Polución de la Cuenca Salí Dulce bajo control



Revierten el grave estado de polución de la Cuenca Salí Dulce con un monitoreo sobre desechos

Fecha de Publicación
: 20/09/2016
Fuente: Telam
Provincia/Región: Tucumán - Santiago del Estero


La impactante foto en el embalse de Río Hondo, con millares de peces ahogados en desechos industriales, pudo revertirse por un "amparo ambiental constitucionalizado" que derivó en la aplicación de un sistema de monitoreo permanente sobre el vertido de diez ingenios tucumanos.
El grave episodio obligó a Santiago del Estero a demandar a su vecina Tucumán ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y a la intervención del Comité Interjurisdiccional de la cuenca Salí-Dulce, organismo que en un informe estableció, entre otras conclusiones, la completa inexistencia de oxígeno en el curso de agua y sus efectos sobre la flora y lafauna.
Por décadas el Salí Dulce, que según los entendidos funciona como un biodigestor, procesó los desechos cloacales de la ciudad de Tucumán, pero no pudo con toneladas de residuos provenientes de una decena de ingenios que en los últimos años redoblaron su producción y volcaron desechos sin ningún control sobre los cauces de agua tributarios del Salí.
Cada tanto surgían episodios y reclamos formales entre las autoridades provinciales pero tras el desastre del 2010 se inició una demanda que en un principio presentó vacilaciones, aunque la decidida actuación de la Defensoría del Pueblo provincial -y de funcionarios de Ambiente santiagueños- que presentaron un sólido caso ante la Corte Suprema, cambió el curso de los acontecimientos.
Así quedó abierto el camino para la recuperación de las 35 mil hectáreas que ocupa el espejo de agua en la ciudad termal de Río Hondo, justo en el límite con Tucumán.
"Desde el 2012, Santiago del Estero comenzó a medir todos los cauces que directa o indirectamente descargaban en el Embalse.
Esa es la génesis del monitoreo permanente. La frecuencia de dos a tres veces por día, el carácter repetitivo y la no interrupción del programa permitió al sistema reiniciar ciclos tróficos y autodepurarse en una suerte de remediación natural", explicó a Télam Sergio Zaltz, coordinador general del Monitoreo Ambiental Permanente. En los hechos, el instrumento que permitió revertir el desastre ecológico.
Por su parte, el Defensor del Pueblo santiagueño, Martín Díaz Achával, que denunció el desastre ecológico y el daño concreto al ecosistema provincial, definió la situación actual durante una entrevista con Télam como "excelente pero provisoria". Además, sobre el funcionamiento de los ingenios, describió como "brutal" el aumento de la producción y la falta de mecanismos para tratar desechos como la vinaza y las cenizas.
"La ley de biocombustibles incorpora combustibles biológicos a los fósiles, en especial el bioetanol que es lo que se produce con la destilación de mosto de la caña de azucar -representa el 50% de los biocombustibles- y el 50% del bioetanol se produce en Tucumán", señaló.
Díaz Achával indicó además que se trata de "un ingreso importante pero no se previó una reinversión de esos ingresos en el sistema, de hecho se aumentaron las alícuotas y hace poco volvieron a aumentar los cupos, pero no exigen un sistema de tratamiento".
En cuanto al Monitoreo Ambiental Permanente, resultado directo de las conversaciones entre Santiago del Estero y Tucumán, bajo el ojo atento de la CSJN, funcionó toda vez que no se registraron más episodios de contaminación grave. Pero todavía, remarcan, "no está la solución definitiva", ya que aún no hay inversiones para el tratamiento de los desechos por parte de las empresas industriales.
Zaltz, en tanto biólogo e inspirador del sistema de monitoreo, describió para Télam la contaminación derivada del incremento de producción de los biocombustibles: "Tuvimos mortalidad masiva de peces, olores fétidos, coloraciones extrañas y crecimiento desmesurado de algas, por citar algunas consecuencias".
Y contó que en época de sequía, que coincide con el poco caudal de los ríos, "el efecto de la escasa dilución hace que sea inviable la vida acuática (en los ríos de Tucumán) que respira oxígeno disuelto entre desechos cloacales de mataderos, industrias citrícolas y otras que siguen volcando a los ríos. Si bien representan el 20% de los contaminantes y el impacto en el embalse es mínimo, hay que buscar soluciones permanentes".
Por eso Zaltz advirtió que los logros "están lejos de suponer una descontaminación", aunque resaltó que el monitoreo es eficaz porque en caso de detectar alteraciones en la calidad del agua se da aviso en tiempo real a las autoridades de aplicación de la provincia de Tucumán, que sanciona y multa a los responsables directos.
El experto concluyó que "uno de los beneficios colaterales del monitoreo fue identificar con nombre y apellido a las empresas que originan contaminación" y señaló que la herramienta puede ser adoptada para controlar situaciones similares en otros lugares.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs