Guardafauna cazador



Polémica por el video de un guardafauna cazando ciervos  

Fecha de Publicación
: 23/02/2016
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Neuquén


La historia comienza con un video publicado esta semana por la página conservacionista de Facebook “Guerra al Furtivo”. Como punto de partida, la grabación ofrece un dato preciso: “14 de marzo de 2014”. La placa negra inicial también avisa que lo que está por verse ocurrió “en algún lugar del lago Falkner, dentro de los límites del Parque Nahuel Huapi”. Segundos después, se ve a un guardafauna de la provincia de Neuquén, en una lancha y usando binoculares para guiar a dos cazadores hacia su presa.
Los hombres exhiben sus rifles y muestran con detalle a la cámara un silenciador sofisticado, que está expresamente prohibido por la ley vigente de caza controlada. También se los ve haciendo una fogata –algo que sólo está permitido en áreas explícitas muy lejos de allí– para cocinar y comer allí mismo una trucha pescada en el lago Falkner, otra conducta que está prohibida fuera de las temporadas de pesca y también si la pieza no cumple con las característica de pesaje y tipo de especie. El video sigue. En sí mismo, representa una continuidad de evidencia sobre un hecho controversial. Finalmente, se escucha un disparo. Y acto seguido se ve el cuerpo de un ciervo que cae pesado, seco, muerto.
El video fue grabado en una época permitida para la caza de ciervo colorado y en una zona aprobada por el Parque Nacional. Pero desnuda una situación delicada: que una persona contratada para preservar la naturaleza opera, en un doble juego, como guía de cazadores furtivos.
El guardafauna que se ve en el video acompañando a los cazadores es, según confirmaron a Clarín desde el diario La Mañana de Neuquén, Ariel Eugenio Llul, quien en diciembre de 2014 fue condenado a 2 años de prisión y 4 años de inhabilitación para ejercer empleos públicos por facilitar la caza furtiva en el Parque Nahuel Huapi –que debería haber protegido– a través de la falsificación de documentos públicos para justificar esa práctica.
La sentencia remite a la caza sin autorización de tres ciervos en Junín de los Andes en junio de 2013 (antes de las imágenes registradas el 14 de marzo de 2014), durante la época no permitida. Después de que la sentencia fuera confirmada por el Tribunal de Impugnación, el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén revocó la decisión y lo absolvió.
La Mañana publicó que el 5 de junio de 2013, la Policía paró al guardafauna en un control vehicular y le encontró tres ejemplares de ciervo colorado abatidos recientemente. En su poder también llevaba tres guías de caza registradas por el Cuerpo de Guardafaunas provincial, las cuales fueran previa y parcialmente confeccionadas de puño y letra por Llul, “quien insertara falsamente la rúbrica correspondiente al propietario del área de caza mayor y textos manuscritos, con el objetivo de burlar la actividad fiscalizadora y justificar de esa manera, la caza sin autorización”, dice el registro policial de la ocasión.
Pero el máximo tribunal de esa provincia lo liberó de culpa y cargo al considerar que las guías de caza que le hallaron al guardafauna no eran documentos públicos. Curiosamente, el perfil de Facebook “Guerra al Furtivo” fue cerrado luego de que el video llegara a los medios. Pero fue suficiente para que el debate sobre el control de la naturaleza y lo que hacemos con ella regresara una vez más.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs