Cambio de rumpo para el controvertido zoo de Córdoba

 


Arranca un nuevo capítulo de la historia del zoológico de Córdoba

Fecha de Publicación
: 13/01/2021
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


La Municipalidad encara el desafío a través del Ente Municipal BioCórdoba, que se ocupará de la conservación de la biodiversidad, de la protección y del bienestar animal. También, de la educación ambiental y de la investigación científica.
La ciudad de Córdoba comienza a escribir un nuevo capítulo de la historia centenaria de uno de los espacios más representativos y entrañables del paisaje urbano: el jardín zoológico.
Con ese nombre nació el paseo popular y público el 25 de diciembre de 1915. Lo hizo en las barrancas que limitaban la expansión del vecindario hacia el sudeste en los suburbios metropolitanos llamados entonces “Altos del Sud”.
El intendente Martín Llaryora acaba de delegarle la tarea a un equipo de idóneos que encabeza Enzo Cravero. El exdirector de la Universidad Libre del Ambiente (ULA) y coordinador del Programa Universidades Populares de la UNC estará asistido por Soledad Lassaga y por Julio Tejeda. La graduada en políticas públicas fue subdirectora de Impacto Ambiental y tuvo a cargo el Observatorio Ambiental de la ciudad. Tejeda ha sido director de Ferias y Mercados de la Municipalidad local. Ambos fueron designados vocales del flamante Ente Municipal BioCórdoba, que preside Cravero.
El organismo estatal tiene a su cargo, al menos según lo que prometen los anuncios, la conservación de la biodiversidad, la protección y el bienestar animal. También, la educación ambiental, la promoción de la investigación científica en el ámbito de la ciudad y el enriquecimiento de la flora y la fauna.
Esos son los objetivos contemplados en la ordenanza de creación de la repartición autárquica, aprobada por el Concejo Deliberante en septiembre de 2020.
Un mes antes, el Concejo había consentido el retorno del paseo a la órbita municipal, luego de tres décadas de estar concesionado para su explotación a empresas privadas.
La gestión integral del Ente incluye, además del Parque de la Biodiversidad (ex Zoo Córdoba), el parque Sarmiento, la Reserva Natural San Martín, el predio de Sanidad Animal y el Centro de Control de Reproducción de Mascotas.

Cambio de rumbo
Con respecto al reducto natural de unas 17 hectáreas, el concepto de exhibicionismo animal iniciará un proceso gradual de cambios con el propósito de lograr la extinción del criterio de manejo que prevaleció desde que el jardín zoológico abrió sus puertas –hace 105 años– hasta que la pandemia de Covid-19 obligó a entornarlas, de manera provisoria, en marzo último.
En el desafío que acaba de asumir el municipio de Córdoba, “los animales dejarán de estar al servicio de los seres humanos; desde ahora, las personas serán quienes estén al servicio de ellos, para brindarles el mejor lugar posible donde puedan desarrollarse y crecer, con la participación y el acompañamiento de las universidades y de los sectores proteccionistas”, pretende y promete Llaryora.
Desde el olimpo de las bestias quizá Taruca esté aplaudiendo con sus orejas enormes. La elefanta que acompañó con sus barritos nocturnos el desvelo de los insomnes y calaveras de Nueva Córdoba y barrios aledaños ocupó un recinto estrecho en nuestro zoo desde su decomiso al circo Orfei –a mediados de los ’90– hasta su muerte, en el desperezo de la primavera de 2013.
Acaso los hermanos Alexis, Nahuel y Panghi también estén celebrando la idea; se trata de los cachorros de tigre de Bengala que 35 años atrás se escaparon de su jaula poco después de nacer y fueron criados de manera artificial por Alejandra Juárez, una estudiante de Historia que estaba de paso por la reserva.
Aquel designio del destino dio lugar a la creación del cuerpo de voluntarios Guardazoo.
Tal vez, Panty, la pantera negra que en enero de 2010 puso en vilo a la ciudad cuando fue “liberada” de su celda por desconocidos y atrapada en el límite del predio tras 27 horas de búsqueda, manifieste su apoyo a los cambios con rugidos desde el más allá.
Y es probable que los chimpancés Coco, Nenina y el más célebre de todos los primates de la historia de la ciudad, Silvio, estén aclamando la intrepidez municipal con aplausos y risotadas desde el cielo de los simios.
La popularidad de este mono trascendió las fronteras provinciales en 1997, cuando ciudadanos decepcionados con la clase política cordobesa lo postularon como candidato a senador. Silvio cosechó más de 20 mil votos en las elecciones de ese año.
La desopilante anécdota inspiró cuentos, crónicas y relatos fantásticos. El legendario chimpancé además fue retratado aquella vez por revistas del corazón y por diarios de todo el país.

Plan maestro
Entre las acciones que se propone el Ente Municipal BioCórdoba, se destaca el mejoramiento de los ambientes de los animales llamados “carismáticos” a través de un diseño interdisciplinario en el que participan biólogos, veterinarios, arquitectos, cuidadores e ingenieros.
El plan maestro, además, contempla obras de infraestructura para el mantenimiento del predio, instalación de cámaras de seguridad y la reubicación de animales que requieran de mayor espacio para su mejor cuidado y protección, entre otras buenas intenciones.
Hay que ver ahora qué camino se hace al andar. Y cuánto de lo anunciado se transforma en realidad próxima.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs