Avanza la desertificación



Desertificación de tierras en Argentina: un problema común a 42 millones de personas

Fecha de Publicación
: 26/11/2015
Fuente: CONICET
Provincia/Región: Nacional


El observatorio Nacional de la Degradación de Tierras y Desertificación se pone a cuestas la tarea de monitorear el territorio con el fin de mitigar esta problemática.
“Según diversos estudios, el 70 por ciento del país está formado por tierras secas. La erosión avanza a razón de 650 mil hectáreas por año” es la frase de arranque de Elena María Abraham, investigadora independiente del Consejo en el Instituto de Argentino de Investigación de las Zonas Áridas (IADIZA, CONICET-UNCUYO), cuando se lanza a hablar sobre el Observatorio Nacional de la Degradación de Tierras y Desertificación (ONDTyD), un proyecto que tiene vigencia desde septiembre del año 2011, y que resultó de una iniciativa conjunta entre el sector científico-tecnológico, el CONICET, la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)
Pero ¿qué se entiende por desertificación? La investigadora detalla que por ello se entiende: “la degradación de las tierras áridas semiáridas y subhúmedas secas, resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas”. Es así que el ONDTyD genera y sistematiza información relacionada con esta problemática en forma de indicadores que permiten el monitoreo en tiempo y espacio. Para su visualización se cuenta con mapas interactivos y un repositorio de datos geoespaciales en línea.
Ante los indicadores ambientales que alertan acerca de las condiciones del ambiente es necesario contar con un sistema de monitoreo que sirva para revisar, diseñar y conducir estrategias, y establecer prioridades de políticas de corto, mediano y largo plazo. Según Abraham “era necesario un marco nacional para vigilar la degradación de tierras y la desertificación para mantener el enfoque de sustentabilidad de los territorios que nos proporcionan alimentos, bienes y servicios. Realizar una mejor planeación para actuar de forma oportuna y efectiva ante los efectos que pongan en riesgo a las poblaciones, a los sistemas de producción y a los ecosistemas más vulnerables”.
El sistema se sustenta en el conocimiento y participación de los miembros de la red del ONDTyD, que, actualmente cuenta con más de 200 profesionales del sector científico-tecnológico y político relacionados con la temática en todo el país.
Diferentes esfuerzos se vienen realizando a escala mundial, nacional y regional para conocer la extensión, tendencia y costo de la degradación/ desertificación de las tierras. Entre ellos, el proyecto Evaluación de la Degradación de Tierras en Zonas Áridas (LADA, por sus siglas en inglés) -que finalizó en 2011- sentó las bases para un sistema nacional de monitoreo en Argentina. “Justamente para dar continuidad a este proyecto es que surge la creación del ONDTyD en septiembre del año 2011, y, para lograr los objetivos planteados, se implementó el Sistema Nacional de Monitoreo y Evaluación de la Degradación de Tierras, Desertificación y el Manejo Sustentable en el año 2013”, narra Abraham.
Todas las actividades desarrolladas en el marco del ONDTyD, como así las metodologías aplicadas e información relacionada se pueden visualizar en su sitio web (www.desertificacion.gob.ar) con el fin de facilitar el acceso a la información, y permitir el intercambio de datos y su análisis, para diversos tipos de usuarios. Destacan los mapas interactivos con un repositorio de datos geoespaciales e indicadores con fichas metodológicas cortas para todo público y con mayor aporte de detalles para la toma de decisiones. Es una plataforma de intercambio de información actual, bibliográfica, ideas y experiencias relacionadas.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs