Mendoza piensa la Ley de Humedales



Mendoza, con una ley, se encamina a proteger sus cientos de humedales

Fecha de Publicación
: 05/01/2017
Fuente: Diario Uno
Provincia/Región: Mendoza


El senado de la Nación aprobó a fines de noviembre un proyecto para proteger los humedales de todo el país. La iniciativa llevaba varios años de espera y había sido impulsada por organizaciones sociales y ecologistas de distintas provincias. También fue uno de los primeros anuncios del presidente Mauricio Macri a poco de asumir su gestión. Actualmente pasó a diputados y es probable que se convierta en ley durante los primeros meses del próximo año.
La norma busca establecer los aspectos mínimos para la conservación, protección, restauración y uso racional y sustentable de los humedales.
En el texto se propone un presupuesto para alcanzar estos fines, y también especifica la creación de una Autoridad de Aplicación Nacional para identificar a través de un inventario la cantidad y características de los humedales en un lapso no mayor a los tres años. Esta información se actualizará cada cinco años.

Efectos
Pese a que la ley contiene varias falencias a partir de las modificaciones que se introdujeron para alcanzar el consenso político que necesitaba, continúa siendo una herramienta útil que generará consecuencias positivas para proteger el bien más preciado de la vida: el agua. Su impacto permitirá en Mendoza reforzar y darle un marco legislativo a las labores de conservación que se vienen realizando sobre los reservorios de agua desde hace casi dos décadas.

Más de 443
Mendoza está ubicada sobre una zona en donde predomina el clima árido y escasas precipitaciones anuales. Por eso, la protección y el manejo racional de la superficies húmedas son de vital importancia para la supervivencia. Según los últimos relevamientos, hay distribuidos en todo el territorio más de 433 humedales en forma de lagunas, salinas, bañados, embalses y diques.
Dos de los más importantes son la Laguna de Llancanelo, en Malargüe, y la de Guanacache, en Lavalle. Ambas están incluidos en el listado de la convención internacional Ramsar, que los transforma en áreas protegidas. Según los expertos, los humedales son grandes almacenadores de agua y sirven, entre otras cosas, para mitigar las inundaciones, ya que en ellos se derrama naturalmente el exceso de agua cuando hay tormentas. Asimismo, ayudan a recargar las aguas subterráneas a través de sus filtraciones y cobijan a innumerables especies de animales.

Ansiada norma
Heber Sosa, coordinador del programa Humedales de Cuyo, habló con Diario UNO y dijo que la sanción de la ley es muy necesaria, principalmente para cuidar los reservorios de agua.
"En general están degradados por el impacto que producen la población y el desarrollo urbano. Usamos todos los metros cúbicos de los ríos y en las concesiones de agua no se tienen en cuenta la continuidad de los humedales para que sigan existiendo y no se sequen", explicó el profesional.
El profesor en Ciencias Naturales también señaló que desde la década del noventa se viene trabajando sobre estos temas en Mendoza y uno de los últimos inventarios se realizó en 2012 entre la Universidad de Congreso y la Dirección de Recursos Naturales. En esa oportunidad, se pudo identificar los servicios ambientales que prestaban en distintas escalas. De hecho, Sosa contó que la ley se redactó a partir de la experiencia que brindaron distintas provincias, incluida Mendoza.
"Se viene trabajando para que los humedales formen parte del sistema hídrico junto con todos los ríos. Todas las cuencas son usadas para el riego agrícola y las actividades industriales, además de abastecer de agua potable a la población. La ley es beneficiosa, ya que considera a los humedales como sistemas productivos y permite crear acciones para mantenerlos y protegerlos", explicó.
Para el miembro de la Fundación Humedales de Argentina, es necesario que se asignen fondos para mantener los humedales y que sigan existiendo. "Queda mucho por discutir sobre cuál será la forma en que se decidirá cómo dividir el presupuesto nacional entre las provincias. Habrá que definir parámetros. Por lo pronto el grueso de la ley sirve para avanzar y después habrá que tratar en detalle el tema de la financiación", destacó.

Palabra oficial
Eduardo Sosa, jefe de Gabinete de la Secretaría de Ambiente, opinó que "es auspiciosa la sanción de la ley y los pasos que vienen hacia adelante. Al trabajo que viene realizando Mendoza se le suma este soporte legal. Ahora varios humedales pequeños que no estaban protegidos serán alcanzados por la norma y cuidados", indicó. El ex titular de la ONG Oikos Red Ambiental especificó que la situación en la provincia es diversa, pero que en términos generales a nivel local están protegidos.
"En Mendoza el contexto es mucho mejor de lo que ocurre en otras provincias. Esta ley no va a afectar a la actividad productiva y se complementará con la ley de glaciares y la ley 7.722", describió Sosa.
El funcionario expresó que sólo falta esperar que el proyecto pase por diputados y comience a regir la nueva legislación. "Es muy probable que se sancione pronto porque ya tiene bastante consenso el proyecto que pasó por senadores", dijo optimista.
Los objetivos expuestos
a) Promover la conservación y el uso racional de los humedales y los bienes y servicios ambientales que brindan;
b) Mantener los procesos ecológicos y culturales de los humedales;
c) Proteger y conservar la biodiversidad de los humedales;
d) Contribuir a la provisión de agua y regulación del régimen hidrológico en las distintas cuencas del territorio nacional;
e) Fomentar la conservación, gestión y uso sustentable de los humedales;
f) Establecer criterios de conservación, gestión, ejecución de buenas prácticas y uso sustentable de los humedales para todo el territorio que tengan en cuenta sus características ecológicas y su estrecha dependencia con el mantenimiento de su régimen hidrológico;
g) Fomentar las actividades de restauración de los humedales, considerándose comprendidas en las mismas las tareas de diagnóstico, mitigación y remediación;
h) Asegurar que el ordenamiento territorial involucre pautas sobre el mantenimiento de la integridad ecológica y los servicios ecosistémicos de los humedales;
i) Aplicar los principios de la Ley General del Ambiente 25.675;
j) Promover criterios de sustentabilidad económica, social y ambiental en la planificación y ejecución de las actividades productivas en las áreas de humedales.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs