Los camalotes no son tan malos



El otro lado de los camalotes: son depuradores del agua del río

Fecha de Publicación
: 27/01/2016
Fuente: El Día de La Plata
Provincia/Región: Buenos Aires


Pese a que la aparición de camalotes en la ribera rioplatense sorprendió a los bonaerenses y luego los preocupó por la presencia de nutrias, sanguijuelas y ofidios, hay ambientalistas que en los últimos días remarcan las bondades de esas plantas acuáticas. Según señalaron, los camalotes son agentes depuradores del agua y aportan flora y fauna que puede enriquecer la variedad autóctona.
Julio Milat, al frente del Museo Ornitológico de Berisso, aseguró que los camalotes tienen sus beneficios y enumeró que “depuran aguas residuales y sirven como forrajera para animales y para la preparación de compost y abonos; además son elegidos como plantas ornamentales en estanques y acuarios y un excelente refugio para peces, ya que los protegen del sol, del frío y sus raíces dan soporte al desove de varias especies”.
En suma el ambientalista evaluó que las inundaciones del Litorial funcionan como un shock de nutrientes para el Río de la Plata, ya que día a día llegan a la costa enormes cantidades de materia orgánica.
“La cuenca del Plata es la segunda en tamaño en Sudamérica, con una superficie de 3.200.000 km2; el río Paraná aporta un 75% del flujo total del Río de la Plata y el Uruguay contribuye con el resto”, señaló Milat.
En ese contexto, Milat tuvo en cuenta que el fenómeno climático de El Niño, que se repite cada 2 a 7 años, provoca lluvias excesivas en muchas partes de América del Sur, y genera eventos extremos de inundación en el Paraná, fundamentalmente en verano.
Por caso, durante 1982-83 se produjo una de las inundaciones más importante del Siglo XX.
“Estas inundaciones son cíclicas en períodos de 10 o más años, causando la llegada de toneladas de materia orgánica y organismos vivos al estuario del Río de la Plata”, apuntó Milat.
Por eso especialista sostuvo que no hay que desestimar el aporte que pueden hacer las grandes masas vegetales al Río de la Plata, una cuenca que provee agua potable, pesca, recreación y área de cría de varias especies de fauna autóctona.
Como ya pudo comprobarse, con los camalotes llegó una fauna diversa de la parte media y baja de la cuenca.
Milat indicó que las formaciones vegetales están compuestas principalmente por 2 especies de camalotes, canutillo, helechito de agua y repollito de agua.
En relación a las especies de animales explicó que llegan anfibios, peces, reptiles y algunos mamíferos que extienden su límite de distribución.
Para evitar riesgos Milat coincidió con la medida de cerrar preventivamente las playas y dijo que es recomendable que no entren en contacto las personas con la fauna que llega.
“Lamentablemente la desinformación y el miedo provocaron que muchas personas realicen matanzas de gran cantidad de reptiles especialmente, muchos de ellos culebras que no representan amenaza alguna”, dijo el ambientalista.
Controlar un fenómeno natural, sepultar toneladas de flora y fauna en la CEAMSE no fue a juicio de Milat la única alternativa que pudo haberse tomado.
“Hace casi 50 días que venimos escuchando sobre las inundaciones en el litoral, lo cual implicaba ponerse en guardia organizando prevención; este mismo fenómeno natural dejó a muchos compatriotas litoraleños sin sus casas, y a nosotros con un manto de vida por unas semanas”, agregó Milat quien defendió la postura de aprovechar las oportunidades de la flora y la fauna que llegó por estos días a la Región.
En tanto, unos 200 empleados de la Municipalidad de Ensenada recorrieron ayer la costa de Punta Lara para continuar con las tareas de prevención y alerta ante la presencia de camalotes y fauna de otra zona.
Las actividades comenzaron a eso de las 6 de la mañana con tareas de difusión.
Desde la Dirección de Tránsito se advirtió a los vehículos que ingresaban por diagonal 74 sobre la prohibición de ingresar al agua.
Por su parte, el personal de la Dirección de Turismo recorrió las playas entregando folletos y pegando afiches.
Como ya se informó, a lo largo de la semana la comuna ensenadense realizó tareas de limpieza con el objetivo de evitar la acumulación de camalotes y prevenir la llegada de animales ponzoñosos a las zonas urbanas.
Se estimó que por día se retiraron 500 toneladas de camalotes.
No obstante, se informó que la crecida de los ríos Paraná y Uruguay continúa generando la llegada de plantas acuáticas al Río de la Plata.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs