Presentaron libro sobre ecología y feminismo

Ecología y feminismo para lograr una sociedad más inclusiva
 
Fecha de Publicación: 05/07/2018
Fuente: La Capital
Provincia/Región: Nacional


La ecología y el feminismo tienen un lazo que los unifica y los pone en un lugar central para la construcción de una sociedad más solidaria y sustentable.
La ecología y el feminismo tienen un lazo que los unifica y los pone en un lugar central para la construcción de una sociedad más solidaria y sustentable. Así lo explica Silvia Vidal, autora, junto a María Elena Ramognini, del libro "Teoría y praxis del ecofeminismo en la Argentina", que bajo la organización del Taller Ecologista será presentado este viernes, a las 18, en ATE (San Lorenzo 1879) con entrada libre y gratuita.

—¿Cómo se entrelazan ecologismo y feminismo?
—Tratamos de evidenciar que tanto el feminismo como el ecologismo son dos corrientes críticas y dos movimientos sociales que tienen algunas de las respuestas para la crisis actual de valores, ambiental y de cuidados que vivimos hoy. El ecofeminismo es un feminismo que toma la práctica y la teoría ecológica desde una perspectiva constructivista, que trata de no ser esencialista en cuanto a la relación entre mujeres y naturaleza. Partimos de una propuesta basada en reconocer los sesgos de la modernidad y su cuota de catástrofe en la relación entre humanos y naturaleza.

—Se trata de una mirada inclusiva, no excluyente...
—Es una propuesta que sirve al bien común y no demoniza al varón ni a nadie. Buscamos reconocer que existe un nexo entre la violencia hacia la mujeres y la destrucción de la naturaleza, por la forma de concebir y conocer el mundo y la jerarquización estructural de valores respecto a si alguien es varón o mujer, o naturaleza o cultura. Tratamos de sacar lo mejor de las dos corrientes para aportar claves para un nuevo entendimiento no sólo entre las personas, sino también entre los humanos y el resto de los seres vivos.

—Hoy el feminismo es un actor político preponderante. ¿Puede pasar eso con el ecologismo?
—Eso es lo que soñamos, aunque soy un poco pesimista, creo que hasta que no haya una catástrofe la gente no tomará conciencia. Ojalá pase algo como el "Ni una menos" y movilice a gran escala, es lo deseado, pero vemos una conciencia masiva ecologista cuando llegamos por algún conflicto socioambiental, después es difícil sostener esos procesos.

—¿Las madres de Ituzaingó o las maestras de Entre Ríos que pelean contra la fumigación de las escuelas rurales, son emergentes de esto?
—Creo que son muestras de algo que sabemos que existió desde siempre. La primera mujer que habló de ecofeminismo fue una francesa, Francoise D'Eaubonne, en los 70. Decía que era un nombre nuevo a un saber y hacer antiguo. Las mujeres defendiendo la vida, es algo antiguo. En Argentina lo vimos con la Madres en los 70, las Mujeres en lucha en los 90, o con casos emblemáticos en el ambientalismo de hoy. Es una constante que se hace visible y está bueno que sea así. Pero el ecofeminismo clásico no es abrazado por el feminismo mayoritario, ya que plantear el mandato del cuidado de la vida puede ser visto como un retroceso.

—¿Y eso es así?
—Nosotras militamos con un pie en cada lugar y hacemos un gran esfuerzo para intentar que lo ecológico entre en la agenda feminista como lo demuestra la economía social o la economía campesina. Hay muchas mujeres al frente de estos proyectos a favor de la vida , el ecofeminismo se manifiesta y va ocupando espacios que son públicos.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs