Laguna del Diamante, reservorio de recursos



Laguna del Diamante: un reservorio imponente  

Fecha de Publicación
: 02/02/2016
Fuente: Diario Uno de Mendoza
Provincia/Región: Mendoza


La reserva natural Laguna del Diamante, en San Carlos, es uno de los reservorios de agua dulce más importantes que tiene Mendoza y también, un lugar turístico por excelencia, donde se puede disfrutar de un paisaje imponente para realizar distintas actividades al aire libre. Son 194.000 hectáreas que se declararon como reserva en 1994.
A pesar de que el acceso a la reserva estuvo inhabilitado por tres días –desde el miércoles 20 de enero– por un derrumbe provocado por las altas temperaturas que terminó destruyendo los puentes que cruzan los arroyos Paramillo y Vaca muerta, hoy los turistas pueden concurrir con total normalidad.
Las áreas protegidas son potestad del Gobierno provincial, pero los guardaparques aseguran que faltan inversiones en el lugar, ya que trabajan ocho efectivos en el extenso territorio, los cuales rotan cada catorce días con otro grupo. Solicitaron: "Que el nuevo Gobierno se interese en destinar más recursos, para prestar un mejor servicio al visitante".
En lo referido al turismo, 2016 ha sido atípico para este sitio porque la temporada se inició hace menos de un mes y antes comenzaba a mediados de diciembre. Aproximadamente, en temporada normal, el número de visitantes ronda entre 10.000 o más.
También estiman que la recaudación económica será más baja en relación a la del año anterior, porque para esta fecha contaban 5.000 visitantes y hasta ahora, son sólo 2.000 en total.
Los turistas que quieran acampar en el lugar tienen una zona delimitada para conectarse directamente con la naturaleza.
La reserva abre a las 7 desde la seccional de Alvarado, donde se toman los datos del vehículo y de los ingresantes, luego se realiza un control y por último, cobran el arancel de ingreso.
Además de la flora y la fauna, se protege uno de los reservorios más importantes de agua dulce de la provincia y la cuenca del Río Diamante.

Actividades en la reserva
Lo más atractivo, sin dudas, es la belleza del paisaje que se impone desde la llegada a la reserva.
En el lugar se pueden realizar distintos tipos de actividades: los que prefieren la tierra, pueden escalar el volcán Maipo o hacer senderismo por los alrededores del espejo de agua. La pesca deportiva se puede practicar con mosca o cucharita. Hay tres tipos de truchas, que son de siembra –no autóctonas–, entre las que ese encuentra la fontinalis, la cual se puede sacar sin límites porque se reproduce en mayor cantidad; las otras dos especies son arco iris y marrón, de las que se pueden obtener dos por pescador.
Además, la Laguna del Diamante cuenta con sanitarios públicos, una seccional de guardaparques al servicio del visitante y también gendarmería.
Con el fin de preservar la limpieza del lugar, en la entrada se entrega una bolsa numerada para tirar todo tipo de residuos que luego se entrega a la salida. En el caso de no portarla o perderla, se considera como infracción.
La llegada al lugar no puede ser en cualquier tipo de vehículo, se recomienda que sea uno tipo pick up 4x4, debido a las condiciones del camino que no está asfaltado y cuando llueve se puede complicar aún más.
En caso de no poseer un vehículo con estas características, distintas empresas de turismo ofrecen buses especiales para poder llegar a destino.
El abrigo es otro de los puntos importantes, sobre todo, camperas tipo rompevientos; y para el cuidado de la piel, protector solar a partir del factor 30.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs