Pelambres retiró las gomas, pero...



Pelambres retiró las gomas gigantes pero no se sabe qué pasará con los escombros

Fecha de Publicación
: 01/02/2017
Fuente: Tiempo de San Juan
Provincia/Región: San Juan


"La Policía Minera hizo una inspección y ya no estaban los 600 o 700 neumáticos que la compañía Los Pelambres había arrojado ilegalmente sobre la cordillera de los Andes en el departamento Calingasta”, confirmó a Tiempo de San Juan el secretario de Gestión y Control Ambiental Minero, Eduardo Machuca.
Pero esa es una parte de la contaminación ambiental que generó en suelo argentino la compañía chilena Los Pelambres con el botadero ilegal que creó fuera del límite internacional. El otro gran foco de contaminación son las toneladas de roca residual (serían más de 50 toneladas). Retirar esa montaña de rocas residuales implicaría millones de dólares.
"La cancillería de Argentina, junto a la de Chile, deben decidir cómo harán para sacar esos escombros que están ilegalmente del lado argentino”, precisó Machuca.
El funcionario provincial precisó que "el domingo 29 de enero se cerrará el paso binacional que se había abierto para que Pelambres pudiera retirar los escombros mineros. A partir de ese momento, Gendarmería Nacional del lado argentino y Carabineros del lado chileno, cuidarán de que nadie más entre o salga del país por ese paso”.
Por ahora es un enigma qué pasará con esa montaña de roca residual que Los Pelambres tiró sobre el departamento Calingasta, en San Juan.
Hay dos frentes. Uno es el de las cancillerías. Cabe recordar que la compañía minera siempre sostuvo que el gobierno de Chile les informó a ellos cuál era el límite y que ellos hicieron la escombrera dentro del lado chileno. Dicen que luego les confirmaron desde el gobierno que ese límite estaba mal y que la escombrera estaba del lado argentino.
Por ese motivo, sumado a que Pelambres sostiene que ese botadero no contamina, la compañía chilena se niega a retirar la montaña de roca residual.
El otro frente de la escombrera está en la justicia federal civil. La última acción fue la presentación ante el juez federal Miguel Ángel Gálvez ante la Fiscalía de Estado de San Juan, mediante una ampliación de una medida cautelar que Guillermo De Sanctis hizo en la previa a ser nombrado en la Corte de Justicia.
Dice el pedido: "La medida de nuestro interés se acota a que, intertanto en este proceso se decide el destino final de la escombrera, la que se encuentra emplazada en nuestro territorio, ésta quede absolutamente aséptica respecto de los elementos que la componen, en un confinamiento ya sea geográficamente distinto, o de cualquier otro modo en que aquellos no resulten ser siquiera potencialmente peligrosos”. 
Esa presentación se hizo en los últimos días de diciembre, después de que el gobernador Sergio Uñac dio por caído el acuerdo que habían hecho con Los Pelambres porque su director general dijo públicamente que no pensaban retirar la montaña de roca residual.
Como la Fiscalía de Estado de San Juan es parte en ese proceso judicial civil, ahora la justicia está obligada a dar una respuesta a esa medida cautelar, ya sea dándole lugar o negándola. Eso aún no ocurre.
Mientras tanto, en la justicia penal federal la causa contra los gerentes de Los Pelambres sigue viva. Ya declaró el gerente general Robert Mayne-Nicholls, y en marzo lo harán otros dos altos ejecutivos en el Juzgado Federal N°2, a cargo de Leopoldo Rago Gallo, donde están imputados de violar la Ley de Residuos Peligrosos y de la contaminación de aguas.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs