Un agroquímico está matando a los cóndores



Alerta: un agroquímico está envenenando a los cóndores

Fecha de Pu
blicación: 22/07/2017
Fuente: Los Andes
Provincia/Región: Mendoza


Es el carbofurán, que ganaderos usan para matar pumas y zorros, animales de cuyos restos se alimenta esta ave carroñera. De 5 casos, 3 fueron mortales.
En organizaciones y áreas vinculadas a la protección ambiental se manifiestan preocupados por la creciente intoxicación de cóndores en la provincia. Algunos ejemplares han podido recuperarse pero otros directamente murieron.
En el último año y medio han aparecido 5 ejemplares envenenados, tres de los cuales fallecieron horas después de ser hallados. Los estudios que se les realizaron permitieron saber que habían ingerido carbofurán, un agroquímico calificado como de muy alta toxicidad.
Los animales han sido encontrados en áreas rurales y según se pudo concluir, se ven afectados luego de alimentarse con carroña, restos de animales muertos que han ingerido el agroquímico. El primero fue encontrado en El Salto (Potrerillos) y después aparecieron uno en Uspallata y dos más en Malargüe (en Las Loicas y cerca de la Payunia).
El carbofurán es un producto de uso agrícola al que algunos ganaderos le han encontrado una “nueva” función: eliminar animales predadores, de los que después se alimentan los cóndores.
Desde la Fundación Cullunche vienen alertando preocupados sobre esta situación, sobre la cual aseguran no ven demasiadas acciones por parte de los organismos a los que les compete actuar. Por otra parte, aseguran que es una problemática que se observa en otros lugares del país.
“Durante este año se han reportado 32 muertes de cóndores en todo el país y Mendoza es parte de esa estadística, sobre todo en el sur provincial. El envío de muestras hecho por la secretaría de Ambiente ha arrojado el resultado de presencia de carbofurán en el contenido estomacal y en el buche de las aves”, expresaron en un comunicado.
La veterinaria y presidenta de la entidad, Jennifer Ibarra, explicó que se usa este producto para matar al puma y al zorro pero que después el primero que baja a comer es el cóndor, a través del cual se hace visible la situación; esto en particular porque se trata de una especie protegida en la provincia, en peligro de extinción y que es monumento natural. Pero puede afectar también a otras especies como jotes, hurones, vizcachas o zorrinos, por mencionar algunos.
Según explicó Adrián Gorrindo, jefe de Fauna de la provincia, se trata de una práctica extendida entre los ganaderos, algo que asegura ha existido siempre. Aseguró que está más instalada entre quienes realizan esta actividad a campo abierto, en cuyas condiciones los animales se dejan libres y el control es más difícil. Además, éstos se trasladan largos tramos ya que la vegetación de la que se alimentan en Mendoza es más escasa que en otras regiones.
Por otra parte, Gorrindo explicó que el hombre ha avanzado sobre territorios de animales salvajes, lo que les ha reducido la disponibilidad de alimento y por lo cual se vuelcan a cazar animales domésticos: “Lo que hay que entender es que matando al animal no se logra nada porque ese territorio que queda sin macho alfa será reclamado por otros y serán en vez de uno, tres o cuatro”.
El jefe de Fauna agregó que los cóndores rescatados reciben asistencia inmediata en la provincia para luego ser trasladados a Buenos Aires, donde gracias a un convenio con la Fundación Bio Andina reciben rehabilitación. Así, el año pasado fueron liberados los dos que sobrevivieron.

Alta toxicidad
El carbofurán es un agrotóxico que se utiliza en cultivos. Se lo cataloga como extremadamente tóxico, especialmente para peces, aves y abejas. Por este motivo, su venta está prohibida en Europa desde 2008 y pronto lo será en EEUU, por la gran cantidad de muertes e intoxicaciones agudas en personas y animales en todo el mundo, según informaron desde Cullunche.
No ocurre lo mismo en América Latina, motivo por el cual en Argentina se utiliza en el agro, con la única prohibición de hacerlo en peras y manzanas. El producto es de venta libre y Cullunche sostiene que es uno de los cinco principales agrotóxicos utilizados por los productores.
Ibarra señaló que en Mendoza no hay un control adecuado del uso de agrotóxicos y desde su punto de vista, la nuestra es una de las provincias donde menos se ha tomado conciencia sobre la necesidad de hacerlo. “Desde noviembre de 2016 venimos advirtiendo sobre el mal uso y abuso de agrotóxicos en la provincia, sentimos que se nos burlan”, remarcó.
“No hay trazabilidad ni seguimiento de quiénes compran y usan agrotóxicos. Lo que está ocurriendo en Mendoza es terrible y es pasmosa la inacción de los entes que tienen que cuidarnos, a saber: Irrigación, Aguas Mendocinas, Iscamen, ministerio de Salud y la misma secretaría de Ambiente. Queremos que se reúnan a trabajar en conjunto”, reclamó.

“Prohibir no es la solución”
“Estamos esperando que la secretaría de Ambiente actúe con todo el rigor de la ley y multe a cada dueño de campo en el que aparezca un cóndor o cualquier otro animal muerto por intoxicación. Solo de esta manera entenderán que lo que hacen está mal, contamina el ambiente y es perjudicial para la salud misma de las personas e hijos de los mismos puesteros”, interpela el documento divulgado por la Fundación Cullunche.
Por su parte, Adrián Gorrindo explicó que como medida en las zonas donde han aparecido cóndores envenenados se han llevado adelante acciones de concientización en escuelas. Por otra parte, han ingresado a los campos cercanos donde aparecen estas aves intoxicadas con la intención de encontrar el cebo y detener la cadena.
Sin embargo, explicó que es muy difícil aplicar multas. Según refirió, todas las especies animales están protegidas en la provincia por lo que es pasible de multa cualquiera que las dañe.
Pero -dijo- las aves afectadas pueden trasladarse kilómetros y fuera de los campos privados, por lo que es muy difícil saber quién produjo el daño. Para Cullunche, sin embargo, los animales mueren en el lugar inmediatamente después de comer.
El jefe de Fauna agregó que están buscando alternativas, como conocer qué mecanismos de ahuyentamiento se utilizan en otras provincias, como lumínicos o sonoros, que se aplican cuando los animales están en corrales. A campo abierto es más complicado por lo que en primera instancia se requiere mayor cuidado.
Por otra parte, buscan retomar un proyecto presentado en la Legislatura. “Se trabaja en actualizar el proyecto de perro pastor, que es criar un animal con ciertas características físicas; se cría con el rebaño, lo que genera situación de macho alfa del grupo, entonces cuando el rebaño sale a pastar quedan con el perro”, detalló.
Y resaltó que “prohibir no es la solución, hay que salir a acompañar al puestero”. Aseguró además que es necesario un mayor control de la venta de estos productos, en particular si ya ha sido prohibido en otros lugares.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs