San Luis: 8.500 hectáreas quemadas y se reavivó el fuego



Se reavivó el fuego y hay más de cien evacuados

Fecha de Publicación
: 29/08/2016
Fuente: Telam
Provincia/Región: San Luis


El único foco del incendio que ya devastó 8.500 hectáreas y provocó más de 100 evacuaciones, amenazaba ahora el área poblada de Villa La Quebrada, en la provincia de San Luis, tras haberse reavivado esta tarde por las altas temperaturas y la acción del viento, y cuando San Luis Solidario se preparaba a levantar el operativo en esa localidad en la que se trabajó desde anoche.
Por estas horas, en Villa de la Quebrada, distante a 40 kilómetros de la ciudad capital de la provincia de San Luis, bomberos y rescatistas puntanos continúan combatiendo los incendios forestales que ya afectaron a un total de 8.500 hectáreas y que anoche provocaron 80 evacuados en una zona aledaña llamada Sierras de Las Marianas.
“El incendio también provocó que hoy se hicieran evacuaciones por prevención, ya que las llamas se aproximaban peligrosamente a la zona urbana”, explicó el jefe de emergencias de San Luis Solidario, Darío Zavala.
La ministra de Seguridad de la provincia, Beatriz Alagia, había anunciado por WhatsApp que el operativo se había levantado pero, poco tiempo después, Zavala, confirmó a Télam el reinicio de un nuevo foco en Villa la Quebrada.
“Hemos levantado el operativo en la zona y quedan bomberos voluntarios y oficiales por precaución”, rezaba el mensaje de Alagia emitido a las 15.18 de la tarde, pero “las altas temperaturas reinantes y el viento” reavivaron el fuego y obligaron a levantar la guardia de cenizas y rehabilitar el operativo nuevamente.
“Estábamos levantando cuando se reinició un nuevo foco, que era la última amenaza que teníamos en zonas bajas, porque el resto del incendio va en lo alto de la sierra”, aclaró Zavala.
El incendio que acosa a la provincia desde hace 10 días está conformado ahora por un flanco que se encuentra en altura, con dirección noreste, sobre la Sierra central de San Luis y cuya cabeza apunta a las localidades de Valle de Pancanta y Río Grande.
Las llamas se dirigen desde la sierra central de San Luis hacia las las localidades de Valle de Pancanta y Río Grande, sin que por el momento hubiese peligro para sus pobladores.
Los cien habitantes de Los Molles que habían sido evacuados la semana pasada por prevención, volvieron ayer a sus hogares.
Zavala recordó que sobre las 22.30 el contrafuego iniciado en los Cajones, logró controlar el flanco que avanzaba sobre el sector oeste e la autopista 25 de Mayo, pero un reinicio del fuego en la localidad de Los Molles sobre la escuela del lugar, los obligó a dirigir la acción hacia ese sector.
“El fuego se reinició debido al viento que, a una velocidad de 80 kilómetros por hora, hizo que las llamas avanzaran de manera descontrolada sobre las Sierras Las Marianas donde finamente se debió evacuar a 80 personas”, puntualizó.
“El incendio nos sobrepasó y quemó el pajonal, provocando algunos daños en postes, cables y la base de algunas viviendas de tronco que se encontraban en construcción”.
“Habíamos pedido a la gente de la zona que se autoevacuara y así lo hizo, pero otras junto a sus mascotas debimos evacuarlas durante el incendio sin que se registraran daños sobre las personas”, aclaró el funcionario.
El fuego se controló y se dirigió hacia Villa de la Quebrada donde una dotación de 50 trabajadores de la seguridad puntana lo extinguió con ayuda de un avión hidrante que sobrevoló la zona, reiniciándose esta tarde nuevamente.
Ayer, durante una conferencia de prensa en la Comisaría de Villa de la Quebrada, el Comité de Crisis Interministerial que encabeza el gobernador Alberto Rodríguez Saá y que integran ministros de su gabinete, informaron que son 8.500 las hectáreas afectadas por los incendios forestales y desmintieron la existencia de víctimas en este siniestro que afecta desde hace 10 días a la provincia.
La ministra Alagia aseguró anoche, que “acá no se ha muerto nadie, no se ha incendiado ninguna casa y la evacuación ha sido ordenada”.
Por su parte el ministro de salud, Marcelo Riera aclaró que el sistema de salud está apostado hacia quienes combaten de manera directa el fuego y que “no hemos tenido que asistir a ningún bombero en el transcurso de las últimas 48 horas”.
Respecto de la atención sanitaria, informó que asistieron días atrás en Potrero de los Funes a bomberos con soporte de oxígeno, y que en El Suyuque atendieron a dos bomberos con heridas leves “sin necesidad de complejidad”.
El ministro detalló que hay tres vehículos sanitarios dotados con equipamiento y medicación para la zona y precisó que está habilitado el Centro de Salud de Villa de la Quebrada donde se ha activado el sistema de emergencia hospitalaria para la asistencia a lugareños.
Por su parte el ministro del Campo, Cristian Moleker, junto al jefe del Programa Biodiversidad, Jorge Heider, precisaron que “aproximadamente son 8.500 hectáreas las que se han perdido desde que se inició el incendio hasta el momento y que en la fauna el incendio impacta en los cachorros porque se corta un ciclo vital importante”.
“El agua -apuntó Moleker- es un recurso vital para los pueblos de la Sierras Centrales y este verano los municipios van a tener muchísimos problemas para potabilizarla y los que viven del turismo van a tener sus ríos totalmente contaminados”.
“El suelo -explicó finalmente- pierde mucho agarre, y hay un gran arrastre de material hacia los cursos de agua y por lo tanto generan un enorme daño, no sólo para el medioambiente, sino también para la actividad económica de estas localidades”.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Archivo de Blogs