El guacamayo rojo extinguido en Formosa

El guacamayo rojo desapareció del monte formoseño

Fecha de Publicación
: 13/07/2016
Fuente: Diario El Comercial
Provincia/Región: Formosa


En nuestro país se la citó o colectó en Salta, Formosa, Chaco y Misiones. Pero ya desapareció de las tres primeras provincias. Y en Misiones sólo se la registró durante las últimas décadas en los departamentos Iguazú y Candelaria.
Entre las aves emblemáticas del mundo, el guacamayo rojo es una de las más hermosas. Y entre los loros, uno de los más grandes. Sólo se parece al Guacamayo de Alas Amarillas y al extinto Guacamayo Rojo de Cuba. Mide de 78 a 90 cm de longitud y pesa entre 1.300 y 1.700 gramos.
A primera impresión, el rojo intenso parece dominar por entero su plumaje. Sin embargo, el azul pinta el extremo de sus alas y el verde, las plumas secundarias. Hace algunas décadas formaba parte del paisaje del monte formoseño, pero hoy ha sido declarada presuntamente extinguida por la Fundación Vida Silvestre de Argentina (FVSA).
A nivel nacional, está considerada “en peligro” por la Resolución 144/83 de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. La Asociación Ornitológica del Plata (AOP) la clasificó como “en peligro crítico”.
No puede hablarse de poblaciones protegidas en el Parque Nacional Iguazú o en el Parque Provincial Urugua-í, ya que no hay indicios de una población establecida, por más que se hayan registrado individuos solitarios, parejas y pequeños grupos.
En Bolivia, Brasil y Paraguay figura en las listas de especies amenazadas. La FVSA la declaró “presuntamente extinguida”, al igual que el ornitólogo Juan Carlos Chébez. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza –UICN- no la menciona en su última Lista Roja. Desde 1981, figura en el Apéndice II de CITES (comercio internacional regulado).
Como urgentes medidas de conservación, la FVSA sugirió detectar las áreas donde se localiza en el campo; proteger las áreas y los árboles donde nidificaría; apoyar proyectos de conservación ex situ como los del Centro de Recuperación y Recría de Aves Amenazadas de la Sel­va Paranaense Guira Oga de la AOP y el Ministerio de Ecología de Misiones; capitalizar la experiencia de los criadores o comerciantes que lo hayan reproducido exitosamente (por ejemplo, Corrientes Loro Park), y hacer el informe sobre su avistaje a la FVSA, la AOP y la Delegación Técnica Regional NEA de la Administración de Parques Nacionales (APN). Para notificar los avistajes hay que tener en cuenta la localidad, fecha, número de ejemplares, observador, etc.
Peligro de extinción. Así como ya seis especies de guacamayos están extintos, las restantes están en peligro de extinción inminente, esto se debe principalmente a la caza furtiva para utilizar en la comercialización como mascotas en intentos de domesticación, y por su plumaje, además del conocido problema de la destrucción de los hábitats naturales.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs