Parques nacionales en Córdoba a diferentes ritmos



Los parques nacionales prometidos a Córdoba avanzan a diferente ritmo

Fecha de Publicación
: 19/07/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Malena Srur estaba enfocando su cámara en una bandada de aves acuáticas cuando un aguará guazú se cruzó en el cuadro. “Es un bicho que cualquier naturalista busca ver. Que ocurra así de casualidad, fue increíble”, cuenta esta naturalista integrante de la ONG Aves Argentinas.
La organización es una de las encargadas en recabar información para la creación de un parque y una reserva nacionales en Mar Chiquita. Al visitar por primera vez el sitio, Malena se dio cuenta de que es un lugar único.
“Trabajé muchos años en los esteros del Iberá, en Chaco y Formosa, pero de Mar Chiquita me impactaron la superficie y el estado de conservación que tienen los pastizales de más de un metro de altura. No creo que haya otro lugar así en Argentina. Los pastizales se pierden en el horizonte. Tiene un potencial de conservación increíble”, cuenta.
Aves Argentinas estuvo en junio pasado relevando el sitio. Allí se cruzaron con el aguará guazú, una especie difícil de avistar y en peligro de extinción en el territorio cordobés. “Se nos cruzó mientras estábamos enfocando con la cámara a las aves. No acercamos un poco más. El bicho estaba confiado. Se quedó varios minutos”, dice Malena.
El parque y la reserva tendrán unas 800 mil hectáreas en conjunto, pero primero hay que resolver una situación catastral compleja.
“Es complicado: hay alrededor de 300 propietarios de tierras. También hay que analizar cómo la creación del parque puede afectar la ganadería que se realiza allí. Es ganadería trashumante. La definición exacta de los límites del parque dependerá de estas causas”, dice Javier Britch, secretario de Ambiente de Córdoba.
Malena, de Aves Argentina, asegura que los pobladores ven con buenos ojos la creación del área protegida. “Creen que se podrá ordenar el uso de los suelos y que una parte quizá se pueda destinar a un uso campesino”, explica.
Por su parte, la estancia Pinas, al oeste cordobés, está más encaminada ya que podría transformarse este año en un parque nacional. Tiene 105 mil hectáreas.
Desde Aves Argentinas y Ambiente de la provincia confirmaron que ya fueron presentados el proyecto de ley de sesión de jurisdicción ambiental y la declaración de utilidad pública. La Legislatura lo podría aprobar en agosto o septiembre.
Luego, el Congreso de la Nación debe aprobar una ley para crear el parque y para que el Estado nacional acepte la sesión de jurisdicción. Nación y Provincia firmaron un convenio que agilizaría todas estas formalidades.
La estancia forma parte de la conflictiva herencia de Juan Manubens Calvet. Sin embargo, Britch asegura que ese litigio no representará una traba para el trámite. “Al no haber quién pueda reclamar la herencia, se depositan los fondos bajo custodia judicial para que cuando se determine quiénes son los herederos se realice el pago”, explicó Britch.
En los dos casos, los fondos para comprar las tierras serán donaciones privadas canalizadas por ONG internacionales.
“Aves Argentinas ha firmado convenios con diferentes organizaciones mundiales para activar el turismo de naturaleza en la región, que deja 1.400 dólares por persona. YPF también tiene pensado instalar una estación de servicio cerca de Pinas. Se generarán varios puestos de trabajo por el turismo”, indicó Silvana Zaninetti, de Aves Argentinas.
Pastizales, aves y uno de los mayores humedales. Es el hábitat de 400 especies de aves. Junto a los bañados del río Dulce, es uno de los mayores humedales del mundo. Años atrás, se contabilizaron colonias de hasta 100 mil flamencos australes y de hasta 500 mil falaropos. En los últimos años, se detectó la presencia del aguará guazú, un mamífero que se creía desaparecido en Córdoba.
Relicto intacto del Chaco Seco. Pinas es una enorme estancia de más de 80 mil hectáreas que ocupa parte de la superficie de los departamentos Minas y Pocho. Por un litigio entre supuestos herederos del terrateniente Juan Feliciano Manubens Calvet, el predio no ha tenido casi actividad humana desde hace unos 40 años, por lo que el ecosistema nativo ha tenido tiempo para recuperarse. Están presentes todos los paisajes del bosque chaqueño seco, con especies emblemáticas como el guanaco y el pecarí quimelero.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs