Neuquén cuenta sus especies en peligro



Neuquén tiene 31 especies nativas en peligro de extinción

Fecha de Publicación
: 05/07/2019
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Neuquén


Muchos de los animales autóctonos de la provincia son desconocidos para los habitantes. Las leyes que tienden a protegerlos son insuficientes y falta educación al respecto.
En la provincia de Neuquén, que es muy rica en biodiversidad, habitan 31 especies vertebradas nativas que se encuentran en peligro de extinción. Las amenazas que tienen son múltiples y entre ellas están las especies exóticas invasoras, el avance urbano, la caza ilegal, la falta de reglamentación de las leyes ambientales y el desconocimiento que tiene la población de su existencia.
El listado de las 31 especies en peligro de extinción se encuentra en la resolución 545/12 que las clasificó según su estado de conservación y prioridades de manejo. En él hay 14 aves, 12 mamíferos, 2 reptiles, 2 peces y 1 anfibio.
La categorización de estas especies surgió de un trabajo que se inició en 2009 por un grupo de especialistas.
Martín Monteverde, doctor en Ciencias Biológicas que trabaja en la Dirección de Ecosistemas Terrestres del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN) explicó que el hecho de que cataloguen como “en peligro” significa que “son especies cuya supervivencia en silvestria dependen de acciones de manejo y conservación rápidas y eficaces por parte del hombre”.
“Cada especie cumple una función ecológica en los ecosistemas. La desaparición de alguna genera desbalances. Todas son importantes”, apuntó Monteverde.
Además señaló que las amenazas que tienen estas especies nativas son varias: “Pueden ser factores intrínsecos a la especie. Por ejemplo puede ser que sea una especie vulnerable genéticamente, que haya mucha endogamia y que la reproducción sea entre pocos animales emparentados y eso genera condiciones para que se extinga ante una enfermedad. Otros factores son extrínsecos, como cambio climático, introducción de especies exóticas que amenazan a la nativa, caza furtiva, mascotismo y tráfico ilegal”, expuso el investigador.
Uno de los puntos clave que marcó Monteverde apuntando a la conservación fue la importancia de la educación. Señaló que la población casi no conoce la fauna nativa de la provincia y su rol en el ecosistema.
Tal es el caso del monito de monte, uno de los marsupiales de Neuquén, que integra la lista de especies en peligro y que es “desconocido” para los neuquinos. “Es muy importante para los bosques como agente de dispersión”, expuso el doctor en Ciencias Biológicas.
En cambio diferenció: “se escucha hablar de ciervo rojo, de jabalí, de conejos, truchas, que son todas exóticas. Están muy grabadas culturalmente las exóticas pero desconocemos a las nativas y además se desconoce que algunas están en peligro de extinción”.
Por esto dijo que una de las acciones que se llevan a cabo son charlas en los colegios primarios y secundarios para que se conozcan y valoren estas especies.
En la provincia hay leyes que protegen la fauna pero muchas no se encuentran reglamentadas o sólo lo están de manera parcial. Entre ellas la ley 2539 de “fauna silvestre y sus hábitats”.
“Desde 2006 tenemos una nueva ley de fauna, que respecto a la anterior es significativamente mejor en muchos aspectos, introduce nuevos conceptos como la clasificación de las especies y es más concreta en la conservación”, manifestó Monteverde pero “tiene reglamentado sólo el 30 por ciento de su articulado y el 70 por ciento no por lo cual se hace muy inoperable en muchos aspectos”.
A la vez dijo que “ la provincia necesita generar muchos planes de manejo y de conservación de fauna silvestre y luego implementarlos”.
Los factores que ponen a cada especie en peligro son múltiples. Por ejemplo desde la dirección provincial de Áreas Naturales Protegidas de Neuquén informaron que el choique tiene entre sus amenazas la recolección ilegal de huevos, la alteración del hábitat y la caza furtiva.
Las especies invasoras también ponen en peligro a las autóctonas tal como ocurre con la ranita patagónica que se ve amenazada por la perca y las truchas. Otros animales introducidos que afectan a la fauna local son el ciervo rojo, el jabalí europeo, la libre europea, el conejo europeo, ratas, visón americano y chaqueta amarilla.
Y entre los más nocivos está el visón americano que se alimenta de los huevos, pichones o incluso adultos del cauquén real, pato de los torrentes o el pato de anteojos, tres aves acuáticas de la provincia que están en peligro.
El CEAN junto con la dirección de Áreas Protegidas, Parques Nacionales y otros actores realizan acciones que permitan la coexistencia entre especies silvestres nativas y la actividad humana. Un ejemplo de esto son los estudios y acciones con los pumas y zorros por sus ataques a la ganadería menor (chivos y ovejas).
“Hay que trabajar en términos legislativos y en terreno. Se avanza lento y falta mucha educación ambiental”, concluyó sobre el panorama en la conservación de esas especies el investigador.

El gato andino y el huiña, en peligro
En el país hay tres felinos muy amenazados: el gato andino, el gato huiña y el yaguareté. Pero los dos primeros habitan en la provincia de Neuquén mientras que el tercero se encuentra en el norte de Argentina.
El gato huiña vive en los bosques andinos patagónicos. “Se encuentra en poblaciones muy reducidas. Entonces cualquier mal uso o estrategia que vos apliques en bosques nativos estas amenazando directamente la supervivencia de este felino”, comentó Martín Monteverde, doctor en Ciencias Biológicas que trabaja en la Dirección de Ecosistemas Terrestres del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén.
Se trata de uno de los gatos más pequeños del mundo, es nocturno, solitario y se alimenta de aves y pequeños roedores. Sus principales amenazas, según el investigador, son los desmontes y los avances inmobiliarios en la zona de bosques.
El otro neuquino es el gato andino que está amenazado en parte por cazar al ganado menor. “Se vio muy amenazado ante la inminente construcción del aprovechamiento multipropósito Chihuido I ya que ese emprendimiento iba inundar casi 18 mil hectáreas de terreno y en lugares donde están los chillones (ardillas) y esa es la dieta principal del gato andino”, comentó Monteverde.
Además señaló que no existe un plan de manejo para la conservación de esta especie: “Se hacen algunas cosas muy interesantes pero es necesario poner la conservación de estas especies en peligro de extinción en la agenda política”.
Además de el gato huiña y el andino la provincia tiene seis especies de felinos silvestres.

Hay unas 450 especies autóctonas en el territorio provincial
En Neuquén hay alrededor de 450 especies autóctonas de vertebrados de las cuales hay 31 especies en peligro.
Entre los mamíferos está la rata de los pinares, tuco de las dunas, tuco social, tata vizcacha roja, pichiciego, monito del monte. guanaco, gato huiña, gato andino, gato moro, huillín y el huemul.
Entre las aves se encuentran el aguilucho andino, aguilucho de cola rojiza, cauquén real, cardenal amarillo, águila coronada, pato de torrente, cormorán imperial, matamico blanco, mhorlito de vincha, huet huet castaño, gallineta chica, ñandú, choique y pato de anteojos.
Entre los reptiles la tortuga terrestre y lagarto colorado, Por los anfibios la ranita patagónica, y en peces aparece la peladilla listada y puyén grande.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs