Córdoba preocupada por las futuras lluvias



Se vienen las lluvias, y aún quedan zonas complicadas

Fecha de Publicación
: 17/08/2015
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Se vaticinan precipitaciones superiores a lo habitual. Aún hay regiones con problemas por los temporales de febrero pasado.
Son pronósticos, no certezas. Pero, aun con matices, parece haber consenso en que la primavera y el verano por venir serán más lluviosos que lo habitual. Seguirán a un verano que estuvo bien por encima del promedio y a este invierno que de seco no tiene nada.
El interrogante es qué medidas de prevención están asumiendo cada provincia y ciudad para mitigar los efectos de eventuales precipitaciones intensas y reiteradas. La actualidad inundada de regiones bonaerenses y santafesinas, inusual para invierno, suma condimentos.
Córdoba viene de meses complicados: entre febrero y marzo, una treintena de localidades sufrieron inundaciones y cientos de miles de hectáreas quedaron bajo agua, con 11 personas fallecidas, enormes destrozos y millonarios costos. Aún hay regiones que tienen agua acumulada de entonces, con escasa capacidad para tolerar nuevos aportes.

Vaticinios
El Servicio Meteorológico de Estados Unidos y la Nasa advirtieron que el fenómeno climático conocido como “el Niño” se está fortaleciendo y podría ser uno de los más poderosos en décadas. “El Niño” consiste en el calentamiento de las aguas ecuatoriales del Océano Pacífico. El Centro de Predicción del Clima de Estados Unidos pronosticó que el pico de ese fenómeno llegará a fines de la primavera al Hemisferio Sur y que hay 90 por ciento de probabilidades de que continúe durante todo el verano”.
Pablo Mercuri, director del Centro de Investigaciones de Recursos Naturales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), dijo en Córdoba que los pronósticos infieren un período de lluvias “muy superior al normal”, al menos hasta diciembre. “Estamos en presencia de una corriente del “Niño” fuerte”, dijo.
Más precavido es el meteorólogo cordobés Marcelo Madelón: “Verdaderos pronósticos no existen, en ningún lado, para más de 15 días. A mayor plazo se pueden trazar tendencias, pero no más que eso”, avisó. Madelón admitió que los efectos de “el Niño” ya se perciben en Córdoba, con un agosto en el que llovió el triple de lo habitual. “Puede estimarse que en los próximos meses continúe un período más cálido y lluvioso de lo normal”, acotó. Pero marcó: “Si lo del ‘Niño’ se atenúa en septiembre, variaría esa tendencia, no hay pronósticos tan certeros”.

A prepararse
Edgar Casteló, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, aseguró que el área releva pronósticos meteorológicos oficiales. “Son estimaciones, que tenemos en cuenta. Se habla de precipitaciones que podrían estar por encima del promedio histórico, unos 100 milímetros más en los tres meses de primavera. Pero siempre puede darse alguna tormenta puntual que afecte una zona con una descarga inusual”, indicó. Recordó, por ejemplo, que el temporal que enlutó a Sierras Chicas en febrero pasado se originó “en 270 milímetros que cayeron en sólo siete horas”.
Para el funcionario, Córdoba está en mejores condiciones que en el verano para enfrentar temporales intensos o repetidos. “Pero en ningún lugar del mundo se hacen obras por las dudas caigan milimetrajes alevosos en un día”, aclaró.
Señaló que “se están mejorando las canalizaciones en zonas rurales” para evitar que las aguas comprometan zonas urbanas. “Se ha hecho y se sigue haciendo limpieza y ensanche de canales de desagües, y se abrieron nuevos”, marcó. Esos trabajos se concentraron en puntos críticos del sudeste y nordeste provincial.
Tras las inundaciones del verano, uno de los cuestionamientos fue la inexistencia o la falta de mantenimiento de canales que deriven excedentes hídricos de los campos. También, por los desagües clandestinos, sin control, que agravaban la situación.
Casteló mencionó que “este año se han creado 15 consorcios canaleros, uniendo a la Provincia con productores rurales en distintas zonas”. Hasta el año pasado, no había. Su función es acordar acciones y recursos para abrir y mantener canales.
También recordó que la Policía Ambiental detectó y ordenó remediar un centenar de desagües clandestinos. Hasta el año pasado, no había controles en ese rubro. También citó que se avanza en la construcción de microdiques para retener aguas rurales. De todos modos, esos planes se reactivaron recién ahora y demandarán varios años por la gran cantidad que serían necesarios.

Sierras Chicas
Sierras Chicas es la región más sensibilizada tras el trágico temporal de febrero. Muchos de sus vecinos reclaman más obras de prevención de crecidas. “Se viene trabajando con el Comité de Cuenca que integramos con municipios, el Instituto Nacional del Agua, la UNC y los vecinos”, marcó Casteló. Citó las tareas sobre los cursos de agua, la colocación de sensores de alerta de crecidas “que ya están en marcha”, y el manejo del dique La Quebrada, cuyas válvulas se abrieron días atrás para hacerlo bajar dos metros y aumentar su capacidad de almacenamiento para el verano.

¿Bajar los lagos?
Diques. La Secretaría de Recursos Hídricos evalúa si reduce, abriendo válvulas o compuertas, el nivel de algunos embalses. La paradoja es que durante la última década, todos los esfuerzos estaban puestos en evitar que bajaran. Ya está desagotando el dique La Quebrada. El objetivo es llegar al verano con dos metros menos, para crear un pulmón de acumulación ante nuevas lluvias. Se evalúa también abrir descargas del dique Cruz del Eje, el otro que casi no ha bajado de volumen desde el otoño pasado.
Paradoja. La Quebrada y Cruz del Eje son los dos diques que durante la última década más costó hacer subir. El resto de los embalses –según Recursos Hídricos- está en un nivel “dentro de lo esperable” para la época.

Contra los incendios
Lo que complica por un lado, alivia por el otro. Las lluvias de invierno han reducido los riesgos de incendios rurales y forestales en Córdoba. Y si se cumplen los pronósticos de una primavera húmeda, podrían darse las condiciones para que la provincia tenga un año muy tranquilo en cuanto al fuego. La época de mayor riesgo se da entre mayo y octubre. Hasta ahora, la superficie quemada este año ha sido baja en relación con el promedio.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs