Misiones: quejas por la compensación de Bosques



Misiones no es bien compensada por su conservación por la Ley de Bosques Nativos

Fecha de Publicación
: 18/05/2016
Fuente: Misiones On Line
Provincia/Región: Misiones


El docente e investigador de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (FCF-UNaM), Rubén Costas, analizó con preocupación que a más de 6 años desde la demorada reglamentación de la ley 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos “la asignación de recursos para su implementación fue pésima, en particular para Misiones”.
A nivel nacional, el Fondo para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos, debería ser como mínimo el 0,3 % del Presupuesto Nacional. “Tomando como referencia el año 2015, el fondo asignado y no distribuido a las provincias fue 16,4 veces menor que el establecido por la ley, sin contar las otras fuentes de financiamiento previstas por la misma”, indicó el profesional
En contacto con ArgentinaForestal.com , sobre el tema Costas advirtió que “el gobierno de Misiones debe exigir primero que se dispongan los fondos establecidos por la ley, y segundo que se realice lo acordado en el propio COFEMA (Consejo Federal de Medio Ambiente) en 2012, respecto de homogeneizar a escala nacional o regional los criterios utilizados para la consideración, identificación y mapeo de los bosques nativos. Son lindas las fotos de paisajes y de eventos sobre medio ambiente, pero no alcanzan para gestionar. Hay que dar respuestas concretas a propietarios que conservan sus bosques y a profesionales que propiciando la conservación presentan planes de manejo sustentable y aún no tienen respuestas”, cuestionó el profesional.

Contexto provincial
Costas consideró que en Misiones quizá una de las pocas políticas de Estado permanente desde la restauración democrática en Misiones haya sido la conservación de sus bosques nativos. “Las tasas de deforestación en la provincia pueden resultar excesivas para los ambientalistas, y escasas para quienes pretenden ampliar superficies para actividades agropecuarias. Pero la realidad indica que la Provincia conserva cerca de la mitad de su superficie con bosques nativos, aunque sean fragmentados y con disminución de biodiversidad respecto de la riqueza original”, indicó.
Al recorrer los caminos de Misiones o mirar una imagen satelital se puede comprobar el patrimonio natural conservado, más aún comparado con el desastre ambiental de las zonas aledañas de Paraguay o Brasil, donde prácticamente todo se ha convertido a agricultura o ganadería. “Esa política de Estado no hubiera logrado los resultados actuales si no hubiese tenido el acompañamiento y algunas veces presión social, de instituciones estatales, de organizaciones de la sociedad civil, y de empresas y productores, que obligados por la legislación o voluntariamente conservan bosques nativos”, remarcó.

Una ley que no se cumple
En este contexto, recordó que quienes propiciaron la conservación de los bosques nativos celebraron la sanción en 2007 de la Ley 26.331, que entre otros aspectos, vendría a compensar económicamente a los propietarios de bosques nativos por los servicios ambientales que prestan a toda la sociedad. “Pero a más de 6 años desde la demorada reglamentación de la ley, la asignación de recursos para su implementación ha sido pésima, en particular para Misiones. A nivel nacional, el Fondo para el enriquecimiento y la conservación de los Bosques Nativos, debería ser como mínimo el 0,3 % del Presupuesto Nacional. Tomando como referencia el año 2015, el fondo asignado y no distribuido a las provincias fue 16,4 veces menor que el establecido por la ley, sin contar las otras fuentes de financiamiento previstas por la misma”, sostuvo el académico.
Remitiendo a la nota publicada en www.argentinaforestal.com el 2 de agosto de 2015, la Comisión Forestal del Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA) explicó cómo Misiones fue perjudicada en la distribución de los magros recursos para conservar Bosques Nativos. “Aunque parezca un chiste, según el Informe de estado de implementación 2010 – 2015 de la Ley 26.331, disponible en la página del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Misiones ocupa el 12° lugar entre las provincias con más superficies de Bosques Nativos, detrás de La Pampa, San Luis, Catamarca o Mendoza, entre otras que con notable habilidad lograron una especie de “milagro ambiental”: de los 31,4 millones de hectáreas de Bosques Nativos del Inventario Nacional de 2005 pasamos a más de 53 millones de hectáreas según los Ordenamientos Territoriales provinciales realizados en el marco de la ley”, cuestionó Costas.
La realidad es que Misiones, que contiene en sus bosques nativos cerca de la mitad de la biodiversidad del país, tomando como referencia el fondo asignado en 2015, recibiría 3,37 $/año por cada hectárea declarada en su ordenamiento territorial. “Si el 70 % se destina a los propietarios para compensarlos por los servicios ambientales, resulta en 2,36 $/año por hectárea de bosque nativo declarado. Esas cifras insignificantes para el logro del objetivo estratégico tan declamado demuestran lo obvio: en Argentina una de las únicas políticas reales y permanentes desde tiempos coloniales fue la destrucción de sus Bosques Nativos”, aseveró el docente de la FCF.

Reclamar en el COFEMA
Agregó que “Misiones es como un ave rara en el contexto nacional en esta temática. Como la Ley 26.331 fue una iniciativa de ONGs, algunos legisladores y con acompañamiento parcial de la sociedad, aunque fue aprobada por unanimidad no fue aplicada ni respetada por el gobierno, ni por el propio parlamento, en los años sucesivos en que fueran aprobados los presupuestos nacionales. Sabían que no habría manifestaciones multitudinarias reclamando por los bosques”, dijo Costas.
Para el académico, hay un “río revuelto” de estadísticas nacionales actuales sobre superficies con bosques nativos en Argentina. “Veamos algunos datos oficiales, todos en millones de hectáreas: El Ministerio de Agroindustria informa 33,1, El Segundo Reporte de Argentina al Proceso de Montreal (2015) se “balancea” entre 26,6 de Tierras Forestales y 64,7 de “Otras Tierras Forestales”, ambas en 2013. La suma de superficies declaradas por las provincias en el marco de la ley 26331 es 53,9. Todo actual, todo oficial, pero todo distinto”, precisó.
“Y en ese río revuelto perdió Misiones, que efectivamente tiene bosques según cualquier definición razonable de bosque, y a la que le birlaron unos cuantos de los pocos pesos disponibles. La ley citada es para proteger bosques nativos, y no otros ecosistemas que hay que proteger, pero a través de otras normas y políticas”, sostiene Costas.
A través de acuerdos en el Consejo Federal del Medio Ambiente (COFEMA), se decidió la distribución de los fondos según la ley, pero utilizando datos de superficies y los criterios diversos que cada provincia utilizó en su ordenamiento territorial. “El gobierno de Misiones debe exigir primero que se dispongan los fondos establecidos por la ley, y segundo que se realice lo acordado en el propio COFEMA en 2012, respecto de homogeneizar a escala nacional o regional los criterios utilizados para la consideración, identificación y mapeo de los bosques nativos. Son lindas las fotos de paisajes y de eventos sobre medio ambiente, pero no alcanzan para gestionar. Hay que dar respuestas concretas a propietarios que conservan sus bosques y a profesionales que propiciando la conservación presentan planes de manejo sustentable, y se encuentran con la misma respuesta: no hay fondos disponibles, venga el año que viene y veremos…”
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs