Juicio por desmonte a los hermanos Karlen



Llega a juicio el desmonte de 16 mil hectáreas en la selva chaqueña

Fecha de Publicación
: 15/09/2015
Fuente: Diario El Tribuno
Provincia/Región: Salta


Es la primera vez que se juzgará la desobediencia de paralización de una tala. Simultáneamente, un juzgado Civil tramita una causa por el daño ambiental ocasionado.
El próximo 24 de septiembre a las 10.30, en el Distrito Judicial del Norte, se llevará a cabo el primer juicio por desmontes ilegales de la provincia.
Será contra los hermanos Juan José y Daniel Karlen, propietarios del establecimiento El Castigao, ubicado en el municipio de General Mosconi, al este de la ruta nacional 34.
La Justicia imputó a los empresarios por desobediencia a lo ordenado tanto por la Secretaría de Medio Ambiente como por una magistrada, para que suspendan el desmonte de 16.000 hectáreas. Pese a las reiteradas intimaciones, el desmonte siguió adelante sobre el campo virgen identificado como lotes 30746 y 30747.
El juicio se llevará a cabo en la Sala II a cargo de la jueza Asusena Vázquez, con la actuación del fiscal penal Pablo Alejandro Cabot. Simultáneamente, la causa también se sustancia en un juzgado Civil.

Los argumentos
Para la elevación a juicio, el fiscal Cabot tomó en cuenta el impacto ambiental y el daño social que el impresionante desmonte produjo, tomando en cuenta que en esa zona residen familias criollas y aborígenes y que estas últimas subsisten y tienen su principal fuente de alimentación de lo que el monte chaqueño les provee.
La causa contra los hermanos Karlen se inició en 2012, luego de que los finqueros de Tartagal no acataran las órdenes y continuaron desmontando. En su requisitoria, el fiscal penal sostuvo que en abril de 2013, autoridades ministeriales verificaron el desmonte ilegal de 16 mil hectáreas, por lo que el 11 de ese mes lanzaron la orden de paralización de las tareas y notificaron a los responsables.
Al día siguiente, sin embargo, se pudo verificar a obreros y topadoras en pleno desmonte. En consecuencia, ordenaron la clausura de las dos fincas de los hermanos, ambos residentes en Tartagal, y del administrador Miguel Angel González.
El 16 de abril y ante una nueva visita de inspectores, advirtieron que se habían violentado el candado del portón y las fajas de clausura. Tras reunir otras pruebas con declaraciones testimoniales y un informe pericial del Cuerpo de Investigaciones Fiscales respecto del daño, el fiscal Cabot elevó la causa a juicio en mayo de 2013 y giró el expediente a la Sala II del Tribunal de Juicio de Tartagal.

Una causa demorada
El expediente estuvo paralizado en el Tribunal de Juicio hasta el mes pasado, luego de resolver un pedido de sobreseimiento que había interpuesto la defensa de los acusados. Ese planteo fue rechazado el 30 de julio, tras lo cual el fiscal insistió con su requisitoria de elevarlo a juicio. Pero aparentemente, el día de la audiencia la defensa no se notificó y el debate se suspendió. El abogado de los finqueros, Marcelo Zenteno, planteó la prescripción de la causa por vía de casación, ya que a su criterio había sido elevada en mayo de 2013 y la pena máxima exigida por el Código Penal ya estaba superada. Esta maniobra fue rechazada el 2 de septiembre pasado. Previamente la fiscalía solicitó que, al margen de dicho recurso, el tribunal fije fecha de juicio.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs