Guacamayos listos para volar en los Esteros del Iberá



El segundo grupo de guacamayos rojos se está entrenando para su próxima suelta en los Esteros del Iberá

Fecha de Publicación
: 18/06/2016
Fuente: Misiones On Line
Provincia/Región: Misiones


El grupo de guacamayos de Monte Rey sigue creciendo! Luego de la incorporación de tres guacamayos provenientes del Zoo de Buenos Aires, ya son ocho los individuos viviendo en el jaulón de presuelta en Monte Rey, Reserva Cambyreta, Portal Norte de los Esteros del Iberá, en Corrientes.
Los tres nuevos miembros se adaptaron bien a su entorno y se incorporaron rápidamente a la rutina diaria de ejercicios de vuelo que venía realizando el grupo más veterano de cinco animales. “Nos encontramos ahora en la etapa de entrenamiento activo de este grupo de guacamayos, la cual se concentra en tres aspectos vitales para su supervivencia en libertad: capacidad de vuelo, búsqueda de alimento y comportamiento anti-predatorio. Para esto, contamos con la colaboración del licenciado Fabian Gabelli, reconocido biólogo del comportamiento y entrenador de animales silvestres. Hoy en día trabajamos principalmente en la mejoría de la capacidad de vuelo de las aves, mientras que nos centraremos en la identificación de alimentos y depredadores más cerca de la fecha de liberación”, indicaron desde Conservation Land Trust, la organización creada por Douglas Tompinks para la preservación.
La actividad busca promover el desarrollo de la musculatura de vuelo de los guacamayos, que en estos individuos se encuentra en general atrofiada por falta de práctica. Esto es de gran importancia, considerando que son ejemplares que pasaron toda su vida en cautiverio, muchas veces en jaulas pequeñas, y que nunca tuvieron la oportunidad ni la necesidad de perfeccionar el uso de alas y cola para maniobrar en el aire.
Para llevar a cabo las prácticas de vuelo, se construyo un amplio jaulón de red de 25 metros de largo adyacente al jaulón de presuelta donde viven los guacamayos. En cada extremo del jaulón se localizaron comederos que pueden ser abiertos a distancia mediante un sistema de control remoto que cuentan con luces y sonidos que indican a los guacamayos cuando hay alimento disponible en ellos.
“Abriendo los comederos alternadamente, logramos que los individuos vuelen de un lado al otro y así ejerciten sus alas. Es importante que las aves vuelen estas distancias por voluntad propia, en búsqueda de recompensas de alimento, y no se incite al vuelo al espantarlas o asustarlas ya que en este último caso se desplazan de manera desprolija y no aprenden a hacerlo en forma adecuada. Dado al elevado gasto de energía que requiere el vuelo, es importante mantener un minucioso control del peso de los guacamayos para compensar este gasto energético con alimentación acorde, y por eso se los entrenó para se suban diariamente a una balanza, actividad que los guacamayos realizan con gusto, especialmente sabiendo que van a recibir como recompensa uno de sus alimentos nativos favoritos: el mbocayá!. Luego de subir a la balanza y pesarse, pasan al jaulón de entrenamiento de a uno para realizar durante algunos minutos los ejercicios de prácticas de vuelo”, explicaron.
Por ahora estas se realizan en forma individual porque todavía cada ave tiene distinta capacidad de vuelo. Una vez que las destrezas de vuelo se hayan nivelado, se podrán entrenar varios ejemplares a la vez. Que los guacamayos tengan capacidad de volar durante distancias considerables, habilidad de realizar maniobras en el aire y aterrizajes y despegues adecuados, resultará fundamental para que sus chances de sobrevivir aumenten a partir del día en que vuelvan a volar en libertad.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Archivo de Blogs