El Litoral preocupado por la creciente de los ríos



Aumenta la preocupación por la crecida de los ríos Paraná y Uruguay

Fecha de Publicación
: 07/06/2017
Fuente: La Capital (Santa Fe)
Provincia/Región: Litoral


Distintas localidades se declaran en alerta porque hay evacuaciones. Otras provincias también se ven afectadas por el avance del agua
La crecida de los ríos Paraná y Uruguay continuaba ayer generando gran preocupación en las poblaciones ribereñas de las provincias de Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe, e incluso, en el caso del río Uruguay afecta a diversas poblaciones de la vecina República Oriental del Uruguay.
En el caso de la provincia de Entre Ríos, los principales problemas se producen en jurisdicción de la ciudad de Concordia, donde la situación empeora y donde la crecida del río Uruguay obligó a evacuar de sus viviendas a unas 300 familias, mientras que las defensas para prevenir episodios similares ubicadas al sur de la ciudad están completas en un 90 por ciento.
Así lo hizo saber el mismo ministro de Interior y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, que el sábado recorrió las zonas afectadas por el avance del agua junto al gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, y al intendente concordiense, Enrique Cresto.
El ministro nacional relativizó la gravedad del panorama a futuro al señalar durante su recorrida por las defensas de la ciudad que "tenemos información al instante y eso nos permite tener previsibilidad; por eso el mensaje a la ciudadanía es de tranquilidad".
Frigerio señaló además que "esto está en manos de profesionales informados que van a tomar las mejores decisiones", afirmó durante su recorrida, aunque los medios locales no dejan de mostrar la preocupación que existe entre los habitantes.
Según la Municipalidad de la ciudad entrerriana, la mayor parte de las familias se autoevacuaron con ayuda de Defensa Civil, mientras que unas 74 fueron evacuadas y ubicadas en 20 centros abiertos para ese fin.
Según pudo saberse, la mayoría de estas personas son residentes de los barrios Nébel, Puerto, Vélez Sarsfield, Sargento Cabrera, Belgrano Sur, Benito Legerén, 25 de Mayo y Cambá Paso.

Otras localidades
Más al sur, en Concepción del Uruguay, son 46 las familias asistidas y alojadas en tres centros de evacuación.
En total, se contabilizan 145 personas afectadas por la creciente, mientras que en Colón alcanzan a 10 las familias que relocalizadas.
La represa de Salto Grande es otro elemento clave en el control de las aguas del río Uruguay.
En un comunicado, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande señaló que si bien "no se produjeron nuevas precipitaciones en la cuenca del Uruguay y el pronóstico indica el cese de las precipitaciones para los próximos dos días, los suelos saturados generan un escurrimiento muy alto, por lo que será necesario aumentar los caudales evacuados por la represa a 23.800 metros cúbicos por segundo".
Esto significa que el río llegará a los 13,80 metros en Concordia y 14,20 en Salto.

En San José del Rincón
Por el lado santafesino, el panorama comenzaba a agravarse en algunas localidades costeras del centro provincial La Municipalidad de San José del Rincón, en el departamento La Capital comenzó a asistir a los vecinos radicados en zonas bajas o fuera del anillo de defensa.
Ocurre que allí ya se perciben las filtraciones ante una crecida del río Paraná que repercute en los afluentes como el río Ubajay.
En esa zona, ya se autoevacuaron unas 50 familias y unas 200 que viven en el barrio Los Espinillos resisten en sus hogares y reciben la ayuda del municipio.
El intendente rinconense, Carlos Sánchez, destacó que "la ciudad empieza a vivir un momento complejo. Cuando el río supera los 4,50 metros, comienzan las filtraciones y tenemos inconvenientes con esas grandes barriadas que están en zonas muy bajas. Las filtraciones son naturales".
Toda esa área, conocida como Los Espinillos, es muy poblada. Y allí, durante estos días, estuvo personal del municipio proveyendo palets de madera y bolsas de arena, improvisando caminos para que los vecinos puedan salir de sus viviendas y también para manejarse dentro de ellas, porque en muchos casos ya tienen agua en las habitaciones.
Las 50 familias que dejaron sus hogares se ubicaron en otro lugar más alto, pero no lo suficientemente seguro. Es que, si el río sigue subiendo, allí también tendrán inconvenientes.

Ayuda y asistencia
El sábado el intendente Carlos Sánchez recorrió la zona afectada con el ministro provincial de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, para evaluar la situación y delinear algunas acciones. "Si bien el río no está en el nivel de alerta, que es 5,70 metros y hoy está a 4,70 metros, tenemos inconvenientes con las filtraciones y el agua está en el límite de los terraplenes", volvió a reiterar el mandatario quien esta semana se volverá a reunir con las autoridades provinciales para continuar trabajando al respecto.
"Estas familias no se alcanzaron a recuperar de la emergencia que pasamos el año pasado que ahora otra vez se ven afectados. El municipio junto con la provincia los ayudó para que puedan reconstruir sus viviendas y eso pasó hasta hace muy poco. En muchas situaciones hasta pierden el trabajo, porque no puede asistir para quedarse a cuidar lo poco que tienen", detalló Sánchez.

En alerta
Según manifestó el intendente de Rincón a partir de la información de que dispone "no se superaría el nivel de alerta" y a partir de las mediciones de cómo viene bajando del norte "se llegaría a los 5 metros, pero de todas maneras con esa altura vamos a tener serios inconvenientes".
El panorama en la zona es complicado porque no se puede ya entrar a esos barrios. Es que las calles están ocupadas por el agua, la recolección de residuos no se puede realizar, las familias necesitan ser asistidas directamente en sus viviendas, los pozos negros están saturados y ya comienzan a desbordar. Allí, a las familias que no tienen agua potable, se las abastece con bidones, y la mayoría concurre al comedor municipal, sobre todo los que perdieron sus trabajos.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs