Un plan para sanear el Relleno de Junín



El plan para sanear el Relleno prevé un replanteo de la gestión de residuos

Fecha de Publicación
: 10/02/2016
Fuente: Diario Democracia
Provincia/Región: Buenos Aires


Quieren reorganizar la recolección y destino de los materiales reciclables para aprovechar más su valor. Evalúan instalar contenedores para tirar vidrio, plástico, metales y cartones. Además, prevén construir una planta de tratamiento de lixiviados.
El proyecto del Municipio para que el basural de Ruta 65 vuelva a ser un Relleno Sanitario consistirá, entre otras cosas, de un reordenamiento de todos los eslabones de la cadena de gestión de los residuos en Junín. Una nueva planta de tratamiento, campañas de reciclaje y una limpieza integral del lugar son las principales claves del programa.
Tal como adelantó en exclusiva Democracia el jueves pasado, el intendente Pablo Petrecca y la secretaria de Medio Ambiente, Perla Casella, pusieron en marcha el plan para sanear el Relleno con distintas reuniones en organismos nacionales y provinciales.
En esos encuentros ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) y del Proyecto Nacional para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos, los funcionarios, que estuvieron acompañados por la diputada provincial Laura Ricchini, presentaron el proyecto que promete darle una solución al basural y recomenzar con el tratamiento de los desechos.
Como se dijo, esa iniciativa contempla además una reorganización en la recolección y la disposición de los residuos, que comenzará en origen y atravesará a todos los actores.
Es que en el Municipio quieren resignificar el reciclado e incluso poder obtener recursos de esos materiales.
Una de las propuestas es que esos residuos, como plásticos, cartón, vidrio y metales no lleguen más al Relleno y sean enviados directamente a centros de reciclaje que funcionen fuera del predio. De esa manera, lo reutilizable no se mezclaría con el resto de la basura y se ahorrarían los pasos de la clasificación y limpieza. Además de reducir la generación de residuos que luego se acumulan en el Relleno.
A su vez, la Secretaría de Medio Ambiente se encuentra haciendo un estudio de mercado sobre los distintos materiales para saber qué margen de rentabilidad deja cada uno y cuál es la mejor manera de aprovecharlos.
Claro está que para que los reciclables lleguen a destino se necesita retomar las campañas de separación de los residuos. La idea de la nueva gestión es relanzar el "lunes verde" mediante el cual los vecinos sacaban ese día los desechos reutilizables para que no se mezclen con los orgánicos.
También se manejan otras alternativas, como por ejemplo instalar contenedores en la vía pública específicos para lo reciclable. Algo similar a lo que funciona en Buenos Aires, aunque las fuentes consultadas no detallaron si la idea es disponer recipientes para la basura corriente y otros para el cartón, vidrio, metales y plásticos, o si sólo lo reutilizable contará con un espacio contenedor y para lo orgánico se seguirá con el sistema de sacar la bolsa al canasto de cada vivienda en la vereda. Además incluirían cestos en instituciones como escuelas y clubes.
Pero para que todo esto funcione, se debe poner énfasis en la educación y la cultura de los vecinos. Y las campañas de difusión y las charlas en instituciones públicas son otro de los ítems que planean abordar los especialistas.

Planta
Una pieza fundamental en la renovación del Relleno Sanitario será la planta de tratamiento de los residuos, que hoy no existe.
Es que a mediados del 2014 cuando la Municipalidad le rescindió el contrato a la empresa Girs SA, el galpón donde funcionaba la planta de reciclado y la cinta transportadora fue desmantelado.
Hoy sólo quedan resabios de aquella estructura, que aún no se sabe con claridad cuál fue su destino.
En cuanto a la cinta transportadora, este diario pudo saber que se encuentra desarmada y guardada en un taller municipal, ya que no cuenta con motores. Entonces la comuna debe además comprarlos para volver a instalar.
El contrato con Girs SA fue rescindido luego de una serie de publicaciones realizadas por este medio sobre la caótica situación que presentaba el predio de Ruta 65, la denuncia penal del ex concejal José María Banfi y distintas presentaciones en el Concejo Deliberante. Desde entonces, el Municipio es el que tiene a su cargo la administración del predio, aunque la situación también se encuentra judicializada por un recurso de amparo que presentó Adrián Feldman, actual secretario de Legal y Técnica del Municipio. Esa causa, que tramita en el juzgado en lo contencioso y administrativo del juez Juan Bazzani, tiene como objeto determinar las responsabilidades que le competen a la Provincia y al Municipio en la reparación del lugar y la puesta en marcha de un plan integral de residuos sólidos urbanos. Además, en julio pasado, el juez emplazó al Municipio para que tome una serie de medidas, entre ellas presentar ante el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) un Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (PGIRSU) y denuncie ante el juzgado la fecha de ingreso; instrumente "la erradicación de focos ígneos y coberturas intermedias como de toda persona o transeúnte que no pertenezca a los cuadros municipales" y refuerce "los controles al predio".
Bazzani también solicitó la "adopción de un sistema técnico que tienda a la impermeabilización de la disposición de los residuos sobre el suelo natural", de ser posible dentro de los 30 días, y que ante la "imposibilidad, deberá denunciarse el motivo"; y la incorporación de un cerco natural o artificial a efectos de evitar el ingreso de toda persona ajena a la actividad de disposición de los residuos".
Por este motivo, desde antes de asumir, la ingeniera ambiental y titular de Medio Ambiente, Perla Casella, comenzó a delinear con su equipo de trabajo un plan para readecuar el Relleno Sanitario a las normas.
La iniciativa contempla también un programa de control de vectores y plagas, un registro de las personas que trabajan en la cooperativa que funciona en el predio, y a su vez, un estricto control para que no ingresen con chicos. Este último punto es controvertido debido a que muchos recicladores provienen de hogares en vulnerabilidad y sus padres no tienen la posibilidad de dejar a sus hijos bajo cuidado de otra persona.
Por eso, otra clave es el trabajo en conjunto con la Secretaría de Acción Social, para dar contención a esas familias y solucionar la problemática de los niños.
En esa misma línea, las nuevas autoridades quieren formalizar la situación laboral de los trabajadores del Relleno, a través de una cooperativa.
Como se dijo, la planta de reciclado y la caracterización de los residuos son otros ejes fundamentales de este proyecto.
Párrafo aparte merece el tratamiento de las pilas y baterías que hoy se encuentran tiradas en el piso del lugar donde funcionaba el galpón y deben recibir un destino inmediatamente por el riesgo ambiental que representan.
Para controlar el ingreso y egreso de personas al predio, también prevén volver a colocar la garita de seguridad en la puerta –había una pero desapareció- y estudian la posibilidad de contratar personal de seguridad privada. En la actualidad, por pedido de la Municipalidad, frente al predio hay un patrullero que observa el acceso de vehículos y personas.
También se prevé cercar el lugar por seguridad, pero aducen que "no se puede poner un alambrado porque se lo roban".

El saneamiento
El plan para sanear el predio consiste en la limpieza del sector donde en la actualidad se encuentran las inmensas montañas de basura, cercano al límite con la Ruta 65. En la actualidad, los residuos que hay allí no cuentan con la lona impermeabilizadora para evitar el contacto de los lixiviados con las napas de agua. En el Municipio lo que proyectan es construir una planta de tratamiento de lixiviados, para quitarle el líquido a las bolsas de basura que hay allí y dejen de verter contaminantes al suelo. Luego, quitarían todos los residuos y parquizarían. De esta manera, evitarán que se sigan contaminando las napas y el aire con la emisión de gases contaminantes por los desechos que hoy yacen a la intemperie.
¿Pero qué hacer con la basura que retirarán de ese lugar? Según pudo saber este diario, la iniciativa contempla la construcción de una nueva cava, con un sistema de impermeabilización donde también irá la nueva basura que llegue a diario. Si bien en la actualidad no hay estadísticas sobre la cantidad de desechos que produce Junín, las estimaciones arrojan que podrían ser 90 toneladas, teniendo en cuenta que una persona produce un kilo de basura por día. Con el reciclado apuntan además a reducir la cantidad de basura que se acumula en las cavas.
Para llevar adelante la limpieza, también será necesaria la adquisición de nuevas máquinas. Hoy la Municipalidad cuenta con apenas una topadora. Por lo menos, deberán comprarse más topadoras, palas y niveladoras.
Visita
Para comenzar la ejecución de este plan, está prevista esta semana la llegada de técnicos del Ceamse (Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado) y el OPDS, quienes evaluarán la situación actual del predio y la viabilidad del plan del Municipio. Esa visita también servirá para determinar, en el futuro, la cantidad de recursos con los que participará la Provincia y la Nación en la ejecución del proyecto.
Es que los fondos son un factor indispensable para poder llevar adelante la reconversión del Relleno, ya que en el hipotético caso de que se quiera terminar la obra en un año, deberá gastarse diez veces más de lo presupuestado para el año pasado. Aunque si los fondos no aparecen, el plan, que ya está en marcha, tendría su horizonte en el largo plazo.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs