Eléctrica de Bolívar, Provincia de Buenos Aires, Argentina
“Mucho aprendizaje, nos vamos complacidos de tan bonito país y tanta enseñanza”. Luz Dariela Espinoza, Vice Alcaldesa de Cucuyagua, Copán, Honduras
“Muy contentos porque aprendimos algunas cosas que podemos poner en práctica en nuestros municipios. Así es, una experiencia bonita”. Nery Nohé Méndez Sánchez, Alcalde de La Campa, Lempira, Honduras
“Estuvo muy bien organizado, conocí a mucha gente muy linda, muy buena, de las cuales aprendí muchísimo. Me llevó cosas que quiero adaptar a la situación de allá”. Tamara Villalba, Gobernación del Departamento de Itapúa, Paraguay
.

Argentina, ¿emite mucho o poco gases efecto invernadoro?

Efecto Greta: ONG desmiente al Gobierno sobre la contaminación ambiental

Fecha de Publicación
: 02/10/2019
Fuente: Perfil
Provincia/Región: Nacional


La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) considera que el canciller Jorge Faurie cometió un error al decir que Argentina "contamina muy poco".
El aporte de Argentina a las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero es alto aunque el gobierno nacional diga lo contrario, aseguró el director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Andrés Nápoli. "Es muy peligroso y equivocado decir que Argentina prácticamente no contribuye: sí lo hace al 0,7%", advirtió el titular de una de las organizaciones no gubernamentales más relevantes en este país.
Según dijo Nápoli en una entrevista, Argentina es responsable del 17% de las emisiones de América Latina, y en la medición "per cápita estamos por encima de Italia, Brasil y México, así que Argentina tiene mucho para hacer para combatir las emisiones", sostuvo. El ambientailsta criticó al Gobierno diciendo que no quiere hacer nada "para combatir el cambio climático y tratan de instalar que, como Argentina es pequeña en términos internacionales, da igual lo que haga".
Argentina es una de las cinco naciones que fueron denunciadas esta semana por 16 jóvenes ambientalistas, entre ellos la sueca Greta Thunberg en la Cumbre del Clima organizada por la ONU en Nueva York. Dicha denuncia es parte de un "protocolo opcional" desconocido de la convención: desde 2014 autoriza a los niños a presentar una queja ante el Comité de los Derechos del Niño de la ONU, si estiman que sus derechos fueron denegados.
Los cinco países incluidos en la denuncia ratificaron dicho protocolo, pero se encuentran entre los más contaminantes del mundo y son influyentes en el selecto club de países ricos del G20, lo que los jóvenes ambientalistas consideran perjudicial para la niñez. Por eso Argentina (junto a Francia, Alemania, Brasil y Turquía) fue incluida, en lugar de Estados Unidos, China o India, los mayores emisores del mundo, pero que no ratificaron este protocolo.
"En la medida en que los países toman compromisos internacionales y realizan acciones para cumplir esos compromisos, lo que van a tener es un elevado nivel de litigio por incumplimiento de la Convención o por vulnerar el Acuerdo de París", explicó el director de FARN a la agencia de noticias Sputnik.
Tras conocer la denuncia, el Gobierno de Macri respondió a las críticas y presumió de estar elaborando una estrategia a largo plazo que aspira a  lograr la neutralidad carbónica para 2050, a fin de eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al crecimiento productivo. Argentina "contamina muy poco en términos comparativos" con los demás Estados, aseguró el canciller, Jorge Faurie.
"La Argentina contamina muy poco en términos comparativos con los demás países. Tenemos menos de 0.7 de impacto en el calentamiento global y en las emisiones", dijo Faurie esta semana en una entrevista radial. "Nosotros hemos tenido una actitud sumamente proactiva desde el Acuerdo de París, hemos aumentado las metas, tenemos compromisos claros en la agenda 2030", agregó el funcionario.
Por otra parte, Faurie había desestimado las denuncias por la supuesta contaminación ganadera en el país y pidió no quedarse "con la historia de que todo lo que se dice es tal cual". "No hay elementos científicos que abonen que el impacto de nuestras vacas y de su extensión territorial sea del nivel que algunos otros sectores quieren atribuir", señaló.
Faurie también afirmó esta semana que no había "elementos científicos que abonen que el impacto de nuestras vacas y de su extensión territorial sea del nivel que algunos otros sectores quieren atribuir", pero el último Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de Argentina elaborado por la Secretaría de Ambiente reconoce que el 53% de las emisiones de este país provienen del sector energético, y otro 39% surgen del agro, de la ganadería y del cambio del uso del suelo.
"En su intento de hacer crecer este sector, se generan no solo emisiones contaminantes, sino que el avance de la frontera agropecuaria reduce el bosque nativo en pos de aumentar la superficie cultivable", advirtió el titular de la FARN, quien indica que el inventario de GEI muestra "que ha crecido bastante el sector agro porque se contabilizan cuestiones que antes no se tomaban en cuenta, y además hubo un proceso de deforestación enorme antes y después de la Ley de Bosques".
.

Como impactará en Argentina la crisis climática



Crisis climática: cómo afecta a la Argentina el calentamiento de los océanos

Fecha de Publicación
: 27/09/2019
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Nacional


¿Cómo se relaciona un pozo petrolero en Arabia Saudita con las inundaciones de Jakarta, en Indonesia? ¿Y las minas de carbón de Chile con la sequía en la Puna argentina? En la crisis climática global está la respuesta: todo está interrelacionado. Y buena parte de los efectos más adversos que padecen las personas por ese cambio en las temperaturas del planeta obedece a los cambios en los océanos, que son los que regulan el clima en la Tierra.
La Argentina y los argentinos, por supuesto, no quedan afuera de las consecuencias de este fenómeno global que no para de amenazar a las poblaciones: suba en los niveles del mar que hacen peligrar a la bahía de Samborombón, deshielos que afectarán recursos naturales y encienden una alerta para industrias como la vitivinicultura y las pesquerías.
Así lo informa el último reporte especial realizado por científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que se acaba de conocer y que recomienda a los gobiernos entrar en acción. El calentamiento global que genera el hombre es el que produce estos cambios que luego, paradójicamente lo perjudican. La quema de combustibles fósiles, los cambios en los usos del suelo y los modos de consumo deben cambiar drásticamente para poder detener los fenómenos extremos del calentamiento.
“Este reporte sobre los océanos y la criosfera (las partes de la tierra congelada) muestra cómo los cambios físicos que se producen en el sistema de alta montaña, nieve, de glaciares, del agua del océanos así como el cambio en su acidez (PH) impactan y se relacionan no sólo con los ecosistemas sino también con las personas. Lo importante es mostrar cómo todo está interrelacionado”, explica a Infobae Carolina Vera, científica argentina, experta en cambio climático que fue una de las autoras del documento y quien moderó varias mesas desde el viernes en Mónaco donde se presentó.
“Los océanos ocupan el 31% de la superficie terrestre y contienen el 97% del agua del planeta, entonces no hay dudas de la relevancia. Aunque la criosfera ocupa el 10% también es muy importante ya que que en las zonas de alta montaña hay alrededor de 670 millones de personas viviendo (aproximadamente el 10% de la población mundial) y se proyecta que va a aumentar entre un 8 y un 9% para 2050”, agrega la investigadora.
Por caso, varios de los picos más altos de los Andes están ubicados en Argentina. “Entre el 2000 y 2016, la cobertura de nieve en los Andes centrales de Chile y Argentina disminuyó en un 13%. Los glaciares de la región también se están encogiendo, lo que resulta en mayores caudales de hielo derretido. Esto seguramente afecte los recursos de agua dulce en las áreas que se encuentran río abajo de los Andes centrales”. La disrupción en las fuentes de agua podría amenazar gravemente al sector agrícola, incluida la viticultura argentina. Por ejemplo, en Mendoza, donde se producen tres cuartos del vino nacional, entre el 70 y el 80% del agua en la primavera proviene de glaciares y el derretimiento de nieves, advierten los científicos.

Las lluvias y el mar
Desde 1960, la región subtropical de Argentina ha estado experimentando un aumento de precipitaciones. Aunque esto beneficia a las cosechas, el incremento se ha combinado con episodios de El Niño, lo que causó lluvias fuertes y frecuentes y la consecuente inundación de áreas rurales y urbanas.
Con unos 5000 km de costa, nuestro país también se ve muy amenazado por el aumento del nivel del mar. Los impactos más significativos serán las marejadas alrededor del Río de la Plata causadas por tormentas – lo que incluirá a Buenos Aires -, donde el nivel elevado del mar podría aumentar notablemente las áreas inundadas por la combinación de tormentas y mareas altas. Con sólo un aumento de 50 cm del nivel del mar, 600.000 personas en Buenos Aires podrían verse afectadas por las marejadas y USD 23.000 millones en infraestructura correrían peligro. La costa sur de la Bahía de Samborombón también podría sufrir la pérdida de territorio debido a la pendiente poco profunda de algunas de sus áreas costeras y a las estructuras blandas de los sedimentos costeros.
Actualmente, cerca de 200.000 personas en el Gran Buenos Aires se ven afectadas por mareas tormentosas. Con un aumento del nivel del mar de 50 cm, este número podría triplicarse.
Varias poblaciones de peces en el sudoeste atlántico – donde Argentina es uno de los principales pescadores – están siendo sobreexplotadas o agotadas. En 2015, era una de las cuatro áreas con mayor porcentaje de poblaciones marinas pescadas a niveles insostenibles (58,8%).
Entre los hallazgos más importantes, el reporte señala que:

- El océano, el hielo y la nieve de la Tierra están siendo transformados por el cambio climático
- El aumento del nivel del mar se está acelerando y, si no se reducen las emisiones, crecerá más de 10 veces más rápido para el año 2100 de lo que lo hizo durante el siglo XX.
- Los glaciares perderán más de un tercio de su masa en promedio con altas emisiones, reduciendo el suministro de agua para las personas que dependen de ellos; algunas cadenas montañosas podrían perder más del 80% de sus glaciares para el año 2100 y muchos desaparecerán por completo.
- La vida marina ya está siendo afectada por el calentamiento de los océanos y seguirá disminuyendo, aunque la reducción de las emisiones podría reducir los daños; entre el 84 y el 90% de todas las olas de calor marinas son ahora atribuibles al cambio climático.
- Los cambios en el océano están haciendo que el clima del mundo sea más extremo y esto empeorará sin recortes en las emisiones.
- El descongelamiento del permafrost y el derretimiento del hielo marino podrían causar un calentamiento adicional, acelerando aún más el cambio climático.
- Las consecuencias de la inacción serían cada vez más rápidas y dolorosas a lo largo de este siglo, mientras que las reducciones inmediatas de las emisiones podrían reducir en gran medida estos riesgos.

Los mejores escenarios son los proyectados con una temperatura media global de 1.5ºC, tal como lo establece el Acuerdo de París. Una suba mayor del termómetro profundizaría más aún los cambios a los que la humanidad deberá adaptarse.

.

El bosque patagónico suma peligros por el clima

Estudio del TA y la UBA alertó sobre impacto del cambio climático en el bosque patagónico

Fecha de Publicación
: 27/09/2019
Fuente: Grupo La Provincia
Provincia/Región: Patagonia


Un estudio del TA y la UBA realizado en el Parque Nacional Lanín, en San Martín de los Andes, Neuquén, alertó sobre el impacto que puede tener el cambio climático en los bosques patagónicos, al afectar la germinación de tres árboles icónicos en la zona como el roble pellín, el raulí y la lenga.
Un trabajo conjunto entre el TA Bariloche y la Facultad de Agronomía de la UBA determinó que las temperaturas más altas afectan la germinación de estas tres especies ya que si bien crecen o largo de toda la montaña lo hacen a temperaturas diferentes, según un informe publicado en la revista Sobre la Tierra de esa facultad.
"La germinación de cada especie está bien adaptada a su hábitat natural, lo cual no estaba documentado hasta el presente", señaló Verónica Arana, investigadora del TA Bariloche-Conicet, quien destacó que el calentamiento global "podría cambiar estos patrones y modificar la futura distribución de las tres especies".
Los resultados del trabajo están publicados en la revista New Phytologist, en coautoría con los docentes de Agronomía Diego Batlla, Roberto Benech y Rodolfo Sánchez y profesionales de la Universidad Nacional del Comahue.
Según Arana, el cambio climático predice que para el 2080, los ambientes de la Patagonia sufrirán un aumento de casi 3 grados en la temperatura media anual del aire.
En ese sentido, advirtió que las mediciones que realiza el TA en la zona marcan una realidad inquietante: "En los últimos 10 años registramos aumentos sensibles en la temperatura de estos bosques".
"Eso está ocurriendo ahora, no dentro de 60 años, y como ya vimos a lo largo de la montaña, cambios muy pequeños en la temperatura alteran la germinación del roble pellín, el raulí y la lenga", concluyó.
.

Argentina ratifica lo que acordó en el Acuerdo de París



Argentina ratificó que cumplirá con las metas del Acuerdo de París

Fecha de Publicación
: 25/09/2019
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Nacional


Argentina ratificará en la Cumbre Climática que se desarrolla en Nueva York las metas de reducción de emisiones de carbono suscriptas en el Acuerdo de París, que propone no superar un aumento de la temperatura global promedio de 1.5 grados, para lo cual focalizará su estrategia en los sectores de energía, agricultura, bosques, transporte, industria y residuos, informó Cancillería.
A través de estas medidas "se logrará al año 2030 un ahorro de más de 109 toneladas de dióxido de carbono", detalló Cancillería, que expondrá en la Cumbre "las buenas prácticas de nuestro sector productivo, tanto en materia de mitigación como en adaptación a los efectos adversos del cambio climático".
Precisó que este objetivo "podría ser incluso más ambicioso, de incrementarse la disponibilidad de recursos financieros para países en desarrollo y de darse cumplimiento al compromiso de los países desarrollados de movilizar 100 billones de dólares anuales para acción climática, a partir de 2020".
En este sentido, Argentina trabaja "en la elaboración de su Plan Nacional de Adaptación y en la estrategia de desarrollo bajo en emisiones," lo que permitirá "una economía baja en carbono al 2050".
"En 2016, la Argentina ratificó el Acuerdo de París y presentó una revisión de su Contribución Determinada a Nivel Nacional, siendo el primer país en hacerlo" y se comprometió en ese año "con una meta absoluta de no exceder la emisión neta de 483 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente en el año 2030", detalló Cancillería .
La Cumbre Climática de Nueva York busca profundizar las metas acordadas en París, dado que las emisiones de carbono a nivel global el año pasado aumentaron en lugar de disminuir y expertos aseguran que el aumento de la temperatura global, a este ritmo, podría superar los 1,5 grados fijados para el año próximo.
.

Dramática pérdida de glaciares en la Patagonia



Los glaciares de la Patagonia adelgazaron el equivalente a un "edificio de 4 pisos en casi 20 años"

Fecha de Publicación
: 23/09/2019
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Patagonia


Así lo graficó un científico del Conicet en base a una investigación que reveló los cambios en las masas de hielo de la Cordillera de los Andes. Analizó más de 30 mil imágenes satelitales.
Los glaciares de la Patagonia adelgazaron en promedio el "equivalente a un edificio de cuatro pisos de 2000 a 2018", graficó hoy un científico del Conicet en base a una investigación que reveló los cambios en las masas de hielo de la Cordillera de los Andes, al analizar más de 30.000 imágenes satelitales.
Este trabajo, que salió esta semana en la revista Nature Geoscience, es innovador porque "brinda datos confiables para el 95% de los cerca de 18.800 glaciares que hay en los Andes y los datos son muy detallados ya que el píxel de las imágenes es de 30 metros, es decir que tenemos un dato cada 30 metros", destacó a Télam el científico del Conicet Pierre Pitte.
Pitte junto con Lucas Ruiz y Mariano Masiokas son investigadores del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla) y participaron de la investigación internacional sobre los glaciares andinos, liderada por Inés Dussaillant de la Universidad de Toulouse.
"Los glaciares están perdiendo volumen a nivel global desde finales del siglo XIX", relató Pitte, y agregó que esas alteraciones denotan como cambia el clima: si la temperatura general aumenta, los glaciares se derriten más, pero si las precipitaciones aumentan, los glaciares crecen.
La calidad de información que tenían los científicos para medir esos cambios era muy variable ya que incluía mediciones con teodolito, GPS, fotos de campo y aéreas, pero el desarrollo de los satélites de observación terrestre desde 1970 les mejoró sustancialmente la capacidad de medición.
"La información satelital brinda una herramienta única para el estudio de los glaciares porque los de los Andes están ubicados en algunas de las regiones más inaccesibles del territorio, casi sin caminos de acceso, sin comunicaciones y sujetas a un clima extremo", destacó Pitte.
Lucas Ruiz, otro de los investigadores argentinos del equipo, señaló que para este trabajo "compararon más de 30.000 modelos digitales de terreno, realizados a partir de pares de imágenes estereoscópicas del satélite Aster", lo que les permitió "alcanzar un nivel de precisión inédito".
"El resultado principal del estudio es que los glaciares en todas las regiones de los Andes perdieron en promedio el equivalente a unos 0,70 metros de agua al año, es decir más de 12,5 metros de agua equivalente en 18 años", explicó Pitte.
El investigador especificó que la referencia a "metros de agua equivalente (m. a.e.) resulta de aplicar una pequeña corrección de densidad en el cambio de elevación observado ya que el hielo de los glaciares es menos denso que el agua, y por lo tanto 1 metro de adelgazamiento glaciar equivale a 0,85 metros de agua".
Para dar una idea de las dimensiones, Pitte precisó que del año 2000 a 2018 el adelgazamiento en los glaciares de la Patagonia Norte (Neuquén, Río Negro y Chubut) fue de alrededor de 10 metros, lo que comparó con un edificio de tres pisos aproximadamente.
Mientras que el adelgazamiento en los glaciares de la Patagonia Sur (Santa Cruz) en esos 18 años fue de poco más de 15 metros, lo que equivale a un edificio de cinco pisos. Por lo que los científicos se refieren en promedio a un predio de cuatro pisos.
Otro de los resultados del estudio es que la pérdida de espesor no fue igual en todas partes: "La pérdida de masa en los glaciares ubicados en los trópicos y en el sur de la Patagonia se mantuvo a una tasa elevada y constante en los últimos veinte años", detalló Ruiz.
"Pero en los Andes Áridos y del Norte de la Patagonia, desde Salta hasta el sur de Chubut, entre 2009 y 2018 los glaciares perdieron masa a una tasa más elevada que entre 2000 y 2009, lo que marca que hubo un cambio de régimen climático", completó.
Los científicos asociaron este aumento en la pérdida de masa glaciar en la región central de los Andes con la megasequía que sufrió esa área en el último tiempo, aunque las masas de hielo también disminuyeron la gravedad de la sequía. Sin embargo el problema persiste.
"Si los glaciares se siguen achicando, en el futuro no vamos a tener esa `caja de ahorro` desde donde sacar agua", expresó Ruiz.
"Con este nuevo estudio, tenemos información de referencia mucho más fidedigna sobre cómo cambiaron todos los glaciares a lo largo de los Andes y cómo influirá eso en el medioambiente, lo que da más certeza sobre los escenarios futuros", concluyó el especialista
.

Cambio climático y tres puntos críticos para Argentina



Cambio climático: los tres grandes temas en los que debe mejorar la Argentina

Fecha de Publicación
: 16/09/2019
Fuente: Ambito
Provincia/Región: Nacional


El análisis "Incrementar la acción climática", elaborado por Climate Tracker, sugiere enfocar las políticas en la generación y suministro de electricidad, edificios residenciales y transporte terrestre.
Si acelera sus planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la Argentina podría transformarse en un "líder climático" para 2050. El plan de ruta debería estar enfocado en tres áreas estratégicas y altamente contaminantes: suministro eléctrico, edificios residenciales y transporte terrestre.
Según las conclusiones del análisis "Incrementar la acción climática" elaborado por Climate Tracker (el tercero de una serie que ya relevó a Sudáfrica y la Unión Europea y en el futuro lo hará con Indonesia, Turquía y Australia), si se estimulan estas políticas podrían recortarse las emisiones en esos rubros hasta en un 94% para mediados de siglo (respecto a los niveles de 2014) y pondrían al país en la senda definitiva del Acuerdo de París.
En el documento firmado en la capital francesa en 2016, los gobiernos de 195 países se comprometieron a contener el aumento de la temperatura por debajo de 2° por encima de los niveles preindustriales y, como escenario ideal, tratar de limitarlo a 1,5°. Pero el empeño actual es insuficiente: para cumplir con el límite acordado, los expertos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) concluyeron que es necesario redoblar los esfuerzos y reducir las emisiones de CO2 a cero junto a una drástica rebaja de las emisiones totales de gases de efecto invernadero.

Transición energética
Si el sector eléctrico estuviera totalmente descarbonizado permitiría implementar planes de electrificación en el transporte terrestre, tanto de pasajeros como de cargas. Las medidas sugeridas incluyen alcanzar una cuota del 60% de vehículos eléctricos en la flota total de automóviles para 2040 y de 100% en la flota de micros y colectivos. El abandono de los rodados que funcionan con combustibles fósiles reduciría además los efectos adversos de la contaminación atmosférica y acústica.
Entre las mejoras propuestas para los edificios residenciales figuran el reacondicionamiento térmico y una mayor eficiencia energética, con disposiciones en ese sentido para todos los aparatos de calefacción que se vendan hasta 2030. Esa eficiencia, junto a códigos de construcción más estrictos, y la electrificación de los servicios de agua y calefacción, podrían reducir casi por completo las emisiones de carbono en los edificios residenciales argentinos a mediados de siglo.
Dada su riqueza natural en recursos renovables y sus objetivos de expansión de las energías renovables para 2025, Argentina podría convertirse “en un país líder a nivel mundial en lograr una transición energética exitosa”, señaló Climate Tracker, aunque se necesitan “acciones adicionales” para desplegar las renovables en línea con los objetivos de la Secretaría de Energía, de una cuota del 20% para 2025 y del 25% para 2030. Entre otras cosas, aumentar de forma considerable las inversiones en la infraestructura de la red eléctrica.
Pero, además, es probable que la transición hacia un suministro eléctrico bajo en carbono y basado en energías renovables logre crear más oportunidades de empleo en comparación con el escenario de desarrollo actual, ya que los puestos de trabajo fomentados por estas tecnologías crecerán con el tiempo y serán cada vez más necesarios, a medida que el sector de la generación de electricidad avance hacia la descarbonización total.
Aunque, para ello, “la Argentina debería reducir los incentivos para incorporarse al sector del gas natural y aumentar las oportunidades en tecnologías con futuro, como la energía hidroeléctrica, la energía fotovoltaica y la energía eólica terrestre”.

Fortalezas y debilidades
El documento destaca fortalezas y debilidades, luces y sombras de las políticas nacionales en el camino de las políticas climáticas. Resalta por un lado que existen instrumentos para apoyar la adopción de energías renovables no convencionales (como las subastas), pero alerta que los recientes retrasos en los proyectos encargados podrían frenar el crecimiento de la capacidad instalada hasta 2025.
Menciona la quita de algunas subvenciones relacionadas con el consumo y la producción de combustibles fósiles en los últimos años, pero recuerda que se mantiene el apoyo financiero directo para el consumo y la producción de gas natural.
Toma nota de la participación de los vehículos eléctricos en el parque automovilístico, pero la describe como “insignificante”, debido a las “pocas políticas existentes para incentivar su adopción”.
También reseña que se estableció un manual de vivienda sostenible y un plan de etiquetado para todos los edificios nuevos financiados o cofinanciados por la Secretaría de Vivienda, pero apunta que no existe ningún marco político para aquellos financiados por privados.
Ya sabemos que la lucha contra el cambio climático debe ser ambiciosa, constante y creciente. Una batalla en la que ninguna ofensiva es en sí misma definitiva. Pero ir cumpliendo asignaturas pendientes y avanzar en la descarbonización de distintas áreas, como quedó acordado en París, es un interesante ejercicio para preparar los músculos de cara a próximos y mayores desafíos.
.

Alertan de cambios en la capacidad de absorción de suelos



El cambio climático amenaza la capacidad del suelo de absorber agua

Fecha de Publicación
: 14/09/2019
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Nacional


Un estudio académico revela que los cambios en la estructura del suelo pueden afectar negativamente a la producción de alimentos.
El cambio climático puede reducir la capacidad de los suelos para absorber agua en muchas partes del mundo, según un estudio dirigido por la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos.
Y eso podría tener serias implicaciones para el suministro de agua subterránea, la producción y seguridad de alimentos, la escorrentía de aguas pluviales, la biodiversidad y los ecosistemas, según la investigación, publicada en Science Advances.
"Dado que los patrones de lluvia y otras condiciones ambientales están cambiando globalmente como resultado del cambio climático, nuestros resultados sugieren que la forma en que el agua interactúa con el suelo podría cambiar de manera apreciable en muchas partes del mundo, y hacerlo con bastante rapidez", señala el coautor Daniel Giménez, científico del suelo y profesor del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Rutgers-New Brunswick.
"Proponemos que la dirección, la magnitud y la tasa de los cambios se midan e incorporen en las predicciones de las respuestas de los ecosistemas al cambio climático", sugiere.
El agua en el suelo es crucial para almacenar carbono, y los cambios en el suelo podrían influir en el nivel de dióxido de carbono en el aire de una manera impredecible, añade Giménez, de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas.
El dióxido de carbono es uno de los principales gases de efecto invernadero vinculados al cambio climático.
Giménez fue coautor de un estudio publicado en la revista 'Nature' el año pasado que muestra que los aumentos regionales en las precipitaciones debido al cambio climático pueden conducir a una menor infiltración de agua, más escorrentía y erosión, y un mayor riesgo de inundaciones repentinas.
Que la lluvia se infiltre o se escurra del suelo determina cuánta agua estará disponible para las plantas o se evaporará en el aire.
Los estudios han demostrado que la infiltración de agua en el suelo puede cambiar durante una o dos décadas con el aumento de las precipitaciones, y se espera que el cambio climático aumente las precipitaciones en muchas áreas del mundo.
Durante un experimento de 25 años en Kansas con riego del suelo de la pradera mediante rociadores, un equipo de científicos liderado por Rutgers descubrió que un aumento del 35 por ciento en la lluvia condujo a una reducción del 21 al 33 por ciento en las tasas de infiltración de agua en el suelo y solo un pequeño aumento en la retención de agua.
Los cambios más importantes se relacionaron con cambios en poros relativamente grandes, o espacios, en el suelo. Los poros grandes capturan agua que las plantas y los microorganismos pueden usar, y eso contribuye a mejorar la actividad biológica y el ciclo de nutrientes en el suelo y disminuye las pérdidas de suelo a través de la erosión.
Con el aumento de la lluvia, las comunidades de plantas tenían raíces más gruesas que podían obstruir los poros más grandes y había ciclos menos intensos de expansión del suelo cuando se agregaba agua o contracción cuando se retiraba el agua.
El siguiente paso es investigar los mecanismos que impulsan los cambios observados, a fin de extrapolar los hallazgos a otras regiones del mundo e incorporarlos a las predicciones de cómo los ecosistemas responderán al cambio climático.
Los científicos también quieren estudiar una gama más amplia de factores ambientales y tipos de suelo, e identificar otros cambios en el suelo que pueden resultar de cambios en el clima.
.

Gobiernos locales debatieron sobre CC en Corrientes



Más de 50 intendentes debatieron sobre los efectos del cambio climático

Fecha de Publicación
: 30/08/2019
Fuente: Via Pais
Provincia/Región: Corrientes


Finalizó el Encuentro Regional del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía y el 4º Taller de Capacitación para ciudades en Corrientes.
Durante tres días se desarrolló en Corrientes el Encuentro Regional del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía y el 4º Taller de Capacitación para ciudades del que el Municipio de la Ciudad forma parte desde el 2018.
Los intendentes compartieron experiencias sobre cómo incluir el cambio climático en la agenda política. En la oportunidad se realizó un debate sobre políticas públicas orientadas al cambio climático y a la sostenibilidad, estrategias de mitigación y adaptación frente al cambio climático y la importancia de la participación pública en la elaboración de Planes de Adaptación al Cambio Climático.
Durante las jornadas desarrolladas en el Hotel de Turismo de Corrientes, participaron alrededor de 50 intendentes de los cuales se sumaron al Pacto Global Augusto Navarrete, intendente de Santa Ana; Vilma Ojeda, intendenta de San Isidro; Pablo Guastavino, intendente de Mburucuya; Ignacio Osella, intendente de Goya; Juan Antonio Reschini, intendente de General Pinedo (Chaco), Guillermo Osnaghi , intendente de Paso de la Patria; Carvalho Uallison, intendente de Canápolis (Brasil); Bruno Sarubi, intendente de La Paz (Entre Ríos) y Oscar Rivas, Director General de Gestión Ambiental de Asunción (Paraguay).
El evento contó con la participación del Gobierno de la Provincia de Corrientes a través del Ministerio de Coordinación y Planificación, y del Municipio de la Ciudad de Corrientes a través de diversas áreas.
.

El cambio climático se siente: hay ciclos más largos de sequía



Por el cambio climático, el país sufre ciclos más largos de sequía

Fecha de Publicación
: 20/08/2019
Fuente: Perfil
Provincia/Región: Nacional


Un estudio de la UBA revela que en algunas áreas de la Argentina se  está dando un aumento de los períodos secos, con más de 15 días sin lluvia.
Aunque el aumento de la temperatura y el de la frecuencia de las precipitaciones intensas son los fenómenos más conocidos del cambio climático en Argentina, los investigadores observan que se está dando en el país un incremento de las secuencias secas –incluso extremas, de más de 15 días–, lo que en determinadas épocas del año puede impactar en el sector productivo agrícola.
“A partir del cambio climático hay una modificación de cómo está lloviendo. Puede llover en forma muy intensa, así como también tener muchos días seguidos sin lluvia. Estamos analizando los dos extremos y la temperatura para sumar la evapotranspiración al estudio del evento de sequía”, explicó a PERFIL la investigadora Olga Penalba, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y de los Océanos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.
Según un estudio de investigadores de la mencionada facultad y de la de Agronomía de la UBA en el que se analizaron las secuencias largas extremas de más de 15 días seguidos sin lluvia (o precipitación inferior a un milímetro), en áreas de las provincias de San Luis, Córdoba o La Pampa hay entre un 20% y 25% de posibilidades de sufrir largos períodos de sequía en primavera y en otoño (que son las estaciones que más impactan en los cultivos). Estas probabilidades superan el 50% en invierno, aunque el impacto es menor. Los datos son un poco mejores para la región del Litoral y la provincia de Buenos Aires, con entre 10% y
20% de chances de sufrir secuencias largas de días secos, en otoño y primavera, y entre 30% y 40% en invierno.
“En el oeste de la provincia de Buenos Aires, La Pampa, sur de Córdoba y San Luis, en el período 1986-2008 hubo entre un 10% y 20% más de casos de sequía respecto del período 1961-1985, solo analizando la precipitación”, destacó Penalba. Esta zona es la que aparece como la más vulnerable tanto en el presente como en el futuro. La investigadora del Conicet agregó que “en toda la provincia de Buenos Aires, en La Pampa y en la Patagonia norte hay un aumento en la cantidad de veces que puede darse una sequía”.
Eventos. Por su parte, la responsable del área de Climatología del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), María de los Milagros Skansi, indicó que a nivel global se consensuaron indicadores para monitoreo de cambio climático, como el impacto asociado a inundaciones y a sequías. “Las lluvias –explicó– se concentran en eventos más puntuales, pero después se puede tener un período más largo de lo que era normal antes, sin lluvias. El cambio climático afecta los extremos de lluvia y los déficits”.
La especialista del SMN señaló que la sequía suele afectar zonas geográficas más amplias que las inundaciones e impactar, según el período de tiempo, en los sistemas productivos y el nivel de los ríos y lagos. “En la zona del noroeste de la Patagonia nos genera un impacto porque ahí están las represas hidroeléctricas”, afirmó Skansi.
Según el mapa de emergencias y desastres agropecuarios declarados a nivel nacional entre 2004 y 2018 del Ministerio de Agroindustria, la recurrencia de sequía se destaca en el sur de la provincia de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y parte de Neuquén y también, aunque con un poco menos de intensidad, en Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Chaco. “Para que un lugar pueda declararse en emergencia tiene que ocurrir un evento climático o meteorológico de una magnitud tal que genere daño a los productores por encima del 50% de su capacidad productiva, y para que sea desastre, más del 80%”, detalló Mariano Quesada, director de Crisis y Asistencia Agropecuaria de Agroindustria.
El ingeniero agrónomo explicó que mientras las inundaciones afectan más a la sociedad civil, las sequías impactan con mayor magnitud, en términos económicos, al sector productivo agrícola. Por ejemplo, el monto mínimo estimado de pérdida en los cultivos de soja, maíz, sorgo, girasol y trigo por el fenómeno de El Niño fuerte que se dio entre 2015 y 2016 fue de 30 mil millones de pesos, y por la sequía en 2017-2018 en los mismos cultivos fue de 112 mil millones. “Cuando ocurre una sequía, el rendimiento cae abruptamente porque la afectación es más amplia; en cambio, en las inundaciones quizás se salvan las lomas, y ciertas zonas que no son tan bajas logran buenos rendimientos”, describió Quesada.
Penalba advirtió el impacto que sufre el suelo: “Con el cambio climático puede haber un aumento de la cantidad de días que no llueve y eventos muy extremos de precipitación sucesivos. Entonces el suelo se reseca muchísimo, se agrieta, consume toda el agua que tiene, y después una lluvia muy intensa lo lava porque toda la parte de los nutrientes se va”.

Sistema de información
Con el objetivo de generar información útil que permita tomar decisiones y diseñar políticas para reducir los impactos de la sequía, se creó el Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica (Sissa) que desarrollará índices para hacer seguimiento de inicio, intensidad y extensión geográfica de este fenómeno con grandes consecuencias económicas.
“El proyecto surgió en el marco del Centro Climático Regional formado por Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Brasil, cuando se buscó una problemática que fuera transversal a los seis países”, expresó la responsable del área de Climatología del SMN, María de los Milagros  Skansi.
Para antes de fin de año esperan contar con la información integrada y los índices principales actualizados de manera frecuente. En la iniciativa, además del SMN participan Agroindustria, el Instituto Nacional del Agua, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la UBA y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), entre otros.
.

Cambio Climático: Una PreCop preocupante



Preocupación de científicos por bosques nativos en Córdoba

Fecha de Publicación
: 16/08/2019
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Nacional


En la reunión preparatoria para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se realizará a fin de año en Chile, autoridades provinciales y municipales plantearon, entre otros puntos, la necesidad de revisar la ley de bosques nativos por entender que complica la expansión de las ciudades. El pedido generó la respuesta de técnicos y científicos que afirman no haber sido convocados a esa reunión, aunque sí a un encuentro paralelo, y sostuvieron que el reclamo va en contra de las acciones "más elementales" de adaptación al cambio climático.
La Universidad Nacional de Córdoba, el Conicet, el Instituto Multidisciplinario de Biología Molecular, el Foro Ambiental Córdoba y la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo son algunas de las entidades que no fueron convocadas para la reunión preparatoria (PreCop). Tampoco estuvieron investigadores de primera línea, como Sandra Díaz (la multipremiada cordobesa por sus aportes al debate del cambio climático) y Marcelo Cabido (integrante del Panel Intergubernamental de Cambio Climático).
"El encuentro fue cerrado, exclusivamente para funcionarios políticos", subrayó el biólogo Federico Kopta, del Foro Ambiental. En tanto, Fernando Barri, biólogo del Conicet, agregó: "Hay indignación porque quienes estudian y siguen los temas no participaron".
La Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) colaboró con el área Ambiente de la Agencia Córdoba Joven en una reunión paralela. Carolina Tamagnini, coordinadora de la entidad, señaló que como la reunión "no tuvo participación de la sociedad civil y se invitó solo a algunos técnicos de universidades, abrimos la convocatoria. Tuvimos mucha diversidad de representaciones, con discusiones muy interesantes que se volcarán a un documento que se anexará a las conclusiones de la PreCop".
La reunión preparatoria avanzó en el pedido de revisión de la ley nacional de bosques nativos (N º 26.331), sancionada en 2007, por entender que "ahoga" el crecimiento urbano de algunos municipios. La norma categoriza al bosque nativo en tres colores, según el nivel de protección (prohíbe el desmonte total en las zonas rojas y amarillas). En la reunión preparatoria se pidió, por ejemplo, incluir como criterio de sustentabilidad la planificación urbana y periurbana, y que se avance en un proceso más participativo de ordenamiento del territorio. El documento final incluyó la idea de fomentar la forestación rural y crear una red de viveros públicos para aumentar la oferta en calidad y diversidad de especies.

"Eufemismo"
Javier Britch, secretario de Ambiente de Córdoba, afirmó que la reunión preparatoria "no se armó para abordar la ley de bosques. Esa fue una de las mesas. Técnicos de 15 provincias del país acordaron que hay un problema en el área de ordenamiento territorial de los bosques nativos, pero el encuentro no se hizo para eso".
Para Kopta el planteo sobre el punto es un "eufemismo" para que se autorice el desmonte para la expansión inmobiliaria. "Hay que proteger laderas porque en lugares llanos no queda casi nada de especies nativas", describió. Barri indicó que los desmontes que se están pidiendo afectan la dinámica del clima, alteran el efecto "esponja" -que ayuda a mantener el equilibrio hídrico- y rompen con las "islas" que bajan la temperatura. "Avanzar en ese sentido sería un suicidio planetario", añadió.
Según Britch, lo más importante de la reunión preparatoria fue coincidir en que hay que agilizar el mecanismo para acceder directamente al financiamiento internacional para realizar acciones de mitigación del cambio climático. La declaración final pidió a Naciones Unidas que constituya un foro paralelo a la COP con representantes subnacionales.
.

Una PreCOP que deja bastante que desear



Con críticas de organizaciones, termina en Córdoba la precumbre sobre cambio climático

Fecha de Publicación
: 12/08/2019
Fuente: Comercio y Justicia
Provincia/Región: Nacional


Es una instancia en la que gobiernos provinciales y municipales se preparan para la 25ª conferencia de la ONU sobre el tema, que se llevará a cabo en Chile. Algunos sectores señalan que en la Administración pública no hay interés por resolver conflictos ambientales
Provincias y municipios se encuentran reunidos en Córdoba generando un espacio de negociación, acuerdos y consensos, con el fin de definir estrategias de lucha frente al cambio climático e interiorizarse sobre los mecanismos de financiamiento internacional.
“Es un privilegio recibir a tanta gente comprometida con el medio ambiente, en este tercer encuentro de la Liga de Provincias, que se enmarca en el PreCOP. Durante tres días, tratamos problemáticas concretas con el objetivo de buscar consenso para la administración de fondos verdes”, destacó el secretario de Ambiente y Cambio Climático, Javier Britch.
Cabe destacar que por el trabajo que viene desarrollando Córdoba junto a la liga de provincias desde comienzo de año, el evento fue reconocido oficialmente por Naciones Unidas y cuenta con espacios que contemplan el intercambio de información, análisis y discusiones técnicas entre líderes, políticos y actores referentes en la temática.

Denuncias de organizaciones
En este contexto, la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo (CoDeBoNa) y el Foro Ambiental Córdoba cuestionaron la inexistencia de políticas sobre cambio climático en los ámbitos provincial y municipal y, más aún, la existencia de políticas públicas que van en sentido contrario.
Entre los cuestionamientos, está el referido a la reglamentación de la ley Agroforestal N° 10467, y sobre esto, aseguran: “En el listado de especies recomendadas existen varias especies exóticas probadamente invasoras, cosa que la propia ley prohíbe taxativamente. Paradójicamente, la primera mesa de trabajo de la Pre COP 25 fue el de especies exóticas invasoras”.
También señalaron que a nivel nacional, la ley 25080 de Inversiones para bosques cultivados, prorrogada a fines del año pasado, no posee ninguna restricción para la implantación de especies forestales invasoras.
Otro de los puntos objetados por las organizaciones es el referido al Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN): “La Provincia está debiendo realizar el proceso participativo para su actualización, luego del fallido intento de reducir drásticamente la cobertura en máxima categoría de conservación (Rojo) en diciembre de 2016 y durante 2017”, destacan las entidades.
En ese sentido, señalan que existe “un piso de 1.863.743 ha en Categoría Rojo establecido por la ley 9814 de OTBN, que por principio de no regresividad en materia ambiental no puede ser reducido. Asimismo, apuntan sobre la existencia de casos de avances inmobiliarios en categorías Rojo y Amarillo, lo cual no está permitido por la ley”.
Relacionado al cambio climático en sí, recuerdan que desde 2008 el Foro Ambiental Córdoba presentó reiteradamente un informe elaborado por la Dra. Sandra Díaz, titulado “Apuntes para una propuesta de adaptación y mitigación del cambio climático global en la ciudad de Córdoba en el siglo XXI”, el cual sigue teniendo vigencia.
Sin embargo, nunca fue tenido en cuenta para la elaboración de políticas públicas en la ciudad de Córdoba u otras localidades.
.

En Córdoba se hace la 'Pre conferencia de Partes 2019'

Deliberan en Córdoba expertos en pre conferencia sobre el cambio climático

Fecha de Publicación
: 08/08/2019
Fuente: Grupo La Provincia
Provincia/Región: Nacional


La 'Pre conferencia de Partes 2019' para debatir sobre la agenda temática de la 25º Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se desarrollará desde el 2 al 13 de diciembre en Santiago de Chile, comenzó hoy, en la ciudad de Córdoba.
La actividad se realiza en el Centro de Convenciones del Predio Ferial Córdoba, de la capital local, y se extenderá hasta el próximo jueves con la participación de representantes ambientales internacionales, nacionales y municipales para tratar las "problemáticas concretas del medio ambiente con el objetivo de buscar consenso para la administración de fondos verdes", destacó en la apertura el secretario de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, Javier Britch.
"Es un privilegio recibir a tanta gente comprometida con el medio ambiente, en este tercer encuentro de la Liga de Provincias", resaltó el funcionario.
Durante tres días se debatirá una agenda de actividades que comprenderán 7 mesas de trabajo referidas a las especies exóticas invasoras; recursos genéticos y avances en la implementación del Protocolo de Nagoya; ordenamiento territorial de bosques nativos; normativa legales; cambio climático; biocombustible y energías renovables; tratamiento y disposición de RSU.
.

Misiones: articulación de Energía y Ecología

Energía y Ecología se unen contra el cambio climático

Fecha de Publicación
: 07/08/2019
Fuente: El Terrritorio
Provincia/Región: Misiones


En el marco de las políticas de articulación que encara el gobierno de Misiones y en marco de las estrategias de articulación de áreas del sector público y privado, ayer  se realizó en el SUM del Centro del Conocimiento de Posadas la segunda jornada taller de inventario sobre gases de efecto invernadero.
Participaron representantes de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático, el titular de la fundación Cambium Emilio Bragado, el ministro de Ecología de la provincia Juan Manuel Díaz, su par de Energía Sergio Lanziani , entre otros.
En este sentido el titular de la cartera de energía resaltó que junto a Ecología se busca “avanzar en caminos convergentes con los municipios, volverlos verdes, sustentables, amigables con el medio ambiente y tener acceso al financiamiento del cambio climático"
"Entre todos los actores estamos capacitando a los técnicos municipales para generar las herramientas que nos permita saber cuánto emite nuestra provincia en materia de carbono, de gases de efecto invernadero, y también como esas emisiones pueden ser disminuidas a través de planes que encare el Estado provincial o el sector privado", dijo por su parte Díaz.
.

Media sanción para la “Emergencia climática” en la Argentina



El Senado le dio media sanción a un proyecto que declara la “Emergencia climática” en la Argentina

Fecha de Publicación
: 19/07/2019
Fuente: Clarin
Provincia/Región: Nacional


También aprobó un proyecto que fija “obligaciones concretas” para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
El Senado aprobó esta tarde y giró a la cámara de Diputados un proyecto de ley de lucha contra el cambio climático, al tiempo que declaró la "Emergencia climática y ecológica" en el territorio argentino.
El proyecto "establece herramientas para que la Argentina se adapte al cambio climático y fija obligaciones concretas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", precisó el senador Fernando "Pino" Solanas, impulsor de la iniciativa.
Por su parte, la declaración de "Emergencia climática y ecológica" en la Argentina fue propuesta por la agrupación "Jóvenes por el clima" y tras ser impulsada por Solanas, recibió el aval de la Cámara alta.
“La consecuencias del cambio climático sobre la naturaleza y las condiciones climáticas son brutales. Hay una suerte de resistencia que no acepta que el cambio climático es la mayor amenaza que tiene hoy la humanidad. Si seguimos a este ritmo las aguas seguirán subiendo, desparecerán las islas y las ciudades ribereñas estarán amenazadas, dijo el legislador.
El aval del Senado se da luego de distintas movilizaciones de jóvenes para exigirle a los gobernantes "medidas concretas" de lucha contra el cambio climático. La más importante se dio en marzo, frente al Congreso: por primera vez de modo organizado, chicos y chicas de entre 13 y 25 años se movilizaron para reclamar medidas urgentes que eviten la destrucción del ambiente.
El proyecto aprobado por el Senado, en esa línea, busca establecer estrategias y medidas relativas al estudio del impacto, la vulnerabilidad y las actividades de adaptación al cambio climático que puedan garantizar el comportamiento humano y de los ecosistemas.
"Somos el 17° país en declarar la Emergencia Climática y Ecológica y el primero en Latinoamérica. Estoy muy emocionado porque hoy pudimos sacar estos dos proyectos con los cuales trabajamos muy intensamente", agregó Solanas.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs