El sur de Córdoba bajo agua



En el sur, 50% de los caminos bajo agua

Fecha de Publicación
: 03/02/2016
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Sobre 26.640 kilómetros de vías rurales, hay 13.600 con algún grado de anegamiento. Productores destinan dinero propio para reparar las trazas afectadas. Los consorcios camineros esperan que la Provincia se ponga al día con la deuda por el mantenimiento.
Además del impacto que las inundaciones tiene sobre la producción agropecuaria de la provincia, y cuyas consecuencias el Gobierno de Córdoba intenta mitigar con la declaración de emergencia o desastre, los productores afrontan otro grave problema: la imposibilidad de transitar los caminos rurales.
Sobre una red de 26.640 kilómetros de caminos secundarios y terciarios que extiende entre el centro y sur de la provincia, la mitad –13.500 kilómetros– tiene algún grado de afectación sobre su traza por los efectos del agua, de acuerdo con un relevamiento efectuado por la Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia de Córdoba.
El agua sobre la calzada y el ascenso de las napas freáticas dificultan el tránsito por la región y el traslado de la producción.
El informe de la asociación incluye ocho regionales (10, 11, 12, 15, 16, 17, 18 y 19) que agrupan a consorcios camineros de los departamentos Río Cuarto, Tercero Arriba, General San Martín, Unión, Marcos Juárez, Juárez Celman, General Roca y Roque Sáenz Peña.
“Hasta que no baje el agua, no sabemos el grado de daño que hay en los caminos, pero la situación es grave. Hay productores que tienen que hacer hasta 40 kilómetros, cuando normalmente recorren solo tres, para entrar al campo”, sostuvo a La Voz del Interior Antonio Picca, presidente de la Asociación de Consorcios Camineros de la Provincia.
A raíz de las lluvias de los últimos tiempos, los caminos más afectados son los ubicados en el sudeste de la provincia. Allí, sobre una red de 10.200 kilómetros de caminos rurales (regionales 11, 18 y 19), 65 por ciento (6.610 kilómetros) están con algún inconveniente.

Mora en el pago
A las dificultades generadas por el fenómeno climático, que demandan dinero en forma permanente para el trabajo de retroexcavadoras y niveladoras, los consorcios les suman el problema del atraso de la Provincia en el pago por el mantenimiento de la red de más de 50 mil kilómetros en todo el territorio provincial.
“Son los propios productores los que con su dinero están haciendo las labores para poder transitar por los caminos que aún lo permiten. Los consorcios son entidades sin fines de lucro que no cuentan con capital de trabajo y que necesitan de los fondos que aportan los productores a través del pago del impuesto Inmobiliario para garantizar su función”, admitió Picca, quien espera una reunión con la Provincia para resolver la mora en el pago.

Cuadro de situación
En el norte del departamento Unión, la conservación de los caminos está a cargo de la regional 11, con cabecera en la ciudad de Bell Ville. Allí, la situación es preocupante. Sobre una red de 3.200 kilómetros, el nivel de afectación en algunos de los tramos llega al 80 por ciento de la traza total, lo que representa 2.560 kilómetros con problemas. El ascenso de la napa freática más los excedentes hídricos son los problemas más recurrentes. Al sur de la ruta provincial 6, la situación es más compleja y viene de larga data. Muchos de los caminos cortados o inundados no cuentan con alcantarilla o el alteo necesario.
“Tenemos una situación complicada al sur de Justiniano Posse y hacia la zona de Idiazábal. Hay muchos caminos cortados donde sólo se transita con camionetas o tractores, lo que hace imposible sacar la producción”, sostuvo Gustavo Ricciardi, presidente de la regional 11, que agrupa a los consorcios camineros de la zona.
A los fines de sacar la producción, en especial la láctea, se han generado pasos alternativos para evitar los grandes bajos inundados, a partir del aporte solidario de algunos productores. Aunque en otros casos –se advierte desde la regional–, no hubo el mismo gesto solidario de cesión de tierra para las obras de alteo.

En la zona núcleo
La regional 18, que abarca el sur del departamento Marcos Juárez, parte de Unión y General San Martín, es otra de las más afectadas. Con un área de cobertura de 3.900 kilómetros, se estima que los caminos afectados en alguno de sus tramos alcanzan al 80 por ciento: 3.120 kilómetros. “La problemática principal se repite en todo el sistema: ascenso de napa y excesos hídricos. Con mucha producción tambera, es necesario resolver rápidamente los cortes de caminos para que el tránsito no se vea resentido”, precisan desde la asociación. Por ejemplo, en la zona de General Baldissera (departamento Marcos Juárez) hay tambos con dificultades para sacar la producción.
Al sur de la regional, que en su momento era la que menos problemas de transitabilidad tenía, se está soportando el ingreso de agua desde Laboulaye. Precisamente, la regional 16, con sede en la ciudad cabecera del departamento Roque Sáenz Peña, es otra de las más afectadas por el exceso de agua.
Sobre una extensión de cuatro mil kilómetros de caminos rurales, al menos un 80 por ciento está con algún grado de afectación. Caracterizada por una zona deprimida que comienza en las sierras de Córdoba y termina desaguando en los bajos del departamento, las lluvias provocaron el desborde de los arroyos Chaján, El Ají y El Gato, con impacto en la zona de Washington, Vicuña Mackenna, Cautiva y Levalle.
En la zona de Laboulaye, Rosales, Villa Rossi y Tres Colonias, el problema principal es el ascenso generalizado de la napa y el anegamiento de los campos y caminos. Al norte de la regional, la situación es más complicada por el escurrimiento de las aguas desde el sur de las localidades de Alejandro y Huanchilla, lo que afecta fundamentalmente a Pacheco de Melo, Colonia La Providencia y Colonia La Monona. Cuando baje el agua, las labores serán el empedrado y enarenado de caminos, además de la colocación y recolocación de tubos y alcantarillas.

También en el centro
Los perjuicios causados por el exceso de agua no son sólo propiedad del sur. En la regional 10, con sede en Oliva, los caminos rurales del departamento Tercero Arriba también muestran los inconvenientes provocados por las inundaciones.
En la zona de Los Zorros (extremo este del departamento), el 65 por ciento de los caminos están afectados. Allí, lo elevado de la napa freática y el agua sobre la calzada dificultan el tránsito pesado y el traslado de la producción.

Organización estratégica
Red de 56 mil kilómetros. Existen en la provincia 287 consorcios camineros que conservan caminos pertenecientes a la red terciaria (43.058 kilómetros), mediante la realización de tareas de mantenimiento, conservación y obras de mejoramiento de los caminos de tierra. Están agrupados en 19 regionales, las que mediante un contrato de adjudicación directa con la Dirección Provincial de Vialidad tienen la responsabilidad de la conservación de los caminos de su jurisdicción pertenecientes a la red secundaria (12.860 kilómetros).
Recursos. Las tareas de mantenimiento que realizan los consorcios se financian a través del pago del Impuesto Inmobiliario Rural que realizan los productores, y que incluye el Fondo para el Mantenimiento de la Red Firme y Natural.
Estructura. Los consorcios emplean, directa e indirectamente, a 700 personas aproximadamente.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs