Rocchia Ferro será juzgado por contaminar

Por primera vez el empresario Rocchia Ferro sería juzgado por contaminación en Tucumán

Fecha de Publicación
: 30/05/2016
Fuente: Tucumán Noticias
Provincia/Región: Tucumán


Es por el derrame de vinaza del ingenio La Florida sobre un canal de riego en el este tucumano. Para el fiscal federal Carlos Brito quedó acreditado que esos efluentes son contaminantes y peligrosos para la salud humana. El juicio sería este año. -
Después de muchas denuncias y años de investigación por parte de la Justicia Federal, el empresario azucarero Jorge Rocchia Ferro se sentará por primera vez en el banquillo de los acusados para ser juzgado por contaminación en Tucumán.
El industrial está procesado por arrojar residuos peligrosos derivados del ingenio La Florida en el canal de riego “Este”. Incluso, este curso de agua, en su recorrido final, traspasa hacia la provincia vecina de Santiago del Estero.
Después de una extensa y minuciosa investigación, el fiscal federal Nº1 de Tucumán, Carlos Brito, concluyó que esos residuos peligrosos producían contaminación ambiental e implicaban un riesgo para la salud humana. Por ello, en su dictamen del 6 de noviembre de 2015 no dudó en requerir la elevación a juicio de la causa contra Rocchia Ferro, en su carácter de presidente del directorio de Compañía Azucarera Los Balcanes S.A, firma que explota el ingenio La Florida.
El juez federal Nº1 de Tucumán, Daniel Bejas, dio lugar al pedido de Brito, por lo que la causa quedó a un paso del debate oral y público. Fuentes judiciales estiman que el juicio se concretará este año en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal de Tucumán (TOF).
En su dictamen, al que tuvo acceso periódicomóvil.com, Brito recordó que la causa se inició a raíz de una denuncia telefónica de Irma Díaz, quien solicitaba en ese momento que personal de Gendarmería Nacional se presente en la localidad de La Florida (departamento Cruz Alta) para constatar el vuelco de vinaza sobre un canal de riego.
El acta que realizó ese día Gendarmería Nacional fue la primera evidencia que tuvo el fiscal Brito para luego procesar al industrial por contaminación ambiental. “Se pudo constatar la existencia de un caño de color negro el cual sale del ingenio La Florida, y expulsa gran cantidad de efluente color marrón, con presencia de gran cantidad de espuma y con un fuerte olor nauseabundo y presencia de humo, característico de los efluentes de vinaza…”, informaron en esa oportunidad al fiscal a cargo de la investigación.
Luego el juez Bejas ordenó un allanamiento en la fábrica azucarera para la toma de muestras de líquidos del lugar donde descarga los efluentes para que luego sean analizadas en manos de expertos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres. Con esos análisis bajo la lupa, un informe de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNT fue contundente: “el volcado de las muestras analizadas en cursos de agua afectan gravemente la vida acuática de arroyos, ríos y embalses al reducir fuertemente el oxígeno disuelto de los mismos, y tampoco pueden emplearse para riego, puesto que aumentan la salinidad de los suelos”. “Los valores hallados en las muestras exceden los límites fijados por normativas provinciales (Resolución 30/09 Secretaría de Medio Ambiente de la provincia). Ello permite afirmar que hubo una efectiva contaminación del suelo”, indicó luego el fiscal en su dictamen final.
Funcionarios de Medio Ambiente de la provincia y de la Nación también realizaron una inspección en el ingenio y constataron que la empresa no tenía “un sistema de tratamiento ni un plan de contingencia para el caso de derrame de sustancias nocivas”. La consecuencia fue inmediata: se dispuso la clausura del establecimiento.

Conclusión el fiscal Brito
La opinión de una experta también fue otro de los fundamentos del requerimiento del fiscal Brito. “El vuelco de efluentes sin tratamiento en canales de riego implica un alto riesgo para la salud de la población dado que los procesos naturales de recuperación y retroalimentación del ecosistema no pueden ocurrir bajo estas condiciones extremas. Y los efectos negativos sobre el cultivo por deficiencia de oxígeno, la reducción de elementos tales como hierro y manganeso a formas divalentes más solubles pueden crear condiciones tóxicas”, alertó la doctora Inés O´Farrell del Instituto de Ecología, Genética y Evolución de Buenos Aires (UBA-CONICET).
“Así queda acreditado que los efluentes vertidos por el ingenio a un canal de riego son contaminantes y peligrosos para la salud humana. Se verifica en autos la afectación de los dos bienes jurídicos: el medio ambiente y la salud humana”, concluyó el fiscal Brito al solicitar que el empresario Rocchia Ferro sea llevado al banquillo de los acusados como responsable de contaminar el medio ambiente.
De esta manera, el industrial azucarero será juzgado por el delito previsto y penado por el artículo 55 primer párrafo de la ley 24.051, referido a la contaminación ambiental. Para este delito, el Código Penal prevé penas de 3 a 10 años de prisión y una multa que puede ir desde los 10.000 a los 200.000 pesos.
Mientras se espera la fecha del juicio en Tucumán, el empresario está a punto de ser juzgado por el Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero, también por el derrame de vinaza en un canal de riego que afectó a la localidad santiagueña de El Arenal. Pero el inicio del debate se encuentra suspendido por presentaciones de la defensa del industrial tucumano.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs