Neuquén en emergencia hídrica por las represas



Por darle energía a Capital Federal se secaron los ríos de Neuquén

Fecha de Publicación
: 23/12/2016
Fuente: Revista El Federal
Provincia/Región: Neuquén


"Cammesa  priorizó la generación de energía hidroeléctrica para abastecer a Capital Federal y el Conurbano Bonaerense, sin tener en cuenta el cauce del río y la situación de sequía de la región, y esto provocó la baja en los embalses” comenta uno de los legisladores neuquinos que propusieron la declaratoria de Emergencia Hídrica en la región. El caso desnuda una completa falta de estrategia energética nacional.
Para abastecer las estufas y los splits que calefaccionaron a los habitantes de Capital Fedetal y el Conurbano se tuvieron que exprimir los recursos hídricos de la provincia de Neuquén para generar energía, esto sumado al cambio climático dio como resultado que la provincia viva una de las peores sequías de su historia. El gobernador Omar Gutierrez declaró la emergencia hídrica, ambiental y agropecuaria en toda la provincia.
El Decreto 1689/16 que establece la emergencia expresa en unos de sus párrafos que la sequía “afecta no sólo a la población por la falta de agua para su consumo, sino también para el riego y el uso animal” El susecretario de Recursos Hídricos de la provincia, Horacio Carvalho inentó justificar la situación culpando al clima “es una problemática que se viene dando hace años por cuestiones naturales y no por ausencia de obras”. La Emergencia será por un año y habilita a trabajar con la Nación y a pedir fondos y exenciones impositivas.
La bajante de los ríos Limay y Neuquén es muy preocupante,  los legisladores Francisco Baggio y Fernando Schpoliansky fueron los impulsores de la declaratoria de Emergencia que confirmó la semana pasada el gobernador Gutierrez. Estos legisladores además quieren crear un comité para monitorear los cauces de los ríos para realizar exámenes bactereológicos, también buscan remediar el daño que se le ha hecho a estas corrientes de agua que hoy sufren las consecuencias de un desmanejo producto de la generación excesiva de energía en las represas hidroeléctricas.
En declaraciones al Diario Río Negro, Baggio explicó que “los vecinos de Neuquén vamos a tener una gran consecuencia negativa”. Durante la emergencia no se autorizará a construir nuevos edificios que constituyen nuevas bocas de suministro de agua que no se puede garantizar.
“Estamos en una situación alarmante. Las obras de drenaje deben realizarse con celeridad, hay que garantizarle a los vecinos el acceso a una fuente vital como el agua. De no hacerlo no sólo no habrá agua en los ríos para bañarse, no tendremos agua para riego y tampoco agua segura para tomar. No es fácil adivinar que en los barrios más alejados directamente no saldrá agua de las canillas”, dijo Baggio.
Los legisladores entienden que hay una culpable en esto: la empresa reguladora del mercado energético: Cammesa.
“El manejo discrecional de la cuenca que ha realizado la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), privilegiando la generación de energía eléctrica por sobre el recurso neuquino del agua, provocó la sequía de los embalses y ahora no tenemos agua, Cammesa  priorizó la generación de energía hidroeléctrica para abastecer a Capital Federal y el Conurbano Bonaerense, sin tener en cuenta el cauce del río y la situación de sequía de la región, y esto provocó la baja en los embalses”.
Para estos legisladores, sino se toman medidas urgentes la situación será catastrófica para los vecinos de Neuquén. El caso desnuda una completa falta de planificación energética en un país en donde las prestadores están más enfocados en pedir aumento de tarifas que en desarrollar métodos sustentables para obtener energía.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs