Finalizó la travesía por el Limay



Una travesía por el Limay para denunciar la contaminación

Fecha de Publicación
: 17/01/2019
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Río Negro


Integrantes asociaciones ambientalistas recorrieron el río desde su naciente hasta Neuquén. Compararon la calidad del agua y ahora juntan firmas para impulsar la ley de “Vertido Cero”.
“¡Qué viajecito eh!”, les gritaron desde la costa a los siete kayakistas que recorrieron el Limay durante diez días con el propósito de concientizar sobre el cuidado del río. Hubo aplausos de bienvenida y abrazos eufóricos, esos que incluyen palmadas en la espalda. Partieron el 4 de enero pasado desde Dina Huapi, y llegaron ayer a las 11.02 al balneario Río Grande.
“En realidad vimos un paraíso. Desde el primer día en Dina Huapi pudimos disfrutar, vivir, sentir el Limay y sus lagos, sus represas y ha sido una experiencia realmente que te marca. Ver la generosidad que tiene la naturaleza con todos nosotros, lo que nos entrega en la boca del río, donde termina el lago Nahuel Huapi, es maravilloso. Pasamos momentos muy lindos. Un grupo bastante heterogéneo de gente más joven, gente mayor, de distintas extracciones, de distintas realidades, así que también fuimos aprendiendo en la convivencia”, aseguró Luis Arellano, uno de los organizadores e integrantes de la travesía del Limay.
Con uno de sus compañeros exhibieron las muestras de agua que tomaron en la naciente del río y la compararon con la extraída en la zona urbana.
“Los que tienen la responsabilidad desde hace muchos años, la gente de la AIC (Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas), al gobernador, al intendente, a todos los que tienen responsabilidad ésta es el agua que recibieron de sus abuelos, de sus padres ( por la botella con agua cristalina), y ésta es el agua que le están dejando a sus hijos y a sus nietos (por el envase contaminado). Esta responsabilidad intergeneracional que tenemos hoy como neuquinos, como rionegrinos también, no le podemos esquivar el cuerpo”, planteó Arellano.
Dijo que el paso siguiente a esta travesía es avanzar en la confección de un proyecto de “Vertido Cero”. “Queremos para Neuquén que no se arrojen más aguas residuales a nuestros cuerpos de agua, no queremos más esto y es posible. Vamos a iniciar un petitorio de firmas para ver si juntamos las suficientes como para hacer una iniciativa legislativa”, agregó.
Arellano remarcó que fue “categórica la diferencia” en la calidad del agua que se percibe a simple vista a partir de Senillosa. “Yo no estoy hablando de cuestiones científicas, pero cambió el olor que se sentía en el ambiente. De ahí en más es agua como la que salía de los lavarropas de antes, que salía esa agua jabonosa. No queremos más eso. Hay un punto crítico que es donde empiezan los asentamientos urbanos, grandes, a partir de Senillosa, Plottier y Neuquén, y ni hablar luego del río Neuquén que tomamos el río como cloaca”, afirmó.
Relató que lo que más observaron en el río, en cuanto a residuos, fueron plásticos “en los lugares más recónditos”. “Hasta que nos acostumbramos al oleaje que genera el viento vivimos momentos de nerviosismo, por suerte nadie volcó, no tuvimos ningún incidente, en general todos son buenos kayakistas. Nos detuvimos en todos los camping agrestes”, contó.
La travesía fue motorizada por los grupos “Amigos de los ríos”, “Salvemos los ríos” y “Amigos del Limay”. Se eligió esta fecha en conmemoración a los tres años de la primera marcha en defensa de los ríos que se realizó en la capital neuquina.
En 2016, debido al estado de contaminación de un brazo del río Limay, el municipio prohibió a la ciudadanía ingresar al agua en el balneario Albino Cotro. En 2017 la Legislatura de Neuquén declaró el alerta hídrica y ambiental en los cursos y cuerpos de agua de la provincia durante cinco años, un proyecto que fue motorizado por las organizaciones ambientalistas.
La iniciativa fue planificada y realizada por integrantes de los grupos “Amigos de los ríos”, “Salvemos los ríos” y “Amigos del Limay”.

En números
550 kilómetros fueron los que recorrieron los kayakistas. Largaron en Dina Huapi, en la naciente del Limay.
10 días tardaron en hacer el circuito. Partieron el 4 de enero y llegaron el 14.
7 kayakistas fueron los que participaron de la travesía, cuyo propósito es concientizar sobre el cuidado del río.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs