incidente de contaminación radioactiva en Río Turbio



Contaminación radioactiva en Santa Cruz: la empresa apuntó contra dos empleados

Fecha de Publicación
: 06/02/2016
Fuente: InfoBae
Provincia/Región: Santa Cruz


La empresa Isolux Corsan, que opera la usina termoeléctrica de Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz, confirmó que hubo un incidente de contaminación radioactiva en la planta, pero acusó a los dos empleados que fueron protagonistas del hecho -y que terminaron enfermos- de haber actuado con "descuido y falta de medidas preventivas" y de haber ocultado la situación.
Las declaraciones se produjeron luego de que trascendiera que hubo una maniobra de encubrimiento del accidente que ocurrió el 27 de octubre del año pasado y que esa decisión de no comunicar lo ocurrido se habría tomado por altas autoridades del gobierno de Cristina Kirchner. Hasta que anoche tomó estado público, el caso no había sido informado de manera oficial.
"No existe posibilidad alguna de ocultamiento (...) la acusación es maliciosa y absolutamente falsa", advirtieron desde la empresa en un comunicado de prensa, en el que reconocieron la existencia del incidente que involucró a dos empleados, de apellido Navarro y Gómez, quienes recibieron radiación y ahora afrontan graves consecuencias en la salud.
Según la empresa, "el 27 de agosto de 2015, a las 4am, los operarios Navarro y Gómez, empleados de la empresa Akurends, compañía validada y autorizada por la Autoridad Reguladora Nuclear para operar y subcontratista de Fainser SA, empresa subcontratista de Isolux Corsan, se encontraban efectuando radiografías en soldaduras a fin de determinar que no existan fisuras que comprometan el normal funcionamiento de la caldera".
"En ese momento ocurrió un incidente por descuido y falta de medidas preventivas que no fue reportado por los trabajadores ni a la empresa que los había contratado, Akurends, ni a su contratista Fainser, ni obviamente, a Isolux Corsan. De hecho, estas mismas personas continuaron trabajando hasta el 7 de septiembre sin notificar el incidente hasta que posteriormente entraron en franco", prosiguió Isolux.
"Días después, Navarro y Gómez dan aviso a su ART producto de que sentían malestares. Los médicos intervinientes constatan la exposición a la radiación y comunican el hecho a las autoridades pertinentes, motivo por el cual, el 14 de octubre, a las 16, se presentaron a la obra dos inspectoras de la Autoridad Reguladora Nuclear, Irene Pagni y Maria Alonso Giménez", indicó la compañía.
"En ese momento Isolux Corsan toma conocimiento cabal del hecho, por lo que no existe posibilidad alguna de ocultamiento", recordaron desde la empresa. "De acuerdo al protocolo de seguridad que dispone Isolux Corsan para la ejecución de radiografías, las mismas se realizan de noche con el vallado y señalización pertinentes y los elementos de protección para los operarios exigidos por la autoridad de contralor, indicando la actividad que se está realizando", remarcaron.
"Asimismo, en este lugar de trabajo sólo pueden ingresar el operador radiológico autorizado por la ARN y su ayudante, siendo las únicas personas con permiso para operar la máquina de rayos". "Es importante remarcar que solo puede operar la maquina el radiólogo autorizado por la ARN", señalaron.
Juan Carlos de Goycoechea, presidente de Isolux Corsan Argentina, dijo que "es una falsedad que nuestra compañía haya ocultado el incidente y que no haya actuado conforme a los protocolos de seguridad. En ese sentido recordó que "la ARN ha suspendido oportunamente la licencia de Akurends como contratista y de Navarro como operador de rayos".
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs